Tabaco

Historia. Tabaquismo. Consumo. Enfermedades. Componentes. Presión arterial

  • Enviado por: Sughey
  • Idioma: castellano
  • País: El Salvador El Salvador
  • 31 páginas
publicidad
publicidad

INTRODUCCIÓN:

Las enfermedades del Sistema Circulatorio como enfermedades cardíacas isquémicas, enfermedades cerebro vasculares, cardiopatías reumáticas crónicas, hipertensión arterial, entre otras significaron la décima causa de morbilidad en El Salvador en el año 2009, según Estadísticas del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

El hábito de fumar tabaco sigue siendo uno de los problemas de Salud Pública más importantes en el mundo, considerando por una parte el alto nivel de consumo y por otra, sus consecuencias. En todos los estudios mencionados, la población masculina presenta prevalencia de consumo de tabaco mayor que la población femenina.

Para efectos de investigación, se correlacionó el cambio de la Presión Arterial, en jóvenes fumadores entre las edades de 20 a 25 años de la Universidad Evangélica; de tal manera que se estructuró este documento en Cuatro Capítulos: Capítulo I, Planteamiento del Problema; Capítulo II: Fundamentación Teórica; Capítulo III: Justificación Objetivos e Hipótesis; Capítulo IV: que corresponde a la Metodología de la Investigación y por ultimo las Fuentes Bibliográficas.

CAPÍTULO I

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.

1.1 ANTECEDENTES.

El hábito de consumo del “tabaco”, consiste en la adición excesiva, a consumir cantidades cada vez mayores, lo cual provoca un peligro muy latente y contribuye a que una persona se pueda volver dependiente de esta sustancia, pudiendo llegar a ser tóxica para el Organismo.

Según Valdés-Salgado R. Hernández-Ávila M. Salud Pública Mex. 2002. El consumo de tabaco es uno de los retos más importantes de la Región de las Américas. Lo anterior no sólo por el gran número de muertes que se atribuyen a su consumo, muchas de las cuales son prematuras, sino por el elevado costo económico y social que la atención médica de las enfermedades causadas por el tabaco y las discapacidades que ellas generan, le impone a los Sistemas de Salud y a la sociedad en general. En el panorama epidemiológico de la Región, se distinguen los países del Cono Sur, como los de más altos valores de consumo, seguidos por los de la Región Andina y México, siendo las naciones centroamericanas y caribeñas, las de menores cifras de prevalencia de fumadores. Sólo Estados Unidos de América y Canadá, han logrado disminuir la epidemia de tabaquismo, y en el resto de los países se observa una estabilización, e incluso una tendencia al incremento. La reducción de la edad de inicio del consumo y el aumento en la proporción de mujeres fumadoras también son rasgos actuales del área.

El hábito de fumar tabaco sigue siendo uno de los problemas de Salud Pública más importantes en el mundo; considerando por una parte el alto nivel de consumo y por otra sus consecuencias.

En los Estados Unidos de Norteamérica, los estudios indican una prevalencia de vida de consumo de tabaco de 69%, una prevalencia anual de 30,6%, una prevalencia mensual de 27,7% y una prevalencia de “Dependencia a Nicotina” se considera que la población se encuentra entre 15 a 54 años de 24,1%. En Gran Bretaña, el Estudio Nacional de Co morbilidad Psiquiátrica, encontró una prevalencia de consumo actual de tabaco de 32% en las personas entre 15 y 54 años. Esta cifra se consideró como indicativa de prevalencia de dependencia.

Según la Comisión Nacional de Control de Estupefacientes CONACE de Chile, en el año 2007, informó una prevalencia anual de 48.7% (hombres 52,76%, mujeres 45,37 y una mayor prevalencia mensual en el nivel socioeconómico bajo (44,11%). El grupo con mayor consumo fue el comprendido entre los 19 y 25 años, con una prevalencia anual de 66,33% y una prevalencia mensual de 56,01%.

Datos proporcionados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) revelan que anualmente cinco millones de personas mueren en el mundo por el consumo de tabaco, 600 mil se registran en América Latina y El Caribe, y de esas, cinco mil estarían en El Salvador.

Un estudio realizado en el año 2009 por esta institución reveló que un 32.5% de los jóvenes, entre 13 y 15 años, ya empezó a fumar, el 27% de ellos ha fumado alguna vez en su vida y un 58% dijo que es capaz de dejarlo si recibe ayuda.

En ese contexto, la OPS, el Ministerio de Salud y otras organizaciones han iniciado una cruzada para poder impulsar la ratificación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, ya que El Salvador es el único país de la región que no lo ha hecho.

En todos los estudios antes mencionados, la población masculina presenta prevalencia de consumo de tabaco mayor que la población femenina. Los distintos países presentan diferencias heterogéneas entre los sexos.

