Sistema digestivo, excretor, respiratorio y circulatorio

Biología. Cuerpo humano. Digestión. Excreción. Respiración. Circulación. Órganos

  • Enviado por: Juan L. Lombardi
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 17 páginas
publicidad
cursos destacados
Técnico en Análisis Clínico: Especialidad Hematología
Cavida Formación
Materiales didácticos, presentados de forma clara y amena, con los que el/la alumno/a obtendrá conocimientos en...
Solicita InformaciÓn

Oposición para Auxiliar de Laboratorio
Cavida Formación
Titulación mínima requerida Graduado escolar/bachiller (depende del Órgano convocante).
Solicita InformaciÓn

publicidad

INDICE

El sistema digestivo:

  • ¿Qué es el sistema digestivo?

  • El descubrimiento del sistema digestivo.

  • La digestión, paso a paso.

  • El alimento en: la boca.

la faringe

el esófago.

el estomago.

el intestino delgado.

el intestino grueso.

  • La anorexia, la bulimia y la obesidad.

El sistema excretor:

  • ¿Qué es el sistema excretor?

  • La homeostasis.

  • La excreción es parte de la nutrición.

  • Los sistemas excretores.

  • El sistema excretor urinario y la orina.

  • Los nefrones

  • Formación y expulsión de orina.

  • Los cálculos.

  • Interpretación básica de un análisis de orina.

  • La transpiración.

El sistema respiratorio:

  • ¿Qué es el sistema respiratorio?

  • Respiración externa o mecánica.

  • Respiración interna o celular.

  • Esquemas de las vías aéreas superiores e inferiores.

  • ¿Cómo se produce la voz?

  • análisis de la mecánica respiratoria y el intercambio gaseoso.

  • análisis de la respiración celular y la anaeróbica.

  • análisis de la frecuencia respiratoria.

  • El tabaquismo y otros trastornos respiratorios.

El sistema circulatorio:

  • ¿Qué es el sistema circulatorio?

  • El corazón, una bomba.

  • La sangre

  • Los vasos sanguíneos.

  • Los movimientos del corazón.

  • El ritmo cardiaco.

  • Variaciones de la actividad cardiaca.

  • La presión sanguínea.

El sistema digestivo

¿Qué es el sistema digestivo?

El sistema digestivo es un conjunto de órganos que forman un tubo, fundamentalmente muscular y ubicado verticalmente, que comienza en la boca y termina en el ano. Mide aproximadamente 10 mts. de largo. El recorrido total, desde la boca hasta que la materia fecal producida es eliminada, tarda aproximadamente 18 horas

En este tubo, los alimentos son convertidos en moléculas simples para así poder llegar a la sangre y a las células. Esto es conocido como digestión.

El descubrimiento del sistema digestivo

Esta explicación tardo mucho tiempo en descubrirse. En la antigüedad, se abría el estomago y los intestinos de los animales para ver que había sucedido con los alimentos que estos comían (carne, semillas o hierba) y se sorprendían al encontrar únicamente una masa pastosa.

En el siglo XVIII el científico italiano Lázaro Spallanzani investigo como se produce la transformación de los alimentos durante la digestión. Para esto realizo en si mismo curiosos experimento. Por ejemplo, preparo jaulas muy pequeñas de alambre con esponjas en su interior colgando de un hilo y se las trago. Dejo pasar cierto tiempo para que las esponjas absorbieran el jugo de el estomago y luego las extrajo tirando de los hilos. Una vez afuera, exprimió las esponjas y mezclo el jugo obtenido con diferentes alimentos en tubos que mantenía bajo sus axilas para reproducir las condiciones de temperatura del interior del cuerpo. Así, Spallanzani comprobó que el jugo gástrico es capaz de transformar, aun fuera del cuerpo, alimentos que contienen proteínas, como la carne.

La digestión, paso a paso.

Al ingresar en el tubo digestivo, los alimentos van sufriendo dos tipos de transformaciones mientras lo recorren: las transformaciones mecánicas, producidas por la acción de fuerzas y las transformaciones químicas, producidas por la acción de sustancias.

Las mecánicas incluyen el desmenuzamiento de trozos grandes de alimento en otros mas pequeños y los movimientos de las paredes musculares de los órganos del tubo que permiten el avance de los alimentos y su mezcla con los distintos jugos digestivos.

Las químicas están a cargo de las enzimas digestivas presentes en los distintos jugos. Existen diferentes tipos de enzimas y cada una de ellas actúa facilitando la simplificación de un tipo de partícula de alimento en especial. Por ejemplo, las enzimas que permiten la transformación de los hidratos de carbono complejos en otros mas simples no son las mismas que actúan sobre la simplificación de las proteínas o de las grasas.

Amilasas

Simplifican el almidón en azucares mas simples, los disacáridos

Disacaridasas

Simplifican los disacáridos y permiten obtener unidades de glucosa.

Proteasas

Simplifican la proteína en aminoácidos

lipasas

Simplifican los lípidos en glicerol y ácidos grasos.

