Sociología y estructura social

Individuo. Sociedad. Cultura. Grupo. Cambio social. Sociedades modernas. Sistema. Sociedades primitivas. Capitalismo. Revolución industrial. Lucha de clases. Proletariado. Burguesía. Rol. Casta. Estamento. Estratificación social. Inmigración

  • Enviado por: Patricia
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 53 páginas
publicidad
cursos destacados
Graba audio con Apple Logic Pro 9
Graba audio con Apple Logic Pro 9
En este curso aprenderemos a realizar grabaciones de audio de calidad utilizando Apple Logic Pro 9. Exploraremos todo...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Tema 1: La sociedad y su estudio.

1. Conceptos

Individuo: Lo indivisible, en sentido sociológico, la unidad menor en la que se compone la sociedad y, por tanto, el objeto último de su estudio. Cada individuo tiene una personalidad concreta.

Sociedad: El objeto de estudio de la sociología, es el individuo inmerso en una compleja red de relaciones, el individuo en sociedad. Red de relaciones sociales que se establecen entre los seres humanos que comparten un espacio social concreto. Todo grupo humano que tiene cierta unidad y cierta independencia respecto a otros grupos. Si analizamos cada sociedad vemos que cada sociedad:

ocupa un espacio bastante estable

tiene una continuidad temporal que supera la vida de sus integrantes

La sociedad se, asocia, se asienta sobre una cultura determinada que le da unidad.

Cultura: Conjunto de valores, creencias, actitudes y objetos materiales que produce la sociedad. Formas de pensar, modos de actuar y maneras de relacionarse. Todo lo que no es natural, todo lo que ha transformado el ser humano.

Sociología: Tiene dos raíces: socius del latín que significa socio, compañero

logos del griego, conocimiento, saber

Su objetivo es el estudio de la sociedad, su objetivo de estudio es la sociedad y la sociedad entendida como colectividad de seres humanos que interactúan. Hay que destacar dos aspectos en el objeto de estudio de la sociología:

Punto de partida: La naturaleza social del ser humano. Los seres humanos tienen comportamientos sociales y viven en sociedad, tienen formas de vida en grupo y se basan en valores, costumbres.

El ser humano tiene capacidad para reflexionar sobre lo que hace, y no sólo individualmente sino también socialmente, como colectividad.

Una definición de sociología podría ser:
Estudio sistemático de la vida social, de los grupos y las relaciones que construyen los seres humanos así como la forma que adoptan estas relaciones. Se ocupa tanto de la sociedad como de los individuos que la integran estudiando colectividades, asociaciones, instituciones, costumbres, en definitiva, estudia la vida en grupo, se interesa por cómo interactúan los grupos, las personas.

2. El origen de la sociología: primeros autores, factores que influyen en su nacimiento y cuestiones que aborda (breve recorrido hco)

Primeros autores:

La sociología es una disciplina muy reciente que nace en el siglo XIX al hilo del surgimiento de la revolución industrial. En sus primeros pasos como ciencia destacaron tres figuras: Comte, Durkheim y Max Weber.

Comte:

Se le considera el padre de la sociología. Fue precisamente él quien acuñó por vez primera en 1838 el término “sociología”, ciencia que describió como una forma de reflexionar sobre el mundo. Inicialmente fue llamada “física social” ya que creía que la sociedad debía ser estudiada siguiendo la metodología de las ciencias físicas. Y por lo tanto la “física social” debía formular leyes sociales siguiendo los mismos mecanismos y métodos que los que seguían las ciencias inductivas positivistas (física o química). Esto es lo que se conoce como positivismo.

Los pilares sobre los que debía sostenerse la sociología, como ciencia positivista que era, eran tres:

Los fenómenos sociales deben ser estudiados dentro del contexto al que pertenecen (contextualización).

El progreso de los conocimientos es la línea directriz de la historia humana (evolucionismo social)

El ser humano es idéntico en todas las partes y en todos los tiempos y, por tanto, cabe esperar que la sociedad vaya a evolucionar de igual forma en todos los lugares.

Durkheim:

Es el autor que da a la sociología dimensión científica. (1858-1917) Propuso que el objetivo de la sociología debía ser el estudio de los hechos sociales como si estos fueran objetos observables y cuantificables (positivismo científico). Esto era posible gracias a la visión organicista que tenía de la sociedad.

Paralelismo entre las perspectivas de las ciencias físicas naturales o físicas sociales, se puede usar el mismo esquema de análisis. Es decir, así como un médico observa que los diversos órganos vitales de un ser vivo se relacionan estrechamente entre sí, de la misma manera un sociólogo podía observar en la sociedad -como un ser viviente que es- los diferentes hechos sociales que la conforman, y que, lejos de ser hechos aislados, se interrelacionan entre sí y permiten una continuidad en la sociedad. La sociología se convierte así en una ciencia que tiene como objetivo estudiar los hechos sociales como si fuesen objetos concretos que se influyen mutuamente.

Sus obras más importantes son “Las reglas del método sociológico”, “La división del trabajo social” y “El suicidio”. El interés de esta última obra está en que un hecho tan individual como el suicidio aparece relacionado con algún hecho social, en ella demuestra que la sociología es una disciplina científica.

En el “suicidio” propone que quitarse la vida no es un hecho individual que dependa solamente del suicida, sino de otros factores, como son el grado de integración y de cohesión de la sociedad en la que vive el suicida. Además describe cuatro modelos, cuatro tipos diferentes de suicidas:

suicida egoísta: fruto de una sociedad con poca integración social.

suicida anónimo: propio de sociedades de igualación social débil.

suicida altruista: se da en una sociedad de integración fuerte (como el caso moderno de los camicaces islámicos).

suicida fatalista: se darían como casos aislados, fruto de procesos de angustia o desesperación (como el caso de un preso en una prisión).

Cuando plantea el estudio del suicidio, plantea la importancia del estudio de la sociedad, de los hechos sociales. Reclama, por lo tanto, que la sociología sea una ciencia que busca establecer las relaciones que existen entre los diversos hechos sociales que la componen.

Max Weber:

Este alemán (1864.1920) es quien más impacto tiene. Plantea que el objeto de la sociología es comprender la acción social, y ver e interpretar su evolución y sus efectos. Lo importante es descubrir las motivaciones que mueven a los actores sociales. La motivación es algo íntimo, difícilmente observable a primera vista, de ahí que este autor se desvincule de la perspectiva positivista por la que habían encaminado a la sociología los dos autores anteriores.

Los fenómenos sociales tienen unas raíces y obedecen a unas causalidades diferentes a las de los fenómenos naturales, ya que en aquellos interviene el elemento subjetivo. Cualquier tipo de relación y acción humana tiene una dosis de subjetividad que no se debe ignorar. El objeto de estudio de la sociología sería una comprensión especial sobre la realidad de la vida social que tiene dos objetivos:

Identificar el sentido de la acción social tal y como se la propone el individuo.

Reconocer el contexto en el cual tiene lugar esta acción social.

Una de las aportaciones de Weber es la contrucción de tipos ideales que son categorías intelectuales, construcciones teóricas que se realizan a partir de la realidad para interpretarla, tienen una utilidad meramente metodológica. Son construcciones teóricas tomadas a partir de exageraciones de la realidad. Para estudiar las acciones sociales concretas se elaboran primero estas categorías intelectuales teóricas con las cuales se confrontan los fenómenos sociales concretos existentes. Por ejemplo: para saber cómo se ejerce el poder en la sociedad se confrontan las maneras concretas de ejercerse la autoridad en una sociedad dada con estos tres constructos teóricos:

Sistema de dominación carismático: Según este modelo de ejercer la autoridad, la obediencia de los individuos dependerá de la categoría del líder que ejerce la autoridad.

Sistema de dominación tradicional: Según este modelo de ejercer la autoridad, la obediencia de los individuos dependerá de la superioridad de la edad del que ejerce la autoridad (propio de sociedades tradicionales)

Sistema de dominación racional-legal: Según este modelo de ejercer la autoridad, la obediencia de los individuos se basará en la legitimidad de la ley como aparato burocrático, que viabiliza esas leyes (propio de la sociedad moderna).

Ninguno de los tres modelos existe aisladamente y en estado puro, en la realidad se da una mezcla de los tres en cada sociedad.

Factores que influyen en su nacimiento y cuestiones que aborda.

La sociología en base es la aplicación de métodos científicos para comprender los factores sociales. Los objetivos que persigue son analizar, describir, criticar y transformar esa realidad social.

Los factores que contribuyeron al nacimiento de la sociología fueron, sobre todo, los cambios sociales que ocurrieron a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Con el nacimiento de nuevas ideologías y nuevos enfoques políticos nacen también nuevas disciplinas que quieren estudiar los cambios sociales. Una de estas nuevas disciplinas científicas de estudio es la sociología.

El impacto de la revolución industrial se traslada también al plano social. La sociología nace para dar respuesta a los nuevos problemas sociales que se crean con la revolución industrial, los cambios sociales que se llevan acabo a finales del siglo XVIII que dieron lugar a lo que se llamó “cuestión social”, que se refería a las condiciones de hacinamiento, insalubridad, pobreza, explotación laboral a la que se vieron sometidas grandes sectores de la sociedad de la época. La sociología se constituye como ciencia que reflexiona sobre los acontecimientos sociales y, más a largo plazo, como reflexión del carácter científico de la sociedad.

Guiddens señala que la sociología es el fruto de estas transformaciones sociales tales como la revolución francesa y la revolución industrial que provocaron cambios con la aparición de nuevas tecnologías (máquinas de vapor), la estructura económica (nuevas clases empresariales germen del capitalismo), o la vida social de las familias (pobreza de las clases obreras). Es un periodo en el que se consolida el sistema capitalista, lo que repercute en la vida de las familias tradicionales.

Además se constata el cambio en otros campos tales como

El crecimiento demográfico: Desciende la natalidad y, al mejorar la calidad de vida, aumenta la esperanza de vida y desciende el índice de mortalidad. Al aumentar la población, aumenta también el número de personas en edad de trabajar y, como consecuencia dramática, la mano de obra se hace más barata.

El crecimiento de las ciudades: Es debido a la migración urbana, los campesinos se van a la ciudad, la cual, tiene un peso muy grande en el cambio de la sociedad. Aparecen los fenómenos asociados a la vida urbana como horarios de trabajo extensos y sin seguridad social.

La Revolución ideológica: Se extienden las libertades políticas que nacen de la independencia de EEUU (1783) y la revolución francesa (1789). La revolución francesa aporta nuevos ideales a la convivencia social con su proclamación de unidad, libertad, fraternidad. Nace un nuevo orden social republicano, emerge una nueva clase social, la burguesía, todo ello oponiéndose con su dinamismo al rígido sistema social anterior monárquico y nobiliario. Se hace un cambio total de la sociedad estamental, aparecen nuevas libertades y se produce una secularización, el Estado y la Iglesia se separan definitivamente.

Hay una búsqueda del bienestar social que se hace más extensivo a las nuevas capas sociales burguesas y capitalistas. Esto se da en Europa occidental donde tiene un dinamismo mayor.

Durkheim en su obra titulada”La división social del trabajo” afirma que la sociedad evolucionó en función de la división social que se hizo del trabajo. Plantea la división del trabajo con la división de tareas y responsabilidades y que según el grado de mayor o menor especialización tenemos una sociedad más o menos desarrollada. A lo largo de la historia las sociedades han puesto en práctica una doble modalidad de división de trabajo.

El primer modo de división social del trabajo lo encontramos en las sociedades primitivas.
En ellas predominaba la solidaridad mecánica a la hora de dividirse las labores, no hay casi división social del trabajo. De manera general, las labores agrícolas correspondían a las mujeres y las labores de la caza correspondían a los hombres.
La colaboración solidaria era necesaria para poder subsistir en esas condiciones de vida tan duras. La solidaridad y unión se va a mantener porque todos tienen características similares; las labores que hombres o mujeres hacían dentro de su propio grupo se parecían grandemente las unas a las otras. Existía una división de trabajo mínimo.
Por su lado, la unión del grupo estaba determinada por una conciencia y un sentimiento de pertenencia común de todos sus miembros donde el peso religioso tiene mucha importancia. La familia, como grupo primario dentro de estas sociedades primitivas tenía una misión muy destacada para cohesionar al grupo. Se asocia a grupos tradicionales.

El segundo modo de división social lo encontramos en las sociedades modernas con solidaridad orgánica.
La sociedad se mantiene unida porque hay una especialización de tareas y una complementación de ellas, sus labores son interdependientes. Para tener acceso a determinadas cosas es necesario un intercambio.
Los servicios se especializan y se intercambian, pues nadie domina todo el saber, ni todos los trabajos.
La cohesión social se hace más débil e incluso entra en crisis en muchos momentos.
Frente a esa moralidad religiosa anterior, esta moralidad entra en crisis. Este paso crea una situación de confusión social porque esos valores religiosos se han ido y la gente no sabe a que atenerse. Por tanto, hay también una crisis de valores.

El paso de la sociedad tradicional a la sociedad moderna trae como consecuencia la anomia social, es decir, la confusión social, porque no se sabe muy bien como se debe actuar respecto a la división del trabajo. Los valores familiares, tribales, de pertenencia, entrarán en crisis, evolucionando hacia formas más independientes e individualistas.

Durkheim estudió las sociedades desde un punto de vista muy estático, cerrado, inmovilista y le resulta difícil contestar a la cuestión fundamental de cómo se produjo la evolución hacia la especialización del trabajo. De una manera muy simplista el afirma que se hizo de una manera mecánica, sin más explicaciones.

Por su parte, los sociólogos del siglo XIX y XX se plantearon las mismas preguntas que aún hoy nos seguimos haciendo: ¿Qué es la sociedad? ¿Cuál es la esencia de las sociedades? ¿Qué significan los cambios de las sociedades? ¿Cómo evolucionan?

Estos son los retos que se tratan de resolver. Desde la sociología se pueden plantear dos perspectivas: Una visión estática que se fijará en lo que de inamovible, ordenada, estable tiene una sociedad. Se centrará en la organización y en el orden, se plantea como es la sociedad en un momento concreto, la mantiene estable.

Una visión dinámica se fijará en lo que de cambiante, transformadora tiene una sociedad. Se centra en las transformaciones que sufren las sociedades en el tiempo, el cambio social y cómo se manifiesta.

