Sociología

Sociología. Comunidad estamental. Sociedad de clases. Feudalismo. Industrialización. Consolidación del capitalismo. Positivismo. Materialismo histórico. Racionalidad de Max Weber

  • Enviado por: Matias Pratesi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 24 páginas
publicidad
publicidad

El intento de adoptar un criterio investigativo de estudio de la realidad análogo al aplicado en el campo de los fenómenos naturales, conlleva necesariamente a un cercenamiento de su capacidad de cuestionamiento del statu quo y un vuelvo concomitante hacia posiciones teóricas de raigambre conservadora.-

I. DE LA COMUNIDAD ESTAMENTAL A LA SOCIEDAD DE CLASES

Nacimiento de la sociología

Coincide con la etapa de la disolución de los lazos comunitarios tradicionales, este proceso es visto como el origen de la crisis social europea del S. XIX.-

Feudalismo - Edad Media

El feudalismo tuvo su apogeo entre los S. IX y XIII, fue un sistema económico, social y político en el cual la principal relación de producción era la servidumbre. La sociedad se dividía entre los hombres libres y quienes no lo eran. Este orden era sostenido por la nobleza terrateniente y guerrera, el monarca, la iglesia, y era de índole estamental. Los hombres libres podían pertenecer o no a la nobleza o al clero, pero se diferenciaban de los siervos, quienes tampoco eran esclavos en la medida en que gozaban de ciertos derechos.-

El sistema de producción era fundamentalmente rural.-

Siervos

Los siervos se podían diferenciar en dos grupos, por un lado estaban los siervos domésticos y por otro los siervos de la gleba. Los primeros estaban atados a una persona, mientras que en los últimos, la dependencia se fijaba respecto de una tierra, y aunque esta cambiase de dueño, ellos no se desligaban de la misma.-

La pertenencia a la nobleza o a la servidumbre se establecía por sangre, por heredad, lo cual determinaba el bajo grado de movilidad social.-

Las relaciones entre los hombres se basaban en gran medida en un pacto de vasallaje que implicaba derechos y obligaciones recíprocos. El pacto creaba relaciones de subordinación y de servicio. Su origen se remonta a la temprana edad media, cuando una persona libre, pero de condición social inferior, buscaba protección por parte de otra más poderosa; el contrato de vasallaje estipulaba la dominación del señor sobre el vasallo, pero determinaba deberes mutuos.-

Las relaciones de vasallaje se establecían también entre distintos señores feudales.-

Iglesia

La iglesia, dentro de este sistema, actuaba como un señor feudal, representaba una de las instituciones básicas sobre las que se asentaba el orden del feudalismo, y se situaba en los órdenes superiores de la jerarquía estamental.-

Cargos tales como obispos y cardenales conllevaban la pertenencia a un estrato social semejante al de la nobleza, conformada por duques y condes. La iglesia recibía tierras (y trabajadores campesinos adosados a ellas) para su cultivo y explotación, en concepto del deber sagrado de hacer llegar a Dios parte de la producción. Además percibía un tributo conocido como “diezmo”, correspondiente a la décima parte de lo producido abonado por toda la población trabajadora, con el objeto de sustentar a los sectores sociales más pobres.-

El clero rural permaneció mayoritariamente en niveles sociales equivalentes a los del campesinado en general. Un número considerable de sacerdotes (los pertenecientes a las órdenes más prestigiosas) disfrutaba de ciertos privilegios y comodidades equiparables a las gozadas por los laicos más poderosos. Además los grandes centros monásticos constituían los reservorios del conocimiento, resultando la iglesia, la encargada de transmitirlo, por este motivo las primeras universidades, se encontraban ligadas a ella y los clérigos desempeñaban el papel de intelectuales de la época.-

Economía

La medida de riqueza obedecía a la extensión de tierras poseídas, con sus correspondientes vasallos, lo cual llevaba a continuas luchas entre los señores feudales, con el objeto de apoderarse del mayor número posible de feudos. Esto los obligaba a mantener ejércitos propios denominados huestes o sequitos feudales.-

El núcleo de la producción radicaba en el “señorío”, conglomerado de tierras sobre las que el señor ejercía el derecho de “ban”, es decir, la capacidad de poder exigir el pago de tributos o el trabajo en su provecho, de quienes allí residían.-

El “gran dominio” territorial se dividía en:

Reserva: parcela donde moraba y de la que vivía el señor, cuya tierra era explotada generalmente por trabajadores domésticos. Abarcaba un espacio cercado dentro del cual se ubicaba el castillo, rodeado de graneros.-

Mansos: porciones de territorio, destinadas al albergue y la producción de alimentos de los campesinos.-

Tierras comunales: formadas por prados, dehesas y bosques. Los habitantes del señorío recogían leña para calefacción y madera destinada a construir herramientas.-

Región de caza: asignada al uso del señor.-

El sistema feudal era predominantemente rural, pero al margen de las pequeñas aldeas correspondientes a los feudos, se desarrollaron ciudades, en las que la población se dedicaba a la producción artesanal de mercancía comerciable.-

En ciertas regiones europeas, los gremios de artesanos y las guildas de mercaderes conducían el gobierno comunal, organizando a la vez la vida de sus habitantes., en las que la población se dedicaba a la producción artesanal de mercancía comerciales.-

En ciertas regiones europeas, los gremios de artesanos y las guildas de mercaderes conducían el gobierno comunal, organizando a la vez la vida de sus habitantes.-

Los gremios: se ocupaban de adiestrar a los futuros artesanos en las técnicas propias de las diversas actividades, fijaban los precios de las mercaderías para evitar que algún artesano se beneficiara obteniendo mayor excedente que el resto.-

Las guildas de comerciantes: originalmente simples reuniones de “buhoneros” o vendedores ambulantes, evolucionaron, adquiriendo poder en dimensiones proporcionales al crecimiento del comercio.-

Una característica definitoria del feudalismo consistió en el hecho de representar un sistema de producción orientado prioritariamente “al uso” y no dirigido en esencia al mercado; en razón de ello y a la relativa ausencia de competencia en cuanto al incentivo del crecimiento económico, no existía una presión tendiente a la introducción de perfeccionamientos técnicos. Sin embargo, lenta y gradualmente se logro la aplicación de ciertas innovaciones (arado asimétrico, sustitución del buey por el caballo, rotación trienal, diversificación de cultivos, etc.).-

Cada señorío era prácticamente autosuficiente, por lo cual no había mercados de gran alcance geográfico.-

Tanto en el campo como en las ciudades, la producción se realizaba sin el aporte brindado posteriormente por la maquinaria.-

El sistema de producción era inseguro e inestable, las perdidas de las cosechas provocaban cíclicas hambrunas. Esto provocaba una alternancia entre épocas desfavorables y épocas de bonanza, estos movimientos cíclicos configuraron una de las causas de las grandes transformaciones sociales, se produjo una gran crisis agrícola, generadora de hambruna, seguida de epidemias (como la peste negra), que provocaron un colapso demográfico, lo cual afectó gravemente las condiciones de producción.-

En el caso particular de Inglaterra por ejemplo, el sistema de explotación de la fuerza de trabajo basado en la servidumbre tendió a desaparecer. La mayoría de los siervos logro la disolución de los lazos que los ataban a los señores, debido a la presión por la escasez de habitantes. Por otro lado, los residentes accedían a privilegios. Hacia fines del medioevo, en la mayoría de los núcleos urbanos, superado el año de residencia se obtenía la libertad automática, esto ayudo a incrementar la cantidad de población en las ciudades y a la concentración en ellas de artesanos provenientes del ámbito rural.-

La disminución de la servidumbre determina que la reserva comenzara a explotarse a través del método del arriendo, mediante dos planteos, la concesión de parcelas de tierra durante periodos prolongados (figura que muchas veces remitió al traspaso de la posesión por herencia) mientras que la otra se establecía mediante lapsos breves.-

Bajo la forma hereditaria, los arrendatarios eran favorecidos en la medida en que el canon pactado se mantenía estable mientras que el precio de los productos agrícolas aumentaba, esos trabajadores rurales se enriquecieron, transformándose poco a poco en capitalistas.-

Progresivamente, la estructura feudal tradicional fue viéndose afectada por todos estos procesos económicos y sociales. Hacia el siglo XVI, evidenciaba los síntomas de una transformación radical que implicaría su lenta disolución y la consiguiente aparición del sistema capitalista, en líneas generales, puede decirse que el cambio se oriento en el sentido de una transición desde un tipo de vida rural hacia otro de índole urbana.-

En los inicios de esa transformación, la nobleza feudal amplio el cercado de sus grandes extensiones territoriales, e implemento la modalidad de arriendo corto.-

Políticamente, el fortalecimiento de la autoridad real fue eliminando luchas internas, lo cual llevo a que dejase de tener objeto la presencia de huestes armadas en los señoríos, razón que llevo a los nobles terratenientes a disolver sus respectivos sequitos feudales. El proceso de transformación integral del campesinado, demando cerca de cuatro siglos.-

En el siglo XVI se produce la reforma protestante, Lutero y Calvino fueron las figuras de las dos vertientes protestantistas, siendo el primero partidario de una creencia teológica en la que la experiencia mística es justificada mediante la Fe, lo cual lleva a una actitud meramente pasiva a través de la cual los súbditos se obligan a mantener la obediencia al soberano. En cambio, alejadas del quietismo misticista luterano, la vertiente calvinista era el sector militante y comprometido con la esfera terrenal del protestantismo.-

El espíritu contestatario frente al dogma eclesiástico, vigente y respetado durante siglos, se desarrolla justamente en una época signada por el anuncio del despertar de un nuevo régimen socioeconómico, apoyado en el progreso de las fuerzas productivas generadoras del sistema capitalista. La iglesia católica en Inglaterra había actuado prácticamente en los términos en los que lo hacia un poderoso señor feudal: La ruptura religiosa significó la incautación de sus extenso territorios por parte de la monarquía, hecho que derivo en la desaparición del diezmo junto a otras consecuencias sociales.

