Sistemas respiratorio, circulatorio cardiovascular y excretor

Tipos de respiración. Fosas nasales. Faringe. Laringe. Tráquea. Bronquios. Pulmones. Bronquiolos. Alveolos. Intercambio gaseoso. Ventilación pulmonar. Corazón. Ciclo cardíaco. Circulación sanguínea. Vasos sanguíneos. Sistema urinario. Riñón

  • Enviado por: Marta
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Derivadas Parciales
Derivadas Parciales
En este curso sobre derivadas parciales estudiaremos todos los temas relacionados al calculo diferencial multivariable....
Ver más información

Álgebra Lineal
Álgebra Lineal
En este curso se estudian los conceptos básicos sobre Álgebra Lineal. Se explica que es una matriz, los...
Ver más información

publicidad

SISTEMA RESPIRATORIO

Cada célula requiere un aporte de energía para sus funciones. Ésta se extrae de los alimentos. Pero la energía de los carburantes metabólicos solo puede ser liberada por el oxigeno.

La combinación del oxigeno con los nutrientes energéticos produce reacciones de oxidación en las células. En ellas se libera energía para la vida y se genera co2.

Nuestro organismo obtiene oxigeno del aire y expulsa co2 por medio de la respiración. Hay dos tipos:

Respiración externa o ventilación. Realizada por el sistema respiratorio, recibiendo oxigeno y expulsando co2.

Respiración interna o celular. Vinculada a las reacciones metabólicas de oxidación, que liberan energía.

Las fosas nasales

Son dos cavidades abiertas al exterior por las narinas que continúan por los vestíbulos nasales. Presentan unos pelos largos, vibrisas, que filtran las impurezas del aire.

El aire entra al cuerpo principalmente por las fosas nasales. Su interior esta cubierto por la mucosa nasal. Está irrigada por vasos sanguíneos que humedecen y calientan el aire.

También posee glándulas que segregan mucus de un elevado poder bactericida, impidiendo la penetración de gérmenes.

La faringe

Es un órgano común de los sistemas digestivo y respiratorio. Facilita el paso de aire hacia la laringe. El aire pasa desde las fosas nasales hasta la faringe a través de las coanas.

En el techo se encuentran las amígdalas faríngeas y a ambos lados, detrás del velo del paladar, las amígdalas palatinas. Su función es capturar las bacterias y destruirlas.

La laringe

Es un vestíbulo o dilatación situado entre la faringe y la tráquea. Está formada por un armazón cartilaginoso triangular que forma la nuez. La laringe esta tapizada en su interior por las cuerdas vocales, que vibran y emiten sonidos al expulsar el aire adecuadamente en un proceso llamado fonación.

La tráquea y los bronquios

La traquea es un tubo de unos 11 cm. de longitud que desciende por delante del esófago. Se divide a la altura de las costillas en dos bronquios, que se unen a cada uno de los pulmones.

La traquea y los bronquios mayores están rodeados por unos anillos cartilaginosos que los mantienen siempre abiertos. Éstos tienen forma semicircular en la tráquea y circular en los bronquios.

Los pulmones

Son dos órganos elásticos y esponjosos situados en la caja torácica. Forman una estructura cónica cuya base es el diafragma.

El pulmón derecho tiene tres lóbulos y el izquierdo dos. Cada lóbulo se divide, a su vez, en pequeñas secciones.

Los pulmones no están sujetos y se encuentran recubiertos por unas finas membranas brillantes llamadas pleuras. Éstas están formadas por dos hojas cubiertas por líquido pleural en su interior, para lubricarlas.

Los bronquiolos y los alveolos

Los bronquios se dividen en bronquios menores que se ramifican, a su vez, en bronquiolos. El conjunto de todos ellos se llama árbol bronquial. Las últimas ramificaciones continúan en los conductos alveolares, que se dilatan y forman los alveolos pulmonares. Hay cerca de 300 millones de alveolos que proporcionan una superficie de 200 m2 para el intercambio de gases.

