Técnicas del mensaje periodístico. Fuentes

Comunicación. Tipología. Héctor Boprrat. Fuentes informaticas. Acceso

  • Enviado por: Jara
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Tema 4. Las fuentes

  • Tipología de fuentes

  • Las fuentes constituyen uno de los elementos fundamentales en la redacción del mensaje informativo, el primer paso del proceso informativo, por lo que requieren especial atención. Su importancia radica en la imposibilidad de que el periodista sea siempre testigo directo de un hecho, más aún, a pesar de que el periodista sea testigo directo de la acción, deberá consultar varias fuentes para que la información sea lo más correcta posible.

    Llamamos fuente a cualquier persona que pueda facilitarnos información sobre un acontecimiento, bien de manera directa e individual, bien a través de una institución. También se consideran fuentes los documentos de los que podamos recabar datos para construir la información, ya sean publicaciones, recursos digitales, etc. De hecho existen numerosas tipologías basadas en distintos criterios de clasificación:

  • Según llegan al periodista:

      • Exclusivas: son las más difíciles de obtener y por tanto las más valoradas. Proporcionan información a un solo medio o un periodista.

      • Compartidas: son las que comparten su información con distintos medios, tal es el caso de las agencias de noticias, gabinetes de prensa,…

  • Según la forma de actuar:

      • las que busca el periodista:

    · resistentes: restringen o condicionan de alguna manera, es decir, se resisten a desvelar cierta información, normalmente pide el anonimato o el off the record.

    · abiertas: aunque no tienen iniciativa, no se resisten a informar de los acontecimientos.

      • las que recibe el periodista por parte de sectores interesados:

    · ávidas: tienen la misma actitud que las abiertas, no pone obstáculos a la hora de aportar la información que se le demande, pero además toman la iniciativa cuando les interesa la publicación de datos que les beneficien. Son las más peligrosas.

    · compulsivas: movilizan todos los recursos que tienen a su alcance para que el medio difunda la información.

  • Según su origen:

      • Primarias o tradicionales: constituyen la relación de todas las fuentes a las que el periodista tiene acceso directo. Existen dos núcleos principales:

        • Se refiere al lugar de los hechos.

          • El foco del hecho, del acontecimiento, donde acudimos en busca de la información más real y directa.

          • Centros de decisión en los que se puede recabar toda la información relacionada con los poderes del Estado (gobierno, partidos políticos, instituciones,…). El periodista debe ser precavido y tener en cuenta que en estos centros sólo se proporciona información interesada, por lo que siempre se ha de contrastar.

          • Instituciones de carácter oficial, organizaciones con mucha implantación en la vida pública como organizaciones profesionales, asociaciones de vecinos.

          • Entidades ciudadanas no oficiales, por ejemplo, de carácter cultural, ONG,…

          • Ámbito de la economía productiva, que tiene que ver con la creación de trabajo y capital (empresas).

          • Ámbito de la ciencia, la investigación y la educación.

          • Ámbito jurídico (denuncias, etc.)

          • Focos marginales como guetos, bandas, sectas,…

          • Deportes.

          • Acontecimientos artísticos, culturales y de ocio.

          • Otros medios de comunicación.

          • Propaganda en campañas políticas, ideológicas, religiosas o morales.

          • La publicidad suele generar mucha información ya que genera elementos noticiosos.

          • Noticias antiguas que nos pueden servir para construir nuevas informaciones.

        • Se refiere a personas físicas o jurídicas que proporcionan información sobre el hecho.

          • Personajes o personas que directamente puedan proporcionar información. Existen varios puntos de interés en estas fuentes: 1) protagonizan hechos noticiosos, 2) son testigos de excepción de la noticia, 3) pueden aportar conocimientos valiosos para comprender la información (expertos), 4) socialmente se tiene en cuenta su opinión y 5) su actividad es objeto de curiosidad pública.

          • Ruedas de prensa, que constituyen la cita informativa de un personaje -o varios- a todos los medios de comunicación. La información recibida es válida cuando el asunto a tratar es de interés. Pueden convocarse de dos formas, 1) a iniciativa del personaje que tiene información que considera de interés y 2) a iniciativa de los medios que exigen la declaración del personaje.

