Teatro griego

Origen. Dramas sacros. Representaciones populares. Tragedia. Personajes. Máscaras. Coro. Comedia. Aristóteles

  • Enviado por: Marti
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Origen del teatro en Grecia.

Su origen es asiático y la primera noticia que poseemos acerca del teatro griego se localiza en Atenas, dónde se dan por primera vez representaciones teatrales públicas dedicadas al dios Dionisos.

LOS DRAMAS SACROS.

Las representaciones populares.

Entre las fiestas y celebraciones en que se manifestaba la religiosidad de los griegos hay que contar también los dramas sacros. Algunas de estas ceremonias rituales pudieron alcanzar cierta altura poética que permitiría ver en ellas un primer germen de lo que posteriormente llego a ser el genero dramático.

Son fiestas sacras pero también fiestas populares que ejemplifican esa firme conexión religión/sociedad.

En el Ática cobraron gran fuerza los cultos al dios Dionisos y, dentro de ellos una compleja manifestación ritual llamada ditirambo que suponía la recitación de un mito acompañado de alguna acción.

Son cultos personales, del individuo, y en cierto modo se contraponen a la religión olímpica.

Nacimiento del teatro.

A partir de estas fiestas rituales arcaicas surge el teatro griego en sus dos vertientes: tragedia y comedia, que conservan durante largo tiempo su carácter sacro, aun emancipadas de la temática dionisiaca.

El desarrollo dramático tiene lugar en tierras áticas, favorecido por Pisístrato. La ciudad y la religión “oficial” asumió este desarrollo: los viejos ritos pasaron a ser fiestas nacionales, sin perder su carácter religioso. Se trataba de actos sacros que tenían lugar en teatros al aire libre.

Características del teatro clásico

En la Grecia de finales del siglo V a.c. el termino “teatro” hacia alusión a una sola de las partes que lo componían; al graderio, es decir, el sitio reservado para los que presencian la obra. Otras partes del edificio eran el pasillo ancho que dividían dos cuerpos el auditorio excavado en semicírculo en el flanco de una colina. La “orquestra” que fue el elemento original del teatro griego, solía tener en el centro el altar del Dios Dionisos.

De forma circular, era el lugar donde el Coro danzaba, interpretaba instrumentos y cantaba. Detrás de la orquestra se encontraba la escena, una construcción que servia a la vez de decorado, de bastidores y de camerinos para los actores. Era en el proscenio donde actuaban los actores. Se denominaba párados a las puertas de acceso a derecha e izquierda del escenario.

Origen de la tragedia.

En Atenas los tiranos fueron los promotores del arte y de la literatura: fundamentaban su poder en las clases populares y organizaban concursos para acercar la cultura al pueblo.

La tragedia surgió de los que entonaban el ditirambo, que era el canto ritual de Dionisos.

Personajes.

El actor griego solía llevar como vestimenta: una peluca, una máscara, túnica negra para personajes tristes; colores vivos para personajes importantes, y colores corrientes para personajes del pueblo y solo en la tragedia los actores calzaban unos zuecos altos que simbolizaban la superioridad de los personajes (héroes y dioses) que aparecían en el escenario.

Las Máscaras.

Se valían de recursos escénicos de los cuales destacaban las mascaras con que los actores recubrían sus rostros, que además servían para dar mayor volumen a sus voces.

Las máscaras eran distintas en cada una de las manifestaciones dramáticas. En la comedia, a veces, un mismo actor disponía de dos máscaras distintas con las que exteriorizaba sus cambiantes estados de ánimo.

Los actores eran siempre varones, hombres o niños; las mujeres solo podían asistir como espectadores.

El Coro.

La raíz del teatro griego es un coro, y por ello aparece siempre en la tragedia. Pero con el tiempo el Coro pierde importancia, se limita a comentar lo que ocurre en la escena, y a marcar, por medio de cantos corales la separación entre dos episodios de la obra; este canto del Coro se llama estásimo.

