Teatro

Género dramático. Tragedia. Comedia. Drama. Formas dramáticas. Farsa. Sainete. Grotesco. Estructura. Diálogo. Acotaciones. Situación comunicativa. Comunicación. Público. Unidades clásicas. Tiempo. Lugar. Acción

  • Enviado por: Laurita
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 11 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información

publicidad

EL TEATRO

Introducción

En este informe buscaremos recopilar información sobre el género dramático y el teatro teniendo en cuenta los aspectos de la Lengua que hemos aprendido a lo largo del año lectivo y los anteriores. Para tener mejores resultados nos guiaremos con las preguntas que la profesora nos asignó.


EL GÉNERO DRAMÁTICO

El término drama proviene del griego y significa representación. Por lo tanto, lo que caracteriza al género dramático es que las obras están escritas en forma de diálogo y pensadas para ser representadas en un espacio físico, es decir en un ámbito teatral y ante un público.

Las principales formas de la dramática son: La tragedia, la comedia y el drama.

La tragedia: que es una forma dramática que tuvo su origen en la antigüedad. Habitualmente el conflicto trágico es producto de la ruptura del orden del mundo, evento que enfrenta a los personajes con un destino inexorable. El gran modelo de la tragedia como forma dramática lo encontramos en las obras de los clásicos griegos.

La comedia: es una forma en la que la acción dramática discurre de manera opuesta a la tragedia. Si en la tragedia los personajes cambian de un estado favorable a uno desfavorable, en la comedia se da un ascenso en el estado de los personajes.

El drama: A diferencia de las formas anteriores, el drama no tiene un carácter definido, sino que en él se combinan indistintamente aspectos trágicos y cómicos. Esto se debe a que el drama pretende representar la vida tal cual es, razón por la cual, tiende a tratar los asuntos de forma menos rígida que la tragedia y la comedia.

Otras formas dramáticas son...

Farsa: pieza cómica breve que incluye personajes caricaturescos y extravagantes.

Sainete: obra breve que muestra las costumbres y la características del inmigrante europeo de principios de siglo. La escenografía presenta un espacio abierto, por ejemplo: un patio de conventillo.

Grotesco: obra breve de intención critica y cuyos temas son las desdichas cotidianas presentadas a través de situaciones cómicas.


Macroestructura

El Diálogo

Las obras dramáticas pueden estar escritas en verso o en prosa. El recurso fundamental del género dramático es el diálogo que entablan los personajes en distintas circunstancias del desarrollo de la acción. El diálogo tiene dos funciones: transmitir los hechos que suceden y caracterizar a los personajes.

El dialogo como transmisor de hechos

A diferencia de lo que ocurre en el género narrativo, en el teatro no hay un narrador. Lo que sucede se comunica al espectador por medio del diálogo y de las acciones de los personajes. A veces, la función del narrador puede ser asumida por uno o mas personajes, que relatan hechos pasados.

Las acotaciones

El autor teatral o dramaturgo realiza una serie de indicaciones escritas o acotaciones para ayudar al lector o al director de la obra a imaginar ya comprender mejor el contenido. Las acotaciones son fácilmente reconocidas en texto ya que se encuentran escritas entre paréntesis.


Superestructura

Una obra teatral se divide en actos. Esta división no es indispensable, ya que, a veces, el teatro moderno no la emplea.

Los actos indican los momentos de la acción teatral y tradicionalmente se vinculan con el planteo, nudo, y desenlace de la obra dramática.

Los actos, a su vez, pueden subdividirse en escenas y cuadros. Las escenas se reconocen por la entrada o salida de los personajes. A su vez, cada escena esta integrada por pequeños y sucesivos pasos que la conforman: las secuencias.

  • Las escenas se dividen según la entrada y salida de los personajes (mutis)

  • Los cuadros se dividen según los cambios del lugar donde transcurre la acción.

En la sala de teatro...

Al finalizar cada acto cae el telón, la sala se ilumina, el espectador retorna, por unos minutos a su realidad sin desentenderse de la otra realidad, el mundo imaginario de la escena. También cae el telón al termino de cada cuadro pero, en este caso la sala permanece en penumbra. Un instante basta para un cambio de decorado o para crear una situación dramática que el público aguarda ansioso.