El alimento en: la boca

Luego de la ingestión (incorporación de alimentos a la boca) se produce la masticación. Esta es la acción que realizan los músculos de la cara cuando mueven las mandíbulas junto con la acción que efectúa la lengua, que coloca los alimentos entre los dientes. Los dientes poseen distintas formas y tamaños y se ocupan de cortar y moler los grandes trozos de comida en unos mas pequeños. Al mismo tiempo, la saliva (jugo digestivo producido por tres pares de glándulas salivales) es volcada en la boca.

La saliva contiene enzimas amilasas, (que comienza a disolver los alimentos con almidón en la boca antes de que llegue al estomago) agua con sales disueltas y mucus, que humedece y lubrica la comida para que el su paso hacia la faringe sea mas fácil. La saliva también tiene una acción defensiva, ya que contiene anticuerpos y sustancias bactericidas que previenen algunas infecciones.

El alimento en: la faringe

Desde la faringe (conocida como garganta) se abren dos caminos: uno hacia el tubo digestivo y otro hacia la vía respiratoria. En el acto de tragar, o deglución, el pasaje hacia la laringe (órgano del sistema respiratorio) se bloquea y los alimentos siguen por el sistema digestivo. La epiglotis es una estructura rígida cartilaginosa, como una tapita, que cuando tragamos se mueve hacia abajo y obstruye el paso de los alimentos a la vía respiratoria obligándolo a ir hacia el esófago.

El alimento en: el esófago

Desde la faringe los alimento llegan al esófago conducto por el que el alimento avanza hacia el estomago empujado por contracciones de las paredes que son fundamentalmente musculares. Estos movimientos, que se repiten a lo largo de todo el tubo digestivo, son llamados movimientos peristálticos y forman parte de la digestión mecánica. El esófago mide aproximadamente 25 cm. y esta tapizado internamente por un material denso que forma una capa de mucus. Esta capa protege al conducto y lubrica los alimentos que pasan por el.

En la comunicación con el estomago hay un orificio en forma de anillo o esfínter llamado cardias, cuando este músculo se contrae, el orificio se cierra y cuando se relaja se abre. Así regula el paso de los alimentos hacia el estomago.

El alimento en: el estomago

La forma ensanchada del estomago facilita el almacenamiento del alimento por unas pocas horas, mientras este es atacado por el jugo gástrico que el mismo estomago produce y vuelca en su interior. Este jugo contiene: agua, un potente ácido llamado clorhídrico y dos tipos de enzimas: las que simplifican los lípidos (lipasas) y las que simplifican proteínas (proteasas). Estas ultimas requieren de un medio ácido para actuar, condición que es proporcionada por el ácido clorhídrico. Esta también tiene acción defensiva ya que destruye los microbios que ingresan con el alimento.

Internamente, el estomago esta recubierto por una capa de mucosa pero mucho mas gruesa que la que se encuentra en el resto del tubo digestivo. Esto evita que sus paredes sean dañadas por el ácido.

A veces, por problemas emocionales o nerviosos y por la ingestión de sustancias irritantes como el tabaco, el alcohol, el café o los picantes esa capa de mucosa puede adelgazar. El adelgazamiento o la irritación de la capa de mucosa produce una sensación de ardor o acidez. Si esta enfermedad, llamada gastritis, progresa, se pueden llegar a producir una perforaciones en la pared del estomago, denominadas ulceras.

La papilla de alimento formada en el estomago avanza hacia el intestino delgado debido a los movimientos peristálticos. En la comunicación entre ambos órganos hay otro esfínter, llamado píloro, que regula el paso de pequeñas cantidades de esa papilla.

El alimento en: el intestino delgado.

La primera porción de intestino delgado es un tubo de 25 cm. en forma de C, llamado duodeno. En el se termina la digestión química gracias a la acción de tres jugos: el intestinal, producido por las propias paredes del duodeno; el pancreático, proveniente del páncreas y la bilis, formada en el hígado.

Los jugos intestinal y pancreático contienen enzimas que completan la simplificación de las proteínas, comenzada en el estomago; la de los glucidos, iniciada en la boca y la de los lípidos, que, en el caso de algunos de ello, comienza en el estomago.

La bilis, antes de volcarse en el duodeno, se almacena e una bolsita ubicada bajo este órgano, denominada vesícula biliar. Este jugo no contiene enzimas, pero colabora en la digestión rompiendo las gotas grandes de grasa en otras mas pequeñas. Esta función, conocida como emulsión de las grasas, permite que las enzimas de otros jugos puedan actuar mas fácilmente sobre las microscópicas gotitas obtenidas.

Como resultado de la digestión química, las moléculas complejas de glucidos quedan como unidades de glucosa; las de proteínas en aminoácidos y la de los lípidos en glicerol y ácido grasos. Estas moléculas simplificadas avanzan hacia la segunda porción del intestino delgado, el yeyuno-ileon. Este mide aproximadamente 6 metros y es donde se produce el pasaje de los nutrientes resultantes de la digestión hacia la sangre. Esta función, llamada absorción intestinal, es gracias a que la pared del yeyuno-ileon presenta una superficie plegada y totalmente cubierta por pequeñas prolongaciones en forma de dedos conocida como vellosidades. Estas mueven el contenido intestinal hacia atrás y hacia delante, facilitando el pasaje hacia los diminutos vasos sanguíneos que las rodean.