Entre los principales daños que ocasiona el consumo de tabaco están: cáncer pulmonar, cáncer laríngeo y enfermedades bronquiales crónicas. Hoy día, se conoce su asociación causal con enfermedades vasculares. En la mujer fumadora, el riesgo de accidente vascular encefálico se triplica cuando usa algún método anticonceptivo oral y se eleva 18 veces en la mujer hipertensa entre 20 y 44 años.

Según la página:

www.url.edu.gt/otros sitios/noTabaco/0202enfermedades.htm las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en España.

Cardiopatía Isquémica: La OMS la define como incapacidad cardíaca, aguda o crónica, derivada de una supresión o de una disminución de aporte sanguíneo al miocardio consecutiva a procesos patológicos en el sistema arterial coronario. El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo y es el responsable directo del 30% de todas las cardiopatías coronarias.

Debido a su capacidad de favorecer la aparición de arteriosclerosis, los cigarrillos no sólo incrementan la mortalidad y la morbilidad por cardiopatía coronaria, enfermedad arterial periférica y dolencias cerebro-vasculares, sino también el riesgo de padecer angina de pecho y aneurisma aórtico.

El consumo de tabaco, la hipertensión y la hipercolesterolemia son los tres factores que producen un mayor riesgo de cardiopatía coronaria. Sin embargo, el primero, cuando están presentes los otros dos, ejerce un efecto sinérgico sobre la muerte cardiovascular al potenciar los efectos de los otros agentes, y hace que la mortalidad global sea superior a la derivada de la combinación de los efectos independientes de los tres factores.

  • ENUNCIADO:

  • ¿En qué medida el consumo de tabaco afecta los niveles de presión arterial, en hombres sanos con edades entre 20 a 25 años, en la Universidad Evangélica de El Salvador, durante el período de enero a junio de 2010?

  • ALCANCES:

  • En la presente investigación, se estudio los efectos producidos por el consumo del cigarrillo sobre los niveles de presión arterial de los hombres con edades de 20 a 25 años de edad.

  • LÍMITES:

  • LÍMITE GEOGRÁFICO:

    La presente investigación se realizo en las instalaciones de la Universidad Evangélica de El Salvador, ya que se ha observado que en los parqueos de las Facultades, ubicadas en el área Ecológica, se observan constantemente grupos de jóvenes estudiantes consumiendo tabaco.

    LÍMITE TEMPORAL:

    El período de tiempo en el cual se realizo esta investigación, estuvo comprendido en el periodo de julio y agosto del 2010.

  • LIMITACIONES:

    • Falta de colaboración de los estudiantes: para la solución de dicha limitación se incremento el número de unidades de análisis.

    • El factor económico: se redujeron los costos, se tomo una muestra pequeña y se realizo en las instalaciones de la Universidad, para evitar ir a otros lugares.

    • El tiempo para realizar la investigación: Se entregaron los avances con anticipación, para terminar la investigación a tiempo.

    CAPÍTULO II:

    FUNDAMENTACIÓN

    TEÓRICA.

  • HISTORIA DEL TABAQUISMO

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es la primera causa de enfermedad, invalidez y muerte prematura del mundo. En Europa el tabaquismo provoca cada año 1,2 millones de muertes. Está directamente relacionado con la aparición de 29 enfermedades, de las cuales 10 don diferentes tipos de cáncer, y es la principal causa del 95% de los cánceres de pulmón, del 90% de las bronquitis y de más del 50% de las enfermedades cardiovasculares. En España cada año mueren más de 50.000 personas, debido al consumo de tabaco, más que por los accidentes de tráfico y el consumo de todas las drogas ilegales juntas.

    El tabaquismo es la principal causa de mortalidad, en la mayoría de los países desarrollados, a principios del Siglo XXI. Según la OMS existen en el mundo más de 1.100 millones de fumadores (2002), lo que representa aproximadamente un tercio de la población mayor de 15 años. Por sexos: el 47% de los hombres y un 11% de las mujeres en este rango de edad, consumen una media de 14 cigarrillos por día, lo que supone un total de 5,827 billones de cigarrillos al año. El 74% de todos los cigarrillos se consumen en países de bajo-medio nivel de ingresos. Tanto para hombres como para mujeres, el segmento de edad en la que fuma mayor proporción es el comprendido entre 30 y 49 años.

    Comunicado del MSPAS, en San Salvador, 31 de Mayo de 2005
    "Conmemoran Día Mundial Sin Tabaco."
    En 1989, la Asamblea Mundial de la Salud designó al 31 de mayo como el Día Mundial Sin Tabaco (DMST), para alentar a los fumadores a dejar ese hábito y para incrementar el conocimiento del público sobre el impacto que tiene el tabaco en la salud.

