Suiza

Territorio. Recursos. Clima. Recursos naturales. Flora. Fauna. Población. Religión. Idiomas oficiales. Instituciones culturales. Economía. Industria. Moneda. Transporte. Gastronomía

  • Enviado por: Sabina
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 12 páginas

publicidad

SUIZA

'Suiza'

AGENCIAS DE VIAJES

PROJECTO INTEGRADO

INDICE

  • Pagina 3: Introducción, territorio y recursos y clima.

  • Pagina 4: recursos naturales, flora y fauna, población, características de la población, ciudades principales, religión.

  • Pagina 5: lenguas oficiales y habladas, instituciones culturales, museos arte y economía.

  • Pagina 6: agricultura y selvicultura, pesca e industria.

  • Pagina 7: moneda y banca, comercio y transportes.

  • Pagina 8: historia y qué visitar.

  • Pagina 9: gastronomía y curiosidades.

  • Pagina 10: monumentos.

  • Pagina 11: Bibliografía.

'Suiza'

INTRODUCCIÓN: Es una república federal al oeste del centro de Europa, limita al norte con Francia y Alemania, al este con Austria y Liechtenstein, al sur con Italia y al oeste con Francia. El país tiene una superficie de 41.285 km². Su ciudad más grande es Zurich y su capital es Berna.

TERRITORIO Y RECURSOS: Suiza es uno de los países más montañosos de Europa; los Alpes ocupan más del 70% de su territorio, en los sectores central y meridional, mientras que el Jura lo hace en el noroeste. Los Alpes suizos forman parte del mayor sistema montañoso de Europa y son famosos por sus picos con formas puntiagudas y sus gargantas escarpadas. Hay varias cadenas dentro de los Alpes, como la cadena Penina, que contiene el pico más alto de Suiza, el monte Dufourspitze (4.634 m), en el macizo del Monte Rosa. Los Jura (palabra celta que significa 'bosque') son más bajos y más reducidos que los Alpes y son famosos por las numerosas pistas de esquí nórdico que atraen a numerosos visitantes. La reconocida industria relojera suiza comenzó en las localidades de los montes Jura.

Entre los dos sistemas montañosos se encuentra la meseta suiza, con una altitud media de 395 m y con 50 km de anchura; se extiende desde el lago Léman (en alemán, Genfersee), en el extremo suroccidental, hasta el lago Constanza (en alemán, Bodensee) en el noreste. La meseta está salpicada por colinas. Entre las cordilleras de los Alpes y del Jura también hay largos valles conectados por gargantas transversales; uno de estos valles es el Engadine, recorrido por el río Inn, en el sureste. Casi por todos los valles suizos discurren ríos, a veces interrumpidos por cataratas pintorescas, como los saltos de Staubbach (aproximadamente 300 m) en el cantón de Berna. El principal sistema fluvial es el formado por el Rin y sus afluentes. Otros ríos importantes son el Ródano y el Tesino; sin embargo, los ríos suizos no son navegables en distancias apreciables. Suiza es famosa por sus lagos, en particular por los de la región alpina, conocidos por su belleza paisajística. Además del lago Léman y del lago Constanza, otros lagos destacados son: el lago de Lugano y el lago Mayor (o Maggiore), en el que se encuentra el punto más bajo de Suiza (194 m sobre el nivel del mar), cuya superficie se extiende por territorio italiano, y los lagos de Neuchâtel, de los Cuatro Cantones, de Zurich (en alemán, Zürichsee), de Brienzersee y Thunersee, que están por completo en Suiza.

'Suiza'
CLIMA: En la meseta y en los valles más bajos de Suiza domina un clima templado, con una temperatura anual cuyo promedio es de 10ºC; la temperatura disminuye 1,7ºC al ascender 300m de altitud. La precipitación también varía según la altura; en la meseta y en los valles más bajos la precipitación en forma de lluvia es de 900 mm anuales; las regiones más altas reciben más cantidad. La mayoría de las precipitaciones se dan durante el invierno en forma de nieve; los picos de las montañas superiores a 2.750 m están cubiertos de nieve durante todo el año. En las mayores alturas hay también grandes glaciares, especialmente, en los Alpes.

