Sistema circulatorio

Corazón. Diafragma. Sístole. Diástole. Arteria. Vena. Capilares. Frecuencia cardiaca. Presión arterial. Pulso

  • Enviado por: Fiorella Pilotti
  • Idioma: castellano
  • País: Argentina Argentina
  • 5 páginas

publicidad

- GUIA SISTEMA CIRCULATORIO -

Sistema Circulatorio

  • El aparato circulatorio tiene varias funciones sirve para llevar los alimentos y el oxígeno a las células, y para recoger los desechos metabólicos que se han de eliminar después por los riñones, en la orina, y por el aire exhalado en los pulmones, rico en dióxido de carbono (CO2). De toda esta labor se encarga la sangre, que está circulando constantemente. Además, el aparato circulatorio tiene otras destacadas funciones: interviene en las defensas del organismo, regula la temperatura corporal, etc.

  • 2- A) Anatomia del corazón: Morfología externa.

    Está ubicado en la cavidad torácica, en el mediastino medio, entre los dos pulmones e inmediatamente retro- esternal es decir, tiene por delante el esternón y los cartílagos costales de la tercera, cuarta y quinta costillas, derechas e izquierdas.

    El tercio derecho del Corazón, apenas sobresale del borde esternal derecho y los dos tercios restantes, se sitúan a la izquierda, terminando en una punta, ubicada aproximadamente donde se encuentra la tetilla.

    El Corazón descansa su cara inferior, sobre el músculo Diafragma, que separa la cavidad torácica de la cavidad abdominal.

    Está recubierto externamente por dos hojas de que tejido seroso, llamadas Pericardio y sostenido desde su parte superior por los grandes troncos arteriales y venosos que forman su pedículo vascular. Estos son la arteria Aorta, arteria Pulmonar, Vena Cava Superior, Vena Cava Inferior y cuatro Venas

    B) El aparato circulatorio está constituido por una bomba, el corazón y un sistema de tubería cerrada por donde sale la sangre desde el corazón (arterias) y regresa hacia el mismo (venas), que están unidos por los vasos capilares.

    La circulación que parte del lado derecho del corazón asegura la oxigenación de la sangre en los pulmones; se llama Circulación Pulmonar o Circulación Menor. La sangre desoxigenada que ha llegado de todo el cuerpo a la aurícula derecha, pasa a su respectivo ventrículo y sale del mismo por la arteria pulmonar y luego de repartirse hacia ambos pulmones, en ramas cada vez más pequeñas de dicha arteria, llega a los capilares pulmonares, en contacto directo con los alvéolos, donde se intercambian los gases.

  • Ingresa la sangre desde la aurícula hacia las venas.

  • Las aurículas sufren una contracción para empujar la sangre hacia los ventrículos por lo que se abren las válvulas aurícula ventriculares.

  • Se llenan los ventrículos con sangre. Las válvulas semilunares (pulmonar y aórtica) se encuentran cerradas.

  • Cuando se llenan de sangre los ventrículos, se cierran las válvulas auriculo ventriculares.

  • Los ventrículos se contraen ( sístole ventricular); se abren las válvulas semilunares y la sangre sale por las arterias.

  • Una vez que el ventrículo se vacía, la válvula semilunar se cierra para impedir el reflujo y se produce la diástole ventricular.

  • C) Diástole: (relajación)

    La sangre desoxigenada, proveniente de todo el cuerpo entra a la aurícula derecha y la sangre oxigenada, que viene de los pulmones, llega a la aurícula izquierda. A continuación, la sangre pasa a su ventrículo correspondiente.

    Al final de esta fase, los ventrículos están llenos hasta un 80% de su capacidad.

    Sístole: (contracción)

    auricular:

    Ambas aurículas se contraen y bombean la sangre que les queda para que pase a los ventrículos.

    ventricular:

    Los ventrículos se contraen y se cierran las válvulas aurículo-ventriculares para evitar que la sangre se devuelva y se abren las situadas en las salidas de los mismos, con lo que fluye la sangre hacia la arteria pulmonar y la aorta. Al terminar esta fase, se reinicia el ciclo.

    3- Areria: En anatomía una arteria es cada uno de los vasos que llevan la sangre desde el corazón a las demás partes del cuerpo. Las arterias son conductos membranosos, elásticos, con ramificaciones divergentes, encargados de distribuir por todo el organismo la sangre expulsada a cada sístole de las cavidades ventriculares.

    Cada vaso arterial consta de tres capas concéntricas:

  • Externa o adventicia: de tejido conjuntivo

  • Media: compuesta por fibras musculares lisas y fibras elásticas

  • Interna o íntima: constituida por el endotelio y una capa conjuntiva subendotelial.

  • Arteriola: Una arteriola es un vaso sanguíneo de pequeña dimensión, que resulta de ramificaciones de las arterias y libera la sangre hacia los capilares.

    Las arteriolas poseen gruesas paredes musculares, siendo los puntos principales de resistencia vascular. La presión sanguínea suministrada al cuerpo por las arterias es el resultado de la interacción entre la salida cardiaca (el volumen de sangre que el corazón bombea por minuto) y la resistencia vascular, llamada normalmente por médicos e investigadores resistencia periférica total.

    Vena: En anatomía una vena es un vaso sanguíneo que conduce la sangre desde los capilares al corazón. El cuerpo humano tiene más venas que arterias y su localización exacta varía mucho más según las personas.

    Las venas se localizan más superficialmente que las arterias, prácticamente por debajo de la piel, en las venas superficiales.

