Sólo tú puedes salvar a la humanidad; Terry Pratchett

Literatura inglesa contemporánea. Narrativa juvenil. Novela de ficción. Guerra. Paz. Violencia injustificada. Igualdad entre sexos. Solidaridad

  • Enviado por: Alhepe
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

Sólo tú puedes salvar a la humanidad

John Maxwell, un chico de doce años, estaba jugando a un juego de naves llamado `Sólo tú puedes salvar a la humanidad' que su amigo el Cojo, un chico al que le encantaba la piratería, los juegos, y coleccionar virus, le había regalado junto con el manual fotocopiado. Consiguió destruir la nave que seis veces le había matado y un poco después, cuando iba a disparar a otra nave enemiga, de repente en la pantalla apreció el mensaje `No queremos luchar, queremos conversar'. Los ScreeWees, que así se llamaban los extraterrestres, respondían a lo que Johnny les decía. Apagó el ordenador y al día siguiente le dijo al Cojo si había manipulado el juego antes de dárselo, pero éste dijo que no. En el manual no ponía nada sobre qué hacer si los ScreeWees no querían luchar. Cargo el juego y siguió hablando con la capitana de los ScreeWees. Ésta se rindió y le dijo que querían volver a casa y les tenía que ayudar. La Capitana habló con el oficial de artillería, el cual no estaba de acuerdo en rendirse. La Capitana le dijo que Johnny era el Elegido…, pero según el oficial de artillería era solo una leyenda y le dijo que le iba a ser retirado el cargo de la flota por lo que había hecho. La Capitana daba las órdenes así que el oficial de artillería no podía desobedecer y la Capitana se apuntó en su lista de cosas por hacer que lo fusilaran. Johnny volvió del colegio y cargó el juego. La Capitana le dijo que cuando un ScreeWee moría, moría para siempre, pero él siempre volvía a la carga. Johnny no podía creerlo. ¡Si sólo es un juego! La Capitana le pidió a Johnny que les llevase de vuelta a su planeta lo cual parecía fácil, bastaba con desplazar un círculo verde hasta colocarlo sobre el rojo para que el rumbo quedase fijado. A medida que avanzaba toda la flota extraterrestre le seguía. Se encontraron con naves de humanos que atacaron a los ScreeWees y destruyeron algunas naves. Johnny lanzó los misiles y los destruyó. Eran las 6:30, ya le quedaba poco para levantarse. En la televisión no paraban de poner las imágenes de unos misiles bombardeando una ciudad.

Normalmente se reunía con el Cojo, Bigmac y el Serio en la tapia que había detrás de la biblioteca de la escuela. Johnny les contó el sueño que había tenido, sin decir ni palabra de los mensajes que habían aparecido en pantalla. Según el Serio era la proyección de un conflicto psicológico, ya que sus padres estaban a punto de separarse y corrían tiempos difíciles. Siguió teniendo esos sueños en los que llevaba a la flota hasta que una nave controlada por algún jugador le destruía y se despertaba. Fueron a la tienda de informática del señor Patel y vieron como una chica se quejaba de que en el juego que había comprado no aparecía ninguna nave, solo el espacio desierto. El señor Patel nunca devolvía el dinero o cambiaba el juego si le había sido retirado el plástico, por culpa de piratas como el Cojo. La chica le gritaba enfadada al señor Patel, que la miraba un poco aterrado. En la caja ponía claramente que todo el rato había encuentros con extraterrestres pero no aparecía nada en el juego, solo el espacio infinito. Probaron el juego y así fue, y lo mismo pasó con otra decena más de juegos que el señor Patel probó. Al final le devolvió el dinero a la chica y acabó regalándole un juego.

Johnny seguía soñando todas las noches que se despertaba en la nave y seguía conduciendo a la flota hacia su planeta. Se encontró con varias naves pilotadas por humanos y una de ellas, pilotadas por un jugador muy bueno, destruyó una nave con recursos alimentarios de los ScreeWees. Johnny accionó la radio e intento hablar con el piloto. Éste le dijo `¿Quién eres?' y se chocaron las dos naves, explotando, así que Johnny volvió a despertarse. La voz de la pilota le resultaba conocida. Una voz tan aguda, tan convincente, que hacía sentir a quien la escuchaba que era muy inferior a su dueña, solo podía pertenecer a la chica que había en la tienda del señor Patel. Le preguntó al Serio si la conocía, pero le dijo que él no la conocía, pero seguramente el Cojo sabría quien era. Llamó por teléfono al Cojo y le preguntó. El Cojo recordaba que era la hermana de un tal Plonker. Johnny fue a ver a Bigmac a preguntarle donde podía vivir Plonker. Le dijo que vivía en Tyne Avenue, o Tyne Crescent, o como se llamase.

El oficial de artillería y la Capitana volvieron a discutir sobre la rendición de la flota, y el oficial de artillería logró ponerlos a la mayoría en su favor, así que encerró a la Capitana en su camarote. Cuando Johnny despertó de nuevo en la nave no se encontraba delante de la flota, como de costumbre, sino rodeado por ella. Se encendió la pantalla y salió el oficial de artillería. Le dio 60 segundos a Johnny para irse. El oficial de artillería iba a volver al terreno de juego para luchar, y en los juegos volverían a aparecer los extraterrestres. Empezaron a disparar a Johnny y éste de repente se encontró con la hermana de Plonker, que se llamaba Kirsty, aunque le gustaba más que la llamase Sigourney. Kirst le dijo que vivía en Tyne Avenue. Lucharon contra los ScreeWees pero fueron destruidos y se despertaron.

Johnny, después del colegio, la llamó por teléfono y comprobó que había sido real, los dos estaban en el mismo sueño cada noche. Kirst le invitó a su casa para hablar. Johnny fue a su casa y hablaron sobre la rendición de la Capitana, que la habían encerrado y que había que llevarlos a su planeta. Así que planearon soñar que aparecían dentro de la nave, así rescatarían a la Capitana. De repente Johnny despertó en el camarote de la capitana. Salieron por el conducto de la ventilación y al rato llegó Sigourney que le contó a Johnny que se había desmayado. Se enfrentaron a una guardia que encerraron y quitaron la pistola. Fueron al puente de mando donde estaban los controles. Allí estaba el oficial de artillería que luchó contra la Capitana, la cual quedó mal herida. El oficial de artillería salió corriendo y Sigourney atendió a la Capitana ya que sabía primeros auxilios mientras Johnny pilotaba la nave. Había montones de jugadores pero consiguió librarse de ellos y encontraron la Frontera, donde los ScreeWees iban a su planeta. Los humanos no podían pasar por allí así que tenían 10 minutos para salir de allí antes que la nave llegase a la Frontera. Johnny disparó al oficial de artillería y lo mató, y él y Sigourney salieron corriendo a la cápsula de escape. Consiguieron salir a tiempo y vieron como en la Frontera, Inmensas letras blancas de miles de kilómetros decían: PARTIDA FINALIZADA y las naves siguieron pasando por esas letras desapareciendo a través de la frontera.