Soledad; Juan Ramón Jimenéz

Poetas españoles. Escritores Modernistas. Escritoresel Novecentismo. Poesía moderna

  • Enviado por: Flusy
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

COMENTARIO DEL POEMA "SOLEDAD", DIARIO DE UN POETA RECIÉN CASADO, JUAN RAMÓN JIMÉNEZ.

INTRODUCCIÓN

Soledad es uno de los poemas de la segunda etapa de Juan Ramón Jiménez recogido en el poemario Diario de un poeta recién casado, 1916. En esta etapa, JRJ despoja a su poseía de todo lo accesorio: temática, adjetivación, rima, etc. A esto se le llamará poesía desnuda. A causa de ello su poesía pierde musicalidad y gana naturalidad ya que recurre a un léxico sencillo y adecuado, sin dejar de ser poético. La importancia de esta etapa es trascendental puesto que es cuando el autor alcanza un estilo propio.

Es una etapa intelectual, JRJ halla el amor en el océano del que queda prendado durante su luna de miel con Zenobia y en él centra todas las poesías de esta etapa. El poeta pretende trascender mediante su poesía, más intelectualizada a causa de una evolución espiritual del autor. El Modernismo (Rubén Darío) ha sido la influencia definitiva, junto con la literatura inglesa, y el empuje de JRJ para crear un estilo propio lleno de asonancia, prosa, verso blanco y otros experimentos.

En la segunda etapa el tema de la muerte pasa a un segundo plano dejando al poeta exteriorizar y plasmar en su poesía la serenidad de su alma y la felicidad que siente durante esta época de su vida.

ASPECTOS TEMÁTICOS

Se trata de un poema descriptivo del mar. Está notablemente marcado por la paradoja, puesto que en sí lo es, tal y como queda reflejado en el epifonema final. Expresa que el mar, en ser todo uno, queda comprendido en sí mismo y esto le hace estar solo. JRJ compara el oleaje del mar con heridas en la personificación del mismo y desarrolla la antítesis en la tercera estrofa, cooprotagonista junto con la paradoja de este poema. JRJ busca la plenitud, en este poema, pero tiene dificultades.

La soledad es una de las obsesiones de JRJ. El poeta tenía un carácter antisocial y arisco. Además necesitaba un exagerado silencio para inspirarse y un aislamiento total. Desarrolla un amor hacia la soledad, como queda plasmado en la paradoja "plenitud de soledad". que debió ser muy significativa para el autor puesto que en soledad hallaba la plenitud y en relacionarla con el mar la tenia como objeto amado. En este poema queda reflejada la identificación de la soledad con el mar y asimismo con la plenitud y la poesía.

Transmite su deseo de hallar la plenitud y expone las dificultades que se le presentan para lograrlo, al tiempo que se va comparando con el mar cada aspecto.

ESTRUCTURA

El ritmo de este poema recae en las exclamaciones, aposiopesis y un encabalgamiento. No hay rima y tanto la estructura como la versificación no siguen unas pautas definidas, aunque podríamos decir que predomina la silva.

La poesía se compone de cuatro estrofas: la primera, la segunda y la cuarta constan de tres versos y la tercera es un encabalgamiento de cuatro versos unido a la estrofa anterior en significado. La libre estructura es debida al afán de JRJ por quedarse con la esencia de la poesía y despojarla de todo cuanto pudiera. A esto se le llamó "versolibrismo", en referencia a la libre versificación.

La estructura es circular puesto que el poema queda cerrado en la conclusión del último verso, el epifonema, que centra toda la temàtica en la paradoja de la "plenitud de soledad" en torno a la cual gira el poema. No obstante, la temàtica de este libro queda resumida en el mar (carece de argumento o anécdota) ya que JRJ no la trabaja de forma indivudual en cada poema en su búsqueda de la poesía desnuda o pura durante la segunda etapa.

ANÁLISIS

Se inicia el poema con un apóstrofe. JRJ desarrolla un monólogo dirigido al mar. En la primera estrofa encontramos antítesis: "estas todo..., que solo..." y también encontramos paradoja y contradicción "En ti estás todo..., qué sin ti estás...". Hallamos la frase exclamativa "¡Qué sin ti estás...!" que carga de afectividad y emoción el conjunto del poema en esta introducción al carácter apasionado que queda cerrado posteriormente por otra frase exclamativa.

"Abierto en mil heridas..." es una metáfora que compara las olas del mar con las heridas mortales que implica la constante personificación del mar. En los versos 2 y 3 hallamos una anáfora en la repetición del "qué". Se da una comparación entre el vaivén de las olas del mar y el pensamiento de JRJ y le sigue el encabalgamiento de antístesis de la tercera estrofa. También encontramos paranomasia en el encabalgamiento. De igual manera ocurre en el verso "cada instante... cual mi frente..." a modo de la rima inexistente y en el verso"¡...plenitud de soledad, mar solo!" donde se da paranomasia por derivación de la palabra.

La cuarta estrofa contiene paradojas en cada verso sin abandonar la personificación. El penúltimo verso contiene aposiopesis en su última palabra: esto nos indica que va a terminar el poema y lo hace con un epifonema entre exclamaciones para enfatizar la paradoja que resume el contenido del poema.

RELACIÓN CON EL AUTOR Y SU ÉPOCA

El libro en donde queda recogido este poema fue considerado por el propio autor "su libro mejor". Plasma un JRJ contemplativo y espiritual que ha hallado la "plenitud de plenitudes" y hace la función de diario personal del poeta. En resumen, la segunda etapa se caracteriza por lo intelectual y espiritual en la temàtica y por la conceptualización de léxico y versificación. En este poema queda perfectamente reflejado que JRJ ha evolucionado en una poesía libre de complementos innecesarios. Sólo han permanecido los adjetivos que forman parte de la esencia del poema como "solo".