Son de mar; Manuel Vicent

Literatura española contemporánea. Narrativa y novela moderna. Argumento. Personajes

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad

  • RESUMEN -

Ulises Adsuara, un joven profesor de literatura de un instituto de Circea iba mucho a la cantina El Tiburón, donde trabajaba Martina. El Tiburón era un bar de marineros y pescadores que contaban muchas historias interesantes para Ulises como la del pescador Requena, al que todos llamaban Jonás o la de Jorgito, del que se decía que cuando se rodó en Circea la película “ Donde la tierra termina” se acostó con la famosa actriz Tatum Novack y luego se volvió loco y tuvo que ingresar en un manicomio.

Un día Basilio, el padre de Martina, le contó a Ulises que en el Valle de la Alcudiana, donde él estuvo en la guerra, había un aljibe donde aparecían unos ojos de un caballo, y le hizo un plano para que pudiera llegar hasta allí. A los pocos días Ulises cogió su vespino y se fue en busca del aljibe, pero no lo encontró.

Durante unos días Martina y Ulises iban con el vespino por las playas y las calas de Circea, donde la pareja se dio su primer beso. También fueron al Valle de la Alcudiana y pararon en un sitió, donde se acostaron juntos por primera vez, que resultó ser una leprosería donde la gente era muy agradable. Luego fueron en busca del aljibe y cuando lo encontraron entraron dentro y esperaron a que aparecieran los ojos del caballo, que al final aparecieron en el vientre de Martina.

Martina se quedó embarazada y la pareja decidió casarse. Martina quería que el día de su boda Ulises fuera de esmoquin, y como éste no tenia fue a comprarse uno a Valencia con su compañero de instituto Xavier Leal.

Después de la boda se fueron de luna de miel a Valencia. A medida que iban pasando más tiempo juntos, parecía que Ulises iba perdiendo el amor por Martina.

Ulises le compró el barco a Jorgito, que debido a su locura no podía pilotarlo. Le puso el nombre de Martina.

Al cabo de un tiempo nació Abelito, el hijo de Ulises y Martina.

Una mañana Ulises se fue en su barco y le dijo a Martina que le traería el atún más fresco de la temporada si ella le preparaba un plato de patatas fritas como a él le gustaban. Pero Ulises no volvió. Y su barco apareció solo en medio del mar.

Al no aparecer, lo dieron por muerto y le hicieron un entierro.

Al cabo de unos años Martina se casó con Alberto Sierra, un millonario de Circea que le daba todos los caprichos que quisiera. Con este matrimonio tuvo dos hijas.

Después de diez años de la desaparición de Ulises, en una fiesta que dio Alberto en su mansión había un camarero que sorprendió a Martina cuando entró en casa con un atún en la mano y diciéndole que como le había prometido allí estaba el atún. Martina se desmayó, y el camarero desapareció. Aquel hombre volvió a llamar a Martina y le dijo que era Ulises y le dio un numero donde podía localizarle, pero en ese numero no había ningún Ulises Adsuara y entonces Martina fue a buscarlo a Valencia, pero no lo encontró y cuando volvió a casa le había dejado un mensaje para quedar en la leprosería del Valle de la Alcudiana, pero Martina no pudo ir a esa hora y cuando fue Ulises ya no estaba, pero había dejado un mensaje para ella para quedar en una playa de las que solían ir juntos. Allí por fin se encontraron y Ulises le contó que había dado la vuelta al mundo para darse cuenta de que la quería. Martina escondió a Ulises en un hotel de Alberto durante unos días, iba a visitarle casi todos los días. Allí se acostaron por primera vez después de diez años y Martina descubrió que Ulises había cambiado, ahora tenía los ojos azules, era fuerte y musculoso, no llevaba gafas y no tenía una peca que Ulises tenía, pero no le dio importancia. Al cabo de unos días Martina llevó a Ulises a un rascacielos donde no vivía nadie y lo instaló en el último piso. Durante estos días fueron a visitar aquellos lugares a los que iban en sus primeros días de enamorados.

Martina tenía un sueño: que Alberto le comprara el barco “Son de Mar” que le recordaba a su juventud, pero éste no quería, así que se lo compró ella misma y lo restauró.

Martina y Alberto se fueron a Miami a comprar un cocodrilo que se lo enviaron a casa.

Cuando volvieron de Miami Martina se enteró de que querían vender las viviendas del rascacielos donde estaba Ulises, y tan pronto como pudo fue a sacarlo de allí y lo llevó al Son de Mar.