Intercambio gaseoso

El intercambio de oxigeno y co2 entre el aire y la sangre tiene lugar a través del epitelio de los alveolos y la delgada pared de capilares, que forman una red.

El oxigeno se difunde en la sangre y es absorbido por la hemoglobina de los glóbulos rojos, transformándose en oxihemoglobina. Al mismo tiempo se libera el co2 producido en la respiración celular.

Ventilación pulmonar

Consiste en la renovación del aire que esta en contacto con la pared alveolar. El aire que entra y sale es resultado de cambios de presión debidos a la contracción-relajación del diafragma y los músculos intercostales.

El diafragma se contrae en la inspiración y empuja los abdominales abajo y afuera. Al mismo tiempo los músculos intercostales externos y el esternocleidomastoideo elevan las costillas. Como consecuencia la caja torácica aumenta.

La espiración es un proceso pasivo, sin esfuerzos. Se produce tras la relajación de esos músculos. Las costillas descienden, el diafragma recupera su forma convexa y se retraen los pulmones.

Formas inusuales de respiración

Tos: es la respuesta a la presencia de partículas irritantes en el sistema respiratorio.

Estornudo: se produce cuando se irrita la mucosa nasal debido al polvo, olores intensos o infecciones.

Hipo: contracción súbita del diafragma, provocado por una estimulación nerviosa relacionada con la digestión.

Bostezo: es un fenómeno relacionado con el sueño y el aburrimiento que fomenta el suministro de sangre que llega al cerebro.

Suspiro: es un fenómeno complejo, contrario al bostezo, en el que se expulsa aire.

SISTEMA CIRCULATORIO CARDIOVASCULAR

Los sistemas digestivo y respiratorio necesitan la ayuda del sistema circulatorio, que:

Transporta oxigeno y nutrientes a las células.

Extrae co2 y otros residuos, que son eliminados a través de la piel, los pulmones y los riñones.

El sistema circulatorio cardiovascular consta de:

Sangre:

Fluido que sirve como medio de transporte.

Corazón:

Órgano musculoso situado entre los pulmones formado por un músculo llamado miocardio y rodeado por membranas del pericardio. Está separado por el septum en dos mitades, divididas a su vez en aurícula (parte superior receptora) y ventrículo (parte inferior propulsora).

Cada aurícula se comunica con su ventrículo por medio de unas válvulas: tricúspide, a la derecha con tres repliegues, y bicúspide, a la izquierda con dos repliegues.

Las aurículas reciben la sangre de las venas, que pasa a los ventrículos para ser expulsada por las arterias. Para que la sangre no retroceda existen las válvulas semilunares.

Ciclo cardiaco: es el latido completo del corazón. Consta de movimientos de contracción o sístole, y movimientos de relajación o diástole.

1/diástole auricular, las aurículas se relajan y se llenan de sangre procedente de las venas.

2/sístole auricular, las válvulas mitral y tricúspide se abren y la sangre pasa a los ventrículos.

3/sístole ventricular, se cierran las válvulas mitral y tricúspide y la sangre pasa a las arterias a través de las válvulas semilunares.

4/diástole ventricular, el corazón vuelve a relajarse y las válvulas se cierran para evitar que la sangre retroceda. Comienza un nuevo latido.

Vasos sanguíneos:

Son los conductores de la sangre por todo el cuerpo. Pueden ser de tres tipos: arterias, venas y capilares.

Arterias: transportan la sangre del corazón a los órganos corporales.

La presión o tensión arterial produce cierta distensión en las paredes arteriales, que ceden. Esta dilatación coincide con el pulso.

Las arterias se ramifican en arteriolas.

Venas: son los vasos sanguíneos que devuelven la sangre procedente de los órganos al corazón.

Las venas se ayudan de los músculos cercanos, que las masajean, y de la existencia de válvulas semilunares que evita el retroceso. Un mal funcionamiento de estas válvulas produce las varices.

Capilares: son los vasos sanguíneos que unen las arterias y las venas.