3. Evolución histórica de los sistemas sociales.

La sociología es una ciencia fundamental para estudiar el desarrollo humano y las potencialidades que encierra ya que sin sociedad, el ser humano no puede desarrollar sus capacidades, sus potencialidades. Si nos remontamos en el tiempo y en el espacio observamos que en lugares muy dispares siempre el ser humano se estructura en grupos que comparten valores, costumbres, ideales, conocimientos o actitudes. En esos grupos se da la colaboración para lograr alcanzar un mayor bienestar social. Desde la aparición del ser humano, el hombre se ha estructurado de diferentes maneras a lo largo de la historia o en diferentes sistemas sociales:

Sociedades primitivas (Organizaciones primitivas):

Dentro de ellas se pueden distinguir entre aquellas cuyos miembros se dedicaban a las labores de caza y recolección de frutos y aquellas cuyos miembros se dedicaban a las tareas de pastoreo o de labranza.

El rasgo común a las unas y a las otras es que la base social primordial es la familia. Las sociedades primitivas estaban formadas por una suma de familias, de clanes. Su estructura era el reflejo de la estructura familiar. Son una extensión del grupo familiar dentro del cual existen relaciones de parentesco que permiten que exista cierto grado de cohesión social dentro del grupo y limitaba, en gran medida, la aparición de conflictos, tensiones y diferencias dentro del grupo. Cuando se daban las tensiones y conflictos, era mucho más sencillo encontrar soluciones pactadas por la pertenencia al mismo grupo.

Organizaciones de cazadores y recolectores:

El elemento definitorio de este tipo de sociedad es que tiene una economía depredadora, es decir, no producían para almacenar los excedentes, sino que producían meramente para sobrevivir. Lo que necesitaban lo tomaban directamente de la naturaleza, generalmente frutos salvajes o animales. Esto implica que tenían que desplazarse de un lugar a otro del territorio por lo que no era sociedades asentadas, tenían que poner en práctica una organización social determinada que se apoyara y facilitara el nomadismo.

También hay que hablar de una estrecha cohexión social necesaria para establecer vínculos cooperativos.

Emerge muy tímida una división social del trabajo: los hombres se dedican a la caza y las mujeres a las labores recolectoras y al cuidado de los hijos. Hay un grado de jerarquización social de acuerdo a esa organización económica. Los rangos sociales están determinados por el género y la edad, por un lado están los hombres y por otro las mujeres y los niños.

Eran sociedades con una base social muy igualitaria que evitaba que aparecieran desigualdades sociales pronunciadas entre sus miembros. Estas sociedades estuvieron vigentes, sobre todo, en la época paleolítica.

Organizaciones agrarias y de pastoreo:

Fueron sociedades cuyo sistema económico está basado en la actividad productora, esto es la producción de productos agrícolas y en el pastoreo de ganado. Son sociedades autosuficientes e igualitarias en las que se va produciendo una especialización en el trabajo.

La agricultura y el pastoreo permitían crear una acumulación de excedentes anuales que se convertían en elementos de trueque y de prosperidad económica, eso las convirtió en sociedades ricas, autosuficientes y, como consecuencia, regidas por un sistema igualitario.

Así, la estructura social se hace más compleja y facilita, incluso la aparición de un sistema jerarquizado, más estable y de determinadas religiones o creencias. Las sociedades se hacen sedentarias para atender a los campos cultivados y son el embrión de los primeros núcleos urbanos estables.

Se desarrollaron en el neolítico, hace unos12000 años en África, Oriente Medio y Asia Central. Hoy siguen existiendo pueblos con este sistema social, estas sociedades agrícolas cobran fuerza en África y Asia.

Sociedades antiguas (organizaciones antiguas):

La base de este tipo de sociedades es al sistema urbano. Son sociedades urbanas que se constituyen en torno a núcleos de población más complejos y bien organizados política y económicamente (civitas). Es una sociedad más compleja. En estas sociedades los fuertes lazos de clan y familia anteriores se diluyen y quedan muy mermados. Hay una integración con el mundo rural y una progresión de acumulación de excedentes agrarios y de materias primas. Los núcleos urbanos se interrelacionan intercambiando comercialmente sus excedentes agrarios, ganaderos y de otras materias primas.

Hay una mayor especialización de tareas, los trabajos se especializan gremialmente lo que permite que aparezca una mayor diferenciación de clases sociales, aparecen marcadas diferencias entre los ciudadanos debidas al diferente nivel económico y social. La sociedad se jerarquiza según el grado de poder que se consigue, dando lugar a desigualdades sociales más profundas (ricos y pobres) que en el pasado.

Consecuencia de esto, hay una concentración de la riqueza y el poder y, vinculado a ello, se elaboran códigos de leyes y se establecen reglamentos de convivencia social (nacimiento del derecho). Se produce un paso paulatino de esas ciudades a ciudades estado e incluso en metrópolis de un imperio. Asistimos a la creación de los Imperios.

Históricamente, estas sociedades aparecieron en el 6000 a.C. Fueron importantes las ciudades de Grecia, Persia, Egipto, Roma o China.

La sociedad medieval, sistema feudal:

Estas sociedades surgen fruto de la fragmentación de los grandes imperios. El feudalismo de la Edad Media supuso un retroceso hacia formas sociales anteriores basadas fundamentalmente en formas de vida rurales y agrarias.

Se caracteriza por la división de parcelas territoriales, los feudos que son porciones extensas de tierra gobernadas por su Señor feudal que hace a sus habitantes sus súbditos.

Esto no implica que desaparezcan los núcleos urbanos, es un periodo en el que la población se hace fuertemente rural y vive de las labores del campo.

Son sociedades en las que la autoridad se ejerce siguiendo un sistema fuertemente piramidal. Al mismo tiempo los estratos sociales están, también, fuertemente delimitados y es muy difícil acceder a un estrato social superior que lucha por mantener sus derechos y privilegios sobre los inferiores. Es una división social en estamentos, con diferentes derechos y privilegios que a la vez delimitan la posición económica. La relación básica era la de servidumbre entre siervo y señor.

Sociedad capitalista moderna:

Los avances tecnológicos y los beneficios que se obtiene de su aplicación hacen aumentar el comercio y que se desarrolle a gran escala. Fruto del optimismo imperante se buscan nuevos horizontes y se extiende por todo el globo una red tupida de relaciones en busca de nuevos territorios y mercados lo que favorece mayor actividad comercial y de intercambio con nuevas tecnologías. Esta expansión tiene mucha relación con los procesos de los descubrimientos y las colonizaciones en América, África o Asia donde hay una acumulación de capital que tiene como consecuencia el desarrollo del capitalismo. También es la época de la esclavitud buscada como mano de obra barata.

Crecen las ciudades antiguas, los burgos, y se fundan otras nuevas que desarrollan su vida social alrededor de sus mercados en los que se ofrecen todo tipo de bienes producidos artesanalmente por importantes gremios comerciales. Este capitalismo supone una vuelta a la vida urbana. También aparecen los bancos y la transacción de capitales.

Emerge, como consecuencia, una nueva clase social: la burguesía, que aunque carece -y aborrece- de títulos nobiliarios anteriores, acumula grandes sumas de dinero, lo cual les hace imprescindibles en la nueva sociedad mercantilista. La burguesía se convierte así en la clase social motor y pilar fundamental del acceso a la modernidad, de transformación de la sociedad de la época. Sus enormes ganancias vuelven de nuevo al mercado a través de nuevas inversiones y el comercio se acelera. Es un nuevo dinamismo económico y productivo que va a concluir en la revolución industrial.

Max Weber explica el nacimiento del capitalismo basado en el calvinista que actúa bajo los parámetros de un mundo racional. Se pregunta cuáles fueron los motivos para que surgiera con tanta fuerza el capitalismo en algunos países. En su libro “La ética protestante” sostiene que es debido al importante papel que jugaron las ideas y las creencias religiosas calvinistas de la época:

El capitalismo surge en el ámbito protestante calvinista

Los calvinistas se caracterizaban por su rigorismo conductual, su disciplina férrea y por comportarse de una manera reglamentada y racional.

Creen fervientemente en el dogma de la predestinación, es decir, creen que todas las personas están ya predestinadas a la salvación o a la condenación. El problema está en que nadie conoce si es uno de los elegidos para la salvación, lo cual produce una gran angustia en el creyente.

Los sucesores de Calvino han hecho diferentes interpretaciones de la doctrina del maestro. Defienden, en general, que es obligación del creyente creer que ha sido predestinado para la salvación.

Pero para ganarse la confianza de Dios es necesario trabajar infatigablemente en las labores que Dios manda hacer a cada uno. Como resultado de esta doctrina ocurre que todos los creyentes trabajan infatigablemente y de forma muy racional para resultar eficaces en su trabajo y ganar méritos ante Dios. Son aprovechados todos los recursos disponibles para agradar y servir a Dios. Lo contrario sería ofenderle gravemente y ser excluido de la salvación.

Además, el fruto conseguido por medio del trabajo no debe ser consumido o dilapidado de manera arbitraria en placeres o fiestas. Antes bien debe ser reinvertido en el propio trabajo o en el propio negocio que sirve para ganar los méritos de la salvación.

Justamente, este tipo de creencias e ideología está en la base del capitalismo. De hecho, los países calvinistas son los países en donde se desarrolló el capitalismo tempranamente (Alemania, Francia, Suiza, Inglaterra y luego Norteamérica a través de los emigrantes venidos de aquellos países que lo exportaron al nuevo mundo).

Con el paso del tiempo el fervor religioso se atenúa y se diluye, pero las personas siguen actuando de igual manera, con el mismo ahínco y con el mismo modelo que sus antepasados. La ética calvinista manifestada en todos los aspectos de la vida, queda también reflejada, de manera particular, en la ética laboral que nutre al capitalismo, en aquellos mismos países en los que arraigó el calvinismo.

4. Desarrollo en la época de la revolución industrial

El periodo de la revolución industrial se puede dividir en tres momentos diferentes:

1ª rev. Industrial: siglos XVIII y XIX:

La primera revolución industrial se da entre mediados del siglo XVII y la última década del siglo XIX. Podemos distinguir diferentes características:

La energía utilizada anteriormente para el trabajo provenía del uso de los animales de tiro, ahora es sustituida por la fuerza motriz del vapor producido por las máquinas que utilizan el carbón.

Aparecen en esta época nuevas industrias, destacadamente las metalúrgicas y las textiles que emplean a miles de obreros.

La organización social estamental se quiebra y da origen a la estructura social de clases que se ordenan conforme a un esquema jerárquico rígido. Dos son las clases sociales emergentes: la burguesía y el proletariado subordinado al la anterior.

El capitalismo abusivo terminará enfrentando violentamente a estas clases, aunque en un primer comienzo el proletariado cree que su enemigo son las máquinas modernas y no las condiciones inhumanas de sus patronos. Las condiciones de vida de la clase trabajadora empeora y se extiende la pobreza, el hambre y la miseria económica y humana.

Esto va acompañado de condiciones muy duras para la población con horarios intensivos de trabajo, sin seguridad social.

En este contexto aparece Marx, un pensador que reflexiona sobre la situación a la que ha sido conducida una gran parte de la sociedad trabajadora en los países capitalistas. Ve por un lado a la burguesía y por otro al proletariado lo que origina una lucha de clases.

Kart Marx

En su obra principal “El capital” analiza las causas de la alienación a la que está siendo sometida la clase trabajadora.

Como hemos dicho, su pensamiento se centra en la diferencia entre las clases sociales burguesas y obreras lo que origina una lucha de clases. Surge el concepto de alienación.

Todos los seres humanos encierran un potencial enorme con grandes capacidades intelectuales o laborales que le confieren su dignidad y felicidad. Pero el capitalismo feroz ha impedido que las potencialidades humanas se desarrollen. La aplicación deshumanizadora del capitalismo hace que la clase trabajadora no llegue a alcanzar sus aspiraciones más profundas como seres humanos.

La alienación son las distorsiones causadas por las estructuras de la sociedad capitalista sobre la naturaleza humana. Esto se expresa en diferentes facetas.

El trabajador proletario está alienado respecto a su propia capacidad laboral pues las condiciones laborales más que humanizarle lo denigran y embrutecen. La actividad productiva es, pues, deshumanizadora que, además, limita la creatividad del ser humano.

También se manifiesta una alienación en el producto. El trabajador proletario es privado por el sistema capitalista del disfrute de su propio trabajo, de su obra creadora, puesto que el capitalismo compra el fruto de su imaginación y su habilidad. El producto no pertenece a quien lo ha elaborado, sino al que lo ha comprado (capitalista). Además, cuanto más tiempo y esfuerzo personal dedica el trabajador a hacer su trabajo, cuanto más nos impliquemos, peores consecuencias deshumanizadoras repercuten en su salud, en su trato familiar, en su tiempo de ocio y descanso.

Alienación con los compañeros. De igual manera el capitalismo brutal convierte al trabajo que debería ser fuente creadora de solidaridad y compañerismo en una fuente de discordia, competencia feroz y de aislamiento y soledad para poder sobrevivir.

Alienación con su propio potencial humano, frente a sí mismo, a su propia naturaleza, a través del trabajo se convierte en deshumanizado y deprimido.

2ª rev industrial: finales sXIX y comienzos del sXX:

Época de grandes inventos revolucionarios como la turbina y el motor de explosión.

Se usan nuevas energías, el petróleo y la electricidad sustituyen al carbón.

Se produce una organización científica del trabajo que es lo que más nos interesa. Nace el trabajo en cadena para tratar de maximizar el trabajo con una medición de los tiempos para no perder un segundo de producción. Con ello se produce la máxima alienación del trabajador que está totalmente subordinado a la máquina.

Acontecimientos:

La primera Guerra Mundial y la revolución soviética. Son años de enorme conflictividad y de luchas obreras reivindicativas de derechos laborales. Los obreros han aprendido a organizarse en instituciones sindicales de clase.

El crac del año 29 supuso darse cuenta que el mercado debía tener un control y supervisión por parte de los estados y no dejarlo todo al vaivén libre de la oferta y la demanda. Las dos guerras crean en el mundo obrero una ola extensa de solidaridad y cooperación. En las empresas se abre paso la organización empresarial en la que todas los procesos productivos son racionalizados, diseñados e interrelacionados en pos de su eficacia y eficiencia productiva.

Otro periodo es la Segunda Guerra Mundial con todo lo que acarrea. Tras la Segunda Guerra Mundial hay una gran crecimiento de Europa con el Plan Marshall así como una mayor cooperación con los sindicatos.

3ª rev. industrial: segunda mitad del sXX:

Destaca el gran despegue económico de Europa. La aparición y la extensión de las nuevas tecnologías, sobre todo, la informática. Se empieza a utilizar la energía atómica, electrónica, informática…lo que va a influir en la forma de organización.

A partir del año 1973 el mundo entra en crisis tras las guerras sucesivas de oriente medio, de la carestía de las materias primas energéticas. La crisis del petróleo va a causar una inflexión, entra en crisis el modelo fondista de producción en masa y se busca una producción más especializada. Se vuelve hacia modelos de producción especializada en busca de mercados (nichos económicos) muy concretos.

