Sociología del turismo: Turismo en Europa

Actividad turística. Comunicación. Europa del Norte. Europa del Este. Europa central. Europa Mediterránea

  • Enviado por: Kamuisan
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 11 páginas
publicidad
publicidad

Tema 2: Turismo en Europa

El continente Europeo por su evolución histórica y desarrollo económico, estabilidad política y patrimonio cultural es, junto con América del Norte el área turística más importante del mundo y los flujos internacionales entre diversos países europeos y América del Norte superan los 30 millones de turistas anuales. Europa es en su conjunto una gran área turística y sólo la Europa del este y Rusia han tardado en incorporarse a este flujo europeo debido al largo período comunista. Por cercanía, importancia y porque las posibilidades profesionales estarán vinculadas con este continente, seccionamos Europa en diversas áreas de tamaño más pequeño y con una cierta identidad geográfica para que resulte más comprensible fácil e identificable.

2.1 Europa del norte

a) Localización.

Situada prácticamente en las inmediaciones del Círculo Polar Ártico y comprende Groelandia, Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia. Algunos profesionales incluyen también la península de Kob, que pertenece a Rusia y otros las Repúblicas de Estonia, Letonia y Lituania, que miran al mar Báltico y mantienen rutas aéreas y marítimas con Estocolmo y Helsinki. Por último muchos profesionales incorporan Dinamarca, aunque otros lo añaden al ámbito turístico de Alemania, con la que está comunicada por tierra firme.

Groelandia es, después de Australia, la isla más grande del mundo y detrás va Madagascar. Muy solitaria entre Europa y América, tiene unas condiciones climáticas muy duras, pero a pesar de ello se está convirtiendo en un destino turístico de aventura. Islandia es el destino más salvaje de toda Europa y Noruega tiene fama mundial por sus fiordos y por el Cabo Norte, Suecia y Finlandia más al interior, son menos conocidas y menos valoradas, aunque Estocolmo es sin duda la ciudad más hermosa de la zona y después Bergen en Noruega, Patrimonio de la Humanidad.

b) Aspectos físicos.

La imagen más común de estos países es: miles de lagos con grandes masas forestales y escasa densidad de viviendas. Es la imagen bucólica de países verdes y tranquilos, con unos paisajes naturales increíbles. Las diferencias entre ellos son muy marcadas; sus aspectos más llamativos son:

-Groelandia: Isla 7 u 8 veces España y cubierta de hielo en un 80%, está escasamente poblada por unos 50.000 inuits; raza de esquimales. Viven en la costa, que durante los meses de verano está libre de hielo y se dedican a la pesca del bacalao, morsas y ballenas. Desde 1980, el turismo mundial ha comenzado a fijarse en esta zona como destino turístico de aventura, bien para recorrer itinerarios de hielo, ver las ballenas, la pesca deportiva de salmón y bacalao, ver a los osos polares o estudiar a los esquimales. En España ya hay agencias que venden esta isla como destino turístico.

-Islandia: Situada en el norte del Océano Atlántico. Conocida siempre en España por dos aspectos, el bacalao y la borrasca. Tiene el tamaño de Andalucía y sus características físicas hacen que el país sea llamado “tierra del fuego y del hielo” porque es la isla volcánica más espectacular del mundo y que por encima de ella roza dos placas tectónicas; y encima de los volcanes se ubican enormes glaciares (el Vatnajocul, 180km largo, 100km de ancho y 2000metros de profundidad.)

Los vikingos en su época de colonización deforestaron la isla y es por ello que hoy en día Islandia no tenga árboles, tanto que el gobierno ha desarrollado una campaña de reforestación y considerando muchos parques lugares protegidos. El resto del país es una sucesión de prados verdes o roca volcánica desnuda. Los ríos no tienen aprovechamiento hidroeléctrico; son muy cortos y muy caudalosos ideales para la pesca del salmón y el rafting. Su flora tiene escaso interés turístico, pero sí lo tiene la fauna (avistamiento de ballenas, de aves en la Trabaj, etc.)

-Escandinavia: Es una península en la que se asienta Noruega, Suecia y Finlandia. Tienen forma alargada y cada país es más pequeño que España. De los tres, el más estrecho y largo es Noruega y el más rectangular, Finlandia. El Círculo Polar Ártico (CPA) pasa por encima de la mitad de estos países lo que provoca que la mayor parte de la actividad económica y humana se haga por debajo del CPA.