    Estimaciones estadísticas de la OMS revelan que el consumo del tabaco mata a más de 4 millones de personas en el mundo cada año y que en los últimos 50 años ha causado más de 70 millones de defunciones. Para el año 2030, más de 12 millones de personas morirán anualmente por esta causa.

    Se calcula que en la región de las Américas, el tabaquismo causa más muertes que el SIDA, el alcohol, los accidentes de tránsito, el abuso de otras drogas y la violencia.

    Encuestas sobre el tema en el país revelan que actualmente más del 38% de la población adulta en general consume tabaco, de esta muestra se determinó que el 42% de los hombres consumen tabaco y más del 22% de las mujeres adultas consumen tabaco regularmente.

    Una encuesta de prevalencia en adolescentes realizada en el 2002, revela que el 34% de los adolescentes ha consumido tabaco por lo menos una o dos veces en su vida. De la muestra estudiada, el 45% de los adolescentes hombres ha consumido tabaco al menos una o dos veces en su vida, el 27% de las adolescentes mujeres ha consumido tabaco por o menos una vez en su vida.

    Otros datos estadísticos del MSPAS señalan que los diferentes tipos de patologías que se conocen que están asociadas al consumo crónico de tabaco, como el cáncer de pulmón, el cáncer de laringe y el cáncer de esófago, han presentado claras tendencias epidemiológicas de incremento en los últimos cinco años, ejemplo: en el quinquenio 1995-2000, el cáncer de pulmón se incrementò en un 48%.

    Ante esa situación el Ministerio de Salud consideró pertinente diseñar y poner en marcha un PLAN NACIONAL INTERSECTORIAL PARA LA PREVENCION Y EL CONTROL DEL CONSUMO DE TABACO EN EL SALVADOR.

  • ÍNDICE DEL CONSUMO DEL TABACO.

  • Estimaciones estadísticas de la OMS revelan que el consumo del tabaco mata a más de 4 millones de personas en el mundo cada año y que en los últimos 50 años ha causado más de 70 millones de defunciones. Para el año 2030, más de 12 millones de personas morirán anualmente por esta causa.

    Se calcula que en la región de las Américas, el tabaquismo causa más muertes que el SIDA, el alcohol, los accidentes de tránsito, el abuso de otras drogas y la violencia.

    Encuestas realizadas por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), sobre el tema en el país, revelan que actualmente, más del 38% de la población adulta en general consume tabaco. De esta muestra se determinó que el 42% de los hombres consumen tabaco y más del 22% de las mujeres adultas consumen tabaco regularmente.

    Una encuesta realizada por el MISPA en el 2002, revela que el 34% de los adolescentes, ha consumido tabaco por lo menos una o9 dos veces en su vida. De la muestra estudiada, el 45% de los adolescentes hombres, ha consumido tabaco al menos una o dos veces en su vida. El 27% de las adolescentes mujeres, ha consumido tabaco por lo menos una vez en su vida.

    Otros datos estadísticos del MSPAS, el documento elaborado por MSPAS, señalan que los diferentes tipos de Patologías que se conocen que están asociadas al consumo crónico de tabaco, como el cáncer de pulmón, el cáncer de laringe y el cáncer de esófago, han presentado claras tendencias epidemiológicas de incremento en los últimos cinco años. Ejemplo: en el quinquenio 1995 - 2000, el cáncer de pulmón se incrementó en un 48%.

    El tabaquismo en El Salvador, como uno de muchos países de América Latina, no cuenta con programas ni campañas para la concientización sobre los riesgos y enfermedades a las que se expone el fumador. Siendo así que en un estudio realizado por FUNDASALVA en 1992 concluyó que:

    El primer contacto con el tabaco fue entre los 11 y 15 años (57.5%). Según el doctor Ricardo Cook. “El vicio del tabaquismo en nuestro medio tiene una alta incidencia aunque no hay estudios que demuestren la realidad”.

    Tanto hombres (78.9%) como mujeres (44.9%) consumen tabaco.

    Para el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS), la morbimortalidad, causada por el tabaquismo entre ella, el Cáncer de Pulmón, le corresponde el 5º lugar de todos los cánceres.

    Para el Hospital Oncológico del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), el Cáncer de Pulmón ocupa el sexto tipo de cáncer más frecuente, tratado en dicho Centro. Debido a lo anteriormente dicho, surge en 1993, la Clínica del Control del Tabaco, con el fin de dar atención adecuada y orientación necesaria a las personas que padecen algún de Patología asociada al consumo de tabaco.

  • ENFERMEDADES RELACIONADAS AL TABACO.

  • Afecciones pulmonares.

