Tango

Música tradicional argentina. Baile argentino. Clasificación. Letras. Carlos Gardel. Astor Piazzola

  • Enviado por: emi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 7 páginas
publicidad

Tango

Baile de pareja enlazada, forma musical binaria, compás de dos por cuatro y ritmo cadencioso. Se bailaba en los ambientes populares de Buenos Aires a principios de siglo. A mediados de siglo, se expandió por toda la sociedad y después decayó. En las ultimas décadas resurgió entre los jóvenes argentinos. Se difundió por París, Tokio y otras ciudades del mundo.

El tango nace en Buenos Aires pero no tarda en difundirse al resto del los países vecinos y por todo el mundo; la pareja danza al son de un bandoneón y de un melódico canto.

Tango, forma musical, bailable y cantable, con cuatro pies rítmicos distribuidos en dos tiempos. Prosperó en el Río de la Plata desde el último tercio del siglo XIX, en particular en la ciudad de Buenos Aires. El mismo término designa una forma del cante flamenco y, en Andalucía, en la segunda mitad del siglo XIX, a la habanera.

ORIGEN DE LA PALABRA: Aunque se aplica a músicas de muy distinto carácter y forma, tango es una palabra cuyo origen responde al mismo fenómeno histórico: el trasiego cultural entre España y América. De raigambre africana, proviene del comercio de esclavos, según historiadores como José Gobello y Ricardo Rodríguez Molas. En algunas lenguas africanas, designaba el lugar donde se reunía a los negros lugareños para embarcarlos como esclavos. El término tangomao era un africanismo de la lengua portuguesa y quería decir "hombre que trafica con negros".

En América, por extensión, se llamó tangos a los sitios en que la población negra se reunía para bailar y cantar, y por el mismo proceso de ampliación verbal, a toda la música que se tocaba en ellos. El parecido con el término tambor ha hecho pensar que se trataba de una deformación de esta palabra, ya que tambor fue, asimismo, en los siglos XVIII y XIX, un lugar de baile en distintos países de Hispanoamérica.

3 UNA MÚSICA MAL VISTA

En el último tercio del siglo XIX, el tango rioplatense prosperó en lugares de mala nota, bailes de soldados, cafetines de suburbios y prostíbulos. Los primeros tangos carecían de autores, a veces eran meras recopilaciones de melodías folclóricas que se tocaban con ritmos casuales y a las que se solía agregar letrillas procaces. Algunas de estas piezas fueron recopiladas tardíamente por músicos como Julián Aguirre y Carlos Vega. El primer tango con autor conocido es “El entrerriano”, de Rosendo Mendizábal, estrenado en 1896 e impreso en 1898.

Lo más reprensible del tango primitivo, aparte de su origen barriobajero, era su coreografía de parejas agarradas que entrelazaban las piernas con movimientos de la mitad inferior del cuerpo, considerados obscenos por evocar la relación sexual. Debido a ello se tocaba en revistas y espectáculos musicales desprovisto de letras ofensivas y de pasos de baile.

Las primitivas orquestas de tango eran pequeñas (tríos, cuartetos) y de composición inestable. Generalmente estaban formadas por instrumentos fáciles de transportar, entre ellos el bandoneón, un pequeño órgano portátil de origen alemán. Entre los músicos que integraban estas primeras agrupaciones figuraban los que se denominaron más tarde Guardia Vieja: Genaro Sposito, Ángel Villoldo, Juan Maglio y los dos más importantes: Roberto Firpo y Francisco Canaro.

4 EL TANGO CLÁSICO

A comienzos de la década de 1910, el tango se puso de moda en París y, como consecuencia de ello, en el resto de Europa y en Estados Unidos. En Buenos Aires se olvidó su mala fama y se aceptó en los salones de la alta sociedad y en los cabarés de lujo. Esto permitió contar con orquestas estables, normalmente sextetos, de composición fija: bandoneones, violines, piano y contrabajo.

Músicos de mejor preparación profesional y compositores más refinados en cuanto a la armonía y la melodía reformaron y modernizaron el tango, creando la llamada Guardia Nueva. Entre ellos: Juan Carlos Cobián, Enrique Delfino, Julio De Caro, Osvaldo Fresedo y Elvino Vardaro.