Aspectos físicos: Suecia y Noruega se encuentran separadas por los montes escandinavos, montañas muy viejas pero no muy altas (1000-2000 metros), llenas de masa vegetal de coníferas (pino, abeto) donde se asientan los glaciares, grandes estaciones de esquí y deportes de montaña. El resto de Suecia y Finlandia son llanuras, salpicadas aquí y allá de lagos, donde se dibujan románticas casas de madera que han dado origen a que Finlandia sea conocida como “el país de los 2000 lagos” y funciona como poderoso atractivo turístico en todo el mundo. Los ríos y lagos, tienen el mismo planteamiento que en Islandia, pesca, recreo y ocio. Sin embargo existe una gran novedad: los lagos de Suecia y Finlandia son utilizados para el piragüismo, deporte nacional.

Vegetación, flora y fauna: Sólo Noruega compite con Islandia en el turismo marítimo debido a la belleza de los fiordos, a la pesca del salmón y bacalao en las islas Lofoten y en el avistamiento de ballenas en el mismo área. El Cabo Norte, el punto más septentrional de Europa, es otro lugar turístico por la contemplación del sol de medianoche. Suecia y Finlandia tienen una menor riqueza, solamente la Laponia por la tradición y cultura del reno es turísticamente significativa.

c) Aspectos humanos.

Europa del Norte es una región escasamente poblada, su densidad media no llega a diez habitantes por km2 (España 80) lo que condiciona gran parte de la vida y los hábitos culturales y sociales de sus habitantes. El país menos poblado es Groelandia (0 hab/km2 ) y el más poblado es Suecia.

Esta situación de despoblación se acentúa de Norte a Sur. Cuanto más cerca del CPA menos población hay; de hecho, las grandes ciudades de Oslo, Estocolmo y Helsinki están en la parte sur del país. Ninguna de ellas supera los dos millones de habitantes y se caracteriza por un casco histórico y un gran ensanche que genera un área metropolitana con casas bajas, grandes parques y un ritmo urbano tranquilo, salvo en circunstancias más concretas, parece que no estamos en una gran ciudad.

Quizás la más hermosa ciudad de Escandinavia sea Estocolmo, con su puerto y sus monumentos de gran atractivo turístico. Otra ciudad importante es Bergen (Noruega) ubicada en uno de los fiordos más lindos del mundo y cuyos alrededores representan lo más espectacular del país. Tallín, la capital de Estonia, enfrente de Helsinki es una ciudad atractiva. El resto no tiene una gran significación a escala europea, aunque cada una de ellas posee sus atractivos y sus encantos.

Desde el punto de vista turístico, dos poblaciones autóctonas tienen una gran significación histórica, por un lado los inuits que mantienen viva la tradición esquimal y por otro los lapones. Éstos son un antiguo pueblo seminómada dependiente de los rebaños de renos, con unas formas de vida peculiares. Hoy se encuentran repartidos entre Suecia, Finlandia y Noruega, y los gobiernos de cada país les apoya con programas socio-culturales específicos. Los lapones son una de las grandes atracciones turísticas de Escandinavia y su cultura e imagen se venden en todos los folletos turísticos del mundo.

d) Aspectos económicos.

Hasta el siglo XX, estos países eran pobres, con un grado elevado de ciudadanos dedicados casi exclusivamente a la pesca y a una agricultura muy pobre, básicamente de subsistencia. Ello explica que gran parte de esos ciudadanos hayan emigrado a Canadá y EEUU en el mismo período que los irlandeses. La revolución industrial les llegó tarde, pero supieron aprovecharlo y las escasas cotizaciones naturales fueron explotadas con racionalidad; la pesca se industrializó y se diversificó; vendiéndose productos frescos, enlatados, en conserva... buscando siempre un valor añadido. Los bosques, gran fuente de riqueza, sufrieron también una explotación racional y diversificada. Pasta de papel, madera pero también diseño de muebles, todo tipo de material de papelería y librería.

Los yacimientos de magnetita, hierro y carbón dieron lugar a las famosas acerías suecas, que hoy siguen teniendo fama mundial. Las telecomunicaciones (Nokia) están muy avanzadas, su tejido financiero se expande por todo el sistema industrial europeo. Los yacimientos de petróleo del mar del Norte de Noruega han aumentado el peso de la industria petroquímica. Todo esto en su conjunto indica que su renta per cápita de estos países casi duplique a la española acercándose a los 30.000 euros (España 14.000) El país más caro es Noruega y el más barato Finlandia.

e) Itinerarios turísticos.

