Sistema mundo mundial

Surgimiento del sistema mundial. Geocultura actual. Neoliberalismo. Neoconservadurismo. Siglo XX y Norteamérica. Potencias hegemónicas mundiales

  • Enviado por: Mimi
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 62 páginas
publicidad

SISTEMA MUNDIAL Y COMUNICACIÓN

Universidad de Alicante

SISTEMA MUNDIAL Y COMUNICACIÓN

    • ÍNDICE

HISTORIA RECIENTE DEL SISTEMA MUNDIAL

Introducción: Un sistema mundo mundial 2

Principales diferencias del sistema actual con los anteriores

2000 años de historia: Antes de Europa, Europa y EE.UU.

Tendencias básicas: El juego global

Dos variantes de la geocultura: de los neoliberales a los neoconservadores 11

El siglo americano (S.XX) 12

China 15

Cultura global 21

El modelo de comunicación

¿Cultura de masas global?

SISTEMA MUNDIAL Y COMUNICACIÓN

DESMONTANDO EL ESLOGAN DE CNN: “ESTÁ PASANDO, LO ESTÁS VIENDO” 24

Distracción

Manipulación

Los dos sistemas (informativo y mundial)

Comentario de textos 28

El poder mediático, Ignacio Ramonet

Comunicación contra información, Ignacio Ramonet

La mendicidad de los medios y el arte del autoengaño, Dave Edwards

El modelo de propaganda: una perspectiva, Dave Edwards

Medios y atentados terroristas de NY 11-S, Madrid 11-M y Londres 7-Jl 34

Estrategias comunicativas

Comunicación: Diferencias locales

New York

Madrid

Londres

Artículo La guerra más allá de la guerra (y los medios de distracción masiva), de Antonio Méndez Rubio. 38

DESIGUALDAD Y COMUNICACIÓN 48

Obstáculos que se oponen al advenimiento de las sociedades del conocimiento compartido. Koichiro Matsuura 54

Algunos datos 55

Referencias bibliográficas

SISTEMA MUNDIAL Y COMUNICACIÓN

HISTORIA RECIENTE DEL SISTEMA MUNDIAL

“El capitalismo no puede derrumbarse; es el estado natural de la sociedad. La democracia no es el estado natural de la sociedad. El mercado, sí.” Alain Minc en Ramonet, Pensamiento único y nuevos amos del mundo. En Cómo nos venden la moto, Chomsky y Ramonet. 1995.

Immanuel Wallerstein, Andre Gunder Frank, Samir Amin son autores que apoyan la idea de que las partes se entienden por su relación con el todo. Intentar entender una parte sin entender el todo en el que se inserta conduce inevitablemente a la no comprensión de la parte. Obviamente es importante conocer la especificidad de la parte, pero no hemos de olvidar el todo. Por eso pretendemos aquí presentar unos breves apuntes sobre la historia reciente del sistema mundial.

  • Un sistema mundo mundial.

Siempre ha habido sistemas mundo. Los mayas, los aztecas y los egipcios de tiempos de los faraones eran sistemas mundo. Pero el sistema en que vivimos es el primer sistema mundo que además es mundial. Y se hizo mundial probablemente antes del S. XIX. “[La burguesía] recorre el mundo entero. Necesita anidar en todas partes, establecerse en todas partes, crear vínculos en todas partes.” 1 La mal llamada globalización es en realidad la lógica inherente al sistema que conocemos, dado que necesita el desigual intercambio entre las partes, necesita nuevos mercados a los que vender sus excedentes. La expansión es un pilar básico del desarrollo, sin embargo, “la incorporación de nuevas zonas como forma de resolver la crisis ha dejado de tener la funcionalidad que tuvo en anteriores recuperaciones: ya no están disponibles.” 2

Principales diferencias del sistema actual con los anteriores:

La lógica del sistema es la acumulación incesante de capital, esto es, reinvertir en vez de acumular para multiplicar el beneficio. Y es que al fin y al cabo lo que se persigue es eso, el máximo beneficio posible. Por eso asistimos a una renovación continua de la técnica que permitirá producir más productos a menos coste y es importante el papel que juegan las nuevas tecnologías. El beneficio no es la única lógica, pero es importante e influye en cuestiones determinantes. Schumpeter apuntó que las innovaciones tecnológicas tienden a concentrarse cuando el ciclo económico mundial empieza a caer. Se refiere a los ciclos Kondratiev, que tienen una media de 50 a 60 años de duración. Pero debemos plantearnos si esto seguirá así. En el ciclo actual llevamos 20 años de retraso. El ciclo está en su fase de recesión cuando, según esta teoría de los 50 años, debía llevar 20 en expansión. También hay procesos cíclicos de menos tiempo que varían en función de cada estado o región y los llamados ciclos logísticos de unos 200 o 300 años.

Otra característica de este sistema es la polarización. Porque siempre ha existido desigualdad de todo tipo (De género, de derechos, económica, etc.) pero nunca se había dado de manera tan pronunciada la tendencia a que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres, más pobres (Ver Economic Journal, January 2002 o World comisión on the Social Dimension of Globalization, A Fair Globalization Creating Opportunities for All -Geneva, International Labour Organization, February 2004) Por eso también podemos hablar del concepto de pauperismo. En los siglos pasados existía pobreza colectiva causada por pandemias, catástrofes naturales, malas cosechas, etc. Y pobreza individual: La de viudas, enfermos, huérfanos y ancianos. Actualmente no hace falta que se den ninguna de esas peculiaridades para que asistamos a la pobreza extrema de los cuatro quintos de la humanidad. Mejora la economía global, aumenta por tanto el nivel de rentas, pero aumenta el número de pobres. El reparto de riquezas es cada vez más desigual, aunque haya más riqueza.

Y como última característica propia del sistema, la más diferenciadora, comentaremos la legitimación de las actuaciones del poder. Hay que justificar, que legitimar, cualquier acción que se lleve a cabo por motivos predominantemente de benéfico económico y camuflarlos bajo motivos de beneficio social. A partir de 1942 se seguía yendo a América para evangelizar. Presentados como cooperación en la investigación universitaria e intelectual que pretendía de cara al escaparate el estudio sociológico de los conflictos sociales y sus orígenes, con proyectos como Camelot, Agile, Simpático o Marginalidad, “se neutralizó entre otras a la intelectualidad latinoamericana cada vez más proclive a adoptar posiciones de confrontación directa (incluso armada)” 3 Proyectos como Camelot han sido presentados como cooperación de Estados Unidos con países diversos y sus universidades para ayudar en la resolución de conflictos internos. Se buscaba la marginación de los sectores más radicales de la insurrección y el estudio de esta para neutralizarla, como se hiciera en el interior de su propio país con la Panteras Negras. Camelot facilitó intervenciones en diversas regiones (Cuba, Yemen, el Congo Belga, Chile con el derrocamiento de Allende, etc.) El proyecto fue denunciado en Chile por Johan Galtung. Hemos de preguntarnos si estos proyectos tienen herederos. Y como último y más reciente ejemplo de legitimación y ocultamiento mediático de los intereses reales podemos mencionar la guerra contra Irak (la segunda) vendida en un primer momento como guerra ideológica y cuya única y legítima pretensión era la de instaurar la democracia el más puro estilo occidental en el país.

La tabla a continuación representa los países que en los últimos mil años han tenido la hegemonía mundial o lo intentaban. Génova y Venecia aparecen entre paréntesis porque su papel hegemónico no ha estado muy claro.

  • 2000 años de historia:

Antes de Europa, Europa y EE.UU.

Hemos visto que la economía evoluciona por procesos cíclicos. Al igual que ésta, también la hegemonía mundial ha ido cambiando a lo largo de la historia.

Remontándonos a los tiempos en el que la ruta de la seda era el sistema de comunicación -rudimentario- pero efectivo a nivel mundial (excepto el continente americano, claro) encontramos 2000 años de historia en los que el centro hegemónico oscilaba entre la India, China y los Califatos Árabes. Se viene abajo en 1492, con el descubrimiento por parte de estos continentes y el europeo del americano. Podemos utilizar esta fecha como simbolización del inicio del colonialismo europeo que funcionó aproximadamente 500 años.

A causa de una crisis en el centro (India - China - Califatos) y de la llegada masiva de oro y plata a Europa, el centro cambia. Esta etapa acaba en 1945 (Fecha simbólica) y el centro pasa ahora a ser EE.UU. Pruebas claras de ello son la creación de la ONU, la OTAN, Bretón Woods y el Banco Mundial en función de sus intereses. Es el viejo orden mundial.

A pesar de ser vendido como choque ideológico, la guerra fría entre Occidente y el Este era un conflicto con el que se pretendía solucionar quién mandaba a nivel mundial y quién dominaba qué territorios (Decidido en Yalta) Como fecha simbólica del inicio de la guerra fría podemos dar el año 1945. Y respecto a la comunicación, lo más representativo es que este es el inicio del uso sistemático de la propaganda política.

En este viejo orden mundial la destrucción mutua era factible, tanto la URRS como los Estados Unidos habían hecho cálculos sobre las consecuencias de utilizar armamento nuclear contra el otro.

A nivel mundial, la ideología era clara, uno podía posicionarse a favor de uno u otro bando. Pero la ideología de la URSS se desprestigiaba en el interior mismo, a pesar de predicar igualdad, la burocracia soviética (nomenclatura) tenía mejores condiciones de vida que la clase trabajadora. Además, la situación mundial flaqueó con la crisis ideológica del 68 y la crisis económica (petróleo) del 73 y la URSS no supo adaptarse a los cambios. Además, tal y como demuestra la teoría económica de Samuelson sobre cañones y mantequilla, si se produce armamento necesariamente debe disminuirse la cantidad de alimentos producidos. En EE.UU. se producía una cantidad de armamento tal que obligaba a la URSS a hacer lo mismo por lo que disminuía el alimento y la gente en el interior del país sufría aún mayor descontento.

A partir de 1945, y con Europa destrozada por la 1ª Guerra Mundial, Estados Unidos se proclama potencia hegemónica: “Hay una nueva religión en el mundo y esa religión se llama América” Bush I. Asistimos a un flujo de capitales entre este país, Japón y Europa que, para reconstruirse, compraba lo necesario a Estados Unidos. Así, con el Plan Marshall, se enriquece aún más y se afianza su supremacía económica. Por lo general, a nivel mundial, hay una mejora en educación, sanidad y empleo.

España quedó excluida de este plan de reconstrucción a causa del franquismo. De hecho, hasta 1953, se auto-excluyó y no había embajadores de España en el mundo ni se mantenían relaciones con otros países. A partir de este año los Estados Unidos sí destinaron fondos a España. Franco se había declarado anti comunista y proclamaba su rechazo hacia la Unión Soviética.

Hoy en día los flujos de capitales dominantes son Norte - Sur. Y por lo general sucede lo mismo, el Norte utiliza la materia prima del Sur y se la vende manufacturada.

El petróleo generó mucho dinero y los bancos crearon los petrodólares para que los países pagasen sus deudas y no hubiese ningún país en bancarrota. Esta situación era insostenible, se crearon burbujas financieras que desembocaron en la crisis del petróleo de 1973. Además de las burbujas financieras, los países se enriquecían produciendo armamento para combatir en los conflictos de baja intensidad y traficar con él. Se vendía el armamento de manera legal hasta que se le perdía el rastro y se vendía a guerrillas, etc. de manera ilegal. Esta situación genera mayor pobreza, la desigualdad entre países y personas es cada vez mayor. La economía rusa cae en picado con la crisis del petróleo.

Se puede decir que la guerra fría termina con la unificación de Alemania. Y con ella, finaliza también el viejo orden mundial. 1989 es la fecha d la caída del Muro de Berlín y 1991 el golpe de Estado en la URSS de Yelsin Contra Gorbachov y en diciembre de ese mismo año se desmantela finalmente la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

En cuanto a comunicación, hemos de destacar de este viejo orden mundial los mecanismos de propaganda: Agitpro, agitación y propaganda; The United States Information Agency, USIA, es un elemento de propaganda en tanto que supone la versión de un solo país ofrecida a los demás (Por tanto, parcial y limitada) y es que “la propaganda es a la democracia lo que la cachiporra al estado totalitario” 4

Después asistimos a un breve período, la “globalización”, de 1989 a 1991 en el que el “pensamiento único” se hizo único. “La sociedad mundial ha entrado en una forma de imperialismo que no es sólo cuestión de un gobierno sino que lo es de un sistema, el de un capitalismo financiero multinacional e intergubernamental a la vez. No se tolera ninguna resistencia al orden así impuesto" 5

EE.UU ya no tiene enemigo. Fukuyama recupera a Hegel y su dialéctica de ideas y habla del fin de la historia. En julio de 1989 publica su ensayo ¿El fin de la historia? que genera controversia. La idea es difundida por los medios de comunicación como imagen representativa de la época y esa imagen no sólo mereció un amplio debate en los círculos intelectuales de Europa y Estados Unidos, también alcanzó el rechazo casi absoluto de la izquierda, la derecha y el centro. Denuncian su equivocada interpretación de Hegel y ponen en entredicho su hermenéutica de la segunda mitad del S.XX.