Un día Martina decidió irse de casa con Ulises, así que cogió un vestido elegante de chanel para ella y el esmoquin de la boda para Ulises y se fue hacia el barco. La pareja se fue toda la noche de marcha por las discotecas de los alrededores de Circea.

Alberto con los rumores que había oído que Martina últimamente iba mucho al muelle porque allí tenia un amante, y al ver que su esposa no regresaba, cogió al cocodrilo y lo llevó al barco de Martina y lo dejó en el camarote del barco.

Cuando la pareja regresó al barco se encontraron al cocodrilo allí, pero Ulises lo mató. Los dos decidieron irse en aquel barco hacia la isla de Sumatra, donde Ulises pescó aquel atún, pero al poco tiempo de estar navegando empezó a entrar agua en el barco y se ahogaron.

Al poco tiempo el cadáver de Ulises con el esmoquin de la boda apareció en una playa de Circea y lo llevaron a la Cruz Roja. La gente decía que aquel hombre se parecía a Ulises Adsuara, pero que no podía ser él porque había muerto diez años antes. El cadáver llevaba el pasaporte en el bolsillo, pero no se podía leer porque del agua se había corrido la tinta. Pero comprobaron las huellas del cadáver con las de Ulises y no coincidían, aquel hombre era Andreas Mistakis, natural de Corfú.

Al poco tiempo apareció el cadáver de Martina vestida con aquel traje de chanel. La trasladaron junto al cadáver del supuesto Ulises, en la Cruz Roja, donde le esperaban su marido y sus tres hijos. Pusieron los dos cuerpos uno junto al otro y parecía que se fueran a casar.

  • EVOLUCIÓN DE UN PERSONAJE -

Ulises Adsuara, uno de los personajes principales de esta historia, al comienzo de esta historia es un joven profesor de 27 años, con ojos verdes, gafas, delgado y enamorado de Martina. En estos momentos la pareja vive un amor muy intenso que después de contraer matrimonio y tener un hijo parece que la intensidad de ese amor por parte de Ulises desaparece, ya que al parecer abandona a Martina y a su hijo Abelito durante diez años yéndose con otra mujer en un barco a recorrer el mundo.

Cuando Ulises vuelve de su largo viaje, es una persona totalmente diferente, como se da a conocer al final del libro. Ya ha envejecido, ahora tiene los ojos azules, es fuerte y musculoso, ya no lleva gafas y no tiene una peca que tenia Ulises, ni la cicatriz que le dejo Martina en la boca. Pero ahora él vuelve a ser el mismo joven enamorado que antes, vuelve a surgir ese amor intenso entre la pareja.

Ulises le cuenta a Martina que ahora sabe que la quiere y que todo ese tiempo había estado dando la vuelta al mundo solo para darse cuenta de que la quería y aprendiendo nuevas historias para contarle.

Al final del libro se sabe que este misterioso hombre que volvió diez años después de la desaparición de Ulises era Andreas Mistakis, que hasta un poco antes de que aparezca muerta la pareja Martina no le pregunta nada sobre su identidad o se observa ninguna sospecha de que fuera otra persona, ya que el supuesto Ulises se sabia toda la vida de Ulises incluyendo los sitios donde pasó con Martina aquellos días de amor intenso.

La evolución mas clara que he podido observar es la del amor que siente Ulises hacia Martina, que como ya he dicho antes al principio es un amor muy intenso, apasionado... y a medida que van pasando tiempo juntos, la pasión por parte de Ulises va disminuyendo notablemente, pero Martina en mi opinión sigue igual de enamorada de él que los primeros días que pasaron en el Valle de la Alcudiana.

  • OPINION PERSONAL -

En mi opinión esta obra de Manuel Vicent es bastante interesante, siendo las paginas que más me han gustado las que cuenta el principio de la historia de amor entre Ulises y Martina, cuando aun existe pasión entre ellos. Y también desde la segunda aparición del supuesto Ulises hasta casi el final del libro.

Una cosa que no me ha gustado de este libro es que te contara el final al principio del libro, porque cuando aparece Ulises por segunda vez ya sabes que no es él, que es Andreas Mistakis. Para mi gusto, el libro debería empezar con la historia de Ulises y Martina y no con el final, porque luego te lo vuelve a contar al fin de la historia y de este modo no sabrías que ese hombre que aparece después de diez años es otra persona que dice ser Ulises Adsuara.

Pero en general el libro me ha parecido bastante divertida e interesante.

-MANUEL VICENT-