Europa del norte vende fundamentalmente naturaleza, hielo y fauna. Su patrimonio artístico dista mucho de tener la belleza de las ciudades mediterráneas, pero Escandinavia contiene en su extensión reducida todas las bellezas que se venden en los paquetes turísticos de Alaska y Canadá, siendo además más barato.

  • Circuito de ciudades: Bergen, Oslo, Estocolmo, Helsinki, Tallin y San Petersburgo. Estocolmo, junto con San Petersburgo y Bergen, es la ciudad más bonita de la región. Está ubicada entre islas y posee un conjunto histórico artístico de gran belleza. Tallin es también muy bonita, además tiene la ventaja de estar muy bien conectada con Oslo y Helsinki, de menor atractivo turístico.

  • Circuito por Noruega: Existe un barco correo de mercancías y pasajeros que recorren los puertos más importantes del país, desde Bergen hasta el Cabo Norte. Avistamiento de Ballenas en las islas Lofoten, cruceros por los fiordos y el sol de medianoche en el destino final.

  • Interior de Escandinavia: Recorre Suecia y Finlandia, llanuras sin fin salpicadas de lagos en parques nacionales y casas de madera, lo más solicitado es la Laponia. También es de destacar la práctica de deportes de Invierno, carreras de perros o paseos en trineo; sin olvidar la visita a Santa Klaus.

  • Islandia: Destino un tanto desconocido y caro, pero que ofrece muchas posibilidades, sobre todo para aquellos que les guste el turismo de aventura. Allí se encuentra la cascada más grande de Europa, el glacial más grande (Vatnajocul), Géiseres, aguas termales, recorridos en motos de hielo por paisajes nevados y solitarios. Avistamiento de aves (los frailecillos), y no hay que olvidar la herencia de la cultura vikinga. Casas con los tejados cubiertos de hierbas y costumbres curiosas, hacen que este país sea un destino muy a tener en cuenta.

2.2 Europa del este (EDE)

a) Localización.

Buena parte de los países de EDE, se incorporan a la Comunidad Europea en el año 2004. Son países turísticamente desconocidos para España, muy baratos y al pertenecer a la CEE resultan muy atractivos para los profesionales del sector, al reducirse considerablemente los trámites burocráticos. Polonia y Hungría, por su estabilidad política y precios serán destinos estrellas. Más lejos, están Rumania y Bulgaria. El resto (Bielorrusia, Ucrania y Rusia) serán destinos turísticos que más o menos se mantendrán como hasta ahora.

b) Aspectos físicos.

EDE representa una superficie más grande que la Unión Europea. El país más grande después de Rusia es Ucrania, que tiene seiscientos mil km2. Polonia es casi como España, Rumanía son 2/3 y Bulgaria, Chequia, Eslovaquia y Hungría tienen el tamaño de Andalucía.

La EDE se caracteriza por un paisaje de enormes llanuras donde predomina el país de la hierba, salpicadas de viejas montañas de la que resaltamos los Montes Tatra y la cordillera de los Cárpatos (entre Polonia, la vieja Checoslovaquia y Rumania.) Las alturas más elevadas no superan los 2600 metros y engloban las mejores estaciones de esquí de estos países. Entre llanuras y montañas se encuentran los grandes ríos de Europa Central, utilizados desde siempre como auténticas pistas de comunicación. Entre ellos está el Danubio, el Vístula (Polonia), que pasa por Cracovia y Varsovia; el Volga (más largo) que pasa por Moscú, San Petersburgo, el Mar Caspio y Golfo de Finlandia; el Niéper Ucraniano (desemboca en el Mar Negro.)

La otra gran cordillera es el Cáucaso con el Monte Eldruz (5.600) el más alto de Europa; separa Rusia de Turquía e Irak de Irán. Es una zona de grandes conflictos. Por último están los Urales separando Rusia de Siberia.

  • Clima: Continental, que depende de cada país puede estar más suave o más extremo. Este tipo de clima se caracteriza por inviernos muy largos y fríos (-30 grados) y veranos cortos, calurosos y bochornosos; a veces incluso con tormentas. Con este clima tan duro, y si a eso le añadimos unas mediocres comunicaciones e instalaciones, los recorridos resultan poco agradables y siempre hay que tener en cuenta que los mejores espacios turísticos están en las ciudades. Por eso, lo que se vende de esta región son ciudades.

  • Vegetación, Flora y Fauna: Las dos guerras mundiales, el paisaje monótono de llanuras y la continuidad climática continental no genera en estos territorios paisajes muy diferentes. La singularidad paisajística está en los Cárpatos donde se concentran una rica variedad de parques nacionales en Polonia y Rumania. El Cáucaso es una región muy rica pero muy poco explotada.

c) Aspectos humanos.

