Técnicas de peso, jabalina y 100 metros lisos

Deportes. Atletismo. Competiciones atléticas. Historia. Marcas

  • Enviado por: Juan Pablo Ortiz Navarrete
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas

publicidad

TÉCNICAS DE BALA, JABALINA, 100MTS PLANOS Y SU HISTORIA

INTRODUCCIÓN

El deporte más completo, base de los juegos olímpicos griegos y modernos es el atletismo. El atletismo se relaciona típicamente con los juegos olímpicos, y no es para menos, ya que requiere de trabajo muscular y un desarrollo armonioso, proporcionado del cuerpo. En este trabajo analizare las técnicas de bala, jabalina y 100mts planos, basándome en los instrumentos necesarios para ejecutarla, la técnica de ejecución y un récord. En la sección de “historia” analizaré más que nada las competencias y el nacimiento de los juegos modernos. Espero que el trabajo sea de su agrado.

BALA

La finalidad del lanzamiento de bala es enviar a la máxima distancia un artefacto de forma esférica de 7,257 kilográmos de peso mínimo (4 kg para las damas) que puede estar hecho de hierro, latón u otro material no menos duro que este último o de una envoltura de metales rellena de plomo u otra substancia pesada. Su diámetro oscila entre 11 y 13 cm. Se lanza desde un círculo de 2,135 m de diámetro, con suelo de tierra dura o cementado.

Para el lanzamiento la bola se coloca sobre el hombro correspondiente al brazo de lanzamiento y no debe nunca pasar por detrás de esa línea. El peso, para su mejor lanzamiento , debe descasar sobre la parte delantera de la palma de la mano, sujeto por los cinco dedos y el movimiento inicial debe hacerse apoyado contra el cuello del atleta. Hasta la aparición del gran lanzador Parry O´Brien, el atleta hacia el movimiento en el círculo de frente a la zona de lanzamiento, pero este lanzador estableció la modalidad de partir de espaldas con la idea de conseguir una mayor amplitud y velocidad en el movimiento.

A parte de poseer fuerza, esta no es suficiente para llegar lejos, sino que es precisa una gran coordinación de movimientos y gran rapidez en la última fase de lanzamiento para conseguir que el peso salga de la mano con fuerza y suficiente altura. Ésta es la razón por lo que, además de gimnasia, pesos y en general ejercicios de fuerza , el lanzador debe entrenar velocidad, especialmente en el momento final , en el que no solo actúan los brazos, sino que también las piernas y el golpe de riñones.

El record actual lo tiene Brian Oldfield, con una marca de 22,86 m en 1975.

JABALINA

La jabalina se uso ancestralmente como un arma de casa y combate. Su lanzamiento lo practicaban los griegos quienes lo incluyeron en el pentatlón olímpico. Hoy la jabalina es un instrumento metálico con una punta aguda en sus extremos y de sección circular en toda su longitud. En el centro de gravedad llevará una encorvadura de 16cm de longitud; el peso total no será menor de 800 g (600 para las mujeres) y su longitud no será inferior a 2,60 m (2,20 para las mujeres). Se lanza desde un carrejo de unos 40 m de largo y 4 m de ancho, que termina en un arco de círculo de forma muy tendida, señalado por un marcado metálico que el atleta no deberá rebasar en ningún caso para que el lanzamiento resulte válido; es también imprescindible que la punta de la jabalina toque el suelo antes que ninguna otra parte de ella, aunque no es preciso que se clave. El resto del reglamento es similar al de otros lanzamientos. Frente al carrejo hay un sector sobre el que es válido el tiro; pero, si sale de ese sector, el tiro será nulo.

Aunque, obviamente, la estatura y la fuerza, especialmente la impulsión en el brazo, sean condiciones ventajosas, las cualidades físicas del individuo son menos determinantes que otros lanzamientos y la jabalina se adapta a más variedad de tipos de atletas. Lo que es preciso es una técnica perfecta para evitar que la jabalina vibre en el aire o tienda a caer en el suelo demasiado rápidamente. La trayectoria debe ser tendida, sin una elevación excesiva, que expondría demasiado a la jabalina a la acción del viento; es, en general, más favorable lanzar contra el viento que a favor, y la técnica empleada en cada caso es ligeramente distinta.

