Sistemas económicos

Economía de mercado. Evolución de las organizaciones económicas

  • Enviado por: Marian
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 4 páginas
publicidad
cursos destacados
Bolsa para principiantes
Bolsa para principiantes
Conoce cómo funcionan los mercados bursátiles y cómo aprovechar las diversas alternativas de inversión existentes...
Ver más información

Educación Financiera
Educación Financiera
Con el curso de Educación Financiera tienes al alcance de un video la experiencia y conocimiento del experto en...
Ver más información

publicidad

SISTEMAS ECONÓMICOS

La actividad económica es una actividad social, que necesita cierta organización y coordinación para que el conjunto de decisiones individuales no conduzca al caos y permita una utilización lo más racional posible de los recursos escasos.

En toda sociedad, sus miembros siempre han tratado de asegurarse su existencia mediante acuerdos que han configurado el sistema económico de dicha sociedad.

La producción, la forma de realizarla y la distribución han determinado el comportamiento humano en cada periodo histórico la forma en que se han organizado las sociedades y las instituciones de las que han dispuesto.

Un sistema económico es “ un conjunto coherente de estructuras que comprenden las relaciones económicas, sociales e institucionales y los elementos geográficos, técnicos y demográficos”.

Conocido el sistema económico y el régimen jurídico y político, se puede explicar la evolución de los fenómenos sociales, su origen y su naturaleza.

Los sistemas económicos, podemos identificarlos con el tipo de organización económica de cada sociedad, de modo que se pueden encontrar características que los definen.

  • La experiencia histórica. Se analizan las particularidades de la actividad, agrupando las características de las distintas formas de organización de las sociedades en períodos homogéneos.

Distintos sistemas económicos: Feudal, artesanal, capitalista, colectivista y cooperativo.

  • Las características esenciales de los fenómenos económico-sociales. Podemos diferenciar la organización económica identificándola con sistemas que se rigen por la costumbre, la autoridad central y el mercado.

  • Funciones de los sistemas económicos.

  • ¿Qué producir? Qué bienes y servicios han de producirse, y en que cantidad. Las sociedades han de decidir si deben producir alimentos o electrodomésticos, vehículos o medicamentos, fábricas o parques, etc. La estructura de la producción de un país muestra la respuesta que da esa sociedad a esta doble pregunta, es decir, qué bienes y en qué cantidad se producen.

  • ¿Cómo producir? Que recursos se van a emplear en producir los bienes y servicios , con qué técnicas se van a producir y quién los producirá. Cada una de la formas de producir exige unos conocimientos técnicos y emplea una combinación de recursos diferentes .

  • ¿Para quién producir? Quién va a disfrutar de los bienes y servicios producidos. En la medida en que los miembros de la sociedad tomen parte en los procesos de producción, se les debe corresponder una parte de lo producido, pero la sociedad debe decidir también si va a sacrificar eficiencia económica a favor de la equidad, para retribuir a aquellos individuos que no pueden trabajar.

  • 2. Diferentes sistemas económicos y rasgos diferenciadores.

    El tipo de sistema u organización económica, son los siguientes:

    - La costumbre. Las decisiones se toman con arreglo a las tradiciones que han originado una costumbre acerca de qué hacer, cómo hacerlo y para quién hacerlo. Se trata de un sistema tradicional. En las sociedades más primitivas, las tradiciones convertidas en costumbres han dado respuesta a las tres preguntas básicas, y los incentivos que se han establecido han estado dirigidos a cumplirlas.

    - La autoridad. Las decisiones las toma el gobierno que decide unilateralmente qué bienes y en que cantidad producirlos , cómo debe hacerse y en qué cantidad debe recibir cada uno bienes y servicios . Se trata de un sistema de planificación central.

    - El mercado. Según la técnica existente , se da respuesta a dichas preguntas mediante un sistema de economía de mercado. Ambos tipos de organizaciones económicas aparecen enunciados como sistemas puros, aunque ni las economías de planificación central ni las economías libres, existen de forma absoluta, ya que en la realidad económica totalmente libres existen de forma absoluta, ya que en la realidad económica nos encontramos con economías cuyo tipo de organización refleja soluciones intermedias o una combinación de ambas.

  • Sistemas económicos: diferencias

  • Economía de planificación central:

    En un sistema de planificación central, no existe más que un sujeto económico, el Estado, que asume el papel de coordinador de la economía.

    En las economías de planificación central no existe el mercado, ni la propiedad privada de los medios de producción, ni los empresarios . El Estado lo decide todo y es quien dispone de la propiedad colectiva de los medios de producción.