La EDE está escasamente poblada, solamente Rusia con 150 millones de habitantes es un país con cierta población. Polonia tiene los mismos que España (40), Ucrania 50 y el resto entre 7 y 10. Rusia tiene dos grandes ciudades: Moscú y San Petersburgo y una gran parte de la población distribuida por el ámbito rural. Ese característico ámbito es el elemento singular y destacado de la EDE que se aprecia perfectamente en Polonia y Rumania. Esto hace que el turismo de la zona sea rural, tranquilo, bucólico y entrañable. La República Checa y Hungría, ambas bajo influencia alemana o austriaca durante siglos, presentan un ambiente más urbano. Varsovia, Praga Budapest, Kiev y Cracovia son las ciudades más importantes de EDE.

Los Avatares de la Revolución industrial del siglo XIX, y el trauma de las dos guerras mundiales han provocado que la población de EDE sea especial pues sus fronteras se han movido muchas veces y hoy todavía se respira el resentimiento contra Rusos, Alemanes y Austriacos (tanto que si hablas en alemán o ruso corres el grave peligro de ofenderles.) El único colectivo humano con costumbres y tradiciones singulares son los cíngaros o magiares y dichos colectivos viven en la Hungría central y Transilvania.

d) Aspectos económicos.

EDE es una gran oportunidad turística para España, porque el nivel económico se sitúa muchas veces a la mitad de nuestra renta per cápita o incluso menos, lo que nos permite paquetes turísticos de aceptable calidad y muy competitivos. Por el contrario EDE supone una zona económicamente competitiva que provoca que algunas industrias como la del automóvil, se quieran trasladar aquí. Las ayudas comunitarias se vuelcan en los países del este, que son más pobres; así Polonia tiene una renta que no llega a los 4000 euros al año, mientras que Hungría y Checa tienen mil más. El país que menos tiene es Ucrania, con 750 euros por persona y al año.

e) Itinerarios turísticos.

  • Urbanos: De la EDE, seis ciudades son patrimonio de la humanidad y están catalogadas como unas de las ciudades más bellas del mundo.

Moscú: Capital de Rusia, tiene encantos como el Kremlin y la catedral de San Basilio, la Plaza Roja, el metro y el río Moscat.

San Petersburgo: Es bastante desconocida, pero probablemente más hermosa que la anterior, sus palacios-museos (el Hermitage, Palacio de Catalina La Grande) no tienen nada que envidiar a los clásicos como Versalles. Gran cantidad de edificios de arquitectura neoclásica, llamada también ciudad “fantasmal” debido a su iluminación

Budapest: la capital de Hungría, inicialmente estaba separada por el Danubio y eran dos ciudades, ahora es la más poblada del país. Llamada la perla del Danubio, destacan monumentos como el Palacio imperial, el Ardone, su parlamento neogótico, las termas... así como el gusto de combinar las últimas tendencias con lo clásico.

Cracovia: Ciudad de las 1000 y una iglesias, es una de las hermosas ciudades de Polonia. Todo su casco histórico es impresionante, su catedral, palacio renacentista a las orillas del Vístula, el teatro de la ópera, multitud de edificios de arte gótico, el castillo, las murallas, todo nos hace pensar que estamos en una ciudad medieval digna de un cuento de hadas.

A las afueras, el temible campo de concentración de Auschwitz para recordarnos las barbaries del ser humano en época de guerra (personalmente no iría).

  • Cruceros Fluviales: Por el “Danubio azul” y por el Volga son muy aprovechados por el turismo. El más espectacular recorre desde San Petersburgo hasta Moscú. Destacar que los ríos tienen una gran carga romántica porque lo que es natural...

  • Regiones con espacios naturales: Dos regiones son las más singulares: Montes Tatra en Polonia: Próximo a Cracovia encierra 4 parques naturales, uno de ellos en los Pienini, se pueden realizar descenso de ríos en barcas de maderas típicas llamadas almanias. Destacan por esta zona los bosques de coníferas. También hay que destacar el queso autóctono de la zona, ahumado y muy decorado, casi tanto que no parece queso.

Transilvania: Famosa por la leyenda del Conde Drácula (tanto que está siendo explotada turísticamente) goza de un maravilloso patrimonio artístico plagado de pinturas religiosas del siglo XIV, castillos, monasterios, parques nacionales en los Cárpatos, pueblos rurales y sobre todo cíngaros.

2.3 Europa Central (EC)

a) Localización.