Durante el mismo siglo XVI, Europa fue consolidando sus dominios coloniales americanos y rápidamente comenzó la extracción de metales preciosos, hecho decisivo en la acumulación capitalista originaria.-

Desde un punto de vista cultural, la expansión colonial coincidió temporalmente con el desarrollo de una progresiva transformación de la propia cosmovisión del viejo mundo, a través del movimiento humanístico renacentista.-

Los comerciantes quienes, primero, fueron intermediarios entre los señores feudales y los artesanos, mas tarde procedieron a organizar la producción al margen del control ejercido por los gremios.-

Durante el siglo XVI la fase original del capitalismo se encuentra plenamente desarrollada en Inglaterra, y la etapa manufacturera comienza a partir de la combinación de la producción domestica con aquella realizada en establecimientos urbanos. Además se produjo una relevante transformación de la producción agrícola que permitió sostener el aprovisionamiento alimentario de una población crecientemente numerosa. Simultáneamente se extendía el comercio británico. Poco a poco Inglaterra se impuso como primera potencia mundial.-

Respecto de la esfera política, en esta época se cierra un periodo de inestabilidad, en el caso ingles, una guerra civil enfrenta a la “alta nobleza” con el resto de las clases sociales debido a cuestiones tanto económicas como religiosas; a este proceso lo siguió la denominada “revolución gloriosa”, iniciada en 1688. Esa revolución clausura cualquier proyecto tendiente a la instauración de un absolutismo monárquico e instituye la monarquía parlamentaria, limitando el poder del rey y el de la alta nobleza. El cierre de este periodo de violencia permitió el desarrollo capitalista y comienza a evolucionar la economía, de tal forma que posibilita en el siglo XVIII la realización de la “revolución industrial”.-

Esta época culmina con la modificación de los lazos que unían a los hombres entre si y con los medios de producción y con la aparición de nuevas clases sociales: el proletariado y la burguesía.-

II. EL PROCESO DE INDUSTRALIZACION Y LA CONSOLIDACION DEL CAPITALISMO

La revolución industrial representó un conjunto de transformaciones históricas en los ámbitos económico, social y político.-

Esa revolución constituye un factor crucial que potencio el funcionamiento del régimen de acumulación capitalista.-

Sus caracteres esenciales resultaron relativamente similares en las naciones avanzadas. El progreso industrial derivó en la creciente aplicación de los conocimientos científicos a los métodos productivos y de la inversión de capital y la búsqueda del beneficio como incentivo y meta final del inversor.-

El aumento de transformaciones conllevo un aumento demográfico, el desarrollo de nucleamientos urbanos y la consolidación de la división en clases de la sociedad capitalista.-

La gran expansión industrial fue posible gracias a la mayor oferta de tierra, capital y trabajo, y debido al uso del carbón que permitió la utilización generalizada del vapor como fuente de energía destinada a las maquinarias y al transporte.-

Una de las características trascendentes de la era iniciada con la revolución industrial fue la inédita aceleración del ritmo de crecimiento población, consecuencia del abrupto descenso de los índices de mortalidad. Esto se debió a diversas causas, como la mejora en la calidad y cantidad de alimentación gracias al cultivo de tubérculos, que permitió cebar mayor cantidad de ganado durante el invierno lo cual redundo en un mayor abastecimiento de carne fresca durante todo el año. La sustitución de cereales inferiores por el trigo y el aumento del consumo de legumbres, lo cual ayudo al mejoramiento de las defensas biológicas para enfrentar distintos tipos de enfermedades. Además hubo notables avances científicos en el campo de la medicina.-

Desde el punto de vista económico y financiero, el dinero acumulado era destinado a la mejora de las tierras, a la ampliación del mercado o a la concesión de prestamos hipotecarios; pero gradualmente, el mercado de capitales se fue extendiendo ayudado por el impulso complementario de los incipientes banqueros locales.-

La política de gobierno propiciaba el mantenimiento de precios elevados en los productos agrícolas a efectos de mantener la rentabilidad de esa actividad: durante los periodos de escasez económica fueron prohibidas las exportaciones y se liberaron las importaciones.-

A partir de aproximadamente 1775, Gran Bretaña se convierte en importadora de granos. Asimismo el comercio colonial proveía a esta nación de productos alimentarios alternativos y de materias primas de importancia para la época tales como algodón, lino, lana, seda y madera.-

El mercado de ultramar era el destinatario de las exportaciones inglesas, especialmente de los artículos de ferretería y textiles. A medida que el proceso industrializador avanzaba, el volumen de las exportaciones creció enormemente.-

La revolución industrial implico no solamente una cuestión de sustanciales innovaciones tecnológicas. Sin la aplicación de las invenciones técnico-científicas a la producción, la industria hubiese quizá continuado un proceso de avance lento, pero no hubiera habido una “revolución” propiamente dicha.-

El aumento de los ahorros y su orientación hacia la industria hizo posible este cambio revolucionario.-

Durante la primera fase de la revolución, los prestamos a largo plazo resultaban difíciles de conseguir, sin embargo, en la medida en que aumentaban las perspectivas de obtener beneficios, aumentaba la inversión y los financistas comenzaron incluso a prestar dinero sobre industrias relativamente desconocidas.-

El empresario industrial necesitaba además de capital a largo plazo, capital de trabajo, a efectos de comprar materia prima, pagar los sueldos de los trabajadores, y costear la producción.-

A través del aumento de la velocidad adquirida por los medios de transporte y del progreso de las comunicaciones, las fases de comercialización se abreviaron y por lo tanto comenzaron a realizarse descuentos por pagos al contado y a cobrarse intereses por mora.-

Hacia 1760, existían cerca de treinta bancos en la ciudad de Londres, esto se debió a que grandes empresarios del sector industrial fundaron sus propios bancos como una forma de inversión de su creciente capital. Sin embargo los bancos pequeños presentaban graves problemas para mantenerse y se autorizo oficialmente el establecimiento de bancos colectivos y el propio Banco de Londres abrió sucursales emisoras en distintas regiones del país.-

La contribución mas importante que se le reconoció a la institución bancaria consistió en la movilización de capital a corto plazo.-

Entre los empresarios se aprecio la conveniencia de reunir a los obreros en un solo taller establecimiento fabril según las diversas ramas industriales. Los artesanos rechazaron la concentración de su fuerza de trabajo en establecimientos productivos, pero finalmente tuvieron que someterse a esta nueva modalidad de explotación de sus capacidades laborales.-

Durante el siglo XVIII existía aun una seria de impedimentos para la movilidad del trabajador ya que había limitaciones en los medios de transporte, los obreros debían trasladarse a pie a lo largo de extensos trayectos a su lugar de trabajo, con los consiguientes riesgos provocados por la inseguridad social de la época.-

A partir de la revolución industrial, aparece una nueva concepción del tiempo, que exige a la mano de obra una determinada adaptación psicológica a las formas de producción. El significado y el valor del tiempo constituyo un elemento cultural clave de la nueva era industrial, marcada por el ritmo de trabajo definido por “la maquina”. En la mayoría de las empresas los horarios de trabajo se prolongaban desde el alba hasta el anochecer, matizados por breves momentos de descanso aprovechados para alimentarse. En el nuevo orden fabril, la puntualidad adquirió un papel relevante y su símbolo emblemático fue el reloj que paso a ocupar un lugar destacado en el frente del establecimiento.-

La segunda generación de industriales evaluó las perdidas originadas por la irregularidad o desatención de los operarios, lo que los llevo a entrenar a algunos obreros para cumplir tareas especiales como jefes de personal o capataces. Se otorgaban bonificaciones y también se establecieron multas por embriaguez, pereza y por participar en juegos de azar.-

Alrededor de 1830, Gran Bretaña disponía de un numero importante de obraros fabriles asalariados. El nivel de los jornales respondió cada vez mas a los cambios en la oferta y la demanda y a la actividad económica general del país. Los salarios de las diferentes industrias estaban ligados mutuamente, y en lugar de mercados locales, se integro un único mercado de trabajo.-

La ciencia cambio la concepción preexistente del universo, provocando también una revolución en el campo de las ideas; ello trajo aparejada una mayor compresión de la naturaleza y una renovada actitud frente a la problemática política y social.-

Socialmente significo el fortalecimiento de una clase burguesa, dominante y la extensión de las actividades abarcadas por la misma.-

El desarrollo de la economía capitalista, bajo un orden burgués, necesitaba la disolución de los lazos sociales sobrevivientes en el ámbito rural, y en la estructura gremio-artesanal urbana.-

III. LA FISICA SOCIAL POSITIVISTA

La revolución francesa de 1789 significo el desmantelamiento de las viejas estructuras jurídicas que legitimaban un ordenamiento social de índole estamental, que incluía la servidumbre y del “antiguo régimen” asentado en la monarquía absoluta.-

Se caracterizo por un amplio movimiento cultural e ideológico expresado por el pensamiento iluminista, cuyo paradigma lo constituyo el enciclopedismo francés. En esa corriente filosófica, se plasmaron los avances del conocimiento científico logrados en las ciencias físico-naturales y también se intento asimilar ese triunfo de la razón al abordaje teórico de la problemática humana en general.-

