Sistemas de Recolección de frutos

Maquinaria. Recogida manual o mecanizada. Plataformas

  • Enviado por: Rolmaster
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 7 páginas

publicidad

Índice

  • Introducción. pag. 2

  • Sistemas de recolección. pag. 2

  • Tipos de máquinas. pag. 4

  • Resultados obtenidos. pag. 6

  • Criterios para elegir el sistema de recolección. pag. 7

  • Introducción.

    Desde el principio de los tiempos el ser humano se ha alimentado de frutos y bayas recogidas en el medio en el que vivía. A medida que ha evolucionado ha ido perfeccionando los medios de cultivo, e incluso las especies cultivadas.

    Sin embargo ha sido desde hace poco tiempo cuando se han introducido las máquinas de recolección, con el matiz de que estas máquinas están destinadas solo para el uso industrial, ya que la fruta con destino a consumición en fresco en mesa sufriría algunos daños no permisibles, haciéndola perder valor.

    Así hoy en día las tendencias a la hora de seleccionar un equipo de recolección se basan en:

    - Disponer de la capacidad de trabajo necesaria que permita recolectar aprovechando correctamente el tiempo disponible, según los distintos tipos de especies y variedades.

    - Minimizar los costes de recolección, considerando, además los gastos de funcionamiento del equipo, las inversiones necesarias y el número de horas de utilización anual.

    Sistemas de recolección.
    El sistema de recolección esta condicionado al tipo de fruta recolectada, tenemos los siguentes tipos:

    • Recolección manual.

    También llamada tradicional, realizada por operarios que se desplazan alrededor del árbol con un recipiente que vacían en cajas o palots.

    La fruta de las zonas altas se recoge con la ayuda de escaleras,

    • Recolección mecanizada.

    Aunque se sigue haciendo de forma manual los operarios acceden a la parte alta de los árboles sobre plataformas autopropulsadas.

    Existen tres tipos de plataformas:

    - Individuales.

    - Múltiples.

    - Con cintas transportadoras.

    • Recolección mecanizada mediante vibradores.

    Se usan principalmente para la recolección de aceituna y frutos secos, también para otras frutas con destino industrial. Recogiendo a mano la fruta que puede alcanzarse fácilmente, dejando el resto para su recolección mecánica. Tiene muy poca implantación en fruta dulce.

    • Recolección de plantaciones de alta densidad.

    Puede abordarse mediante la utilización de tractores zancudos. Tiene muy poca difusión en España.

    • Recolección robotizada.

    Las nuevas tecnologías han permitido el desarrollo de prototipos avanzados de robot para la recolección de manzana y cítricos, suponiendo siempre una gran dificultad técnica.

    Tipos de máquinas.

    Actualmente se comercializan diversas marcas tanto de fabricación nacional como de importación, abarcando desde los modelos más sencillos hasta los más complejos.

    Plataformas individuales ó cestas.

    Están constituidas por un pequeño habitáculo elevable en el que puede ubicarse un solo operario. Está acoplado a un brazo articulado de accionamiento hidráulico, puede hacer movimientos horizontales y verticales, permitiendo al operario llegar a todas las zonas, incluyendo las más inaccesibles.

    El brazo posee un chasis autopropulsado que facilita el desplazamiento por la calle, la cesta puede girar 360 o 180 grados.

    Plataformas múltiples o colectivas.

    Son propulsadas hidrostáticamente, las bombas utilizadas son de pistones axiales y caudal variable, permiten ubicar unos ocho operarios, y los palots. Están constituidos por dos plataformas, una delantera fija, y una trasera elevable hidrostáticamente hasta 2,5m.

    Plataformas múltiples con cintas transportadoras.

    Máquinas que difieren de las dos anteriores en cuanto a su incorporación de cintas transportadoras situadas a diferentes alturas, sobre ellas los operarios depositan la fruta recolectada.

    Un sistema de alimentación central recoge la fruta de las cintas hasta un mecanismo de llenado automático de recipientes de carga (palots) situado en la parte trasera de la máquina.

    El sistema de llenado hace girar el palot para que la fruta que carga en su interior ocupe todo su volumen, y la altura de caída sea la menor.

    Las cintas transportadoras son regulables, permitiendo la adaptabilidad a la posición de los operarios.

    Resultados obtenidos.

    Atendiendo a la maniobrábilidad y desplazamiento de las plataformas de recolección el CEMA (Centro de Mecanización agraria) viene realizando ensayos:

    • De determinación del radio de giro

    • De determinación de las velocidades máxima y mínima de avance.

    En cuanto a la seguridad, se realiza un ensayo de estabilidad al vuelco, y un ensayo de carga estática sobre la máquina.

    Se pruebas en campo para determinar:

    • Producción recolectada (Kg).

    • Tiempo de ensayo (horas).

    • Nº de operarios recolectores.

    • Productividad horaria por operario (kg./operario y hora.).

    • Superficie recolectada (ha).

    • Capacidad efectiva de trabajo (ha/h).

    Criterios para elegir el sistema de recolección.

    A la hora de elegir el sistema de recolección habremos de tener en cuenta varios factores:

    • Extensión de terreno a recolectar.

    • Producción por hectárea.

    • Tipo de frutos a recolectar.

    • Destino de la producción.

    La recolección manual puede ser adecuada para explotaciones familiares sin fines comerciales, y en determinadas condiciones (mano de obra barata) puede ser el método empleado.

    La inclusión de maquinaria en la recolección incrementara el coste por unidad recolectada, lo que hace que solo sea rentable a determinadas cantidades de producción global.

    Es importante que a la hora de realizar la siembra o plantación se tenga en cuenta el sistema de recogida que se va a utilizar, para dimensionar filas, cabeceras etc... y facilitar la posterior recolección.

    Las múltiples posibilidades de cultivos, precios, producciones, disponibilidad de mano de obra, etc... hace que la elección abarque varios métodos, y la decisión final se tomará (principalmente) atendiendo a motivos económicos.

    Otro punto a tener en cuenta es el uso alternativo para el que algunas máquinas pueden ser empleadas, por ejemplo, algunos equipos pueden ser usados también para realizar las labores de poda.

    6

    7