Suicidio

Psicopatologías. Historia. Causas. Actitudes. Tendencias. Ética de la Iglesia Católica. Adolescentes. Señales de peligro. Tipologías. Antidepresivos

  • Enviado por: JOSE CRUZ GARCIA
  • Idioma: castellano
  • País: Puerto Rico Puerto Rico
  • 8 páginas
publicidad

el Suicidio

Definición:

Acto por el cual un sujeto se auto inflige la muerte, también denominado autolísis. Puede darse en individuos psíquicamente sanos a consecuencia de una situación límite, pero el suicidio se produce a menudo en conexión con un estado psicótico o psicopático. En estos casos no debe entenderse el suicidio como término de un cierto desarrollo interior, sino como expresión de un estado afectivo de angustia y desesperación.

Los métodos utilizados varían según los países, culturas y características demográficas, pero también dependen de la accesibilidad, la oportunidad y la aceptación sociocultural. En las tentativas de suicidio se utiliza preferentemente la intoxicación por medicamentos, lo cual no debe presuponer una relación causa-efecto con respecto al deseo de suicidarse. Aproximadamente un 21% de las personas que se suicidan dejan notas de despedida, disminuyendo la cifra al 14% en caso de tentativas. Los suicidios colectivos acostumbran a llevarse a cabo por motivos políticos o religiosos (sectas).

Un 0.28% de los suicidios se realizan por acuerdo mutuo de dos personas (suicidio doble). En ocasiones (por melancolía o delirio crónico) el suicida intenta matar o mata a los miembros más cercanos de su familia, suicidándose posteriormente (suicidio altruista). También se ha considerado el suicidio por imitación, debido a la información sobre estos casos en los medios de comunicación o como consecuencia de una ola de suicidios en instituciones de psiquiátricas; el factor institución parece darse más en adolescentes.

Existen crisis en la vida de cada persona y cada una de estas tiene sus maneras específicas de lidiar con ellas. Al referirnos a la crisis en forma particular nos orientamos a un estado temporero de alteración y de organización en la cual las prioridades de nuestras vidas van a sufrir de un orden drástico como repentino en el cual al individuo sentirse importante o inhabilitado para lidiar con esas presiones (externas o internas) podría recurrir a ciertas actitudes y/o conductas cuyas consecuencias pueden ser letales e irreversibles; suicidio. El suicidio es un acto intencional y autodestructivo ante la exposición de aquellos eventos que él evaluó como estresantes o intolerables. El suicidio puede ser la consecuencia de una crisis. (Dr. Iván Álvarez, Psicólogo Clínico, 2003).

Quienes piensan suicidarse se ven abrumadas por la desesperación. Piensan que las cosas no pueden mejorar y no ven la forma de superar las dificultades. Se encuentran en un estado de depresión extrema y no es fácil convencerlas de lo contrario. De poco sirve decirles que las cosas no estan tan mal, pues verán en ello una prueba mas de que nadie comprende su sufrimiento. Pero en general desean recibir ayuda aunque estan muy seguros de que no la obtendrán.

Los problemas personales del individuo se agravan con dificultades extremas como el desempleo, el costo de asistir a la universidad y el temor de que el futuro se vea amenazado por una recensión económica. Con todo, el comportamiento suicida es mas frecuente entre los adolescentes que sufren problemas psicológicos.

Además, de los suicidios “logrados” otros dos importantes índices de conducta suicida son los intentos de suicidio (la persona sobrevive) y la ideación suicida (considerar seriamente el suicidio). Si bien los hombres cometen suicidios con mayor frecuencia que las mujeres en casi todo el mundo, las mujeres lo intentan tres veces más (Berman y Jobes, 1991). Esta alta incidencia tal vez refleje el hecho de que se deprimen más mujeres que hombres, y que la depresión tiene una relación estrecha con las tentativas de suicidio (R. Frances, Franklin y Flavin, 1986).

Ciertas estimaciones ubican la proposición de tentativa a consumación de suicidio en 50 a 1 ó superior (Garland y Zigler, 1993). Además, los resultados de otro estudio (Kovacs, Goldston y Gatsonis, 1993) sugieren que, entre los adolescentes, la proposición de pensamientos suicidas a intentos es de entre 3 a 1 y 6 a 1. En otras palabras, en realidad intentaron quitarse la vida entre 16 y 30% de los adolescentes de este estudio que pensaron en suicidarse. Los “pensamientos” en este contexto no aluden a un tipo de consideración fugazmente filosófica sino más bien a una contemplación seria del acto. El primer paso en el peligroso camino del suicidio es empezar a considerarlo.

EL SUICIDIO EN LOS ADOLESCENTES

El suicidio es la tercera causa de muerte más frecuente para los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, la sexta causa de muerte para los de entre 5 y 14 años.

