Socialismo y Cuestión social

Historia contemporánea. Nacimiento. Ideología política, social y económica. Clases sociales. Derechos trabajadares. Desigualdades. Igualdad. Justicia

  • Enviado por: Kmilo Saikop
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 4 páginas

publicidad

TRABAJO DE HISTORIA

ENSAYO


El Socialismo y la Cuestión Social

La aparición del socialismo y otras ideologías sociales y sindicales no es un mal como muchos denuncian, sino más bien, una solución y aporte para un mundo más igualitario y justo. Que la historia lo muestre como utópico, puede ser, pero que los fuertes hayan tratado de suprimirlo, jamás. El tiempo ha dado la razón, aún contra todos los males de los países capitalistas por eliminarlo. El socialismo ha sobrevivido y debe haber algunas razones para aquello.

Primero, una contextualización histórica sobre la cuestión social y el socialismo. Luego las razones para considerar la aparición del socialismo y la crisis de las clases como un hecho fundamental de la histórica contemporánea.

La Cuestión Social y el nacimiento de una nueva Sociedad

La inminente expansión y triunfo de la economía capitalista en Europa, trajo consigo a América y el mundo la imposición del modelo liberal y el individualismo: había vencido el capitalismo.

En Inglaterra a finales del siglo XVIII, este capitalismo da origen a una de las revoluciones que marcaron el inicio de una nueva era: “La Revolución Industrial. Ésta en producida por la falta de mano de obra y la abundancia de materias primas, por la tanto, el proceso de realización del producto final era lento. Fue así como nació la máquina para hacer el trabajo del hombre en la manufactura de dichos bienes.

Hasta allí todo bien; crecía la economía, se inventaban nuevas máquinas, etc. Pero pronto la abundancia de máquinas provocó la falta de fuentes de trabajo para la mano de obra, es decir, empezó a crecer la cesantía. A esto hay que agregar que la revolución industrial tuvo sus efectos en el campo (revolución agrícola), por el proceso de industrialización, y que tuvo directa relación con el éxodo rural - urbano que se vivió en aquella época. Esto agregado a que los dueños de grandes industrias y grandes capitalistas abusaban de sus obreros, con bajas remuneraciones, sin seguridad social y largas jornadas laborales.

Clases sociales de la época

La burguesía se consolidaba como la principal clase social de la época, la que tenía en su poder el capital y controlaba las industrias y fábricas.

Por el contrario, en las clases bajas, los artesanos, campesinos y obreros, sometidos al trabajo industrial, empezaron a formar una nueva clase social que pronto s empezaría a llamar el “proletariado” o la clase obrera. También se podrían clasificar las clases sociales en quienes tenían capital como para llevar a cabo una empresa. Estos eran los burgueses, los capitalistas. Quienes no tenían capital se vieron obligados vender su fuerza de trabajo en las industrias a cambio de un pago, “salario”. , por aquella actividad, son los denominados obreros.

El socialismo como solución al conflicto

La cuestión social surge a mediados del siglo XIX como consecuencia de los procesos industriales generados por le sistema capitalista. Esta idea se refiere a todas las injusticias que se cometían con la clase obrera y buscaba soluciones para frenar esta delicada situación social que vivían los trabajadores. Es entonces cuando surge el socialismo como una solución al problema social.

El socialismo nació como solución al conflicto social. Algunos intelectuales progresistas de la época presentaron alternativas al problema basadas en la solidaridad y la justicia en la distribución de bienes.

En primera instancia el socialismo utópico, creía que los burgueses serían capaces de darse cuenta que era necesario un cambio social con respecto al trabajo, pero lógicamente esta propuesta no fue atendida. Se llamo utópico por lo irrealizable de dichas ideas. Ciertamente uno se puede dar cuenta de que era “mucho pedir”, para los ambiciosos burgueses de dicha época, pero era lo más lógico en circunstancias ideales para la solución del conflicto. Pero aún faltaba que la idea sea más concreta. Entre los impulsores de este socialismo estaban Claude Henri de Rouvroy, Robert Owen, Charles Francoise Fourier, Pierre Proudhon y Luis Blanc, todos grandes intelectuales, de buena situación económica y que soñaban con una sociedad igualitaria, basada en la bondad del hombre.

