Super size me; Morgan Spurlock

Cinematografía norteamericana. Crítica social. EEUU (Estados Unidos). Salud. Obesidad. Comida basura. Dieta saludable

  • Enviado por: Rosa
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad

Engordame

'Super size me; Morgan Spurlock'

“Súper Size Me” es el título de un documental dirigido y protagonizado por Morgan Spurlock, en el que se estudia, denuncia y critica la clase de alimentos que ingiere el pueblo americano y se plantea si estos alimentos no son los que “están devorando” a esta nación, en la que, según Spurlock, se ha instaurado y masificado la “cultura de la gordura”, la “cultura del exceso”.

Las cifras hablan por si solas: el 37% de los niños/as y adolescentes estadounidenses tiene kilos de más y dos de cada tres adultos son obesos. Pero vayamos por partes y analicemos el porqué de esta situación y cómo se ha llegado a ella.

En primer lugar debemos tener en cuenta que el aumento de peso se produce cuando las calorías que se ingieren en las comidas y bebidas superan a las calorías que se gastan a través del metabolismo basal, el efecto térmico de los alimentos y la actividad física.

Este desequilibrio entre las calorías ingeridas y las gastadas tiene su origen en los cambios graduales que se han ido produciendo en un complejo conjunto de factores sociales. Las personas son ahora menos activas en todos los aspectos de su vida cotidiana: en el plano laboral debido al desarrollo de nuevas tecnologías y dispositivos se han facilitado las tareas más pesadas en el trabajo; también el tiempo libre se ha transformado en mucho más sedentario (video-juegos, DVD, Internet,….).

Igualmente han sufrido modificaciones los hábitos alimenticios, tales como la composición de la dieta, la educación nutricional, los programas de alimentación escolar, las comidas fuera de la casa que han aumentado considerablemente, y el tamaño de las porciones (menú “súper size” que aproximadamente contiene más de 4000 calorías por solo 50 centavos más).

Asimismo, el cambio producido en la forma de diseñar y construir a las comunidades en las que ,a menudo, existe una falta de recursos que alienten estilos de vida activos, como por ejemplo, con aceras y senderos para caminar, parques, zonas de recreo, etc. también es otro factor a tener en cuenta.

Por último no hay que olvidar los factores genéticos y psicosociales en el desarrollo del sobrepeso y la obesidad.

La obesidad en la infancia

Pero lo verdaderamente sangrante de todas las críticas que hace el documental es todo lo que concierne a la educación alimenticia en la infancia.

Es especialmente llamativo ver como los niños y niñas en un autoservicio de comedor escolar eligen dos bolsas de patatas fritas y un refresco de cola para comer y la cuidadora del ese comedor arguye que el alumnado está muy bien preparado para elegir la comida que les conviene.¡..! y me pregunto ¿a quien se le ocurrió y porqué poner máquinas de refrescos y pizzas, hamburguesas, etc. en un comedor escolar y más aún con autoservicio? por si fuera poco y como dato, en USA el agua mineral embotellada es más cara que los refrescos de cola;

Los atropellos mercantilistas de las grandes empresas de alimentación que ponen su objetivo publicitario en los niños y niñas son espeluznantes. Lo único que buscan es un mayor beneficio económico sin pensar en el bienestar y la salud de sus clientes.

Entre sus ofertas encontramos juguetitos de regalo en el menú infantil, grandes fiestas de cumpleaños, un payaso muy simpático al que los niños estadounidenses conocen como si fuera de su familia, parques infantiles maravillosos gratuitos dentro del mismo establecimiento y un largo etc. que buscan por un lado atrapar a los padres como consumidores indirectos y por otro despertar el interés en los niños y niñas y sembrar las bases para que sigan siendo clientes habituales cuando sean mayores al dejar en ellos recuerdos agradables de su infancia .

Otro punto criticable de cara a la infancia y la juventud es la degradación de la educación física en la escuela; si bien, grandes instituciones deportivas y de salud americanas recomiendan que las personas de toda edad acumulen un mínimo de 30 minutos o más de actividad física moderada casi todos los días de la semana, las horas lectivas de gimnasia en los colegios americanos se reducen a 30 minutos semanales… y un largo etc. que hace de los más jóvenes caldo de cultivo para la obesidad mórbida que se ha instaurado en USA.