El Mimo.

Son obras muy breves y cómicas arrancadas de la vida cotidiana.

La Comedia griega.

Su origen es posterior al de la tragedia y al igual que ocurre en la tragedia, es en Atenas donde la comedia alcanza su máximo esplendor.

La comedia posee un elemento ajeno a la tragedia; se trata de la llamada parábasis, que, situada en el centro de la pieza cómica, es una larga tirada de versos muy amplios, en los que el poeta expone tesis suyas, y hace ruegos a los jueces o al pública.

Otros elementos de la comedia son lo obsceno, y el elemento burlesco que culmina a veces en el ataque personal.

La figura más importante de la comedia griega es Aristófanes .

Etapas de la Comedia.

La evolución de la comedia se divide en 3 etapas:

  • Comedia antigua (hasta el año 400 a.c.)

  • Comedia media (hasta el año 320 a.c.)

  • Comedia nueva (hasta el año 250 a.c.).

  • Autores importantes del teatro.

    Son tres:

  • Esquilo: Distribuye la materia del mito heroico en tres partes, y sobre ellas escribe tres tragedias que tratan de tres momentos claves en su materia y acaba con un drama satírico con el propósito de descargar el ambiente de la terrible tensión anterior.

  • Las tetralogías de Esquilo presentan dos puntos de vista irreconciliables humanamente, que llegan a la situaciones limites de desesperación, pero que al fin encuentra una justificación superior, en el plano divino.

    Esquilo expone su teatro en una lengua altamente poética y de gran fuerza expresiva.

  • Sófocles: Como autor teatral suprimió la forma tetralógica observada por Esquilo, e introdujo un segundo actor en la tragedia.

  • Sus héroes describen como debería ser el hombre.

  • Eurípides: Nos presenta a los hombres como realmente son. El teatro de Eurípides desmitifica el dolor, y por eso lo acrecienta. En el teatro de Esquilo se acentúa el “sufrimiento”.

  • Valoración global de la tragedia griega.

    Sófocles y Eurípides viven paralelamente, es decir son absolutamente contemporáneos. Entre los tres autores abarcan la integridad de la vida humana.

    La palabra mas profunda sobre la tragedia griega la pronunció Aristóteles cuando afirmó que su función principal es la catarsis (purificación) por medio del sufrimiento.

    La tragedia ha sido la escuela de Grecia.

    La visión de Aristóteles.

    Según Aristóteles, lo que nosotros llamamos “obra dramática” o “teatro clásico” seria un tipo de arte que emplea a la vez recursos variados como el ritmo, la palabra y la música, con el fin de imitar a personas que realizan acciones.

    Así que, por el modo o la forma con que se produce esa imitación a este tipo de arte poético se le llama “drama”, que proviene del griego clásico del verbo hacer (ðððððð.

    Por el objeto imitado, las obras teatrales llevan a sus últimas consecuencias los temas elevados y ridículos que fueron ya tratados por Homero en su poesía épica y se divide en:

    • Tragedias u obras teatrales que imitan a personas que son moralmente superiores, mejores, con un comportamiento bello que implica acciones temibles y dignas de compasión.

    Algunas de las características mas importantes de la tragedia son:

    • La peripecia, que es un giro inesperado en la acción .Se suele situar en el tercer acto donde se encuentra el clímax.

    • Las tragedias suelen jugar mucho con la anagnorisis, que es el reconocimiento de un personaje que hasta entonces se había mantenido oculto.

    • Comedias, u obras teatrales que imitan a personas de inferior calidad, en su aspecto risible como una variante más de lo feo.

    Por el medio con que se imita, la Tragedia se compone de seis elementos básicos: El argumento, los caracteres, el lenguaje, el pensamiento, el espectáculo y la música, todo ello bien organizado en un esquema del tipo presentación, nudo y desenlace y distribuido cuantitativamente en prólogo, episodio, éxodo, canto coral, parodo y estásimo.