El socialismo científico o marxista, impulsado por Marx y Engels, es una doctrina más rígida y más real, donde los postulados fueron desarrollados en un manifiesto (Manifiesto Comunista), en el que apoyaban su tesis con fuertes argumentos de tipo político, social y económico. Se basaban en los denominados materialismos, el dialéctico y el histórico. El primero producto de las continuas contradicciones que existen en las cosas según su naturaleza: fuerte - débil, positivo - negativo, proletarios - proletariado, etc. El segundo se basa en las continuas disputas históricas en la sociedad con respecto al materialismo dialéctico. Así se explica cómo la lucha de las clases es el hecho fundamental que provoca los cambios en la historia. Por ejemplo el paso de una sociedad a otra (sociedad feudal - sociedad capitalista).

Solución al problema social

El socialismo fue una alternativa concreta al problema social y hoy en día sigue siendo igual porque siguen habiendo problemas. Si bien los problemas de hoy son menores, los hay, porque siguen habiendo discriminaciones e injusticias, incluso, todavía hay injusticias en el tema laboral con la mujer y el trabajo infantil.

El socialismo tiene ideas que se basan en la solidaridad de las personas, en la bondad del hombre. El capitalismo es un modelo que propone una sociedad individualista y las ambiciones materialistas, por lo que causa un mal. No digo que tener bienes materiales sea malo, pero tampoco hay que abusar de ellos. Además estos bienes se pueden compartir en sociedad para desequilibrar la pobreza. La propuesta del socialismo en ese sentido es ejemplar, porque habiéndose reducido la brecha entre pobres y ricos, se puede empezar a hablar de una sociedad con ideales de justicia, igualdad y fraternidad, que eran los pensamientos de la Revolución Francesa y que dieron origen a la época contemporánea.

En el mundo se ha avanzado bastante en el tema social y laboral. Poco a poco ha ido mejorando la calidad de vida del trabajador, tanto en su oficio como en su hogar. Ahora posee un contrato que lo respalde, seguro social, acceso a la salud pública, sistemas de previsión, seguro de desempleo en caso de ser despedido, etc. todos ellos, ideales que en su momento plantearon los socialistas y que la historia se ha encargado de encontrarles la razón. Además, las ideas socialistas son la base, hoy en día, de los países europeos en la política que adoptan respecto al tema social y laboral.

Tampoco es extraño que mayoritariamente los sectores populares sean quienes apoyan esta ideología, porque ven en ella una solución real al problema de toda su vida. El ejemplo más claro ocurrió en nuestro país el año 1970, cuando asumió el presidente Salvador Allende Gossens, un partidario de dicha doctrina política, y que fue elegido por la “gente del pueblo”(de sectores populares). Esa gente por vez primera en su vida conoció algunos alimentos, antes inexistentes para ellos, porque eran caros y accesibles solo a los burgueses nacionales, gracias a la generosidad del Estado quien proveía de alimentos y dinero para que puedan vivir dignamente. Lamentablemente, la felicidad y el sueño de una sociedad igualitaria duró muy poco por los esfuerzos del capitalismo estadounidense y la derecha chilena para boicotear el abastecimiento y bloquear la economía nacional. A esto se suma la tragedia del 11 de septiembre de 1973.

Importancia en la historia contemporánea

La expansión de socialismo y el comunismo marcó una etapa en la historia de la humanidad. Por primera vez una ideología política, social y económica se preocupaba de los derechos del trabajador, de las desigualdades sociales y el capitalismo existente, y manifestaban con argumentos las bases para una sociedad igualitaria y justa. Lógicamente el capitalismo vio en el nacimiento de esta doctrina aun enemigo que se hacía cada vez más fuerte.

La adaptación de la antigua Unión Soviética como una república comunista y el capitalismo representado por excelencia por los EE.UU. desembocaron en la denominada Guerra Fría, estado característico de nuestro siglo desde el término de la Segunda Guerra Mundial hasta la caída del muro de Berlín, y que dividió al mundo en dos bloques. Entonces estamos hablando de más de un siglo de historia y sobrevivencia y según esta apreciación cómo no va a ser importante el socialismo, si ha marcado a tantos pensadores y gente ilustre, tantos momentos de la humanidad, tanta gente identificada.

La aparición del socialismo entonces, es un gran acontecimiento de la época contemporánea y que sirvió para dar soluciones a la cuestión social y las bases para las políticas sociales de nuestro vivir.

Vídeos relacionados