La ilustración fue un amplio movimiento característico de Europa occidental, incubado en Inglaterra pero logro su mayor apogeo en Francia. Sostenía la igualdad universal de la condición humana y defendía el respeto hacia derecho naturales inalienables, la libertad política frente al absolutismo monárquico, y la movilidad social del individuo en contra del ordenamiento estamental típico del “antiguo régimen”.-

El símbolo mas representativo del movimiento en la esfera política quedo reflejado en la concepción rousseauneana vertida en su obra El contrato social. Donde marco el punto máximo al que podía llegar un cuestionamiento del statu quo.-

Saint-Simón

Su teoría socialista utópica constituye una corriente del pensamiento fundacional de la sociología considerada en términos de disciplina científica autónoma, junto a la filosofía positiva de su discípulo Augusto Comte.-

Entre los siglos XVI y XVIII, la evolución científica, el impacto generado por la reforma protestante, el desarrollo de una clase social burguesa y el creciente auge del pensamiento “racional” que desembocó en el movimiento critico del iluminismo erosionaron gradualmente los pilares del “orden integrado” característico de gran parte de la edad media. En la visión saintsimoniana, la ciencia debía partir de una actitud constructiva y aportar a la creación de un ordenamiento renovado de la sociedad.-

Saint-simón analizo la situación sociopolítica posrevolucionaria, signada por los conflictos derivados de la división moderna del trabajo. Le preocupaba esencialmente el nuevo orden económico-productivo y, en especial, las condiciones laborales y de vida degradas que sufrían los trabajadores. Una sociedad mas justa erigida sobre el “sistema industrial” procuraría cierta unidad integrativa en dirección al logro de una cohesión social avalada por los valores “positivos” aportados a la humanidad mediante el progreso del conocimiento científico.-

Consideraba productores al conjunto formado por empresarios y obreros, incluyendo a ambos sectores dentro de la categoría indivisa de industriales. Ellos se debió a que no avizoraba el enfrentamiento clasista entre burguesía y proletariado.-

Saint-simón proponía una coalición de los sectores de la producción, al margen de su condición patronal o proletaria. Para la consecución de tal alianza, el conocimiento auténticamente científico (sustentado en una filosofía de índole “positiva”) debía reemplazar la actitud meramente cuestionadota respecto de la totalidad de valores tradicionales desarrollada por la escuela iluminista.-

Además sostenía la existencia de tres momentos atravesados por la evolución intelectual humana: a la primitiva etapa teológica le seguiría (en orden relativamente cronológico) la era metafísica como transición al estado científico como punto final de llegada. En este punto, la sociología adoptaría un criterio metodológico asimilado de las ciencias naturales. Esta concepción inspiro a Comte en su elaboración de la “ley de los tres estados”.-

En la tercera y ultima etapa del conocimiento, según Saint-simón, la nueva disciplina, conocida como “higiene social”, dotaría de un criterio analítico riguroso al estudio del comportamiento de los hombres en su interacción colectiva. El método aplicado para el abordaje de la problemática de la sociedad abandonaría definitivamente el tutelaje tradicional ejercido por el pensamiento teológico. La ciencia desplazaría a la religión en el rol de orientadora intelectual y, a la vez, de cohesivo social; asimismo, la nueva ciencia se apartaría de las especulación metafísicas que, de acuerdo con su enfoque, habían desempeñado una función principalmente “destructiva”.-

El orden propio del sistema industria se alcanzaría una vez que los científicos, integrados a la clase productiva, se constituyeran en una elite gobernante que condujera hacia un desarrollo equilibrado de la sociedad moderna. A través de la alianza de los sectores intelectuales e industriales, se formaría un bloque sólido de poder, soporte de una estabilidad social permanente; esta requeriría cierta mejora de las condiciones laborales de los trabajadores, urbanos y rurales, cuya realización demandaba una planificación de la actividad económica global. Esa elite debía presentar rasgos autoritarios, un gobierno fuerte, que sustituyera, aunque a través de un tipo cualitativamente diferente de legitimidad, la histórica y prolongada coalición dominante formada por la Iglesia y la nobleza terrateniente durante varios siglos.-

El objetivo final al que apuntaba la visión saintsimoniana residía en el logro de una sociedad armónicamente organizada, de acuerdo con la división industrial del trabajo: es decir, cierta integración de los individuos fundada sobre los valores laicos y seculares, expresados mediante principios de orden científico asimilables al modelo de las disciplinas naturales, los cuales legitimarían un proceso de colaboración interclasista.-

Augusto Comte

Su obra marca de forma mas definida que la de su maestro (Saint simón) el limite que separa el siglo XIX, considerado organizador y positivo respecto del anterior, evaluado como revolucionario y negativo.-

La “ley de los tres estados”, expresa una teoría evolutiva del saber humano, proyectada al ámbito del comportamiento colectivo, que identifica la etapa primitiva, llamada teológica que implicaba la aceptación pasiva de las desigualdades políticas y sociales, impuestas por las creencias tradicionales, en gran parte subordinadas al dogma eclesiástico.-

El estadio metafísico comprende el periodo histórico en el que gradualmente fue cuestionado el viejo orden “monárquico-religioso” y a la vez se genero el clima intelectual propicio para el advenimiento de la revolución liberal; esa etapa remite a un racionalismo progresivo. En esta instancia, los actores “divino” son reemplazados por abstracciones personificadas. El tipo de conocimiento al que apunta resulta ontológico, debido a que aborda las cualidades trascendentales del ser en general. El factor divino es sustituido por una especie de fuerza oculta, considerándola como si realmente existiese. Los fenómenos se explican mediante supuestas tendencias y predisposiciones abstraídas de la naturaleza.-

Finalmente el pensamiento positivo es denominado fenoménico; esta compuesto por hechos y leyes causales, o experienciales, de acuerdo con el procedimiento metodológico empírico utilizado por el investigador. “saber para prever” representaría la verdadera función de previsión racional constitutiva del saber científico. La etapa positiva es representada bajo la consigna de orden y progreso.-

Frente a las dos formas anteriores de pensamiento y de actitud, el espíritu positivo representa el abandono de la búsqueda de nociones absolutas, se renuncia a indagar acerca del origen y destino del universo, a conocer el “primer motor” del mismo. El ultimo y definitivo estadio de la evolución conlleva un pensamiento limitado a descubrir, mediante “el uso combinado de razonamiento y observación, las leyes efectivas del desenvolvimiento, las relaciones invariables de sucesión e imitación.”.-

A diferencia del marxismo que plantea la pretensión de conocer la realidad, el positivismo se limita a la mera observación de aquello que “viene dado”, en la medida en que considera que prevemos un evento en virtud de hechos que constituyen signos del mismo, siempre y cuando la practica experimental haya demostrado que representan sus antecedentes naturales.-

Comte señala la superioridad del pensamiento “positivo”, de allí que la reformulada “ley de los tres estados”, junto con una clasificación jerárquica de las disciplinas científicas, apunte a la creación de una sociología emparentada metodológicamente con las ciencias físicas.-

El positivismo comteano concibe una marcha progresiva del espíritu humano, que evoluciona “en bloque”, en respuesta a una necesidad invariable, teniendo en cuenta que “cada rama de nuestros conocimientos pasa sucesivamente por tres estadios, el teológico o ficticio, el metafísico o abstracto y el científico o positivo”

El pensamiento teológico había sufrido un desgaste gradual debido a la actitud critica de la metafísica y a la progresiva descomposición del sistema político correspondiente.-

El doble movimiento negativo (intelectual e institucional) había sido promovido por las universidades, enfrentadas a la misma Iglesia que las había creado.-

La revolución francesa, según Comte, comenzó cuando la decadencia del estadio teológico demostró la “creciente necesidad de un orden nuevo”. Sin embargo no se produjo un cambio efectivo de las conductas sociales, debido ala falta de un sustento filosófico positivo, es decir, que en el momento en que se necesitaba “el abandono de las doctrinas puramente negativas”, aunque promotoras de la evolución progresista, la dirección del movimiento reorganizador recayó en los representantes de la escuela metafísica.-

El exceso racionalista llevado a su extremo en el “desborde jacobino” del periodo 1792 - 1794, constituía la prueba de la incapacidad del pensamiento metafísico para “organizar” la sociedad.-

La situación intelectual de la época, careciente de una filosofía actualizada y exclusiva que hiciera posible la combinación simultanea del orden con el progreso, determinaba que las dos corrientes históricas opuestas resultaran todavía necesarias, aunque se anularan mutuamente debido al “hueco mental” no cubierto por el espíritu positivista. Esta convivencia conflictiva producía un estancamiento. Resultaba imperioso unir el progreso científico, técnico y económico con la vigencia de cierto disciplinamiento entre los miembros de la sociedad.-

Las dos escuelas perimidas y neutralizadas por un accionar mutuamente excluyente, cayeron en comportamientos erróneos propios de su rival; es decir que la corriente teológica, sostén tradicional del orden, incentivo acciones subversivas contra las instituciones políticas. En el polo opuesto, contrariando su tendencia progresista, la corriente metafísica había perdido toda la “fuerza lógica”.-

Para Comte, el progreso constituye una de las dos condiciones fundamentales de la civilización moderna.-

Las ideas referidas al orden provenían aun de los adherentes al antiguo régimen, rechazado por la sociedad decimonónica, y por otro lado, los intentos contestarios de “acelerar directamente el progreso político” resultaban obstaculizados por el temor a la vuelta de la anarquía jacobina, latente mientras “las ideas de progreso sigan siendo sobre todo negativas”.-