RECURSOS NATURALES: La energía hidroeléctrica es el principal recurso natural de Suiza. Los únicos recursos minerales abundantes son el granito, la caliza y otras piedras de construcción y la sal; también se encuentran pequeños depósitos de minerales de hierro y manganeso. Los recursos agrarios son limitados, ya que la mayoría de los suelos son rocosos o están lixiviados.

FLORA Y FAUNA: En las tierras bajas y en la meseta suiza crecen plantas y árboles mediterráneos, como palmeras, magnolios, castaños, nogales, manzanos, perales, cerezos y almendros. El 28,6% de la superficie total de Suiza está cubierta por bosques de gran productividad, por lo general en alturas comprendidas entre los 550 y los 1.980m.

Las gamuzas y las marmotas habitan en las regiones alpinas. En los bosques se pueden encontrar zorros y muchas especies de aves, como el pájaro carpintero o el arrendajo azul. La trucha es común en los ríos de montaña y el salmón es frecuente en cualquier curso fluvial.

POBLACIÓN: En conjunto la población suiza es de descendencia alpina, nórdica, eslava o dinárica. La composición étnica de Suiza está definida generalmente por las comunidades lingüísticas principales: alemanes, franceses, italianos y réticos (reto románico). Menos del 10% de la población está compuesta por otros grupos étnicos, como españoles y turcos.

CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN: Suiza tiene una población (según estimaciones para 1998) de 7.260.357 habitantes, lo que supone una densidad de 176 hab/km², aunque desigualmente distribuida, con las principales concentraciones en la meseta suiza. Se considera que el 62% de la población es urbana, pero la mayoría vive en pequeñas ciudades. El crecimiento de la población es lento y el excedente de trabajo permite la llegada de trabajadores extranjeros y sus familias que suponen alrededor del 15% de la población.

CIUDADES PRINCIPALES: La capital de Suiza es Berna. Otras ciudades importantes son Zurich (365.043 habitantes), la mayor ciudad de Suiza y destacado centro financiero; Basilea (178.428 habitantes), centro comercial notable por la producción de textiles y ropa; Ginebra (171.042 habitantes), centro cultural, financiero e industrial destacado por la relojería y la joyería; y Lausana (128.112 habitantes), nudo ferroviario y centro de la fabricación de artículos de hierro.

RELIGIÓN Aproximadamente el 48% de la población de Suiza es católica y el 44%, protestante. Los judíos y otros grupos forman una pequeña minoría. Se garantiza la libertad de culto. En 1973 un referéndum revocó los artículos de la Constitución que prohibían la Compañía de Jesús y la fundación de nuevas órdenes religiosas. Varios cambios importantes de la Reforma protestante del sigloXVI tuvieron lugar en Suiza; en especial, es de destacar el papel de Juan Calvino que desarrolló algunas de sus teorías en Ginebra.

LENGUAS OFICIALES Y HABLADAS Los idiomas oficiales de Suiza son el alemán (hablado por el 65% de la población), el francés (18%) y el italiano (10%). Menos del 1% de la población habla el cuarto idioma nacional, el rético, una lengua románica. En la mayoría de los cantones el idioma más hablado es el alemán suizo, un dialecto que difiere ampliamente del alemán escrito y del resto de los dialectos alemanes. Sin embargo los periódicos y revistas se publican en alemán culto (Hochdeutsch) que es además el idioma más utilizado en producciones de teatro, cine y televisión. El francés se habla comúnmente en los cantones de Friburgo, Jura, Vaud, Valais, Neuchâtel y Ginebra mientras que el italiano predomina en el cantón de Tesino. El rético se habla principalmente en el cantón de Graubünden (Grisones).

INSTITUCIONES CULTURALES: La cultura suiza ha hecho importantes contribuciones a la literatura, al arte y a la música. Es una amalgama de las culturas alemana, francesa e italiana incorporadas a las particularidades propias de cada región lingüística suiza y el resultado es una cultura autónoma matizada por las diferencias dialécticas y la influencia cultural que cada zona ha recibido. Desde las primeras épocas Suiza ha estado expuesta a muchas influencias extranjeras y ya en la edad media el país había conseguido un elevado nivel cultural. Destacó la cultura carolingia, y en particular la pintura y la arquitectura románicas; el monasterio de Sankt Gallen fue un importante centro de la cultura occidental. Desde entonces se asimilaron la mayoría de las tendencias europeas, como el humanismo y las propias de la Reforma y Ulrico Zuinglio, otro dirigente religioso suizo del siglo XVI, causaron un enorme impacto en la cultura del país. Sin embargo, en el siglo XVIII la cultura suiza se hizo más internacional. En la Suiza contemporánea destacan el teatro y la música; el Stadttheater (Gran Teatro) de Basilea (Teatro Municipal de Basilea), el Stadttheater de Berna, el Grand Théâtre de Ginebra, el Théâtre de la Comédie de Ginebra y el Théâtre Municipal de Lausana son los principales centros dramáticos; en el campo de la música destaca particularmente la Opernhaus (Ópera) de Zurich, el centro operístico municipal.