Asimismo, la posibilidad de cantar en los teatros y, más tarde, en la radio, así como la fabricación de discos de gramófono, favorecieron la aparición de cantantes de tangos, el más famoso de los cuales fue Carlos Gardel. Otros nombres importantes del canto son Mercedes Simone, Ada Falcón, Sofía Bozán, Tita Merello, Rosita Quiroga, Azucena Maizani, Ignacio Corsini, Agustín Magaldi y Alberto Gómez. Para satisfacer esta demanda de tango cantado se estableció la figura del letrista, que compone los textos a cantar. Los más acreditados son Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Enrique Cadicamo, Pascual Contursi y Francisco García Jiménez. Estas letras mezclan diversas fuentes, entre ellas la poesía en léxico lunfardo (la germanía de Buenos Aires) y los recursos retóricos del modernismo.

5 EL TANGO DE CONCIERTO

La fama del tango entre 1913 y 1939 (vísperas de las dos guerras mundiales) que acreditan escritores como Jean Cocteau y Francis Scott Fitzgerald, entre otros muchos, interesó a diversos compositores de la época, que se valieron de él para sus partituras. Entre ellos podemos citar a Ígor Stravinski, Ernst Krenek, Morton Gould, Kurt Weill y Jacinto Guerrero.

En tanto, en su lugar de origen, el tango sigue su desarrollo cada vez más sofisticado y modernizador, apareciendo la generación de 1940 que actualiza su música y su literatura. Entre los compositores y directores de esa época destacan Osvaldo Pugliese y Carlos Di Sarli (que habían comenzado en la década de 1920), Aníbal Troilo, Horacio Salgan y Alfredo Gobbi. Entre los letristas: Homero Expósito y José María Contursi. Las orquestas promueven a cantantes de estribillos que luego llegarán a ser acreditados solistas, como Francisco Fiorentino, Edmundo Rivero y Roberto Goyeneche.

A mediados de la década de 1950 surgió un movimiento de vanguardia en la trayectoria del tango, cuyo representante más notorio es Ástor Piazzola. Iniciado en esta música en su niñez, tuvo una orquesta típica propia a mediados de la década de 1940 y luego estudió música en Argentina y Europa. De regreso a su tierra, ensayó diversas formaciones, desde el quinteto y el octeto hasta la gran orquesta. Piazzola introduce en el tango modernas armonías disonantes, ritmos no tradicionales, la improvisación propia del jazz y el uso del contratiempo. Entre los grandes músicos contemporáneos que le han influido cabe recordar al citado Stravinski y al húngaro Béla Bartók.

6 LAS LETRAS DEL TANGO

Las más características datan de las décadas de 1920 y 1930. De ellas se desprende la visión de una sociedad tradicional basada en la familia, que siempre está centrada en la figura de la madre y se ve acechada por los peligros que corren los jóvenes: la corrupción que el cabaré propone a las mujeres y el juego y la disolución a los varones.

Los primeros tangos

En este fragmento se traza un breve panorama de las primeras piezas de tango que se conservan en la memoria. Este estilo musical, originario de Argentina, nació y se desarrolló en el seno de las clases trabajadoras de la ciudad de Buenos Aires, pobladas por inmigrantes y todo tipo de personajes marginales, cuya vida queda reflejada en las letras de los tangos.

Las letras clásicas de tango evocan los barrios humildes y decentes de Buenos Aires, donde viven gentes sencillas que exaltan las pequeñas virtudes de la modestia y la austeridad. El mundo social que rodea a estos barrios es visto con notorio fatalismo y apuntes de crítica jocosa de las costumbres de las clases adineradas.

Astor Piazzolla nace el 11 de marzo de 1921 en Mar del Plata. Desde 1924 hasta 1937, vive en Nueva York donde sus padres se instalan. comienza a estudiar bandoneón en 1930, y luego piano con Serge Rachmaninov con miras a poder arreglar obras escritas para piano, para el bandoneón.

En Nueva York, Carlos Gardel lo invita a grabar varias piezas de su película "El Día que me Quieras" en la que a su vez aparece en pantalla como el canillita.

En 1937, vuelve a la Argentina donde comienza verdaderamente su carrera como bandoneonista en la orquesta de Anibal Troilo. Sigue estudiando en 1940 con Alberto Ginastera y en 1946, forma su primera orquesta "Astor Piazzolla y su Orquesta Típica". Pero ésta no es su meta. Quiere ante todo "sacar" el bandoneón, impedirlo ser el "instrumento" de una orquesta de baile. Quiere devolverle al bandoneón su nobleza, volviéndolo un instrumento clásico. Empieza pues a componer para el bandoneón obras clásicas. En 1950, su "Rapsodia Porteña" es galardonada con el Empire Tractor Co. en los Estados Unidos.

En 1953 su sinfonía "Buenos Aires" gana el premio Fabian Sevitsky y en 1954, su "Sinfonietta" es nominada para la Asociación de Críticos Musicales de Buenos Aires.

