Sin noticias de Gurb; Eduardo Mendoza

Literatura española contemporánea. Narrativa. Novela de ficción. Argumento. Personajes. Vida y obras. Tema

  • Enviado por: Guido
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 10 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información

Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información


2.- RESUMEN:

Del día 9 al 24:

Día 9:

Gurb, un extraterrestre, venido de un planeta muy lejano, aterriza en nuestro planeta, en un lugar llamado Sardanyola (Barcelona); no sin antes haber cambiado de apariencia para no llamar la atención en la tierra. Nada más posarse en la Tierra, Gurb es invitado por un hombre a subir a su coche, con el cuál se iría y desaparecería de vista por “algún tiempo”.

Día 10:

El comandante de la nave, al no tener noticias de Gurb, sale a buscarlo y coge apariencia humana como su amigo, para no llamar demasiado la atención, pero estar en una gran ciudad no es cosa fácil para un extraterrestre y pronto se daría cuenta de los problemas que ello entraña (accidentes, tráfico, contaminación ...).

Al principio optó por estar parado para ver si su buen amigo pasaba por delante de él, pero finalmente decidió ir en busca de él (de Gurb), pero adoptar las características humanas no era tarea fácil, y terriblemente agotado, volvió a su nave a descansar.

Día 11:

Nuestro amigo sigue sin noticias de Gurb, tras haber probado el contacto sensorial con él y éste ser fallido, decide seguir buscándolo, esta vez se iría a un barrio marginal de la ciudad. Allí es atracado y llevado a comisaría, donde sería pueto en libertad a las pocas horas. A continuación decide tomarse un café en un restaurante y se va a su nave a descansar. Otro día sin su amigo.

Día 12:

El comandante sigue sin noticias de Gurb. En la primera parte del día éste decide descansar y dedicarse a las labores de limpieza de la nave, pero pronto notaría la ausencia de su amigo, el cuál era el que realizaba ese trabajo, y además de un modo eficaz. Luego se puso a ver un rato la televisión, pero ésta no le divertía demasiado por lo que decidió ir a un banco donde pondría su cuenta corriente con unos cuantos “ceros de más” y se iría a comprar, aunque todos los objetos que compró los desintegraría, dándose cuenta que el dinero no trae, ni mucho menos la felicidad. A continuación se teletransportó a un bar dónde comenzó a beber y beber y donde por “unos problemas de entendimiento” o de “desconocimiento de la vida en nuestro planeta” provoca una escaramuza que terminaría con él y con todas las demás personas presentes en el bar en la comisaría de la ciudad.

Día 13:

Una vez estado en comisaría y haber comparecido ante el comisario de la misma, fue puesto en libertad.

Al llegar a la nave, comprueba que por una avería se apagan todas las luces, éste decide repararlas, pero lo único que consigue es estropearlas aún más, “!ay ay! ... dónde estaría Gurb”, que era el que realizaba este tipo de tareas. Visto que en la nave no se podría hacer una vida normal decide marcharse, no sin antes dejar una nota por si apareciera su buen amigo diciéndole que hablase con los dueños del bar del pueblo (el

Señor Joaquín y la Señora Mercedes) si algún día aparecía por ahí. A continuación se marcharía trasladándose a la ciudad en transporte público (lento, incómodo y apestoso...) según nuestro amigo.

Después buscó un “hotel” para pasar la noche y descansar, esto último no lo conseguiría por haber sido evacuado en dos ocasiones este “hotel” a causa de unas perforaciones.

Día 14:

El comandante se persona en el bar de la señora Mercedes y el señor Joaquín, pero todavía no hay noticias de su buen amigo Gurb. Entonces decide ir a una agencia inmobiliaria a comprarse un piso; lo compra y lo amuebla. Tan sólo le queda una cosa para que sea perfecta la cosa. Una chica dispuesta a compartir su vida.

Día 15:

Al día siguiente, nuestro amigo vuelve a ir al bar del pueblo y ayuda a la señora Mercedes con las tares del bar y a continuación se va a la ciudad en metro, dónde observa detenidamente a todas las chicas montadas en él. Al posarse se va a un quiosco para comprar el calendario “Playboy” y aprender unas cuántas posturas y caricias que les puedan gustar a las mujeres, para que la tarea de encontrar una apuesta señorita sea más fácil.