MUSEOS El Museo Nacional, en Zurich, alberga la más importante de las grandes colecciones históricas de Suiza. Los museos de bellas artes de Basilea, Berna y Zurich exhiben colecciones de autores alemanes de los siglos XV y XVI, holandeses y flamencos de los siglos XVII y XVIII, impresionistas franceses del siglo XIX y obras de europeos contemporáneos.

ARTE: Un gran número de artistas suizos ha conseguido reconocimiento internacional a lo largo de los siglos. Entre ellos destacan los pintores Konrad Witz, Henry Fuseli, Arnold Böcklin, Ferdinand Hodler y Paul Klee. También son mundialmente famosos el escultor Alberto Giacometti y el arquitecto Le Corbusier.

ECONOMÍA: Suiza tiene una economía industrializada muy desarrollada y el nivel de vida más elevado del mundo. En 1997 el producto interior bruto era de 255.265 millones de dólares. En la actualidad los sectores dominantes de la economía suiza son el comercio, los servicios (en especial la banca y las finanzas) y el turismo, y suponen el 59% del empleo total. A estos sectores les siguen la industria, energía, minería y construcción (33%), y agricultura, selvicultura y pesca (5%). El presupuesto anual nacional de 1996 establecía 66.968 millones de dólares en ingresos y 77.746 millones de dólares en gastos.

AGRICULTURA Aunque Suiza es autosuficiente en productos cárnicos y cereales, ni el suelo ni el clima favorecen la agricultura, por lo que el país tiene que importar la mayoría de los alimentos que consume y dar importantes subvenciones a los agricultores. La mayoría de los campos de cultivo son empresas familiares y de tamaño pequeño, la producción de los alimentos exige mucho: por un lado, los consumidores son siempre más críticos en cuanto al producto, por otro lado, reclaman precios asequibles. La demanda de productos biológicos que cuesten poco es tan grande que los distribuidores del país se han visto forzados a ofrecer una gran selección de productos biológicos en sus surtidos

SELVICULTURA Y PESCA: La producción de madera en Suiza es de 4,50 millones de m³ anuales (en 1997), pero la industria se ha visto perjudicada por la contaminación del aire, que ha causado daños en más del 35% de los bosques del país. La mayor parte de la madera se utiliza en las serrerías, así como para fabricar papel. La pesca tiene una importancia menor, con capturas de peces como el salmón o la trucha, principalmente en los lagos Léman, Neuchâtel.

INDUSTRIA La industria engloba al 33% de la población activa suiza. Las principales producciones son las de maquinaria de precisión, máquinas herramienta, productos farmacéuticos y relojes (anualmente se exportan alrededor de 28 millones de relojes). Otras manufacturas destacadas son los textiles, la ropa, el calzado, los productos químicos, metales refinados, alimentos (especialmente chocolate), artículos de madera y papel. La artesanía suiza, como las cajas de música, los bordados, los encajes y los objetos de madera tallados, es muy apreciada.

MONEDA Y BANCA La unidad monetaria de Suiza es el franco suizo, dividido en 100 céntimos (1,45 francos equivalían a 1 dólar estadounidense en 1997). El banco emisor es el Banco Nacional Suizo de carácter semiprivado, en el que toman parte los cantones, otros bancos e individuos privados. Suiza es un importante centro financiero internacional; sus bancos atraen depósitos privados y de grupos financieros de todo el mundo, debido a la estabilidad política y financiera y a que se garantiza el tradicional secreto en las transacciones bancarias. La banca privada es una de las principales fuentes de ingresos del país. Zurich es el principal centro bancario; los bancos comerciales más destacados son el Banco de la Unión de Suiza, la Corporación Bancaria Suiza, el Banco de Crédito Suizo y el Banco Leu. Hay seis bolsas de valores; la Bolsa de Zurich es una de las mayores de Europa y la ciudad es también el principal centro comercial del oro.