Ambas concepciones (teológica y metafísica), sucesivamente predominantes demostraron históricamente su incapacidad para gobernar adecuadamente en el marco de la sociedad moderna, motivo por el cual cayeron en un descrédito generalizado entre la población, cuyo criterio sui generis se orientaba por un sentido espontáneamente “positivo”.-

Existe cierto orden de sucesión mediante el cual ingresarían las distintas disciplinas científicas, primero en el estadio metafísico, y luego en el positivo. El progreso de los métodos del conocimiento remite a una sucesión cronológica que parte del desarrollo gradual, sobre la base abstracta aportada por las matemáticas, de la astronomía y de las ciencias físico-químicas; el conjunto de leyes comprobadas por estas ultimas permite a la fisiología descubrir “certezas invariables” que sustentan la aparición de la física social.-

Esta ultima disciplina denominada también “sociología”, señala la culminación del abordaje total de la problemática científica que puede abarcar el conocimiento humano; su construcción solo es posible partiendo de los resultados empíricos obtenidos por las disciplinas previas, y el conocimiento sociológico aplicaría el mismo criterio metodológico que ellas. Se trata de una escala de subordinación siguiendo un orden sucesivo de dependencia lógica.-

La corriente positivista tiene como presupuesto que todos los eventos indistintamente, aun los referidos a la sociedad humana, son gobernados por leyes invariables de fenómenos.-

La sociología tenia la función de sustituir el rol integrador que había ejercido la religión durante siglos. Se promueve el reemplazo del estudio de las causas mediatas por el análisis comparativo de leyes.-

El progreso del autentico saber se orienta desde los hechos mas generales o simples hacia los mas singulares o completos, que son los acontecimientos sociales y políticos.-

Resulta evidente el carácter conservador implícito en la “ley de los tres estados” y en la escala científica, ordenada genealógicamente, teniendo en cuenta que el análisis sociológico remite a la supuesta existencia de hombre y grupos organizados según un molde extrapolado de la física mecánica. De manera que la estructura social “hereda un tipo estable donde el equilibrio solo se pierde para ser recuperado en un movimiento idéntico al de la ley natural, cuya noción filosófica consisten en localizar la constancia de la variedad.”. La invariabilidad configura el componente dogmático, por ende “intocable” que caracteriza el conocimiento positivo de la sociedad.-

Para Comte “la restauración de la comunidad es una cuestión de urgencia moral: los derechos individuales, la libertad y la igualdad eran según el, meros dogmas metafísicos, sin solidez suficiente para sostener un orden social genuino.-

“La practica social referida al cambio y a la transformación estructural no tiene otro espacio que el condicionado por una regulación inexorable”. La base de esta regulación consiste en “la necesidad físico-social que somete a la voluntad a una regla inmutable, estática social que aplica la noción de progreso a la consolidación del orden”. Esta perspectiva teórico metodológica determina que “la idea de revolución, de conflicto y de antagonismo social se absorbe en la de la armonía, en la de una sociedad coherente que señala al mejoramiento de las condiciones sociales los márgenes de adecuación a la disciplina social.”.-

Ante la necesidad de aclarar el significado del termino positivo, Comte lo subsume a lo “real, útil, cierto, preciso, verificable y opuesto a lo negativo.”.-

El espíritu positivo se equipara a las actitudes constructivas y organizadoras y consigue ese atributo sustituyendo el conocimiento certero de “lo absoluto por lo empíricamente relativo”.-

Las obras mas conocidas de Comte revelan una concepción que sobreestima los “beneficios y ventajas” del orden social en detrimento de las reformas sociales propuestas por Saint-simón; este pretendía atenuar las condiciones mas explotadoras del nuevo régimen productivo, reflejando su teoría un nexo entre el pensamiento revolucionario de raíz rousseauniana, al conservar ciertas aristas “románticas”, y la realidad mas cruda plasmada en el industrialismo capitalista. En cambio su contexto histórico estuvo determinado por las estrategias de la burguesía por mantener una estructura social férreamente “dividida por el trabajo”, en resguardo de sus intereses económicos y privilegios de clase.-

La herencia de los postulados básicos implícitos en las ciencias sociales positivistas sustento teorías legitimadoras del dominio burgués en algunos países europeos y, asimismo, sirvió para construir el edificio político-institucional de ciertos gobiernos latinoamericanos.-

La corriente del positivismo lógico, vigente en la actualidad remite a ciertos rasgos puntuales de la filosofía positiva decimonónica, mas allá de una falta de reconocimiento al respecto. Por otro lado, la concepción comteana se proyecta, a siglo y medio de su elaboración - aunque muchas veces en forma subliminal - en el sentido común de gran parte de la sociedad actual: desde el momento en el que la amplia mayoría de los individuos reconoce las virtudes del progreso “propio y de la sociedad en su conjunto”, siempre y cuando el mismo se realice dentro de un marco ordenado que garantice el mantenimiento del statu quo; es decir que no peligren la posición social ocupada ni los ingresos y propiedades obtenidas gracias a la vigencia del sistema capitalista, entonces se esta pensando y actuando positivamente.-

En contraste con la visión puramente racionalista , el positivismo sociológico, recompuso los términos del individualismo liberal y emergió cuando los “viejos fantasmas del pasado feudal” decrecían, reapareciendo solo a través de expresiones aisladas y en forma atenuada.-

El esquema de acumulación capitalista “industrial” demandaba un nuevo ropaje cientificista a medida, en reemplazo de la vestimenta liberal usada en su etapa inicial, gestora de un nuevo modelo de dominación del hombre por el hombre. La física social calzo justo respecto de aquel requerimiento, mas aun debido al desarrollo de movimiento políticos revolucionarios, inspirados en ideologías crecientemente anticapitalistas.-

John Stuart Mill

Para el, Newton es el precedente mas fiel del “autentico pensamiento positivo”, y es tomado como modelo de la nueva forma que debían adquirir todas las ciencias, incluidas las del comportamiento humano.-

Los aportes surgidos del estudio de los fenómenos naturales desplazan, por lo tanto, a las especulaciones de la disciplina “humanística” filosófica: en principio el método cartesiano es considerado uno de los pilares del renovado espíritu positivo, aunque resulta menospreciado debido a su carácter racional abstracto, sin asidero a la experimentación. Por lo tanto las ciencias físicas y no las “humanas” constituyen el soporte natural de la sociología, porque el hombre solo conoce relativamente fenómenos.-

IV. LA REVOLUCION CONCEPTUAL DEL MATERIALISMO HISTORICO

Otra concepción teórica acerca de la problemática socio económica, surgida en respuesta a la crisis de la sociedad europea del siglo XIX fue la desarrollada por Marx.-

Su teoría no fue muy conocida durante gran parte de su vida y recién hacia el final de ella se doto de cierta fama en círculos políticos que nucleaban a la clase obrera, constituyendo una figura polémica entre los intelectuales de su época.-

Los dirigentes demócratas europeos resultaban reformadores de la raigambre liberal, que los conducía a proclamar normas universales de índole moral. Compartían la creencia voluntarista respecto de que las mas graves injusticias sociales podían revertirse mientras ese propósito estuviera presente entre los individuos: la cuestión crucial consistía en definir las estrategias transformadoras y los elementos preservables de la estructura social y aquellos otros que debían desecharse y fijar las políticas acordes para realizar los cambios propuestos.-

Marx rechazaba de plano esta postura ideológica, consideraba que la historia se rige por ciertas leyes inmodificables a través del mero accionar de un grupo de personas mas allá de sus “buenas intenciones”, sus principios religiosos o morales no representaban una verdad objetiva sino que remitían a entidades semejantes a mitos o ilusiones; estos reflejan solo aquello que los hombres desean creer, pero no son tratados como si fueran evidencias. Por lo tanto, a contraluz de esas falsas verdades, el ser humano juzga erróneamente el “mundo real”.-

Únicamente el conocimiento de la naturaleza y de las leyes del proceso histórico permite al ser racional comprender como debe actuar para avanzar en el mismo sentido en el que lo hace la historia. Se apela a la razón de los hombres, reconociendo la existencia de leyes correspondientes al devenir histórico, cuto descubrimiento requiere encontrar la evidencia empírica, en los hechos realeza través de la observación y de la experiencia.-

El pensamiento marxista adopta de Hegel, la idea del progreso como resultado de una tensión entre opuestos que se desarrollan en forma continua, hasta que finalmente adviene una crisis, cuya resolución conlleva un cambio cualitativo, una síntesis; se produce el traspaso de un estadio al otro.-

Con el objeto de denunciar el orden vigente, Marx recurre a la explicación histórica, evaluándolo en términos de efectos de “leyes del desarrollo social” según las cuales resulta inevitable que en cierto estadio de la historia, una clase disponga de la otra y la explote. Los opresores no están amenazados por la deliberada retribución por parte de sus victimas, sino por la inevitable destrucción que la historia les reserva como clase social destinada a desaparecer a breve plazo del escenario de los sucesos humanos.-

El materialismo histórico considera que la evolución de la sociedad equivale a la historia de la búsqueda, por parte del ser humano, del control de la naturaleza y de si mismo a través de su trabajo creador. El progreso se va conformando mediante las sucesivas victorias de una clase sobre otras. Existen hombre que se identifican con la clase “progresiva” de la sociedad y en cierto caso deben renunciar a su clase de origen para aliarse con aquella.-