Día 16:

Como todos los días el Comandante va al bar y ayuda a los dueños con las tareas y recados del bar, lee la prensa y se va a dar una vuelta (todavía no han llegado noticias de su amigo). En el metro se encuentra con muchas chicas guapas, aunque no dirige la palabra a ninguna. Por la noche se fue a una discoteca y de bares, para ver si consigue “pescar alguna”, pero al estar todas ocupadas decide tomar un cubata en cada bar en el que entraba, viendo posteriormente los efectos que el alcohol en exceso trae, vomitando en cada calle por la que pasaba y en el taxi que le llevaría a casa.

Día 17:

Nuestro amigo se despierta en su cama, pero no sabe como, ni porqué. Entonces decide salir a dar una vuelta por la calle, entre otras cosas para ver si despeja. Hoy hay poca gente y todos los establecimientos están cerrados, porque es fin de semana y la gente se marcha de la ciudad al campo.

A continuación come y decide ir a dar una vuelta en bicicleta. Después de dejar la bici alquilada se va a su casa, dónde “tropieza” por casualidad con su vecina y su hijo a la que ayuda a meter unas bolsas en el ascensor, no sin antes haberla observado a escondidas. Cuando acabó de ayudarla se fue a misa de ocho y luego regresaría a su casa. Se había enamorado de su vecina.

Día 18:

Hoy, como siempre se va al bar del pueblo, pero sus dueños (Mercedes y Joaquín) no pueden atenderlo porque a la señora Mercedes tienen que operarla y el señor Joaquín la va a acompañar, entonces, muy gustosamente él se a hace cargo del negocio, el señor Joaquín le explica el funcionamiento de todos los aparatos y se va. Nuestro amigo está muy nervioso y lo hace todo mal, cuando llegó el señor Joaquín se llevo una gran desilusión, al ver todo el bar destrozado, pero el Comandante dijo que le se encargaría del coste de los desperfectos ocasionados. Después de ayudar al señor Joaquín a recoger un poco el bar, se fue en metro a su casa para comer y salió se compras.

Ya de tarde, frente al televisor, estuvo pensando como sería la mejor forma de aproximarse a su vecina y dio con la solución, ir a su casa a pedirle arroz, muy contento por el primer contacto y la gran amabilidad que su vecina le confiaba, bajo de nuevo para pedirle aceite, gambas... Hasta que esta harta, le dio dos mil pesetas para que la dejara en paz y se fuera a cenar a un restaurante. Nuestro amigo estaba muy deprimido y no tenía ganas de cenar, por lo que se puso el pijama, se la lavó los dientes y se acostó.

Día 19:

Hoy es el día en el que se cumple una semana desde la desaparición de su amigo y todavía no tiene noticias de él. Para combatir la depresión se va a la catedral con la intención de ofrecer un cirio a Santa Rita para que Gurb regrese, pero por accidente acaba quemando el lienzo que cubre al cirio.

A continuación desayuna en un bar y sale a dar una vuelta hasta llegar a una plaza, la cuál es invadida por los niños y por ancianos sentados en sus bancos; él empieza a reflexionar sobre la existencia y acaba emocionándose.

Al acabar se va a su casa donde telefonea incesantemente al bar de Joaquín y la señora Mercedes, para interesarse por el estado de ésta, el señor que está de encargado le dice que Mercedes está muy bien y le acaba colgando por su pesada actitud. Tras llamar por teléfono, se tumbó a dormir la siesta pero se despertó rápido, un mal sueño, entonces baja las escaleras, hasta el piso de su vecina y se introduce en él, pero cuál sería su sorpresa que en él no había nadie salvo un mastín, el cuál le hizo estar dos horas subido en una lámpara hasta que al final se dio cuenta que ese no era el puso de su vecina y regresó a su casa.