Comienza a hablarse de época post industrial. El sector industrial pierde peso en la economía y da paso al sector servicios.

5. Características de la sociedad industrial:

Lucas MARIN afirma que la época de la revolución industrial se puede describir a través de 20 características que le son propias:

  • Crecimiento de la población. A principios de 1800 había en el mundo unos dos mil millones de habitantes. En el momento actual se puede considerar que cada 14 años la población aumenta unos mil millones de habitantes. Asociado a la reducción de la tasa de mortalidad debido a las mejoras establecidas con la revolución industrial y al aumento de la esperanza de vida.

  • Urbanización de las poblaciones. El porcentaje de aumento del número de habitantes en las grandes ciudades es muy superior al porcentaje del crecimiento de la población en sí misma. Todo ello está motivado, sobre todo, por el éxodo masivo de las pequeñas poblaciones rurales hacia los grandes núcleos urbanos (megápolis).

  • Industrialización. Motivada por la generalización de los procesos productivos en fábricas, la aparición del concepto moderno de empresa o la nueva distribución de la población laboral.

  • Crecimiento de la movilidad física. Motivada fundamentalmente por la mejora en los medios de transporte que facilitan la interconexión e integración de los mercados laborales a escala mundial. Se acortan las distancias.

  • Aumento de la movilidad social. La sociedad de clases es más dinámica. El aumento de la economía debida a la industrialización ha hecho que sea más fácil y posible el acceso de una clase social más baja a otra más elevada (movilidad social). En las sociedades industrializadas es más importante el estatus social adquirido a base de una mejorar económica personal, que el antiguo estatus social adscrito vinculado a la persona por haber nacido en el seno de una familia determinada.

  • Expansión de la movilidad psíquica. Los ciudadanos actuales tienen un conocimiento práctico de un gran repertorio de roles diferentes que pueden ir desarrollando a lo largo de sus vidas, fruto del desarrollo de los sistemas educativos que logran una mayor nivel cultural y educativo de sus sociedades.

  • Aceleración del cambio social. Según lo que hemos venido explicando.

  • Aumento de la importancia de la tecnología. Que ha sido facilitada por la utilización de nuevas fuentes de energía tanto en los procesos industriales productivos, como en el consumo particular. Pasamos de una sociedad con bajo consumo de energía a alto consumo de energía.

  • Racionalización creciente. Priorización de explicaciones racionales sobre los fenómenos. La razón es el pilar de la explicación, la razón puede explicar incluso el cambio social. Uno de los mayores exponentes de los procesos de racionalización es el desarrollo científico.

  • Aparición del espíritu capitalista. Aparición, expansión y desarrollo debido, sobre todo, al afán por conseguir lucro en los negocios emprendidos y que sirve de estímulo para producir más y en condiciones más rentables, sirve para la lógica del mercado.

  • Burocratización. Según Max Weber se ha pasado de un sistema de jerarquización formal con reglas abstractas y de marcada impersonalidad en el pasado a un sistema profesionalizado más o menos participativo presente en todos los estamentos, desde la organización de los propios estados a cualquiera de las empresas privadas.

  • Expansión democrática. Es una característica de la evolución de la sociedad fundamentalmente en el desarrollo político a través del sufragio universal, y de la implantación del respeto y defensa de los derechos humanos y de los derechos personales garantizados por las constituciones de los estados.

  • Producción en masa. Cada vez hay más disponibilidad de servicios para grandes sectores de la población, superior a la demanda debido al sistema de organización y distribución del trabajo (fordismo y taylorismo). Este sistema productivo, no está exento de crítica, al considerarse que, con frecuencia, produce alienación y desencanto.

  • Importancia del consumo. Sociedad con ética consumista motivado, sobre todo, porque se considera que el prestigio social va unido a un alto nivel de consumo de bienes y servicios.

  • Masificación de la sociedad. Se ha producido una uniformidad en los gustos y en la composición de las sociedades motivado por el influjo de los medios de comunicación a través de la propaganda y de las modas, lo cual conlleva, a su vez, un cierto grado de deshumanización y de limitación de la creatividad del ser humano.

  • Posibilidad de interacción social. Los ciudadanos han tomado conciencia que organizándose y participando colectivamente en los asuntos públicos, pueden influir en la dirección que los mismos pueden llevar. Hay una mayor conciencia de los hechos sociales.

  • Valoración del tiempo. El tiempo se ha convertido en algo de valor incalculable. Muchos de los problemas actuales de la vida cotidiana están relacionados con el uso y distribución del tiempo, con esa sensación de rapidez o necesidad de puntualidad. El tiempo es oro.

  • Estandarización. Necesidad de homogenizar el funcionamiento de instituciones y de organismos en cualquier parte del mundo. La posibilidad de que muchos países puedan colaborar y entenderse unos con otros es debido a que poseen instituciones similares. Se han creado muchos foros para ser utilizados por diferentes países y culturas a la vez.

  • Búsqueda de la seguridad. La seguridad ante el futuro era anteriormente fruto del azar. Ahora es el propio individuo quien marca la dirección de su propia vida. Va en auge todo aquello relacionado con la planificación del futuro o sobre su seguridad y garantía (pensiones, seguros de vida).

  • Extensión de la educación y de los sistemas educativos. La lucha sobre el analfabetismo se ha extendido en todas las sociedades. Se hace obligatoria la educación infantil. La formación adecuada y especializada está directamente relacionada con el aumento de la producción.

  • 5. Características de la sociedad contemporánea:

    Características generales de las sociedades contemporáneas son:

  • Movilidad social. Se puede decir que sin parangón en cualquier otro periodo histórico. En la actualidad es mucho más sencillo moverse a lo largo de la escala social. Es más fácil ascender de clase social.

  • Cambios en el modelo familiar. La antigua familia extensa ha dado paso a una familia concentrada en padres e hijos viviendo únicamente en el mismo seno familiar.

  • Envejecimiento de la población. Debido por un lado al descenso notable de la natalidad y, por otro, a la mayor esperanza de vida en los adultos. Consecuencia no deseada: la escasez de mano de obra juvenil.

  • Presencia del Estado social del bienestar. A partir de la crisis del año 29 los estados toman conciencia de que la economía no puede dejarse solamente en manos del mercado libre del trabajo y de los bienes. Después de la segunda guerra mundial comienza a extenderse por los países norteños de Europa la idea del Estado de bienestar social que pretende que sus ciudadanos tengan cubiertas sus necesidades fundamentales: salud, educación, trabajo o vivienda, derecho a pensiones de jubilación, regulación del horario de trabajo, vacaciones. En el momento actual ha entrado en una cierta crisis este modelo.

  • Desarrollo tecnológico. Las nuevas tecnologías de la informática y de la comunicación se incorporan a los procesos productivos y cambian totalmente su fisonomía. Se generan excedentes laborales.

  • Desarrollo y expansión de los sistemas de comunicación. Sobre todo el gran despegue de la televisión digital y del Internet.

  • Globalización o mundalización. Este es un fenómeno de interconexión de diferentes factores en diversas partes del mundo. A favor el desarrollo espectacular del comercio mundial. En contra fenómenos como la deslocalización, el dominio incontrolado de las multinacionales y el que no suele resolver los problemas de orden interno de las naciones.

  • Tema 2: La estructura social

    1. Componentes de la estructura social: grupos sociales (primarios y secundarios)

    ¿A qué llamamos estructura?

    Al hablar de estructura debemos distinguir tres elementos que la componen:

    Idea de conjunto o totalidad.

    Las partes que componen ese conjunto.

    La disposición adecuada de las relaciones o posiciones que se establecen entre las partes que componen el conjunto.

    En cualquier sociedad se puede identificar una estructura social. Nadie cuestiona este hecho. La estructura social es una realidad, pero lo difícil es aprender a captar e identificar los elementos de esa estructura social en una sociedad concreta. La propia definición de sociedad habla de estructura.

    Hablar de sociedad y no hablar de estructura social sería contradictorio. Este conjunto de elementos de estructura forman una unidad. La sociedad no es un mero agregado de elementos inconexos. Para estudiar la sociedad hay que tener en cuenta las partes que la integran, sus componentes y las relaciones y procesos que se establecen entre las partes. En definitiva, para estudiar una sociedad, hay que estudiar su estructura.

    Las diversas definiciones que se han dado de estructura social vienen encuadradas dentro de las diversas corrientes teóricas sociológicas que las sostienen. Dos son las más importantes:

    Corriente de enfoque sociológico organicista:

    Da una gran importancia a la estructura y como consecuencia, a la estructura social. De hecho elabora un concepto de estructura social con el que establece un paralelismo entre cómo se estructuran los seres vivos (compuestos de órganos) y la sociedad.

    Del mismo modo que un ser vivo está compuesto de órganos diferentes con misiones diferentes, que se relacionan entre sí, para que todo funciones adecuadamente, así mismo, la sociedad posee una serie de estructuras sociales que se interrelacionan adecuadamente para que la sociedad funcione. Todos estos elementos entrarían en relación y cada uno de ellos cumpliría una función.

    Corriente de enfoque sociológico de estructura funcional:

    Inspirado en doctrinas antropológicas, este enfoque parte de una idea fundamental de lo que es la “estructura”, la define como el modo en el que son organizadas las actividades repetitivas de cualquier sociedad. Estas actividades son tales como las actividades económicas, las políticas, las religiosas o las familiares. La “estructura social” sería el modo en el que se organizan los procesos persistentes de la interacción social.

    En cualquier tipo de estructura social, sus miembros se relacionan según unas pautas y patrones sociales de conducta que establecen una trama o una serie de articulaciones que dan cohexión a la sociedad y son el origen de la trama social. Por eso GIDDENS cuando habla de estructura social se refiere a estas pautas de interacción entre individuos o grupos.

    Componentes de la estructura social:

    Entre estas dos corrientes existen algunas coincidencias, estas se ven en una serie de características que son comunes a todas las sociedades y es la existencia de una serie de elementos comunes. En cualquier sociedad podemos distinguir una serie de elementos que la componen:

    Los individuos. Unidad básica fundamental, base que construye un grupo social.

    Las relaciones entre estos individuos

    Los grupos sociales

    Las posiciones sociales (roles sociales)

    Las normas, las costumbres y las instituciones que establecen las normas.
    Las instituciones son, entre otras, la familia, los medios de comunicación, las iglesias, las instituciones políticas, las sindicales.

    Si queremos analizar una sociedad en concreto hay que especificar cada uno de estos componentes. Está claro que todas las sociedades poseen su estructura, pero que no todas organizan los elementos de su estructura social de la misma manera. Eso las hace diferentes.

    Los grupos sociales (primarios y secundarios):

    Cada sociedad posee una red de grupos sociales: familia, vecinos, amigos, sindicatos, partidos políticos… Estos grupos constituyen las unidades básicas de la sociedad. El individuo en sí no es sociedad, es la base para establecer grupos sociales.

    El grupo social sería el conjunto de dos o más personas cada una de las cuales mantiene su propia identidad, pero que establecen y mantienen entre sí algún tipo de vínculo que las relaciona. Una característica de los grupos sociales es que su identidad es reconocida desde fuera del grupo mismo.

    De un “grupo social” podemos decir primero lo que no es. No es:

    Una categoría social. La categoría social es un elemento clasificatorio que hace referencia a que las personas poseen una misma característica común o rol (hombre o mujer, abogados o ingenieros) pero no es un grupo porque no implica una interrelación entre ellos, es decir, no quiere decir que una mayoría de entre ellos se conozcan o establezcan vínculos.

    Un agregado estadístico clasificatorio respecto a un tipo de atributos, como pueden ser, por ejemplo, los lectores de un determinado periódico. Tampoco entre ellos existe relación ni se conocen.

    Una aglomeración de personas que coinciden en un tiempo y un lugar determinado e inestable como es el caso de los espectadores que asisten a un estadio. Entre ellos se establecen unas relaciones transitorias e impersonales. Aunque pudiera llegar el caso de que una aglomeración se convirtiera en una grupo social. Sería el caso de los espectadores de un estadio que se constituyesen en una peña deportiva.

    Ahora sí estamos en disposición de definir lo que es un grupo social. Podemos definirlo diciendo que es aquel grupo que establece relaciones interpersonales entre sus integrantes.

    Características de los grupos sociales:

    Tiene estabilidad. Mantiene cierta continuidad

    Los componentes se identifican como miembros del grupo. Tienen un sentido de pertenencia al grupo.

    Tienen ciertos intereses, valores o propósitos comunes. Poseen una misma finalidad.

    Desde fuera del grupo son identificados como grupo.

    Existe algún tipo de interacción y comunicación entre sus componentes.

    Génesis de los grupos sociales:

    Los factores que pueden intervenir para crear un grupo social son muy diversos:

    Por consanguinidad. Personas que pertenecen a una misma familia; el grupo formado por un matrimonio.

    Por proximidad territorial. Es el caso de los vecinos de un pueblo.

    Por comunidad de intereses. Es el caso de las organizaciones sindicales.

    Clasificación de los grupos sociales:

    Según el grado de inclusión:

    Grupos. Es el caso del colectivo de profesores de una universidad

    Subgrupos. Profesores del área de pedagogía dentro del colectivo de profesores.

    Según el grado de apertura:

    Abiertos. Es el caso de las personas que forman una peña futbolística

    Cerrados: es el caso del grupo familiar.

    Según el grado de informalidad:

    Informal: tiene un mayor grado de informalidad. Es el caso de un grupo de amigos

    Formal: posee reglas formales. Es el caso de un partido político

    Por sus dimensiones

    Según el grado de obligatoriedad:

    Obligatorio: un ejército

    Libre: pertenencia voluntaria

    Por su duración:

    Efímero

    Permanente

    Grupos sociales primarios y secundarios:

    Grupos primarios

    Son pequeños en número de personas pertenecientes al mismo. Establecen unas fuertes y frecuentes relaciones personales. Tienen un fuerte sentimiento de solidaridad. Comparten valores que les son comunes. Guardan una estrecha adhesión mutua. Es el caso de las familias.

    Los grupos primarios se identifican por cuatro rasgos:

    Por el tamaño (pequeño) que les permite el establecimiento de una relación muy estrecha.

    Por el tipo de relación que establecen: relaciones personales intensas y de gran conocimiento mutuo con cierto grado de intimidad. Sus integrantes pasan mucho tiempo juntos.

    Por el sentimiento de conciencia grupal o de identificación. Sus integrantes tienen un cierto grado de identificación mutua, de pertenencia al grupo.

    Importancia del grupo para sus integrantes. El grupo primario permite alcanzar ciertos fines y ofrece gratificaciones de tipo personal, emocional, psicológico, afectivo.

    Dan bastante seguridad al individuo. Son fundamentales en los procesos de socialización ya que conforman los valores y les dan identidad a los componentes. Actúan como controladores sociales del individuo.

