Situación agraria en la Segunda República

Historia de España. Siglo XX. Frente Popular. Manuel Azaña. Ley de Reforma Agraria. Reparto de bienes. Calidad de vida. Minifundios. Latifundios. Explotación de tierras. Sector agrario. Renta del campesinado. Terratenientes

  • Enviado por: Chuss
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
publicidad

El problema agrario.

Este es un texto de Manuel Azaña, publicado en 1939 en “Causas de la guerra de España”. La naturaleza del texto es documental, pues en el se señala la situación de España tras la llegada de la II República, más específicamente, hace referencia a la situación agraria por la que el país pasaba en esos momentos.

Este es un texto de corto alcance, pues esta destinado a los lectores de dicha publicación.

Manuel Azaña era el encargado de la gestación del Frente Popular, quien se proponía consolidar la democracia incorporando a los socialistas a las tareas de gobierno y apartándoles de las tentaciones revolucionarias.

Tras las elecciones Azaña fue nombrado jefe de gobierno compuesto exclusivamente por republicanos de izquierda y centro. Sus decisiones más importantes fueron:

* Amnistía y excarcelación de los presos detenidos tras los sucesos

revolucionarios de octubre de 1934.

* Restitución del Estatuto de autonomía de Cataluña.

* Ilegalización de Falange y encarcelamiento de sus jefes por sus

vinculaciones con diversos atentados.

* Aceleración en la aplicación de la Ley de Reforma Agraria, de manera que

en algunas semanas fueron expropiadas y repartidas entre los campesinos.

* Alejamiento de los centros de poder en Madrid de aquellos mandos del

Ejército que eran considerados peligrosos por su aproximación a las tramas golpistas republicanas.

Como consecuencia del fin de la dictadura de Primo de Rivera, el rey nombró jefe de gobierno al general Dámaso Berenguer. Cuya tarea consistía en :

* Reponer el sistema constitucional liberal suspendido por la Dictadura.

Vuelta a la Constitución de 1876.

* Salvar la figura de Alfonso XIII, evitando que el rey fuese considerado

responsable del triunfo del golpe de Estado militar y de los seis años de dictadura.

En 1931 el almirante Aznar sustituyó a Berenguer al frente de un nuevo gobierno que convocó elecciones municipales para el 12 de abril, siendo los republicanos y los socialistas los triunfantes y esto se convirtió en una prueba concluyente del rechazo contra la monarquía por parte de la opinión pública española.

Alfonso XIII descartó la resistencia por la fuerza y decidió suspender el poder real y abandonar España.

El 14 de abril de 1931 era proclamada la II República.

Si analizamos el texto podemos observar como en el primer párrafo a modo de introducción se da una explicación de cómo fue la acogida de la II República por parte de la sociedad española.

En el segundo párrafo se nombra las grandes diferencia existentes en la sociedad española pues “los núcleos urbanos, un nivel de vida alto”, si analizamos esta afirmación del texto vemos como en las zonas de grandes ciudades en España había una calidad de vida buena, y sin embargo, las “aldeas que parecen detenidas en el siglo XIV”; es decir, personas sumidas en una total miseria, por lo que deja ver la total desigualdad en cuanto al reparto de bienes de la sociedad de aquella época.

En el siguiente párrafo hace alusión al mal reparto de la tierra, pues se dice que al noroeste la tierra está constituida por minifundios y en cambio en el sur y oeste están los latifundios.

A continuación, se hace referencia a la acción de la República tal y como era su deber, se habla del paro como”crónico, en la explotación de la tierra”, por lo que dan a ver que es un mal constante que siempre ha existido.

Ya en la última parte del texto, el autor deja claro que el campesino siempre es el más perjudicado y que este pasa mucho tiempo sin trabajo por lo que no puede comer y no tiene con que mantener a su familia. Y finalmente deja entrever que sean o no socialistas, todo gobierno tiene que encargarse de este problema y ponerle solución para no volver a situación anterior. Por lo que como consecuencia de este estado las medidas tomadas fueron:

Los tres objetivos principales de la II República fueron:

* Objetivo social: Entrega de tierras a los campesinos.

* Objetivo político: Eliminar el poder económico de los grandes

terratenientes.

* Objetivo económico: Incrementar la producción total del sector agrario y

elevar el nivel de renta del campesinado.

En 1932 se aprobó en el Parlamento la Ley de Reforma Agraria y también se crea el instituto de la Reforma Agraria (IRA).

Todas estas medidas tuvieron una gran aceptación por parte de los campesinos, sin embargo, los burgueses y grandes terratenientes de España, quedaron totalmente insatisfechos, pues los grandes perjudicados fueron ellos.

Vídeos relacionados