Día 20:

Por la mañana nuestro amigo sale a comer y al volver se encuentra con la portera del edificio, con la cuál se para a hablar un rato; del tráfico, de las drogas ... y de su vecina. La portera le dice que es una buena chica y que tiene un hijo fruto de su anterior relación, pero que en ningún momento estuvo casada.

A continuación se fue a ver a la señora Mercedes al Hospital, ésta estaba un poco pálida, pero estaba bien. Él señor Joaquín le dijo que a su edad y a la edad de su mujer, lo que debían hacer era descansar y que igual cerraban el bar o contrataban a alguien (posiblemente él) para llevarlo.

Al marchar del Hospital se fue a un parque a reflexionar si debía quedarse en la Tierra o irse, si él era perjudicial para los humanos o no... Después se volvió a su casa donde intentó elaborar, aunque sin éxito, una carta para invitar a su vecina a cenar, pero al final acabó yendo solo al restaurante y borracho, trayéndole como consecuencia su ingreso en comisaría.

Día 21:

Nuestro amigo se despierta con los síntomas de la resaca, al poco tiempo pican a la puerta y le traen un traje, caviar y los técnicos para instalar un jacuzzi, él, cansado de este ajetreo baja (casi arrastrándose) las escaleras y se va al hospital andando, ya que ningún conductor de bus o taxi quiso llevarle por las “pintas” que tenía. Al llegar al hospital, ve a la señora Mercedes muy mejorada y se va a casa. Ya en casa, ve como ésta ha cambiado considerablemente, teniendo éste un jacuzzi; una pista de baile, dos barras americanas, etc... todo perfectamente instalado. Se sienta en el trampolín y reflexiona, al instante recibe un susurro y le meten una carta por debajo de la puerta citándole en la carretera de Pedralbes.

Por la noche, acude allí, pero no le dejan pasar, entonces decide colarse por los tubos del sistema del aire acondicionado, hasta llegar a un comedor donde una vez dentro escucha la conversación de tres individuos, y donde conoce a un individuo que cae fulminado por los efectos del alcohol, ya de mañana, él y el individuo salen del local.

Día 22:

El comandante descubre que el individuo no está borracho, sino que fatigado hasta el extremo de llevar varios meses sin dormir. Por la mañana lo despediría y se iría a su casa. Al llegar, observa como los vecinos están hasta las narices de él, y decide montar una fiesta por la noche invitándoles, pero al poco rato, recibe otra carta citándole en otro lugar distinto al del día anterior, rompe las invitaciones y los preparativos y se va, para hacer tiempo, de visita cultural por la ciudad hasta las ocho, hora de la cita, y cuál sería su sorpresa que la persona que le había citado era su amigo Gurb. Su piso era acogedor, no como el suyo y estuvieron hablando hasta altas horas de la madrugada, se estuvieron contando sus experiencias más significativas en nuestro planeta y si tenían ganas de quedarse, Gurb decía que sí, pero él no estaba tan convencido, aún así Gurb le propuso montar un bar. Gurb ya cansado y con sueño dijo que seguirían hablando mañana.

Día 23:

Nuestro amigo se despierta, Gurb está todavía durmiendo, así que él se ocupa de recoger unos encargos (un poco molesto) que su amigo había hecho.

A media mañana, desayunan y siguen con la conversación de la noche anterior. La idea de Gurb de montar un bar iba muy en serio y nuestro amigo comprueba que Gurb vive intensamente la vida en nuestro planeta y que se encuentra plenamente adaptado.

Al mediodía comen en un restaurante y a las cuatro, Gurb se marcha, dejando a nuestro deprimido amigo sólo toda la tarde.

Por la noche no conseguía pegar ojo y se puso a escribirle a Gurb una carta diciendo lo descontento que estaba con él y despidiéndose del mismo. Posteriormente le destrozaría la casa y se marcharía a la suya a dormir, habiendo antes tomado una copas.

Día 24:

El Comandante, se despertó con una gran resaca, además está muy deprimido y dispuesto a marcharse ya a su planeta. Lo primero que hace es darle su piso a la portera, dar una ayuda económica para mejorar las condiciones del inmueble y como no, despedirse de su vecina. A continuación se va a su nave, la limpia y la repara; y... Por último y antes de partir, se despide de la señora Mercedes y del señor Joaquín.

