Sobre lo que no es o sobre la naturaleza; Gorgias

Filosofía griega. Sofistas. Escepticismo. Nihilismo. Problemas del ser

  • Enviado por: Techipaguango
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 3 páginas
publicidad

EL PROBLEMA DEL SER

Resumen:

A lo largo del texto, Gorgias despliega tres argumentos sucesivos:

1º- Nada existe.

2º- Aún en el caso de que algo exista, es inaprehensible para el hombre.

3º- Aún cuando fuera aprehensible, no puede ser comunicado ni explicado a otros.

- Nada existe:

Comienza afirmando que lo que no es no existe. Pues si existiera, existiría y, al mismo tiempo no existiría. En tanto que es pensado como no existente, no existiría, pero, en tanto que existe como no existente, en tal caso existiría. Esto es absurdo, ya que no se puede, a la vez, ser y no ser.

Si algo es, debe ser cantidad o continuo o magnitud o corporal. Como todas esas cualidades son divisibles, el ser no es uno. Pero tampoco puede ser múltiple, ya que la pluralidad es un conjunto de unidades y, negada ésta, se niega también aquélla.

De la misma manera no puede ser engendrado ni ingénito. Lo que no tiene comienzo, es infinito. Ahora bien, el infinito no está en ningún lugar, ya que si está en alguna parte, estaría contenido en alguna cosa, lo cual es absurdo, ya que el continente sería mayor que el contenido y nada puede ser mayor que el infinito. Si es eterno, pues,

no existe. Tampoco puede ser engendrado, ya que nacería del ser o del no ser. En la primera hipótesis existiría antes de su nacimiento; la segunda también es imposible, dado que lo que engendra debe tener existencia, y ser a la vez eterno y engendrado es imposible.

- Aún en el caso de que algo exista, es inaprehensible para el hombre:

Si las cosas pensadas, tal como ha demostrado en el argumento anterior, no son, lo que es no puede ser pensado. Pues si los contenidos del pensamiento tienen existencia, todos los contenidos del pensamiento existen, cualquiera que sea el modo en que se piensen. Lo cual es absurdo, porque se podrían pensar cosas inverosímiles como un carro corriendo por el mar. Por otro lado, si los contenidos del pensamiento tienen existencia, lo que no existe no será pensado, pues a los contrarios convienen cualidades contrarias, y contrario a lo que existe es lo que no existe. Y por ello, si a lo que existe conviene la cualidad de ser pensado, a lo que no existe convendrá la de no ser pensado. Pero ello es absurdo, ya que muchos seres y objetos que no existen, pueden ser pensados.

- Aún cuando fuera aprehensible, no puede ser comunicado ni explicado a otros.

Para Gorgias no podemos comunicarlo porque no son las cosas lo que comunicamos a los demás, sino la palabra, que es diversa de las cosas que existen. Al igual que lo visible no puede hacerse audible ni tampoco a la inversa, así también, puesto que lo que es tiene su fundamento fuera de nosotros, no puede convertirse en palabra nuestra. Y, al no ser palabra, no puede ser revelado a otro.

Comentario:

Toda la primera parte, donde expone su primera hipótesis, muestra que no se puede utilizar el verbo “ser” sin suscitar graves contradicciones, a las que no pueden escapar, en estricta lógica, los argumentos eleáticos ni los de los pluralistas.

Con la segunda hipótesis, Gorgias abre un abismo entre los actos mentales y los objetos. Su intención no es la de negar el pensamiento ni los objetos, sólo la de negar que los objetos del pensamiento existan. En esta parte Gorgias sitúa al pensamiento al mismo nivel que el oído o la vista, según una concepción extendida entre los presocráticos, que veían en el pensamiento un proceso particular de los sentidos.

En la última parte de su argumentación desarrolla la idea de que el relativismo del individuo hace incomunicable cualquier conocimiento. Hace hincapié en la especial relación existente entre el logos y la realidad. Al no coincidir el logos con la realidad resulta un medio inadecuado para comunicarla. Gorgias no niega que se puedan comunicar palabras, sino que las cosas son incomunicables. Al eliminar toda relación entre el ser y el logos, lleva al absurdo la doctrina eleática.

Conclusión:

En la primera parte de su argumentación, Gorgias niega el objeto. Con la segunda hipótesis niega el sujeto. Y en la tercera parte niega la doxa, la relación sujeto-objeto. De ésta manera Gorgias establece un abismo entre sujeto y objeto, entre las palabras y las cosas.

Gorgias demuestra ser un experto lingüista y, consigue, a lo largo de su argumentación, desacreditar la doctrina eleática del ser, defendida por Parménides.

Bibliografía:

  • Fragmentos del texto de Gorgias “Sobre lo que no es o sobre la naturaleza.”

  • Apuntes de “Historia de la Filosofía Antigua I”. José María Zamora.

GORGIAS

“SOBRE LO Q NO ES

O SOBRE LA NATURALEZA”