En este momento la potencia hegemónica indiscutible necesita un enemigo, necesita legitimación ante el mundo. Esta necesidad de enemigos explican la aparición y el éxito de libros con tan poco fundamento empírico como “El choque de las civilizaciones”, de Huntington. Tras la ruptura del viejo orden, Bush I busca un “nuevo orden mundial” en el que los EE.UU, como potencia hegemónica mundial, estuviese también legitimada para propagar e imponer el americanismo en el mundo y utilizar a los demás países en función de sus intereses. Camufladas de sentido misionero, se buscan relaciones de explotación y dependencia que perpetúen el poder de este país. Muchos norteamericanos, sobre todo las élites del poder, creen realmente en su “destino manifiesto” en lo que respecta a su papel mundial. ”El destino manifiesto (Manifest Destiny) fue acuñado en 1845 por el periodista John O'Sullivan para justificar la anexión de México y el imperialismo norteamericano. Ya en 1900 explicaba el senador por Indiana, Albert Beveridge: "Dios designó al pueblo norteamericano como nación elegida para dar inicio a la regeneración del mundo". Esa ideología estuvo siempre viva en la derecha norteamericana y fue saludada muchas veces por George Bush padre e hijo. Se hace continua referencia a "nuestra superioridad moral" para justificar las invasiones político-militares por el mundo, que ahora se convierten en una lucha entre los "civilizados" (nosotros) y el resto ("O con nosotros o con el terrorismo"). Ha sido, como se ha dicho, una constante, algo que no ha cambiado en los últimos años, unida a la idea de Pueblo Elegido siguiendo el modelo del pueblo judío.” 6

Buscando enemigos se inicia la guerra de Vietnam por algo falso. Fue la primera guerra televisiva y comunicativamente se perdió (Opinión mayoritaria en el departamento de defensa de los Estados Unidos) Sin embargo, la I guerra del Golfo, iniciada en enero de 1991 con dudosa justificación como la anterior, se ganó comunicativamente y asistimos a una manipulación mediática descarada que será comentada con más detalle más adelante. A partir de estas guerras televisivas se instaura la idea de que todo lo que sucede que es importante se graba. También se vive el efecto CNN, si algo es internacional, aparece en CNN. Aunque Alyazira se convierte en importante alternativa a CNN. Esa I Guerra del Golfo fue la prueba de que se había iniciado el nuevo orden mundial que Bush y su asesor de seguridad nacional, Scowcroft, deseaban. 7

Podemos decir que el neoimperialismo se inició, como fecha nuevamente simbólica, el 11 de Septiembre de 2001.

Al igual que sucediera con el ataque a Pearl Harbur, el atentado contra las Torres Gemelas y el Pentágono legitima la posterior invasión de Irak ante la opinión pública. En realidad, no se descubre la relación que pueda tener Irak con el grupo terrorista y los informes oficiales de la ONU y de Estados Unidos desmienten la existencia de armas de destrucción masiva. Esto, sumado al conocimiento que es más que probable tuviese el pentágono de la existencia de Bin Laden, al hecho de que en Project for a New American Century* se hablase de la necesidad de la consecución de un papel hegemónico mundial que legitimase la expansión económica del país y la imposición de sus modelos ideológico-económicos y a la construcción de un oleoducto que atravesaría Irán y cuyos derechos Irak hubiese vendido a empresas brasileñas y, después de la invasión, pertenece a empresas estadounidenses, nos hace pensar que el atentado fue algo esperado para legitimar lo que se venía planeando desde hacía tiempo. Apuntar aquí que China también se interesó por el oleoducto e intentó comprarlo.

*: The Project for a New American Century es un escrito de la élite política neoconservadora de los EE.UU. a finales del siglo XX donde planifican el papel del país como potencia hegemónica mundial en el siguiente siglo.

  • Tendencias básicas (El juego global):

  • Estructura: Jerarquía centro - periferia con potencia hegemónica. Esto es lo que se venía comentando en el primer punto. Unos países tienen capacidad de comunicar y expandir sus ideas, otros no. Siempre ha habido países con tendencia hegemónica, con capacidad de satisfacer sus intereses sin necesidad de recurrir continuamente a las armas.

  • Proceso de expansión. Se busca formar un único sistema mundial con el imperialismo, etc. Actualmente, vivimos en un sistema mundial cuya característica principal para la perpetuación es la desigualdad entre estados.

  • Procesos cíclicos en la economía y la hegemonía. Desarrollado en los puntos anteriores.

  • Procesos de legitimación con los que se intentan hacer -o mejor, mostrar- presentables las actividades del centro respecto a la periferia.

  • Dos variantes de la geocultura: de los neoliberales a los neoconservadores

Los neoliberales tienen como interés principal la economía global (determinante en última instancia) y el PIB estatal y otras macromagnitudes, como la inflación, pero perciben el estado como un problema que hará crónica la pobreza, impedirá que se termine con el paro, etc. Sin embargo, para los neoconservadores el predominio no es de la economía sino de la política, el Estado es un bien si se tiene acceso a sus bienes y beneficia a sus empresas. No les importa el PIB, sino sus propias acciones. Creen en el intervensionismo estatal en la economía y la vida pública en contraposición con el lassaiz faire de los neoliberales. El intervencionismo económico pone su énfasis en la economía petrolera (y delimitación de las políticas medioambientales en general), de infraestructuras y servicios y el énfasis en lo social está en políticas homófobas, contra las libertades de las mujeres y racistas así como medidas ultraconservadoras: Limitación e incluso prohibición del divorcio, aborto, eutanasia, etc. (En Estados Unidos, donde la derecha cristiana es uno de los grupos más influyentes en el gobierno así como las empresas mejor establecidas que acceden al beneficio al margen del mercado y los militaristas.)

Los neoliberales creen que los pobres son una lacra social que hay que combatir porque ralentizan el crecimiento económico (no consumen) y buscan un equilibrio social aunque su meta sea el enriquecimiento. Los neoconservadores creen que la desigualdad es algo natural. Son elitistas, ellos ocupan las altas esferas sociales y manejan los recursos económicos y estatales para su propio beneficio sin importarles el resto de grueso social. Dan por hecho la existencia de desequilibrio y sacan el mayor provecho posible de ello.

Esta corriente neoconservadora es muy reciente, sus primeros documentos datan del 1996.

  • El siglo americano (S. XX)

En una primera fase que podemos enmarcar de

1945 a 1973 la economía subía en el país e imperaba la idea de que el Estado era la respuesta a los desequilibrios, no el problema. Ya fuera fascista, soviético o social democrático, no había dudas sobre la intervención estatal. Se creía en el reformismo racional, una intervención racional para la mejora de las cosas. Otra característica de este siglo es la final secularización y la exaltación de la ciencia empírica como reveladora de las verdades que debían considerarse absolutas. Se conocían ciertos comportamientos de la ciencia para obtener intereses comerciales, pero no calaban tanto a nivel social como en la fase posterior, en la actualidad.

En esta primera fase, Estados Unidos tiene la hegemonía mundial y sus logros son Breton Woods en materia económica, la ONU en lo político y la OTAN en lo militar. También hay una alianza militar anterior al 46, ANZUS, que engloba a Australia, Nueva Zelanda y EE.UU. Los retos de la potencia son la URSS, que ya hemos comentado en páginas anteriores, y Japón, que pudo ser una alternativa a los EE.UU pero cuya expansión se fundamentó en una burbuja inmobiliaria que explotó y se llevó los bancos con ella. Otros problemas con los que se enfrenta a un nivel más local son los negros y su inserción total en la vida social. Las clases medias son las que salen favorecidas a nivel mundial, pasan a ser las clases dirigentes de los nuevos estados que se van configurando con la descolonización en la periferia.

Como hemos visto, los Estados Unidos vence a la URSS y obtiene una indiscutible hegemonía militar (Armamento muy superior a cualquier otro país) y en lo político pretenden hacer frente a la ONU con la Unión de democracias donde entrarían los países que decidiesen. Este intento fracasó. Aún así podemos decir que EE.UU. actúa a su voluntad si tenemos en cuenta que es el país con mayor deuda externa del mundo, el que más acuerdos mundiales ha incumplido (Por ejemplo, Kioto con la estratagema de la compra venta de derechos de emisión a países pobres), ha entrado en guerra contra Irak a pesar de la oposición -que asociaciones como Human Rights califican de cobarde, poco firme y quizá más que de oposición se trate de colaboración- de la ONU, etc. (http://www.hrw.org/spanish/inf_anual/2005/irak.html)

A partir de 1973 la economía cae y surgen organizaciones no estatales como las ONG's, asociaciones que exaltan determinadas culturas (etnicismo), movimientos neoliberales, etc. Tradicionalismos fundamentados en la idea de que las cosas siempre han sido de una manera y no deben cambiar, fundamentalismos e integrismos. La diferencia entre estos dos estriba en que el fundamentalismo es una lectura literal de los textos sagrados mientras que el integrismo es la pretensión de que la religión en la que uno cree tenga reflejo en las decisiones políticas.

En esta era posmodernista se cree que cualquier planteamiento ha de ser deconstruido y así se genera una desconfianza ante la ciencia como producto y como actividad. Hay particularismos, los intereses que se defienden son cada vez más particulares en vez de ser globales (Aquí en el Estado Español, con el Plan Hidrológico Nacional, Valencia critica que Cataluña no quiera hacer un trasvase para darle agua sin embargo no acepta hacer un trasvase para darle agua a Alicante...: Cada uno defiende sus propios intereses particulares.) En general hay una desorientación ideológica, antes podías posicionarte en uno u otro bando, ahora todo es más abstracto: “El neoliberalismo actual es el corpus conceptual del cibercapitalismo y nos envuelve desde que nacemos con un modelo mental, con una determinada explicación del mundo, incluida la idea de que no hay alternativa posible a sus planteamientos o de que es la menos mala de las alternativas, y con un conjunto de reglas y normas de comportamiento. Con él podemos ser críticos, marginales, revolucionarios, sumisos, rebeldes o solidarios sin que ello implique ninguna modificación en las relaciones de poder ni en el reparto de la riqueza; podemos “ayudar” a los demás desde nuestra comodidad; podemos satisfacer nuestras necesidades básicas (alimentación, sexo, protección frente al entorno, poder o compañía) con engañosa facilidad; y podemos aplacar nuestra conciencia sin necesidad de perder esa posición de bienestar en el mudo.

El estado del bienestar que nos muestra el neoliberalismo provoca que los que lo anhelan sean capaces de dar su vida o su cultura por entrar en él sin necesidad de obligarles por la fuerza, y que los que ya estamos en él lo consideramos irrenunciable. El neoliberalismo que lo sustenta y lo promueve actúa como una metaideología con su propia metaestructura. Como metaideología da la sensación de estar al margen de las ideologías, de no ser responsable de las injusticias que ocurren en el mundo, y como metaestructura parece estar fuera de las estructuras y las dinámicas sociales establecidas y ahí, en ese aparente no estar, radica su fuerza y su poder, su capacidad para no ser visto ni tenido en cuenta, para escabullirse de análisis y posibles ataques, pero la realidad es que está incrustado en cada ser humano, se ha infiltrado en la cultura individual a través del aprendizaje de valores, ideas, sentimientos, formas de comportarse,,... y, por tanto, es un elemento determinante y siempre presente en las tomas de decisiones y actuaciones de las personas y de las estructuras sociales, un elemento que no necesita de pesados y anticuados ejércitos ni policías para su expansión en nuestra cibersociedad.” 8

Entonces entramos en una segunda fase que podemos enmarcar de 2000 a 2005 en la que EE.UU sigue siendo potencia hegemónica (A pesar de tener como posible competidora a China) Como queda claro en The Project for a New American Century, la pretensión de la clase dirigente del país es el unilateralismo: Ser jefe supremo del mundo para imponer sus propias reglas del juego sin tener en cuenta qué le pueden aportar otras culturas. Pero como hemos visto, los neoconservadores suponen una derechización integrista en el interior del país y la desigualdad interna se traduce en inestabilidad del mercado que a su vez crea más desigualdad adentrándose así en un círculo vicioso sin aparente retorno si se continúa sin implantar políticas sociales y se hace más bien lo contrario. Y en la periferia se enfrenta con populismo y alguna dictadura.

