Técnicas de Médico-Quirúrgica

Administración medicamentos. Intimidad del paciente. Registro. Medicación

  • Enviado por: Alberto Rio
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS

1 - Material

Unidosi:

La prepara el personal de farmacia, y llega exacta­mente lo necesario para ese paciente y día en concre­to.

El personal de enfermería dedica menos tiempo a preparar medicación, a las tareas no asistenciales se dedica 1 h. y 9 min. (equivale al 7,9 % del tiempo total)

Hay menos errores a la hora de administrarla, ya que cada paciente tiene su cajetín.

El medica­mento es envasado individualmente con el nombre del fármaco y la dosis.

No se tienen que tirar pastillas partidas, con lo cual en ese sentido es más económico.

No nos tenemos que preocupar de si nos faltará esa medicación.

Sistema convencional:

Es más económico.

Hay poca conexión entre el servicio de farmacia y la unidad.

Puede que falte medicación, lo que conlleva que se retrase la hora de la toma.

Enfermería dedica tiempo en preparar medica­ción con lo cual deja de ocuparse de otras cosas también importantes.

Como la prepara uno mismo, de alguna manera estás más seguro de lo que vas a administrar.

Puede controlar la caducidad ya que uno mismo lo supervisa, eso no nos exenta de errores.

Pueden haber errores a la hora de administrarla, ya que juntas en una misma batea medicación de otros pacientes.

2 - Información

La que ha de tener la enfermera:

Medicación correcta.

Dosis correcta.

Vía correcta.

Hora correcta.

Paciente correcto.

Asegurarse que el medicamento corresponde a las órdenes médicas.

Administrar los medicamentos personalmente.

También es muy importante la fecha de caducidad, y en que estado está la medicación.

La naturaleza del medicamento.

Síntomas que pueden aparecer en caso de sobredosis.

Medicaciones que administrados al mismo tiempo que otras, producen la anulación, potenciación o interac­ción de sus efectos.

Instrucciones que figuran en el envase o prospecto del medicamento.

Normas de conservación del medicamento.

El enfermo debe conocer el medicamento. Saber que toma, para que lo toma, cuando lo tiene que tomar, por donde se le debe administrar, etc.. Le iremos informando según nos vaya pregun­tando. Se le responderá siempre y cuando no implique darle informa­ción más allá de nuestros límites, es decir, le diremos lo que se le pueda decir dentro de nuestro campo.

3 - Intimidad

En aquellas vías que comprometen la intimidad del paciente como la vía vaginal, rectal, intramuscular.

El paciente no se sentirá igual de cómodo si se le adminis­tra una pastilla por vía oral que si se le administra por vía rectal un supositorio.

4 - Procedimiento

Lavarnos las manos antes de empezar a preparar medicación (lavado higiénico).

Aseptizar las bateas y mesa donde prepararemos la medica­ción, con alcohol o polividona yodada, y encima pondremos unas gasas estériles.

No dejaremos agujas con las que luego cargaremos medica­ción, por encima de la mesa y sin capuchón.

No diluiremos medicaciones diferentes, con la misma aguja y jeringa, es decir, si en un suero le tenemos que poner un Zantac, y en otro suero Pantomicina, no se hará con la misma aguja y jeringa.

Mantendremos un orden en la mesa de trabajo.

Si se nos cae algo al suelo lo tiraremos y no lo utili­za­remos otra vez.

Tendremos en cuenta que si hemos de diluir una medicación que se administrará a las 22 h., no lo diluiremos a las 15 h., lo haremos un poco antes de administrarla.

Referente a las insulinas, las cargaremos un poco antes de administrarlas, ya que han de estar en nevera.

No introduciremos los dedos dentro de los frascos.

Dejaremos los tapones de las pomadas y frascos boca arriba en una superficie plana y limpia.

No volveremos a introducir en los envases los medicamen­tos no usados o rechazados por el paciente.

Medidas de asepsia en la administración:

Lavado de manos con antiséptico.

No tocar el medicamento directamente con las manos.

No introducir los dedos dentro del frasco.

Vía rectal: Guantes de un solo uso.

Vía vaginal: Guantes desechables.

Vía cutánea: Guantes si es preciso.

Vía parenteral: Guantes de un solo uso.

5 - Mantenimiento

Mantendremos la medicación siempre y cuando el médico no diga lo contrario. En caso de que detectemos que le está causando alguna reacción, o que le está haciendo un efecto que no es el deseado, lo que haremos es llamar al médico y explicarle lo que pasa y seguidamente actuar según órdenes médicas.

6 - Registro

Registraremos todo, desde como lo ha tolerado, por que vía se le ha administrado, reacciones si las ha habido, si el enfermo ha colaborado o no, en fin, todas las inciden­cias respecto a la medicación que luego verificare­mos mediante nuestra firma.