Los principios del movimiento histórico deben ser indagados utilizando la metodología científica; el conocimiento así adquirido permite comprobar que el desarrollo del devenir social, no es pacifico en el sentido delineado por Saint-simón y Comte.-

La critica del marxismo clásico a los socialistas utópicos apunta a que no alcanza la mera pretensión de transformar la sociedad para concretar los cambios; resulta indispensable descubrir el conjunto de leyes que la fueron conformando históricamente y que rigen su funcionamiento. La evolución de la sociedad refleja el resultado de una contraposición permanente entre fuerzas antagónicas, progreso contradictorio que expresa transformación sociales de fondo.-

Ese progreso es discontinuo, en la medida en que cada fuerza nace y crece hasta producir una eclosión y un cambio. En el ámbito de la naturaleza, así como también en el perteneciente a la sociedad, la transformación culmina en una “revolución creadora”, la diferencia entre ambas esferas radica en que el estudio de los eventos naturales refiere a leyes especificas del campo científico, mientras que el análisis de la sociedad requiere la explicitación de leyes económicas y sociales.-

Solo mediante el reconocimiento de un condicionante “estructural”, la actuación política puede lograr eficacia, porque obrar a contramando de las leyes mencionadas es inútil y conduciría al fracaso de los intentos revolucionarios llevados a cabo por la clase trabajadora.-

Para Marx, en el capitalismo, únicamente quedaba una clase social sometida, el proletariado, que carece de bienes y ocupa el escalo mas bajo de la sociedad; de manera que, al liberarse de esa clase, emancipara a la humanidad en su conjunto. No se trata de una disputa entablada por un sector determinado de la sociedad, sino que esta destinada a terminar con todas las luchas, al abolir las clases sociales y disolverse gradualmente el estado.-

Intenta descubrir cuales son las fuerzas causantes del conflicto social y llega a la conclusión de que el mismo es el producto de una confrontación entre clases sociales. Una clase es definida como un grupo de individuos convivientes en una sociedad dada y cuyo estilo de vida se encuentra modelado de acuerdo con la posición ocupada en el proceso de producción, el que determina la configuración de la estructura social.

Entre los variados factores que condicionan el tipo de organización social, figura principalmente, la división del trabajo, que apunta a “la distribución de funciones y tareas entre los individuos, grupos y sectores de la sociedad.”.-

La división del trabajo aparece en las sociedades primitivas aumentando considerablemente la productividad de su economía, lo cual permitirá disponer de un excedente de bienes que sobrepasan las necesidades inmediatas de la comunidad. Ese excedente, que mediante el transcurrir histórico da lugar a la acumulación, crea la posibilidad del ocio, pudiéndose, ciertos grupos, a actividades intelectuales o recreativas. Sin embargo, con el tiempo, esa acumulación genera además la instancia propicia para que determinados estratos sociales utilicen ese excedente obligando a otros hombres a trabajar en beneficio propio, situación que conduce a una diferenciación entre grupos poderosos y privilegiados por un lado, y sectores vulnerables y sometidos por el otros.-

Marx distingue la división técnica del trabajo, referida a la distribución de tareas dentro de un mismo proceso productivo, de la división de la producción social, compuesta por diferentes ramas o sectores y de la división social del trabajo. Esta ultima tiene su origen histórico en la separación entre el trabajo manual y el intelectual, y refleja el reparto de actividades en función de la posición que el individuo ocupa dentro de la estructura social.-

Reconoce cuatro tipos de propiedad: la tribal, la comunal y estatal (característica de la antigüedad), la feudal o corporativa, y la privada moderna.-

La propiedad tribal corresponde a una división del trabajo primitiva, un casi inexistente desarrollo tecnológico, niveles de subsistencia, pueblos que viven de la caza, la pesca, la cría de ganado y la agricultura. Su estructura social se basa en un sistema patriarcal establecido a través del gobierno de los ancianos o jefes de tribu, a medida que las necesidades de la población aumentan, se amplían las relaciones con el exterior de las comunidades mediante el trueque y las guerras.-

La propiedad comunal y estatal, es la predominante durante la Edad Antigua, resultante de la reunión de varias tribus en ciudades, en esta instancia, al producirse un cierto avance tecnológico, se extiende la vigencia de la propiedad privada, mobiliaria e inmobiliaria. Se establecen autoridades estatales y la esclavitud, forma generalizada de explotación de la fuerza de trabajo en esa era. Se genera un antagonismo de clase entre ciudadanos libres y esclavos.-

El tercer tipo, la propiedad feudal o corporativa, aparece en el medioevo. En cuanto a las relaciones de producción, se basa en la servidumbre de la clase trabajadora, conformada mayoritariamente por siervos de la gleba. En las ciudades se configura la propiedad corporativa, mediada por la organización del artesanado. La división del trabajo resulta escasamente significativa, teniendo en cuenta que se trataba de una sociedad rural y con reducido nivel de desarrollo productivo.-

A través la aparición de la civilización urbana, aparece un nuevo tipo de propiedad, expresada mediante la tenencia de capital.-

La división del trabajo propiamente capitalista se va definiendo simultáneamente con la separación de la producción y el comercio y con la formación de una clase de comerciantes que colabora con la generalización de las relaciones interurbanas e interregionales. Las innovaciones técnicas determinan una nueva división del trabajo; cada ciudad se especializa en alguna rama industrial. De esta manera evoluciona una nueva clase social, la burguesía, la clase burguesa nace poco a poco, a partir de las burguesías de diferentes ciudades.-

Según Marx, “los individuos solo forman una clase social en la medida en que son llevados a una lucha contra otra clase; por otra parte, ellos mismo se enfrentan como enemigos, en la competencia.”.-

La consecuencia mas importante de la división del trabajo entre las distintas ciudades radica en la aparición de la manufactura, lo cual fue posible en virtud de la concentración de la población urbana y del capital.-

El proceso denominado “acumulación originaria”, afirmado en el saqueo colonial y en la expropiación de artesanos y campesinos en el interior de las sociedades europeas, constituye la piedra basal del surgimiento del capitalismo.-

Los vínculos patriarcales mantenidos hasta el momento entre los oficiales con el maestro, se disuelven siendo reemplazados por una relación de índole mercantil entre el obrero y el capitalista; prevalece el salario como forma de retribución monetaria por la venta de la fuerza de trabajo, considerada en términos de “mercancía”.-

En el siglo XVII las naciones competían en el terreno del mercado mundial. Inglaterra domino la mayoría de las regiones colonizadas, controlando el comercio a través de la imposición de sus propios productos manufacturados exportables.-

Ante la creciente demanda de aquellos productos dentro y fuera del país, surge la “gran industria”. La maquina-herramienta sustituye al obrero, dando lugar a la producción en serie, se acentúa cada vez mas la división del trabajo.-

La doctrina marxista reconoce al proletariado como la clase ascendente en las luchas de su tiempo y partiendo de ese presupuesto, trata de organizar la victoria de la misma para lograr la transición hacia el socialismo. El análisis de la estructura social de la época deriva en la afirmación inexorable del avance de la nueva sociedad, movilizada por distintos factores, al tiempo que el orden capitalista demuestra síntomas de desintegración.-

Una creencia esencialmente voluntarista, tal como fue indicado anteriormente, deriva en la idea acerca de la factibilidad del logro, mediante sucesivas reformas, de cierto equilibrio que beneficiaria a “toda” la sociedad; de acuerdo con Marx, los intereses económicos correspondientes a las distintas clases son incompatibles, de allí la guerra permanente entre las mismas. Para la doctrina marxista, ese antagonismo irreversible era el “motor de la historia”.-

Teniendo en cuenta que la sociedad se encuentra organizada políticamente, también deberá presentarse batalla en ese frente, para lo cual es necesario formar un partido político integrado por los miembros de la clase “progresista”, el proletariado.-

En su juventud, Marx estimaba que una vocación realmente ética solo podía aparecer en el seno del movimiento obrero porque este representaba a la clase “mas números y mas pobre” (Saint simón).-

El destino histórico del movimiento revolucionario según Marx era el entrelazamiento de los intereses específicos de la clase obrera, devenidos en bandera de lucha, con la “causa universal de la humanidad”.-

En el capital, propone explicar el ascenso y desarrollo del modo de producción capitalista, ofreciendo una interpretación de los procesos sociales y de las leyes del funcionamiento del sistema, considerado globalmente.-

Promovió la formación de un partido representativo de los trabajadores. Pensó que en un principio esa agrupación debería ser dirigida por una elite política e intelectual, ya que las masas no se hallaban en un estado de madurez suficiente.-

El partido de los obreros, estaría formado por un grupo de hombres preparados y decididos, que ejercerían el poder de manera dictatorial durante esa primera instancia, considerada por Marx como un estado de revolución permanente: la elite revolucionaria educaría a los trabajadores hasta que comprendieran el papel que les correspondía jugar. Posteriormente Marx abandona esta idea, luego del fracaso de los disturbios de 1848, que lo llevo a comprender que si los obreros no tenían clara conciencia de sus propios intereses, ni se encuentran preparados, aunque tengan la oportunidad de tomar el poder no podrán mantenerse en el gobierno si no cuentan con el apoyo de la mayoría de la clase trabajadora. comenzó a pensar que eventualmente el proceso seria mas largo de lo previsto, la clase trabajadora debía organizarse parcialmente para actuar en forma revolucionaria solo en la medida en que la situación objetiva lo permitiera.-

Finalmente la mejora del nivel de vida que sucedió a las revueltas de 1848 indujo a los obreros a perseguir beneficios inmediatos, sin preocuparse por los ideales alejados de sus posibilidades locales.-

Durante la segunda mitad del siglo XIX se conformo en Alemania una nueva corriente del movimiento obrero, el Partido Social Demócrata, inspirado en la teoría marxista, aunque su creador y conductor (Ferdinand Lassalle), confiaba en que por la sola fuerza del numero, obligaría a los capitalistas a pactar, sin necesidad de recurrir a la violencia. Reconocía la existencia de una dominación económica implícita en la sociedad clasista, pero difería respecto de la necesidad de abolir el Estado, considerado por el marxismo como instrumento político de la clase dominante para explotar a las otras clases. Su concepción nacionalista lo llevaba a interesarse por la situación de los obreros alemanes, haciendo caso omiso de la consigna que propiciaba la mundialización de la lucha proletaria.