    Grupos secundarios

    Los grupos secundarios se definen de forma negativa, es decir, en oposición a los grupos primarios.

    Rasgos:

    Son colectividades más amplias y en general tienen menos unión. También es menos frecuente la interrelación comunicativa. En ellos es menor el sentido de pertenencia al grupo. Lo forman asociaciones de todo tipo, organizaciones formales como sindicatos, ONGs, partidos políticos…

    Según estos rasgos, poseen varias características:

    Grupo formado por un número mayor de personas con relaciones más impersonales entre sus miembros.

    Existe un distanciamiento emocional. Los lazos sociales entre los miembros son mucho más débiles.

    Los integrantes permanecen unidos porque tienen un interés común, están determinados a cumplir determinados objetivos.

    No necesariamente establecen entre sí relaciones frías o distantes, aunque sí impersonales. Sus relaciones sociales están formalizadas y regularizadas.

    Predominan los procedimientos formalizados. La cooperación es indirecta, aunque con un alto grado de división y diferenciación de tareas y roles sociales.

    No se hacen grupos permanentes. Son más bien efímeros.

    La diferenciación entre grupos primarios y secundarios ha sido cuestionada, más que ser una diferencia radical, lo es más bien de grado. Así, por ejemplo, un grupo de amigos se reúnen para hacer una ONG. Con el paso del tiempo deben afrontar mayores retos y tareas, con lo que se debe aumentar la burocracia de funcionamiento del grupo y evolucionan hacia un grupo secundario. También puede pasar justamente lo contrario que un grupo que comienza siendo un grupo formal, estructurado, termine siendo un grupo primario en donde primen las relaciones cercanas y amistosas. Por eso grupos primarios y secundarios son tipos ideales que no aparecen en la realidad en su forma más pura, sino mezclada.

    Lo que si podemos decir es que los grupos primarios predominan más en sociedades rurales, tradicionales y los grupos secundarios en las urbanas.

    Instituciones sociales:

    ¿Qué es una institución social?

    DURKHEIM cuando habla de “instituciones”, las define como conglomerados de creencias y las maneras de obrar, instituidas por una sociedad. Las instituciones preexisten a los individuos concretos y forman parte de esta supremacía de la sociedad sobre el individuo. Las instituciones se mantienen en el tiempo.

    Desde un punto de vista general, podemos hablar de las instituciones sociales como el desempeño de determinadas funciones necesarias para la existencia de una sociedad. Estas funciones necesarias son definidas por los sociólogos como prerrequisitos funcionales universales. Nos referimos a que el término institución alude a todo aquello que permite dar continuidad a la sociedad. Serían por ejemplo: el lenguaje, ya que sin él la comunicación no existiría y, por lo tanto, tampoco la sociedad. Las creencias, ideas y valores o las interrelaciones, por el mismo motivo.

    Funciones esenciales para que exista una sociedad:

    TALCOTT PARSONS señala que para que exista una sociedad deben darse los siguientes requisitos básicos (4):

    Un sistema de reproducción y socialización básica para los individuos.

    Un sistema de estructuras económicas.

    Un sistema de poder

    Un sistema de creencias religiosas, políticas y sociales.

    Para cumplir estas funciones básicas, es necesaria la existencia de una serie de instituciones básicas:

    Para asegurar la reproducción y conseguir la socialización son necesarias instituciones tales como familia o las instituciones educativas en los sistemas más desarrollados.

    Para satisfacer estas necesidades básicas, la economía de un país necesita de las instituciones económicas que garanticen y velen por la economía.

    Las instituciones políticas regulan y ordenan el ejercicio del poder. La institución del Estado garantiza la seguridad y la mediación entre los ciudadanos. En nuestra sociedad existe un estado de derecho, la necesidad de delegar en un estado superior el orden y mantenimiento de la sociedad.

    Múltiples instituciones religiosas, ideológicas, medios de comunicación social, velan por el cumplimiento de las expectativas sociales y ayudan a interpretar la realidad social. Están para interpretar las relaciones sociales. Para ello están instituciones como la religión o los medios de comunicación que cumplen una función de orden ideológico y expresivo.

    En definitiva, hay una necesidad de cumplir los cuatro requisitos básicos de la sociedad para los que se crean esta serie de instituciones.

    2. Clases sociales. El estatus social y el rol social

    A partir de las instituciones básicas económicas, políticas, religiosas surgen otro tipo de instituciones. Este es el caso de las clases sociales.

    Elementos generales de las clases sociales:

    Las clases sociales son el resultado de la organización de las clases políticas y económicas. Las organizaciones políticas, a su vez, pueden estar influidas por las clases sociales.

    Las clases sociales, al igual que las instituciones sociales no son compartimentos estancos. Existe un entramado complejo de interrelaciones entre ellas. Ellas ilustran el tipo de relación que existe entre instituciones.

    Podríamos hacer una primera definición de clase social diciendo que es la forma social de nucleamiento institucional más importante que tiene que ver con la desigualdad.

    Las posiciones sociales que ocupan los individuos de una sociedad están determinadas por factores tales como el poder político o económico. Las desigualdades sociales se establecen, la mayoría de las veces, por la manera de ejercer el poder en la sociedad.

    Las clases sociales son un elemento mayoritario en occidente y constituyen uno de los objetivos primordiales del estudio de la sociología, sobre todo a partir de los siglos XIX y XX. Sin ellas no entenderíamos el nacimiento del movimiento obrero, del estado de bienestar o la dinámica de las sociedades occidentales.

    Se presentan dos conceptos complementarios que hay que tener en cuenta.

    Según Marx la clase social está directamente relacionada al poder económico del grupo. Una clase social se diferencia de otra según la capacidad económica que posea para adquirir bienes que es lo que da poder.

    Según Weber hay que hablar más bien de estrato social. La pertenencia a un determinado estrato social lo determina no solo la posesión de bienes económicos, como dice Marx, sino que también depende del estatus social.

    El estatus social:

    El estatus social se puede definir como la posición social que ocupa un individuo reconocida por los demás. En el lenguaje común se identifica con “prestigio”. En sociología, el estatus social hace referencia a una posición social que implica una serie de responsabilidades, privilegios y derechos y expectativas de comportamiento de las demás personas hacia el poseedor de un determinado estatus.

    El status de una persona nos ofrece datos de posible actuación frente a una situación determinada, nos dice del comportamiento de una persona en un contexto determinado. Nos dice quiénes somos y cómo vamos a actuar en relación con otras gentes y qué esperan las otras personas de nosotros mismos. El estatus que ocupamos en una determinada situación nos concede una identidad social. La profesión que ocupa una persona es importante en su identidad social.

    Interacción social: Proceso según el cual las personas actúan y se relacionan unas con otras según unas pautas establecidas culturalmente. En la vida cotidiana estamos en constante interacción y no de cualquier manera sino atendiendo a unas pautas establecidas.

    En la vida podemos ocupar diferentes estatus sociales. El estatus hace referencia a todas las posiciones sociales que ocupa una persona en un periodo de tiempo determinado y en un momento determinado de su vida que además, los demás reconocen. Una persona puede desempeñar a la vez el estatus de padre, o de hijo o de esposa o esposa, de hermano, sobrino, etc. El estatus personal es algo que varía a lo largo de la vida, es cambiante. Así, pasamos de niño a adulto, de soltero a casado o viudo. Cuando una persona se vincula a una organización, por ejemplo, se le amplia el abanico del status.

    Clases de estatus:

    Estatus adscrito: Es la posición que, para bien o para mal, tiene una persona al nacer, que se le impone de forma ajena a su voluntad, desde su nacimiento. Nacemos blancos o negros, hombres o mujeres, sanos o con minusvalías. Esto se va a mantener a lo largo de la vida del individuo.+

    Estatus adquirido: Posición que consigue la persona con su propio esfuerzo. Para ello se requiere que exista cierto grado de libertad, es la posición que el individuo en mayor o menor medida ha elegido. Influyen otras variables además del esfuerzo como el género, etnia…que son condicionantes, lo que limita, en algunas ocasiones, la posibilidad de adquirir el status que uno desea. Las políticas de igualdad de oportunidades lo que pretenden es atenuar esas desigualdades de origen para que todos tengan igualdad de condiciones.

    Estatus dominante: Es el estatus que mejor define la identidad de una persona. Para la mayoría de las personas es estatus dominante se lo da su profesión o su ocupación. Suele ser indicativo del origen social, nivel de estudios o de especialización que se posee, además del nivel económico del que se disfruta. En otras sociedades el ser mujer (estatus de género) es el dominante, pero lo más habitual en las sociedades modernas es que sea el laboral.

    El rol social:

    El rol social hace referencia a las expectativas que cabe esperar de la conducta de una persona según su estatus social. Es una manifestación observable y dinámica del estatus social de una persona. Toda persona tiene un estatus y desarrolla un rol social que son como las dos caras de la moneda.

    Los actores sociales tienden a comportarse según unos patrones, pautas o reglas sociales ya establecidas, que se atribuye a cada uno De esa manera, las relaciones entre los individuos no se establecen de forma aleatoria, sino que responden a cierta permitividad de una manera más o menos predecible.

    Cuando hablamos de “rol”, en la lengua común, hablamos de actuación, de interpretación, de un papel de teatro o simplemente de un juego. Pero en sociología cuando hablamos de rol nos referimos a los diferentes papeles sociales que se pueden desempeñar en la sociedad.

    El concepto de rol está íntimamente relacionado con el de la persona como actor social. Según esto, el número de roles que puede desarrollar una persona es numeroso y cada uno implicaría diferentes formas de comportamiento y actuación social. Todo el mundo espera que los individuos se adapten a las características de sus roles. Es lo mismo que le sucede a un director de teatro que quiere que todos los actores se ajusten a su papel en la obra. Por eso, del futbolista se espera que asista regularmente a los entrenamientos o del un juez que sea ecuánime y justo.

    Los roles varían de una a otra sociedad. No es lo mismo el papel de una esposa en una sociedad occidental que ese mismo rol dentro del Islam. El rol está condicionado no solo por la sociedad sino por la personalidad de cada individuo. Existen muchas formas de ejercer el rol de madre.

    Los roles hacen referencia a los modos de conducta socialmente establecidos e institucionalizados por lo que forman parte de la estructura social. Los roles, desde este punto de vista, tienen una identidad propia que no depende de las personas concretas que los encarnan. Así, el “rol de madre” es independiente de la manera concreta que pudiera ser ejercido por madres concretas, aunque esté condicionada por la personalidad concreta de cada madre. Esto también varía según sociedades.

    Los roles y los estamentos están interrelacionados. Toda posición social tiene una dimensión de status y de rol. El rol se refiere más a las obligaciones y el status a los derechos.

    Una persona puede simultanear diversos roles. El funcionalista Robert Merton acuñó el término conjunto de roles para referirse a la variedad de roles que aparecen vinculados a un status o a una posición social determinada. Así, un “marido” desarrollaría además un conjunto de roles tales como “pareja” o “padre” o “ciudadano” o “científico” o “escritor” o “voluntario de una ONG”.

    La sociedad podría ahora ser vista como el conjunto de roles que se establecen entre actores que se encuentran en determinadas posiciones sociales, o como la suma del conjunto de relaciones que mantienen entre sí todos los actores sociales que tienen distintas posiciones sociales.

    Rasgos de los roles:

    Podemos resumirlos en los siguientes rasgos (5):

    Son modos de comportamiento estandarizados y repetitivos que están socialmente establecidos y transmitidos de generación en generación.

    Se enmarcan dentro de normas, están conectadas a un orden normativo.

    Todo rol forma parte de una estructura o círculo social, lo cual supone un conjunto de relaciones o interacciones entre los actores sociales. Por ejemplo: dentro del sistema de salud se ejercen diferentes roles: rol de médico, rol de enfermero, rol de enfermo

    Defienden campos de acción legítimos con competencias propias de cada rol dentro de ellos. Por ejemplo: en una sociedad de derecho, el control del orden público pertenece a las fuerzas armadas o a la policía.

    Forman parte de un sistema de autoridad más amplio y que implica el cumplimiento de determinados deberes y obligaciones.

    El desempeño de los roles es a menudo contradictorio, complejo y difícil en nuestras sociedades actuales lo que se conoce como conflicto de roles. Cuando una persona tiene que ejercer diferentes roles se da en ella, frecuentemente, un conflicto de roles. Se da un conflicto de roles en un padre de familia que al mismo tiempo quiere ser un voluntario de una ONG. Las causas de estos conflictos de roles pueden ser diversas:

    Debidas al propio crecimiento biológico de la persona que ejerce el rol. Es lo que le sucede al niño cuando se transforma en adulto.

    Debidas a cambios sociales en usos y costumbres

    Debidas a transformaciones de orden social, cultural, religioso (velo islámico en un colegio)

    Debidas a que el ejercicio de los roles entre en colisión (un policía que tiene un hijo delincuente)

    Estos conflictos pueden dar origen también a perturbaciones de orden psicológico, situaciones de anomia social, es decir, a desorganización social, a conductas desviadas. Frente a esta situación hay diferentes soluciones:

    Separar los ambientes donde se desarrollan roles diferente, separar el espacio de un rol frente a otro (ser padre en el hogar, ejercer el trabajo fuera del hogar)

    Renunciar a una determinada posición social para evitar el conflicto

    Buscar el punto de equilibrio entre todos los ámbitos de ejercicio de roles diferentes

    En ocasiones el problema del conflicto de rol resultará simplemente irresoluble (Es el caso del ejercicio del rol de jefe de personal, o el ser miembro de un comité de empresa).

    Tema 3: Estratificación social

    1. Conceptos

    La precondición o concepto básico para que haya estratificación social es la diferenciación social. La diferenciación social no debe confundirse con la estratificación social, son cosas diferentes.

    Diferenciación social:

    La diferenciación social se da cuando aparecen individuos con diferentes cualidades individuales y con diferentes papeles sociales. Además de que las personas tienen diferentes cualidades biológicas (fuerza, carácter), las personas también se diferencian porque desarrollan diferentes roles sociales y tareas de ocupación diversas en la vida.

    A medida que aparecen más tecnologías, que las sociedades se hacen más complejas, aumenta también la división de trabajo y una mayor especialización. Esta diferenciación del trabajo se traduce en una mayor diferenciación social.

    La diferenciación social no implica necesariamente que estas diferencias tengan que ordenarse jerárquicamente o que deban ser evaluadas de diferentes modos. Lo que quiere decir es que las diferentes condiciones o posiciones sociales que existen no necesitan necesariamente estar ordenadas unas en relación con otras. La división social es el escenario a partir del cual se produce la desigualdad social, la estratificación social.