Cualidades principales del lanzador deben ser: destreza, velocidad, fuerza y notable flexibilidad en los músculos del brazo. La jabalina se coge por la encordadura, sin atenazarla demasiado para que salga de la mano con facilidad. Se toma una carrera que oscila entre los 30 y 40 m, con pasos flexibles y rápidos, que terminan con una fuerte tensión del tronco hacia atrás y el lanzamiento con el brazo lo más extendido posible. De la coordinación de los movimientos finales dependerá el aprovechamiento de la velocidad adquirida en la carrera, que no debe, sin embargo, ser tanta que impulse al atleta por delante de la línea que marca el lugar de lanzamiento. Ha de llevar además la dirección adecuada para no salirse del sector angular válido.

El record actual es el de la alemana Petra Felke con 80 m en 1988.

100MTS PLANOS

Las pruebas de velocidad exígen del atleta una energía explosiva, tendente a darle la mayor aceleración inicial y la mayor rapidez en sus movimientos. Por su brevedad, no dan lugar a combinaciones tácticas, ya que además cada atleta corre en un carril diferente de la pista. Es fundamental la perfección en la salida, sincronizada lo más posible con el tiro starter y después de una rápida puesta en acción de los músculos, regularidad en la zancada y perfección en el estilo. En general, en los 100 mts planos no existe problemas de resistencia.

La principal marca la tiene el estado-unidense C. Lewis que corrió 100m en 9”,92.

HISTORIA DE LAS COMPETENCIAS ATLÉTICAS

La práctica del atletismo es tan viejo como la humanidad misma, ya que el hombre, desde sus primeros días, corrió tras su presa y sus enemigos, saltó setos y riachuelos y lanzó toscos utensilios a las presas que perseguía. En 1829 A.C. surgen los Juegos de Tailte en Irlanda. Una leyenda de esta país relata sus orígenes: el rey Maghmor, de la dinastía Firbolg, se casó hace 3800 años con Tailte, hija de un reyezuelo de la península Ibérica; no tuvieron hijos y adoptaron a un jóven llamado Lugo, que, muertos los reyes, creó los Juegos de Tailte para honrar la memoria de su madre adoptiva. En el 1453 A.C. se inauguran en Grecia los Juegos Panateneas y en el 776 A.C. se celebraron en la ciudad de Olímpia los Juegos Olímpicos en honor de Zeus. Las pruebas se fueron aumentando y desde una sola carrera se pasó al “pentatlón olímpico griego”, constituido por la carrera, el salto de longitud, los lanzamientos de disco y jabalina y la lucha. Desaparecidos los Juegos Olímpicos griegos, el atletismo decae hasta que surge de nuevo la afición a los deportes atléticos en Inglaterra, en el siglo XII. El atletismo moderno tiene sus orígenes en los paises británicos. En 1866 se organizaron los primeros campeonatos ingleses de atletismo y en 1876 los de Estados Unidos. En el resto del S. XIX y en el primer cuarto del XX el atletismo se fue extendiendo a casi todo el mundo y hoy es rarísimo el país donde no esté organizado. La IAAF (Internacional Amateur Athletics Federation) en español Federación Internacional de Atletismo Amateur, tiene casi tantos socios como la propia Organización de las Naciones Unidas, lo que demuestra su universalidad.

CONCLUSION

En conclusión, para la práctica del atletismo se requiere fuerza, velocidad y flexibilidad. Además de una correcta técnica de ejecución. Aunque, el atletismo lo practicaban los griegos quienes lo incluyeron en el pentatlón olímpico, fueron los británicos los que lo hicieron oficial en el año 1866. Las pruebas se fueron aumentando y desde una sola carrera se pasó al “pentatlón olímpico griego”, constituido por la carrera, el salto de longitud, los lanzamientos de disco y jabalina y la lucha.

BIBLIOGRAFÍA

1.- Steel, L. Atletismo, Sintes, Barcelona (1953)

2.- Canham, Don, Deporte atléticos, Condal, Barcelona (1956)

3.- Mortensen, J.P., y otros Técnicas del Atletismo, trad, M. Bartolomé, Hispano-Europea, Barcelona (4ta edición, 1974)