    • CHINA

“El orgullo occidental no concibe que los chinos se consideren el centro del mundo. Pero China, no menos orgullosa que Occidente, ha vivido más de veinte siglos siendo el Reino del Centro -esto es lo que significa su nombre en chino- y pensando que los demás eran pueblos bárbaros. A mediados del S. XIX, algunos de esos pueblos bárbaros, las potencias occidentales, derrotados al poder celestial inaugurando lo que los chinos llaman el siglo de la gran humillación, que sólo concluiría con el triunfo de Mao Tse-Tung en 1949” 9

China milenaria (Mentalidades):

En España podemos considerar como ejemplo de la primera manifestación nacionalista la reacción de los españoles ante la invasión napoleónica de 1808. Sin embargo China es un país con casi 5.000 años de historia como civilización. Por tanto su concepción del tiempo es diferente a la occidental, lo plantean con una perspectiva mucho mayor. Además de ésta, hay otras características diferenciadoras claras: El sujeto de estudio para la sociología es la familia, no el individuo. La familia es algo supremo para los chinos, al igual que el resto de tradiciones, costumbres y contactos. Es importante a quién se conoce. De hecho, este tradicionalismo rige gran parte de la vida social y jurídica -apenas hay abogados-. En el año 550 a.C. se asientan las bases del concepto de jerarquía con los escritos de Confucio. Hoy en día el concepto de jerarquía está muy interiorizado.

China es un país que tenía un avance en cuanto a invenciones con 9 siglos de adelanto respecto a occidente (papel, pólvora, etc.). 10

También tenía capacidad imperialista (Las naves del explorador Zheng eran mucho mejores que las de colón) Pero el gobierno decidió frenar estas tendencias en el S. XV en aras del bienestar social. Aun así, pruebas recientes parecen probar la posibilidad de que el “descubrimiento” de América fue obra de un chino, Zheng He, y no de Colón. 11

Un país, dos sistemas:

Lao Tze Zung escribe sobre el Yin Yang: Dos principios opuestos que forman el todo (Tao) En el interior de cada principio se encuentra la semilla del otro, y así la contradicción convivirá eternamente. Podemos leer sobre este concepto en numerosa literatura clásica china. También en la obra de Mao Dsedong “Sobre la resolución de contradicciones en el seno del pueblo” donde se hace explícita la imposibilidad de la resolución de contradicciones. Por eso, en lo referente a sistema político, no necesitan legitimación ninguna, declaran abiertamente que el crecimiento exige una renuncia a la igualdad social y así, durante siglos, observamos tendencias claramente diferenciadas de liberalismo y comunismo, están dispuestos a ser capitalistas y comunistas. Podemos por tanto trasladar el concepto del Yin y el Yang a la historia económica del país desde 1949 con la sucesión del libre mercado o el mercado de Estado. Estos períodos diferenciados sufren un punto de inflexión en 2003, en este momento se crea el XI Plan Quinquenal con pretensiones igualitarias, pero realmente no se sabe cómo evolucionará.

China contemporánea (Coyuntura):

Como país, China se concibe como el centro hegemónico mundial. Realmente ha conseguido lo mejor del capitalismo privado y de los mercados de Estado (En las universidades, por ejemplo, hay guarderías), pero hay tendencias tercermundistas en lo referente a higiene y otros rasgos.

Está dispuesta a negociar con Washington, Moscú e incluso Tokio. En lo referente a energía, está trabajando para comprar reservas petroleras del tercer mundo ya que en su zona no hay demasiadas reservas, es una debilidad de China como país.

    • Cambio hegemónico:

La China contemporánea está viviendo un auge tal que hace que desde la CIA

se le considere como un país susceptible de superar a los Estados Unidos en cuanto a hegemonía mundial. (Este es uno de los 4 escenarios de futuro que proponen en Mapping the Global Future de diciembre de 2004 http://www.iberglobal.com/Newsletter/china_especial.htm). Sin embargo este auge es lento, pero sin pausa. China está invadiendo muchos mercados. A Estados Unidos exporta 134 millardos de dólares al año, además este país debe dinero a China. La CIA predice un crecimiento espectacular del PIB de China hasta 2016. De hecho, su crecimiento anual suele ser del 7 al 10% (En España un crecimiento del PIB del 3'5% se consideraría algo muy bueno). La concepción del trabajo de los chinos es particular, son muy trabajadores y sacrificados (desde un punto de vista occidental) y además están bastante satisfechos con las condiciones de vida de su país.12 En lo único que Estados Unidos supera con gran diferencia a la China es en reservas de petróleo y gas natural y en lo referente a armamento: Estados Unidos alberga el 47% de los gastos militares del mundo. Por eso, ante problemas como la pretensión de China de reunificarse con Taiwán, Estados Unidos puede hacer frente y boicotear sus pretensiones sobre la isla. China veta la entrada de Taiwán en organizaciones mundiales, pero Estados Unidos apoya su entada en la Organización Mundial de la Salud, por ejemplo. También apoyan la posible constitución taiwanesa que se está gestando, cosa que horroriza a China ya que desde Mao el proyecto central de todos los estadistas chinos ha sido la consecución de su territorio ancestral para lograr la hegemonía como “reino del centro”.

Sobre una posible pérdida de la hegemonía de Estados Unidos han escrito autores como Kennedy, Emmanuel Todd, Immanuel Walerstein o Luis de Sebastián.

El primero realiza un análisis comparativo entre España, Inglaterra y EE.UU. en sus respectivos momentos hegemónicos obteniendo las semejanzas en las fases de subida y caída de las tres naciones. Tanto España como Inglaterra caen por excesivo gasto militar y precaria situación en el interior del país. Circunstancias que parecen asemejarse a la situación actual y la que se infiere para el corto plazo del país gobernado por el segundo Bush. (Ver “algunos datos” en las últimas páginas)

Emmanuel analiza los puntos flojos de EE.UU. desde un punto de vista demográfico y social. Con este sistema encontró indicadores de un pronto declive en la URRS y así sucedió efectivamente poco después.

Luis de Sebastián defiende que el gigante indestructible no es más que una fachada ya que este tiene pies de barro, las fortalezas sobre las que se sostiene están en declive.

Wallerstein analiza la posición del país desde la geocultura, es decir, en relación al conjunto por eso va más allá y plantea la posibilidad de que no solamente debamos plantearnos la crisis de la hegemonía, sino del sistema en su conjunto. Sistema en el que por otra parte -y por primera vez- el cambio forma parte integral de su cosmovisión. De hecho, su motor no es la continuidad, sino el cambio: Expansión, economía, avances científicos, tecnológicos, etc.

Obras de los autores:

Paul Kennedy, Auge y caída de las grandes potencias. Barcelona, Plaza & Janés, 1988.

Emmanuel Todd, Después del Imperio. Ensayo sobre la descomposición del sistema norteamericano. Madrid, Foca, 2003.

Immanuel Wallerstein, The decline of American power, Nueva York, The New Press, 2003.

Luis de Sebastián, Pies de barro. La decadencia de los Estados Unidos de América, Barcelona, Península, 2004.

Immanuel Wallerstein, La crisis estructural del capitalismo, México, Contrahistorias, 2005.

Todo cambio de ciclo (en este caso hegemónico) lleva consigo cambios en la geocultura mundial. En la época de auge se tiende a la homogeneidad, al universalismo. Sin embargo en época de caída se retorna a la idea de que lo particular es lo que cuenta, la heterogeneidad. Sin embargo, como hemos visto antes, no parece haber indicadores de cambio en el ciclo económico. Aunque sí es cierto que tímidamente los Estados van quitándole notoriedad al neoliberalismo. El mercado como solución ya no es tan evidente en esta fase B y los estados siempre han sido importantes actores en las fases de auge. En cualquier caso el papel de los estados no parece implicar mejoras sociales, en el interior de Estados Unidos las condiciones sociales empeoran desde los 70 y los neoconservadores -integrismo- están teniendo cada vez más peso en la política interna del país. (Como dato anecdótico que deja patente el tipo de democracia que este país pretende exportar cabe apuntar que la ejecución de menores fue anulada en marzo de 2005 - http://www.es.amnesty.org/temas/pmuerte/default.shtm -) China desde luego tampoco parece un ejemplo de democracia, más bien todo lo contrario, son numerosos los ejemplos de la violación de los derechos más básicos como el derecho a la vida, la libertad de credo o de expresión. En otras regiones el integrismo también gana posiciones y, como hemos visto, no hay sinergias entre las características de la fase B como las había entre las de la A. Parece que el fascismo no es algo a descartar.

En definitiva podemos concluir que el fin del sistema podría sustentarse en:

  • La falta de territorios nuevos a incorporar y a donde trasladar las crisis centrales como se ha venido haciendo históricamente.

  • El eminente cambio climático resultado de la agresión continuada y creciente al medio que hace plantearnos si no habremos llegado quizá al no retorno. Aunque numerosos estudios nieguen esto, no podemos ignorar los intereses de los defensores de una y otra postura. (http://www.grida.no/climate/ipcc_tar/vol4/spanish/008.htm, http://www.ncdc.noaa.gov/paleo/pubs/mann2003b/mann2003b.html, http://www.agu.org/sci_soc/prrl/jh082503.html#6, http://mitosyfraudes.8k.com/Calen-2.html...)

  • La eminente llegada al punto máximo de producción de petróleo y carbón (peak oil) con la consecuente explotación de la demanda por parte de quienes puedan seguir ofreciéndolo y la falta de alternativas sólidas conocidas.

  • El elevado consumo de combustible en China hace que el planeta no sea viable (Ver “algunos datos” en las últimas páginas) Y la posible alianza de China e India para conseguir petróleo.

CULTURA GLOBAL

La cultura se define como lo que cada grupo entiende que se debe hacer y se compone de normas (lo que debe ser), valores (lo que se debe hacer) y símbolos (herramientas de transmisión de los anteriores).

La cultura sirve como una forma de reconocer al grupo y tiene efectos muy evidentes en la comunicación humana.

En las culturas hay diversos niveles: grupos menores dentro de lo local, local, nacional, regional, etc. Y en cada uno de estos niveles se distingue el centro y la periferia.

El modelo de comunicación

  • Élite

  • Popular

  • Masas

  • Antropológica

  • La cultura de élite son los mensajes que el centro elabora para enviarlos a sí mismo. La función social que cumple es la de marcar las fronteras respecto a los que no pertenecen a este grupo. Cambia porque cambia el mercado o bien por la evolución de la lógica interna, por ejemplo, ante nuevas soluciones arquitectónicas, narrativas, etc.

    La popular es la que la periferia envía a si misma. Muchas veces se reinterpreta aquello que anteriormente ha sido cultura de élite. También es muy frecuente la penetración cultural de rasgos culturales de otros lugares o momentos, una simbiosis constante. Sin embargo está muy arraigado el concepto de tradición, la idea de que las cosas son de determinada manera y que “siempre se ha hecho así”. No sería extraño escuchar discutir a una señora de Sant Joan “de tota la vida” sobre cómo la torta de almendra se hace sin harina frente a la de Mutxamel, que sí lleva harina, también flor de almidón. Como si esto hubiese sido “siempre” así. Pero la cultura es algo no estático, está en constante evolución. Evolucionan los símbolos para transmitir valores y normas, evolucionan los propios valores y normas, se funden, desaparecen, surgen nuevas, etc. Hasta que llega la idea de nación y se codifican los rasgos distintivos de cada grupo. Qué elementos son propios de dicha nación, qué rasgos determinan la pertenencia a la misma, etc. Y se trunca así la evolución normal de la cultura. Aquello a lo que llamamos nación no es más que el producto de la comunicación.

    La cultura de masas consiste en una cultura generada en el centro y dirigida a la periferia. Llamamos cultura antropológica al conjunto que forman todos los tipos.

    ¿Cultura de masas global?

    Parece que hay unas reglas del juego básicas (capitalismo) relativamente constantes en cualquier parte del mundo y con cierta permanencia en el tiempo. Esto crea una relativa homogeneidad global.

    Hay cambios culturales bruscos: nuevos materiales de construcción, descubrimientos científicos que marcan hitos, etc. que pueden suponer innovación con éxito pero sin “cultural lag”, esto es el desfase cultural entre ciertos avances, tecnocientíficos, por ejemplo, y el atraso para cuestiones sociales como por ejemplo, la rápida incorporación laboral de la mujer en los países occidentales y el concepto que se tiene de este colectivo en el sustrato de los hombres, en su imaginario, que choca frontalmente con lo que se supone debería ser. Asistimos así a una acumulación de contradicciones que van desde lo más local hasta lo global, como podría ser el hecho de la creciente polarización frente a lo que muchos califican avance en todos los planos (político, social, científico, cultural, etc.) del primer mundo.

    Parece haber una relativa estabilidad de “civilizaciones” y religiones. Relativa porque, por ejemplo, encontramos diferencias entre un cristiano y un musulmán del S.X, pero no entre un cristiano de dicho siglo y uno actual. Con el término civilizaciones hay mayor problema. Plantea una cuestión fundamental: a qué llamamos civilización, qué lo determina y en caso de que exista algo, cuántas hay.