En Francia, el gobierno de Luis Bonaparte, mantenía un equilibrio entre las clases sociales y no desalentó la actividad sindical, la clase trabajadora se fue organizando. Este proceso se vio favorecido por la intención del sobrino de Napoleón de presentar a su gobierno como una monarquía “moderna”, modelo institucional en el que el relativo liberalismo económico pretendía disimular el autoritarismo político subyacente.-

En una reunión realizada en Londres, se resolvió conformar una confederación internacional de trabajadores que no planteara ya la mera reforma del sistema económico, sino que impulsara su transformación radical, un reemplazo de las bases del régimen capitalista que permitiera a los obreros adquirir los medios de producción. Este proyecto conlleva la abolición de cualquier forma de propiedad privada, de esta forma nace la Primera Internacional Proletaria. Marx fue designado representante ante el comité ejecutivo de esta agrupación por parte de los artesanos alemanes radicados en Londres, y colaboro en la redacción de los estatutos que incluían como objetivo de fondo la destrucción del orden capitalista mediante la lucha política. La organización creció aceleradamente en la medida en que casi todos los sindicatos se asociaban a ella con la idea de mejorar sus salarios y condiciones de vida, lograr menos horas de trabajo y obtener una representación política. Los únicos que permanecieron aislados fueron los obreros alemanes, quienes se mantenían ocupados en sus problemas internos. Los miembros mas entusiastas de la agrupación fueron en un principio, los sindicalistas ingleses y franceses, quienes no se interesaba en los aspectos teóricos, por lo tanto Marx no tuvo competencia apreciable.-

Marx pretendía enunciar una política internacional definida y que todos los países miembros la acataran, esta gestión centralista provocaba fricciones, que a la postre determinaron la creación de una asociación dotada de organización interna propia, que siguió afiliada a la central obrera.-

La postura opuesta a Marx, encarnada en la corriente anarquista y liderada por Bakunin, impulsaba una constitución de índole federativa, además ambos dirigentes diferían en un cúmulo de cuestiones esenciales, tales como los roles desempeñados por el Estado y los partidos políticos entre otras, estas diferencias culminaron en la separación del ente creado por Bakunin del la central obrera.-

En 1889 se crea la segunda internacional, caracterizada por un perfil muy diferente al conformarse mediante la unión de partidos socialistas que definen un estilo predominantemente conciliador que llevaría implícita la idea de una evolución hacia el socialismo a través de un proceso gradual y pacifico.-

Engels

Se manifiesta en su obra un énfasis especial en asignarle al socialismo una motivación ética. Mediante una investigación empírica, analizo los elevados grados de miseria que acarreaban los centros industriales y sus consecuencias perniciosas para los obreros fabriles. El socialismo llevaría a una sociedad en la que los hombres podrían desarrollar libremente sus potencialidades. La iniciativa sociopolítica que apuntaba a la transformación integral de las condiciones de existencia de los trabajadores en su conjunto, solo podía provenir del proletariado, por lo cual resultaba urgente la educación política de las masas por parte de un movimiento obrero organizado.-

V. LA VISION “ORGANICISTA” DE LA INTEGRACION SOCIAL Y DE LA DIVISION DEL TRABAJO EN EMILE DURKHEIM

Durkheim nació en Francia durante el apogeo del imperio bonapartista, y representa una continuación critica del legado de Comte.

Se encargo de analizar los efectos de un proceso de industrialización ya consolidado y avizoro la progresiva erosión de los lazos comunitarios, producto de la división del trabajo, ya en la Tercera Republica y en los confines del siglo XIX.-

Su infancia transcurrió durante el gobierno de Luis Bonaparte, quien se apodero del gobierno y fue nombrado emperador mediante un golpe de estado, disolviendo la asamblea legislativa republicana. La gestión política de Luis se caracterizo por un relativo equilibrio social en el ámbito nacional, gestado sobre la base del apoyo a los campesino parcelarios, los cuales eran propietarios de una fracción reducida de tierra que explotaban en forma independiente; un considerable desarrollo industrial y comercial. El movimiento obrero, todavía no demasiado estructurado obtuvo gradualmente algunas concesiones como el reconocimiento del derecho a la huelga. El “orden bonapartista” logro una relativa consolidación transitoria que coadyuvo al despliegue de una política exterior agresiva por parte de Francia en el contexto de una competencia internacional contra el predominio británico. Las acciones imperialistas fueron acrecentadas.-

Mientras tanto Inglaterra consolidaba su institucionalización político-estatal, iniciada luego de la revolución gloriosa, a partir de una gestión de poder compartida entre conservadores y liberales. Esta coparticipación gubernamental se cristalizo bajo una monarquía constitucional con participación parlamentaria e integración de la aristocracia con raigambre en el régimen capitalista y emanada del ordenamiento estamental de la edad media, que aceptaba a la clase burguesa como “asociada”; a su vez que esta ultima no intento eliminar drásticamente a la nobleza. Esta estabilidad político-institucional permitió a Gran Bretaña aventajarse en el desarrollo económico y social frente a las demás naciones europeas. Producto de la escasa exteriorización de una “guerra de clases” en Inglaterra, fue la débil repercusión del extendido movimiento revolucionario de 1848.-

Por el contrario, la nobleza terrateniente francesa no se había adaptado al conjunto de condicionamiento materiales y políticos demandado por el nuevo orden productivo capitalista. La lucha entre el antiguo régimen y el sistema republicano reaparecía cíclicamente manifestado en vaivenes políticos al tiempo que cobraba relevancia el conflicto entre los intereses del capital y del trabajo.-

En Francia, el pensamiento anarquista se vio expresado en la figura de Pierre-Joseph Proudhon, quien sostenía que todo tipo de gobierno entre los hombres representa una forma de esclavitud, aunque fuera bajo la figura de un sistema republicano, por lo que rechaza la función reguladora del estado al cual considera prescindible.-

Al promediar su periodo de gobierno, Bonaparte debió moderar algunos de los aspectos mas autoritarios de su régimen, debido a un creciente estado de disconformidad. Reapareció entonces el espíritu liberal, aparece entonces la insurrección popular de 1871, conocida como “la comuna de Paris”, que fue sofocada rápida y cruentamente pero que represento un alerta para los sectores dominantes de la sociedad francesa.-

Durkheim se intereso desde su juventud en el estudio de la religión y de los textos bíblicos. Este conocimiento le sirvió en su madurez para el análisis profundo no solo del significado de la “vida religiosa” en si misma, sino también para la interpretación de las reglas jurídicas , de los tipos de solidaridad y de la organización social en general, problemas referidos a las consecuencias anómicas de la división del trabajo en las sociedades “industriales”.-

En su época de estudiante se intereso principalmente por las obras de Kant, Rousseau, Montesquieu, Comte y Tonnies. Egresado, se dedico al análisis de los fenómenos sociales, intentando encontrar un método que se aproximara a la rigurosidad típica de la ciencia autentica, criticando el estado rudimentario en que se encontraba la sociología, propensa a la elaboración teórica de “generalidades” abstractas no comprobables mediante un procedimiento empírico.-

Desde la perspectiva teórica durkheimiana y en relación con su diagnostico acerca de las causas reales determinantes del conflicto en las sociedades industrializadas, debía contribuirse al “afianzamiento moral” de la Tercera Republica a través del uso practico de un conocimiento profundo y sistemático de la problemática social.-

El “caso Dreyfus” puso de manifiesto la existencia latente de hondos prejuicios ultra nacionalistas, xenófobos y antisemitas que anidaban en sectores considerables de la población. Este hecho mostraba la presencia de una división tajante en el seno mismo del cuerpo social, denotando el peso de una posición extrema en el otro polo del arco ideológico, enfrentada agresivamente con las expresiones de la izquierda.-

La creación de la Confederación General del Trabajo en 1895 y el control de la misma por sindicalistas revolucionarios representaba la adopción de actitudes “rebeldes” frente al empresariado y al Estado. Mientras tanto, el Partido Socialista francés se divide en dos grupos, uno de los cuales mantiene una postura firme de defensa de sus principios doctrinarios, mientras que la otra participa del gobierno burgués de 1899.-

Ante el avance “socialista”, la consolidación del sindicalismo revolucionario y el terrorismo anarquista, emerge la Acción Francesa, movimiento archí nacionalista, liderado Charles Maurras.-

Durkheim planteaba que los fundamentos de la solidaridad nacional, que conducirían s un proceso permanente de estabilidad y equilibrio sociales, requerían un sistema laico de educación popular, que garantizara una organización política apoyada en principios seculares. La moralidad de la sociedad moderna debía conseguirse sobre la base de un conocimiento fundado científicamente.-