El alimento en: el intestino grueso.

Durante el recorrido por el intestino grueso se produce la materia fecal, producto de la unión de los desechos de la digestión, llegan a este órgano, de aproximadamente 1,5 mt. de extension, sustancias que no fueron digeridas, como fibras vegetales, restos no absorbidos parte de mucus y jugos, células de las paredes del tubo que se desprendieron durante el proceso, agua y sales.

Una vez que ingresan a la primera porción del intestino grueso, denominada ciego, no pueden volver atrás, puse se lo impide una válvula llamada ileocecal, que conecta el ileon con el ciego. En esta porción del intestino grueso se localiza el ápice, un pequeño tubo parecido a un dedo de un guante que puede infectarse o inflamarse por la deposición de restos de la digestión que circulan por la zona (apendicitis). Se cree que el apéndice posee un tejido productor de células que intervienen en las defensas del cuerpo.

El agua y los minerales que llegan a la siguiente porción del intestino grueso, llamado colon, son absorbidas por el, compactándose de ese modo los residuos restantes. Estos sirven de alimento para unas bacterias que viven en el intestino. Tales bacterias, al alimentarse, descomponen los restos, por lo que se produce el color y el olor característico de la materia fecal. Al mismo tiempo, la bacterias intestinales forman vitamina K, que el organismo absorbe junto con el agua. Finalmente, las heces formadas son transportadas hacia la ultima parte del intestino grueso, el recto. La llegada de las heces al recto estimula el deseo de defecar, es decir, de eliminar la materia fecal hacia el exterior. Su salida se produce por el ano, que es un orificio que también contiene un esfínter que, a diferencia de los otros, se puede controlar a voluntad a partir de aproximadamente los dos años de edad.

La anorexia, la bulimia y la obesidad.

  • La palabra anorexia significa “falta de apetito”, pero en realidad los anoréxicos eligen no comer por tener una obsesión con el peso corporal. Comen cada vez menos y adelgazan, pero se siguen viendo gordos debido a que tienen una imagen distorsionada de su propio cuerpo. La anorexia es mas frecuente cuando el individuo se encuentra en la adolescencia y cada vez mas en los varones.

  • Esta enfermedad tiene consecuencias muy graves que van desde la caída del pelo, el aumento del vello sobre la piel y la ausencia de menstruación en las mujeres hasta un deterioro físico general y desnutrición que puede llegar a causar la muerte si no es tratado a tiempo.

  • La palabra bulimia significa “hambre de buey”. Los bulímicos ingresan compulsivamente grandes cantidades de alimento en poco tiempo y luego sienten una gran culpa que los lleva a provocarse vómitos, tomar laxantes y diuréticos, realizar ejercicios físicos intensos e iniciar una dieta muy estricta hasta el siguiente episodio. Este puede repetirse con una frecuencia de dos o tres veces por semana. La bulimia también es mas frecuente en las mujeres, tanto adolescentes como adultas jóvenes.

  • A diferencia de los anoréxicos, los bulímicos no necesariamente son delgado, sino que pueden tener un peso normal e incluso ser gordos. Suelen aumentar y bajar de peso en periodos muy cortos de tiempo, tener alteraciones en el sueño y el carácter. Pero las consecuencias mas graves están relacionadas con la perdida de agua y de minerales que, en casos extremos, pueden ocasionar la muerte.

  • La obesidad es provocada por un gran consumo de comida difícil de controlar, que aporta en exceso calorías que no llegan a ser quemadas por la actividades metabólicas y se almacenan provocando el aumento de peso. El hecho de que esta enfermedad sea considerada una epidemia esta relacionado con un modo de vida cada ve mas sedentario y con una alimentación con exceso de azucares concentrados (dulces) y grasa, y pobres en fibras de vegetales.

  • Las consecuencias de la obesidad son variadas y, en algunos casos, muy riesgosas para el individuo: dificultades respiratorias y digestivas, menor resistencia a las infecciones, diabetes, varices, enfermedades del sistema circulatorio, especialmente en las arterias y el corazón, y ciertos canceres. también acarrea problemas sociales, como rechazo por parte de otros individuos o dificultades para conseguir trabajo.

¿Qué es el sistema excretor?

El sistema excretor es el conjunto de órganos del cuerpo que se ocupan de la regulación de las condiciones internas.

La homeostasis.

Los seres vivos mantienen sus condiciones internas más allá de la variación del medio ambiente que los rodea. La propiedad que regula las condiciones internas recibe el nombre de homeostasis.

La excreción es parte de la nutrición.

Mediante la excreción, se mantiene constante la composición química de los líquidos corporales.