Es el núcleo matriz del desarrollo en Europa, para lo bueno y lo malo; turismo emisor y receptor. Alemania es el motor de la Unión Europa. Conocer o viajar por esta región es fundamental para conocer la identidad Europa actual, y su visita nos permitirá descubrir las líneas futuras de Europa a lo largo de esta década y las siguientes. Dentro de la EC distinguimos dos regiones turísticas; la Alpina y las llanuras; fundamentalmente alemanas, de los Países Bajos o del norte de Italia, que configuran la Europa Central. La cultura dominante en esta área es la germánica que se extiende no sólo por Alemania sino también por Austria, Suiza, la frontera con Francia y los Países Bajos.

b) Aspectos físicos.

EC engloba la Europa Alpina cuyo eje es la cordillera de los Alpes, que configuran los países de Suiza y Austria, aunque se distribuye también por otros dos países; el norte de Italia y el oeste de Francia. La Alemania de las llanuras y de las montañas viejas está formada por Alemania y los Países Bajos. En total, supone casi un millón de kilómetros cuadrados y permite algo que a nosotros nos resulta sorprendente: En un recorrido de unos 50 Kms. podemos cruzar tres países, lo cual ha dado lugar a un profundo bilingüismo en la zona. El paisaje Alpino es el símbolo de las montañas del mundo, cuya imagen se pinta como un paisaje verde con abundantes prados, casas de madera dispersas, ríos nieves y glaciares (a lo Heidi)

El paisaje alpino se estructura en pisos. El primero está compuesto por masas forestales, vías de comunicación y pueblos. El segundo; prados y actualmente estaciones de esquí. El tercero; líquenes, piedras, nieve y hielo. Ese paisaje ha dado lugar a la mayor área turística del mundo de deportes de invierno donde acuden a lo largo de seis meses más de 40 millones de turistas internacionales. En este paisaje, se encuentra las montañas más altas de la unión Europea, glaciares espectaculares (Mer de Glace) y los lagos glaciares más grandes de Europa (lagos de Suiza y del norte de Italia) En estas montañas nacen importantísimos ríos como el Ródano, el Po y afluentes del Danubio y del Rhin.

Con respecto a las llanuras, los paisajes de la EC son similares a los de la EDE. Grandes extensiones de terrenos llanos, monótonos y cruzados por dos grandes exteriores fluviales (Danubio y Rhin) que configuran el tejido humano social, político y cultural de Alemania y los Países Bajos. La otra gran llanura está en Italia, recorrida y regada por el Po, que configura la región del Véneto y Milán.

  • Clima: La EC tiene clima continental, pero está suavizado por la aportación del océano. Solamente la Alemania del norte (Hamburgo, Berlín, Postdam...) tiene inviernos muy duros. La Europa alpina tiene clima de montaña (inviernos largos con fuertes nevadas, temperaturas bajas y veranos cortos pero con calor moderado y buen tiempo) Estas condiciones relativamente suaves explica la fluida comunicación entre los valles de los Alpes.

  • Vegetación, flora y fauna: En líneas generales, la riqueza biológica y faunística de la zona está arrasada debido a los conflictos bélicos a la gran y elevada densidad humana, a las actividades industriales, a la destrucción del bosque autóctono y a la proliferación de estaciones de esquí. El símbolo de Suiza es el Edelweiss.

c) Aspectos humanos.

La EC es la más densamente poblada pero hay una significativa diferencia entre la alpina y la central propiamente dicha. Austria y Suiza tienen entre 7 y 8 millones de habitantes, pero Alemania 82, Bélgica 10 y Holanda 16. Así pues queda claro que la población alemana supone casi el 70% de la población centroeuropea y es en su territorio y en contacto con Holanda donde se encuentran las mayores densidades de población (entre 200 a 300 hab/km2.) Si exceptuamos las grandes capitales, las ciudades más densamente pobladas se encuentran aquí (Berlín, Hamburgo, Dresde, Munich, Bruselas, Zurich, Viena, Berna, Lausano...) Esta concentración urbana es un reflejo de la gran densidad poblacional que viven en las ciudades mientras que en los colectivos rurales son escasos y se localiza fundamentalmente en la antigua Alemania del este o en los pueblecitos alpinos de Suiza y Austria.

No existen en EC colectivos humanos singulares ni autóctonos, todos ellos responden a cruces humanos desde época inmemorial, y aunque la raza eslava es dominante no hay ninguna pureza racial entre la población. Conexión con el planteamiento antiracial de la época nazi.

d) Aspectos económicos.