    Una de las respuestas a estas cuestiones viene siendo la religión. Pero es altamente problemática. “Latinoamericanos” no es ninguna religión, y quienes hablan de civilización islámica, ortodoxa, etc. también utilizan este término. Además hay problemas en la distinción entre judíos y cristianos, puesto que los primeros no se asientan en ningún territorio concreto. Se distingue entre diferentes sectores dentro del cristianismo (católicos, ortodoxos, etc.) sin embargo la distinción no existe para los distintos grupos de islámicos (chiítas, sunitas, etc.) Hay países plurirreligiosos como China o Japón entre otros. Teniendo en cuenta además que hay personas de todas las religiones en todos los territorios, salvo escasas excepciones (sólo seis países en el mundo son monolingües, de lo que se infiere gran diversidad cultural y religiosa), y personas de ninguna religión -ateos o agnósticos- también en todos los territorios. Por lo que el problema se extiende a lo que se refiere a identificación religión - territorio.

    SISTEMA MUNDIAL Y COMUNICACIÓN

    “Se da la paradoja en nuestra sociedad postmoderna de que pese a que aparentemente nunca hemos sido tan libres para pensar individualmente la realidad, el sistema de los medios de comunicación social tiene una capacidad enorme para imponernos verdades uniformadoras” Pedro Antonio Hellín Ortuño.

      • Los dos sistemas

    • Sistema Informativo

    En este sistema hay intereses mundiales, pero también locales. En lo referente a la guerra de Irak, la cobertura dada por CNN International, CNN y CNN+ ha sido diferente. Sus públicos son diferentes y los intereses que rigen su funcionamiento como empresa mediática también. Ahí estriba la diferencia, no se trata de medios de información, sino de medios de generar beneficio. Ésta es la lógica de cualquier empresa. Y es que la información, tal y como denuncian Ramonet y otros autores, es percibida y tratada como mercancía y como tal, sirve para generar beneficio a quien comercializa con ella.

    • Sistema mundial (mercado)

    El sistema financiero mundial (Historia vista en el anterior capítulo) es anterior al informativo, sin embargo en éste también hay filtros locales poderosos, como por ejemplo las políticas proteccionistas selectivas: No hay proteccionismo para la comercialización Norte - Sur de productos industriales y sí lo hay para la comercialización Sur - Norte de productos agrarios, etc.

    DESMONTANDO EL ESLOGAN DE CNN: “ESTÁ PASANDO, LO ESTÁS VIENDO”

      • Distracción

    En estos momentos hay 23 conflictos armados y 56 situaciones de tensión en el mundo. Sin embargo en los medios no se presenta todo lo que sucede, la selección es restringida y realizada en función de los intereses de los países centrales con respecto a los periféricos. Uno de estos intereses es que la información que se muestra cumpla una función de distracción de la atención respecto a otras cuestiones.

    Un criterio de selección es la imagen: si no tiene imagen, no existe. Noticias de gran trascendencia para el sistema mundial, como el traslado de fondos venezolanos de los Estados Unidos a Suiza que ha llevado a cabo Chávez en los últimos días apenas tienen cabida en los medios mientras que en todos los telediarios se pueden ver imágenes de meteoritos luminosos, pequeños huracanes, etc. que grabaron videoaficionados y un sinfín de ejemplos de “noticias” de dudosa importancia para la comprensión del rumbo del sistema mundial. Se busca el impacto emocional mediante la representación icónica. La tendencia es provocar la emoción en vez de representarla. Y esta estimulación visual, en detrimento de lo verbal, influye en el consumo acrítico de la información.

    En prensa escrita, también existe selección en función del espacio disponible y de intereses económicos obvios. Pero además, la presión del medio audiovisual por excelencia, la televisión, es clara. La primacía de la imagen aquí también se hace patente. Los modos de consumo de información del público están potenciados en gran medida por la publicidad: mensajes cada vez más cortos, impactantes, con imágenes, etc. -Lo que Baudrillard califica de esloganización de los medios de comunicación de masas cuando afirma que la publicidad “convierte cualquier discurso en algo simplificado, epidérmico, vagamente seductor y vagamente consensual” 13 Todo esto hace que se prefiera un consumo rápido, descontextualizado, que se prefiera cumplir la función de distracción y ocio a la de estar informado. En todas las parcelas de la vida, cada vez más, se desdeña el esfuerzo. A la hora de consumir información la cosa no cambia. Y la prensa también cede ante este tipo de presiones del público, la lógica del beneficio vuelve a actuar.

    “¿Qué es a partir de ahora la actualidad? ¿A qué acontecimiento hay que darle un lugar privilegiado dentro de la abundancia de hechos de todo el mundo? ¿En función de qué criterio escoger? Ahí, una vez más, la influencia de la televisión parece determinante. Es ella, con el impacto de sus imágenes, quien impone su elección y obliga prácticamente a la prensa escrita a seguirla. La televisión construye la actualidad, provoca el choque emocional y condena prácticamente a los hechos huérfanos de imágenes al silencio y la indiferencia. Poco a poco se establece en las mentes la idea de que la importancia de los acontecimientos es proporcional a su riqueza en imágenes.” 4

    También se busca el interés para los receptores bajo criterios de mercado (Distracción, beneficio económico para los emisores, etc.) Frente a lo que es importante para la comprensión del rumbo mundial. Hay un detrimento de la información de calidad frente a la necesidad de realizar “un producto rentable”. Por eso el drama, junto con el interés, constituye también un importante criterio de selección y “frente a la clásica tercera persona, surge con fuerza el testimonio personal cargado al mismo tiempo de recursos de connotación y dramatización.” Y es que “el carácter de espectáculo se ha adueñado de las narraciones periodísticas.” 14

    El papel de un solo factor: Además de no contextualizar la información como se debería para que fuese entendida tal y como sucede, los medios suelen ser más bien simplistas y cuando explican las causas de un fenómeno social tienden a reducirlas a un solo factor. Pero, obviamente, cualquier fenómeno social sucede por múltiples causas.

      • Manipulación

    Más criticable para el ejercicio democrático que la dudosa selección de qué es noticia y qué no es la mentira, la burda manipulación. El recurso a las imágenes de archivo es algo normalizado y contrastable: Se ven imágenes de estudiantes abrigados cuando se habla de exámenes de junio, etc. Pero hay veces en que las imágenes que no corresponden a ciertos hechos no se emplean para ilustrarlos de manera inocente, sino que manipulan e influyen a la opinión pública. Tras el atentado terrorista de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 pudimos ver en televisión imágenes de mujeres palestinas gritando con alegría. Estas imágenes eran presentadas como la constatación de la alegría de parte del pueblo musulmán ante los hechos. En realidad las mujeres estaban en una boda.

    “Si algo ha caracterizado a la actual administración norteamericana es que ha logrado institucionalizar la mentira. Las falsas armas de destrucción masiva o los verdaderos culpables de las recientes torturas cometidas en la cárcel de Abu Ghraib o el falso video del estadounidense decapitado, son solo las más representativas de una lista de argucias que comienza con las declaraciones ofrecidas por el actual gobierno para justificar su incompetente actuación a la hora de evitar los sucesos del 11/S.
    Los medios no han permanecido al margen del contagio. De un tiempo acá, las grandes revelaciones periodísticas del New York Times son aquellas en que se descubre los fraudes cometidos por un periodista o la manera en que el periódico se ha dejado engañar por los secuaces de la Casa Blanca.” 15

    "El presidente de Estados Unidos, por lo tanto, mintió. A la busca desesperada de un casus belli para esquivar a la ONU y sumar a su proyecto de conquista de Irak a algunos cómplices (Reino Unido, España), Mr. Bush no vaciló en la fabricación de una de las mayores mentiras de Estado (…). Reproducidas y ampliadas por los grandes medios belicistas convertidos en órganos de propaganda, todas esas denuncias han sido repetidas ad nauseam por las cadenas de televisión Fox News, y MSNC, la cadena de radio Clear Channel (1.225 emisoras en EE.UU.) e incluso por prestigiosos periódicos como Washington Post y Wall Street Journal. En todo el mundo, esas acusaciones mentirosas han constituido el principal argumento de todos los partidarios de la guerra"16

      • Comentario de textos

    EL PODER MEDIÁTICO

    Ignacio Ramonet

    Ponencia en el taller Comunicación y Ciudadanía, 2001

    http://movimientos.org/foro_comunicación/show_text.php3?key

    Podemos distinguir tres esferas:

    • Información

    • Comunicación

    • Cultura de masas.

    Son autónomas en tanto que responden a lógicas diferentes pero los productos mayoritariamente se contaminan. Esta contaminación sucede en la emisión o en la recepción del mensaje. Por ejemplo, comunicación de una empresa camuflada bajo la apariencia de la información, información consumida como cultura de masas, etc.

    “Entonces, estamos ahora en un contexto, en el que tenemos que pensar globalmente estos tres universos diferentes.”

    Este es uno de los factores que explica el creciente desprestigio de la información y la comunicación, también el conocimiento de la existencia de periodistas corrompidos, comunicación en función de los intereses de las empresas, ocultación de información en función de los deseos del gobierno, etc. Por eso hay cada vez más gente que demanda una información alternativa: Menos rápida, menos emocional (más racional) y en consecuencia menos sencilla (Lo contrario a la retórica del discurso mediático actual)

    Las características de la información son:

    • Es concebida como una mercancía y se busca el beneficio con su comercialización.

    • Es rápida, inmediata y esto se traduce en la no racionalización de la información que ahora se traduce cada vez más en sensaciones e impresiones.

    • Tiende a ser cada día más gratuita ya que está pagada por la publicidad por lo que podemos afirmar que una empresa mediática no vende información a ciudadanos, sino consumidores a sus anunciantes.

    El discurso mediático es generalmente es un discurso infantilizante porque su retórica, sus características, son las siguientes:

    • Rapidez

    • Sencillez

    • Emociones Elementos de espectacularización y dramatización.

    COMUNICACIÓN CONTRA INFORMACIÓN

    Ignacio Ramonet

    www.saladeprensa.org

    Los poderes hoy son:

  • Económico y financiero

  • Mediático

  • Político

  • La información:

    • Es concebida como una mercancía y se busca el beneficio con su comercialización.

    • La imagen o descripción de un acontecimiento es suficiente para darle significado no contextualización.

    • Verdad / falsedad: Según Ramonet, son los medios los que no pueden hacer esta distinción “Basta con que un hecho sea lanzado desde la televisión (a partir de una noticia o imagen de agencia) y repetido por la prensa escrita y la radio, para que el mismo sea acreditado como verdadero sin mayores exigencias” “Así fue, recordemos, como se construyeron la mentira del montón de cadáveres de Timisoara y todas las de la guerra del golfo”4 Aunque expone Ramonet en su obra “Pensamiento único y nuevos amos del mundo” que los medios mismos desconocen la veracidad de la información que exponen, que no se preocupan de contrastarla ni de comprobar la veracidad de las fuentes, parece que los medios sí son conscientes de esto y somos los receptores de la información mediática los que no podemos distinguir entre la veracidad o falsedad de las noticias que recibimos. Por ejemplo, si algo sólo aparece en un periódico tendemos a no creerlo, y a lo mejor es verdad. Además, no conocemos las fuentes de la información ni los inversores de los medios (que son los que determinan la información que tiene cabida en éstos)

    Añadir la repetición a las causas por las que la información que es presentada en los medios es asumida como veraz ya que parece que “en nuestra sociedad mediática repetición vale por demostración” 4

    • Actualidad / Inmediatez: Como es una mercancía hay competencia por eso se busca la actualidad y la inmediatez, para ser más exclusivo que los demás.

    • Hiper emoción: Confundimos la reacción emocional que nos provoca una información con su veracidad “Esto es un mecanismo que vuelve verdadero aquello que provocó la emoción del telespectador”

    “Muy pronto, la televisión impondrá los criterios emocionales como superiores a los argumentos racionales.” 4

    Hay un nuevo concepto de censura a bese de sobreinformaicón sobre todos los asuntos menos el que se quiere ocultar. “La información se oculta porque hay demasiada para consumir y, por lo tanto, no se percibe la que falta. La información durante siglos fue materia extremadamente escasa, tanto, que se podía decir que quien tenía la información tenía el poder. Finalmente el poder es el control de la circulación de la comunicación.” Es decir, mediante la sobreinformación se consigue desinformación.

    Un ejemplo real de este tipo de censura lo presenta Andrew Bard Schmooler sobre los Estados Unidos: “la subcultura generada recientemente por los medios de comunicación conservadores han apartado de sus hábitos de pensamiento crítico a muchos estadounidenses.” Y para ello ha sido capital “la retórica mediante la cual las elites gobernantes han inflamado cuestiones periféricas para distraer a sus seguidores y conseguir que no viesen la verdad de su explotación.” 17

    Si la democracia exige ciudadanos informados y se confunde información con comunicación, esto no es una democracia. Pero estar informado exige trabajo y esfuerzo. “Querer informarse sin esfuerzo es una ilusión más acorde con el mito publicitario que con la movilización cívica. Informarse cuesta y es a ese precio que el ciudadano adquiere el derecho a participar inteligentemente en la vida democrática.”