    Economía de mercado:

    En los sistemas económicos de mercado, la libertad de los individuos sólo está limitada por el respeto a la libertad de los demás. Los individuos deciden que bienes consumir y poseer de acuerdo con su renta, y a que tipo de trabajo dedicarse; y los empresarios son la figura central de la actividad productiva, ya que tienen libertad para realizarla.

    En las economías de mercado los precios coordinan y ajustan los planes individuales racionalmente, de manera que se producen los bienes y servicios que generan mayores beneficios, con las técnicas menos costosas, decidiendo los individuos como gastar su renta.

    El tipo de organización económica es muy parecido al que existió durante el siglo XIX y que conocemos también por sistema capitalista.

    Formas intermedias:

    Las economías de mercado han evolucionado con un proceso para resolver problemas que el mercado creo o no resuelve, relacionados con la eficiencia, la equidad, y la estabilización económica.

    Los problemas que el mercado crea: Las desigualdades en la distribución de la renta y la aparición de monopolios ante las imperfecciones del mercado.

    Entre los problemas que no resuelve el mercado tenemos: La producción de ciertos bienes y servicios en la cantidad suficiente, para garantizar toda la población su consumo, la inflación, el paro, el subdesarrollo, y la integración económica.

    Hoy las economías de mercado se conocen como economías mixtas, por la importancia creciente que ha adquirido el sector público. Las economías de planificación central fueron evolucionando hacia las economías de planificación central descentralizada, incorporando cierta liberación en las decisiones económicas para mejorar la eficiencia del sistema.

    En 1995, la mayoría de las economías de planificación central europeas habían abandonado el sistema de planificación centralizada y descentralizada, adoptando un sistema de economía de mercado o mixta.

    3. Evolución de los sistemas económicos.

    Las estructuras que definen un sistema económico se modifican rápida o lentamente, según las fuerzas que impulsen los cambios. Estas fuerzas pueden ser de tipo político, económico o social.

    3.1. Evolución de los sistemas económicos.

    La evolución que han experimentado los sistemas económicos está relacionada con las transformaciones sociales y los sistemas políticos que han impulsado los cambios. Dicha evolución podemos sintetizarla en las tres tipologías siguientes:

    Paso de un sistema a otro sin traumas o dificultades:

    Las fuerzas económicas son las que provocan dichos cambios .Esta evolución ha dado lugar alo que hemos llamado formas intermedias.

    Paso de un sistema a otro cuando hay incompatibilidad de estructuras:

    El paso del sistema feudal a la economía de mercado, y de éste a la Revolución Industrial, no ha estado exento de dificultades, tanto por incompatibilidad con las viejas estructuras , como por la revolución técnica con la llegada de la Revolución Industrial. No obstante, la pervivencia nos permite hablar de la evolución.

    Se producen importantes cambios económicos y técnicos, ideológicos y sociales, que a veces culminan con revoluciones políticas, como la Revolución Francesa.

    La Revolución Industrial trajo una forma diferente de producir y consumir a gran escala, de organización a la sociedad, e instauró la división del trabajo como garantía de supervivencia, consagrándose el mercado como mecanismo de intercambio.

    La producción en gran escala fue posible por la existencia de un volumen de capital acumulado en las etapas incipientes del capitalismo y de un contingente importante de mano de obra.

    La Revolución Industrial, sentó las bases de la economías de mercado o capitalismo moderno.

    La segunda revolución industrial, supuso el abandono del principio de libre competencia implícito en el sistema puro de economía de mercado, trajo consigo la expansión y concentración de la producción , la explotación de la colonias y el crecimiento de las desigualdades económicas y sociales, sobre todo en los países europeos con mayor nivel de atraso.

    Paso de un sistema a otro cuando hay incompatibilidad ideológica y entre los principios económicos que rigen el sistema:

    La aparición de las economías de mercado no ha estado exenta de convulsiones en diferentes países.

    Los cambios que se produjeron con el nacimiento del capitalismo o de las economías de mercado fueron los siguientes:

    • Cambios económicos: inicio de un proceso de concentración que hizo posible la producción y el consumo a gran escala; el liberalismo económico se instauró como principio en los mercados nacionales y en las colonias.

    • Cambios sociales: aparición de una clase social emprendedora, la burguesía, sin relación con la antigua nobleza, y de otra clase social en las grandes ciudades, el proletariado, que vendía su trabajo.

    • Cambios políticos: instauración de regímenes democráticos y de las libertades individuales con la construcción de regímenes parlamentarios.

    • Cambios técnicos: introducción de nuevas técnicas en la agricultura, la ganadería y la industria.