Tai-chi

Artes marciales. Cultura china. Terapia. Equilibrio personal. Relajación. Ying-Yang

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

TAI-CHI

¿Qué es el Taichi?
Sistema chino de técnicas originarias de un Arte Marcial. Sirvió en su inicio como ejercicios preparativos para el combate en las familias nobles. Hoy día su aplicación es casi siempre de tipo terapéutico. El Tai Chi Chuan es conocido por las secuencias de movimientos que realizan sus practicantes y que se caracterizan por la unión de la conciencia y el movimiento corporal, la lentitud, la flexibilidad, la circularidad, la continuidad, la suavidad, la firmeza, y el sentimiento de armonía que transmiten. Este Arte Marcial se ha popularizado por los beneficios higiénicos que se atribuyen a su práctica y a que es accesible a un estrato muy amplio de población, sea cual fuere su condición física. Los practicantes de Tai Chi Chuan atribuyen estos beneficios para la salud a las características de esta disciplina relacionadas con la Medicina Tradicional China. Estudios médicos recientes han prestado atención al Tai Chi Chuan. Hoy en día, el Tai Chi Chuan es considerado una disciplina para el desarrollo de la integración cuerpo/mente y el equilibrio personal, sin que por ello se haya abandonado la relación forma/función (diyao c‰) que establece su naturaleza de arte marcial. A partir del Tai Chi Chuan se han desarrollado otras disciplinas que prescinden de la función marcial y se limitan a las técnicas y principios relacionados con la Meditación y el Chi Kung (py qigong) lR. Estas disciplinas prefieren referirse al Tai Chi Chuan como Tai Chi.

Desde el punto de vista de la cultura china, el Tai Chi Chuan tiene tres fundamentos: en primer lugar sintetiza varias formas o esquemas de lucha de las artes marciales de la dinastía Ming, en especial parece relacionado con las 32 formas del Boxeo Largo. En segundo lugar, integra la gimnasia Taoísta y su sistema de respiración, y la teoría de los Canales y Colaterales de la medicina china tradicional. En tercer lugar, formula sus principios de lucha en clave de Yin y Yang, Las Cinco Fases, la Alquimia Interna y el Libro de los Cambios.

¿En qué se basa el Taichi?
Dentro del conjunto Yin-Yang, la expresión más popular es la de la Forma, conjunto de movimientos encadenados que se ejecutan de manera lenta, uniforme y sin interrupción. Puede ejecutarse con las manos vacías o también con armas. Existe también un conjunto de ejercicios que se realizan por parejas, denominados Tui Shous.
¿En qué nos puede ayudar el Taichi?
Se puede practicar toda la vida. Relajación mental, favorece la concentración. Eliminación del stress. Se benefician las articulaciones. Se estiran los tendones. Aumenta la profundidad de la respiración oxigenando al cuerpo. Prevención de enfermedades. Aumento resistencia del cuerpo. Prevención de la osteoporosis. Recuperación en dolencias de la espalda. Ayuda a abrirse a quien sufre introversión y centra al extrovertido.
Origen e historia del Taichi

Cuando empleamos las palabras “tai chi” queremos decir que su significado literal es “ supremo superable”. Para los antiguos filósofos chinos, representaba la causa primaria de la existencia del universo, y posee una cualidad suave y tranquila. Y cuando queremos emplear la palabra “chuan” según su significado literal en chino “chaun” debería traducirse como puño, pero en este contexto significa boxeo o arte marcial.

En consecuencia, la y traducción más adecuada de “ tai chi chuan” seria boxeo supremo insuperable o arte marcial suprema insuperable.

El concepto del “ taichi” tiene su origen en el Yi Ching, el libro de filosofía más antiguo de China, conocido generalmente en occidente como el Libro de los cambios. Afirma que los seres, e incluso el mismo universo están formados por dos elementos (o fuerzas) representados por el ying y el yang. El ying representa el elemento (o fuerza) que es negativo y femenino. El yang representa el elemento (o fuerza) que es positivo y masculino. El elemento (o fuerza) yin produce oscuridad, frialdad, blancura y vacío. El elemento (o fuerza) yang genera luz, calor, dureza y plenitud. Aunque el yin y el yang representan dos opuestos, están juntos, exactamente igual como en el símbolo del tai chi, también llamado símbolo yin-yang o diagrama del “Pez Doble”.