La EC y la Europa alpina forma parte de la Europa Rica. Fundamentalmente, sus colectivos humanos visitan frecuentemente nuestro país y ha expoliado el desarrollo turístico español. Hoy el fenómeno comienza a plantearse a la inversa, es decir, colectivos españoles visita, trabaja y se forman en la EC, donde Alemania está considerada como el motor de la economía Europa.

De las 100 empresas europeas más importantes ochenta pertenecen al ámbito alemán. Sus industrias de coches, químicas, complejos metalúrgicos, su industria farmacéutica y sus industrias de servicios, transporte, telecomunicación son muy conocidas. Solamente Nestlé y la industria relojera destaca en Suiza, donde la banca supone una compleja actividad industrial, en Holanda la industria portuaria de Rótterdam, la de servicios en Bruselas o los complejos siderúrgicos franco-belgas.

Esta Europa rica duplica la renta per cápita española y destaca en primer lugar, Suiza con 80.000, Luxemburgo con 45.000; Austria y Alemania con 25.000.

e) Itinerarios turísticos.

En la EC son muchas las posibilidades, pues hay tanto ver que es imposible no dejarse algo. Destacan las ciudades alemanas de Berlín, Hamburgo, Frankfurt, al norte, Colonia y la zona de Sajonia en el centro y la zona de Baviera (con el famosísimo Neuschwanstein, castillo de Luis II el Loco) y la Selva Negra. Bayreuth, es famosa en verano por el festival wagneriano y Baden-baden por ser la pionera del turismo de Balnearios. Austria tampoco se queda corta, pues dispone del Tirol, y su capital Innsbruck, muy atractivo, la ciudad mozartiana por excelencia (Salzburgo), la capital Viena... Bélgica, Holanda y Luxemburgo formarían una especie de ruta.

Suiza dispone de los Alpes como gran recurso. Como tiene una gran tradición, sus senderos de montañas están muy bien señalizados, y goza de unos refugios muy bien equipados. Suiza, es sin duda, el paraíso de los montañeros. (el otro sería el Nepal, aunque éste dudo que esté tan bien...)

No nos olvidemos de los cruceros fluviales por el Rhin (donde se forjó el anillo que llevaría a la perdición a los dioses germánicos) y el Danubio azul (que más bien es marrón) y el Elba.

2.4 Europa Mediterránea.

Junto con el Caribe y la Zona Alpina, es la zona más importante del mundo. Fue la primera área turística del planeta y después de casi un siglo continúa siendo un área privilegiada, aunque con algunos síntomas de agotamiento por la excesiva especulación del suelo, por la destrucción generalizada de la costa y por el previsible cambio climático. Hoy sigue recibiendo casi trescientos millones de turistas internacionales de los cuales casi 60 vienen a España. El área mediterránea se apoya en dos pilares turísticos: el de sol y playa, gracias al clima y el turismo cultural, pues nos encontramos en el lugar donde nació la cultura occidental.

a) Localización.

Es un área uniforme y aunque separa el norte de África con Europa, el imperio romano, los turcos y el español forjaron un territorio de profundos vínculos entre los cuatro puntos cardinales. El mediterráneo lo forman España, Sur de Francia, Italia, las repúblicas yugoslavas y Grecia. A estos, añadimos Turquía (a pesar de estar en Asia) y Portugal, que aunque está en el Atlántico, comparte el mismo espíritu mediterráneo que el resto.

b) Aspectos físicos.

El paisaje mediterráneo está considerado como uno de los más variados, diversos y bellos del mundo. El relieve compagina con altas montañas nevadas (Sierra Nevada, la Islas de Córcega y Creta, los Balcanes, el Monte Pinto) La franja costera, lo más explotada cultural y turísticamente hablando, siempre ha tenido un clima benigno; (Inviernos suaves y veranos cálidos) la abundancia de agua de las montañas permitía con ese clima una gran riqueza agrícola que dio lugar a las huertas y al cultivo de frutales. Además de todo lo mencionado hasta los 50 buena parte de la costa mediterránea estaba llena de masa forestal, cual generó un paisaje idílico de aguas transparentes y abundante pesca, playas con pinos en las inmediaciones cultura gastronómica milenaria, núcleos urbanos de gran valor y una afable cordialidad. Hoy esos elementos prácticamente han muerto pero quedan vestigios en Menorca e Ibiza, la costa del Adriático de la Ex Yugoslavia y en las islas más aisladas de Grecia. Todavía hoy los espacios protegidos más importantes de Europa están aquí. Buen ejemplo de ello es Andalucía, donde se encuentran Doñana y Sierra Nevada, parques nacionales de fama mundial y otro tanto con los paisajes naturales de Córcega, Creta o Croacia.