Los adolescentes experimentan fuertes sentimientos de estrés, confusión, dudas sobre si mismos, presión para lograr éxito, inquietudes financieras y otros miedos mientras van creciendo. Para algunos adolescentes, el divorcio, la formación de una nueva familia con padrastros y hermanastros o las mudanzas a otras nuevas comunidades pueden perturbarlos e intensificarles las dudas acerca de si mismos. En algunos casos, el suicidio aparenta ser una “solución”.

Es necesario buscar ayuda profesional si los siguientes síntomas persisten:

  • Cambios en los hábitos de dormir y de comer.

  • Retiramiento de sus amigos, familia o de sus actividades habituales.

  • Actuaciones violentas, comportamiento rebelde o el escaparse de la casa.

  • Uso de drogas o del alcohol.

  • Abandono poco usual en su apariencia personal.

  • Cambios pronunciados en su personalidad.

  • Aburrimiento persistente, dificultad para concentrarse, o deterioro en la calidad de su trabajo escolar.

  • Quejas frecuentes de dolores físicos tales como: los dolores de cabeza, de estómago y fatiga, que estan por lo general asociados con el estado emocional del joven.

  • Pérdida de interés en sus pasatiempos y otras distracciones.

  • Poca tolerancia de los elogios o los premios.

El adolescente que esta contemplando el suicidio también puede:

  • Quejarse de ser “malo” o de sentirse “abominable”

  • Lanzar indirectas como: “no les seguiré siendo un problema”, “nada me importa”, “para que molestarse” ó “no te veré otra vez”.

EL SUICIDIO EN LA EDAD DORADA

Por otro lado, según las estadísticas mas recientes de la Comisión para la Prevención del Suicidio ó (CPS), en el año 2002 una cuarta parte de los 248 suicidios registrados en la Isla (62 casos) correspondían a personas mayores de 65 años de edad. Esto representa una tendencia alcista que compara con el año anterior, cuando el 18% de los suicidios ocurrían en personas de la tercera edad.

De acuerdo al estudio de CPS, en el 2002 ocurrieron 8 casos de suicidios en jóvenes entre las edades de 10 a 19 años. Sin embargo, en el mismo año ocurrieron 62 casos en personas mayores de 65 años. La tercera edad es una de mucho cambios en la vida de un envejeciente y lamentablemente la mayoría de las personas no se preparan económicamente o sicológicamente para los cambios que surgen luego de la jubilación. En esta edad, muchos envejecientes sufren por la muerte de amigos, familiares y hasta su compañero de vida. La situación se complica aun mas cuando sus hijos se casan, a veces se mudan lejos y nos ven con frecuencia qu quisieran. La soledad es uno de los factores primordiales en la incidencia de suicidio.

El joven da aviso porque en realidad no quiere morir, sino solucionar problemas y recurre al suicidio cuando piensa que su problema no tiene solución. Sin embargo, las personas mayores que lo contemplan tienden a dar menos aviso porque quieren morirse, porque de cierta forma quieren escapar de la vida.

posibles SEÑALES de peligro

  • Cambios en el estado de animo

  • Sentido de minusvalía

  • Cambios en hábitos de alimentación

  • Cambios en hábitos de sueños

  • Abandono o negligencia en su cuidado personal y/o salud

  • Dificultad para concentrarse

  • Obsesión con la muerte

  • Repartir objetos queridos

  • Hacer un testamento

  • Actitud negativa o desesperanzada

tipos de suicidios

  • El suicidio Egoísta - los hombres o las mujeres tienden más a quitarse la vida cuando piensan esencialmente en sí mismos, cuando no estan integrados en un grupo social, cuando la autoridad del grupo y la fuerza de las obligaciones impuestas por un medio estrecho y fuerte no reduce los deseos que los animan a la medida compatible con el destino humano.

  • El suicidio Altruista - el individuo se da muerte de acuerdo con imperativos sociales, y ni siquiera piensan en reivindicar su derecho a la vida. Del mismo modo, el comandante que no quiere sobrevivir a la pérdida de su embarcación es un suicida por altruismo. Se sacrifica a un imperativo social interiorizado, y obedece las órdenes del grupo hasta el extremo de ahogar en si mismo el instinto de conservación.

  • El suicidio Anómico - es el más característico de la sociedad moderna, afecta a los individuos a causa de las condiciones de existencia que caracterizan a las sociedades modernas. En estas sociedades, la existencia social ya no está regulada por la costumbre; los individuos compiten permanentemente una con otros, esperan mucho de la existencia y les piden mucho, y por lo tanto están acechados perpetuamente por el sufrimiento que se origina en la desproporción entre sus aspiraciones y satisfacciones. Esta atmósfera de inquietud es propicia para el desarrollo de la corriente suicidógena.