Las células del organismo reciben nutrientes por medio de la circulación sanguínea y los transforma en su interior. Como consecuencia de este conjunto de reacciones químicas ( metabolismo), producen calor y distintos tipos de moléculas, que pueden ser considerados desechos metabólicos. Pero el organismo humano no sólo elimina desechos producidos por las células. También hay otros que son residuos de la digestión, es decir, son aquellos materiales que no pueden digerirse e incorporarse a la sangre y que forman parte de la materia fecal. A estos desechos que no son producidos por la actividad celular se los llama desechos no metabólicos.

Los sistemas excretores.

El cuerpo posee diversas estructuras u órganos como la piel, el hígado, los pulmones, la glándula suprarrenal y los riñones, colaboran con la expulsión de los desechos metabólicos.

El sistema excretor urinario y la orina

El sistema urinario está formado por dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Su función es producir y eliminar la orina. La formación y la eliminación de orina, como parte de la excreción del exceso de agua ingerida y de desechos metabólicos como la urea y el ácido úrico, garantizan que la composición y el volumen de la sangre se mantengan prácticamente constantes, lo que implica que el sistema urinario tiene una función homeostática y excretora.

Los nefrones.

Cada riñón está constituido por en millón aproximadamente de unidades microscópicas llamadas túbulos renales o nefrones. Éstas son las unidades estructurales y funcionales del riñón ya que cada una es la mínima parte capaz de utilizar el filtrado de la sangre y así producir la orina.

El nefrón es un largo túbulo, con un ensanchamiento en su extremo anterior, la cápsula de Bowman, que rodea al glomérulo, un apelotonamiento de capilares sanguíneos. El resto del túbulo, de finas paredes rodeadas de capilares sanguíneos, luego de describir numerosas curvas desemboca en un túbulo colector de la pirámide renal.

Los tubos colectores desembocan a su vez en la pelvis renal, de la que parten los uréteres, que van a parar a la vejiga urinaria y ésta, por la uretra, llega al exterior.

Formación y expulsión de orina.

La orina se forma en los nefrones por un proceso que comprende dos fases:

En la fase de la filtración o glomerular, la elevada presión sanguínea en los capilares del glomérulo hace que filtre al interior de la cápsula de Bowman un líquido de composición similar a la del plasma sanguíneo, aunque sin proteínas, llamado filtrado glomerular.

En la fase de reabsorción o tubular, los componentes del filtrado glomerular a su paso por el túbulo renal, van siendo reabsorbidos por las células de la pared y vertidos a los capilares que rodean al túbulo. La totalidad de la glucosa y de los aminoácidos y una gran cantidad de sales minerales son reabsorbidos. Como consecuencia de ello, en los capilares de la pared del túbulo se produce ósmosis en gran cantidad, así también el agua se reabsorbe. El producto final es la orina, que difiere mucho del filtrado glomerular.

Los cálculos.

Los cálculos urinarios son formaciones sólidas o piedras en cualquiera de los órganos del sistema urinario. Pueden producirse cuando en la orina hay concentraciones muy elevadas de ácido úrico o sales minerales que no pueden mantener disueltas, por lo que precipitan. Las causas de la formación de los cálculos pueden ser, trastornos metabólicos, la disminución excesiva de la cantidad de agua en el organismo o la ingestión excesiva de alimentos ricos en proteínas.

Algunos cálculos pueden ser expulsados en forma espontánea, debido a su tamaño y estructura. En estos casos, los médicos recomiendan un aumento de la actividad física y una abundante ingestión de líquidos.

Si no es posible la expulsión espontánea, se determinan diferentes tratamientos según su ubicación. Por ejemplo, en el caso de que el cálculo se encuentre en los uréteres o en ciertas partes del riñón, se intenta romper el cálculo a través de una técnica, sin someter al paciente a una cirugía para extraerlo. Este tratamiento no es invasivo y es relativamente simple. El paciente se sienta en un baño de agua templada durante el proceso.

Con un aparato llamado litotritor ( triturador de piedra ) se emiten ondas sonoras que se dirigen a los cálculos de los riñones. Estas ondas sonoras no pueden ser percibidas por el oído, es decir, son ultrasónicas, pero tienen la capacidad de pulverizar los cálculos, que entonces sí pueden pasar al uréter y ser eliminados con la orina. Otra técnica utilizada para romper cálculos en urología, es el láser.

Interpretación básica de un análisis de orina.

El análisis de la orina proporciona información valiosa para la detección y el diagnóstico de enfermedades debido a que pueden aparecer en la orina alteraciones de su composición normal. Es un método muy útil por varios motivos: es muy fácil de obtener una muestra para analizar, nos brinda información sobre muchas funciones metabólicas importantes de nuestro organismo, permite el diagnóstico de ciertas enfermedades y es un método de laboratorio simple y rápido.

Los componentes de la orina pueden variar con la dieta, la actividad, el consumo de medicamentos, el embarazo y ciertas enfermedades. Por ejemplo, durante el embarazo, las mujeres producen una hormona llamada gonadotrofinacoriónica, que se encuentra en la sangre y en la orina. De esta manera facilita el diagnóstico del embarazo.

