Sistema hormonal

Hormonas. Función biocatalizadora. Glándulas endocrínas. Alteracines hormonales. Tiroxinas. Adrenalina. Insulina

  • Enviado por: Meritxell Meira-hanelore
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 5 páginas

publicidad
cursos destacados
Cálculo - Series Numéricas
Cálculo - Series Numéricas
¿Ya estas en la Universidad? ¿Cómo te va con Cálculo? Si ya habéis llegado al tema de series numéricas y os...
Ver más información

Solución a las Pruebas PISA 2012
Solución a las Pruebas PISA 2012
El  motivo de la creación de este curso, que en realidad es más una serie de problemas resueltos, se...
Ver más información


HORMONAS

Puede definirse las hormonas como sustancias químicas específicas con función biocatalizadora, que producidas en las glándulas de secreción interna o bien que en determinadas células es no forman parte de órganos glandulares, son recogidas si transportadas por medio de la sangre a diversos órganos y partes del organismo, sobre los que desarrollan efectos de activación, regulación y correlación de sus funciones.

Las principales hormonas son elaboradas por las glándulas de secreción interna llamadas así porque carecen de conducto excretor, vertiendo su secreción directamente en la sangre. Además de estas hormonas elaboradas por glándulas (hormonas glandulares), existen otras producidas por diversas células diseminadas por el organismo, que no forman órganos glandulares. Son las llamadas hormonas hísticas.

Las hormonas, dada su condición de catalizadores, ejercen su acción en cantidades muy pequeñas. Para evitar su acumulación en el organismo que resultaría perjudicial, son inactivadas y eliminadas con un ritmo bastante rápido, por lo que han de ser continuamente restituidas, de ahí que en las glándulas o células que las elaboren deben mantener su actividad secretora interrumpidamente.

Los trastornos provocados por secreción anormal de las hormonas pueden ser debidos tanto al defecto como al exceso de su producción. Cuando una enfermedad se debe a que una glándula elabora menor cantidad de hormonas de lo normal, hablamos hipofunción de dicha glándula, mientras que en si la actividad secretora es decisiva decimos que se presenta una hiperfunción glandular. No obstante, que en ocasiones, los trastornos no aparecen únicamente como consecuencia de una producción mayor o menor, sino también a causa de alteraciones de equilibrio entre dos o más o hormonas.

LAS GLANDULAS ENDOCRINAS Y SUS HORMONAS

Glándula tiroides

Se trata de una glándula formada por dos lóbulos unidos por una porción más estrecha, situada en la parte anterior del cuello, debajo de la laringe.

La hormona elaborada por la glándula tiroides es la tiroxina, cuya característica química más destacada es la de poseer cuatro átomos de iodo en su molécula, a los que queda vinculada su actividad hormonal, ya que si eliminan el producto resultante es totalmente inactivo.

La has dadas funciones principales de la tiroxina son las siguientes:

  • Acelerar el metabolismo, incrementando loa procesos de oxidación (catabólicos) liberadores de energía.

  • Como consecuencia de la función anterior, es lógico que la tiroxina ejerza una notoria influencia sobre el crecimiento y desarrollo. Si se extirpa el tiroides a animales jóvenes se observa una acusada detención del desarrollo en comparación con sus congéneres a los que no se ha practicado dicha supresión glandular

La mayor producción de tiroxina o hipertiroidismo origina una enfermedad conocida con el nombre de bocio exoftálmico o enfermedad de Basedow, cuyas dos manifestaciones principales son el aumento considerable de tamaño de la glándula a expensas del tejido que produce la hormona (tejido noble), lo que se traduce en una manifiesta tumoración en la parte anterior del cuello (bocio) y en la prominencia de los globos oculares que he confiere al paciente una expresión de susto o asombro. Dado que el exceso de tiroxina exalta el catabolismo, el bocio exoftálmico se acompaña de acaloramiento, delgadez, aceleración de la actividad cardiaca y respiratoria, continua tensión nerviosa, etc. El déficit de la producción de hormona tiroides o hipertiroidismo, produce alteraciones diferentes en el adulto que en el individuo muy joven, recién nacido.

En los adultos, la manifestación más frecuente es llamado mixdema caracterizado por una hinchazón de la piel, consecuencia de la acumulación de agua y en ella; acompañándose de efectos es contrarias al hipertiroidismo: reducción del metabolismo, obesidad, ojos hundidos, depresión nerviosa, lentitud cardiaca y disminución de la producción de calor. En ocasiones el hipotiroidismo de las producción se acompaña de una aumento de tamaño de la tiroides a expensas no del tejido noble, sino del inersticial, desarrollándose en el llamado bocio típico.

En los individuos jóvenes o recién nacidos el déficit de hormona tiroidea provoca la enfermedad denominada cretinismo, caracterizada por una detención del crecimiento (enenismo), de deficiencia mental, imposibilidad de desarrollo sexual, rasgos toscos y obesidad.

Se discutido mucho sobre las causas del tipo de hipertiroidismo, atribuyéndose lógicamente a una deficiencia en yodo que impida la producción de tiroxina. En algunos países, especialmente montañosos solo el hipotiroidismo es endémico.

Cápsulas suprarrenales

Se hallan situadas sobre los riñones en forma de pequeños casquetes. La principal hormona a la producida es la adrenalina. Las acciones que ejerce la adrenalina son antagónicas respecto a la que realiza la insulina. Así la adrenalina es hiperglucemiante, pues estimula la conversión del glucógeno del hígado en glucosa, suministrando así más cantidad de azúcar a los músculos y hay otras tejidos. Esta función y hiperglucemiante se halla íntimamente relacionada con el papel que desempeña la adrenalina para preparar el organismo frente a las situaciones y apuro o alarma, que entre requieren un esfuerzo y atención superior a los normales. Se desencadena entonces un cuadro semejante al que provoca la estimulación del componente simpático: aumentar el ritmo del corazón, y la presión sanguínea, la dilatación bronquial y la de los vasos sanguíneos musculares, todo lo cual, junto con la acción hiperglucemiente, proporciona a los músculos el oxígeno y el azúcar necesarios para que sea incremente catabolismo, con liberación de gran cantidad de energía, necesaria a la realizar el esfuerzo muscular extraordinario que exige cualquier situación de peligro. Se produce además el herizamiento del pelo ("carne de la gallina") y si se dilata la pupila del ojo.

Glándula pancreática

La glándula pancreática o páncreas, situada detrás y debajo del estómago es a la vez glándula exocrina y endocrina. Como glándula exocrina elabora como sabemos el jugo pancreático; como glándula de secreción interna segrega una importante hormona, la insulina.

Las funciones principales que la insulina ejerce en el organismo son las relacionadas con el mantenimiento de la cantidad normal de glucosa en la sangre. Es todo lo logra porque limita la liberación del citado azúcar a partir del glucógeno del hígado y estimula su consumo por los tejidos.

Una deficiencia de insulina provoca un aumento de glucosa en la sangre (hiperglucemia) debido a que el glucógeno almacenado en el hígado se descompone más deprisa, liberando cantidades excesivas de dicho azúcar que son vertidas al torrente circulatorio y luego excretadas en gran cantidad por la orina (glucosuria). Todo ello da lugar a la enfermedad conocida con el nombre de diabetes.