Cuando se disponía a marcharse aparece Gurb, y juntos leen su próxima misión; a Gurb no le gusta y discuta con su superior (el Comandante). Al final, la máquina se estropea dejándolos en tierra a los dos y despegando sin nadie a bordo. Gurb, sin pensárselo dos veces y viendo (como él quería) que se tendría que quedar en la Tierra, al menos una temporadita más, abandonó a su amigo y se fue por su cuenta en un coche, dejando al pobre Comandante desamparado, sin dinero y sin saber que hacer.


1.- RESEÑA BIOGRÁFICA DEL AUTOR:

Eduardo Mendoza nació en Barcelona en 1943 y residió en Nueva York desde 1973 a 1982, donde trabajó como intérprete en las Naciones Unidas.

Novelista en lengua castellana. Toda su obra literaria destaca por una hábil construcción del relato a partir de

la crónica crítica y novelada de la realidad, tratada con humor y sarcasmo.

Ha publicado las novelas La verdad sobre el caso Salvota (1975), que obtuvo el premio de la Crítica, El misterio de la cripta embrujada (1979), El laberinto de las aceitunas (1982), La ciudad de los prodigios (1986), La isla inaudita (1989), Sin noticias de Gurb (1991), El año del diluvio (1992) y Una comedia ligera (1996) premiada en París como el Mejor Libro Extranjero publicado en Francia en 1998 y por el conjunto de su obra.

A parte de novelas, también es autor de una obra teatral “Restauración” (1990), y en colaboración con su hermana Cristina ha escrito la obra Barcelona modernista (Planeta, 1989).


'Sin noticias de Gurb; Eduardo Mendoza'


3.- CARACTERÍSTICAS Y TEMA:

La verdadera naturaleza del relato es de carácter paródico, satírico y cómico.

Toda la historia está narrada en primera persona, como si fuera un diario por el narrador: el compañero de Gurb.

La obra está formada por quince capítulos. Cada capítulo es un día. Empieza en el día nueve y acaba en el día veinticuatro (quince días después). Y cada día, o cada capítulo, está dividido en las diferentes horas en las cuales ocurren las acciones. Cada día empieza sobre las ocho de la mañana y acaba sobre las doce de la noche. En cada referencia que hace al tiempo describe donde está, lo que está sucediendo y a veces hasta lo que el personaje piensa.

El autor aprovecha la visión de un extraterrestre que ha aterrizado en Barcelona para criticar tanto a la ciudad como a sus instituciones y a sus habitantes, en tono irónico y provocando en multitud de ocasiones la risa del lector. Aunque también nos transmite su amor y su fascinación por Barcelona, ciudad a la que tanto los extraterrestres como otros personajes que van apareciendo parecen haber llegado por casualidad y luego no quieren marcharse, dando a entender que en Barcelona se vive muy bien.

También aprovecha la novela para criticar muchos otros problemas y situaciones, como la contaminación de las ciudades y del mundo, los ruidos, el problema del tráfico.... También nos conciencia y nos muestra las desigualdades económicas y la delincuencia (cuando va al barrio pobre y le roban), y otro tema que trata, aunque no se vea tan claramente, es que el dinero no da, ni mucho menos, la felicidad, (y él mismo nos lo demuestra al devolver todas aquellas cosas inútiles que había comprado.)

4.- DESCRIPCIÓN DE LOS PERSONAJES:

EL COMANDANTE:

Es el protagonista, el compañero de Gurb, es un extraterrestre el cual no da a conocer su nombre en todo el relato. Tiene la facultad de adoptar diferentes apariencias, y curiosamente siempre escoge apariencias de personajes famosos aunque él lo que pretende es pasar desapercibido. Recuerda a un camaleón que consigue camuflarse dependiendo en el medio en el que se encuentre; aunque debido al desconocimiento del medio y por el uso de la apariencia de personajes famosos consigue todo lo contrario.

Alguno de los personasjes de los cuales adopta su apariencia, son Unamuno, Paquirrín, el almirante Yamamoto, el duque de Kent, Alfonso V.... así hasta un total de veinte.

