Sistema nervioso autónomo

Nervios motores. Respuesta involuntaria. Sistemas simpático y parasimpático. Ganglios

  • Enviado por: Lalonzio
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

Sistema Nervioso Autónomo.

Sistema nervioso autónomo

Es conocido también con el nombre de sistema nervioso vegetativo.

Definición: Parte del sistema nervioso periférico que incluye todos los nervios motores involuntarios. Todo lo que el humano hace sin una decisión previa de hacerlo es controlado por el SNA (como respirar o hacer latir el corazón) Se divide en las dicisiones simpática y parasimpática. Ambos difieren entre sí por el área desde donde emergen las fibras pregangliónicas, por la cercanía de esos ganglios con respecto al órgano hacia el cual se dirigen, por el neurotransmisor que regula a dicho órgano y por sus funciones.

Envía impulsos al corazón, músculos estriados, musculatura lisa y glándulas. El sistema vegetativo controla la acción de las glándulas; las funciones de los sistemas respiratorio, circulatorio, digestivo, y urogenital y los músculos involuntarios de dichos sistemas y de la piel. Controlado por los centros nerviosos en la parte inferior del cerebro tiene también un efecto recíproco sobre las secreciones internas; está controlado en cierto grado por las hormonas y a su vez ejerce cierto control en la producción hormonal.

El sistema nervioso autonómo se compone de dos divisiones antagónicas. El simpático (o toracolumbar) estimula el corazón, dilata los bronquios, contrae las arterias, e inhibe el aparato digestivo, preparando el organismo para la actividad física. El parasimpático (o craneosacro) tiene los efectos opuestos y prepara el organismo para la alimentación, la digestión y el reposo. El simpático consiste en una cadena de ganglios (grupo de neuronas) interconectados a cada lado de la columna vertebral, que envía fibras nerviosas a varios ganglios más grandes, como el ganglio celíaco. Estos, a su vez, dan origen a nervios que se dirigen a los órganos internos. Los ganglios de las cadenas simpáticas conectan con el sistema nervioso central a través de finas ramificaciones que unen cada ganglio con la médula espinal. Las fibras del parasimpático salen del cerebro y, junto con los pares craneales, en especial los nervios espinal y vago, pasan a los ganglios y plexos (red de nervios) situados dentro de varios órganos. La parte inferior del cuerpo está inervada por fibras que surgen del segmento inferior (sacro) de la médula espinal y pasan al ganglio pélvico, del cual parten los nervios hacia el recto, la vejiga y los órganos genitales.

Conclusión: El sistema nervioso autónomo y sistema nervioso vegetativo, controla todas aquellas funciones involuntarias del cuerpo, es decir aquellas que el ser humano realiza sin una previa decisión. Algunas de estas funciones pueden ser: respirar, los movimientos del corazón, acciones de las glándulas, sistema circulatorio, sitema digestivo, etc.