El yin y el yang se contradicen y se complementan el uno al otro, y crean todas las cosas mediante su interacción. Esto significa que, cada objeto contiene elementos positivos y negativos: es decir, que hay yin en el yang y que hay yang en el yin. Los opuestos yin-yang se unen. Esta es la de la naturaleza seguida por la escuela taoista.

La filosofía del tai chi chuan se basa principalmente en la teoría yin-yang y en el taoismo. Como escuela de pensamiento, el taoismo propugna que las personas deberían identificarse con el espíritu de la naturaleza, y cree que “ El débil vence al fuerte y el apacible vence al violento” o que “ Lo duro y poderoso se desintegrará, y lo que no es duro y sabe ceder prevalecerá”. Los taoistas suelen usar el agua como ejemplo cuando dicen “No hay nada menos duro y que ceda con más facilidad que el agua y sin embargo nada puede igualar la fuerza del agua”. En consecuencia, el tai chi chuan pone un gran énfasis en la ausencia de dureza.

La tradición afirma que Chan San-feng, uno de los primeros sacerdotes taoistas, fundó el arte del tai chi chuan de conformidad con la filosofía taoista y la teoría del yin-yang. Según se cuenta, Chan dejo muy claro que el tai chi cuan no había sido creada con el propósito de combatir, sino que tenia como objetivo fortalecer el cuerpo prolongar la vida. En la historia de China, Chnag es una figura llena de colorido legendario. Ha sido descrito como un excéntrico de ojos enormes y frondosos barba que no se preocupaba en lo más mínimo de su apariencia personal, que siempre estaba alegre y jovial y llevaba constantemente la misma ropa y el mismo sombrero de paja tanto en invierno como en verano. Las fechas de su nacimiento y su muerte son desconocidas, y ni siquiera se sabe a que dinastia ( Song, Yuan o Ming) perteneció.

Cómo es una sesión de Tai Chi
El Tai Chi consiste en una serie de movimientos circulares, lentos y suaves -una especie de baile a cámara lenta- que, acompañados de una respiración abdominal y una mirada asociada a las manos, canaliza la energía interior haciendo posible la armonía entre el cuerpo y la mente. Existe una tabla básica de 24 movimientos; la completa, con 78; y la de espalda, con 48.

Según la medicina china, el cuerpo humano está atravesado por unos canales energéticos llamados meridianos por los que fluye la energía de manera armoniosa en personas sanas y están obstruidos en personas enfermas.

La finalidad que se persigue con el Tai Chi es activar la energía del organismo y hacerla circular a través de estos canales internos para potenciar todas las funciones que el organismo lleva a cabo.

Una sesión de Tai Chi trascurre en un constante fluir de una posición a otra, con la mente muy relajada. Hay que dejar fuera el trabajo y las preocupaciones para sentir y experimentar cada movimiento.
Beneficios del Tai Chi
Con el Tai Chi se puede obtener enormes beneficios, ya que resulta enormemente eficaz como gimnasia suave gracias a sus movimientos delicados y relajados y a su forma especial de ejecutarlos.

Es apto para todas las edades y condiciones físicas. Fortalece el organismo aumentando las defensas y activando la circulación de la sangre, evitando problemas circulatorios y mejorando la memoria y concentración. Los músculos de la espalda se relajan y se alargan, lo que permite un movimiento de la columna y cervicales más suelto y cómodo. Los giros continuos mejoran la salud de las superficies cartilaginosas de las articulaciones, previniendo la artritis y la artrosis.

Es recomendable para quienes quieran obtener equilibrio, concentración, fortaleza, flexibilidad, movilidad, coordinación y memoria. También es eficaz para todas aquellas personas que quieran liberarse de dolores crónicos, hipertensión, trastornos respiratorios y digestivos, estrés, trastornos sexuales, debilidad nerviosa o trastornos del sueño.

Esta disciplina también te ayudará a mejorar los achaques propios de la edad, como sobrepeso y grasa acumulada, ya que endurece, da forma, flexibiliza y reafirma todo el cuerpo.

El Tai Chi es distinto de cualquier otra actividad física, ya que utiliza casi todos los 600 músculos que tenemos de manera suave y equilibrada. La fuerza en Tai Chi se desarrolla lentamente, aprendiendo a relajar y contraer los músculos, lo que te será muy beneficioso en tu vida cotidiana.