Es un ser tímido, aunque simpático, con ganas de gustar a la gente que se cruza en su camino y muy unido a su compañero Gurb. Tiene muy presente no desairar a las personas lo cual hace que en algunas situaciones para no parecer descortés ante una invitación en un restaurante, se coma hasta los cubiertos.

A medida que transcurre la historia, va descubriendo la gastronomía Barcelonesa (una de sus grandes pasiones) haciéndose adicto a los churros, al Wisky y a la tortilla de berenjenas que se come cada mañana en el bar del señor Joaquín.

Las grandes cantidades de dinero de las que dispone, gracias a la aplicación de sus formulas, las utiliza para cubrir sus pequeñas necesidades y mostrarse generoso ante la gente que le rodea.

GURB:

Gurb, aunque a simple vista pueda parecer el protagonista, no lo es ni mucho menos, y a penas aparece nombrado en el libro.

Gurb es un extraterrestre, que al llegar a la tierra se separa de su amigo y hasta el final no se volverán a encontrar.

Durante este tiempo, Gurb se adapta muy bien a la vida de la tierra y casi parece un ser humano más, hasta el punto de querer quedarse para siempre aquí.

Gurb adoptó siempre el cuerpo de una mujer, y aunque le gustan los hombres románticos, siempre se acaba enamorando de los más rebeldes. Según la información que nos cuenta su amigo de él a lo largo de todo el relato, demuestra una gran destreza con los mecanismos de la nave y éste es el que se encarga de la limpieza de la misma.

Lo peor de este personaje, es que demuestra ser un mal amigo, por haber abandonado al comandante en la tierra.

MERCEDES Y JOAQUÍN:

Son dos personas de avanzada edad, los cuales tienen una gran amistad y confianza con el comandante (el protagonista del libro). A veces, ambos, se quedaban anonadados con las cosas que hacía nuestro amigo, (pillar borracheras, desencadenar peleas...), pero en el fondo sabían que era una gran persona.

A lo largo de la historia se puede observar como el comandante les tiene un gran cariño, y éstos también se lo demuestran a él.

Mercedes y Joaquín regentan el bar del pueblo, aunque en el transcurso de la historia tienen que dejarlo temporalmente porque la señora Mercedes tiene que ingresar en el hospital, y su marido tiene que estar con ella acompañándola.

VECINA:

La vecina es una señora apuesta y educada, por la que el comandante siente un afecto especial, es decir se enamoró de ella.

Según las informaciones que el comandante pudo obtener de la portera del piso, es una señora que paga puntualmente la comunidad, y, que tiene un hijo, fruto de una relación anterior, pero con el cual no se había casado.

Durante el relato, el protagonista intenta hacer todo lo posible para llamar su atención y gustarle, pero sin éxito, ya que lo único que consigue es que ésta se cansase de él, todo lo contrario a lo que él pretendía, y todo por su desconocimiento de la vida y de cómo tenía que conquistar a una mujer.

PORTERA:

Esta señora aparece en contadas ocasiones en el relato, y sólo sale nombrada cuando el comandante, al subir a su piso, se encuentra con ella por las escaleras, y entablan una larga conversación sobre varios temas: las drogas, el tráfico...pero sobre todo hablan de su vecina, y es la portera quien le da valiosa información sobre ella, ya que él sentía mucho interés por ella.

Al final del relato, el comandante tiene un gran acto de solidaridad, y al despedirse de ella le regala su piso, ya que el suyo era el peor de la comunidad.

JETULIO PENCAS:

Es un mangante que conoció nuestro amigo en comisaría, y el cuál dice ser “agente mendicante” y que muy honradamente se gana la vida mendigando, pero esto es falso, ya que lo que verdaderamente hace es robar coches y vender droga. El Comandante le sacaría de comisaría transformándolo en Miguel de Unamuno, para que por sus “pintas” no lo metieran en el “talego”, (tal y como lo decía el delincuente), devolviéndole, ya fuera, a su persona original.

