Subjetividad del conocimiento

Kant. Pensamiento kantiano. Racionalismo. Razón crítica y razón pura. Nihilismo epistemológico

  • Enviado por: Ginés Pastor
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información


FILOSOFÍA: TEXTO5

IMMANUEL KANT

LA SUBJETIVIDAD DEL CONOCIMIENTO HUMANO

POR: GINÉS PASTOR

3ºA B.U.P.

1)En el texto aparecen una serie de palabras que Kant utiliza con un sentido muy preciso. Es necesario que las comprendas bien para poder seguir con exactitud su argumentación. A partir de la información que el texto te ofrece define brevemente y con tus propias palabras las siguientes:

-INTUICIÓN: Es el modo por medio del cual el conocimiento se refiera a los objetos y tiene lugar en medida en el que los objetos no son dados.

-INTUICIÓN EMPÍRICA: Es cuando conocemos un objeto mediante una sensación

-INTUICIÓN PURA: Son las sensaciones que podemos conocer previamente a toda percepción efectiva.

-SENSIBILIDAD: Es la capacidad de recibir representaciones, al ser afectados por los objetos.

-FENEMENO: Son los objetos que no pueden existir en sí mismos sino sólo en nosotros

-ESPACIO: Es una necesaria representación que sirve de base a todas las intuiciones externas. Está considerado como condición de posibilidad de los fenómenos.

-TIEMPO: Es una representación necesaria que sirve de base a todas las intuiciones.

-A PRIORI: Intuición a partir de lo que va delante.

-A POSTERIORI: Intuición a causa de la experiencia.

2)¿Cuál es la estructura argumentativa de los dos últimos párrafos del texto?

Si queremos evitar toda falsa interpretación del conocimiento sensible, será necesario primero explicar lo mas claramente posible, cual es nuestra opinión con respecto a la naturaleza básica de dicho conocimiento.

Hemos pretendido afirmar que todas nuestras intuiciones no son más que una representación fenoménica; que las cosas que intuimos no son en si mismas tal como las intuimos, ni sus relaciones tienen en si mismas el carácter con que se nos manifiestan; “que si”(condiciona lo siguiente) supiéramos nuestro sujeto o simplemente el carácter subjetivo de los sentidos en general, todo el carácter de los objetos, todas sus relaciones espaciales y temporales, incluso el espacio y el tiempo desaparecerían. Como fenómenos, no pueden existir en sí mismos, “sino”(se opone a lo anterior) solo en nosotros. Permanece para nosotros absolutamente desconocido qué sean los objetos en sí, independientemente de toda esa receptividad de nuestra sensibilidad. Solo conocemos nuestro modo de percibirlos, modo que nos es peculiar que, si bien ha de convenir a todos los seres. Nosotros únicamente nos ocupamos de nuestro modo de percibir: El espacio y el tiempo son sus formas puras; la sensación en su materia. Las primeras podemos conocerlas solo a priori, “es decir”(es la consecuencia de lo anterior), previamente a toda percepción efectiva, “y por ello”(es la causa de lo anterior) se llaman intuiciones puras. A la segunda se debe, en cambio, lo que en nuestro conocimiento se lama a posteriori, “es decir”(hace una aclaración), intuición empírica. Aquellas son inherentes, con absoluta necesidad, a nuestra sensibilidad, sean cuales sean nuestras sensaciones, que pueden ser muy diferentes. “Aunque”(se opone a lo siguiente) fuéramos capaces de aclarar al máximo esa nuestra intuición, “no por ello”(es la consecuencia de lo anterior) estaríamos más cerca del carácter de los objetos en sí mismos. “Pues”(es la causa de lo anterior) en cualquier caso, solo llegaríamos a conocer perfectamente nuestro modo de intuir, esto es, nuestra sensibilidad “pero”(se opone a lo anterior) sometida esta siempre a las condiciones de espacio y tiempo, originariamente inherentes al sujeto. El más claro conocimiento del fenómeno de los objetos, que es lo único que de ellos nos es dado, “jamás”(es la consecuencia de todo lo de antes) nos haría conocer en qué consiste en sí mismos.

3)¿Cuál es el tema, la tesis y el problema?

EL TEMA: “La intuición del ser humano”

LA TESIS: “Las intuiciones no son más representaciones fenómicas”

EL PROBLEMA: “La intuición nos es dada solo a nosotros”

4)Como indica el titulo que hemos dado al texto, Kant afirma que el conocimiento humano es subjetivo, es decir, depende del sujeto, ¿cómo es este “sujeto”: Histórico, geográfico, individual, universal... ?¿Por qué?

Es universal ya que dice que si supiéramos nuestro sujeto o simplemente el carácter subjetivo de los sentidos en general, todo el carácter de los objetos, todas sus relaciones espaciales y temporales incluso el espacio y el tiempo desaparecerían.

5)¿Crees que para Kant el conocimiento humano es limitado, es decir que hay cosa que nunca podremos conocer? ¿Por qué?

Si, porque dice que las cosas que intuimos no son en si mismas tal como las intuimos y aunque fuéramos capaces de aclarar al máximo nuestra intuición no por ello estaríamos más cerca del carácter de los objetos en si mismos y que con ello solo llegaríamos a conocer perfectamente nuestro modo de intuir.

6)Escribe una carta de Kant en la que critique a Whorf o, al contrario, de Whorf criticando a Kant. Elige una u otra según el punto de vista que te parezca más aceptable.

Querido amigo y filosofo;

Kant como persona inteligente que te considero, no se como se te ocurre tomar esa posición respecto al tema del pensamiento y el lenguaje.

Tu opinión respecto a lo de que nosotros conocemos los objetos según los intuimos y no tal como son, me parece absurda e infantil, ya que las cosas son porque están y no porque las intuimos.

Si no hubiera sido por la evolución de la lengua y de la conducta humana, siempre buscando las razones de las cosas, ninguno de los dos hubiera llegado hasta donde esta y tampoco podría expresar sus opiniones sobre muy diversas materias. Pienso que hay que dar gracias a que la evolución halla llegado hasta tal extremo de perfección.

He estado leyendo tus excepcionales trabajos sobre el pensamiento y lenguaje y opino que llevas demasiado hasta el extremo tus opiniones sobre los fenómenos y las intuiciones diciendo que si suprimiéramos nuestro sujeto o simplemente el carácter subjetivo de los sentidos en general, todo el carácter de los objetos, todas sus relaciones espaciales y temporales incluso el espacio y el tiempo desaparecerían.

Y que el conocimiento del fenómeno de los objetos jamás nos haría conocer en qué consisten en sí mismos.

GINÉS PASTOR

6-2-2000

3