Durkheim, en este aspecto, coincido con el positivismo ortodoxo de Comte y Mill, en cuanto a una aceptación explicita del tipo de conocimiento que había obtenido en el campo de la investigación aplicada en el área de las ciencias naturales.-

El enfoque de Durkheim representa un visión sistemáticamente elaborada que permite un abordaje integral de la problemática social avalado por una sólida fundamentación en el terreno histórico y antropológico.-

Desde el punto de vista metodológico, la propuesta de Durkheim se basa en la necesidad de fundamentar las concepciones teóricas en un sustento empírico, analizando y comparando datos observados en la realidad como paso previo a las generalizaciones abstractas. Tomando esa premisa procede a delimitar el objeto de estudio de la sociología, el “hecho social”, considerado en términos de fenómeno independiente, exterior y coercitivo con relación a la conciencia y conducta de las personas tomadas individualmente. El hecho producido en forma colectiva representa una realidad sui generis, espontánea y cualitativamente diferenciada de la acción y del pensamiento del individuo, de un genero nuevo no equivalente a la sumatoria de las conductas de los individuos considerados en forma aislada. Sugiere la aplicación de un método experimental indirecto que consiste en un modelo comparativo de “tipos” o “especies sociales”. Debido a la naturaleza inconstante de la conducta humana colectiva, la determinación experimental de “leyes causales” debe surgir de la contrastación de resultados estadísticos de comportamientos sociales.-

Al privilegiar los factores disciplinarios de las relaciones sociales, por encima de la realidad estructuralmente conflictiva, deja de lado el estudio de las raíces históricas profundas de los conflictos de clase derivados de la división capitalista del trabajo industrial. En este sentido, el rechazo de los “enunciados teóricos abstractos” implica descartar cualquier proyecto que pretenda transformar el orden establecido y conlleva una actitud de resignación promotora de medidas meramente paliativas que solo actúan como “parches” o remiendos del tejido social desgarrado. El análisis se apoyaba en una tendencia empirista.-

El propósito manifiesto del autor consistía en aplicar un conjunto articulado de conocimientos sociológicos en el proceso de reconstrucción social y moral de Francia. La posición ideológica de Durkheim puede situarse en un punto equidistante de los extremos anarquista y ultra nacionalista: su visión responde a una actitud mesurada. proponía la creación de instituciones que atenuaran los efectos sociales nocivos engendrados por la división industrial del trabajo, especialmente perjudiciales para los trabajadores.-

Durkheim estimaba que el eje del conflicto en las sociedades industriales radicaba en la carencia de elementos protectores de los sectores mas débiles, los trabajadores, en el contexto de una “guerra” ventajosa para los empresarios, sobrevenida por el estado de atomización de los individuos, asilados totalmente respecto de un Estado que no tenia en cuenta sus necesidades e intereses. Sobre la base de este diagnostico, la causa de la guerra de clases no residía en la misma división del trabajo, sino en la falta de una regulación adecuada, en las ambiciones en pugna, es decir, de un conjunto de reglamentaciones jurídicas, “coercitivas” aunque legitimadas por la conciencia colectiva que emana de la sociedad, ente superior a las parcialidades individuales. Propiciaba la creación de un marco normativo que se hallaba desmantelado en virtud del avance incontenible de las políticas liberales, las cuales llegaban a sostener que la imposición de cualquier tipo de reglas constituía un avasallamiento de las libertades de los individuos. Recomendaba la reconstrucción de aquellas organizaciones intermedias, ubicadas entre el Estado y los particulares.-

La ausencia de reglas morales o jurídicas que contuvieran el “estado de guerra” continuo, latente o manifiesto, entre sectores sociales enfrentados irreconciliablemente había derivado en una situación de hecho donde los contratos de trabajo representaban una situación desfavorable para los obreros.-

El eje de la problemática abordada por este autor esta situado en los procesos integradores específicos que actúan en las comunidades, caracterizadas por la existencia de lazos interpersonales “primarios”. Las variables analíticas utilizadas en sus estudios remiten a los grados de autoridad, la función de la religión, el fenómeno de la anomia (que deriva en la falta de regulación normativa), las pautas solidarias y la aceptación colectiva de la división jerárquica del trabajo que conlleva una escala retributiva del mismo.-

Desde su perspectiva, la aceptación colectiva de determinado ordenamiento socio-estatal se logra sobre la base comunitaria de un agrupamiento humano, mas que debido a un eventual acuerdo racional establecido entre los integrantes de la sociedad considerados en cuanto individuos. La garantía del sometimiento a la autoridad y el respeto de las reglamentaciones jurídicas vigentes se sustenta en normas comunes y convencionales “de hecho”.-

Critica abiertamente el intento liberal en dirección a la destrucción de cualquier tipo de escala de valores arraigada tradicionalmente, señalando que, en lugar de pretender arrancar las raíces del conjunto de normas y creencias anidadas en la sociedad, debería construirse un renovado marco normativo aunque asentado en los usos y costumbres comunitarios.-

Distingue dos tipos diferentes de solidaridad, la “solidaridad mecánica”, que opera en las comunidades conformadas por individuos relativamente indiferenciados, con escasa o nula división del trabajo, donde priman lazos de unión interpersonal de raigambre tradicional y religiosa, y la “solidaridad orgánica”, que responde a la gradual heterogeneidad de los particulares debido a la creciente especialización de funciones que trae aparejado el desarrollo económico. La forma mecánica se presenta en aquellas colectividades que no evolucionaron en el orden industrial y por lo tanto el “cuerpo social” se encuadra dentro de un marco homogéneo de individuos. La causa de esa cohesión social se encuentra, según Durkheim, en “cierta conformidad de todas las conciencias particulares hacia un tipo común” definido como tipo psíquico de la sociedad.-

En cambio cuando la actividad económica adquiere gradual complejidad ante el avance del proceso de industrialización, la solidaridad deviene orgánica en la medida en que las sociedades modernas generan un ámbito funcional signado por la complementariedad de actividades progresivamente especializadas. Debe acudirse a un necesario consenso acerca de la inevitabilidad de la diversificación de funciones, por ende, de posiciones entre los individuos, logrado en virtud de su fundamentación a través de un cuerpo teórico-científico socializado mediante la educación popular.-

Las sociedades en las que prevalece la solidaridad orgánica se encuentras constituidas por un sistema complejo “órganos heterogéneos”, cada uno de los cuales cumple una función especial.-

Durkheim proponía ponerle limites a la arbitrariedad del capital, para controlar la discrecionalidad abusiva sobre los desposeídos, aunque mediante un proceso “orgánico”, es decir, que no afecte la estructura del régimen de producción vigente.-

VI. LA SOCIOLOGIA COMPRENSIVA Y LA RACIONALIDAD EN MAX WEBER

El problema de la unificación alemana en un contexto territorial compartido por veintidós Estados monárquicos y tres ciudades libres, se inicia luego de la derrota definitiva de Napoleón. La pretendida fusión de un “mosaico”, conformado por diversas entidades socioeconómicas, radicaba en la conciencia de pertenencia a una nación.-

Alemania se unifica bajo la hegemonía del imperialismo prusiano, aunque sin la consumación de una transformación de sus estructuras sociales e institucionales en un sentido auténticamente capitalista, es decir, realizada a través de una “revolución burguesa”.-

La religión representaba un factor de diferenciación interna y deviene decisiva a la hora de la organización política debido a que el electorado expresara sus opciones mediante partidos con orientación religiosa.-

La zona industrial de Alemania, la Alta Silesia y los conglomerados urbanos alrededor de Berlín, (en contraste con las zonas agrícolas), portaba caracteres específicos; en estos espacios el desarrollo del capitalismo industrial y financiero había implicado la proliferación de grandes empresas. El progreso económico promovió el surgimiento de nuevas ciudades y la reconversión de antiguas, modificando además las relaciones entre las clases sociales: en este sentido, en forma paralela a la aparición de la nueva burguesía creció velozmente el proletaria industrial.-

En el interior de ese conjunto heterogéneo y contradictorio, solo el reino de Prusia emergía dotado de cualidades capaces de aportar un sentido unitario a la nación: ello obedecía a su mayor poderío económico, densidad de población y extensión geográfica, y a la fuerza de sus tradiciones políticas; sin embargo, el Estado prusiano carecía de real cohesión. El imperio alemán fue creado en 1871, luego del triunfo prusiano sobre Francia.-

En el contexto de esta nación inestable y cambiante, Max Weber realiza sus estudios de Derecho. La obra de Weber abarca los campos temáticos correspondientes a la historia, el derecho, la economía, la sociología y la ciencia política. La visión reflexiva weberiana, en la esfera de las ciencias sociales, remite originalmente a los postulados de la filosofía neokantiana.-

En tiempos correspondientes a la madurez intelectual de Weber se asistió a una controversia metodológica entre los teóricos de la Escuela histórica Alemana de economía y de la Escuela Austriaca de la Utilidad Marginal dentro de la cual aquello que comenzó en términos de una discusión inherente al campo económico se traslado posteriormente al terreno de la filosofía. De allí que esta instancia va a reflejar el momento en el que la ciencia, destruidas las ataduras que la ligaban a la moral y al derecho, realice un a profunda autocrítica que abarcara también la esfera propia de las llamadas “ciencias de la cultura”.-