¿Y el gobierno estadounidense que hace ante esta situación?

Pues mantiene una actitud ambigua y mira hacia otro lado; ya que aunque legisla en pro de hábitos alimenticios sanos respetando la pirámide de alimentación con campañas publicitarias y de formación e información, también se deja querer y “cabildear” por los lobbys de las grandes empresas alimenticias para que no apruebe leyes que puedan perjudicarles, de ahí las maquinas expendedoras de refrescos y golosinas en los centros educativos, de ahí también la oposición que hizo en el año 2004 al plan que planteo la OMS para combatir la obesidad. En este plan la Organización Mundial de la Salud planteaba que la obesidad era una de las causas principales de las enfermedades no contagiosas y la catalogaba como una epidemia que afectaba a más de 300 millones de personas. Entre las conclusiones del informe destacaba que “…..en la mayoría se de los países está ocurriendo un profundo cambio en el equilibrio de las causas principales de mortalidad y las enfermedades. En todos los países, la evidencia actual indica que los factores determinantes de enfermedades no contagiosas son en esencia los mismos. Estos incluyen consumos desproporcionados de alimentos de alto nivel de densidad de energía pobres de nutrientes, que son ricos en grasas, azucares y sal; niveles reducidos de actividad física…”. Asimismo el informa abogaba por una reducción del consumo de grasas en general y cambiar a grasas no saturadas, reducción del consumos de sal y azucares refinados que se usan como aditivos y enfatizar el consumo de alternativas saludables como frutas, verduras, granos, etc…también pedía que la industria alimentaria emprendiese iniciativas para modificar el contenido de grasa, azúcar y sal de los alimentos procesados y replantear la manera en que se hacían sus campañas publicitarias para que pudiesen influir en la consecución de buenos hábitos alimenticios.

Pero con las grandes industrias alimentarias habíamos topado, no solo no estaban dispuestas a aceptar la más mínima crítica a sus actividades sino que además en cuanto se publicó el borrador del informe, la GMA “Grocery Manufactures of América” entre cuyos representados están Heinz, Coca-cola, etc presionó al gobierno de Bush para que atacara el contenido del informe y les defendiera. Así, en una carta enviada a la ONU por el asistente especial del Ministerio de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, se ponía en tela de juicio toda la base científica del informe de la OMS. Negaba que las empresas alimenticias hubiesen creado publicidad de alimentos nocivos dirigida a los niños. Y también se opuso a que se mencionaran concretamente los alimentos que contienen niveles elevados de grasa, sal y azúcar.

Además escribió que “el gobierno de Estados Unidos promovía la idea de que todos los alimentos forman parte de una dieta saludable y balanceada y apoya la capacidad del individuo para escoger una dieta que conduce al balance de la energía, al control de peso y a la salud”. Y para rematar la faena dijo que el problema no se podía resolver por decreto del gobierno.

Este es solo un ejemplo de como las grandes industrias alimentarias y sus lobbys mantienen a raya al gobierno de USA y tratan de engañar cínicamente a los consumidores con su publicidad presentando sus productos de la mejor manera posible, utilizando métodos tan poco ortodoxos como la tergiversación de la ciencia; así en 1978 el ILSI “ Internacional Life Sciences Institute” formado por Coca-cola, Pepsi, Heinz, Procter&Gamble entre otros declararon que: “al consumo de azúcar se le vincula injustamente con la frecuencia de la obesidad y abogamos para que se conduzcan los estudios sobre como la glucosa juega un papel importante en facilitar los procesos cognitivos” .-en otras palabras que si te tomas una coca-cola aprenderás más y mejor: otro engaño denunciado es la película es que los menús llamados Light tiene el mismo número de calorías que los normales( si hasta las ensaladas llevan azúcar¡¡¡¡¡¡¡¡)

Lo que si es científicamente demostrable es que la obesidad en USA ha aumentado en las últimas décadas de una manera dramática y que este aumento coincide con el aumento de restaurantes de comida rápida.

