Staphylococcus aureus

Dietética. Bacterias. Enfermedades. Epidemiología. Infección local y diseminada. Toxinas. Tratamiento

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas
publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

publicidad

Staphylococcus aureus

Características de la bacteria:

Es una bacteria que se encuentra en la piel y fosas nasales de las personas sanas, que causa gran variedad de infecciones, desde infecciones menores de la piel (forúnculos, ampollas, vejigas) y abscesos cutáneos hasta enfermedades que pueden poner en peligro la vida como neumonía, meningitis, endocarditis, síndrome del shock toxico (SST) y sepsis.

Es un coco que crece agrupado en racimos (de ahí su raíz "Staphylo"), que responde positivamente a la tinción de Gram, es aerobio y anaerobio facultativo por lo que puede crecer tanto en una atmósfera con oxígeno y también sin el mismo, no presenta movilidad ni forma cápsula. Es capaz de crecer hasta con un 10 % de sal común. Por esto puede crecer en el agua del mar. Produce la fermentación láctica. Es catalasa positivo y coagulasa positivo.

La morfología de esta bacteria se caracteriza por:

- colonias lisas, brillantes y convexas

- poseer un endopigmento color amarillo-naranja a blanco porcelanacolor dorado”aureus”

- fermenta glucosa, lactosa y maltosa

- el crecimiento ocurre en un amplio rango de temperatura 6,5 a 50º C, siendo optimo 30-40º C

Algunas características más:

Eslabones de la cadena

Staphylococcus aureus

RESERVORIO

- hombre

- animales domésticos

FUENTE

- tracto nasofaringeo

- lesión infectada en piel

MODO DE DISEMINACION

- manipulación

- de la ubre de la leche

- de pelo y cuero a las canales

COMPOSICION DE LOS ALIMENTOS

PARA SOPORTAR EL DESARROLLO

DE LA BACTERIA

-NUTRIENTES

-ACTIVIDAD DE AGUA

-pH (rango)

POTENCIAL REDOX

- aminoácidos, vitaminas

- 0,99 - 0,86

- 4,7 - < 9,0

- aerobio, anaerobio facultativo

COMPETENCIA

- muy afectado

TIEMPO-TEMPERATURA

-TIEMPO MINIMO

-TEMPERATURA (rango)

-TEMPEARTURA (optimo)

- >5 horas

- 7,8 - 45,6º C

- 37º C

CANTIDAD DE TOXINA NECESARIA

PARA PRODUCIR INTOXICACION

EN HUESPED SUSCEPTIBLE

- 1µg de toxina

- 1.000.000 de células viables

-Epidemiología

- Portadores asintomáticos:

•  Constituido por el 20 al 40% de los adultos sanos, siendo su localización más frecuente en la porción anterior de la nariz, la nasofaringe, la vagina y el recto.

-Situaciones que facilitan el estado de portador.

  • Pacientes que utilizan agujas de forma sistemática (diabéticos, drogadictos, alérgicos con tratamiento de sensibilización, hemodiálisis).

  • Enfermedades agudas o crónicas de la piel (quemaduras, dermatitis atópica, eccema, psoriasis, y úlceras de decúbito).

  • Personal de salud sobre todo que trabaje en hospitales.

Patógenia de las infecciones:

Staphylococcus Aureus produce enfermedad por dos mecanismos diferentes.

•  Se convierte en invasor local o generalizado, al producir moléculas que impiden los mecanismos de defensa del huésped.

•  Produce toxinas que ocasionan enfermedad sin invadir directamente el tejido.

- Infección local:

Su característica fundamental es la formación del absceso, que puede ser superficial dentro de la piel (forúnculo), o en los órganos a consecuencia de la diseminación bacteriémica (carbúnculo).

- Infección diseminada.

Por diseminación de las infecciones locales, el SA invade el torrente sanguíneo, ésta se caracteriza por bacteriemia e infección metastásica.
La consecuencia más letal es el shock tóxico, que es mediado por enterotoxinas y toxinas del shock tóxico (TSST-1), las que estimulan la producción de citoquinas como la IL-1 ,FNT,e IL-6.

-Enfermedades relacionadas con la producción de toxinas.

El Staphylococcus Aureus produce tres toxinas con síndromes clínicos específicos:

1. Enterotoxina termoestable preformada, que produce la intoxicación alimentaria stafilocócica.
2. Toxina exfoliativa, responsable del síndrome de la piel escaldada.
3. Toxina del Shock Tóxico (TSST-I).

- Clasificación científica

Reino:

Bacteria

Clase:

Bacilli

Orden:

Bacillales

Familia:

Staphylococcaceae

Género:

Staphylococcus

Especie:

S. aureus

Nombre binomial:

Staphylococcus aureus

- Cuadro clínico:

Se puede localizar en cualquier alimento y produce una intoxicación muy aguda. Ésta aparece entre las 2 y 12 horas después de la ingestión de la toxina que genera el patógeno y provoca vómitos intensos e incontrolados, aunque no fiebre. Es una intoxicación leve y desaparece en 24 horas. El responsable del problema es una toxina de carácter termoestable, lo que permite que en alimentos cocinados se mantenga la toxina, aún cuando no esté presente el microorganismo. Por ello, el control exclusivo de la presencia de la bacteria no es suficiente, sobre todo si el alimento se ha cocinado previamente. En estos casos hay que proceder a controlar la toxina, ya que en caso contrario podría no localizarse un riesgo que hay que calificar de moderado a alto.