“Mutis por el Foro”

Mutis: acto de retirarse de la escena Foro: parte del escenario opuesta a la embocadura

Por lo tanto deducimos que la frase mutis por el foro representa la salida de un actor por la parte del escenario opuesta a la embocadura.

SITUACIÓN COMUNICATIVA

El autor dramático se comunica con el publico de un modo especial, porque si bien el teatro es un hecho literario, fundamentalmente es espectáculo. Esta característica determina diferencias en el hecho comunicativo.

Generalmente no hay comunicación directa entre el autor y el publico. Todo llega a través de los personajes que los actores vivifican. Todo autor teatral, crea un mundo de secuencias dramáticas con un profundo sentido vital y sus criaturas de ficción, que adquieren vida en el escenario, son las que se comunican con los espectadores.

El autor permanece oculto porque cede su mundo imaginario a emisores de carne y hueso, los actores.

Los actores recrean el mensaje y lo proyectan en la escena. Se producen, entonces, dos situaciones:

  • El hecho comunicativo imaginario (mundo de ficción que se desenvuelve en el escenario) evidente en el diálogo de los personajes. Comunicación recíproca y bilateral en la que el hablante imaginario desaparece. Los personajes actúan libremente sin un narrador que relate los hechos.

  • La transmisión de ese mundo al público, receptor real.

  • La comunicación teatral no se limita a solo un código. Gestos, colores, música, iluminación, son algunos de los medios expresivos que unidos a la palabra constituyen el mensaje dramático. Aunque la fuerza de la obra, en muchos casos, recae en los juegos verbales, el mensaje dramático es una unidad en la que confluyen varios códigos: gestual, musical, lingüístico... de este modo el mensaje se ve y se oye.

    El ser visible y audible distingue la realidad representada del mensaje teatral del de otros discursos literarios. Al teatro no le basta la palabra, necesita el escenario, las luces, el actor que se identifica con su personaje.

    Las Tres unidades clásicas

    En la antigüedad griega y latina el período neoclásica Español (siglo XVIII), y en algunas otras épocas el teatro universal estuvieron vigentes tres exigencias para oda obra teatral, llamadas unidades: la unidad de tiempo, la unidad de lugar y la unidad de acción.

    Según estos requisitos, la obra debía suceder en un solo día (unidad de tiempo), en un solo lugar (unidad de lugar) y desarrollar en un solo suceso (unidad de acción).

    En la actualidad han caído en suceso y están desprestigiadas, y solo se considera importante la unidad de acción. Se exige que la obra desarrolle armónicamente un solo conflicto, desde el principio hasta el fin de la pieza y no se difunda y desordene en varios.

    Las actividades parateatrales

    Las actividades parateatrales son obras similares a las de teatro, pero tienen algún rasgo que las hace distintas a lo que llamamos teatro convencional, y que las caracteriza como tales. Lo son, como los ejemplos que hay a continuación, los teatros de títeres, de sombras, musicales, etc.

    Conclusión

    Mediante este informe pudimos darnos cuenta de que el teatro que nosotros conocemos y visitamos a menudo, tiene aspectos que lo hacen lo que es, los cuales, nosotros, los receptores no captamos a simple vista. Pudimos conocer lo que va mas allá de lo que vemos en escena, lo que piensa el autor de la obra. Y que una obra no solo es un conjunto de personas improvisando sino que representa y se adapta muy fielmente a un guión previamente escrito.


    Bibliografía detallada

    • Pardo Belgrano, M. Ruth, Antraygues de Doubler, Noemí, Bonilla, Ma. Angelica, Heguz, Maria, Rebecchi, Silvia. Teatro: arte y comunicación. Viamonte 1755-1055, Buenos Aires. Editorial Plus Ultra. 1981.

    • Perez Aguilar, Graciela Elsa, Muñoz ,Isabel Teresa, Perez de Lois, Graciela Haydee. Lengua y Literatura 2. Beazley 3860.Buenos Aires, ano 1989. Editorial santillana.

    • Enciclopedia Clarín