Los problemas futuros en los aspectos físicos que puedan deteriorar el turismo son: la escasez de agua potable, los incendios forestales y el aumento de la proliferación de las urbanizaciones litorales.

c) Aspectos humanos.

La Europa mediterránea es un crisol de pueblos, razas y culturas, que gracias al imperio romano unió cientos de pueblos distintos (Egipto, Grecia, Mesopotamia) en un idioma y una cultura común: el latín. Esta situación histórica continuó a lo largo de la Edad Media y ya fue a finales del siglo XV con el descubrimiento de América se provocó que el ombligo del mundo cambiase hacia el Atlántico. La población estable de la cuenca mediterránea es relativamente elevada entre 80 a 120 hab/km2, pero hay una cierta asimetría entre la zona costera y el interior.

La primera tiene mayor densidad de población y desde hace unas décadas recibe el éxodo rural del interior. Ello explica que la mayor parte de las ciudades se ubiquen o bien en la costa o bien en las proximidades de los cursos fluviales. Ciudades destacadas: Estambul, Atenas, Duvrouni y Split en Croacia, Nápoles, Roma, Marsella y Barcelona. Todas estas ciudades se aproximan a los 2 millones exceptuando las últimas, que reciben en temporada alta casi el doble de su población fija; así pues recordamos que la población móvil que recibe la cuenca mediterránea supera con creces los 150 millones al año. Todas estas ciudades, todos los núcleos de población están cubiertos de un magnífico aporte cultural que transmite a las ciudades una peculiar fisonomía, un caso histórico artístico antiguo, ensanches del renacimiento y barroco y un crecimiento moderno de la ciudad.

d) Aspectos económicos.

La Europa Mediterránea está considerada como la Europa pobre de la UE. Italia, Sur de Francia y España son los más ricos, pero con respecto al conjunto europeo están en la tabla medio-bajo de ingresos. Croacia, Portugal y Grecia son los más pobres (con 10.000 euros al año) Gracias a las ayudas de fondos Feder, han podido mejorar su economía y sus medios de transportes y comunicación. Sin embargo, la ampliación de Europa del Este reducirá drásticamente estas ayudas. Podemos decir que España, Italia y Portugal han dado un paso muy grande en su desarrollo económico y en su integración en Europa.

e) Itinerarios turísticos.

Se podrían realizar múltiples itinerarios por la zona. Viajes singulares serían:

    • Las islas del Podecaneso (Creta y Rodas)

    • Los monasterios ortodoxos de Meteora en Grecia, ubicados en los Montes Pintos y muy cerca del Monte Olimpo.

    • La costa croata y sus islas

    • Las ciudades “Lentas” de Italia, situadas en los Apeninos (Orvieto), que venden el modelo de vida mediterráneo.

    • Sicilia.

    • Córcega.

    • Menorca e Ibiza (pero no en verano)

    • Las Canarias; que aunque no están en el mediterráneo tienen su ambiente

Por supuesto, los itinerarios comerciales son igualmente válidos. Un paseo por Venecia nunca viene mal, y contemplar el conjunto histórico de la Plaza de San Marco, con su Catedral Bizantina, el campanario y el histórico palacio Ducal, de arte gótico y muy lujoso por dentro.

2.5 Europa Atlántica.

Frente a la Europa económica que representa la Europa central y frente la mediterránea que representa los cimientos de la cultura occidental, La Europa Occidental o Atlántica representa la Europa de los prados, bosques y vaquerizas, impregnados por una niebla continua y un chirimiri eterno. Es la Europa de los celtas, de los mitos y las costumbres milenarias, núcleos dispersos de población cuyos colores son casi siempre el gris y el verde. Los antropólogos dicen que en esos territorios se conservan los restos de los pueblos que durante siglos habían ocupado Centro Europa que presionados por toros pueblos más fuertes se fueron arrinconando hasta el Océano Atlántico.

a) Situación y Localización.

La Europa Atlántica incluye toda la cornisa norte española y portuguesa (Valle del río Duero y norte de Portugal) dos tercios de Francia; destacando fundamentalmente el valle del Garona, Loira y Sena; las regiones de Bretaña y Normandía para terminar con las islas británicas, Feroes y Stetland. En conjunto, un territorio que se aproxima al millón de km2 y donde nacieron 4 de los grandes países europeos: Portugal, España, Francia e Inglaterra. Por su contacto con el Atlántico, dio lugar al imperio americano español y portugués de los siglos XVI-XVII; el francés en el XVIII y el inglés en el XIX.

b) Aspectos físicos.