Los análisis de orina presentan dos grandes grupos de procedimientos: las observaciones físicas ( aspecto, color, olor ) y las determinaciones químicas. Pueden usarse unas tiras plásticas con almohadillas absorbentes en un extremo impregnadas con diferentes productos químicos que, al tomar contacto con la orina, reaccionan cambiando de color. Estas tiras reciben el nombre de cintas reactivas. Así se puede saber si alguna sustancia está presente o no, pero no en qué cantidad.

Análisis físico:

Apariencia:

Se refiere al grado de turbidez de la orina. Normalmente ésta es clara, pero puede ser turbia debido a la presencia de células, gran cantidad de proteínas, sales minerales y ácido úrico.

Color:

Puede ser cristalino hasta amarillo oscuro, según la concentración de la orina.

Olor:

Se debe a sustancias volátiles presentes en la orina pero varía, igual que el color, con los alimentos o con las drogas consumidas. Algunos olores sugieren enfermedades específicas.

Análisis químico:

pH:

Brinda información sobre la acidez, la alcalinidad o la neutralidad de una solución en particular. El pH urinario en nuestras matinales es levemente ácido, pero puede variar según el pH de la sangre, la función renal, la presencia de alguna infección urinaria , el tipo de dieta o drogas consumidas y el tiempo y el tiempo desde la obtención de la muestra. Las dietas altamente proteicas acidifican la orina; en cambio, aquéllas ricas en vegetales la alcalinizan.

Nitritos:

Su presencia en la orina sugiere una infección urinaria.

Glucosa:

Su presencia en la orina es utilizada especialmente para diagnosticar o controlar pacientes con diabetes.

Cetonas:

Su presencia en la orina refleja un inadecuado consumo de carbohidratos ( desnutrición, reducción de peso ). La causa más frecuente del hallazgo de escasa cantidad de cuerpos cetónicos en la orina es el ayuno.

Proteínas:

Se la distingue por espuma en la orina. Su presencia sugiere enfermedad renal, por ejemplo, en la filtración, debido a que su tamaño le impide formar parte de este fluido.

Bilirrubina:

Puede indicar una enfermedad hepática. Su presencia oscurece la orina.

Análisis microscópico:

Permite identificar elementos formados o insolubles en la orina, que pueden provenir de la sangre, del riñón, de las vías urinarias más bajas y de la contaminación externa.

Glóbulos rojos:

Enturbian la orina. Su presencia puede deberse a problemas en la filtración, ya que su tamaño es lo suficientemente grande como para no atravesar el filtro del nefrón.

Glóbulos blancos:

Su presencia sugiere una infección urinaria. También favorece la turbidez.

Bacterias, hongos:

Indican infecciones urinarias y enturbian la orina.

Cristales:

Formaciones de sales minerales o de ácido úrico. Su identificación es útil para detectar, por ejemplo, enfermedades hepáticas, trastornos metabólicos o daño renal.

El sistema respiratorio

¿Qué es el sistema respiratorio?

El sistema respiratorio es el conjunto de órganos del cuerpo especializados en el intercambio de gases con el medio ambiente. Está formado por los pulmones, los alvéolos y un conjunto de conductos, las vías respiratorias, que dejan pasar el aire desde el exterior hasta los pulmones. Las vías respiratorias están compuestas por dos tipos de aberturas (nariz y boca) y por una serie de conductos (fosas nasales, cavidad nasal, faringe, laringe, tráquea y bronquios que se ramifican en bronquiolos). Estos últimos, a su vez, se ramifican en otros conductos más angostos, llamados bronquiolitos, cada uno de los cuales desemboca en pequeños alvéolos. La caja torácica que contiene la mayoría de los órganos respiratorios también forma parte del sistema respiratorio. Sus movimientos permiten la renovación del aire en nuestro cuerpo.

La respiración externa o mecánica.

La respiración externa o mecánica es cuando se incorpora aire rico en oxígeno con la inspiración y se elimina aire rico en dióxido de carbono con la exhalación.

La respiración interna o celular.

La respiración interna o celular consiste en una serie de reacciones químicas mediante las cuales se obtiene la energía necesaria para las células. De estas reacciones químicas quedan, como desechos, moléculas de dióxido de carbono.

Esquemas de las vías aéreas superiores e inferiores.

¿Cómo se produce la voz?

El aire proveniente de los pulmones, al ser exhalado, hace vibrar las cuerdas vocales; pero para que se produzca la voz, es necesaria la coordinación de los músculos respiratorios, las cuerdas vocales, los labios y la lengua.

Los sonidos que emitimos dependen de varios factores; la vibración de las cuerdas vocales, su grosor, la velocidad con que sale el aire exhalado, la pureza del aire y la posición de los labios, la lengua y los dientes, que dan forma diversa a la caja de resonancia, el espacio por donde pasa el aire.

La voz de un hombre es más grave que la de una mujer debido a que tiene curdas vocales más gruesas y menos tensas. La velocidad del aire exhalado es responsable del volumen del sonido emitido. Cuanto más rápido sale el aire por la boca, más fuerte es el sonido. Al mover y cambiar de posición los labios, la lengua y los dientes, podemos formar distintas palabras y hablar.

Análisis de la mecánica respiratoria y el intercambio gaseoso

La mecánica respiratoria es la inspiración y la exhalación del cuerpo humano.