Forman una red de vasos que conectan las arteriolas y las vénulas.

Realizan dos funciones: intercambian nutrientes o desechos y oxigeno y dióxido de carbono.

La circulación sanguínea:

Es el proceso por el cual la sangre fluye continuamente por nuestro cuerpo.

La sangre, al circular, describe un circuito en forma de ocho. Se caracteriza por:

Es una circulación doble, la sangre se traslada por dos circuitos y pasa dos veces por el corazón. Uno forma la circulación menos y el otro forma la general.

Es un proceso completo, puesto que el septum evita que los dos tipos de sangre (oxigenada y no oxigenada) se mezclen.

Circulación menor

Lleva la sangre sin oxigeno del corazón a los pulmones y devuelve la sangre oxigenada desde los pulmones al corazón.

El lado derecho del corazón es el responsable.

Circulación mayor

Transporta la sangre oxigenada desde el corazón hasta los tejidos corporales y devuelve la sangre desoxigenada al corazón.

El lado izquierdo del corazo es l responsable, por eso es más musculoso.

La circulación por las arterias

La arteria aorta describe una curva y se ramifica conduciendo la sangre al cerebro, al corazón y a los brazos.

La arteria descendente suministra sangre a los riñones, al bazo, al hígado, al estomago y a los intestinos.

Además, la aorta atraviesa el diafragma y lleva sangre hacia las piernas.

De la aorta parten también las arterias que llevan la sangre a los músculos, huesos, piel, etc.

La circulación por los capilares

En los capilares, la sangre circula lentamente y, al estar provistos de esfínteres, se regula el paso de la sangre.

En el camino de retorno, los capilares de las arteriolas se reúnen en vénulas que se juntan hasta formar gruesas venas que llevan la sangre desoxigenada al corazón.

La circulación por las venas

La vena cava descendente recoge la sangre de la cabeza, de los brazos y de la parte superior del tórax.

La vena cava ascendente recoge la sangre de las piernas y vísceras. Esta sangre desoxigenada y rica en nutrientes circula por las venas cavas para llegar al corazón.

EL SISTEMA EXCRETOR

Consta de un conjunto de órganos encargados de eliminar del medio interno las sustancias residuales del metabolismo.

La excreción es un mecanismo homeostático que mantiene constante la composición del plasma sanguíneo y del resto de líquidos extracelulares. Por este sistema se excretan diversas sustancias y componentes de una dieta.

Principales vías de excreción:

Glándulas sudoríparas: A través del sudor, composición similar a la orina.

Hepático-biliar: A través de la bilis, se eliminan sustancias, como fármacos.

Tubo digestivo: A través de la saliva, principalmente.

Pulmonar: Se eliminan sustancias causantes del mal aliento.

Mamaria: A través de la leche, pueden eliminarse sustancias toxicas.

Renal: A través de la orina.

Sistema urinario

Sus principales órganos son los riñones, situados en la parte posterior de la cavidad abdominal.

Los riñones forman la orina y controlan el equilibrio iónico y osmótico de la sangre.

Anatomía de un riñón

Los riñones están cubiertos por el peritoneo y rodeados de grasa. Tienen forma de alubia, en cuyo borde interno se forma una hendidura llamada hilio renal, en la que entran los vasos sanguíneos y los nervios.

Cada riñón está formado por 1200000 nefronas que constan, cada una, de una capsula de Bowman. Dicha estructura encierra un nudo de capilares, el glomérulo, que continua por un túbulo dividido en: proximal, asa de Henle y distal. Los túbulos se unen y vacían su contenido para conducirlo al uréter.

Formación de la orina

La arteria renal riega los riñones a partir del glomérulo (filtración) y de una segunda red donde se reabsorben las sustancias que no deben ser eliminadas.

Como resultado la orina, un líquido compuesto por agua, glucosa, urea, aminoácidos, sales minerales y otras pequeñas moléculas. La orina realiza un recorrido hasta llegar a la vejiga, en la que se almacena hasta ser descargada por la uretra en un acto llamado micción.