Para hacer Tai Chi no necesitas nada especial, sólo ropa cómoda (por ejemplo, un chándal) y unas zapatillas blandas.

LAS CUATRO CARACTERISTICAS PRINCIPALES DEL TAI CHI CHUAN.

El tai chi chuan es un arte marcial único y propio de la nación china. Es distinto de cualquier otro ejercicio físico o arte marcial. En comparación con ellas, el tai chi chuan tiene un mínimo de cuatro características principales:

1. Suavidad, delicadeza y lentitud

Como arte marcial el tai chi chuan pone un gran énfasis en el cultivo de las energías internas. Evita el uso d la fuerza externa, y especialmente de la fuerza no equilibradas. Es delicado y sutil. Todos sus movimientos deberían ser llevados a cabo de una forma lenta, fluida y regular. El tai chi chuan no admite ninguna clase de acción violenta o de salto, y tampoco admite los cambios repentinos basados en el subir y bajar. Al final de un ejercicio tal vez puedas estar sudado pero no te faltara el aliento ni te sentiras cansado, si no relajado y muy a gusto- Debido a esto, se considera que le tai chi chuan es el ejercicio ideal para mantenerse en forma y que resulta adecuado para cualquier persona, sea cual sea su edad, sexo o constitución física, y que esta especialmente indicado para quienes tienen una salud física dedicada o padecen enfermedades crónicas. Sin embargo, hay que advertir que el tai chi chuan parece delicado y suave, pero que hay dureza oculta dentro de esa delicadeza y esa suavidad. El tai chi chuan suele ser descrito como “acero envuelto en algodón”

2. Continuidad y regularidad

Otra característica esencial del tai chi chuan es su continuidad y su regularidad. A pesar de sus complicados movimientos y cambios de postura el tai chi chuan exige a quienes lo practican que hagan los ejercicios des la “postura de inicio” hasta la “postura de conclusión” de una manera continuada e ininterrumpida, y a una velocidad tan regular y pausada como el flotar de las nubes en el cielo o el fluir del agua, sin que haya ninguna ruptura o conexión exagerada entre dos movimientos o posturas.

3. Circularidad

La tercera característica del tai chi chuan es su circularidad. El tai chi chuan se distingue de las otras artes marciales por el carácter único de sus movimientos. Exige que todos los movimientos de brazos se lleven a cabo en círculos, que puedes ser planos o verticales, grandes o pequeños, y describir una elipse o un semicírculo. Esa es la causa de que el tai chi chuan también sea conocido como una forma de ejercicio redondos. La razón por la que cada movimiento contiene un círculo es que los movimientos circulares desarrollan de manera beneficiosa las distintas partes del cuerpo. Ya que se adaptan al movimiento natural de las articulaciones del cuerpo. Además se ha afirmado que, al adoptar los movimientos circulares, puedes neutralizar o desviar la fuerza de un ataque y hacer que el contrincante pierda su centro de gravedad. En consecuencia cunado estas practicando el tai chi chuan tu brazos nunca deberían moverse el línea recta y, sea cual sea la dirección en la que se estén moviendo, siempre deberán seguir una trayectoria curva o en forma de arco. Los brazos también deben doblarse un poco, para así poder ser mantenidos en una forma de arco.

4. Armonía y totalidad

La cuarta característica es la armonía basada en la totalidad. En cuanto empiezas a practicar el tai chi chuan todo tu cuerpo- incluidas todas las partes y órganos internos- entraran inmediatamente en un estado de movilidad, y tu torso y sus cuatro miembros, así como tu mente y tu respiración, deberán actuar en estrecha coordinación. No habrá ningún momento en el que tus brazos estén actuando mientras tus piernas permaneces inmóviles o viceversa.

Tu cintura casi siempre jugara un papel dominante durante todo tu proceso de práctica. Las acciones de tu cuerpo pivotan sobre tu cintura (estrictamente hablando, sobre las vértebras lumbares) y eso quiere decir que es tu cintura la que hace que tus brazos, tus piernas y todas las otras partes de tu cuerpo se unan en la acción. A medida que tu cuerpo va cambiando de dirección y de posición, se moverá sin divisiones, despacio e incesantemente hasta que tu sesión de práctica haya llegado a su fin.