Esta bacteria se encuentra en la piel de los animales, pero también de las personas, así como en su garganta y fosas nasales, hasta el punto que la casi totalidad de la población humana podrá ser portadora del microorganismo a lo largo de su vida. Por ello, la probabilidad de contaminar los alimentos es muy alta, no sólo por los manipuladores, también por los clientes al tocar u oler los alimentos.

- Síntomas: náusea, vómito, sensación de angustia, cólico abdominal y postración.

- Alimentos asociados: carnes y derivados; aves y derivados del huevo; ensaladas con huevos, atún, pollo, papa y pastas; productos de panificación como pasteles rellenos con crema, tortas de crema, rellenos de bocadillos además de leche cruda y productos lácteos.

El S. aureus es muy resistente, sobre vive mucho tiempo en el aire y sobre objetos inanimados y superficies secas, pero la transmisión de persona a persona es la más importante, sobre todo en los hospitales

El Staphylococcus aureus resistente a la meticilina o SARM es una bacteria que se ha vuelto resistente a varios antibióticos, primero a la penicilina en 1947, y luego a la meticilina. Fue descubierto originalmente en el Reino Unido en 1961 y actualmente está muy propagado.

Si bien una colonización de SARM en un individuo por lo demás sano generalmente no es grave, la infección de este microbio puede amenazar la vida de pacientes con heridas profundas, catéteres intravenosos u otros instrumentos que introducen cuerpos extraños, o como una infección secundaria en pacientes con un sistema inmunitario debilitado.

El SARM produce sobre todo infección nosocomial, es decir, una infección contraída en un hospital. Su manifestación más grave es la neumonía nosocomial, enfermedad que puede ser mortal y que se contrae a través de la inserción de un tubo ventilador en el cuerpo del paciente.

En Estados Unidos se reportan cada vez más brotes de colonización de SARM mediante contacto cutáneo en vestidores y gimnasios, incluso entre poblaciones sanas, y el SARM causa a lo menos el 20% de las infecciones de S. aureus en poblaciones que consumen drogas por vía intravenosa.

Si bien el SARM, como se indicó antes, no responde a los antibióticos más comunes, hay otros fármacos, como la vancomicina y el linezolid, que ayudan a combatir la infección.

- Prevención:

Una vez que el microorganismo llega al alimento, el control es relativamente sencillo, ya que si la temperatura de refrigeración es adecuada y no se rompe la cadena del frío, el microorganismo no será capaz de formar toxina. Si por el contrario las condiciones lo permiten, la toxina llegará fácilmente al consumidor.

Se impone entonces un especial control de los manipuladores, con el empleo de gorros, guantes y mascarillas. En este último caso hay que cuidar que se tape la entrada de la nariz. En muchos casos, como es incómodo, los manipuladores dejan libres sus fosas nasales, lo que permite la salida Staphylococcus aureus. Hay que evitar este foco de contaminación y forzar a tapar completamente boca y nariz. No se elimina la toxina con la cocción.

- Tratamiento:

Cloxaciclina, o penicilina G, si no es productor de beta-lactamasas, (CIM < 0.06 mg/l). Como bacteria gram positiva su pared es rica en peptidoglicano. Sin embargo actualmente más del 90% es resistente a la penicilina ya que producen beta-lactamasa que destruye a la penicilina, por lo que los medicamentos empleados para tratar las infecciones por esta bacteria son los antibióticos resistentes a penicilasas, además que su elección, dosis, vía de administración y duración del tratamiento dependerá de la localización de la infección, de la respuesta del paciente al tratamiento y de la sensibilidad de los microorganismos aislados o en forma empírica, si se justifica, de los resultados de la medicina basada en evidencia.

Como alternativas a estos medicamentos existen los siguientes:

Vancomicina (es el antibiótico de elección en caso de resistencia a la cloxacilina), cotrimoxazol, cefalosporina, amoxicilina asociada a ácido clavulánico, imipenem, clindamicina, ciprofloxacino o un aminoglicósido (no debe utilizarse como fármaco único).

- Métodos de identificación:

El objetivo de realizar análisis de Recuento de S. aureus es detectar el número de unidades formadoras de colonias (UFC.) y el de realizar NMP es estimar la densidad de bacterias S. aureus en un alimento como indicador sanitario.

Se aplica el método de recuento en placa en alimentos en los cuales se puede detectar > 100 células /g o mL.

Se aplica la técnica N M P en productos en los cuáles el número de S. aureus es bajo, como por ejemplo en alimentos deshidratados o congelados. También es útil en alimentos que contengan una gran población de especies competitivas.

- Prevalencia:

El 99% de casos de intoxicación alimentaria por enterotoxinas estafilocóccicas esta asociado a S. aureus y ocasionalmente se reportan casos por Staphylococcus epidermidis.

El SARM se describió por primera vez en 1961 en Inglaterra dos años después de la introducción de la meticilina. Su distribución geográfica es muy variable, de tal forma que en Japón ha llegado a suponer el 60% de los aislamientos de S. aureus, mientras que en países del norte de Europa apenas suponen un 1-2%.

Constituye una amenaza especial en los hospitales, donde infecta hasta medio millar de pacientes por año.