Sociedad de consumo en Argentina

Historia económica. Evolución años 50, 60, 70 y 80. Crisis Economía Argentina

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Tablas financieras de uso permanente para no financieros
Tablas financieras de uso permanente para no financieros
Cómo realizar por uno mismo cálculos financieros: valor final de rentas financieras, capitalización, actualización,...
Ver más información

Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
Habilidades gerenciales para el pequeño empresario
BIENVENIDOS a nuestro Curso Manual del Pequeño Empresario. El curso fue producido en la Fundación para el...
Ver más información

publicidad

La sociedad de consumo argentina desde la década del 40` hasta la del 90`

A lo largo de estas últimas seis décadas, debido a factores económicos, políticos y sociales, nuestro país ha experimentado un paulatino y considerable cambio de rumbo en cuanto al consumo. Este giro comenzado con el periodo de los “treinta gloriosos”, que luego continuo hasta nuestros días con transformaciones mucho mas sorprendentes, tiene una estrecha relación con factores socio-económicos y políticos que se sucedieron en Europa Occidental y en los Estados Unidos (vale decir entre las economías capitalistas y comunistas) y que tuvieron una gran repercusión en la Argentina, sumadas a políticas locales que también fueron determinantes. En este artículo analizaremos la sociedad de consumo argentina a la luz de las entrevistas realizadas, y a los posteriores gráficos de barra que intentan mostrar las conclusiones de las mismas.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, la Argentina se encontraba en un periodo económico bastante prospero, cuya explicación podía hallarse en una Nación en vías de desarrollo industrial llevando a cabo una industria de sustitución como forma de autoabastecimiento de algunos productos que durante el periodo bélico le era imposible importar desde los países en contienda. Este intento de industrialización del país, genero trabajo y divisas por la exportación a países vecinos en menores condiciones de industrialización.

Luego de acabado el conflicto armado, las naciones involucradas, debieron enfrentar los desafíos de la reconstrucción de la infraestructura, sociedad, la economía y el re-abastecimiento. Este cometido lo llevaron a cabo, a diferencia de la Primera Guerra, mediante la cooperación entre las naciones, cuya máxima expresión se vio reflejada en la creación del Plan Marshall, implementado entre 1948 y 1952 por los Estados Unidos. Este se basaba en la cesión de créditos para la compra de alimentos y materias primas, y para la reparación de la capacidad productiva de los países en conflagración.

Esta suerte de recuperación Europea, sumada a una integración de las economías mundiales, posibilito nuevamente que la Argentina volviera a la importación de ciertos productos manufacturados a los cuales antes no podía acceder.

La política capitalista llevada a cabo en nuestro país, con los Estados Unidos e Inglaterra como principales referentes, va a ser otro factor determinante en el consumo local por dos motivos: por un lado, instalaba industrias, lo que generaba puestos de trabajo y por consecuente poder adquisitivo para el pueblo, y por otro lado, ampliaba el mercado e incorporaba nuevos productos y marcas permitiéndole a la gente nuevas opciones para el consumo.

Si bien el capitalismo y la importación tuvieron una marcada relación con la ampliación del mercado de consumo, es determinante el papel que cumplió el avance de la tecnología. Esta permitió la invención de varios de los electrodomésticos, medios de transporte y medios de comunicación que revolucionaron a las décadas del 40`y del 50` y que hoy son tan cotidianos.

Con la aparición de medios masivos de comunicación como la radio o la televisión, tomo un mayor impacto un fenómeno alemán implementado por Hitler, la publicidad. Esta apunta directamente a persuadir al receptor a adquirir un producto (o bien dar a conocer otro nuevo) o una marca. Le muestra al receptor la gama del mercado y lo incita a consumir. La misma va a tener su principal objetivo en atrapar al que se presentaba como un naciente sector consumidor de importancia, (y que hoy en día lo sigue siendo en mayor medida todavía) los jóvenes.

A mediados de la década del 60´ es cuando el televisor aparece masivamente en nuestro país, y por tanto cuando los comerciales televisivos doblegan su impacto en relación con la publicidad de tipo radial o grafica.

Para los años 60`, la Argentina se mostraba como un país prospero y con empleo, lo que le permitía a las familias subir escalones en cuanto a su nivel económico. Una familia tipo (léase padre, madre y dos hijos) podía mantenerse únicamente con el empleo del jefe de familia y a su vez lograr un paulatino crecimiento económico. Este crecimiento se va a ver reflejado en la posibilidad de las familias en acceder a sus primeros vehículos y en poder tomarse vacaciones a destinos como la Costa Atlántica y Córdoba. Estos dos fenómenos se van a notar con mayor importancia a partir de la década del 70´.

Sin embargo, este paulatino y significativo crecimiento económico que había experimentado el país desde la Segunda Guerra Mundial, se va a ver mermado por una desacertada política económica impuesta por el gobierno militar hacia fines de la década del 70´ principios del 80`. Aumentara el índice de desocupación en el país, que estará bastante relacionado con el decaimiento de la industria nacional.

Con el regreso del gobierno constitucional, la crisis económica en nuestro país continuara y se acentuara. Aumentara considerablemente el desempleo y la quiebra de las industrias nacionales a niveles nunca antes experimentados. Esta crisis tendrá un tremendo impacto por sobre todo en la clase media que progresivamente tendrá que ir acomodándose a un descenso en su poder adquisitivo. Pero, sin embargo, la evidente pésima situación económica se esconderá en la política de la convertibilidad implementada por el ex- presidente Carlos Menem. Esta equivalencia del peso con el dólar, permitió llevar a cabo otra innovadora y no menos paupérrima política de neo-liberalismo económico. Se basaba en la idea de abrir el mercado argentino al mundo con el propósito de que nuestro país lograra una inserción en la economía mundial, y así permitir el ingreso indiscriminado de todo tipo de productos que terminaron por liquidar a la industria local. Esta ventaja en cuanto a otros mercados de mantener una igualdad con la moneda estadounidense, tuvo como efecto que la gente incrementara su consumo de productos importados debido a que estos, en muchos casos, eran de menor valor que uno de su misma especie pero realizado en nuestras tierras.

Otras de las áreas que afecto directamente este plan económico, fue la de la exportación y la del turismo. La Argentina se convirtió en el país más caro del mundo por encima de una potencia como Japón, lo que dificultaba enormemente la exportación de nuestros productos a otras tierras con un cambio devaluado en relación al dólar. Lo mismo sucedió con el turismo local. Si bien nuestro país nunca se caracterizo por tener una actividad turística muy marcada, la convertibilidad redujo aun más las divisas obtenidas por el turismo extranjero. De igual modo, muchos de los argentinos que tuvieron que tuvieron que optar a la hora de elegir un destino para vacacionar, eligieron las costas de Brasil, del Caribe o Punta del Este, etc. ya que se veían notoriamente favorecidos por la devaluación de la moneda de estos países en cuanto al dólar estadounidense.

Nuestro país esta atravesando horas difíciles en cuanto su situación social, económica y política, que como hemos analizado se remontan desde quizás unos treinta años de administraciones nefastas, corruptas y sin ideas para palear una crisis social que tiene sus bases en lo económico y que principalmente afecta a los sectores medios que hoy en día prácticamente se encuentran en extinción. Si bien el punto central de este informe era mostrar la evlolución de la sociedad de consumo argentina en los últimos sesenta años, nos termina revelando los orígenes de la crisis que hoy nos toca enfrentar.