Mientras que en 1952, gana el Primer Premio de Composición en Francia, por lo que el Gobierno Francés lo honra con una beca para ir a París a estudiar con Nadia Boulanger. "Fue para mí como mi segunda madre. Nadia me hizo descubrir el mundo musical que yo esperaba desde tanto tiempo". Ella lo alienta a seguir con su propia música, la música de Piazzolla. Tras ese período francés, Astor forma dos conjuntos: El Octeto de Buenos Aires y la Orquesta de Cuerdas con los que revoluciona la música ciudadana, despertando en su contra las más impiadosas críticas.

No se desalienta y sigue con la vía que siente como suya. Las editoriales y los medios lo "boicotean" y entonces en 1958 se va a Nueva York donde trabaja como arreglador. Dos años más tarde vuelve a Buenos Aires y forma un Quinteto, cada vez más convencido de que el tango es una música para escuchar, no para bailar. Da unos conciertos, graba unos discos y recorre varias veces la Argentina, Brasil, los Estados Unidos.

En 1963, recibe el Premio Hirsch y escribe "Tres Movimientos Sinfónicos" que Paul Klecki dirige ese mismo año.

En 1965, trabaja en estrecha colaboración con Jorge Luis Borges poniendo música a sus poemas y el disco "El Tango" sale el mismo año.

En 1967, escribe con Horacio Ferrer "María de Buenos Aires". Luego, compone "Tangazo", a pedido del Maestro Calderon, Director del Ensemble Musical de Buenos Aires quien lo representa de gira por los Estados Unidos; "Tango Seis" para el Melos Ensamble y "Milonga en Ré" para el violinista Salvatore Accardo. Luego de su colaboración con Ferrer, Piazzolla comienza una nueva experiencia : el "Tango-Canción".

En 1969 la "Balada para un Loco" se convierte en un enorme éxito mundial. Ese género, más comercial, lo acerca al gran público. Su público, hasta entonces integrado por un grupo reducido de entendidos, se hace cada vez más numeroso y reconoce en Piazzolla la expresión auténtica de la música de Buenos Aires.

En 1970, vuelve a París donde desde la Cité des Arts compone, con Ferrer, un oratorio : "El Pueblo Joven" cuyo estreno tiene lugar en Sarbruck.

En 1971, forma su "Conjunto Nueve" que la Municipalidad de Buenos Aires contrata por dos años para una serie de conciertos en la Argentina y fuera del país. Así es que cosecha los más cálidos éxitos en América Latina.

En 1972, Piazzolla se presenta en concierto en el Instituto Italo-Americano para el estreno del "Conjunto Nueve" en Italia y graba varios programas para la RAI. El 17 de agosto de 1972 Piazzolla se presenta en el Teatro Colón. Los ensayos de ese importantísimo evento lo impiden aceptar la propuesta de Bernardo Bertolucci para escribir la banda musical de su "Tango en París". Solo escribirá dos temas para la película : "Jeanne y Paul" y "El Penúltimo". En agosto de 1972 presenta asímismo en Buenos Aires el "Concierto de Nacar".

En 1974, Gerry Mulligan una de las máximas figuras del jazz, solicita a Piazzolla trabajar en conjunto y así es que nace "Summit" : Mulligan tocando a Piazzolla. En 1986, graba con Gary Burton en el Festival de Montreux la "Suite for Vibraphone and New Tango Quintet" lo que despierta la admiración de grandes solistas de jazz como Pat Metheny, Keith Jarrett, Chick Corea, quienes a su vez le irán encargando obras para ellos.

En 1989, la revista de jazz Down Beat ubica a Piazzolla entre los mejores instrumentistas del mundo.

Han interpretado a Astor Piazzolla los artistas más destacados en el mundo entero, entre ellos : Susana Rinaldi, Julien Clerc, Guy Marchand, Georges Moustaki, Mina, Milva, Grace Jones, Jairo, Hernán Salinas, etc.
En sus últimos años, Piazzolla prefirió presentarse en conciertos como solista acompañado por una orquesta sinfónica con, de tanto en tanto, alguna que otra presentación con su quinteto. Es así que recorre los Estados Unidos, Japón, Italia, Alemania, Francia, América Latina, etc... ampliando de esa manera la magnitud de su público en cada continente por el bien y la gloria de la música de Buenos Aires.