  • El suicidio Fatalista - es el suicidio en el contexto de la falta de esperanzas de la persona y pérdida de la sensación de control sobre su propio destino.

  • El suicidio Accidental - el realizado con un método del cual desconocía su verdadero efecto o con un método conocido, pero que no se pensó que el desenlace fuera la muerte, no deseada por el sujeto al llevar a cabo el acto. También se incluyen los casos en los que no se previeron las complicaciones posibles, como sucede en la población penal, que se autoagrede sin propósitos de morir, pero las complicaciones derivadas del acto le privan de la vida (inyección de petróleo en la pared abdominal, introducción de alambres hasta el estomago o por la uretra, etc.).

  • Suicidio Intencional - es cualquier lesión autoinfligida deliberadamente realizada por el sujeto con el propósito de morir y cuyo resultado es la muerte. En la actualidad aún se debate si es necesario que el individuo desee morir o no, pues en este último caso estaríamos ante un suicidio accidental, en el que no existen deseos de morir, aunque el resultado haya sido la muerte.

  • Suicidio por imitación - debido a la información sobre estos casos en los medios de comunicación o como consecuencia de una ola de suicidios en instituciones de psiquiátricas; el factor institución parece darse más en adolescentes.

  • el suicidio y los antidepresivos

    La Administración de Drogas y Alimentos, FDA, admitió por primera vez que los antidepresivos parecían haber conducido a algunos niños y adolescentes a convertirse en suicidas. Hicieron pruebas por algunos meses y encontraron una conexión entre los medicamentos y el suicidio entre los adolescentes y niños.

    Aunque la investigación de la FDA se centró en la posible conexión en los niños con el suicidio, la advertencia a punta tanto al uso pediátrico como adulto de las drogas. En algunas pruebas clínicas se han detectado los deseos o intentos de suicidio entre pacientes que usan estos medicamentos, pero la FDA enfatizó que aún no se ha demostrado que sean causados por los fármacos.

    Las autoridades de salud británicas decidieron en diciembre prohibir el uso de la mayoría de los antidepresivos en niños y adolescentes. En marzo, la agencia exigió que los fabricantes de antidepresivos incluyeran en las etiquetas una advertencia de que la terapia con antidepresivos podría conducir a que algunos pacientes, tanto adultos como niños, se tornaran suicidas.

    La Asociación Americana de Psiquiatría, (APA), concluye que, desde una perspectiva clínica, el uso de antidepresivos para tratar la depresión clínica y el síntoma de suicidio que pudiese estar relacionado es razonablemente efectivo y seguro. La determinación de continuar el tratamiento ya establecido de antidepresivos debe ser determinada con carácter individual entre el paciente y el médico. No se debe descontinuar un antidepresivo de forma súbita, ya que podría ocurrir un rebote en la sintomatología y llevar a un mayor riesgo de recaída y de tomarse la condición con mayor resistencia a futuros tratamientos.

    Algunos factores pueden aumentar o disminuir el riesgo suicida, por lo que deben considerarse. Entre éstos se deben considerar:

    • Presencia de enfermedad psiquiatrita

    • Síntomas psiquiátricos específicos, como desesperanza, ansiedad, agitación o deseo intenso de ideativa suicida.

    • Circunstancias únicas, como estresares psicosociales y disponibilidad de métodos

    • Otros factores clínicos relevantes, como el factor genético y medico, aspectos psicológicos y psicodinámicos.

    mitos sobre el suicidio

  • La idea de que quien habla de cometer suicidio nunca lo hará - en realidad, la mayoría de quienes lo cometen mencionan antes su intención. Sus amigos y familiares han de tomar siempre en serio tales comentarios.

  • Si alguien intentó suicidarse y no lo consiguió, no desea quitarse la vida - A menudo el suicida volverá a intentarlo, escogiendo un método más letal a la segunda y tercera vez.

  • Los que se suicidan son perdedores, es decir, personas que han fracasado en el ámbito vocacional y social - todo lo contrario, muchos tienen empleos de gran prestigio, familias normales y buenos ingresos.

  • Muchos suicidas desean obtener ayuda, sin embargo muchos de ellos se desesperan por no conseguirla.

    Métodos utilizados en los suicidios por género, 2003

    Método Utilizado

    Masculino

    Femenino

    Total

    Ahogado

    1

    -

    1

    Quemaduras

    3

    -

    3

    Sobredosis

    9

    3

    12

    Gas

    2

    -

    2

    Ahorcado

    138

    12

    150

    Envenenamiento

    -

    1

    1

    Disparos

    25

    -

    25

    Cortaduras

    1

    -

    1

    Lanzamiento al vacio

    7

    1

    8

    Se desconoce

    2

    2

    4

    Total de suicidios por género

    188

    19

    207

    8