    La desigualdad social significa la condición por la cual las personas acceden de forma desigual a diferentes recursos y que acceden a posiciones sociales de diferentes maneras. Es lo que se denomina asimetría social.

    La desigualdad social surge cuando los individuos o grupos de individuos son ordenados y evaluados unos en relación con otros. La desigualdad social surge de la diferenciación social por dos razones básicas:

    Por la capacidad que poseen los individuos para realizar juicios de valor sobre qué es bueno/malo, para dar significado a los sucesos, para hacer una evaluación social. Esta evaluación social se aplica a la diferenciación social. La diferenciación individual y los roles individuales pueden ser evaluados positiva o negativamente.

    La desigualdad social tiene una base social, y se apoya en factores de orden social, en valoraciones de determinados hechos, no es de orden natural. Se explica fundamentalmente por el modo en que una sociedad se organiza, esto es la estratificación social.

    Estratificación social:

    El concepto de estratificación social lleva implícito el concepto de “estrato”, de manera parecida a como se utiliza este término en geología y alude a que los seres humanos ocupan estratos. El riesgo de usar este símil es llegar a considerar que la estratificación social tiene un orden biológico natural (no es así).

    La estratificación social e una desigualdad social cuando llega a institucionalizarse, si existe dentro de ella un sistema de relaciones que determina quien recibe determinados benéficos o quien recibe determinados castigo y por qué. Establece un sistema jerárquico en capas o estratos.

    Al hablar de estratificación, aludimos a la existencia de un estrato superior y otro inferior. La base sobre la que crece y redesarrolla la estratificación social es, por tanto, la desigualdad social, la desigualdad distribución de privilegios y también de obligaciones, de derechos, de deberes y de responsabilidades. Y a diferentes privilegios, diferente poder.

    Se llama status adscrito cuando la ubicación de un individuo dentro de el se debe a sus cualidades personales independientes al propio individuo. Si la ubicación en el estrato es por méritos propios se llama status adquirido.

    En la mayor parte de las sociedades existe la estratificación social lo que implica que los individuos o grupo sociales ocupan una posición determinada dentro de esos estratos sociales, dentro de un orden jerárquico. Los estratos sociales permiten a grupos enteros distinguirse de otros, permiten que los grupos sociales destaquen sobre otros grupos sociales y lo más importante es que destacan positivamente por lo que obtienen cantidades desproporcionadas de riqueza, poder y prestigio.

    Principios básicos de la Estratificación Social

    La estratificación social se basa en cuatro principios

    La estratificación social es una característica de la sociedad en su conjunto, no de un individuo aislado.

    El sistema de estratificación social se mantiene y perpetua de generación en generación. Aquí tenemos que matizar, pues en las sociedades modernas existe un grado mayor de movilidad horizontal y vertical dentro de cada estrato y se puede cambiar más fácilmente de estrato que en el pasado.

    La estratificación social es además de carácter universal en cuanto que otorga prestigio a las personas

    La estratificación social no sólo es una cuestión de diferenciación y desigualdad social sino consecuencia de la cultura social y de las creencias sociales o sistemas de creencias.

    2. La historia de la desigualdad social:

    Diferentes sistemas de estratificación social

    Cuatro han sido los sistemas de estratificación social a lo largo de la historia: Esclavitud, Sistema de castas, sociedad estamental y el sistema de clases sociales.

    Cuando hablamos de estratificación social nos referimos a dos categorías de sistemas de estratificación:

    Sistemas cerrados, rígidos de difícil posibilidad de cambio, esto es, con poca movilidad. A este tipo pertenecerían los tres primeros modelos.

    Sistemas abiertos, fluidos de fácil posibilidad de cambio, esto es, con mayor movilidad. A este tipo pertenecería el cuarto modelo, es el más abierto conocido.

    El sistema esclavista:

    El sistema de estratificación social de la esclavitud se basaría en el derecho que se otorgaría un grupo de individuos para creerse propietarios de otro grupo de individuos o el derecho de propiedad de un grupo sobre otro grupo. Este sistema transformaría a parte de los seres humanos en meras mercancías, objetos que se pueden comprar o vender a voluntad.

    Nos remontamos a épocas muy antiguas para hablar de este sistema social, a los egipcios, griegos y romanos. Pero aún en pleno siglo XIX ha sido una práctica habitual en el mundo occidental. No ha desaparecido hasta 1865 cuando se abolió la esclavitud en Estados Unidos.

    El sistema esclavista tuvo diferentes maneras de llevarse a la práctica en las sociedades en las que se desarrolló, ha variado en las distintas sociedades. En Atenas, Grecia, el esclavo podía tener una responsabilidad social. En Egipto los esclavos estaban dedicados al trabajo duro. En Roma ejercían igualmente duras tareas de construcción o de labores agrícolas.

    Se puede considerar si realmente se ha abolido el sistema esclavista en la sociedad actual ya que aún hoy, quedan reductos esclavistas en regiones de África.

    Vamos a considerar cinco aspectos fundamentales respecto a la esclavitud:

    Se trata de una relación económica, en la que la mercancía son seres humanos propiedad de otros seres humanos

    Se accedía a la categoría de esclavo por diferentes motivos: derrota militar, herencia, captura, básicamente era por captura y comercialización.

    A lo largo de la historia el grado de consideración, el grado de penuria y miseria, hacia los esclavos fue diferente según las sociedades esclavistas y a lo largo del tiempo (en unas sociedades son mejor tratados que en otras).

    La esperanza de un esclavo para conseguir la libertad varió, así mismo, según las sociedades. Las leyes sobre la propiedad de esclavos eran muy rígidas en EEUU y los esclavos se heredaban sin posibilidad de redención al juntarse con un factor étnico. En otras sociedades el esclavo podía comprar su libertad.

    Las formas de legitimación sobre la propiedad de un esclavo podía ser por una doble vía: por vía legal o por vía ideológica. Normalmente el estatus de esclavo lo hacía una propiedad legal de su amo reconocido por el Estado. En otras sociedades la ideología racista justificaba la propiedad de los esclavos.

    Todo esto provocó con el tiempo una profunda reflexión sobre la dignidad de los seres humanos y sobre su igualdad.

    El sistema de castas:

    El sistema de castas se trata de una forma de estratificación social basada en las características adscriptivas de la persona. Es un sistema social cerrado, es decir, que en su forma más pura, el destino de una persona está determinado desde el nacimiento. Es, además, muy rígido y jerarquizado y no es posible la movilidad social, si naces en una casta no puedes cambiar, la posibilidad de movilidad social basada en el mérito es nula.

    Todavía existen sociedades en las que se mantiene este sistema, se da en sociedades rurales, como es el caso de la India. Su origen en este país es muy difícil interpretarlo. Se creyó que reflejaba sistemas de dominación de pueblos indoeuropeos.

    Existen cuatro divisiones principales de castas y cada una de ellas encierra una multitud de subcastas. En la cima de esta jerarquía están los sacerdotes y los guerreros. Bajo estas castas principales existe gran cantidad de subcastas, la variación local de castas está relacionada con el desempeño ocupacional.

    No todos los miembros de la población están dentro de esta sistema de castas, hay grupos que no pertenecen a ninguna casta. Estos grupos se llaman “los intocables” que se los considera tan miserables y sucios que se han quedado fuera del sistema de castas.

    También en Sudáfrica se ubicó un sistema de castas. El “Apartheid” posibilitaba el que un grupo reducido de cinco millones de blancos controlase al resto formado por 30 millones de negros y asiáticos. En este sistema, el nacimiento determina la vida futura de la persona, son sistemas muy cerrados.

    Los sistemas de castas tienen una serie de características comunes:

    Las castas aparecen asociadas al desempeño de ocupacional, de tareas específicas. Existen trabajos específicos que pertenecen a una determinada casta. Cada generación desempeña las mismas labores que sus progenitores.

    Sistema muy rígido, el matrimonio o mestizaje entre personas de diferentes categorías de castas es impensable, es prácticamente imposible. Cada casta es fuertemente endogámica. En Sudáfrica el matrimonio entre blancos y negros estuvo prohibido hasta 1985.

    La pertenencia a una casta determina la vida de la persona. Le obliga a permanecer y relacionarse con los individuos de su misma casta. En la India el contacto entre miembros de castas diferentes es casi imposible. Hay una segregación muy estricta.

    Los sistemas de castas se apoyan en fuertes creencias culturales y en inamovibles tradiciones. En Sudáfrica el apartheid ha sido abolido, pero de hecho sigue existiendo en la base común del pueblo. Aún queda también este sentimiento en una amplia base de la sociedad norteamericana.

    La sociedad estamental:

    En Europa, en la época medieval feudal, había gran cantidad de imperios en los que existía una fuerte fragmentación de territorio en diversos feudos que poseían cierto grado de autonomía. La tierra o feudo la poseían los nobles que estaban, además, emparentados entre sí con un grado de independencia.

    Existen, por tanto, unos lazos entre familias de nobles y, a medida que los lazos familiares crecen, crecen también los territorios que poseen, aparecen familias cada vez más poderosas que llegan a formar pequeños reinos. La unión de varios de estos reinos dará origen a los actuales Estados modernos Institucionales.

    En estas sociedades feudales, se establecen unos regímenes estamentales, surgen órdenes sociales, la autoridad dominante residirá en el estamento nobiliario. Alemania y Francia son los primeros estados europeos que adoptarán este sistema. Se establecen de esta manera regímenes muy jerarquizados y rígidos que se legitiman y legalizan a través de leyes. Tres son los estamentos que establecen las leyes: la nobleza, el clero (privilegiados) y los siervos que son el tercer estado.

    En un principio es la costumbre y la tradición clasifica esta desigualdad, la que otorga la importancia a la nobleza, posteriormente, con el nacimiento de los estados modernos, serán los artificios legales los que van a empezar a adquirir mayor importancia para justificar su relevancia social, para justificar esta desigualdad social. A las leyes se les une también el peso de la religión cristiana. La Iglesia Católica, a través de sus enseñanzas legitima el poder de los reyes y nobles mediante la ideología del derecho divino de los reyes y justifica, así, la desigualdad y los estamentos sociales creados en los que la movilidad social es casi imposible.

    En la última fase, cuando el sistema feudal se legaliza, los rangos se hacen más rígidos, se establecía un estatus determinado, este era tan rígido que la movilidad era prácticamente nula. El estatus se heredaba. El matrimonio entre personas de distinto estatus social estaba prohibido. El sistema creaba y perpetuaba la desigualdad social.

    El sistema estamental fue característico de la Europa de la Edad Media, se desarrolló en toda Europa hasta el siglo XVIII en que la industrialización de los estados irá poco a poco acabando con él. Es cuando nace la burguesía y cobran importancia otras clases sociales.

    El sistema estamental entra en crisis con la industrialización y va a ser sustituido por el sistema de clases.

    El sistema de clases sociales:

    Se basa en reconocer la importancia del esfuerzo, los logros personales, reconoce más al individuo.

    El sistema de clases sociales es el más abierto de los cuatro y permite mayor permeabilidad entre los diferentes grupos sociales que lo componen. Permite una relación mucho más abierta entre los diferentes grupos sociales, sobretodo con la educación que permite a los miembros de un grupo superar la barrera de su clase, las barreras se van a ahacer mucho más flexibles.

    Se reconocen una serie de derechos universales ante la ley como el principio o derecho universal de igualdad ante la ley. Estos derechos se convierten en pilares fundamentales de las sociedades industrializadas.

    También hay desigualdades que quedan vinculadas a características que se dan en el nacimiento de la persona, pero es más fácil la movilidad social dentro de cada estatus, e incluso existe la posibilidad de cambiar de estatus social.

    Consistencia del status: Existe una concordancia en la posición social de un individuo con relación a las diferentes dimensiones de la desigualdad social.

    Hoy, estos sistemas de clases se solapan con otras formas de organización, no es un sistema universal.

    3. Primeras teorías de la estratificación social:

    Marx, Durkheim y Weber

    Las teorías sobre la estratificación social:

    Desde los primeros autores de sociología existen dos corrientes de interpretación del fenómeno de la estratificación social que se sostienen en su correspondiente paradigma:

    Paradigma funcionalista

    Paradigma del conflicto social

    Las teorías que surgen de ambos paradigmas intentan responder a la pregunta básica de la sociología, ¿cómo funciona la sociedad? La respuesta que ofrecen en sus diferentes teorías divergen unas de otras. Las principales divergencias de ambos paradigmas son las siguientes:

    Divergencia de la explicación sobre lo que mantiene unida a una sociedad:

    Los seguidores de la teoría funcionalista

    Insistirán en que los miembros de una sociedad alcanzan un consenso básico en torno a ciertos valores y normas de la sociedad.

    Las personas tienden a obedecer estas reglas y normas sociales debido a que han sido adquiridas en un largo proceso de socialización.

    Los seguidores de las teorías del conflicto

    Lo explican diciendo que la sociedad se mantiene unida frente a cualquier conflicto mediante dos mecanismos diferentes:

    Porque existen grupos dentro de las sociedades que tienen poder para imponerse y hacer cumplir las normas y leyes.

    Porque existen tal número de grupos con intereses solapados o contrapuestos dentro de una sociedad, que no les queda más remedio a sus componentes que cooperar los unos con los otros para poder existir. De lo contrario se destruirían.

    Divergencia en cuanto a la manera de considerar, de interpretar a la sociedad:

    Para los funcionalistas

    Tienden a considerar a la sociedad como una totalidad holística (que significa totalidad), globalizador, semejante al organismo humano en el que todos sus órganos son interdependientes y no pueden funcionar aisladamente sin riesgo de que el organismo deje de funcionar.

    La sociedad es también un sistema que necesita satisfacer necesidades específicas propias de cada individuo, como le ocurre al organismo humano con cada uno de sus componentes orgánicos por separado.

    Para los teóricos del conflicto

    La sociedad no es algo tan orgánico, sino que es un sistema más parcelario, con partes, tanto por parte de los miembros que la componente como por los procesos que la determinan.

    La sociedad es más bien un marco externo, un contexto en el que se enfrentan y desarrollan grupos, intereses de personas, colectivos y estructuras diferentes que compiten entre sí.

    Paradigma funcionalista:

    Su precursor es Durkheim; sus mayores aportaciones aparecen en su obra titulada “La división social del trabajo”. Existe una crítica al status quo, a la situación de la sociedad; también hay un cuestionamiento del modelo de la sociedad actual. Este paradigma tiende a subrayar el orden social frente al conflicto.

    Nos ofrece una crítica a la situación de estratificación social de la sociedad. Considera que las desigualdades presentes en cada sociedad son inevitables principalmente porque forman parte de la naturaleza humana, se parte de una visión del ser humano como un ser egoísta, la naturaleza humana es valorada de manera muy negativa.