    LA MENDICIDAD DE LOS MEDIOS Y EL ARTE DEL AUTOENGAÑO

    Dave Edwards

    Znet Commentaries, 2001

    Hay proposiciones que se pueden probar y otras que no. Respecto lo que no se puede probar tendemos a buscar el consenso, que el grupo piense como uno mismo y así, de tanto hablar subrayando ciertas posturas y de encontrar respaldo mayoritario, creemos que lo que pensamos es verdad. Groupthink

    Buscamos confirmación en la fe. También pasa con los medios, por eso leemos nuestro periódico y vemos nuestro telediario.

    Pero esto puede ir más allá y podemos creer lo comprobable que piense el grupo o lo que diga la autoridad y no lo comprobamos a pesar de ser comprobable, lo creemos.

    Por eso muchas veces no es que los medios sean mentirosos, creen que están diciendo la verdad y lo que pasa es que responden a estos esquemas de pensamiento.

    “El psicólogo Daniel Goleman (...) explica cómo los individuos construyen su idea de la realidad en torno a estructuras de comprensión, o esquemas, estructuras mentales ideales que defendemos frente a hechos, experiencias e ideas contrarias. (...) La gente en grupos, por lo general, llega a compartir un número enorme de esquemas, la mayor parte de los cuales se comunican sin ser directamente mencionados. Los más importantes de estos esquemas compartidos, aunque tácitamente, son aquellos que designan lo que es digno de atención (...) y lo que optamos por ignorar o negar.”

    Sherif hizo un experimento con tres palos A, B y C de tamaños claramente diferentes. A era el más pequeño, B el mediano y C el más largo de los tres. Se preguntó a un grupo e sujetos cuál creían que era la más largo. El investigador estaba compinchado con todos los sujetos menos uno para que dijesen A. En la mayoría de ocasiones el uno que no estaba compinchado, el que se estudiaba, decía A a pesar de ser C claramente el más largo. De éstos, algunos decían A para no sentirse fuera pero otros muchos llegaban a ver a A efectivamente como el más largo cuando todos los demás lo creían así. La misma pregunta se realizó con una sola persona compinchada que, tras muchas respuestas C, decía A. Pues bien, el resto de sujetos se reían del que decía A. Esto es un castigo social al disidente.

    EL MODELO DE PROPAGANDA: UNA PERSPECTIVA

    Dave Edwards

    FILTROS EN LOS MEDIOS

    Ya hemos visto que los medios son empresas cuyo imperativo es generar beneficio. Más filtros para la información veraz que hacen que ésta se convierta en propaganda son:

    • Propiedad:

    Local Refleja intereses locales

    Extranjera refleja los intereses del país en donde reside la propiedad así como macrointereses N - S

    • Publicidad: La mayor parte de los ingresos de la mayoría de medios proviene de la publicidad. Para la inmensa mayoría supone la clave de su superviviencia.

    • Fuentes:

    Gubernamentales La versión oficial de algún hecho. Esta perspectiva es automáticamente considerada fidedigna.

    Agencias Se reflejan las relaciones de poder N - S. Las diferencias que pudiera haber entre las agencias responden a intereses particulares de su país de origen.

    • Flack: Empresas que emprenden fuertes acciones de relaciones públicas para desprestigiar y demoler informaciones que puedan aparecer en los medios y que les sean desfavorables.

    • Demonización: Caracterización del contrario en términos despectivos.

    En tiempos del texto la demonización imperante en los EE.UU. era tachar a alguna persona o institución de comunista o procomunista. Ahora, en España, podemos decir que la demonización más vigente es tachar a alguien de catalanista o independentista. También lo es el calificativo españolista desde el otro lado.

      • MEDIOS Y ATENTADOS TERRORISTAS

    NY 11-S, MADRID 11-M Y LONDRES 7-JL

    En los últimos tiempos ha habido muchos atentados similares, pero como no han ocurrido en occidente, no han tenido cabida en los medios.

    El islamismo fundamentalista tiene múltiples ramas que pueden estar incluso enfrentadas con el posicionamiento de Al-Qaeda (salafistas, whabistas, etc.), sin embargo se presenta todo lo que tiene que ver con estos grupos como si fuese cosa de Al-Qaeda. Funciona como imagen de marca, igual que funcionó Bin Laden para personalizar el atentado de Nueva York y así canalizar la frustración de la gente de manera más efectiva. Se produce el efecto halo: no vemos las cosas como hechos separados sino como parte de un contexto que dota de sentido al hecho. El contexto comunicativo que se presenta desde el atentado de Nueva York hasta hoy para todo lo referente a fundamentalismo islámico es Al-Qaeda y por tanto nuestra percepción es esa. Si bien es cierto que en el caso de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono se buscaba la espectacularización (se atacaron símbolos y se ideó la puesta en escena televisiva) 14

    Estrategias comunicativas semejantes:

    • Presentar al gobierno como víctima.

    • Tergiversar sobre las motivaciones de los terroristas. Aquí encontramos un ejemplo de simplismo en los medios: Se presentaron los atentados como consecuencia básicamente de la ocupación de Irak. Quizá este sea un elemento influyente en la motivación de los terroristas, pero no puede ser el único, ni la raíz que explique el problema ya que hubo más atentados antes de la ocupación.

    • Diabolicidad del enemigo. No tanto por la monstruosidad de los atentados en sí (víctimas directas) sino por la única causa de los atentados islámicos que el segundo Bush y otros presidentes han consentido en creer e insistido en recalcar: Se trata de un ataque al sistema que conocemos. Es conocida la retórica de estos dirigentes sobre el “ataque a los valores y la democracia”.

    • Utilización de la tragedia para compactar la opinión pública con la del gobierno (O con la de la oposición, como en el caso español)

    Comunicación: Diferencias locales

    • New York:

    Censura de imágenes de víctimas. Asesorado por un psiquiatra español que trabajaba en el gobierno de New York, se avisó a los medios de comunicación para que se censurasen esas imágenes alegando que el trauma sería importante y nocivo para los ciudadanos. También hemos asistido a esta actitud comunicativa de los Estados Unidos en la posterior guerra de Irak en lo que se refiere a los cadáveres de sus soldados. Contrasta este modelo comunicativo frente a lo que viene siendo habitual: mostrar las víctimas hasta el punto de ser lo predominante en cualquier información sobre catástrofes con víctimas humanas.14

    Las televisiones daban coba a las decisiones oficiales para recibir concesiones. El momento del atentado ha sido repetido hasta la saciedad, fue muy visual y la prensa y la radio tuvieron menos repercusión para las primeras reacciones de la población.

    La reacción más visible de la población fue una explosión de nacionalismo, las gentes se preguntaban por qué odian los terroristas a los Estados Unidos. De hecho, el uso político de la tragedia a través de los medios fue el del aglutinamiento de los ciudadanos, el nacionalismo exacerbado y el amor a la bandera.

    Las televisiones secundaron la versión oficial en detrimento de los hechos empíricos. Una muestra de esto son los resultados de las encuestas de enero a septiembre de 2003 de Program of International Policy en las que se proponían tres errores (cuestiones empíricas, comprobables, no ideológicas) sobre los hechos acaecidos a partir del atentado del 11-S. Según dichos resultados, los ciudadanos “informados” a través de la televisión -y especialmente a través de la Fox- cometían más errores que los consumidores de prensa y muchos más que los que se informaban a través de la red local de radios NPR / PBS.

          • Madrid:

    Abundancia de imágenes. Se vio mucha sangre porque de hecho el interés mediático era magnificar la tragedia.

    La reacción más visible de la población fue la demanda de claridad informativa.

    La televisión y la prensa tuvieron reacciones altamente politizadas, secundaban la versión del gobierno o de la oposición. Las elecciones estaban a dos días y de la victoria de unos u otros dependía el volumen de anunciantes que elegirían cada empresa mediática.

    Hubo un alto uso político y mediático de la tragedia. “Los atentados del 11M llevaron dos años y medio de preparación. Eso nos deja en octubre de 2001. Los españoles, según el último barómetro [http://www.realinstitutoelcano.org/200406brie.asp] del Real Instituto Elcano, creen mayoritariamente que el atentado se debió al apoyo español a la guerra de Irak. La propaganda triunfa sobre la verdad.” 18

    En España lo que acaba siendo mediático es el cambio de gobierno, no el fenómeno sociológico del aumento de votantes. La mayoría de personas de este país vota en función de fidelidad a su partido. La condena por las malas acciones de éste es la abstención, no el voto a la oposición. Por eso la estrategia electoral no es presentar un buen programa político, sino desprestigiar al contrario para conseguir la abstención de su votante fiel.

    Como normalmente se consumen medios que refuercen la ideología particular, tras el atentado terrorista, y a dos días de las elecciones, la COPE y la SER se dedicaron a explicar cómo manipuló la información la otra. Sin embargo fueron de gran notoriedad los medios de comunicación alternativos, como el teléfono móvil, mediante el que se convocaron concentraciones ante las sedes del PP, en el gobierno en ese momento.

    Las manifestaciones como reacción al atentado y a la no claridad informativa por parte del gobierno fueron calificadas de muchos medios como masivas. Pero tomar esto como indicador de algo es altamente peligrosos: Una manifestación masiva no es necesariamente mayoritaria, además, no todos lo que ahí estaban podían votar.

    ¿Qué pasó en las elecciones?

    Los abstencionistas del PSOE reaccionaron y votaron. Para esto hay diversas explicaciones:

    • La versión de Aznar es que el hecho se debe a una rendición ante el ataque terrorista.

    • El PSOE lo interpreta como la gota que colma el vaso de la crispación ante la política autoritaria del PP (Apoyo a Bush para la guerra, desastre del Prestige, etc.)

    • Otros lo explican como una reacción lógica ante la mala gestión mediática del ataque terrorista por parte del gobierno.

    El hecho fue que el número de votos obtenidos por el PSOE aumentó, sin embargo la disminución en el número de votos del PP fue inferior al aumento. Los partidos de fuerte implicación, como el PNV o IU, se mantuvieron.

    ¿Cómo se explica el gran número de votos de ERC?

    Entre otras cosas debemos tener en cuenta que la campaña electoral del PP estuvo muy centrada en el anticatalanismo. Esto desembocó en una reacción de voto a ERC.

    Londres:

    La primera reacción por parte del poder fue la ocultación de los hechos. Sucedieron cosas como el asesinato a manos de la policía de un ciudadano que estaba en el metro. Se pretendió justificar con explicaciones que después se comprobó que eran mentiras. Por ejemplo, que se había saltado barreras de seguridad o que llevaba algo parecido a una bomba.

    A continuación querría exponer gran parte de un artículo de Antonio Méndez Rubio. Publicado en ediciones simbióticas el 9 de octubre de 2005. Se puede encontrar en línea en http://www.edicionessimbioticas.info/article.php3?id_article=589&var_recherche=antonio+m%E9ndez+rubio

    La guerra más allá de la guerra (y los medios de distracción masiva)

    (...) Si es cierto, siguiendo a Boltanski y Chiapello (2002), que el capitalismo ha pasado por una fase primera, heroica, movida principalmente por la fe en el patrimonio y el progreso (siglo XIX), una segunda etapa (siglo XX) marcada por la extensión de la producción y el consumo masivos, y estaría entrando ahora (con la transición del siglo XX al XXI) en un "nuevo espíritu" de gestión en red y escala planetaria, si es cierto este diagnóstico, insisto, entonces parece razonable interpretar cada una de esas tres fases siguiendo un desplazamiento histórico de prioridades sistémicas. En un primer momento, la fuerza innovadora del capitalismo como modo de producción económica lo impulsa a la vez que lo obliga a instalarse a escala fundamentalmente familiar y local. El cuidado del oikós, como se sabe, da origen al término economía tal y como aún en la actualidad lo entendemos. En un segundo momento, el cumplimiento en Europa y EEUU de la revolución industrial así como la madurez de los procesos colonialistas empujan al sistema capitalista hacia una planificación gigantista, a gran escala, cuyos pivotes principales serían la empresa y el estado-nación como garante y colaborador en esa nueva fase de expansión. El protagonismo del estado pasa así a primer plano, aunque sólo fuera como un modo indirecto de relanzar los vectores masivos del gran negocio. Por eso es posible pensar que esta segunda etapa tuvo como rasgo distintivo (que no exclusivo ni exclusivamente fundamental) la dimensión política del sistema. De Roosevelt a Stalin (que, desde 1929, había capitalizado abiertamente la economía soviética con la NEP), incluyendo sin duda a J. F. Kennedy, estábamos sin duda en la época de los grandes líderes políticos, un rasgo éste que, aun persistiendo, se está difuminando por la omnipresencia light de figuras presidenciales, al estilo de Blair, Aznar, Berlusconi o incluso Bush Jr., que cada vez más gente identifica con los gestos simpáticamente esclerotizados de los títeres -tienen muy poco que hacer al lado de David Beckham.

