Talleres pedagógicos

Prácticas didácticas metodológicas. Acción educativa. Escuela. Principios fundamentales: actividad, globalización, individualización, socialización, creatividad. Cuestiones pedagógicas

  • Enviado por: Pak
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

TALLERES PEDAGÓGICOS

OBJETIVOS:

  • Crear un espacio en la escuela donde el profesor pueda debatir, reflexionar, proponer y recibir informaciones y conocimientos de diferentes prácticas didácticas metodológicas realizadas en el medio de su actuación.

  • Crear un conjunto de material didáctico teórico y experimental donde se incluya instrumental pedagógico, modelos y juguetes, planos de construcción y aplicación, artículos, libros, revistas… todo lo que, de alguna manera pueda prestar ayuda al trabajo del profesorado.

  • Asesorar al profesorado en su acción educativa mediante la multiplicación y divulgación de cursos, experiencias de otros profesores, préstamo de material para investigación.

  • Proporcionar reflexiones sobre respuestas didácticas concretas, junto con la utilización de materiales simples en el desarrollo de actividades experimentales y lúdicas en la enseñanza de las diversas áreas de conocimiento.

  • Desarrollar proyectos de trabajo fundamentados en los contenidos desarrollados dentro de cada serie y dentro de las perspectivas propuestas por los propios profesores para ser incluidos en la colección del taller.

  • Prestar distintos materiales y/o herramientas de cualquier clase, pertenecientes al taller para que el profesor o los alumnos puedan reproducir o inventar nuevos materiales experimentales que ayuden a adquirir los conocimientos referentes a los contenidos en estudio.

  • Incentivar proyectos específicos de la escuela en las distintas modalidades de enseñanza.

  • Divulgar el trabajo realizado en el taller entre todas aquellas entidades educativas que se muestren interesadas en este tipo de propuestas, mediante boletines, encuentros, cursillos, consiguiendo la socialización de los instrumentos y registros desarrollados en la unidad escolar.

  • Objetivos generales de Centro: (Escuela de talleres)

    • Adaptar la Escuela al niño para que éste pueda desarrollar al máximo todas sus capacidades.

    • Conseguir una Escuela inmersa en la realidad, donde se aprenda a partir de las vivencias del niño y donde se le enseñe a tener una actitud crítica ante lo que le rodea.

    • Valorar a todos y cada uno de los niños tal y como son, ayudándoles a reconocer sus capacidades y las de los demás, potenciando de esta forma la autoconfianza y la autoestima.

    • Establecer entre el profesorado una dinámica de trabajo donde se potencie la búsqueda de nuevas formas de hacer, para mejorar la praxis educativa.

    • Conseguir una Escuela abierta y participativa con el entorno.

    Cada Escuela tendrá que acomodar esos métodos, esas teorías, a sus realidades y necesidades concretas.

    Así, los Principios fundamentales que habrá que tener en cuenta en una Escuela de Talleres son:

  • Principio de actividad: La práctica en todos los Talleres estará fundamentada en el aprendizaje activo por parte del alumno, en la cuál nosotros le facilitaremos el aprendizaje no dándole los conocimientos acabados, sino haciéndole que recorra el camino para aprenderlo. Para ello se irán trabajando poco a poco los hábitos de autonomía que le permitan “aprender a aprender”.

  • Principio de globalización: Habremos de cuidar minuciosamente el carácter global de cómo el niño debe conocer la realidad, y aunque estemos trabajando las áreas por separado en cada Taller, no se pierda la interacción entre ellas. Esto se conseguirá, no sólo por que se estén trabajando temas comunes, como porque en todos los Talleres se trabaje con una Metodología común y se aprendan los mismos conceptos o conceptos complementarios, desde los distintos puntos de vista específicos de cada área, construyendo así esa visión global de los hechos reales.

  • Más de una vez hemos creído trabajar de forma globalizada porque centrábamos todo el aprendizaje de las diferentes áreas a partir de un tema común para todas ellas.