    El sistema social requiere de las desigualdades sociales para satisfacer las necesidades básicas del propio sistema, para que el propio sistema social siga funcionando. La desigualdad beneficia y contribuye a lograr el bienestar general del sistema, al buen funcionamiento del conjunto de la sociedad.

    Como hemos dicho, hay una visión negativa del ser humano. Desde esta perspectiva, se plantea la necesidad de un mecanismo restrictivo frente al ser humano lo que garantiza la supervivencia de la sociedad. Dicho de otra forma, para que la sociedad pueda sobrevivir es necesario establecer un cierto control social. El control social se asimila a través de ciertos mecanismos que lo facilitan, son instituciones como la educación. Este paradigma es optimista con respecto a las instituciones.

    De acuerdo con esto, los individuos de una sociedad sufrimos un proceso de socialización, generalmente iniciado en la familia y en la escuela, por el que asimilamos los límites de la convivencia social. A través de la socialización se consigue un mínimo de consenso social en torno a normas y valores. Y ahí es donde aparece otro de los mecanismos de control social establecido que es la legitimación de la desigualdad social. Por medio de este mecanismo llegamos a alcanzar un determinado consenso respecto a la aceptación de normas y valores establecidos en la sociedad. Con este consenso se consigue:

    Que quienes menos recompensa social reciban no lleguen a rebelarse ni amenacen al sistema.

    Se controle y restringe también el poder y la posición privilegiada de las élites para que no hagan uso de poder en beneficio propio exclusivamente

    Este paradigma plantea que las ciencias sociales deben estar libres de valores, tienen que limitarse a hacer un análisis de la sociedad pero sin intervenir, sin intentar ver cómo ebería cambiar en favor de su mejora.

    Según este paradigma se ve que la sociedad igualitaria, sin desigualdades, no solo es poco probable, sino, incluso, poco deseable.

    Paradigma del conflicto:

    Este paradigma tiene dos orientaciones, dos teorías

    Paradigma teórico o crítico del conflicto (pcc)

    Paradigma no crítico del conflicto (pncc)

    Paradigma crítico del conflicto

    Corresponde a la visión marxista del conflicto social.

    Para este paradigma, el conflicto y el poder son las claves del orden social, al menos en las sociedades pasadas y las presentes.

    Señala que el poder que ejercen determinados grupos, de élite, sobre sus subordinados conduce al orden social. Esto se logra mediante el poder de un grupo de manipular o condicionar a las clases subordinadas mediante manifestaciones de fuerza: mediante la policía, el ejército, el control de la masa de trabajadores con leyes reguladoras del trabajo, despido, o mediante el control de los medios de comunicación.

    Tienen una visión optimista, más altruista, de la naturaleza humana pues piensan que a los hombres les mueve conseguir metas altruistas y que son capaces de organizarse de forma cooperativa (así lo creían los comunistas, por ejemplo). Se ve al ser humano con capacidad de flexibilidad para que en relación con las condiciones externas sea más o menos egoísta, por esto se piense en una sociedad con posibilidad de cambio en otra más igualitaria.

    Pero tienen una visión negativa de los sistemas restrictivos, las estructuras sociales, las instituciones (sistema educativo, político o religioso) porque piensan que conducen a la explotación del hombre por el hombre, de una clase social obrera por otra clase social.

    Presentan una crítica radical al estatus quo, (el estatus adquirido quizás mediante herencia pero que uno no se ha ganado) y son optimistas al pensar que la sociedad evolucionará y mejorará las condiciones sociales de habitabilidad.

    Se dice que la filosofía y la sociología deben comprometerse activamente con la realidad que les toca vivir y debe contribuir a ofrecer planteamientos de cambio y mejora social.

    Presenta una visión historicista de la sociedad, es decir, analiza a fondo la evolución de las sociedades para comprender mejor cómo funcionan, cómo han evolucionado (negativamente) hasta llegar a su situación actual y comprender cuales pudieran ser los caminos a seguir para mejorarla.

    Paradigma no crítico del conflicto

    Su principal precursor fue Weber. Se la llama también teoría del conflicto sobre el poder.

    Esta teoría comparte con la anterior bastantes cosas:

    El conflicto y el poder son las claves para el mantenimiento del orden social.

    La sociedad es el escenario donde conviven y se enfrentan los intereses opuestos de los diferentes grupos sociales

    El poder de un grupo sobre los demás es lo que permite mantener el orden social

    Pero también guarda con la anterior varias diferencias:

    Considera que cuando un grupo social es capaz de conseguir una posición social dominante, intentará mantener su posición e intentará utilizar esa posición para satisfacer sus propios intereses egoístas.

    Con la teoría funcionalista comparte:

    La desconfianza y el pesimismo respecto a la naturaleza humana

    Las desigualdades son en buena medida inevitables, se considera que es casi imposible una sociedad sin desigualdades y se rechaza la idea de una sociedad igualitaria por ser inviable.

    Sostiene que las ciencias sociales tienen por misión descubrir las leyes que hacen que las sociedades funcionen, pero sin intervenir en su cambio.

    A esta teoría también se la ha denominado teoría del conflicto sobre el poder.

    Teoría de Durkheim sobre la estratificación social:

    En el análisis que hace sobre la estratificación social no aparece una posición clara sobre las clases sociales

    Señala que los sistemas sociales en su conjunto tienen tal cantidad de necesidades que satisfacer que eclipsan los intereses individuales o de los grupos sociales.

    Es una visión de la estratificación social muy influenciada por la visión organicista. La sociedad se asemeja a un organismo vivo cuyos órganos deben complementarse para poder existir. Y lo hacen de una manera jerarquizada. Unos son más importantes que otros.

    Respecto a la posibilidad de la convivencia en sociedad, presenta una visión negativa de la naturaleza humana, a que según su teoría los individuos serían incapaces por sí mismos de vivir armónicamente, antes al contrario, estarían en conflicto continuo, intentando explotarse unos a otros de manera egoísta, lo cual sería causa de continuos enfrentamientos y haría imposible la convivencia social.

    Para que la convivencia social sea posible ha sido necesaria crear una serie de fuertes normas y reglas morales que sean capaces de controlar e integrar las dispersas y enfrentadas voluntades particulares de los individuos, permitiéndoles adquirir un sistema de valores morales comunes.

    Se muestra optimista respecto a las instituciones sociales (familia, escuela, religión, política) porque considera que son las únicas capaces de regular el conflicto social fruto del egoísmo particular, mediante la educación y la enseñanza de los valores morales propuestos con el fin de alcanzar el bien común.

    Es una teoría que dice muy pocas cosas sobre las clases sociales y sobre la estratificación social. Este tema lo aborda en su libro “La división social del trabajo”. Las ideas fundamentales que aparecen en el libro son:

    Existen dos tipos de desigualdad:

    Desigualdad externa, impuesta por las circunstancias sociales y que vendría a ser como un estatus adscrito. Este tipo de desigualdad se daría principalmente en las sociedades preindustriales. Se lograría sobrepasar el conflicto social a través del ejercicio solidario ejercicio de manera mecánica.

    Desigualdad interna, basada en el talento de los individuos y vendría a equivaler al “estatus adquirido”. Se daría este tipo de desigualdad, principalmente, en las sociedades industrializadas, con una división social de las tareas productivas que permitiría la cooperación del grupo y su estabilidad

    El estado, el orden moral o la división social del trabajo no se constituyen en mecanismos de dominación de una clase social sobre otra de otra. Comprende a la sociedad como un todo. Los conflictos serían dentro de ella como algo patológico, antinatural. Surgirían cuando el egoísmo individual no pudiera ser controlado por la acción moldeadora de las instituciones sociales a través de las normas comunes que ellas proponen.

    No discierne entre grupos con intereses de clase diferenciados, considera que si no existiese una moralidad común, esta sociedad sería inviable. Pone énfasis en el mantenimiento del status quo, del orden por encima de ver los conflictos de la sociedad.

    Durkheim, al contrario que Marx, ve que el Estado, el orden moral, y el sistema de división del trabajo no necesariamente suponen instrumentos de dominación de una clase sobre otra.

    Teoría de Marx sobre la estratificación social:

    Desde la primera perspectiva crítica, la estratificación social no beneficia, según la teoría marxista, al conjunto de la sociedad, sino que beneficia exclusivamente a unos grupos sobre otros.

    En la sociedad existen dos clases sociales fundamentales que ocupan una posición específica diferenciada respecto a la esfera económica. Estas clases sociales son:

    La clase de los propietarios de los medios de producción

    La clase de los trabajadores

    En el sistema capitalista, esta división dicotómica de clases correspondería a la burguesía (propietaria) por un lado y al subordinado proletariado por otro.

    En la concentración de la riqueza y propiedad y la ostentación del poder existe una gran disparidad en la sociedad capitalista al concentrarse cada vez en menos gente la riqueza. Dicha riqueza y dicho poder se concentran en manos de la burguesía. Esta concentración iría aumentando progresivamente, cada vez hay más desigualdad entre ricos y pobres. Desde su punto de vista, estas diferencias con la clase proletaria son cada vez mayores, lo cual terminaría generando un inevitable conflicto de clases. En la batalla, la clase victoriosa será la clase proletaria y traerá consigo el hundimiento del sistema capitalista.

    Dentro del sistema capitalista, la burguesía utiliza las instituciones sociales políticas y legales en su propio beneficio como instrumento para reproducir y perpetuar la desigualdad social. El sistema legal, el sistema educativo, las instituciones políticas, la religión son mecanismos que reproducen, en manos de la burguesía, las desigualdades sociales generación tras generación.

    Considera que a los trabajadores no se les paga el valor de su trabajo. Los que poseen los medios de producción compran el trabajo a los trabajadores y a cambio les ofrecen salarios de subsistencia que a penas les llega más que para poder reproducirse físicamente y poder sobrevivir, quedándose ellos con una enorme ganancia (plusvalía). Existe un excedente del que se apropia la clase dominante.

    La doctrina de Marx ha perdurado durante más de cincuenta años y ha supuesto un gran revulsivo dentro de la ciencia sociológica. Esta teoría se diferencia de la funcionalista en que considera que la desigualdad social no contribuye al mantenimiento de la sociedad, sino que beneficiaría exclusivamente a una clase social, la burguesía.

    Esta teoría plantea, además, que los beneficios deben repartirse no según capacidades sino en función de necesidades.

    La consecuencia de este planteamiento marxista sería, según los funcionalistas, el cuestionamiento de la lógica de la sociedad al caer la productividad a su nivel más bajo. Llevaría por tanto a un enfrentamiento social de las dos clases, puesto que la producción de la clase proletaria caería en picado y por tanto, desaparecería el beneficio de la clase burguesa.

    Los funcionalistas dan por sentado que los seres humanos son egoístas, que el beneficio o recompensa personal son los incentivos motores del individuo. Para los marxistas sin embargo, el ser humano es un ser solidario, son otros los motivos que mueven a la sociedad: la solidaridad, la cooperación y el bienestar común.

    Desde Marx vemos que la sociedad capitalista sólo perpetúa la pobreza, la desigualdad… y la única solución es un proceso revolucionario cuyo motor sería el proletariado.

    Para evitar que la clase burguesa perpetúe la desigualdad y la miseria de la clase trabajadora es necesario romper con el modelo capitalista a través de la revolución y la dictadura del proletariado. Al final desaparecerán las clases sociales asentadas en la injusticia y solo habrá una única clase social.

    Teoría de Weber sobre la estratificación social:

    Es el representante de la teoría no crítica del conflicto. Considera que la desigualdad social no es provocada solamente por factores económicos, sino a demás influyen otros factores igualmente importantes como son el poder de los individuos y su estatus social.

    Coincide con el marxismo en que considera que la estratificación social genera conflicto social.

    Pero se diferencia del marxismo en que no solo intervienen factores económicos en la causa de la desigualdad social, sino que intervienen los factores del estatus, el prestigio social y el reparto de poder como capacidad para imponer determinadas voluntades particulares.

    Si para Marx el prestigio y el poder lo otorgan la situación económica que ostente el individuo, para Weber el poder y el prestigio social tienen cierta autonomía con respecto al nivel económico. Comprende la complejidad de la estratificación social y su multidimensionalidad. Los conflictos de intereses son variables, modificables y de naturaleza diversa según los casos, no sólo podemos hablar de una sociedad con lucha de clases sino de otras dimensiones.

    Una característica fundamental de las sociedades industriales modernas es que existe una falta de consistencia de estatus social. Puede haber personas que tengan mucho prestigio social y sin embargo carecer de poder político o económico. Y puede ocurrir lo contrario: que personas con un gran poder político o económico estén desprestigiadas socialmente.

    Considera que la estratificación social se mantendrá en el futuro. Aunque es posible que desaparezcan algunas desigualdades entre las clases sociales, surgirán otras nuevas formas de estratificación social, por ejemplo, aunque la situación económica fuese más igualitaria, la desigualdad social permanecería al permanecer y mantenerse la desigualdad en el ejercicio del poder político.

    Se critica a esta teoría porque no se ve claro que tenga tanta relevancia en el futuro el factor del poder político para seguir perpetuando la desigualdad social y por tanto la estratificación social.

    Tema 4: La estratificación social II

    1. Teorías modernas de la estratificación social: Teorías funcionalistas

    Teoría de Davis y Moore:

    Esta teoría descansa, enfatiza y profundiza en la ya conocida teoría funcionalista de Durkheim. La estratificación social sería necesaria para satisfacer las necesidades de todo sistema social. Considera a la sociedad como algo semejante a un organismo vivo que tiene necesidades que satisfacer dentro de las cuales figuran que las posiciones ocupacionales más importantes de una sociedad corresponden a las personas más cualificadas. La estratificación social se contempla como un mecanismo que garantice la satisfacción de esta necesidad.

    Planteamiento de Davis y Moore:

    En todas las sociedades hay unas posiciones que son funcionalmente más importantes que otras. La ocupación de estas posiciones requieren una cualificación especial.

    En todas las sociedades hay un número limitado de personas con suficiente talento como para obtener la cualificación que requieren estas posiciones y, por lo tanto, un número limitado de personas que pueden ocupar esas posiciones especiales.

    La transformación del talento en cualificación implica formación. Mientras se realiza la formación, la persona tiene que renunciar a algunas cosas y hacer ciertos sacrificios.

    Con el fin de que la persona con talento haga estos sacrificios, las futuras posiciones que se pueden ocupar deben incluir algún tipo de incentivo diferencial y privilegiado.

    Estos bienes escasos y deseados consisten en factores que contribuyen al sustento y bienestar; también al ocio y a la diversión; también a la autoridad, al aumento de autoestima y a la expansión del ego.

    El acceso diferente a determinadas recompensas tiene consecuencias en cuanto a la diferenciación del prestigio y la estima que adquieren los diversos estratos sociales. Es decir, tiene como consecuencia la estratificación social.