  • 1 - Enfermedad pulmonar obstructiva crónica. (EPOC)

    Es un estado patológico caracterizado por obstrucción de las vías respiratorias a causa de Bronquitis crónica o Enfisema. Esta obstrucción generalmente es progresiva, suele acompañarse de hiperreactividad de estas vías y ser parcialmente reversible; la mayoría de los pacientes con EPOC tienen características de ambos trastornos. Los tres factores etiopatológicos de esta enfermedad son: El tabaco, la polución atmosférica y la infección.

    • Bronquitis Crónica: Se define como un proceso respiratorio incapacitante, caracterizado por un gran aumento de la producción de moco en las glándulas traqueó bronquiales, que da lugar tos con expectoración durante al menos tres meses al año y durante más de dos años consecutivos.

    • Enfisema pulmonar: Se define como un trastorno pulmonar caracterizado por hiperinsuflación, con alteraciones destructivas de las paredes alveolares, que conduce a la pérdida de elasticidad pulmonar y disminución del intercambio gaseoso.

  • Afecciones cardiovasculares:

  • Cardiopatía isquémica: La OMS la define como incapacidad cardíaca, aguda o crónica, derivada de una supresión o de una disminución de aporte sanguíneo al miocardio consecutiva a procesos patológicos en el sistema arterial coronario. Hay diversos factores de riesgo entre los que encontramos: antecedentes familiares, edad, sexo masculino, hipertensión, tabaquismo, inactividad física. La arteriosclerosis es el principal proceso que puede originar isquemia coronaria.

  • Enfermedades cardiovasculares:

    Según la Página:

    www.url.edu.gt/otros sitios/no Tabaco/0202enfermedades.htm. Las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en España. El consumo de tabaco es uno de los principales factores de riesgo y es el responsable directo del 30% de todas las cardiopatías coronarias. Debido a su capacidad de favorecer la aparición de arteriosclerosis, los cigarrillos no sólo incrementan la mortalidad y la morbilidad por cardiopatía coronaria, enfermedad arterial periférica y dolencias cerebro-vasculares, sino también el riesgo de padecer angina de pecho y aneurisma aórtico.

    El consumo de tabaco, la hipertensión y la hipercolesterolemia son los tres factores que producen un mayor riesgo de cardiopatía coronaria. Sin embargo, el primero, cuando están presentes los otros dos, ejerce un efecto sinérgico sobre la muerte cardiovascular al potenciar los efectos de los otros agentes, y hace que la mo9rtalidad global sea superior a la derivada de la combinación de los efectos independientes de los tres factores.

    Cuando una persona deja de fumar disminuye su riesgo de fallecer por cardiopatía coronaria. Este peligro decrece con el tiempo de forma que, transcurrido un año desde que se ha abandonado el consumo, es ya mucho menor, y una vez transcurridos más de 15 años desde que se ha dejado de fumar, se acerca al de una persona que no lo ha hecho nunca.

  • Infarto Agudo de Miocardio (IAM):

  • Según la página: www.monografias.com/trabajos18/riesgos-tabaquismo/riesgos-tabaquismo.shtml es el resultado de isquemia miocárdica prolongada, precipitada en la mayor parte de los casos por un trombo coronario oclusivo, en el sitio de una placa aterosclerótica preexistente. Es una de las principales causas de muerte en los países industrializados.

  • Neoplasias asociadas al consumo de tabaco.

  • Cáncer de pulmón (Broncogeno):

  • Según la Página:www.esbeltic.com/enfermedadestabaco.html. El Cáncer de Pulmón lo causa el alquitrán y la nicotina que contiene el humo.

    La inmensa mayoría de los cánceres de pulmón, se deben a carcinógenos y promotores tumorales inhalados al fumar cigarrillo, el riesgo de padecer cáncer de pulmón se eleva aproximadamente unas 13 veces en los fumadores activos y 1.5 veces por la exposición pasiva a largo plazo al humo del cigarrillo.

    Según la OMS dentro del pulmón pueden formarse diferentes tipos de cáncer; pero los más comunes son las neoplasias primarias (88%), dentro de los cuales encontramos el Epidermoide o Broncogeno, el de células en avena, el adenocarcinoma y el de células grandes; el resto comprende los carcinomas indiferenciados.

    La probabilidad de sufrir cáncer de pulmón disminuye con el abandono del hábito de fumar; pero puede no volver nunca al nivel de los no fumadores.

    El 86% de los pacientes mueren en el transcurso de 5 años posterior al diagnóstico.

  • Cáncer de cavidad oral:

  • Representa el 5% de todos los tumores malignos del hombre y de estos, el 90% corresponde a Carcinoma epidermoide de la mucosa oral, como todas las demás formas de cáncer su etiología es oscura; pero contribuye el tabaco, el uso de tabaco sin humo (masticado, en bolas que mantienen en la boca.