    Las sucesivas crisis de legitimidad que asaltaron al capitalismo en 1929 y 1968 pusieron de manifiesto los límites de un sistema cada vez más desgastado y problemático, al tiempo que cada vez más rejuvenecido. Pero a partir de 1973, por poner una fecha meramente indicativa, los dispositivos sistémicos se enfrentan a un reto inédito. Por definición, ni el marco del estado-nación ni el de un mercado libre sustentado sobre las bases más crudas y violentas del colonialismo clásico están preparados para actuar como aparatos justificativos de la globalización. Así que el salto hacia el nuevo espíritu de un capitalismo invisible y global tenía, más que nunca, que recurrir a una fuente multipolar de recursos ilimitados: el espacio sin fronteras del deseo, del imaginario, de lo simbólico. Como ha explicado Marazzi (2002), un sistema de economía financiera mundializado articula sus referentes estratégicos tanto a través de la idea misma de mercado como de opinión pública global. Desde luego, la amabilidad del nuevo capitalismo y colonialismo cultural mantiene activos los resortes estrictamente económicos y políticos, pero estos resortes parecen haber agotado su fuerza, o al menos la fuerza que tenían en los moldes estructurales de la modernidad.

    Con este gesto estratégico, que ha ido en paralelo a la agudización de nuevos y conflictivos retrocesos sociales, la cultura de tipo masivo recibe una responsabilidad que sólo puede canalizar mediante la ideología de la información, la comunicación abierta y el progreso tecnológico. Pero esa ideología no dispondría de la misma vitalidad sin el soporte macroinstitucional que le confieren los aparatos de publicidad y propaganda. La propaganda se diseña a la vez que la guerra. La nueva doctrina militar estadounidense, por ejemplo, recientemente enunciada por D. Rumsfeld, incluye entre los "seis objetivos mayores de la nueva política de defensa" la seguridad de los sistemas de información y de comunicación (De la Gorce, 2002). No podía ser de otra manera. Mientras tanto, hoy sabemos que entre los años 1950 y 2000 el gasto publicitario global creció por encima del 700%, aproximadamente un tercio por encima del nivel de crecimiento de la economía mundial, lo que indica como mínimo que algo se mueve. Y de moverse se trata, en efecto. Lo reconoce el último eslogan global de Coca-Cola: "Únete al movimiento: Si tú te mueves, esto se mueve". Es decir: si se detiene el vértigo del consumo, todo se interrumpe (para el sistema y para el hombre-masa).

    (...)

    Los nuevos riesgos del sistema globalitario requieren también nuevos amortiguadores. Uno de ellos, de singular relevancia, y de acuerdo con el desplazamiento hacia lo cultural que se está produciendo, tiene que ver con las trampas del lenguaje, que son sin remedio trampas del pensamiento y de la realidad (entendida como construcción simbólica y social). Merece especial atención la trampa de la comunicación, palabra que es hoy tanto un cajón de sastre como un agujero negro en los discursos públicos, oficiales o no.

    En su sentido más amplio y radical, comunicación implica puesta en común, encuentro o desencuentro de posiciones y puntos de vista diferentes y hasta contrarios, que buscan los unos en el contraste con los otros la realización de un sentido compartido, por provisional y precario que éste sea. Desde este ángulo, la comunicación es constituyente de comunidad, de toda sociedad y toda cultura (Eduardo Galeano escribía que "la cultura o es comunicación o no es nada"). La noción de información no es tan extensa, sin embargo: en tanto transmisión de conocimientos y contenido de esos conocimientos, la información es un prerrequisito de la comunicación, en efecto, una especie de primer paso para la comunicación. La información es un primer paso que puede desplegarse hacia la comunicación según diferentes grados de intensidad y complejidad, pero en ningún caso exige dar el paso comunicativo (en sentido amplio) para autocumplirse con eficacia. En otras palabras: socialmente hablando, sin información no habrá comunicación, pero sí puede darse la información sin comunicación, o reduciendo ésta a su mínima expresión. La información puede entonces, vamos a decirlo así, abrirse hacia el espacio comunicativo, dialógico y hasta heterológico, o bien puede, en la práctica, replegarse en sí misma y hacer oídos sordos de toda alteridad. Cuando la información se ensimisma, se autoproduce como vínculo monológico incesante, más bien deberíamos hablar entonces de su variable más persuasiva y actual: hablaríamos en ese caso de propaganda. Así, la propaganda se daría cuando la información da la espalda a la constitución de una comunidad dialógica y abierta, y se vuelve por el contrario hacia la instrumentalización de cualquier comunidad.

    ¿Qué significan las audiencias, si no es un medio para el incremento del beneficio, para los intereses mercantiles de los grandes medios de comunicación? ¿Hablamos realmente de comunicación cuando hablamos de las instituciones mediáticas? El debate está abierto. Si tuviera que respondernos Teléfonica la respuesta sería afirmativa ("La comunicación y tú": la multinacional propone y el individuo-consumidor dispone sin necesidad de los demás). Sin embargo, si atendemos a la pragmática de los grandes media, como es el caso de la televisión, todavía hoy el principal medio masivo de socialización, comprendemos que su carácter de medio de comunicación está estructuralmente supeditado a una dinámica tendencialmente monológica. De esta forma, "velados el cuerpo y la voz, desubicado en la red, impotente para hablar con la televisión, el hombre anónimo se enreda en los media, en su dominio ubicuo y visible, haciéndose él mismo invisible, irreal, fantasmagórico. Sólo así pueden sus actos de habla reducirse a intercambios estandarizados, reproducibles, de formato estable y asimilables a un medio de control codificado y neutro: el dinero" (Galán, 2002: 20).

    Cuando las tecnologías comunicativas alcanzan un alto grado de interacción y descentramiento, como es el caso de los procesos de intercambio a través de la red Internet, el control se mantiene fundamentalmente a través de dispositivos de vigilancia tradicionales, en la línea del sistema Echelon o NSA Key. Sin embargo, en lo que es todavía el espacio de socialización mediática más extendido, la televisión, la estructura de la vinculación masiva tiene lugar mediante un centro emisor que distribuye de forma tendencialmente unidireccional sus mensajes, haciéndolos llegar con cada vez menos límites de tiempo y de espacio a una multitud de receptores cotidianamente alejados entre sí y con respecto a la posición de ese mismo emisor. Esto convierte a la televisión en una especie de panóptico invertido, donde el emisor no consigue ya observar sin ser observado sino que, en cambio, persigue una concentración de la atención sobre sí mismo, de forma que eso le permita mantenerse como referente compartido dentro de una estrategia relacional quizá inestable pero también, desde luego, democráticamente poderosa. Del paradigma orwelliano del "te estoy vigilando" se produciría así un desplazamiento amable hacia la estrategia seductora del "mírame" -sintomático título de un reciente, aunque ya desaparecido, programa televisivo dedicado al making off de las campañas publicitarias. Pero en ese desplazamiento se mantendría, como constante, la articulación de una estructura de vinculación ordenada en torno a un centro cuyas decisiones se alejan del espacio social que ahí se condensa. Planteado de esta forma, pues, la indiscutible innovación tecnológica supuesta por la red ha abierto las posibilidades de contraste y comunicación al precio de restaurar formas de vigilancia más seguras y previsibles.

    En este sentido, es difícil defender el argumento (esgrimido por Michel Gheude en AAVV, 1996) de que la televisión reúne imperceptiblemente a inmensas multitudes, formando una comunidad donde la participación es tan real como las posibilidades que esa participación abre de transformación política. Cuando se piensa así se insiste en que la televisión nos convoca, a distancia, en virtud de una imagen y un mensaje común, pero no se explica cómo esa "reunión invisible" es ella misma posible en virtud de un canal monológico, incontestable e inoperante de cara a las relaciones entre unos receptores y otros. La escisión funcional de los roles de emisor y receptor es constitutiva de los medios masivos, pero es difícil imaginar que esa separación sea constitutiva de comunidades que vivan en condiciones mínimas de igualdad, libertad y justicia.

    (...)

    La comunicación es la visión de un mundo ciego, de ahí que sea irrenunciable. Y esta frase quiere leerse con el genitivo objetivo: no es que el comunicar nos ayude a ver un mundo oscuro, cosa que sabemos aun sin hablar con nadie, sino que un mundo de ceguera sólo puede entrever(se) por medio de la comunicación. Aun así, el desafío práctico y poético de la puesta-en-común lo había ya anotado Emily Dickinson: "y avancé a tientas / era más claro". Si la industria del espectáculo generaliza cotidianamente, a gran velocidad y a gran escala, la proliferación de una mirada sin visión, del periodismo masivo puede decirse que instaura un supermecanismo, altamente accesible, de información sin comunicación. Mientras estamos mirando nos resulta más fácil creer que estamos viendo, de la misma forma que mientras nos informamos, como Teléfonica quiere, creemos que participamos en una relación comunicativa. Lo damos por hecho. Pero quizá la denuncia del Nuevo Orden Mundial tenga una tarea pendiente a la hora de subrayar, repensar y desmontar la obviedad del truco.

    La producción capitalista de orden, su guerra insidiosa de todos contra todos, se basa, pues, en la adaptación de la puesta-en-común al paradigma autoritario de la propaganda masiva. Así lo formula Mar Traful: "hace tiempo que el consenso no es algo a lo que se llega, sino que viene dado de entrada. Y si viene dado de entrada es muy difícil de romper. ¿Dónde encontrar hoy palabras que hieran, que puedan ser lanzadas como flechas al cielo de la obviedad?" (2002: 5). La obviedad de la propaganda se refuerza a sí misma en la medida en que lo primero que hace es ocultar sus motivaciones: coloca un velo que parece transparente entre nosotros y una realidad opaca. En este punto, para una gran mayoría de la población, lo obvio podría llegar a ser que se está ocultando algo pero no cuál es el objeto de la ocultación. (...)

    De hecho, y es duro decirlo así, la propaganda funciona. Sobre todo a nivel del sistema, claro está, "el llamado complejo militar-industrial se beneficia más de la propaganda bélica que de la propia guerra para atraer inversiones estatales a sus factorías" (Giordano, 2002: 145-146). La información y el espectáculo de la guerra son negocios de primer orden. Pero después de casi un siglo de doctrina autista y recurrente, de repetición de los "principios elementales de la propaganda de guerra" (Morelli, 2002), y con más claridad todavía que en las guerras de Yugoslavia (1999) o de Afganistán (2001), es en extremo contradictorio el estatuto alcanzado por la propaganda en la invasión de Irak (2003): se ha puesto obscenamente al descubierto que su objetivo es un efecto de ocultación. Esa sospecha ha conducido a muchos a contrainformarse y a movilizarse, aunque esas reivindicaciones no hayan sido escuchadas por los guardianes de la paz mundial.

    Desde el punto de vista de su lógica operativa, la maquinaria de propaganda se caracteriza por cuatro rasgos. Los dos primeros tienen que ver respectivamente con la posición de enunciación y con la tecnología de difusión. Los dos segundos funcionan más bien como efectos o vehículos pragmáticos de los anteriores. Dicho con pocas palabras:

    1/ El sujeto de la enunciación absolutiza su propia posición, la presenta como representativa de un todo presuntamente seguro, homogéneo, para lo que necesita introducir sin cesar elementos de redundancia. Este emisor sabe que el todo al que representa es un conjunto precario y quizá imposible de intereses, de manera que la homogeneidad de su discurso sólo es viable recurriendo a todas las variantes de la mentira y la intoxicación informativa. Fairness and Accuracy in Reporting, por ejemplo, ha registrado puntualmente cómo grandes cadenas y medios (ABC, NBC, AP, Los Angeles Times...) informaron en 1998 sobre cómo la ONU pidió a sus inspectores que abandonaran Irak, mientras que en 2002 informaron esos mismos medios que en 1998 el régimen de Bagdad había expulsado a los inspectores. Falsificaciones similares han quedado recogidas en detalle por el Equipo Nizkor y otros (www.derechos.org/nizkor/irak). El caso da testimonio de los avances indudables de la Oficina de Influencia Estratégica, la "sala de guerra" creada por el Departamento de Estado estadounidense inmediatamente después del 11-S con la misión de "cambiar los corazones y las mentes de la opinión pública internacional" (La Vanguardia 21/2/02).

    La mentira se convierte entonces no ya en un recurso accesorio y periférico sino en toda una fuerza productiva. La denuncia bienintencionada de las mentiras mediáticas parece no dañar a los responsables decisivos de los medios, como si a éstos, en última instancia, les importara menos si una noticia es verdadera o falsa que el hecho de que esa noticia (y el mundo que prefigura como discurso) sea incontestable en la práctica. La pregunta que roza el cinismo, y que late en el corazón del sistema audiovisual global, parece estar diciendo provocativamente: "Sí, es mentira. ¿Y qué?".

    2/ En este gesto totalizante, en suma, el discurso propagandístico revela el mejor síntoma de su vocación totalitaria. Para la difusión de dicho discurso prestan sus servicios los mass media, cuya estructura monológica permite que el significado de los mensajes se construya en condiciones sociales de aislamiento y separación (de unos receptores con respecto a otros, y de los receptores con respecto al escenario de la noticia). La subjetividad tendería, no de modo mecánico pero sí en una inercia difícil de contrarrestar, a la producción de ensimismamiento (al tiempo que la máquina masiva tendería a la producción de subjetividad en el sentido de sujeción). La indiferencia es entonces más una condición estructural de la práctica que una opción ética o subjetiva. Como indicaba Bauman, la televisión nos separa mejor de la miseria del mundo que los hoteles de turistas.

