Submarino: inmersión y emersión

Náutica. Historia. Navegación. Naves submarinas

  • Enviado por: Dimas Suárez
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

MECANISMO DE INMERSION Y EMERSIÓN

Los submarinos varían su peso gracias a un sistema de depósitos de lastre, que pueden tener aire o agua.

Con los depósitos llenos de aire el submarino tiene una densidad menor que el agua por eso flota, en cambio si se llenan de agua el submarino se sumerge.

La profundidad que puede alcanzar depende de la resistencia del casco de acero. La profundidad se controla por la fuerza motriz. Los alerones situados a cada lado del submarino, llamados hidroplanos, giran haciendo descender la proa.

Para que el submarino vuelva a la superficie el deposito de lastre se llena con aire comprimido que expulsa el agua a través de las válvulas. Los hidroplanos cambian de dirección elevando la proa y el submarino empieza a emerger.

HISTORÍA DE LOS SUBMARINOS

Un submarino es un buque de guerra capaz de navegar por debajo del agua, formado por un casco estanco en forma ahusada, subdividido determina la profundidad a la que puede sumergirse la nave. Las primeras experiencias de naves submarinas las realizaron los ingleses: Bruce (1580), Prebbel (1620) y Symons (1747). En 1767 los estadounidenses utilizaron un aparato submarino, el turtle, con fines bélicos. En 1798 Fulton construyó un buque de vela que podía navegar por debajo del agua con propulsión manual, el Nautilus. Entre los avances realizados en el sigo XIX cabe destacar los dos modelos: Ictíneo de Monturiol (1859-1864).

Peral construyó, en 1888, un submarino movido por motores eléctricos. Holland incorporó un motor de gasolina, que en 1909 fue cambiado por un motor diesel. La serie Desiderata, de submarinos alemanes, consagró al submarino como eficaz arma bélica en la primera guerra mundial. En 1954 entró en funcionamiento el primer submarino de propulsión nuclear, el Nautilus, de Estados Unidos, que en 1958 realizó una travesía por debajo del casquete polar. En 1960 el tritón realizó la primera vuelta al mundo por debajo del agua.

Existen dos tipos principales de submarinos los que disponen de un único casco, que incluye los depósitos de lastre en su interior, y los que están formados por dos cascos, uno de los cuales es hermético y alberga los sistemas de mando e instalaciones para la tripulación, mientras que el segundo confiere su forma externa al navío y alberga los tanques de lastre que permiten su inmersión y emersión.

Los submarinos actuales poseen diversos sistemas de propulsión. Los de propulsión convencional utilizan en superficie motores convencionales y en inmersión motores eléctricos,, y tiene una autonomía limitada (48 horas). Los de propulsión nuclear pueden ser de dimensiones mucho más amplias, con una autonomía ilimitada y capacidad para sumergirse a unos 1000 metros de profundidad contra los 90 metros de los submarinos convencionales. Entre sus armas destacan los torpedos y los cañones de superficie, si bien pueden ser portadores de misiles intercontinentales y otros sistemas de combate.

Submarino: inmersión y emersión