  • Cáncer de laringe:

  • Es el segundo cáncer más frecuente del tracto respiratorio, el riesgo padecer cáncer de laringe aumenta con la cantidad y duración del consumo de cigarrillos, la mayor parte son de tipo epidermoide, más frecuente en hombres que en mujeres. Su localización más frecuente es en las cuerdas vocales.

  • Cáncer de esófago:

  • Los tumores del esófago se clasifican según el tipo celular: el epidermoide constituye el 80-85% de los cánceres de esófago, los adenocarcinomas representan el 5-10% y el resto son tumores indiferenciados. Están relacionados con el uso crónico de tabaco y alcohol que es el responsable del mayor porcentaje de casos.

  • Cáncer gástrico:

  • Es una enfermedad de distribución mundial, está relacionada principalmente con el consumo excesivo de sal, encurtidos, alta ingesta de nitratos, ingesta de alcohol y tabaco entre otras. La mayoría de cáncer de estómago son adenocarcinomas (85%), mientras el resto (15%) son linfomas no hodgkinianos y leiomiosarcomas. Cabe mencionar que en las últimas cinco décadas el cáncer de estómago ha presentado una disminución en su incidencia.

  • Cáncer de páncreas:

  • Más del 90% de los cánceres pancreáticos, son adenocarcinomas ductales y los tumores de las células de los islotes constituyen el 5 - 10% restante. Su localización es más frecuente la cabeza pancreática (70%), el cuerpo (20%) y la cola (10%). Se sabe poco sobre las causas del cáncer pancreático; pero el tabaquismo es el factor de riesgo que se ha observado en forma más constante y es dos tres veces más frecuente en fumadores que los no fumadores.

  • Cáncer de vejiga:

  • Son los más frecuentes del sistema urinario (90%) entre los adultos, sobre todo en varones; desde el punto de vista epidemiológico se han asociado a una amplia serie de carcinógenos y carcinógenos ambientales entre los que se encuentran los derivados del tabaco, fundamentalmente la aminas aromáticas. Tienen más riesgo de padecerlo las personas que tienen mayor tiempo de fumar y las que consumen mayor cantidad de cigarrillos, con relación dosis-efecto. El 90-95% de los cáncer de vejiga se dan en el epitelio de transición, los carcinomas epidermoides constituyen un 3%, los adenocarcinomas un 2%, y los tumores de células pequeñas representan <1%.

  • DEFINICIÓN DEL TABAQUISMO:

  • El tabaquismo es la adición al tabaco provocada, principalmente, por uno de sus componentes activos, la nicotina; la acción de dicha sustancia acaba condicionando el abuso de su consumo.

    EL TABAQUISMO:

    La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera al tabaquismo como la epidemia del Siglo XX por ser la primera causa prevenible de enfermedad en el mundo.

    El número de fallecidos por afecciones cardiovasculares en los últimos años, se ha incrementado y alcanza actualmente 180.000 por año.

    En Estados Unidos en los últimos años se observó una disminución progresiva del consumo de tabaco.

    En Europa el consumo de tabaco ha descendido entre los hombres; pero en ciertos países que poseen un nivel educativo menor e inestabilidad económica, se pueden encontrar incremento del consumo de tabaco.

    En los países en vías de desarrollo, el consumo de tabaco se ha incrementado, en particular en adolescentes y mujeres, que es donde se registra un aumento en la prevalecía del consumo de tabaco. En nuestro país los adolescentes tienen su primer contacto con el cigarrillo aproximadamente entre los 11 y 15 años y la mayor parte de adultos comenzaron a fumar a los 18 años.

    Como lo habíamos mostrado anteriormente, el tabaquismo está asociado a diferentes Patologías. En España se atribuye 39.800 muertes por dicha asociación. En Estados Unidos fallecen por año aproximadamente 400.000 personas.

    Datos proporcionados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) revelan que anualmente cinco millones de personas mueren en el mundo por el consumo de tabaco, 600 mil se registran en América Latina y El Caribe, y de esas, cinco mil estarían en El Salvador.

    Una encuesta realizada el año pasado reveló que un 32.5% de los jóvenes, entre 13 y 15 años, ya empezó a fumar, el 27% de ellos ha fumado alguna vez en su vida y un 58% dijo que es capaz de dejarlo si recibe ayuda.

    En ese contexto, la OPS, el Ministerio de Salud y otras organizaciones han iniciado una cruzada para poder impulsar la ratificación del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, ya que El Salvador es el único país de la región que no lo ha hecho.

    El asesor regional de Desarrollo Sostenible de la OPS, Harry Philippeaux, explicó la importancia de este convenio, diciendo que es "el primer tratado mundial de salud pública", el cual surgió de la necesidad de dotar de herramientas a los estados para que pudiesen reducir el tabaquismo y las enfermedades que desencadena.