          • La agenda, es un instrumento muy valioso para el periodista, siempre debe estar actualizada e incluir fuentes de relevancia y fiabilidad. Tiene dos partes: 1) figuran los nombres con sus respectivos cargos y sectores de influencia; 2) se incluyen convocatorias y actos de interés y temas pendientes.

          • Las agencias informativas son fuentes de importancia para los medios de comunicación y se le supone confianza, en cualquier caso, cuando la información es cercana el periodista debe contrastarla y ampliarla.

          • Gabinetes de comunicación, que emiten comunicados y notas de prensa con los que el periodista no debe conformarse ya que se trata de informaciones interesadas.

          • Documentación.

          • En Internet siempre se debe recurrir a fuentes fiables.

          • Informadores espontáneos que informan al medio a través de cartas, denuncias, avisos o llamadas que pueden poner sobre la pista de un tema interesante.

          • Informadores concertados con los que el medio llega a un acuerdo.

      • Secundarias.

  • Acceso a las fuentes informativas

  • A la hora de redactar una información es siempre preferible el testimonio personal y directo que caracteriza al periodista activo frente al periodista pasivo, ya que permite una apreciación más real de la información que se transmitirá al lector. Ello supone la presencia del redactor en el lugar de los hechos y el establecimiento de un diálogo directo con el protagonista del acontecimiento, evitando los intermediarios.

    Sin embargo, no siempre esto es posible y el periodista se ve obligado a recurrir a fuentes informativas. En estos casos hay que intentar desprenderse por completo de cualquier relación de admiración incondicional o familiaridad injustificada que en nada beneficia a la búsqueda de objetividad. El periodista nunca debe mantener una actitud sumisa ante la fuente, ya que se pierde la capacidad de selección de la información a favor de los intereses de la fuente. Por otra parte, el periodista debe respetar siempre los compromisos contraídos con la fuente y en ningún caso se permite el engaño a fin de obtener información.

  • Relación con las fuentes

  • Cuando el periodista recurre a las fuentes informativas para realizar una noticia debe siempre incluirlas en la redacción, lo que proporciona mayor credibilidad a la información. El modo en que aparecen las fuentes puede variar:

      • Las fuentes expresas son aquellas que se citan explícitamente, señalando el nombre, los apellidos, el cargo o responsabilidad, etc. Es la forma de atribución más recomendable.

      • Las fuentes supuestas son las que el lector puede intuir, ya que supone de quién parte la información (notas de prensa, comunicados,…). No obstante este método resulta impreciso (es mejor decir “un comunicado de la Policía” que “fuentes policiales”).

      • Las fuentes desconocidas restan credibilidad a la información y convierten en fuente al periodista, que asume toda la responsabilidad.

    Por otra parte, en el uso de fuentes informativas es totalmente necesario contrastar los datos ante la incertidumbre de la intencionalidad de la fuente, sea ésta fiable o no. Deben consultarse más de una fuente, lo que compensará el disminución de credibilidad que provoca el alejamiento del periodista de los hechos.

    3.1. Reglas que rigen la relación con la fuente (atribución)

  • Regla del registro (on the record)

  • La fuente se identifica con nombre y apellidos.

  • Regla de la reserva

  • La fuente exige que su nombre no aparezca en el relato, normalmente por situaciones de vulnerabilidad personal. Si consideramos que la fuente se puede encontrar en peligro se recurre a entornos próximos que puedan identificar la información (“fuentes judiciales”, “fuentes policiales”…). Si no tenemos más que una fuente personal, deberemos buscar colectivos que confirmen la información y accedan a ser identificados (p.e. sindicatos).

  • Regla del plagio

  • Cuando no se puede citar ninguna fuente y el periodista tampoco puede convertirse en una, éste comete un plagio involuntario.

  • Regla del silencio (off the record)

  • El periodista se compromete con la fuente a no mencionarla ni desvelar la información, si bien sí la utiliza para investigar un hecho. La subregla del embargo pone un plazo determinado para mantener el silencio.

    4

    Héctor Borrat