Soneto XIII; Garcilaso de la Vega

Literatura española renacentista. Renacimiento. Poesía. Lírica. Estructura. Recursos literarios

  • Enviado por: Irinita
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

publicidad

LITERATURA CASTELLANA

SONETO XIII

A Dafne ya los brazos le crecían

Y en luengos ramos vueltos se mostraban;

En verdes hojas vi que se tornaban

Los cabellos que al oro oscurecían

De áspera corteza se cubrían

Los tiernos miembros que aún bullendo estaban;

Los blancos pies en tierra se hincaban,

Y en torcidas raíces se volvían.

Aquel que fue la causa de tal daño,

A fuerza de llorar, crecer hacía

El árbol que con lágrimas regaba

¡Oh miserable estado, oh mal tamaño,

Que con llorarla crezca cada día

La causa y la razón por que lloraba!

GARCILASO DE LA VEGA

Nota: Hipérbaton, Epíteto, Paralelismo, Poliptoton, Metáfora, Hipérbole, Description Pullae, Repetición, Bimembres.

Comentario del soneto

Este soneto fue escrito por Garcilaso de la Vega (1501-1536), autor castellano, introductor del petrarquismo en la literatura castellana. Encarna plenamente al prototipo de hombre del Renacimiento: es un hombre de armas y de letras, aunque tiene conocimiento de un amplio conjunto de temas.

Este soneto hace referencia a unos tópicos del petrarquismo, que son el amor no correspondido y el ideal no alcanzado, usando la mitología, en este caso la historia de Dafne y Apolo: justo antes de que Apolo pueda alcanzar a su amada Dafne, ésta (que no estaba enamorada de Apolo) pide ayuda a los dioses y la transforman en laurel. Con las lágrimas de Apolo, Dafne crece. En el soneto, Garcilaso explica la transformación de Dafne en el laurel, las consecuencias de este cambio y como Apolo llora por esta causa, por lo tanto, el tema del soneto es el amor como causante de un mal, en este caso, la transformación de Dafne en el árbol y la frustración por no conseguir lo que se quiere (dolor por un amor NO correspondido y la utilización de la mitología). Por lo tanto el tema es amoroso y se apoya en el tema mitológico. Hay un YO poético que expresa los sentimientos del texto.

Al ser un soneto, la estructura externa consta de dos cuartetos y dos tercetos. Los versos son endecasílabos con rima consonante ABBA ABBA CDE CDE. Internamente se divide en tres partes: la primera abarca los dos cuartetos, en los cuáles se nos describe la transformación de Dafne en el árbol. Para ello, se usan muchos epítetos (verdes hojas, áspera corteza, torcidas raíces) para remarcar aún más esta transformación. También se puede entrever una evocación del tópico de la “description pullae” ya que nos dice que el cabello de la muchacha es rubio muy claro, usando metáforas y a la vez hipérboles “los cabellos que al oro oscurecían”y diciéndonos que la piel de Dafne es blanca “los pies blancos” , que a la vez es un tópico del Renacimiento (mujer de piel blanca, ojos claros, cabello rubio...). En cada verso hay un hipérbaton y se usan palabras de un mismo campo semántico (hojas, ramas, raíces/ llorar, llorarla, lloraba). La segunda parte incluye el primer terceto, en el cuál nos hablan del amor, el cansante estado de Dafne, y se concentra el tema principal; la tristeza por el NO de la amada. Y finalmente, el último terceto, el cuál es como una pequeña conclusión, en la cuál predomina la función emotiva, la repetición del OH y la utilización de bimembres; ya que la causa y la razón están juntas.

Lo más destacado de este soneto es que en él aparecen casi todos los tópicos del Renacimiento: tópicos mitológicos, “description pullae”, el tópico de la mujer del Renacimiento o ideal de belleza, el petrarquismo: amor NO correspondido, ideal no alcanzado, aparece la naturaleza, etc. Por eso hay que destacar la figura de Garcilaso de la Vega como uno de los grandes poetas del Renacimiento.

Personalmente, me ha gustado este soneto por la inclusión de todos estos tópicos, sobretodo por el mitológico, la historia de Dafne y Apolo, tan bella pero triste e injusta.