Los Estados Unidos de América, la 1º potencia mundial, También En Obesidad.

¿Pero es un problema focalizado única y exclusivamente en USA?

Los hábitos alimentarios nacen en la familia, pueden reforzarse en el medio escolar y se contrastan en la comunidad en contacto con los iguales y con el medio social, es decir los hábitos alimentarios de los países son la expresión de sus creencias y tradiciones y están ligados al medio geográfico y a la disponibilidad alimentaria.

Los factores que condicionan los hábitos alimenticios son de tipo económico, religioso, psicológico y pragmático. Sufren las presiones del marketing y la publicidad ejercida por las empresas agroalimentarias.

Aunque los hábitos de Europa y USA son muy diferentes, sobre todo en alimentación, al menos en la gente mayor, no lo son tanto entre los jóvenes, que cada vez acuden más y a más temprana edad a estas cadenas de fast food y el riesgo es latente, por que nos guste o no la comida rápida forma parte de nuestro entorno: preparación sencilla, accesible, barata, consumo fácil (panes blandos y carnes trituradas), saciedad inmediata y gratificante. Su perfil nutritivo puede definirse como hipercalórico, hiperproteico y con un gran contenido graso.

Entre 1984 y 1993 la cantidad de restaurantes de comida rápida en gran bretaña aumento un 100% lo mismo que la tasa de obesidad de las persona adultas en dicho país.

La dieta española tiene como ventaja frente a otros países europeos, la presencia de un mayor consumo de vegetales (legumbres, verduras, ensaladas y frutas), un mayor consumo de pescado (España es el segundo país del mundo consumidor de pescado después de Japón), y el uso de aceites de origen vegetal para cocinar (con predominio del aceite de oliva). Su situación geográfica le permite estar encuadrada entre los países consumidores de la dieta mediterránea, considerada como muy saludable y equilibrada.

Aunque el caso de España no llega a ser tan grave (el 15% de los españoles son obesos y el 38% sufre sobrepeso) nuestros hábitos de vida están cambiando y se van asemejando cada vez más a los estadounidenses, por lo que no hay que bajar la guardia.

En América Latina, que al ser vecinos de USA el efecto es más inmediato, se asocia determinado tipo y marca de comida a un estándar de vida…“El sueño Americano”, lo que conlleva una tendencia hacia ese tipo de alimentación.

Otro de los cambios sociales que se están produciendo en nuestra sociedad es la presencia, cada vez más numerosa, de ciudadanos de otros países que se integran en nuestra población con las expectativas de mejorar sus condiciones de vida. Muchos de ellos vienen de una cultura alimentaria de subsistencia (todo lo que se pueda comer se ha de comer) y se han encontrado con una cultura diametralmente opuesta, la cultura de la opulencia.

Este cambio es difícil de asimilar y las consecuencias suelen ser un aumento de la obesidad entre estas capas de población.

Este último aspecto se generaliza a todos los países donde la población que más obesidad sufre es la que menos recursos socioeconómicos tiene.

Volviendo a Estados Unidos veremos que el mayor incremento de la obesidad se ha producido en niños y de raza hispana, en los estados y barrios mas desfavorecidos económicamente. Así Texas el estado mas al sur de USA, tiene entre sus ciudades a Houston, la ciudad con mas obesos de América. Houston es una ciudad que cuenta entre su población con muchos inmigrantes sobre todo hispanos (mejicanos) casi el 40 %, que sufren las consecuencias tanto económicas, como sociales y culturales de esta gran urbe y lo que ha desencadenado la aparición y desarrollo de la obesidad mórbida en un numero elevado de personas.

¿Que consecuencias acarrea esta situación?

  • Mayor gasto en sanidad para atender esta enfermedad y las derivadas de ella (diabetes, hipercolesteremia, intervenciones quirúrgicas para reducir el estomago, psicólogos psiquiatras, etc…)

  • Descenso en la esperanza de vida en la sociedad norteamericana al aparecer cada vez más pronto enfermedades de carácter circulatorio al desarrollarse la obesidad en edades cada vez más tempranas. Se estima que el año 2050 la esperanza de vida americana descenderá rompiendo la tendencia de los últimos 200 años; es decir que los hijos de los actuales norteamericanos va a vivir menos que sus padres.