    3/ Si el discurso propagandístico debe reproducirse monológica y totalmente, y si debe hacerlo infiltrándose en una vida social heterogénea y en conflicto, la censura, incluso la censura por exceso sobreinformativo, aparece entonces como mecanismo imprescindible: ella permite al mensaje adecuarse a los parámetros del punto de vista único y omnipresente. Sin censura, la propaganda carecería de su resorte más preciado.

    4/ Pero si la censura activa un filtro de tipo cuantitativo (esta noticia sí, esta noticia no) es evidente que un sistema informativo complejo, instantáneo y global necesita un filtro que cumpla además funciones de tipo cualitativo, de codificación de lo real de acuerdo con un patrón estandarizable y a la vez con la suficiente capacidad de impacto como para hacer mella en el imaginario colectivo. Impacto y sencillez se combinan en el esquematismo discursivo, que consigue manejar oposiciones arquetípicas, de reconocimiento inmediato, (el Bien y el Mal, Occidente y Oriente, la Libertad y el Terror...) al tiempo que favorece el efecto espectacular de ese discurso. El código del espectáculo, por su parte, favorece el esquematismo al compensar con impacto fugaz y morboso la ausencia de complejidad y de reflexión.

    (...)

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS DEL ARTÍCULO DE MÉNDEZ RUBIO

    AAVV (1996): Espacios públicos en imágenes. Barcelona: Gedisa.
    AAVV (2000): Manual de guerrilla de la comunicación. Barcelona: Virus.
    AAVV (2001): Globalización capitalista (luchas y resistencias). Barcelona: Virus.
    Boltanski, L. / Chiapello, E. (2002): El nuevo espíritu del capitalismo. Madrid: Akal.
    Chomsky, N. / Herman, E. S. (1992): Ilusiones necesarias (Control del pensamiento en las sociedades democráticas). Madrid: Libertarias/ Prodhufi.
    Debord, G. (1999): Comentarios sobre la sociedad del espectáculo. Barcelona: Anagrama.
    De la Gorce, P. M. (2002): "La nueva doctrina militar estadounidense". Le Monde Diplomatique 77, pp. 4-5.
    Galán, W. (2002): "Okupar el lenguaje: Siete tesis (y ningún ejemplo) sobre pragmática subversiva". Archipiélago 53, pp. 19-24.
    Giordano, E. (2002). Las guerras del petróleo. Barcelona: Icaria.
    Giroux, H. (2001): El ratoncito feroz: Disney o el fin de la inocencia. Madrid: Fundación Germán Sánchez Ruipérez.
    López Petit, S. (2003): El estado-guerra. Hondarribia - Guipúzcoa: Hiru.
    Marazzi, Ch. (2002): Capitale & Linguaggio. Roma: Derive / Approdi.
    Méndez Rubio, A. (2003): La apuesta invisible (Cultura, globalización y crítica social). Barcelona: Montesinos.
    Morelli, A. (2002): Principios elementales de la propaganda de guerra. Hondarribia - Guipúzcoa: Hiru.
    Sierra Caballero, F. (2002): Los profesionales del silencio. Hondarribia - Guipúzcoa: Hiru.
    Traful, M. (2002): Por una política nocturna. Madrid: Debate.
    Voloshinov, V. (1992): El marxismo y la filosofía del lenguaje. Madrid: Alianza.
    Wu Ming (2002): Esta revolución no tiene rostro. Madrid: Acuarela.

    DESIGUALDAD Y COMUNICACIÓN

    “La información prolifera y atraviesa con rapidez los recovecos de una opinión pública que está en manos privadas, al tiempo que esa opinión pública se (re)produce mediante tecnologías monológicas y códigos con un fin propagandístico.” Antonio Méndez Rubio

    Más allá de las múltiples desigualdades de género, de educación, etc. lo que verdaderamente determina las reglas del juego global es la desigualdad de poder. Esto tiene consecuencias como una polarización cada vez mayor entre estados y dentro de los estados así como diferente repercusión mediática.

    El conflicto aparece cuando los actores tiene objetivos incompatibles entre sí.

    Una de las reacciones ante el conflicto es la violencia. Hay censura de casos particulares como los muertos del 11S o la paidofilia o bien no aparición en los medios de lo que no responde a los intereses de quienes los poseen como la violencia en países pobres. Sin embargo, normalmente la violencia es noticia, pero llega a convertirse en pornografía ya que hay un uso mediático visual de imágenes impactantes y además se descontextualiza el hecho ya que no se explica el antes ni el después y si se presentan causas, estas tienden a ser simplistas y manipuladas, como hemos visto anteriormente. Se nos presentas las imágenes impactantes sin un verdadero contexto social, económico, geopolítico, etc. que ayude a la comprensión de las reacciones violentas.

    En cualquier caso, al igual que sucede con la pornografía de la pobreza, las reacciones que suscitan en el público son individuales, rara vez colectivas. Además estas imágenes tienen un elemento de gratificación: al constatar lo mal que se llega a estar en otra parte agradecemos cómo estamos. Esto es altamente peligroso ya que permiten la justificación de la restricción de libertades en países de occidente a cambio de la seguridad de la que gozamos. O la justificación de la explotación de los recursos naturales y humanos de otros países para la sustentación de nuestro sistema de bienestar.

    La violencia estructural aparece cuando una de las partes tiene capacidad sobre la otra para imponer sus reglas. Sucede que el centro ejerce violencia estructural contra la periferia. Pero la violencia directa es a veces demasiado cara y entonces se recurre a una violencia más sutil: violencia cultural. Mediante mitos, símbolos y retórica basada en falacias se legitiman las acciones centro - periferia y se consigue que los países de la periferia se desarrollen como conviene a los del centro. Para esto es también fundamental el apoyo de muchos de los líderes políticos de estos países periféricos a las decisiones del centro. Aunque es notable el hecho de que en numerosos países de América latina, tradicionalmente coaccionados y subordinados a los intereses estadounidenses, se están eligiendo presidentes que poco a poco se desmarcan de esta tendencia y velan por intereses locales (Venezuela, Bolivia...)

    Además de la evidente violencia estructural centro - periferia se ejerce violencia estructural, ya sea directa o cultural, entre sexos. Esta violencia se manifiesta a través del machismo y el patriarcado; la violencia directa se traduce en infanticidio o violencia de género y la cultural a través del androcentrismo que ha caracterizado la historia de nuestras sociedades judeocristianas entre otras. También entre clases. Las formas de violencia directa que lleva a cabo la clase dominante son la represión y la subversión y la forma de violencia cultural es el elitismo: Son creencias como que quien más tiene en la vida debe tener esa posición, al fin y al cabo sabe más, tiene más educación y prestigio, etc. Conviene apuntar aquí que la clase dominante no tiene por qué corresponderse con la dirigente. Esta última es la clase que domina políticamente mientras que la clase dominante se refiere a la que domina socialmente. También hay violencia estructural entre etnias, mediante esclavitud y violencia directa como agresiones xenófobas o racistas. La violencia cultural que se lleva a cabo es el racismo y el etnocentrismo. Conviene también aquí apuntar una cuestión: La xenofobia es una reacción animal para la supervivencia y se manifiesta con la defensa ante lo diferente a pesar de que sea de tu misma especie. Defensa preventiva, antes de que se cometa ataque alguno. El ser humano, gracias a tener la racionalidad que no tienen otros animales, puede combatir la xenofobia sin sentido, pero que existe de manera natural. Sin embargo el racismo fue una invención europea para legitimar el tráfico de esclavos. Está basado en la falsa creencia de que existen diferentes razas, y por tanto hay una o unas superiores a las demás. La xenofobia es una agresión a lo diferente y es natural, el racismo es agresión al inferior y es cultural, es decir, una invención humana sin ninguna base natural. Con respecto a la violencia estructural que se refleja en los medios hacia estos grupos vulnerables, Estrella Israel Garzón en 2003 expuso los datos extraídos del análisis de televisiones españolas y europeas según los cuales un 72% de las noticias definía la situación de la inmigración como altamente problemática. Esta misma autora, entre otros, apuntó también la creciente tendencia a especificar la nacionalidad de quienes cometen delititos sea este hecho informativo o no.14 Respecto a los arquetipos que reinan en el imaginario colectivo del centro, Juan Rey apunta que “la propaganda estadounidense y sus voceros mediáticos dividen el mundo en dos bloques: nosotros (los occidentales) y ellos (los no-occidentales, en este caso concreto: los musulmanes). Nosotros somos la encarnación de todas las virtudes (libres, demócratas, desarrollados, modernos) y ellos, en cambio, el cúmulo de todas las maldades (esclavos, súbditos, atrasados, arcaicos).” Y esto es así mucho antes del atentado del 11 de septiembre, de hecho, recuperando a Said afirma que la búsqueda de nuevos enemigos oficiales se inició cuando la Unión Soviética dejó de tener este papel. Aunque sí es cierto que fue a raíz de los atentados que los árabes volviesen a ser la primera amenaza de Occidente. Mediante manipulación y tratamiento que podríamos calificar de publicitario, este y otros muchos autores constatan que “el Gobierno estadounidense no tiene inconveniente en recuperar un viejo estereotipo casi olvidado, maquillarlo cinematográficamente y acentuar sus rasgos más crueles con el fin de, valga la redundancia, enfatizar el carácter aterrador del enemigo”.19

    De hecho se ha extendido desde los medios el término “fundamentalismo islámico” pero este no es correcto. En cualquier caso, si analizamos el islamismo político radical podemos observar:

    Motivaciones / orígenes

    • Factores ideales:

    • Lecturas fundamentalistas (literales) del Corán. Los textos sagrados se pueden leer desde diversos puntos de vista, el porcentaje de árabes que lo interpretan de una manera radical es mínimo.

    • Ideología política que utiliza vocabulario del Islam, religioso, bajo el que se esconden pretensiones de obtener poder, no simplemente integrismos islámicos (imponer su interpretación del Islam al resto de población)

    • Factores reales

    • Pobreza y desigualdad como caldo de cultivo para el surgimiento de ideas violentas. Sin embargo aquellos que mueren por el Islam suelen ser de clases medias, no bajas.

    • Inadaptación a los nuevos contextos. Por ejemplo, los musulmanes del atentado de Londres del siete de julio eran ingleses de nacimiento. Los jóvenes que protagonizaron las revueltas de los barrios marginales franceses también nacieron en este país en su mayoría. Lo cierto es que el ser humano necesita sentir identificación y pertenencia a un grupo y ante la inadaptación se crean grupos para suplir estas necesidades.

    • Reacción ante las profanaciones.

    Propósitos / objetivos

    • Para la relación Norte - Sur

    • Venganza por la creación del Estado de Israel (1948), por crear y destruir países en función de “intereses y enfermedades mentales de los gobiernos occidentales” 20, etc. Buscan una recomposición de sus relaciones con el actual centro dentro de los límites del capitalismo.

    • Para los países con mayoría islámica: Quieren cambios en Arabia, Marruecos, Pakistán, Egipto. Algunos de los grupos radicales, como por ejemplo los salafistas, creen que estos países no interpretan el Islam desde un punto de vista suficientemente radical, que son decadentes.

    En cualquier caso, los grupos radicales son muy diversos aunque puedan estar más o menos relacionados entre sí. Son grupos más o menos autónomos organizados en torno a la pureza y su interpretación del Islam. Quieren ser reconocidos como grupos terroristas, de ahí la espectacularidad de los atentados, buscan que funcionen como publicidad. Pero el hecho de que su diversidad hace pensar que Al-Qaeda funciona como imagen de marca, para reiterar lo que se vende como guerra de ideas (democracia y libertad contra radicalidad y barbarie) y así distraer de los intereses y la complejidad real que se esconden tras las versiones oficiales y oficializadas de la historia.

    Volviendo a la violencia estructural, encontramos ciertas variables que podríamos reproducir en una escala. Se puede ir avanzando o quedarse en alguno de los puntos. Estos son:

    Por parte de quien la sufre

  • No se es consciente.

  • Se piensa sobre ciertas acciones violentas que se sufren.

  • Se verbalizan dichas acciones.

  • Hay una movilización, se agrupan para dejar de sufrirlas.

  • Enfrentamiento contra los agentes violentos.

  • Obtención de resultados

  • Reacciones ante los puntos anteriores de quien se beneficia de la violencia

  • Distracción para evitar que se tome conciencia de dónde está el problema

  • Represión psicológica mediante la demonización de los pensamientos emergentes.

  • Contraverbalización (Propaganda y otros tipos de imposición ideológica)

  • Represión política frente a la verbalización.

  • Enfrentamiento.

  • Obtención de resultados.