    Las venas están formadas por tres capas:

    • Interna o endotelial.

    • Media o muscular.

    • Externa o adventicia.

    Las venas tienen una pared más delgada que la de las arterias, debido al menor espesor de la capa muscular, pero tiene un diámetro mayor que ellas porque su pared es más distensible, con más capacidad de acumular sangre. En el interior de las venas existen unas valvas que forman las válvulas semilunares que impiden que el corazon tenga un nodo sinoauricular.

    Vénula: Las vénulas son cualesquiera de los pequeños vasos sanguíneos que llevan sangre procedente de los plexos capilares y se anastomosan para formar venas.

    Capilares: El capilar es el más pequeño de los vasos sanguíneos. Tan delgadas son las paredes de los capilares que el oxígeno y la glucosa pueden atravesarlas y llegar hasta las células, y que los productos de desecho como el dióxido de carbono pueden regresar a la sangre para ser eliminados del organismo.

    Existen dos tipos de capilares:

    • Capilar venoso, encargado de llevar sangre desoxigenada hacia el corazón por medio de las vénulas donde se encuentran las venas para que luego éste lo bombee a las distintas partes del cuerpo.

    • Capilar arterial, encargado de procesar la sangre para luego pasársela al capilar venoso, intercambiando los desechos que hay en la sangre (dióxido de carbono) por oxígeno.

    4- La sangre humana está compuesta de un 22 por ciento de elementos sólidos y un 78 por ciento de agua. Los componentes de la sangre humana son:

    • El plasma, en el que están suspendidas las células sanguíneas, incluye:

      • Glóbulos rojos (eritrocitos) - transportan oxígeno desde los pulmones hacia el resto del cuerpo.

      • Glóbulos blancos (leucocitos) - ayudan a combatir las infecciones y asisten en el proceso inmunológico. Los distintos tipos de glóbulos blancos son:

        • Linfocitos

        • Monocitos

        • Eosinófilos

        • Basófilos

        • Neutrófilos (granulocitos)

      • Plaquetas (trombocitos) - ayudan en la coagulación de la sangre.

    • Glóbulos de grasa

    • Sustancias químicas, entre las que se incluyen:

      • Carbohidratos

      • Proteínas

      • Hormonas

    • Gases, entre los que se incluyen:

      • Oxígeno

      • Dióxido de carbono

      • Nitrógeno

    5- 'Sistema circulatorio'

    Circulación mayor: La sangre oxigenada es impulsada desde la aurícula izquierda hacia en ventrículo izquierdo, y de allí pasa a la arteria aorta. Esta se bifurca en arterias de menor calibre, arteriolas y capilares; así, la sangre recorre toda la superficie corporal y deja a su paso él oxigeno en las células. A su vez, la sangre se carga del dióxido de carbono producido en las células, por lo que se transforma en carboxigenada. Los capilares arteriales se prolongan con los venosos, los cuales se reúnen en vasos de cada vez mayor calibre hasta formar las venas cavas superior e inferior. Estas venas llegan la sangre carboxigenada hasta la aurícula derecha. Allí se termina la circulación mayor y comienza la circulación mejor.

      • Circulación menor: La sangre carboxigenada pasa de la aurícula derecha al ventrículo derecho, y de allí sé impulsada hacia la arteria pulmonar. Esta arteria lleva la sangre directamente a los pulmones. En los alvéolos pulmonares, tiene lugar el intercambio gaseoso, o hematosis y la sangre oxigenada vuelve a la aurícula izquierda a través de las venas pulmonares, donde finaliza la circulación menor..

    6- Frecuencia cardiaca:

    • El pulso o frecuencia cardiaca es la medida de la rapidez de los latidos del corazón y un buen indicador de la intensidad del esfuerzo. En reposo un corazón normal late alrededor de 70 veces por minuto. Para que una actividad provoque una mejora de la resistencia, el pulso debe encontrarse entre unos límites que se suelen calcular restando la edad a 200 del límite superior y a 170 para el inferior. Así para una persona de 25 años sus límites serían 145 y 175 pulsaciones por minuto.

    • La frecuencia cardiaca responde a las necesidades del organismo y está sujeta a un amplio intervalo de variaciones que, por lo general, se encuentran dentro de los límites normales. Las variaciones pequeñas en el ritmo cardiaco suelen tener un significado mínimo patológico. La alteración del ritmo cardiaco normal recibe el nombre de arritmia. Cuando además supone una elevación del ritmo se denomina taquiarritmia (fibrilación ventricular, auricular y sacudidas) mientras que cuando lo retarda se denomina bradiarritmia (bloqueos auriculoventriculares y de rama)

    Presión arterial:

    • Cuando late o palpita el corazón, bombea sangre hacia las arterias creando presión en ellas. Esta presión (presión arterial) hace que la sangre circule por todas las partes del organismo. En condiciones normales, el corazón late de 60 a 80 veces por minuto. Con cada latido manda una ola de sangre a las arterias. Esto hace que la presión se eleve en las arterias. Por otra parte la presión baja cuando su corazón descansa entre latidos.

    • La presión arterial o tensión arterial es la presión que ejerce la sangre contra la pared de las arterias. Esta presión es imprescindible para que circule la sangre por los vasos sanguíneos y aporte el oxígeno y los nutrientes a todos los órganos del cuerpo para que puedan funcionar. Es un tipo de Presión sanguínea.

    Ritmo cardiaco (Pulso): El ritmo cardíaco es un indicador del funcionamiento del corazón que se expresa normalmente como el número de pulsaciones por minuto (bpm).