    La desigualdad social es positivamente funcional e inevitable en todas las sociedades.

    En resumen, hay que considerar que la estratificación social es un fenómeno universal, se da en todas las sociedades por lo que debe haber algún motivo para serlo. Consideran que la estratificación social tiene resultados beneficiosos para el conjunto de la sociedad. Esta teoría parte del estudio de sociedades complejas en las que existe una enorme distribución del trabajo.

    Para que una sociedad pueda existir y funcionar es necesario ofrecer recompensas desiguales y diferenciadoras, de acuerdo con los desiguales esfuerzos realizados por las personas que la forman.

    Algunas críticas que se pueden hacer a esta tésis:

    Esta teoría explicaría bien algunas de las zonas de la estratificación social como el por qué existe, pero no explicaría las diversas variantes específicas que existen en determinadas sociedades. Por ejemplo: no explicaría adecuadamente por qué hay oficios que necesitan mucha preparación y formación y sin embargo no tienen un reconocimiento social proporcionado (caso de determinadas profesiones o del papel que realiza en el hogar la mujer).

    Esta teoría no resuelve el grado de desigualdad que debe ser justo y necesario para que la sociedad funcione adecuadamente. (Por ejemplo cuál debiera ser el sueldo de un ingeniero y cuál el de un barrendero para que no exista conflicto social)

    En muchos casos, el énfasis puesto en la estratificación socialo una estratificación social muy marcada puede llegar a resultar disfuncional para el funcionamiento equilibrado de la sociedad. Mucha desigualdad puede generar conflicto y enfrentamiento y, por lo tanto, ser barrera para conseguir equilibrio en la sociedad. (la delincuencia suele estar ocasionada la mayor parte de las veces en la tremenda desigualdad social existente dentro de una sociedad).

    La sociedad norteamericana y otras sociedades desarrolladas consideran que la sociedad funciona conforme a esta teoría de Davis y Moore. Pero es más cierto que existe una gran distancia entre el planteamiento de esta teoría y lo que sucede realmente en las sociedades. Actuales.

    Teoría de Parsons:

    Es una teoría más general y abstracta que la anterior.

    Un elemento fundamental es considerar que el estatus, el honor, es la dimensión más importante dentro de la estratificación social. La gente es evaluada y ordenada por los demás en función de hasta qué punto se vive de acuerdo a los valores dominantes. En cualquier tipo de sociedad siempre existirá una jerarquía de honor o estatus.

    Considera que la riqueza es un elemento importante para determinar el estrato social, pero que es de orden secundario ya que la riqueza deriva del estatus. La riqueza es un símbolo del logro que aparece asociado al concepto de estatus determinante.

    El sistema de valores comunes contribuye a que los roles funcionalmente más importantes sean ocupados por las personas con mayor cualificación, que compiten entre sí para obtener un estatus determinado.

    Planteamiento de Parsons:

    Esta teoría trató de hacer una ordenación de acuerdo a los roles más o menos importantes, los que cuentan con más respeto, para lo que antes hace una descripción previa de los requerimientos propios de cualquier sociedad. Llegó a la conclusión de que cualquier tipo sociedad debe cumplir cuatro requerimientos básicos funcionales para que la propia sociedad exista, para satisfacer las necesidades básicas. Estos requerimientos son:

    Necesidad de adaptarse al medio o entorno

    Necesidad de alcanzar las metas

    Necesidad de integración

    Necesidad de mantenimiento de pautas latentes

    Para dar satisfacción a estos requerimientos harían falta un grupo de instituciones también básicas:

    Para satisfacer la primera necesidad está la economía

    Para satisfacer la segunda necesidad estarían las instituciones políticas

    Para satisfacer la tercera necesidad estarían los sistemas legales o los religiosos

    Para satisfacer la cuarta necesidad estarían instituciones tales como la familia, la escuela o las instituciones culturales.

    Para Parsons este sistema es útil porque:

    Las diferentes tareas de las distintas instituciones supone poner énfasis en valores o pautas diferentes, en instituciones diferentes (Unas sociedades pondrán el énfasis en lo económico y otros en lo cultural, por ejemplo)

    Las sociedades difieren unas de otras según el grado en que un tipo de necesidades e instituciones prevalezcan sobre las demás: en unas predominarán más las instituciones destinadas a satisfacer la necesidad de adaptación, en otras predominarán las instituciones destinadas a satisfacer la necesidad e alcanzar las metas, etc. En Norteamérica, por ejemplo, se pone más énfasis en cumplir con la necesidad de adaptación al medio y por tanto se prioriza todo aquello que tiene que ver con lo económico.

    En resumen

    El lugar que ocupa una persona en la jerarquía social o status está determinado por la valoración moral que hagan los demás de él.

    Esta valoración moral se hace en términos de un sistema de valores común (siguiendo a la teoría de Durkheim)

    Este sistema de valores comunes está modelado por la institución social que mayor importancia se le da en la sociedad. Esta mayor importancia depende entre otros factores, de valores culturales, de la tradición, las costumbres locales

    Las personas que viven en mayor consonancia con estos valores e ideas, además de recibir un alto estatus, recibirán también otras recompensas tales como una mayor riqueza y una renta más alta.

    Las posiciones más importantes dentro de una sociedad son las que reciben mejores recompensas como el status y, derivado de él, la riqueza.

    Críticas a la teoría:

    Parsons presupone que las sociedades tienen necesidades propias. Pero esto no es una realidad que se pueda establecer de una manera tan mecánica, es una presunción de este autor cuestionable. Los intereses de cada sociedad son muy diversos y diferenciados.

    Considera que las diferencias de clase social dentro de cada sociedad son mínimas y la realidad lo desmiente en muchas ocasiones.

    También considera que el poder es utilizado siempre para buscar el beneficio y bienestar común en una sociedad, cuando en realidad observamos que el poder es utilizado en muchas ocasiones para buscar la satisfacción de intereses particulares.

    Falta

    Índice socioeconómico de ¿Dunkchan?:

    En algunos de los autores del funcionalismo vemos que en una sociedad había un amplio consenso al valorar las diferentes categorías profesionales. Este estudio fue el primero en el que fueron profundizadas estas categorías.

    En esta escala se sopesa el nivel económico y el educativo y, a partir de esto, se elabora una ordenación de las diferentes ocupaciones.

    Dentro de estas escalas, otro método es el índice de determinados factores de posición social. En este caso, el índice se construye teniendo en cuenta el diferente peso del nivel ocupacional y educativo.

    Estos dos índices señalados se utilizan de cara a estudiar la posición social de las diferentes personas .

    La base de estos índices es que las escalas se basan fundamentalmente en el prestigio, sería el aspecto más importante en las divisiones de la estructura ocupacional.

    Un segundo factor es que estas escalas siguen siendo una herramienta útil para estudiar la estratificación con independencia de la obligación técnica.

    Como críticas de esta jerarquía de ocupaciones es que en estos estudios, la gente pensaba que el valor económico era más importante que el prestigio.

    A partir de estos estudios vemos que en toda sociedad industrial existen divisiones ocupacionales permanentes.

    En general la gente tiene una visión concreta a la hora de establecer estas obligaciones ocupacionales.

    La duda sería en qué medida el status se basa en el prestigio o en las leyes del mercado.

    2. Teorías modernas de la estratificación social: Paradigma crítico del conflicto

    La base de este paradigma es el marxismo. Las diferencias de clase están establecidas por las relaciones económicas y de propiedad. La diferencia social se puede superar o reducir.

    También dicen que la desigualdad social está asociada a un desarrollo histórico de las relaciones de propiedad.

    Si la desigualdad ha de eliminarse, también han de cambiar las relaciones de propiedad.

    Los teóricos modernos marxistas han adaptado el método marxista a la sociedad actual y han incorporado novedades al pensamiento marxista que no preveía. La finalidad fundamental que pretenden realizar es resolver los problemas fruto de la sociedad industrial como la revolución capitalista.

    Ahora vemos una crítica de algunas de las cosas que Marx pensó que sucederían en la sociedad capitalista aplicados al contexto actual, problemas estos que los actuales pensadores marxista tratan de resolver:

    Marx dijo que la revolución se iba a dar en Gran Bretaña, Francia, en países más avanzados dentro del sistema capitalista, sin embargo, la revolución se produjo en países con cierto retraso económico como China.

    Marx señaló que el capital iba hacia un monopolio de una clase alta. Vemos que actualmente sí se produce cierto monopolio, pero es necesario saber si realmente estamos ante esa situación.

    Otra crítica es que pensaba que la revolución la haría la clase trabajadora o proletariado, sin embargo, esta cada vez tiene menos peso.

    Otro tipo de problema que tratan de resolver es que la comprobación de los modelos socialistas de las diferentes sociedades está lejos de ser lo que planteaba Marx. Este pensaba que después del proceso de revolución iba a ser una sociedad más equitativa.

    Estos teóricos reflexionan sobre esto, piensan que el error no está en Marx ya que él no intentaba predecir el futuro, simplemente expresó sus ideales.

    También han hecho una lectura sobre el cambio social basándose en el aspecto económico, sin embargo, Marx daba más importancia a la toma de conciencia.

    En relación al primer problema de por qué no se ha producido una revolución en los países más avanzados, es que Marx no tuvo en cuenta la importancia del Estado.

    Otra idea son los imprevistos surgidos en la clase obrera.

    Hay una serie de autores Miliband, Wright (que critican el planteamiento de Marx) y Althusser, Poulantzans (que insisten en que el Estado ha ganado autonomía frente a los intereses de clase) que se plantean por qué en la sociedad capitalista no ha habido revolución. Tiene que ver con la clase trabajadora, por las reformas del Estado de bienestar. Esta clase trabajadora se ha visto apaciguada por los sindicatos.

    Otro elemento serían los altos niveles de vida que hace que los trabajadores se conformen, y Marx no podía prever esta sociedad consumista en la que vivimos, en consecuencia de la cual, la clase trabajadora en lugar de cuestionar el sistema económico, contribuye a su mantenimiento.

    Un tercer elemento tiene que ver con los procesos de legitimización de la clase capitalista que tiene que ver con el control de los medios de comunicación, además del control del sistema educativo que también sirve para dominar.

    Otro factor de la debilidad revolucionaria de la clase trabajadora es que Marx no pensaba en la expansión y ambición de los trabajadores de cuello blanco (trabajadores administrativos). Hay un problema sobre si estos pertenecen a la clase proletaria o no. El hecho de tener una tarea administrativa no significa que deba tener mayor reconocimiento ni más cualificación.
    Una crítica a Marx es que no profundizó en las relaciones internacionales del capitalismo del Norte y Sur.
    Lo que si que es cierto es que el desarrollo de trabajadores de cuello blanco cada vez plantea una ampliación mayor de la identidad de clase. La clase obrera se convierte, por tanto, en una clase muy fragmentada con diferentes intereses.

    Un factor para la aparición de estos trabajadores es la enorme movilidad social de ascender y bajar en la escala del status social que en la sociedad de Marx no existía.

    En relación a los ideales de Marx, hay que señalar que los autores han reflexionado sobre la clase burócrata que ocuparían el puesto de los anteriores burgueses, serían los explotadores de los trabajadores.

    Dahrendorf señala cuatro motivos por los que no ha habido revolución en los países capitalistas avanzados:

    Debido a la fragmentación de la clase capitalista. Hay una diferenciación en la propiedad, entonces apareció una clase que se encarga de administrar las empresas, supervisan el funcionamiento de la misma y, muchas veces, son accionistas.

    Aumenta el número de trabajadores cuello blanco y las mejoras en la calidad de vida de la población. Cambio en la sociedad de trabajadores manuales a intelectuales.

    También hay una mejora en la calidad laboral, esto también influye para que no hubiera una revolución. Como por ejemplo el derecho a crear huelgas y sindicatos, muy eficientes estos últimos para mejorar la calidad de vida, fruto de estas asociaciones han sido posibles avances en el plano laboral.

    La mayor protección legal de los trabajadores y el reconocimiento de sus derechos, seguridad social, baja laboral, percibir una cantidad de dinero menos denigrante, etc.

    La desigualdad social se ha atenuado desde el punto de vista de Dahrendorf, los aspectos negativos del sistema capitalista se han atenuado.

    Desde el paradigma crítico del conflicto, hay unos cotraargumentos que dicen que sigue habiendo conflicto social:

    La riqueza sigue estando muy concentrada en manos de muy pocos

    Las ocupaciones cuello blanco apenas suponen ventajas para los trabajadores porque se insiste en que estos trabajos son monótonos y, a veces, no tienen reconocimiento salarial.

    El conflicto social sigue existiendo, la lucha de clases sigue estando ahí, y gracias a esta lucha se han logrado avances como derechos laborales, etc…
    Desde el punto de vista de estos autores, el conflicto no habría acabado.

    El sistema legal sigue favoreciendo a los ricos

    Teoría de clases de Wright:

    El pensamiento de Marx para muchos sigue siendo válido enriquecido con otras corrientes. Pero hay que comprobar muchos aspectos del marxismo.

    Wright, norteamericano, dentro del marco marxista, también tiene cosas del pensamiento de Weber. Es el que más esfuerzo hace dentro del marxismo por indagar sobre las nuevas clases medias de la sociedad capitalista. Se plantea la elaboración de un proyecto de clases útil para analizar los empleos no proletarios.

    Además estudia las formas en las que las relaciones de clase atraviesan empleos específicos. Por ejemplo en el análisis marxista, a cada empleo se le atribuye una posición social. En relación a esto, dice que el empleo puede tener diferentes posiciones sociales, múltiples y contradictorias. Sobretodo las clases medias estarían ocupando posiciones no definidas de diferentes clases.

    A pesar de esta visión, parte de que existe una burguesía, proletariado, y pequeña burguesía. A partir de ahí señala cómo la estructura de clases podría dar diferentes posiciones:

    Directores: Estarían entre burguesía y clase trabajadora

    Patronos: Estarían entre burguesía y pequeña burguesía

    Profesionales y especialistas: Estarían entre la clase trabajadora y la pequeña burguesía.

    Estas categorías se refieren a las clases medias.

    También señala cómo el control de los recursos económicos presenta tres dimensiones:

    Control financiero, sobre las inversiones o capital

    Control sobre los medios de producción (tierra fábrica u oficinas)

    Control sobre la fuerza de trabajo

    A partir de estas tres dimensiones se pueden establecer las diferentes clases:

    Clase capitalista: la que controla las tres dimensiones

    Clase obrera: no tendría ningún control

    Grupo intermedio: lo ocuparían directores y trabajadores de cuello blanco. Estos, controlan el trabajo de otras personas pero no el de los recursos financieros ni medios de producción.
    Este grupo se encontraría en contradicción de clase: por un lado controla la producción pero también se le niega el control de otros aspectos.
    Por un lado controla al cuello azul, pero está por debajo del empresario. No son capitalistas ni tampoco obreros.