  • Inspiración: los movimientos del diafragma y de los músculos intercostales permiten que la caja torácica aumente su volumen. Cuando el diafragma se contrae y desciende, al mismo tiempo, las costillas se levantan y se corren hacia delante por la contracción de los músculos intercostales. De esta manera, el tórax incrementa su volumen y fuerza a los pulmones a expandirse. El aire interno también se expande porque tiene más espacio, su densidad es menor y disminuye su presión respecto de la del ambiente; entonces, el aire externo difunde hacia el interior del cuerpo.

  • Exhalación: los movimientos del diafragma y de los músculos intercostales permiten que la caja torácica reduzca su volumen. Mientras el diafragma se relaja, se curva y asciende, al mismo tiempo las costillas se juntan y se corren hacia atrás por la relajación de los músculos intercostales. De esta manera, al disminuir el volumen del tórax, los pulmones se ven forzados a contraerse. Esto aumenta la presión del aire en su interior respecto de la del ambiente y, por difusión, el aire sale.

Para comprender el intercambio gaseoso hay que conocer que entre los gases que componen el aire atmosférico se encuentran el nitrógeno (casi el 79%), el oxígeno (aproximadamente el 20%), el dióxido de carbono (el 0.04%) y, en menores concentraciones, otros gases. Estos valores son promedios, ya que, por ejemplo, el aire atmosférico de la ciudad no tiene la misma concentración de dióxido de carbono que el de un bosque.

Esta mezcla de gases ingresa a cada uno de los pulmones durante la inspiración.

Las paredes de los alvéolos y de los capilares que los rodean son muy delgadas, húmedas y semipermeables, es decir, permiten que ciertas sustancias como el oxígeno y el dióxido de carbono las atraviesen. Estos gases se mueven de un lugar donde están más concentrados hacia los lugares donde se hallan menos concentrados, es decir, difunden. En el caso del oxígeno, su concentración es mayor en los pulmones que en la sangre; por lo tanto, se desplaza desde los alvéolos pulmonares hacia los capilares sanguíneos. Simultáneamente, el dióxido de carbono se mueve en el sentido opuesto, ya que su concentración es mayor en la sangre que en los pulmones. Este intercambio de gases entre la sangre y el interior del alvéolo, se llama hematosis.

Una vez que el oxígeno penetra en la sangre, es transportado por la circulación sanguínea hacia todas las células del cuerpo. En cada una de ellas vuelve a ocurrir un intercambio gaseoso. El oxígeno difunde hacia el interior de la célula y el dióxido de carbono lo hace en sentido inverso, por lo que sale de la célula hacia la sangre de un capilar.

El aire exhalado presenta algunas diferencias en su composición con respecto al aire inspirado o atmosférico. Tiene nitrógeno en la misma concentración, pero el oxígeno ha disminuido, aproximadamente 16% y el dióxido de carbono se a elevado al 4%. Estos valores son promedios, ya que, el aire exhalado no tiene la misma concentración durante el reposo que durante la actividad física.

Análisis de la respiración celular y la anaeróbica.

Los sistemas digestivo y respiratorio nos permiten incorporar a la sangre nutrientes como la glucosa y el oxígeno. La sangre los transporta hacia las células del cuerpo. Una vez ahí, con esos nutrientes ocurren una serie de reacciones químicas, primero en el citoplasma y segundo en las mitocondrias. Este conjunto de reacciones químicas del metabolismo celular constituye la respiración celular.

El cuerpo humano puede obtener energía de la glucosa mediante la intervención del oxígeno. Pero también hay células, como las de los músculos voluntarios (bíceps) que son capaces de obtener energía de la glucosa sin la participación del oxígeno. Esto es llamado respiración anaeróbica. En este caso, la glucosa es dividida por moléculas de ácido láctico, producidas cuando el suministro de oxígeno es insuficiente.

Análisis de la frecuencia respiratoria.

La frecuencia respiratoria es el numero de inspiraciones que se producen en un minuto. En un adulto (reposando) es de aproximadamente 12 y 18 inspiraciones por minuto. Esto también depende de la necesidad de energía de las células del cuerpo. Producir las reacciones básicas para la vida que mantienen a las células vivas, como la digestión de los alimento o la regulación de la temperatura corporal, son actividades que requieren poca cantidad de energía.

Otras actividades que demanden el uso de las células musculares, como practica deportes, requieren una mayor cantidad de energía. Es por eso que cuando una persona aumenta la actividad física también aumenta la frecuencia respiratoria.

Durante los primeros años de vida, la necesidad de energía es muy alta comparada con la que requiere un adulto en las mismas condiciones. Esto ocurre porque el bebe esta creciendo, es decir, esta produciendo una gran cantidad de nuevas células. El adulto, en cambio, solo produce nuevas células cuando debe reparar algún tejido dañado. Es por eso que la frecuencia respiratoria es mucho mayor en un bebe que en un adulto.