Ya se ha comentado que la identidad paisajística de la Europa Atlántica la crea el clima, en unión de otros factores como vegetación, ríos y relieve que terminan configurando un paisaje que los geógrafos llaman “bocage”. Se identifica con la siguiente estampa: pequeños senderos que separan parcelas de tierra, que a su vez están separadas por muros de piedra o por árboles, salpicados de masas boscosas de robles y castaños. Pequeños pueblos cuya población se encuentra a su vez dispersa. Las montañas que rodean a estos paisajes son antiguas, de granito o de pizarra, que imprimen a las casas una fisonomía particular. Las casas son de granito con tejados de pizarra.

Estas montañas son suaves y generalmente poco elevadas azotadas permanentemente por las borrascas del Atlántico que se suceden sin descanso durante todo el año. Son tierras con clima oceánico, cuyas precipitaciones generan un abundante caudal de agua que se traduce en la existencia de cientos de pequeños ríos algunos de los cuales tienen prestigio internacional (el Miño, el Loira, El Támesis y el Sena) Este paisaje oceánico favorece el cultivo entre prados que sustentan una importante cantidad de ganado vacuno, importante pilar económico junto con el aprovechamiento pesquero y la madera. Este ha sido el modus vivendi tradicional de estos países que hoy se encuentran en un declive económico.

Con respecto a la fauna, la más emblemática son los osos y los lobos.

c) Aspectos humanos.

Es una tierra tradicionalmente densamente poblada con núcleos pequeños, dispersos, pero muy abundantes. La Europa atlántica tiene la mayor dispersión de población de Europa siendo Galicia la región más dispersa. Ello provoca que las capitales sean relativamente pequeñas de 200 a 300 mil habitantes (Vigo, Coruña, Gijón, Avilés, Santander, Nantes, Anjeurs, Orleáns o Tours y decenas de ciudades irlandesas e inglesas.) Las más grandes son Londres, París, Edimburgo, Belfast, Dublín, Bilbao y Oporto. La densidad media de población supera los 100 hab/km2 y tiene su origen en las riquezas mineras e industriales que empezaron con la revolución industrial del XIX; como pasó en Asturias, Euskadi, Valle del Loira o el área textil de Manchester y Liverpool. Culturalmente el oeste de Europa tiene en común el mundo celta. Galicia, Bretaña, Irlanda y Escocia comparten este mismo sentimiento que se traduce en tradiciones, música, formas de vivir y una historia común.

d) Aspectos económicos.

Hoy la Europa Atlántica corresponde como una Europa marginal dentro de la Unión Europea. Los tiempos gloriosos de la Revolución Industrial se han perdido por la reconversión de la minería del carbón y del hierro, y esto ha supuesto un empobrecimiento de estas tradicionales poblaciones industriales que han obligado a los jóvenes a abandonar el territorio y junto a ello, se ha producido la crisis del sector naval de astilleros (Ferrol, Bilbao, Brest y Plymouth.) Esto ha provocado la desaparición de miles de puestos de trabajo. Además el sector pesquero de las zonas celtas se ha hundido por la reducción de barcos de capturas y por el progresivo envenenamiento de sus aguas, acentuándose en los últimos 20 años por los sistemáticos desastres ecológicos en sus costas. Por último el panorama se ha vuelto a complicar con el caso de las vacas locas y con las enfermedades del ganado ovejuno. Todo ello ha preparado que los pilares de la economía tradicional que desde hace un siglo han convertido a estas tierras en una de las más ricas de sus países respectivos, hoy forman parte de las regiones deprimidas de Europa.

e) Itinerarios turísticos.

París es la ciudad más visitada del mundo y con razón, pues su belleza es única (El Louvre, el teatro de la Ópera, el Montmatre y el barrio de los pintores...) Otras ciudades que merecen la pena verse son Edimburgo, Narte y Brest en Francia, Londres (con el museo británico) Dublín (y el Trinity College) Donostia, Santander y la Coruña.

Todas las regiones de la Europa atlántica son originales y distintas. El valle del Loira, al cual se puede acceder desde París, posee castillos muy hermosos y es la región más importante en Francia. También están la Bretaña y Normandía (con el Monte San Michel y famosa por el desembarco en la IIGM) Escocia con sus castillos y sus festivales de verano es interesante, así como Inglaterra e Irlanda, enfrentadas pero con sus encantos.

11