PEPE ROVELLÓ:

Es un hombre de negocios (ejecutivo) que conoció el Comandante en el club al que acudió una noche y al que nuestro amigo ayuda a reanimarlo ya que no se tenía en pie, pero no porque estuviese ebrio, sino por estar agotado a consecuencia de unas cuantas noches sin dormir y un gran estrés.

PARROQUIANOS:

Así denomina nuestro protagonista a las personas, hombres y mujeres, que iban diariamente al bar a pasar el rato y a debatir unos con otros.

5.- OTRAS HISTORIAS:

Me es muy difícil identificar este libro con algún otro o con alguna película, quizás, (aunque no sea muy similar) con “Regreso al Futuro”, cuando Michael J. Fox viaja a la época de sus padres y se queda anonadado con las cosas tan anticuadas que había, igual que el comandante de la nave se quedaba al ver el metro, los autobuses, los aviones etc.... El ejemplo contrario sería cuando Michael J. Fox viaja en “Regreso al Futuro II” a la época de sus hijos y ve con admiración los grandes avances que hay en el 2015.

Leyendo el libro, también se me vino a la cabeza la película de “E.T.”, que, aunque tenga poco que ver, el personaje de ficción de esta película y los protagonistas del libro eran todos extraterrestres, y, en ambos casos, parece que se adaptaban bien a la vida terrestre, aunque uno (el de la película) regresara a su planeta y el otro (el del libro) no.

Quizá, con lo que más parecido pudiera sacar a este libro, es con una serie televisiva norteamericana de hace unos años: “ALF”, ya que su protagonista también era un extraterrestre , el cual, después de un tiempo, se adapto perfectamente a la vida en la tierra, y sobre todo se parecen en que ambos casos es un continuo derroche de carcajadas.

Salvo estos ejemplos no encuentro nada más con que relacionar el libro.

6.- OPINIÓN PERSONAL:

“Sin noticias de Gurb”, es un libro que recomiendo a todo el mundo y creo que es el libro con el que más me he reído, además de super entretenido, ya que no podía parar de leerlo.

Lo que más me ha gustado es la forma de ver las cosas que tiene el protagonista, gracias al desconocimiento que de nuestro país posee, esto hace que sean muy graciosas todas las cosas que dice y las reflexiones que hace.

Hay muchas escenas destacaría por su simpatía, la primera, la más graciosa en mi opinión, ocurre cuando se introduce en casa de su vecina, (al final no era la casa de su vecina, sino la de otro vecino) y dice: “Me siento en el sofá, cruzo las piernas: es elegante y cómodo. Me siento en una butaca de cuero y cruzo las piernas: es elegante y cómoda. Me siento en una butaca tapizada de lana, antes de que pueda cruzar las piernas, la butaca me muerde la pantorrilla, error de apreciación, no era una butaca, sino un mastín, (día 19, hora 18:07), ésta fue con diferencia la escena en la que más me reí, imaginándome la reacción que tendría.

También otra escena que me llamó la atención fue cuando se emborrachó e iba vomitando por cada calle por la que pasaba y en el taxi que le llevaría a casa.

Pero lo que más me gusta de él, es la forma en la que se lo toma todo: con mucha frialdad, aunque también con un poco de nerviosismo; y la manera que tiene para solucionar sus depresiones y penas: recurrir a la bebida.

A modo de conclusión decir, que este libro se lo recomiendo a todo el mundo, sobre todo a la gente que no le gusta leer, porque aunque no se aficione a la lectura (como suele pasar), fijo que este libro le hace pasar un buen rato, ya que es muy entretenido, divertido y fácil de leer.

7.- BIBLIOGRAFÍA:

Libros consultados:

- Sin noticias de Gurb Autor: Eduardo Mendoza

Ed. Seix Barral, Barcelona 1990

- INTERNET (Página Web de Eduardo Mendoza)

Sin noticias de Gurb

Por Eduardo Mendoza

1.- Biografía Del Autor ............................................2

2.- Resumen..............................................................3

3.- Temas y características........................................7

4.- Personajes............................................................8

5.- Otras historias......................................................11

6.- Opinión Personal.................................................12

7.- Bibliografía..........................................................13