El tabaquismo y otros trastornos respiratorios

Las enfermedades que pueden afectar al sistema respiratorio dependen de varios factores: la edad, el estado nutricional, el estado del sistema inmune, la contaminación del ambiente en donde el individuo se encuentra y sus propios hábitos, como el consumo de cigarrillos, denominado tabaquismo.

Entre las enfermedades respiratorias mas relacionadas con el tabaquismo se encuentran el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica. Los componentes del humo del cigarrillo son variados y cada uno de ellos tiene un efecto diferente sobre la salud.

El enfisema pulmonar es una enfermedad caracterizada por la perdida de elasticidad pulmonar, lo que dificulta la entrada y salida del aire. Por esto, los pulmones se dilatan. Esto provoca la destrucción de las paredes alveolares y comprime los capilares, obstaculizando la circulación sanguínea e impidiendo el intercambio gaseoso.

Las personas que sufren de esta enfermedad no respiran correctamente ya que ,debido a la perdida de elasticidad pulmonar, las inspiraciones y las inhalaciones son muy cortas y esto aumenta la frecuencia respiratoria.

La bronquitis crónica es una inflamación de la mucosa bronquial que presenta obstrucción de las vías respiratorias por la gran producción de moco, provocando tos y fuertes expectoraciones para despejarlas. Se asocia a bacterias perjudiciales que destruyen las células ciliadas de las vías respiratorias, por lo que aumenta la producción de moco y queda obstruido el paso del aire.

COMPONENTES DEL HUMO DEL CIGARRILLO

EFECTOS SOBRE LA SALUD

Nicotina

Es un pesticida. Causa dependencia física y psíquica. Aumenta la presión arterial y produce alteraciones de la frecuencia cardiaca (arritmia y taquicardia)

Monóxido de carbono

Es un gas venenoso que se une a la hemoglobina de la sangre impidiendo su asociación con el oxigeno y su transporte a las células. Puede provocar muerte por asfixia.

Alquitrán

Es una sustancia marrón, oscura y pegajosa que queda almacenada en los pulmones. Es cancerigena, es decir, origina tumores malignos.

Sustancias irritantes

Irritan e inflaman los bronquios, provocando bronquitis crónica y aumentando la producción de mucosa que facilita la obstrucción del paso del aire.

El sistema circulatorio

¿Qué es el sistema circulatorio?

El sistema circulatorio es un sistema de reparto que se encuentra en todo el cuerpo. El intercambio de sustancias entre las células y el medio que los rodea se produce principalmente por difusión. Así, las células obtienen del medio los alimentos y el oxigeno necesarios para vivir y para realizar sus actividades.

El abastecimiento de nutrientes tardaría demasiado tiempo si se hiciera de célula en célula. Para resolver ese problema, existe un liquido dentro del cuerpo que circula con nutrientes y desechos. Este liquido conecta rápidamente las fuentes de alimento y de oxigeno con los distintos grupos celulares y recoge de estos los desechos y vos vuelca en las partes del cuerpo donde estos pueden ser eliminados.

Este liquido se llama sangre y su movimiento a través del cuerpo es conocido como circulación sanguínea. La sangre circula por una red de tubos llamados vasos sanguíneos: arterias, venas y capilares, pero su recorrido resultaría imposible sin el corazón, una bomba que impulsa el liquido circulante.

Los vasos sanguíneos y el corazón conforman el sistema respiratorio.

El corazón, una bomba.

El corazón es un órgano hueco en forma de cono ubicado en la caja torácica entre los pulmones. En una persona adulta, este pesa alrededor de 300 gramos, tiene el tamaño de un puno cerrado y puede llenarse con medio litro.

Las paredes del corazón están formadas por tres tipos de tejidos, de afuera hacia adentro. El primero es el pericardio, que le da al corazón su apariencia lisa y brillante.

La capa media es la mas gruesa y esta formada por un músculo especial llamado miocardio. La tercera y ultima capa que esta en el interior se llama endocardio. Esta recubre el interior del corazón y es una lamina lisa semejante a la de los vasos sanguíneos que permiten el fácil deslizamiento de la sangre.

Interiormente se distinguen cuatro cavidades; dos superiores y dos inferiores. Las superiores reciben el nombre de aurículas (derecha e izquierda) que tienen paredes musculares delgadas y tamaño pequeño. Los inferiores se llaman ventrículos que son mas grandes y tienen paredes musculares mucho mas gruesas. Cada aurícula se comunica con un ventrículo a través de un orificio en el que hay una válvula que impide el retroceso de la sangre, pero entre el lado derecho y el izquierdo del corazón no se comunican entre si debido a la existencia de un tabique que los separa.

Las aurículas reciben sangre de las venas, la pasan a los ventrículos y estos los envían hacia las arterias. Entre cada ventrículo y arteria correspondiente también hay válvulas.

La sangre

La sangre es un tejido formado por una parte liquida, llamada plasma sanguíneo, y una parte por diferentes células: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y fragmento celulares: las plaquetas. también tiene gran cantidad de agua.

Todos los componentes celulares forman un tejido llamado medula ósea, que se halla en el interior de algunos huesos. Desde allí se vuelcan al torrente sanguíneo a medida que van madurando.