Ha grabado con Lalo Schiffrin y el St Luke's Orchestra "Concierto pour Bandoneon", "Tres Tangos Para Bandoneon y Orquesta" y "Suite Punta del Este" y con el Kronos Quartet, una suite titulada "Five Tango Sensations", su última grabación, la que se colocó en el Top Ranking de los albums de música clásica quedándose en primer lugar más de un año. En 1990, el Maestro Mstislav Rostropovich estrenó en Nuevas Orléans, la obra que le había pedido a Piazzolla, para celo y piano : "Le Grand Tango". En un homenaje a su memoria, el Maestro Rostropovich ha presentado la misma obra en el escenario del Teatro Colon en su concierto del mes de julio de 1994, haciéndole aplaudir al público, con un gesto maravilloso, la partitura de Astor apoyada en el piano.

Astor Piazzolla es uno de los pocos compositores que pudo grabar, y representar en conciertos la casi totalidad de su obra, la cual abarca unos cincuenta LP. En sus últimos diez años, escribió más de 300 tangos, unas cincuenta bandas musicales de films, entre las cuales : "Henri IV" de Marco Bellocchio,"Lumière" de Jeanne Moreau", "Armaguedon" de Alain Delon, "Sur" y "El Exilio de Gardel" de Fernando Solanas, César a la mejor Música de Film y así como también temas musicales para obras teatrales y ballets.

En Italia, el jurado del Premio de la Crítica Discográfica le ha concedido por unanimidad el Primer Premio Absoluto al Mejor Disco de Música Instrumental con la siguiente calificación : "Por el valor de las composiciones y por la sorprendente creatividad de los arreglos que otorgan al Tango una dimensión completamente novedosa".

En febrero de 1993, en Los Ángeles, Astor Piazzolla fue nominado por los Grammy Awards 1992 por "Oblivion" en la categoría "Mejor Composición Instrumental". Los críticos internacionales han calificado "Oblivion" como uno de los temas más hermosos de Piazzolla y quizá uno de los más grabados a la fecha.

Astor Piazzolla falleció el 4 de Julio de 1992 tras un silencio que comenzó el 4 de agosto de 1990 debido a una trombosis cerebral.

Carlos Gardel (1890 o 1887-1935), cantante argentino, mundialmente famoso como creador e intérprete de tangos.

Nació en Toulouse (Francia) en 1890 según algunas biografías, o en 1887, en la ciudad uruguaya de Tacuarembó, según otras. Su verdadero nombre era Charles Gardès. Siempre guardó una gran discreción sobre su vida privada, por lo que gran parte de los datos de su biografía, en especial en lo que respecta a sus orígenes, permanecen en el misterio. Este hecho ha contribuido a alimentar la leyenda y ha generado numerosas controversias entre sus seguidores.

Es en el año 1908 cuando empieza a ser conocido, haciéndose llamar en esa época 'El Morocho', con un repertorio compuesto por temas procedentes de la música folclórica llanera. También por esos años destacaba José Razzano, llamado 'El Oriental', que había adquirido cierta fama como cantante de tangos. En 1913 se celebró un duelo entre ambos en la calle Guardia Vieja de Buenos Aires (hoy calle Carlos Gardel), no se dio como vencedor a ninguno de los dos y de aquel concurso salió un dúo que trabajó muy unido durante años. Juntos grabaron en 1917 su primer disco y debutaron en España en 1923 en el teatro Apolo de Madrid y posteriormente en Barcelona. En 1925 el dúo se disolvió; empezó entonces la gran carrera de Gardel en solitario. Su trayectoria como cantante de tangos se inició en 1918 con el tema “Mi noche triste”. A partir de entonces, la lista de tangos grabados e interpretados por él es innumerable. Como autor, escribió, entre otros: “Mano a mano” (1920), “Desdén” (1930), “Melodía de arrabal” (1932) y “Volver” (1935).

En 1928 debutó en París y en 1933 en Nueva York, donde rodó varias películas, todas ellas dentro del género musical y destinadas a su lucimiento como cantante. La carrera cinematográfica de Gardel había comenzado en 1916 con su intervención en Flor de durazno, de Francisco Defilippis Novoa. En 1918 repitió con otro filme del mismo director, La loba. Ha estas películas les seguiría una larga lista entre las que destacan: Mano a mano (1930, de Eduardo Morera), Luces de Buenos Aires (1931, de Adelqui Migliar), La casa es seria (1932, de Alfredo Le Pera), Espérame (1932), Melodía de arrabal (1932), Cuesta abajo (1934), El tango en Broadway (1934), estas cuatro últimas de Louis J. Gasnier, El día que me quieras (1935) y Tango bar (1935), ambas de John Reinhardt.

El 24 de junio de 1935, el avión en que viajaba por Colombia se estrelló, así murió esta figura, leyenda y mito, parte esencial de la mejor música popular y símbolo de su patria adoptiva, Argentina. Fue enterrado en el cementerio porteño de la Chacarita, y su tumba es visitada por admiradores de todo el mundo.

'Tango'