Tech Vending

Idea. Tecnología. APlicaciones. Acceso. Ventajas

  • Enviado por: Mr Compras
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

TEQUIPO INVENTA EL “TECH VENDING”, EL CAMINO HACIA EL AHORRO EN EL DEPATAMENTO DE COMPRAS

1. IDEA

Todos estamos acostumbrados a estar rodeados de máquinas expendedoras. En realidad, mucho más de lo que nos parece. Las gasolineras lo son, las máquinas de café también y lo son las de bocadillos o aperitivos. Últimamente han aparecido nuevas aplicaciones para este tipo de máquinas. En algunos aeropuertos dispensan periódicos e, incluso, en algunas zonas de costa, cebo para pescadores. En todos los casos se trata de productos para uso personal que pagamos al momento.

El concepto de utilización de este tipo de máquinas es simple. Acercar el producto al punto de consumo. Nadie va a la refinería a echar gasolina o, en horas de trabajo, a la cafetería. Ambas cosas se podrían hacer pero ya no nos parece lógico ni cómodo.

¿Por qué no utilizar máquinas expendedoras para disponer de lo que necesitamos en nuestro puesto de trabajo? Creemos que es una gran idea hacer llegar cada producto hasta su punto de consumo. Todos los sistemas de producción más avanzados y sus técnicas de desarrollo basan parte de su filosofía en esta idea de distribución y organización logística. Entre otros, "Just in time" o "Lean Manufacturing". Habitualmente pensamos en estas formas de trabajar para las materias primas o para los productos terminados pero pasamos por alto todos los consumibles que también necesitamos, en la misma medida, para realizar un trabajo efectivo. Aproximadamente y según sectores, los consumibles suman más del 20% del volumen de compra de las empresas y más del 60% de las referencias de productos distintos que se utilizan. Ocuparse de ellos correcta y profesionalmente ocupa mucho tiempo y obliga a incurrir en grandes gastos de gestión.

Dado que es la Empresa para la que trabajamos quien se hace cargo de los costes de los consumibles y que no los pagamos nosotros mismos, el mayor problema para poder trabajar con expendedores automáticos es, precisamente, su control, gestión y distribución. tequipo ha solucionado este problema y puede aportar un importante ahorro de costes y una nueva gama de servicios que mejoran sustancialmente los sistemas tradicionales de distribución.

2. TECNOLOGÍA

El Sistema tequipo se basa en la utilización conjunta de 4 tecnologías que nunca antes habían convivido juntas. Máquinas expendedoras, conexiones GPRS, Internet y Sistemas de Identificación Personal. tequipo ha convertido las máquinas de vending en equipos inteligentes capaces de estar conectados a Internet en tiempo real las 24 horas del día los 365 días del año para que todo lo que ocurra en ellas esté siempre a disposición de quien lo necesite a través de una novedosa aplicación web, nuestro CCS, Chain Control Software.

No es necesario ningún tipo de conexión o instalación, una simple toma de corriente de 220V es suficiente. Las máquinas tequipo funcionan con conexiones inalámbricas y el acceso a todas sus prestaciones, almacenes, informes, resultados, etc se realiza vía web. El Cliente es consciente en todo momento de qué productos entran o salen de la máquina y puede tomar decisiones sobre ellos y sobre los empleados y empleadas que los consumen.

Las máquinas tequipo son capaces de aportar la máxima comodidad para los usuarios puesto que no es necesario utilizar llaves o tarjetas específicas. Han sido especialmente desarrolladas para que sea el Cliente quien decida de qué forma va a identificarse el personal que lo necesite. De hecho, hasta pueden disponer de los mismos lectores de tarjetas que se estén utilizando en otros emplazamientos de la empresa como, por ejemplo, para el control de acceso o, si se desea, lectores de huella dactilar.

3. APLICACIONES

En las máquinas tequipo hay posibilidad de incluir hasta 50 referencias diferentes y es posible utilizar varias máquinas sincronizadas si fuera necesario.