COMERCIO. Las principales importaciones son maquinaria, equipamiento de transportes, petróleo crudo y refinado, metales preciosos, alimentos, hierro, acero y productos químicos. Las exportaciones más notables son maquinaria, productos farmacéuticos, textiles, relojes y metales preciosos. Suiza comercia principalmente con Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña, Estados Unidos y Japón. La desfavorable balanza comercial se compensa con los ingresos de las denominadas 'exportaciones invisibles': los servicios financieros y el turismo; el último es en la actualidad una de las principales fuentes de ingresos de divisas y de creación de empleo en Suiza.

TRANSPORTES: Suiza tiene alrededor de 5.175 km de vías férreas, de las que aproximadamente el 57% son de propiedad estatal, casi todo el sistema que controla el gobierno nacional está electrificado. La mayoría del tránsito ferroviario entre Francia e Italia atraviesa Suiza; se está construyendo una línea internacional que une Basilea y la ciudad italiana de Milán. Suiza tiene 71.048 km de carreteras, de las que 1.515 km son autopistas. Existen aproximadamente 508 vehículos por cada 1.000 habitantes, de los que más del 90% son automóviles privados; autobuses de línea regular conectan las regiones más inaccesibles.

Hay tres túneles en las carreteras alpinas, entre los que se encuentra el paso de san Gotardo de 16,32 km, el túnel de carretera más largo del mundo. También hay numerosos túneles de ferrocarril que atraviesan los Alpes y se proyectan otros para aligerar el tránsito de las autopistas. En febrero de 1994 los votantes suizos celebraron un referéndum sobre asuntos de contaminación atmosférica y acústica y aprobaron por una estrecha mayoría la prohibición del tránsito de camiones pesados en toda Suiza, que entrará en vigor en el año 2004; esta medida, fuertemente criticada por muchos gobiernos europeos, pero también considerada como una importante medida ambiental, obligará a que los grandes camiones crucen el país en tren.

La Swissair, de propiedad conjunta del gobierno federal, de los cantones y de inversores privados, proporciona transporte aéreo tanto nacional como internacional. Aunque Suiza no tiene salida al mar, la marina mercante suiza (creada por decreto del gobierno federal en 1941) consta de 17 buques de altura y de 280 barcazas fluviales que operan desde puertos extranjeros y desde el puerto de Basilea.

HISTORIA: Durante el periodo de expansión del Imperio romano el territorio de la actual Suiza estaba habitado por los helvéticos en el oeste y por los réticos, un pueblo que se cree emparentado con los etruscos, en el este. Las legiones romanas bajo el mando de Julio César dominaron la región, que se empezó a conocer con el nombre de Helvetia (Helvecia), en el siglo Ia.C., y la romanizaron completamente. Los burgundios y los alemanes, que entre otros pueblos protagonizaron la primera oleada de invasiones germánicas en el siglo IXd.C., ocuparon Helvetia.

¿QUÉ VISITAR?: Bienvenido en el país de vacaciones, que ofrece a sus huéspedes sensaciones auténticas: desde el espectacular panorama alpino y el aroma de nuestros prados alpinos hasta un baño refrescante en una piscina natural. También los habitantes de Suiza son, al igual que su país, típicos y característicos. Las subidas tradicionales con las vacas a los pastos de alta montaña, una tradicional fiesta de lucha o la visita a una quesería son sólo algunos ejemplos de muchas atracciones naturales inolvidables.

Vacaciones de invierno: Donde la nieve silenciosamente murmura, el estrés diario se torna en calma y apacibilidad. Sea que deje deslizar su alma en vertiginosa velocidad por las faldas de las montañas blancas de nieve o que prefiera tomar un profundo respiro de aire alpino en los picos del descanso, sea como fuese un invierno en Suiza deja olvidar todo lo demás.

En las montañas: Hay algo más típico de Suiza que el chocolate, los relojes y el monte Cervino.

Sí, la variedad de esta tierra. Sentir la majestuosidad del mundo de montaña recorriéndolo a pie, atravesar en bici un valle recóndito repleto de fragancias de hierbas aromáticas o dejarse llevar cómodamente por el traqueteo de un barco de vapor sobre un lago: el paraíso natural de las experiencias en Suiza siempre parecen auténtico y cada vez ofrecerá una perspectiva sorprendente.