Los vasos sanguíneos.

Cuando el ventrículo se contrae, la sangre sale del corazón hacia las arterias. Estos grandes vasos tienen paredes musculares gruesas y elásticas. Con cada salida, las arterias se estiran ligeramente y de esa manera colaboran para impulsar la sangre y mantener un flujo constante hacia los vasos mas pequeños.

Las arterias se ramifican en vasos de menos diámetro, llamados arteriolas, que llagan a todos los órganos. Estas, a su vez, se ramifican hasta formar vasos de menor diámetro, los capilares. Estos vasos tienen paredes muy delgadas constituida por una sola capa de células y son muy numerosos. Tales características permiten que todas las células del cuerpo puedan intercambiar, por difusión, sustancias con la sangre que circula por los capilares. Por otro lado, los capilares se unen entre si y forman vasos sanguíneos mas gruesos llamados venulas, que se unen y forman venas que conducen la sangre de vuelta al corazón. estas venas tienen paredes musculares de menor grosor que las arterias y son menos elásticas. Muchas poseen válvulas en su interior que impide el retroceso de la sangre que regresa al corazón

Los movimientos del corazón.

El corazón es fundamentalmente un órganos muscular y realiza , como todos los músculos, dos movimientos: contracción y relajación.

La contracción cardiaca recibe el nombre de sístole, y la relajación el de diástole. Ambos movimientos suceden de la siguiente manera: las aurículas se contraen simultáneamente, impulsando la sangre hacia los ventrículos, que en ese momento están relajados.

Luego de la sístole auricular (que dura alrededor de 0,1 segundo) se produce la sístole ventricular. Se contraen los dos ventrículos, lo que permite la salida de la sangre hacia las arterias. Mientras los ventrículos se contraen (que dura alrededor de 0,3 segundos), las arterias están relajadas.

A continuación todo el corazón se relaja y comienza a llenarse nuevamente de sangre. Esta relajación total del corazón se llama diástole genera (que dura alrededor de 0,4 segundos). Por eso podemos decir que el ciclo cardiaco tienen una duración total de 0,8 segundos.

El ritmo cardiaco.

Las contracciones y relajaciones del corazón se suceden con un cierto ritmo. El ritmo del corazón se origina en una porción especializada del miocardio. Esta se llama marcapasos cardiaco porque marca el ritmo de las contracciones y posteriores relajaciones del músculo.

Este es un conjunto de células musculares especializadas que producen descargas eléctricas que hacen que el músculo se contraiga. Estas descargas se inician por si mismas en el propio marcapasos cardiaco ubicado en la pared de la aurícula derecha. Este marcapasos se denomina nódulo sinusal y las señales que ahí se generan se transmiten a través de las aurículas derecha e izquierda, provocando su contracción simultanea.

Las descargas eléctricas iniciadas en el nódulo sinusal se transmiten luego a una segunda porción de células musculares especializadas, ubicadas en la base de las aurículas que se conoce como nódulo auriculoventricular. Desde aquí, los impulsos eléctricos son transmitidos hacia otro conjunto de células musculares que recorre los ventrículos llamado el has de His. Cuando los impulsos llegan a este provocan la contracción de los dos ventrículos al mismo tiempo.

Esto sucede independientemente sin estar pendiente del sistema nervioso. A esta propiedad se la conoce como automatismo cardiaco.

Variaciones de la actividad cardiaca.

El numero de ciclos cardiacos que se producen en una determinada cantidad de tiempo es la frecuencia o el ritmo cardíaco. Una persona adulta en reposo tiene una frecuencia cardiaca de 70 o 15 ciclos cardiacos por minuto. Una manera de comprobar el ritmo cardiaco es contar los latidos del corazón . otra manifestación de la actividad del corazón son los ruidos sanguíneos. Estos se escuchan cuando se cierran las válvulas y son dos: el primero corresponde al cierre de las válvulas auricoventriculares y se escucha como un “lub”. El otro corresponde al cierre de las válvulas arteriales y se escucha como un “dup”.

A veces las válvulas no se ajustan perfectamente y la sangre retrocede produciendo un silbido conocido como soplo cardiaco.

La presión sanguínea.

Cuando los ventrículos se contraen, la sangre sale despedida hacia las arterias y ejerce una fuerza tal sobre las paredes de estos vasos sanguíneos que los deforma. Esta acción es la presión sanguínea arterial. Como las paredes de las arterias son muy gruesas y elásticas, pueden soportar la presión ejercida y luego vuelven a su forma original. A la presión que ejerce la sangre en cada sístole ventrículo se la conoce como presión máxima o sistólica. Esta presión disminuye cuando el corazón esta relajado y en este caso se habla de la presión mínima o diastólica. Los valores de la presión arterial cambia a lo largo del día dependiendo de las actividades o las emociones.

Existen cifras promedio que indican tanto la presión máxima como la mínima. Por ejemplo, en una persona adulta sana, los valores promedio son 14/9. si los valores superan esa cifra, se llama hipertensión. Si los valores están por debajo se llama hipotensión.

Página 9 de 17