  • Principio de individualización: Si consideramos que cada niño es único y diferente de los demás, deberemos atender como tal, todas sus particularidades y necesidades. Para ello nos preocuparemos lo primero, del conocimiento más amplio posible de nuestros alumnos. Recogeremos toda la información que se pueda obtener por todas las vías y en un sentido amplio, para así con estos datos adaptar las actividades, aprendizaje, objetivos… de cada uno.

  • Principios de socialización: consideremos al niño no sólo como individualidad diferente, sino además como un ser social, integrado en un mundo de interacciones y relaciones sociales, y no sólo en la Escuela, sino también fuera de ella.

  • Por tanto la Escuela favorecerá este aspecto potenciando los trabajos y actividades cooperativas, la utilización de materiales, espacios, etc., en común y la integración de cualquier individuo en el grupo aceptándose y siendo aceptado como tal.

  • Principio de creatividad: Si partimos de que estamos haciendo una Escuela para la vida, deberemos preparar al niño desde esta escuela, a tener una mente abierta y divergente; a potenciar la imaginación tanto o más que la memoria; pues sólo así el niño podrá adaptarse a esas nuevas y diferentes situaciones y avances sociales, tecnológicos, científicos, que le va a tocar vivir, de los cuáles muchos a lo mejor nosotros ni podemos imaginar.

  • Tendremos que preparar un niño que busque soluciones ante distintas problemáticas. Un niño que tenga capacidad de expresión e iniciativa, pues esto le hará tener seguridad en sí mismo, y será capaz de tomar decisiones.

    CURRÍCULUM Y METODOLOGÍA:

    Este currículum será el mismo para todos los niños y sólo recibirá adaptaciones en los casos en que no haya otra alternativa.

    Se irá concretando de forma específica dentro de cada Taller, correspondiéndose cada uno de estos Talleres con las áreas de trabajo que se consideren en el Centro.

    Para que esto sea viable, cada Taller estará preparado con materiales, actividades, objetivos…; que abarquen el proceso de enseñanza-aprendizaje de los niños que vayan a asistir a él.

    Los grupos, que se corresponden con el grupo-clase, irán pasando por los determinados Talleres en distintas sesiones de trabajo a lo largo de la semana. Así el niño tendrá acceso no sólo a su clase y su profesor, sino a varios espacios y profesores del Centro.

    El profesor será el dinamizador de las experiencias concretas que se realicen, encargándose de un Taller determinado, no siendo así maestro de todo, sino especializándose en un área determinada.

    La Metodología de trabajo que utilizará con el niño estará basada en el concepto de enseñanza-aprendizaje del que ya hemos hablado: partir de sus experiencias y llegar a la utilización de todos los conceptos aprendidos.

    El niño será responsable de su trabajo en todo momento, llevando unas pautas de autocontrol de su tarea.

    Un punto importante de esta Metodología de Talleres, será el tener en cuenta la Globalización y la Interdisciplinariedad de las áreas. Cuidaremos que todos los aprendizajes, con independencia del área al que correspondan, se aprendan con la misma Metodología y además estén relacionados unos con otros.

    Cada profesor en su Taller tendrá marcados de forma temporalizada y lo más ordenada posible los objetivos, contenidos y conceptos que van a ir alcanzando los distintos niños que acudan a él, para saber que un niño no podrá conseguir un determinado aprendizaje si no ha recorrido el camino anterior para llegar a él.

    Lo podemos visualizar en un gráfico de este tipo:

    RECURSOS Y MATERIALES: P. 34-38

    MÁS TEORÍA:

    La creación de un taller pedagógico sale al paso de las necesidades de aquellos educadores que intentan innovar en su acción con los alumnos.

    El taller tendrá como meta llegar a dominar todas las modalidades de enseñanza y las áreas de conocimiento que se realizan en las distintas unidades de trabajo. Mediante proyectos valorados por los profesores y presentados a los coordinadores del taller, los educadores tendrán acceso al espacio físico y/o al material necesario para desarrollar con los niños el trabajo que se pretende.