  • Obstáculos que se oponen al advenimiento de las sociedades del conocimiento compartido. Koichiro Matsuura

    “La brecha digital. Hoy en día, el hecho de no estar conectado a la red supone verse privado del acceso a múltiples conocimientos. Si bien es cierto que el número de internautas aumenta sin cesar y asciende ya a la cifra de 1.000 millones, hay todavía en el mundo 2.000 millones de personas privadas de electricidad y el 75% de la población del planeta no tiene acceso, o muy poco, a los medios de telecomunicación básicos.

    La brecha cognitiva, mucho más honda y antigua, que no sólo traza una divisoria profunda entre los países del hemisferio Norte y los del hemisferio Sur, sino también dentro de cada sociedad.

    La concentración del conocimiento, y más concretamente de los conocimientos de vanguardia y de las inversiones importantes en los campos de la ciencia y la educación. Unos y otras se agrupan en áreas geográficas reducidas, agravando la fuga de cerebros de los países del hemisferio Sur hacia los del hemisferio Norte, entre los países del Norte, y también entre de los países del Sur.

    En principio, el conocimiento tiene que ser objeto de un aprovechamiento compartido. No obstante, a partir del momento en que se convierte en información tiene un precio. A este respecto, debemos preguntarnos dónde se sitúa el imprescindible compromiso entre la universalidad del conocimiento que supone su accesibilidad para todos, sin excepciones y el respeto del derecho de propiedad intelectual.

    El auge de sociedades en las que el conocimiento sea un bien común compartido se ve obstaculizado hoy por la agravación de toda una serie de disparidades sociales, nacionales, urbanas, familiares, sociales y culturales que afectan a un gran número de países (...)” 21

    Algunos datos: 22

    • Tipo de sociedad previsible según los 500 ejecutivos mejor remunerados del mundo reunidos en San Francisco (Fairmont Hotel) en 1997: La sociedad 20/80 (20% de los individuos imprescindibles para el funcionamiento de la máquina económica globalizada y un 80% restante ocupado en trabajos precarios, inseguros, temporales, informales o irrelevantes)

    • Sólo el 4% de la población mundial sabe leer, tiene empleo estable, acceso a la Seguridad Social, gasta más de dos euros al día y disfruta de libertades políticas.

    • El 50% de la población mundial no tiene acceso a la seguridad social.

    • Según la OIT, el 33'3% de la población activa mundial está desempleada o subempleada.

    • Hay unos 103 millones de niños sin escolarizar en el mundo.

    • Número de trabajadores en el mundo (2203): 2.800 millones

    • Que ganan menos de 2 dólares diarios: 1.400 millones

    • Que ganan menos de un dólar diario: 550 millones

    • Gasto necesario para la universalización de la enseñanza primaria en 2015: 5.500 millones.

    • Gasto anual de la presencia militar de Estados Unidos en Iraq en los dos primeros años: 46.500 millones.

    • Impuestos a la importación de azúcar en Europa occidental: 176%

    • Impuestos a la importación de azúcar en EEUU: 151%

    • Impuestos a la importación de azúcar en Japón: 278%

    • Impuestos a la importación de azúcar en Uganda: 25%

    • Petición de la OMC: que Uganda disminuya los impuestos a la importación de azúcar.

    • Mujeres (según la Organización Internacional de Migraciones) que entran anualmente en la UE víctimas del tráfico de seres humanos: 500.000

    • Mujeres y niñas víctimas del mercado mundial de sexo según Naciones Unidas: 4.000.000

    • Beneficios anuales de la prostitución en el mundo: 5 billones de euros

    • Dinero que mueve anualmente el comercio sexual en España: 14.600 millones de euros.

    • Incremento del número de pobres en EE.UU. entre 2003 y 2004: 1.100.000.

    • Descenso del salario medio en EE.UU. desde mediados de los 70: 20%

    • Semanas que un trabajador estadounidense tiene que trabajar más al cabo del año para tener el mismo nivel de vida que en 1973: 6

    • Estadounidenses que creen que Dios creó al ser humano hace 10.000 años: 56%

    • Creen en el demonio (de forma literal): 65%

    • Creen en el paraíso: 82%

    • Creen que el mundo acabará en una batalla entre Cristo y el Anticristo: 60%

    • Número de países cuyas leyes castigan las relaciones homosexuales: 80

    • Número de países que aplican pena de muerte en casos de homosexualidad: 7

    • Año en que la OMS eliminó la homosexualidad de las enfermedades psiquiátricas: 1990

    • Sudafricanos que fallecen diariamente por SIDA: 600

    • Coste anual del tratamiento antirretrovial: 160 dólares

    • Coste anual del tratamiento (ineficaz) de multivitaminas propuesto por Rath: 378 dólares.

    • Afectados por el SIDA que viven en India (2003): 5,1 millones

    • Afectados por el SIDA que viven en India (2005): 8,5 millones

    • Incremento 2003-2005: 66,66%

    • Principal suministrador de fármacos antivirales en los países en desarrollo: India

    • Porcentaje de trabajadores con contrato temporal en España en 2004: 32,5%

    • Relación entre la eventualidad en España y la media europea: el doble

    • Relación entre la siniestralidad en España y la media europea: el doble

    • Masa forestal a principios del S.XX: 5000m. Ha.

    • Masa forestal en 2000: 2.900 m. Ha (Reducción del 42,4%)

    • Consumo de petróleo previsto en China si sus ciudadanos tuvieran tantos coches como los de Estados Unidos: 80 millones de barriles diarios.

    • Producción mundial de petróleo: 75 millones de barriles diarios.

    • Reducción necesaria del consumo de carbón y petróleo para que el clima se estabilice en nuestro planeta: 70%

    • ¿Quién subvencionó generosamente antes de 1995 a 4 científicos norteamericanos para que sembraran dudas sobre el calentamiento global?: La industria del carbón.

    • Importe gastado por ExxonHobil desde 1998 en su campaña contra el calentamiento global: 10 millones de euros.

    • Países que disponen de centrales nucleares: 31

    • Centrales nucleares en funcionamiento: 450

    • Centrales nucleares en EEUU: 103 (23%)

    • Centrales nucleares en proyecto en EEUU: 70

    • Centrales nucleares en proyecto en China: 30

    • Centrales nucleares en proyecto en India: 20

    • Probable agotamiento de los recursos de uranio: 50 años

    Referencias bibliográficas:

    1: MARX y ENGELS. Manifiesto del Partido Comunista. 1848

    2: TORTOSA, José María. Políticas compensatorias y políticas estructurales: complementariedad, no oposición. http://www.ua.es/es/cultura/gepyd/docs/IICUMBRE.htm II Cumbre de la deuda social. Septiembre de 2003.

    3: RODRÍGUEZ LABRIEGO, Ezequiel. El periodista Horacio Verbitsky y la “ayuda humanitaria” de la Fundación Ford. http://www.rebelion.org/ddhh/labriego011201.htm

    4: CHOMSKY y RAMONET, cómo nos venden la moto. 1995. Ed. Icaria, colección Más madera.

      • CHOMSKY: El control de los medios de comunicación

      • RAMONET: Pensamiento único y nuevos amos del mundo.

    5: Monique Chemillier-Gendreau, "Contre l'ordre impérial, un ordre public démocratique et universel", Le Monde diplomatique, diciembre 2002, pág. 22.

    6: TORTOSA, José María. Proletarios, partido exterior y partido interior en Dos mil tres. Universidad De Alicante. http://www.ua.es/es/cultura/gepyd/docs/proletarios.htm 2003

    7: Véase la recensión del libro de George Bush y Brent Scowcroft (Asesor de Seguridad Nacional), A World Transformed, Nueva York, Alfred A. Knopf, 1998, en James Chace, "New World Disorder", The New York Review of Books, XLV, 20, 27 de diciembre de 1998.

    8: JOSELUIS, El neoliberalismo cibercapitalista y la posibilidad de otro mundo mejor, http://edicionessimbioticas.info/article.php3?id_article=239, en Ediciones Simbióticas, 2005

    9: ALONSO, Variaciones sobre un mundo en cambio. Alianza, 1996. En la revista El Viejo Topo, enero 2006.

    10: NEEDHAM, J. Science and Civilisation in China Vol. 1, p. 242.

    11:http://press.jrc.it/NewsExplorer/clusteredition/es/20060116,lavanguardia-aed0c8544a3322338dc2307a3b4cb0c5.html, http://www.economista.com.mx/articulos/2006-01-13-6094 entre otros.

    12: Pew Research Center, http://people-press.org/. 16 noviembre 2005

    13: BAUDRILLARD, Jean Paul. El sistema de los objetos. Siglo XXI. 1968

    14: ISRAEL GARZÓN, Estrella. La comunicación periodística en una socedad global. http://www.campusred.net/forouniversitario/pdfs/Ponencias/Estrella_Israel.pdf. Noviembre de 2003

    15: “LA JIRIVILLA” Ante la renuncia del director de la CIA ¿A quién creerle?

    http://www.rebelion.org/medios/040608lj.htm, 9/6/04

    16: RAMONET Ignacio Mentiras de Estado. http://www.rebelion.org/medios/030710royo.htm, Le Monde Diplomatique & Rebelión. Julio de 2003

    17: A Nation deceived, BARD SCHMOOLER Andrew, The Baltimore Sun, 27 de octubre de 2004. En De nuevo el nuevo (des)orden mundial. TORTOSA, José María,

    http://www.dlh.lahora.com.ec/paginas/debate/paginas/debate1343.htm

    18: http://www.libertaddigital.com/bitacora/comentarios.php?id=154&num=16

    Bitácora de Libertad digital del 9 de junio de 2001

    19: REY, Juan. De viejos y nuevos arquetipos: La imagen del musulmán después del 11 de septiembre. http://www.campusred.net/forouniversitario/pdfs/Ponencias/Juan_Rey.pdf. Noviembre de 2003

    20: TORTOSA, José María. La tregua. Artículo de opinión del diario Información. 25 de enero de 2006

    21: Koichiro Matsuura (director general de la Unesco) Hacia las sociedades del conocimiento. http://www.educacionenvalores.org/article.php3?id_article=461&var_recherche=Hacia+las+sociedades+del+conocimiento Noviembre de 2005.

    22: Salvador López Arnal en la revista El Viejo Topo (marzo, abril, julio/agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2005 y enero y febrero de 2006)

    Bibliografía

    BONEAU, Denis. Guerra Fría psicológica. Las ciencias de la dominación mundial. http://voltairenet.org/article124110.html

    ECO, Umberto. Apocalípticos e integrados. 1968

    HELLÍN ORTUÑO, Pedro Antonio. La publicidad posmoderna y el mito de la tecnología. http://edicionessimbioticas.info/article.php3?id_article=179 y http://www.cibersociedad.net/congres2004/grups/fitxacom_publica2.php?grup=23&id=108&idioma=es, 22 de diciembre de 2004 (II Congreso virtual del observatorio para la Cibersociedad)

    PERALES BAZO, Francisco. La retrasmisión televisiva de la guerra de Irak, ayer y hoy. http://www.campusred.net/forouniversitario/pdfs/Ponencias/Francisco_Perales.pdf. Noviembre de 2003

    SARTORI, Giovanni. Homo videns. La sociedad televisiva. 1997. Taurus.

    TORTOSA, José María. De nuevo el nuevo (des)orden mundial.

    http://www.dlh.lahora.com.ec/paginas/debate/paginas/debate1343.htm

    TORTOSA, José María. La agenda hegemónica, amenaza a la universidad intercultural. III Simposio del grupo “Urelva” (Red de Universidades Regionales Latinoamericanas en Valladolid): Interculturalizar la convergencia universitaria; Valladolid, 27 de septiembre de 2005. http://www.ua.es/es/cultura/gepyd/docs/urelva.pdf

    60

     

    1120

    K4

    Maritime trade expansion

    LC3

    (Genoa)

    1190

    K5

    Champagne Fairs

     

     

    1250

    K6

    Black Sea trade

    LC4

    (Venice)

    1300

    K7

    Galley fleets

     

     

    Long Cycles

    World Powers

    Date

    K-Waves

    Global leading sectors

    LC1

    Northerns Sung

    930

    K1

    Printing and paper

     

     

    990

    K2

    National market

    LC2

    Southern Sung

    1060

    K3

    Fiscal framework

     

    1350

    K8

    Pepper

    LC5

    Portugal

    1420

    K9

    Guinea gold

     

     

    1492

    K10

    Spices

    LC6

    Dutch Republic

    1540

    K11

    Baltic trade

     

     

    1580

    K12

    Asian trade

    LC7

    Britain I

    1640

    K13

    American plantations

     

     

    1680

    K14

    Amerasian trade

    LC8

    Britain II

    1740

    K15

    Cotton, iron

     

     

    1792

    K16

    Railroads

    LC9

    USA

    1850

    K17

    Electric power, steel

     

     

    1914

    K18

    Electronics, motor vehicles

    LC10

    1973

    K19

    Information industries

     

     

    2026

    K20