La gama de productos que pueden ser puestos a disposición de los usuarios es muy amplia. Desde herramienta de corte hasta equipos de protección individual pasando por todo tipo de abrasivos, sistemas de fijación, material de oficina, consumibles de impresoras... En general, cualquier producto que se adapte al sistema de medidas definido y que no supere los 4Kg de peso. Una parte de los mismos puede ser embalada y etiquetada específicamente para asegurar la fiabilidad del proceso y facilitar su correcta identificación. También es posible que sea el Cliente quien defina los lotes que desee para cada transacción.

Los productos que superen el peso o las medidas aceptables para las máquinas tequipo se pueden incluir en su software de control o participar de la misma organización logística a excepción del hecho de ser dispensados por las máquinas expendedoras.

El sistema de funcionamiento es cómodo, rápido y sencillo de utilizar. Se puede instalar prácticamente en cualquier parte y se puede adaptar a las necesidades de todo tipo de empresa sea cual sea su tamaño o sector de actividad.

4. FORMAS DE ACCESO AL PROGRAMA TEQUIPO

Hay definidos cuatro niveles de acceso al Sistema tequipo de distribución de consumibles. Cada nivel superior contiene necesariamente todos los anteriores.

El primer nivel sería el que hemos denominado como Nivel Software en el que se puede utilizar únicamente el software de control propio de tequipo, CCS, para sistematizar, controlar, informatizar y tratar todos los consumos y datos relativos a los consumibles de uso habitual en los puestos de trabajo que se desee.

El segundo nivel sería el Nivel Equipos en el que podemos equipar al Cliente con las máquinas configuradas específicamente para sus necesidades y así aprovechar todas sus ventajas junto con el software CCS de control y tratamiento de transacciones.

En el tercer nivel, el que llamamos Nivel Logístico, además de las máquinas y el software, tequipo aporta sus almacenes y servicios logísticos para, con los productos que el Cliente defina y las marcas que habitualmente use, responsabilizarse de su aprovisionamiento y puesta a disposición de sus empleados en los puntos de consumo a través de las máquinas expendedoras.

El cuarto y último nivel sería el Nivel tequipo. En él tequipo se encarga, además, de comprar los productos que el Cliente necesite y plantear alternativas a cualquier propuesta. En este modo de funcionamiento las ventajas del Sistema tequipo son máximas.

5. VENTAJAS

Empresas grandes:

Se acabaron los pedidos, los faxes, los mails, el seguimiento, las reclamaciones, las confirmaciones de los plazos de entrega, las confirmaciones de precios, ...

Se acabaron los errores en la mercancía, los albaranes, las entradas de producto. Se acabó descargar camiones, colocar producto en el almacén, ajustar ubicaciones, gestionar el almacén, el control de existencias, ...

Se acabaron los albaranes internos, su tratamiento informático, los permisos internos, las autorizaciones.

Simplemente, se acabó tener que firmar para que alguien disponga de una mascarilla.

Se acabó que el almacén tenga un horario y que alguien pueda sufrir un accidente por ello o que un trabajo tenga que esperar por no poder sacar algo necesario que está tras una puerta.

Se acabaron los pares de guantes o los tóners para casa.

Se acabó pagar por algo que está ocupando espacio sin más, se acabó pagar producto que se usará dentro de unos meses, se acabaron los obsoletos.

Se acabó el Siglo XX.

Empresas pequeñas:

Se acabó el teléfono, se acabaron los pedidos, los faxes, los mails, el seguimiento, las reclamaciones, las confirmaciones de los plazos de entrega, las confirmaciones de precios, ...

Se acabaron los errores en la mercancía, los albaranes, las entradas de producto. Se acabó descargar, buscar un sitio para colocar el producto, controlar lo que queda y acordarse de pedir más.

Se acabaron los pares de guantes o los tóneres para casa.

Se acabó perseguir a cada empleado para controlar lo que usa, se acabó hacer de policía.

Se acabó pagar por algo que está ocupando espacio sin más, se acabó pagar producto que se usará dentro de unos meses, se acabaron los obsoletos.

Se acabó ocuparse de algo que no da satisfacciones.