    El taller, entre otras actividades, estará abierto a encuentros, debates, impartición de cursos y grupos de reflexión que tengan propuestas afines y pretendan ponerlas en común.

    En los talleres pedagógicos existirá siempre una gran preocupación por la interdisciplinariedad para impartir cursos y proporcionar oportunidades de encuentro a los profesionales de la educación que persiguen los mismos objetivos, esto es, que pretenden utilizar materiales específicos y reflexionar sobre el acuerdo entre teoría y práctica para mejorar el nivel de aprendizaje.

    El taller pedagógico puede organizar proyectos como: periódico escolar, biblioteca, museo de ciencias, huerta, jardín, juegos educativos, excursiones, etc.

    Puede además promover cursos y encuentros entre profesores para el mejor aprovechamiento de los alumnos.

    EVALUACIÓN: P.40-41

    CUESTIONES PEDAGÓGICAS Y JUEGO:

    Al manipular cualquier objeto el niño intenta, a través de sus percepciones más inmediatas, descubrir todos sus atributos, atribuyéndoles significados que, en la mayor parte de los casos, le llevan a construir un juguete que desencadenará su acción y que terminará la mayor parte de las veces en un juego.

    Entre la percepción del objeto, el sondeo de las propiedades, la construcción del juguete y el desarrollo del juego, existe para el niño una extensa gama de posibilidades de observar, trabajar, manipular, transformar, interactuar y construir.

    Para nosotros el juego no representa una especie de palestra creada y organizada en función del niño, sino que también orienta hacia situaciones en que la interacción juego/niño llega a significar un modo de particular de conocer y de concebir la vida.

    El juego es la manera que tiene el niño de situarse en el mundo, de aprender y conocer; es lo afectivo y lo cognitivo junto; es, en suma, una necesidad para él.

    En este sentido la actividad del jugar se yuxtapone a lo pedagógico que, de esta forma, llega a adquirir unas connotaciones más serias, más sistematizadas.

    Todo indica que el juego pueda adquirir un aspecto evolutivo en el sentido de que favorece una adaptación mayor y más segura del niño a la realidad.

    Interactuando constantemente con el juego, el niño organiza sus modelos explicativos del mundo y procura establecer relaciones entre las diversas situaciones que vivencia, - ya sean éstas internas a nivel de su mundo emocional que las debe elaborar, o externas, a nivel de organización y operativización de nuevas formas de acción en su mundo-.

    Al establecer el proceso de integración, mientras construye o juega, el niño también toma conciencia del medio donde vive, de las relaciones que en él se establecen y de cómo estas relaciones interfieren en su vivir cotidiano. Es natural que estos problemas tan profundos se planteen de una manera espontánea en la mayoría de los niños (sobre todo si son muy pequeños); pero este tipo de observaciones ya han sido objeto de análisis y de estudio por parte de muchos psicólogos que suelen hallar determinadas relaciones entre los juegos infantiles y sus respectivos medios sociales.

    De esta manera el niño procura constantemente vincular significados a todas las actividades que realiza, optando y seleccionándolas del entorno en que vive. Dueño de un enorme potencial mental en el desarrollo, procura organizar su ambiente partiendo de problemas reales vividos por él. Muy difícilmente en la etapa de E.I. y escolar podremos observar a un niño jugando exclusivamente por diversión, este no suele ser el principal motivador del juego.

    Es en esta perspectiva del significado en la que afirmamos la posibilidad de que el taller pedagógico responda, si no a todas, a al menos a una de las preguntas de los educadores en lo que se refiere al aprendizaje; y de manera especial a cómo se enseña y cómo se aprende la realidad precisamente como un conjunto de significados que deben ser asimilados y adaptados a unas estructuras mentales en constante proceso de evolución y de interacción.

    Las cuestiones que se abordan aquí no tienen como objetivo agotar las posibilidades de profundizar teórica y práctica, en lo que se refiere a propuestas de aprendizaje, sino que pretenden desencadenar un debate dirigido a la búsqueda de nuevas formas de intervención pedagógica en muchas escuelas.