    "De todos los fumadores, la mitad va a morir por una enfermedad asociada al tabaquismo, y el tabaquismo también afecta a los expuesto al humo", comentó el asesor.

    El Convenio Marco es promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cual fue firmado el 21 de mayo de 2003 y entró en vigencia el 27 de febrero de 2005, tras años de oposición e intentos de negociación de la industria tabacalera.

  • COMPONENTES DEL TABACO Y LOS EFECTOS DE CADA UNO DE ELLOS EN EL ORGANISMO.

  • www.monografías.com/trabajos18/riesgos-tabaquismo/riesgos-tabaquismo.shtml#biblio. En esta página se detallan algunos de los cientos de componentes que se encuentran en un cigarrillo, y los catastróficos efectos que éstos generan en tu organismo. Algunos productos se han añadido para proporcionar sabor, otros son “anestésicos” (para aliviar la irritación de tu garganta al inhalar el humo incandescente) y otros, simplemente, han sido incorporados por las tabaqueras a la composición del cigarrillo para multiplicar los efectos adictivos de la nicotina.

    Amoniaco: Componente de productos de limpieza.

    Arsénico: Veneno contenido en raticidas.

    Butano: Combustible doméstico.

    Cianuro: Empleado en la cámara de gas.

    Formaldehído: Conservante.

    Metano: Combustible utilizado en cohetes espaciales.

    Cadmio: Presente en baterías.

    Monóxido de carbono: Presente en los humos de escape de los vehículos.

    Monóxido de carbono:

    Es el mismo gas que sale del escape de un automóvil o de una caldera defectuosa. Es incoloro e inodoro. En concentraciones altas es mortal y en dosis bajas dificulta la oxigenación de las células, ya que bloquean la hemoglobina y por tanto desactiva los hematíes, las cuales ya no pueden trasladar el oxígeno durante largos períodos de tiempo. El cuerpo humano es capaz de eliminar rápidamente una gran cantidad de monóxido de carbono, por lo que la mayoría de las personas se sienten con más fuerza y energía al poco tiempo de dejar de fumar tabaco.

    Alquitrán:

    Es la sustancia oscura y pegajosa, encargada de llevar la nicotina y demás productos químicos del tabaco hasta nuestros pulmones. Podríamos decir que es el vehículo en el cual todos los vevenos presentes en el cigarrillo, viajan hacia nuestro torrente sanguíneo.

    Benceno, Radón y demás basura:

    Son productos químicos que nunca querríamos que estuviesen en nuestra casa, ya que causan cáncer. Está prohibido utilizarlos como componentes de artículos de uso doméstico: imaginemos el efecto conseguido inhalándolos.

    Nicotina:

    Es sólo una más de las sustancias peligrosas de los cigarrillos. Pero además es la responsable de que el tabaco sea tan adictivo. Los estudios científicos han demostrado que la nicotina presente en el tabaco, crea la misma adición que la heroína o la cocaína.

    A los 7 segundos de dar una calada, la nicotina alcanza nuestro cerebro. Esta droga actúa sobre unos receptores causando el “subidón” que nuestro cuerpo9 experimenta. Esto dispara varias respuestas en nuestro organismo: nuestro ritmo respiratorio y cardíaco aumenta y nuestros vasos sanguíneos se contraen.

    En el momento que apagamos el cigarro, es cuando mayor índice de nicotina tenemos en sangre. A la media hora, el nivel ha descendido notablemente y comenzamos a sentir los síntomas de adición. Los síntomas que se sienten entre un cigarrillo y el siguiente (un pequeño “síndrome de abstinencia”), cuasados por las bajadas y subidas del nivel de nicotina, hacen que padezcamos a su vez bajadas y subidas de estrés y ansiedad.

  • PRESIÓN ARTERIAL.

  • DEFINICIÓN.

  • wikipedia.org/wiki/Presi%C3%B3narterias. Según dicha página: La presión arterial la define como la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Se expresa en dos números: (1) el número superior o presión sistólica, que representa la fuerza con la cual el corazón late y (2) el número inferior o presión diastólica, que es la fuerza con la cual el corazón se contrae entre latido y latido.

    Según la página:www.nim.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003398. Es una medición de la fuerza que se aplica sobre las paredes de las arterias a medida que el corazón bombea sangre a través del cuerpo. La presión está determinada por la fuerza y el volumen de sangre bombeada, así como por el tamaño y la flexibilidad de las arterias.

    La presión arterial cambia continuamente dependiendo de la actividad, la temperatura, la dieta, el estado emocional, la postura, el estado físico y los medicamentos que se administren.

  • Según la página: wikipedia.org/wiki/hipertensi%c3%b3narterial

  • LOS FACTORES QUE AFECTAN LA PRESIÓN ARTERIAL SON:

    • Es en hombre. En las mujeres, el riesgo es mayor después de los 55 años.