    Wright señala que entre el 85 y el 90% de la población se encontrarían las personas con la obligación de vender su fuerza de trabajo. En este colectivo estaría el trabajador de cuello azul y blanco. Para establecer diferencias entre sus posiciones hay que tener en cuenta la relación de cada uno de ellos con la autoridad y, en esta sentido, vemos que los trabajadores de cuello blanco tienen más privilegios que los de cuello azul, reciben recompensas salariales pero están bajo el control de los propietarios capitalistas.

    Junto a este factor está la posesión de cualificación, estos empleos de cuello blanco tienen mayor capacidad y más demanda en el mercado laboral y, por tanto, tienen poder sobre el sistema capitalista. También, cuando sus habilidades escasean, es fácil que se produzca un aumento de los salarios.

    El esquema de Wright parte del marxismo y estableca cuatro categorías:

    Capitalistas que poseen medios productivos, que compran y controlan el trabajo de los demás

    Directivos que sólo controlan cosas en beneficio de los capitalistas

    Trabajadores sin ningún tipo de control (burgueses)

    Pequeña burguesía que tiene un limitado control sobre los medios de producción.

    3. Teorías modernas de la estratificación social: Paradigma no crítico del conflicto, teorías del poder y del conflicto

    Weber. El conflicto es el aspecto más característico de los seres humanos, y este conflicto no se reduce sólo a relaciones de orden económico.

    Dahrendorf. Este autor señala que no sólo en la vida social existe conflicto, sino en cualquier lugar donde hay vida.

    Collins señala que los seres humanos son animales sociales propensos al conflicto.

    Ambos autores insisten en esta visión conflictiva del ser humano. Esto puede ser un poco injusto, pues no cuestionan la desigualdad en la sociedad, la critican, pero insisten en que cualquier forma de explotación o desigualdad se va a mantener a lo largo de la historia. Critican las desigualdades sociales pero consideran que esto se va a mantener, y lo que hay que hacer es aprender las características de la desigualdad para así poder aprender a reducir sus efectos sobre la sociedad.

    Aun así, son bastante pesimistas en cuanto a reducir la desigualdad en la sociedad.

    Elementos básicos comunes:

    Parte del supuesto de que los grupos sociales o individuos están en conflicto permanente al haber intereses opuestos, y también hay que partir de una idea general de lo que es el poder.

    El poder sería la capacidad de un individuo de obligar a otro a hacer lo que el primero desea o quiere incluso contra los deseos e intereses de la persona sometida. Esto se puede lograr mediante la fuerza, recompensas…
    El poder es un factor fundamental que explica la estratificación social.

    Hay que reconocer la existencia de colectivos de individuos con intereses comunes que trabajan de forma colectiva para satisfacer estos intereses. Estos intereses variados, diversos, constituyen la base del conflicto de clases.

    Dahrendorf

    Es el que más influye. Parte de la crítica de algunos elementos del marxismo y toma algunas cosas de Weber.

    Coincide con Marx en que

    La sociedad debe interpretarse desde la perspectiva del conflicto e intereses contrapuestos.

    El conflicto es algo inherente a la sociedad y es motor del cambio social

    Coinciden en la existencia de dos clases básicas: dominadora y subordinada.

    Difiere de Marx:

    Rechaza la idea de que la revolución vaya a acabar con los conflictos de clase

    También rechaza el pensar que el conflicto fundamental de la sociedad se base únicamente en cuestiones económicas.

    Dahrendorf señala que la clase alta ya no contrata los medios de producción, también existe un divorcio entre los propietarios y los que controlan la economía que son los directivos no propietarios. (Divorcio entre propiedad y medios de producción)

    Además se basa en la expansión de las clases medias en las sociedades avanzadas lo que implica que las consideraciones de Marx están en cierta forma superadas.

    También recurre a las ideas de Weber.

    Dahrendorf insiste en que el factor determinante de los conflictos sociales no son las relaciones de propiedad sino de autoridad.

    La autoridad sería el derecho legítimo a dar órdenes; en razón o relación a la autoridad se establecerían diferentes posiciones de dominación y, por lo tanto, de subordinación, y en ellos habría un enfrentamiento o conflicto de intereses contrapuestos. Para defender estos intereses colectivos aparecen los grupos de intereses y entre estos grupos se forma un conflicto básico.

    A diferencia de Marx, Dahrendorf, defiende una pluralidad de intereses individuales y de grupo. Dentro de estos señala la obtención de mayores recompensas materiales y el deseo de obtener mayor libertad así como mayor reconocimiento de estatus. Otros intereses pueden ser buscar más ocio y la posibilidad de acceder a los servicios prestados por los demás. A mayor autoridad, más posibilidad de acceder a estos intereses.

    En cualquier tipo de estructura social organizada hay que tener en cuenta que dentro de estos grupos sociales organizados existen roles de autoridad y relaciones de dominación y subordinación.

    El esquema de cómo se organiza la sociedad es piramidal con la autoridad en la cúspide y los subordinados en la base. Esto además se basará en la mayor diferenciación de autoridad y capacidad intelectual, y no sólo eso, la autoridad es fundamental para explicar el conflicto de intereses.

    El elemento central en el que se basa la división de clases no es de orden económico sino que se basa en factores de poder o autoridad.

    Críticas a Dahrendorf:

    Dificultad para entender qué grupos pertenecen a la autoridad y cuáles a la clase subordinada. Además hay grupos intermedios difíciles de introducir en estos dos grupos.

    Para concluir, Dahrendorf establece esta diferencia de sociedad sobre los diferentes grados de autoridad. Es importante en qué medida estos grupos se organizan, dividen y agrupan

    Collins

    Combina el enfoque individual con el análisis de la sociedad global.

    Trata de explicar cómo los diferentes tipos de comportamiento humano pueden estar incluidos en la estratificación social.

    Bourdieu

    Se asemeja a Collins al combinar lo individual con lo global.

    Se centra en tratar de explicar el modo en que los individuos explican o dan sentido al mundo en el que viven. Este significado que cada persona da está modelado por las estructuras objetivas de la sociedad como las posiciones de clase.

    También estudia cómo la Tv ha influido en factores culturales…como a través de sometimiento o dictados del mundo comercial ha desvirtuado los valores tradicionales.

    Tema 5: La inmigración

    La inmigración es un fenómeno que ha acompañado siempre al hombre.

    Origen y raíces de la inmigración:

    Porque tienen problemas económicos relacionados con:

    La internacionalización de la economía

    La concentración del capital en determinadas áreas geográficas

    Los procesos de dominación económica, situaciones se subdesarrollo en diferentes regiones.

    Desequilibrios regionales, suponen una enorme pobreza existente en muchos países

    Deseo de obtener riqueza

    Factores culturales:

    Deseo de obtener educación y promoción

    Mayor bienestar social, mayores bienes de servicios

    Factores políticos:

    Deseo de estabilidad política

    Todo ello es complementario con la necesidad de mano de obra. Sin esta aportación sería imposible el desarrollo sostenible.

    España

    El fenómeno migratorio en España es reciente, a partir de la expansión económica de 1990. La tendencia tradicional migratoria se invierte suponiendo un cambio en el marco generacional y poblacional.

    Inmigrantes regulares:

    Acceden de forma regular al mercado legal, situación temporal o permanente.

    También hay un mayor reconocimiento de estatus. Otros inmigrantes puede ser que busquen más ocio o la posibilidad de acceder a los servicios prestados por los demás.

    Tendencia reciente de inmigrantes regulares:

    1965 - 66.000 personas

    1980 - 230.000

    1990 - 400.000

    2000 - 1.109.060

    2001 - 1.243.000

    En enero de 2005 se prevé que 3.500.000 de inmigrantes, casi la mitad, sean irregulares en España.

    Lo paradójico y significativo es el cambio emigración-inmigración que se ha dado en España.

    La principal tendencia en cuanto a destinos de los inmigrantes en España es que aproximadamente el 50% de los inmigrantes vaya a parar a Madrid y Cataluña, las otras principales preferencias son el arco Mediterráneo, las islas o Andalucía.

    Inmigrantes irregulares:

    Son personas que cruzan la frontera sin ninguna condición establecida, y las personas que cruzan la frontera legalmente pero se convierten en ilegales dentro del país.

    Los datos del número de inmigrantes ilegales en ningún caso pueden ser reales ya que no es posible contabilizar totalmente el número de ilegales establecidos en un país.

    Se pueden ofrecer datos aproximados a través del número de interior o de trabajo siendo la fuente principal el padrón municipal.

    Como hemos señalado con anterioridad, el fenómeno migratorio en España ha pasado de ser un país exportador de mano de obra a país importador. Hay un crecimiento rápido de la migración con una situación precaria en el trabajo.

    Existe una situación de riesgo.

    Si comparamos España con otros países europeos, vemos que ha tenido más calada la extrema derecha contra la inmigración en otros países. Se deben realizar labores de prevención contra las reacciones xenófobas. Conviene prevenir estas circunstancias.

    ¿Cómo podemos prevenir situaciones de rechazo o conflicto?

    Tener mayor conocimiento sobre los países de origen

    Tenemos que aceptar la multiculturalidad y reducir la incomprensión respecto a costumbres diferentes.

    Hay que sensibilizar la opinión pública, sobretodo en el ámbito del trabajo.

    También los inmigrantes deben conocer nuestra propia realidad.

    Existen focos de tensión pero estos se producen principalmente en otros países.

    Ley de extranjería:

    La regulación extraordinaria que se ha dado en diferentes épocas, se vincula al aspecto laboral (esto es una novedad). También es novedad el amplio apoyo social a esta ley que ha sido aprobada por los sindicatos y el parlamento (excepto PP). El objetivo es otorgar permisos de trabajo y residencia a personas que lleven en España desde antes del 8 de Agosto.

    Lo que se persigue con esta ley es que la economía ilegal salga a la luz y que los que están en precariedad laboral tengan mejores condiciones. También supone que el Estado reciba más ingresos.

    Requisitos para la regularización:

    Compromiso del empresario para contratar inmigrantes

    Haber residido en España desde antes del 8 de Agosto

    No tener antecedentes penales

    Excepciones:

    En el sector agrícola sólo se exigían tres meses de contratación en lugar de seis, y en el doméstico simplemente había que demostrar que se va a trabajar 30 horas semanalmente.

    Tendencias de las migraciones:

    Globalización de las migraciones

    Cada vez mayores

    Mayor complejidad de los procesos migratorios

    Feminización de las migraciones

    Como los procesos migratorios hacen cambiar a la gente del país al que acuden:

    Van a ser más rápidos y numerosos

    Afectarán a un mayor número de personas

    Un caso de población emigrante: LA COMUNIDAD GITANA

    Existen gran número de tópicos sobre la comunidad gitana, pero la Historia de gitanos no ha sido escrita por ellos sino por personas ajenas a su comunidad. Esto implica que hay una importante carga de hostilidad, desde los primeros documentos se percibe un cierto recelo.

    Presentan unas características como ritos y leyes específicas con un rígido patriarcado, una lengua o dialecto (romanov) hablada por grupos importantes de gitanos. Caracterizado hasta hace poco por un cierto nomadismo.

    Hay una pluralidad de grupos:

    Gitanos calés, con presencia histórica

    Húngaros, con migraciones sucesivas

    De Portugal (cidenes)

    De Rumania (presencia en Burgos)

    Procedencia y recorrido histórico hasta España:

    Se sabe que proceden de la zona noroccidental de la India ya que las lenguas de la India tienen relación con las del pueblo gitano.

    También se sabe su recorrido por estudios lingüísticos, de la India pasaron a Persia, luego a los Balcanes, a Europa Central y occidental llegando también a España.

    Es a través de los vocablos que ha ido adoptando su lengua como podemos ver su recorrido..

    En España llegaron de Europa del Este y del Norte de África. En el siglo XIV ya hay presencia gitana.

    El caso de la comunidad gitana es el conflicto típico que se ha dado tradicionalmente entre el pueblo nómada (depredador) y el sedentario (receloso) prolongado hasta fechas recientes. Ilustra como un pueblo ha logrado mantener su identidad a lo largo de la historia. Como al hecho de que haya recibido tanta represión hay fortalecido su cohexión interior.

    En España, inicialmente llegan como peregrinos.

    Salen de la India que es un pueblo paria que se ve obligado a ser islamizado.

    Los gitanos penetran en la Península como peregrinos tratando de entrar en contacto con la Iglesia Católica y circulan por toda Europa. Esta es una etapa de coexistencia y relaciones cordiales.

    Con la llegada de los Reyes Católicos se expulsa a todo aquel que no estuviera bajo en poder de un señorío y se prohíbe su lengua, religión, tradiciones… Es una persecución prolongada hasta 1633.

    Alrededor de 1600 se expulsan los moriscos lo que crea un vacío en la economía española. Por ello, se toma la medida en 1633, de levantar el decreto de expulsión de los gitanos.

    Carlos III reconoce la igualdad de todos los súbditos y prohíbe cualquier tipo de exclusión. Progresivamente hay un mayor acercamiento y convivencia.

    La revolución industrial los afectó ya que su mundo estaba vinculado al mundo agrario, a pautas muy tradicionales. El proceso de industrialización potencia y genera la marginación de la población gitana ya que esta se especializa en actividades menos favorecidas como la venta ambulante.

    Hay una discriminación de nivel educativo, es una comunidad con bajo nivel educativo lo que se mantiene hasta hoy.

    Aproximadamente otro 50% estaría plenamente integrado, mantiendo sus pautas culturales: peculiaridades culturales, marginados económicamente, bajo nivel educativo.

    En la Península hay aproximadamente más de 600.000 gitanos. La mayoría de ellos está asentado en Andalucía, Madrid, Barcelona, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla y León, Castilla la Mancha…

    La escolarización de los niños gitanos es baja, además, hay un absentismo escolar muy elevado. El fracaso escolar es frecuente lo que dificulta la inserción laboral.

    Otra característica es que trabajan generalmente por cuenta propia. Sus labores están relacionadas con el comercio (venta ambulante), jornalero, recogida de residuos urbanos…

    Practican una economía de subsistencia. Esta desigualdad laboral se refleja en los niveles de desempleo de jóvenes gitanos mucho mayor que el de “payos”.

    Los prejuicios sociales:

    Hay un estereotipo del gitano asociado con la violencia, la delincuencia…

    Este estado de marginación no sólo existe en España sino también en otras comunidades de Europa. El volumen total de gitanos dentro de Europa es de 12 millones, la minoría más grande de la Unión Europea.

    Donde más hay es en Rumania.

    Estructura Social

    53