    Por lo mismo la propuesta que ahora ofrecemos intenta vincular a la realidad de la escuela todo un potencial de articulación pedagógica, que deberá encontrar respuesta en las capacidades intrínsecas y particulares de cada niño y, al mismo tiempo apuntar hacia la posibilidad de encontrar nuevas maneras de organizar y estructurar el proceso educativo.

    Por desgracia todavía no están presentes en la mayor parte de las escuelas todas las cuestiones relacionadas con el Cómo se enseña. Ello nos lleva a insinuar la necesidad de los talleres pedagógicos, ya que estos procuran vincular estas ideas a la vida cotidiana de profesores y alumnos, centrando todos sus esfuerzos en una situación básica del proceso enseñanza/aprendizaje: las necesidades de quien enseña y de quien aprende.

    En el espíritu de la actual reforma del sistema educativo español se reflejan también estas ideas. Los talleres ocupan un lugar importante.

    TALERES:

    • UN TALLER DE MATEMÁTICAS

    • UN TALLER DE HABILIDADES Y DESTREZAS

    • OTROS TALLERES

    La clase-taller es la actuación pedagógica más eficaz y que mejor responde a las necesidades esenciales del niño que son: la actividad y creatividad, la expresión y comunicación y la seguridad. Se trata de ofrecer actividades en las que un grupo formado espontáneamente se vea obligado a autoorganizarse para llegar a buen término. Es una empresa concebida en grupo cuya realización material debe ser un objeto único y cuyo cumplimiento sólo se consigue a través de un trabajo en equipo a lo largo del cual cada miembro desempeña un papel que le es asignado por el grupo y no por el adulto. Esta clase es completada y desarrollada gracias a una organización cooperativa con talleres permanentes. Hay que tener en cuenta que el taller utiliza la inteligencia concreta , ideal entre 2 y 6 años, que es auxiliada por la motricidad manual y que prepara al niño para técnicas escolares posteriores mediante su desarrollo intelectual.

    Los talleres permanentes están abiertos para que el niño los utilice en el momento de la jornada que lo desee excepto en caso de los grupos indispensables que se forman para hacer actividades determinadas.

    La organización de los talleres se suele hacer en pequeños espacios formados por muebles situados junto a las paredes y que crean secciones equipadas según las necesidades. En estos lugares se deben guardar los trabajos mientras son terminados. Se pueden hacer talleres de dibujo, pintura y modelado. Al tener carácter permanente los niños estarán distribuidos por toda la clase y harán sus correspondientes descansos.

    Ejemplos de talleres de 5 a 6 años:

    -Taller de lectura: lo primero que se aprende es a escribir el nombre, más tarde cancioncillas pegadizas y texto ilustrado. Así pasarán a historietas y otras lecturas poco a poco.

    -Taller de matemáticas: se aprovechan todas las ocasiones para progresar contando el numero de niños y niñas, por ejemplo, y utilizando materiales para que realicen observaciones y problemas de equilibrio.

    -Taller de descanso: en el que practicarán todos los juegos que más les gustan para que se recuperen del esfuerzo realizado en las otras tareas.

    -Taller de educación física y psicomotricidad: para la toma de conciencia de los distintos movimientos y posiciones utilizando materiales como cuerdas, aros, etc.

    La labor del profesor es muy importante en los talleres y debe:

    -emplear el tiempo de forma flexible y que los niños realicen todas las actividades que necesiten

    -alternar actividades individuales con colectivas para que se manifiesten iniciativas y colaboración entre ellos

    -compaginar actividades que requieren atención con otras de manipulación

    -satisfacer las necesidades de los niños según con su edad

    -respetar el ritmo biológico de los niños, sus momentos de tranquilidad y reposo tanto como sus actividades intensas y de movimientos

    Organización de los talleres según edades:

    -Sección de pequeños

    Sus necesidades por cubrir son:

    • fisiológicas de limpieza y confort (utilización de babis, agua para lavarse, alfombras, mesas y sillas adaptadas, etc.)