    • Tiene más de 60 años. Los vasos sanguíneos se debilitan con los años y pierden su elasticidad.

    • Se enfrenta a niveles altos de estrés. Según algunos estudios, el estrés, la ira, la hostilidad y otras características de la personalidad contribuyen a la hipertensión; pero los resultados no han sido siempre uniformes. Los factores emocionales muy probablemente contribuyan al riesgo de ciertas personas que presentan otros factores de riesgo de hipertensión.

    • Sufre de sobrepeso u obesidad.

    • Usa productos de tabaco. El cigarrillo daña los vasos sanguíneos.

    • Usa anticonceptivos orales. Las mujeres que fuman y usan anticonceptivos orales aumentan considerablemente su riesgo.

    • Lleva una alimentación alta en grasas saturadas.

    • Lleva una alimentación alta en sodio (sal).

    • Bebe más de una cantidad moderada de alcohol.

    • Es físicamente inactiva.

    • Es diabética.

  • Según la Página:www.monografías.com/trabajos10/confind/confind

  • LAS MANIFESTACIONES CLÍNICAS SON:

    En general la hipertensión arterial por sí misma NO produce ningún síntoma.

    Por ello se dice que la hipertensión arterial, es una enfermedad traicionera, que sutilmente va minando nuestra salud hasta que el daño es tan grande que se expresa con complicaciones graves e irreversibles: pérdida de visión, parálisis, incapacidad para hablar o hacerse entender, etc.

    En ocasiones la hipertensión arterial se acompaña de algunos síntomas, que sin embarbo; no son específicos de la enfermedad y se deben a otros factores asociados.

    Aún siendo así, debe tomarse la tensión arterial cualquier persona que note algunos de estos síntomas:

    -Dolor de cabeza, sobretodo si aparece por la mañana, al levantarte, y se localiza en el occipucio.

    La función celular se realiza en forma constante, por lo cual es necesario un continuo aporte de nutrientes y un constante drenaje de metabolitos celulares. Para que esto sea posible, se necesita un flujo sanguíneo que asegure una adecuada perfusión tisular.

    Para poder manejar este fluido sanguíneo se requiere de una fuerza capaz de vencer la resistencia a la circulación. Dicha fuerza es producto de la actividad clínica del corazón, que determina una presión denominada presión arterial.

    Entonces, se entiende por presión arterial a la fuerza que ejerce la sangre sobre la superficie interna de las arterias, lo que determina a su vez una tensión en la pared respectiva.

    La presión arterial ejerce una fuerza de distensión, que empuja la pared del vaso hacia fuera, y es contrarrestada por una fuerza de contención que corresponde, precisamente, a la tensió0n de la pared del vaso. Cuando dichas fuerzas, distensión y contención, se equilibran, el radio del vaso considerado permanece constante. La presión arterial, la tensión y el radio, se relacionan entre sí en la ecuación.

    La presión arterial (PA) o tensión arterial (TA), es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar. Es un tipo de presión sanguínea.

    La presión arterial tiene dos componentes:

    • Presión arterial sistólica: corresponde al valor máximo de la tensión arterial en sístole (cuando el corazón se contrae). Se refiere al efecto de presión que ejerce la sangre eyectada del corazón sobre la pared de los vasos.

    • Presión arterial diastólica: corresponde al valor mínimo de la tensión arterial, cuando el corazón está en diástole o entre latidos cardíacos. Depende fundamentalmente de la resistencia vascular periférica. Se refiere al efecto de distensibilidad de la pared de las arterias, es decir el efecto de presión que ejerce la sangre sobre la pared del vaso.

    Cuando se expresa la tensión arterial, se escriben dos números separados por un guión, donde el primero es la presión sistólica y el segundo la presión diastólica.

    La presión de pulso es la diferencia entre la presión sistólica y la diastólica.

    Presión o tensión arterial:

    La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre al circular por las arterias, mientras que tensión arterial es la forma en que las arterias reaccionan a esta presión, lo cual logran gracias a la elasticidad de sus paredes. Si bien ambos términos se suelen emplear como sinónimos, es preferible emplear el de presión arterial. De hecho, su medida se describe en unidades de presión (por ejemplo, mm. de Hg).

    Presión arterial media:

    Que es la presión de valor constante, que asegura igual rendimiento hemodinámica que las presiones fluctuantes del ciclo cardíaco. Este valor se puede determinar en un paciente, sumando a la presión diastólica un tercio de la presión diferencial.