El debate acerca de la metodología aplicable por parte de esas ciencias y su contraste con la correspondiente a las ciencias naturales surgió como respuestas a la concepción expresada por el positivismo, teniendo en cuenta que la escuela alemana subsumía la sociología a la historia y ante la postura positivista que la elevaba al status de saber independiente, la tradición germánica debía redefinir el campo de estudio sociológico, afirmando la disciplina sobre nuevas bases, orientándola hacia objetivos diferentes y construyendo un aparato conceptual propio. En este sentido, pensadores como Tonnies y Simmel, intentaron construir una ciencia que comprendiera las relaciones sociales que permanecen invariables mas allá del transcurrir histórico.-

Según Dilthey, en el caso de las ciencias naturales, el objeto de estudio era externo al investigador, lo que permitía la explicación causal y la construcción de un sistema de leyes, mientras que el objeto de las disciplinas histórico-sociales era de carácter interno y solo admitía la comprensión.-

Weber considera el método comprensivo como el instrumento adecuado para el estudio de los hechos sociales, pero trata de convertirlo en un procedimiento racional. No considera que la historia sea el estudio de sucesos irrepetibles en la medida en que los fenómenos históricos conforman una cadena causal que permitía la formulación de determinadas regularidades.-

La visión de Weber incorpora el elemento individual y racional como componente esencial para compresión de la acción social.-

El sello distintivo de la metodología utilizada por el materialismo histórico remitía a la presencia de “leyes” independientes de la voluntad y esquivas a la conciencia de los hombres que se expresaban a través de un choque históricamente continuo entre relaciones sociales de producción y fuerzas materiales productivas, colisión que, en las distintas etapas de la evolución humana, condicionaba en ultima instancia la transformación de la sociedad en su conjunto. La concepción durkheimiana hacia hincapié en la exterioridad del hecho social frente a las conciencias de las “personas particulares”, fenómeno que explicaba la coerción ejercida por el comportamiento grupal sobre la conducta de los individuos; de acuerdo con esta orientación teórica, existía una prevalecía del todo, conformado por el conjunto del cuerpo social, respecto de las manifestaciones individuales de pensamiento o conducta. Tanto Marx como Durkheim sobre valoraban los aspectos “objetivos” referidos al accionar humanos.-

En ambos autores resulta prioritaria la atención hacia el comportamiento colectivo, cuya raíz el estudioso puede evaluarla objetivamente, como si pudiera situarse “por afuera” de un fenómeno mediante un procedimiento metodológico que remite a la actitud científica asumida por las disciplinas naturales, las cuales gozan del privilegio de analizar de una manera “distante y fría”, neutral desde el punto de vista valorativo, el objeto de estudio.-

Weber descarta la posibilidad de analizar la conducta social humana priorizando imposiciones inconscientes o como si la sociedad fuera un organismo biológico, pone el acento en el factor racional del individuo como presupuesto inherente al tratamiento de las relaciones sociales, aun aceptando la presencia ineludible de comportamientos irracionales en el accionar individual y colectivo real, empírico, los consideraba “desviaciones” con relación a un tipo ideal. La elaboración abstracta de un “modelo puro de acción racional” teniendo en cuenta los fines intencionados de los hombres, remite a una construcción tipológica que combina entonces, dos formas de conocimiento: la generalización abstracta y la interpretación de motivos.-

La sociología, en la visión weberiana, es una ciencia empírica que interpreta el significado de la acción social a través de la explicación causal de su curso y sus consecuencias. Esta disciplina científica debe ser “comprensiva” porque su objeto es la acción humana y esta posee un carácter especifico, que no permite ser abordado mediante los procedimientos metodológicos de las ciencias naturales en la medida en que se encuentra dotada de sentido.-

Esta perspectiva teórica procura comprender el sentido subjetivo implícito en los actores involucrados en cualquier acción social, sentimientos afectivos o emocionales, la tradición, la creencia firme en “valores” considerados superiores por el sujeto; las tres instancias mencionadas representan modelos de acción que se alejan del tipo ideal de acción social, que no se manifiesta en los hechos, pero no obstante, es tomado como parámetro evaluativo.-

El tipo ideal es la acción racional con arreglo a fines determinada por expectativas en el comportamiento tanto de objetos del mundo exterior como de otros hombres, para el logro de fines propios racionalmente sopesados y perseguidos.-

Weber aplica un tratamiento tipológico similar a través de la selección de ciertos elementos indicadores .-

Para Weber, la clase alude a una variante de la distribución del poder, en este caso económico, dentro de una comunidad, este “reparto” se encuentra condicionado por la posesión de bienes materiales y remite de algún modo a la presencia de intereses lucrativos, pero a pesar de ser posible que por tener intereses comunes, los individuos pertenecientes a una clase se comporten de manera semejante, esto no significa ni una acción ni una organización común. Forman parte de una clase todos los que estén colocados en la misma “situación de mercado”. Para Weber, ser propietario, si bien origina privilegios en el mercado, no es la base de la división en la sociedad.-

A diferencia de las clases, los estamentos siempre constituyen comunidades porque no se definen sobre la base de una característica objetiva, sino por una forma especifica de actuar, por un modo de percibirse a sí mismos y de ser percibidos por los demás.-

Cuando la estructura estamental del ordenamiento de la sociedad deviene un determinado privilegio jurídico, emerge un sistema de “castas” crecientemente cerradas en la medida en que intervienen factores emanados de diferenciaciones étnicas.-

Los partidos constituyen otro canal mediante el cual los individuos ocupan espacios jerarquizados dentro de una sociedad.-

La dominación es considerada una situación especial de poder, representa la posibilidad de imponer la propia voluntad sobre la conducta ajena. La posesión de bienes económicos y, por consiguiente, de poder económico, es con frecuencia una consecuencia, y muchas veces deliberada, del poder, así como uno de sus más importantes medios. Ninguna dominación se conforma con mantenerse sobre la base de motivas exclusivamente materiales, afectivos o racionales, sino que intenta suscitar legitimidad. Weber planteo la existencia de tres formas puras de dominio legitimo: el tradicional, el carismático y el racional.-

El tipo tradicional se asienta en las costumbres y tradiciones que tenían vigencia desde tiempos remotos, y la legitimidad del ejercicio de la autoridad se basa en ellas, la obediencia se dirige en este caso a la persona del señor. Además, esta forma de dominación es estable, porque se apoya en lo cotidiano.-

El carismático emerge en situaciones de crisis; la autoridad es ejercida por un caudillo dotado de cualidades supuestamente extraordinarias, a quien se obedece debido a la confianza personal por revelación o heroicidad. En este tipo de dominación, los lideres no ostentan cargos hereditarios ni son elegidos democráticamente en un sentido puro, sino que resultan “portadores de dones específicos del cuerpo y del espíritu, estimados como sobrenaturales (en el sentido de no ser accesibles a todos)”. Resulta inestable debido a su aparición de a partir de una circunstancia fuera de lo habitual. El mandato subsiste en la medida en que el líder cumple con las expectativas que sus seguidores tejen alrededor de él.-

Por ultimo, con relación al tipo moderno de dominación racional, el mismo se basa en la creencia en la legalidad de ordenaciones establecidas y en el derecho de mando que estas le otorgan a quienes ejercen la autoridad, bajo la vigencia de esta forma de dominio, las ordenes son “impersonales y objetivas”, en este sentido, pensaba que la dominación burocrática constituía la cristalización del dominio legal característico de la modernidad, sustancialmente distinguible de los tipos tradicional y carismático.-

La elaboración teórica del autor, se concentra en el estudio del proceso creciente de burocratización, estimado en tanto reflejo de las características estructurales del capitalismo, observando en que manera se reproduce en los partidos políticos.-

En la concepción weberiana, la conducta racional se establece cuando el logro de los fines propuestos se ha realizado teniendo en cuenta un conocimiento basado en los hechos y los medios fueron seleccionados siguiendo ese criterio.-

La burocratización para Weber, es el resultado de la nacionalización económica en Occidente, que transformo el beneficio ocasional en un “sistema económico” basado en el lucro capitalista.-

Weber plantea la necesidad de un régimen parlamentarista que significaría la selección de los lideres políticos y el control de la burocracia administrativa, puramente técnica, incapacitada para ejercer el rol de liderazgo; de acuerdo con esta propuesta, los políticos experimentados, y no los funcionarios, debían estar a la cabeza del Estado, porque solo a través del duro trabajo parlamentario, podían entrenarse los futuros dirigentes.-

Weber desarrolla su idea de la burocracia como “jaula de hierro” para la democracia y plantea el mecanismo plebiscitario, sostiene que en la democracia de masas, solo las personalidades independientes, genuinamente calificadas, están llamadas a ejercer el liderazgo. El gobierno de un líder carismático, con un aparato burocrático que lo asistiera técnicamente, representaba, según este autor, la forma mas acabada del desarrollo de la moderna democracia de masas. Este era el único medio a través del cual el proceso universal de burocratización podía ser neutralizado y gracias al cual, un mínimo de libertad de acción seria garantizado.-

Weber pretendía introducir la forma carismática de dominación en la Republica de Weimar, porque no confiaba en el poder legitimador exclusivamente basado en la “legalidad racional” característica de la modernidad típicamente occidental.-

La teoría weberiana se hallaba impregnada de la amarga experiencia vivida por el autor en la Alemania de su época, marcada por la ausencia de lideres genuinos, sumada a su reconocimiento de que la burocratización de las actividades políticas bloqueaba cada vez mas el ascenso al poder de los lideres independientes. Esa vivencia lo condujo a calorar la “democracia caudillesca”, no previendo que ella pudiera cristalizarse en una dictadura con base carismática; por el contrario, pensaba que los partidos de masas, racional y burocráticamente organizados, corregirían eventuales excesos emocionales.-

1