    • necesidad primordial de seguridad

    • de tranquilidad (lugar confortable y acogedor)

    • afectivas (buena relación con la profesora)

    • de movimiento (fácil circulación por los distintos talleres)

    • de juego y diversión

    • de autonomía y socialización

    • de descubrimiento (utilización de objetos grandes y llamativos)

    Talleres a realizar:

    • permanentes (rincones de juego libre)

    • provisionales

    • simultáneos (de actividades específicas: descubrimiento del lenguaje, manualidades, juegos tranquilos, etc.)

    La duración de los talleres será desde el mismo momento de llegada del niño hasta el almuerzo y debe desarrollarse un control por la profesora que les deje expresar sus preferencias en los talleres y que intervenga para motivarles y despertar su interés. Además preparará previamente las actividades colectivas, talleres y posibles alternativas.

    El rol del profesor será:

    • organizador (prepara el espacio y el tiempo)

    • observador (evita emitir juicios)

    • catalizador (busca siempre el buen desarrollo de la jornada)

    • interlocutor (atiende sus dudas e intervenciones)

    • revelador y provocador (provocar curiosidad de los niños)

    -Sección de medianos (4 a 5 años)

    Necesidades:

    • afectivas (niños espontáneos y muy activos)

    • de movimiento (hace falta coordinarlos y organizarlos)

    • de juego y diversión (juegos simbólico y de imitación)

    • de socialización y autonomía (cooperativos y más deseosos d estar juntos)

    • de expresión, comunicación y creación (conversaciones e intercambios continuos)

    • de hacer descubrimientos

    • de conocerse a sí mismos y su espacio

    Talleres:

    • permanentes (rincones de juego)

    • provisionales

    • simultáneos (actividades específicas: lenguaje, pintura, piezas, manualidades, etc.)

    Los agrupamientos son más fáciles que con los pequeños y pueden surgir espontáneamente. Los niños en un principio pueden observar los distintos talleres hasta amoldarse al ritmo de la clase y deben introducirse novedades para que permanezcan interesados.

    El rol del profesor será:

    • organizador (adaptar las actividades a sus necesidades y posibilidades)

    • revelador y provocador (provocar reacciones y curiosidad ante lo que les rodea)

    -Sección de mayores

    Necesidades:

    • fisiológicas (muy poco evidentes pero el confort es imprescindible para el buen desarrollo de las actividades)

    • afectivas (la relación cambia y pasa de ser individual como con los pequeños a ser con todo el grupo)

    • de movimiento (coordinan mejor sus movimientos y las actividades deben ser precisas)

    • de juegos y diversión (es buena la observación de sus preferencias para tomar ideas para actividades posteriores)

    • de socialización y autonomía (numerosos intercambios)

    • de expresión, creación y comunicación (múltiples medios de expresión)

    • de descubrimientos (se amplia su ámbito de interés)

    • de situarse en su espacio (ya conocen su identidad, características y puntos de referencia)

    Se aumenta el numero de cosas para las que están capacitados en la clase y es importante que participen en la decoración y renovación de los espacios y materiales.

    Talleres:

    • indispensables y permanentes (rincones de juego libre)

    • provisionales (iniciación a la jardinería, al agua, el tiempo, etc.)

    • simultáneos (lenguaje, dibujo libre, lectura, iniciación a la escritura, matemáticas, etc.)

    Es buena la agrupación de todos para explicar y alternarlos y el control ha de realizarse disponiendo de plazas de sobra en los distintos talleres para que puedan cambiarse, reservar un espacio para exponer sus logros.

    Rol del profesor:

    • organizador (impulsar los talleres)

    • observador (igual que con medianos)

    • facilitador e interlocutor (actitud tranquila, disponible, y atenta)

    • revelador y estimulante (primordial al principio para provocar reacciones)