  • INSTRUMENTO DE MEDICIÓN:

  • 'Tabaco'

    La presión arterial se mide mediante un aparato denominado tensiómetro o esfigmomanómetro. Estos aparatos están compuestos por un manguito de tela que incorpora una goma hinchable y un sistema de medición que emplea son diferentes y, en base a ellos, se pueden distinguir diferentes tipos de tensiómetros o esfigmomanómetro.

    De mercurio: Consiste en una cubeta que contiene mercurio conectada a un tubo vertical de cristal, con un extremos abierto por donde sube el mercurio al inflar el manguito, el tubo hay una escala que va desde los 0 y los 300 mm/Hg (milímetros de mercurio). El sistema va conectado mediante un tubo de goma al mecanismo de inflado que consiste en una pera y una válvula que regula el paso del aire. Durante su uso debe estar en posición vertical sobre una mesa horizontal o mejor aun, colgado de una pared.

    Aneroide: Se trata de un mecanismo de resorte que se moviliza a una presión determinada y, de forma proporcional a esta, mueve una aguja en una esfera.

    Graduada en mmm/hg. Aunque viene bien calibrados de fábrica, son sensibles a la temperatura y la humedad por lo que se convierten recalibrados cada 6 meses.

    EDAD

    PRESIÓN SISTÓLITA

    HOMBRES MUJERES

    PRESIÓN DIASTÓLICA

    HOMBRES MUJERES

    16 - 18 AÑOS

    105 - 135 100 - 130

    60 - 86 60 - 65

    19 - 24 AÑOS

    105 - 140 100 - 130

    62 - 88 60 - 85

    25 - 29 AÑOS

    108 - 140 102 - 130

    65 - 90 60 - 86

    20 - 39 AÑOS

    110 - 145 105 - 140

    68 - 92 65 - 90

    40 - 49 AÑOS

    110 - 155 105 - 155

    70 - 96 65 - 96

    50 - 59 AÑOS

    115 - 165 110 - 170

    70 - 98 70 - 100

    60 - O MÁS

    115 - 170 115 - 175

    70 - 100 70 - 100

    CAPÍTULO III

    JUSTIFICACIONES,

    OBJETIVOS

    E HIPÓTESIS

  • JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

  • El consumo del tabaco o tabaquismo, continúa siendo un factor que afecta a las personas; principalmente en su salud, ya que se ha demostrado que es un hábito que produce enfermedades como son cardiovasculares, pulmonares y diferentes tipos de neoplasia; así como patologías asociadas al consumo de éste; sin embargo en El Salvador, se observa que la adición a esta droga afecta a un 50% de personas en especial jóvenes.

    Por lo tanto se realizo el presente trabajo, para evaluar el efecto que tiene el consumo de tabaco en la presión arterial, de personas jóvenes en edades de 20 a 25 años.

    Los conocimientos y datos aportados por este estudio, servirán a las autoridades pertinentes de la Universidad, para que elaboren programas para la prevención del consumo de tabaco; además será de utilidad para los jóvenes universitarios, para que puedan conocer el daño que ocasionan el consumo de tabaco en el cuerpo, y se anima a dejar esta adicción, que causa perturbaciones en el organismo con resultados fatales para el ser humano.

  • OBJETIVOS.

  • OBJETIVO GENERAL:

    • Evaluar el efecto del consumo del tabaco, sobre la presión arterial, en hombres con edades entre los 20-25 años, en la Universidad Evangélica de El Salvador, durante el período de julio a octubre de 2010.

  • OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

    • Comparar la presión arterial en los jóvenes antes y después del consumo de tabaco, para evaluar si existen alteraciones o no.

    • Identificar la prevalencia de las principales enfermedades asociadas al consumo de tabaco en hombres sanos en edades de 20 - 25 años.

  • HIPÓTESIS GENERAL:

  • El consumo del tabaco afecta la presión arterial, en los hombres con edades entre los 20-25 años, de la Universidad Evangélica de El Salvador durante el período de julio a noviembre de 2010.

    .

  • HIPÓTESIS ESPECIFICA 1:

  • Existe una diferencia significativa entre los valores de la presión arterial antes y después del consumo de tabaco en hombres con edades entre20 a 25 años.

  • HIPOTESIS ESPECÍFICA 2:

  • Existe prevalencia de las principales enfermedades asociadas al consumo de tabaco en los hombres con edades entre los 20 - 25 años.

    UNIVERSIDAD EVANGELICA DE EL SALVADOR

    FACULTAD DE MEDICINA

    LICENCIATURA EN ENFERMERIA

    'Tabaco'

    TEMA:Como influye el consumo de tabaco en los niveles de presión arterial, en hombres sanos con edades entre 20 a 25 años, en la Universidad Evangélica de El Salvador, durante el período de enero a octubre de 2010.

    CATEDRA: investigación aplicada a enfermería.

    FECHA DE ENTREGA: San Salvador 17 de Agosto de 2010.

    2