  • Incluso el ejercito americano se esta viendo afectado por esta enfermedad, pues no pueden reclutar personal suficiente. Dos de cada diez hombres y cuatro de cada diez mujeres en edad de ser reclutados pesan demasiado como para incorporarse a las fuerzas armadas. ( *)…

¿Existen soluciones?

Comer bien y comer sano es mucho más caro que la comida basura. Por tanto la solución al problema económico de la obesidad creo que estaría en equilibrar el precio entre comida sana y comida basura. Una idea seria poner tasas a la comida basura y rebajar el precio de los alimentos sanos nutritivamente hablando, para ir cambiando los hábitos alimenticios de la población.

Seguir con las campañas de sensibilización alimentaria, aunque vemos que hasta ahora se ha conseguido el efecto contrario. Pienso que este aspecto esta relacionado a que no entendemos la obesidad como una enfermedad mortal y menos asumimos que nuestros hijos y nietos van a tener un vida mas corta que la nuestra debido a la obesidad, pues es algo demasiado lejano y poco tangible.

Instar a las grandes empresas de alimentación a que cambien de forma de actuar: no a la publicidad engañosa, no a reclamos atractivos para los niños/as, no a productos adictivos en sus productos,.. Demasiado bonito para ser verdad. Estas empresas dependen de sus accionistas, que son los que invierten y estos a su vez quieren ver resultados económicos y cuantos más mejor.

Y si para compensar la ingesta elevada de calorías están el deporte, la actividad física, etc. nos encontramos de lleno con las empresas del ocio sedentario que tampoco estarán dispuestas a disminuir sus ventas y mermar sus beneficios, y para ello utilizaran todas sus armas publicitarias.

Nos quedaría la investigación científica y esperar a ver si se consigue pronto el remedio para esta enfermedad. Los resultados científicos son a medio-largo plazo y no es rentable invertir, pero debemos potenciar los equipos de investigadores pues serán los únicos que encontraran la solución a este problema de “peso”.

Por último quiero recordar unos datos que se muestran en la película “Súper size me” y que son bastante elocuentes:

  • 46 millones en el mundo están siendo alimentadas con “Mc Donalds”

  • 17 millones de estadounidenses padecen diabetes tipo 2

  • 92 billones de dólares invirtió el gobierno americano en 2002 por costos derivados de esta enfermedad

  • 1,4 billones invierte Mc Donalds en propaganda, dirigida en su mayoría a niños.

  • Dos tercios de la población norteamericana sufre sobrepeso

  • 100 millones de norteamericanos sufren sobrepeso u obesidad

  • ………………………………..

Y mientras ¿estamos alimentando una futura sociedad enferma?

Y en el tercer mundo los niños se siguen muriendo de hambre

Colofón

Súper size me es un documental entretenido, ágil, que trata a modo de experimento pseudo científico como influye la comida basura en nuestro organismo; Spurlock se erige en conejillo de indias, y tras pasar controles médicos que certifican su buen estado de salud, esta durante 30 días comiendo solo alimentos de “MC Donalds”. Al final de los 30 días su organismo sufre las consecuencias de esta alimentación.

Se eligió esta cadena alimenticia por la publicidad tan agresiva de la que hace gala, pero bien se podría haber cogido otra y los resultados hubieran sido los mismos o similares.

El documental resulta esclarecedor en algunos aspectos (cifras de obesidad, cultura alimenticia, etc), urticante en otros (manipulación de los niños para el enriquecimiento de ciertas empresas, etc…) y hasta incluso un poco gore en otros (operación de reducción de estómago) pero sobre todo me ha hecho pensar…

¡¡¡¡Que rico esta el jamón ibérico en una rebanada de pan con tomate, ajo y aceite de oliva¡¡¡¡¡

Madrid 22 de noviembre de 2007

Rosa María Villalba Orgaz

'Super size me; Morgan Spurlock'

Rosa María Villalba Orgaz

Magisterio Infantil 1º B

Grupo Santa Isabel