Regiones de verano; Unos arroyos cristalinos de montaña desembocan a través de saltos de caballo espectaculares en lagos azules profundos. Gargantas escarpadas y pantanos silenciosos, sensaciones naturales por doquiera. Aquí, el paisaje y la belleza natural aún son intactos y accesibles.

Excursiones acogedora caminata con la familia a lo largo de un río, una difícil excursión de alta montaña o sino una estancia en la montaña para practicar senderismo.

LA GASTRONOMÍA: La especialidad nacional es la fondue, una mezcla de quesos gruyère y vacherin fundidos, con vino blanco, kirsch y un poco de ajo. Otros quesos suizos famosos son el emmental y el tête de moine. Existe una gran variedad de salchichas y salami en cada región: landjäger, beinwurst, engadinerwurst, leberwurst (paté), kalbsleberwurst (paté de higado de ternera), y knackerli. Suiza ofrece una amplia variedad de vinos que se pueden disfrutar en cualquier punto del país, así como la cerveza nacional. También se consume mucha agua mineral embotellada, la marca local es Henniez.
Los bares y salones de cóctel tienen suelen tener servicio de mesa o barra y aunque existen muchos bares de autoservicio, lo normal es que haya servicio de camareros.
Especialidades nacionales:

• viande sechée (carne seca de vaca o cerdo) de la región de Valais y de Grisons donde reciben el nombre de Bündnerfleisch y que se sirve con cebolla.
papet vaudoir (puerros y patatas).
pieds de porc (estofado de manos de cerdo).
• rösti (patatas fritas).
fondue Bourguignonne (carne en cubos con salsas varias).
Leckerli (pastelitos de miel con azúcar glasé decorados en Berna con un oso de azúcar blanco).
Fasnachtküchli (pastelitos espolvoreados con azúcar típicos de Semana Santa).
Gugelhopf (tarta esponjosa con un agujero en el centro).
Schaffhausen (pasteles rellenos de crema).

Bebidas nacionales:
Cerveza, Kirsch, Marc, Pflümli y Williams (licor).

Propina: Por ley todas las facturas de hoteles, restaurantes, cafeterías, bares, taxis y peluquerías incluyen un cargo por servicio, por lo que no hay que dejar propina.

CURIOSIDADES

CHOCOLATES SUIZOS LINDT: La fabrica de chocolates Lindt & Sprungli fue fundada en 1845, lo que le permite orgullosamente decir que es una de las compañías más antiguas del mundo en la producción de chocolates.

La ideología de la casa Lindt & Sprungli es darse a conocer la calidad de sus productos e invertir en la producción de un excelente chocolate.

Como muestra garantía de sus productos, estos conservan la tradición de la firma del dueño de la casa chocolatera en todas sus envolturas.

Es muy importante remarcar que nosotros no estamos en el mercado local para competir con las otras marcas de chocolates, sino que estamos en el mercado para llenar las necesidades de un público consumidor que exige un chocolate superior.


HEIDI: Es una pequeña niña que queda huérfana y es obligada a vivir con su abuelo, al cual no conoce y al que teme mucho, pues es un ermitaño acostumbrado a la soledad de las montañas. Es una dulce niña que irá descubriendo el amor al lado de su abuelo y sus amigos

Johanna Spyri: Escritora de origen Suizo, vivió entre 1827 y 1901.
Escribió esta bella historia sobre Heidi, inspirándose en el bello paisaje de su país, pasando a la historia de la literatura por este gran aporte a la cultura infantil.

En los niños y mayores estos dibujos fomenta el interés en suiza que es donde se desarrolla el fondo artístico del dibujo.

MONUMENTO: Las autoridades competentes han llevado la contabilidad del entero patrimonio cultural suizo para asegurar que no se olvide ningún objeto museal de relieve. Pero además de las instituciones federales, gran cantidad de organizaciones privadas se ha consagrado al mantenimiento de obras memorables.

El héroe nacional de Suiza: Guillermo Tell con su hijo Walter. La estatua se encuentra en la capital del Cantón de Uri (Altdorf).

Bibliografía

  • Enciclopedia encarta

  • Enciclopedia larousse.

  • Enciclopedia vox.

  • Revista viajar.