Simón Bolívar

Literatura venezolana. Libertador. Poesía. Influencia griega en occidente. Utopías literarias. Poesía epistolar. Prosa simbólica y discursiva. El arte de la guerra

  • Enviado por: Edda
  • Idioma: castellano
  • País: Colombia Colombia
  • 9 páginas
publicidad

Simón de la Santísima Trinidad Bolívar, es el mejor pretexto para distinguir y valorar La Poesía de Lo Poético, porque como escribió su crítico Blanco Fondona en el libro “Bolívar escritor”, fue “lo más alto de su época en la lengua de Castilla”. Más que una epopeya, la campaña libertadora es un sueño de libertad que envolvió su vida en una metáfora existencial.

La cita que ene. libro “Los libros que leyó Bolívar” se le atribuye de Lacroix evidencia una de sus condiciones personales básicas. La narra así: “ Al trazar el retrato moral del Libertador en el “Diario de Bucaramanga”, habría de escribir en 1828: Es muy observador y anota hasta los más pequeños detalles” . Esa, la observación, es una característica tanto del buen escritor como del buen estratega.

Reconociendo la metáfora de su vida y la cualidad de observar, es posible introducirnos en la búsqueda de las figuras literarias que le dan el perfil e poeta.

Hombre culto y cultivado

Hablar de Simón Bolívar nos obliga a revisar unos cuentos textos de su autoría, entre ellos este celoso de su formación y educación; se trata de la afirmación que le hizo a su amigo el general Santander desde Arequipa (Perú), con relación a una falsa afirmación que a su vez hizo un tercero sobre la educación “descuidada” que recibió el Libertador. Dice:...“Ciertamente que no aprendí ni la filosofía de Aristóteles, ni los códigos del crimen y del error;....”

1-Influencia griega en occidente

Sin embargo, la influencia griega en la cultura occidental es indiscutible; por consiguiente, es importante tener en cuenta el origen y significado de lo que nos atañe, la estética en la palabra desde la Poesía y lo Poético.

La Poesía, ( del griego poesía = producción, fabricación) . Para Aristóteles “la poesía se caracteriza por ser una actividad que tiene un fin distinto de ella misma”, escribió La Poética y La retórica. Que, es posible leer como el referente y el referido, como objeto motivador en búsqueda de la palabra que encierre el sentimiento personal del escritor en el significado y el significante.

Platón tuvo siempre una forma particular de referirse tanto a ella como a los poetas, a quienes veía como “mentirosos” en el sentido de salirse de la realidad y soñar, que en el fondo coincide con el concepto de Aristóteles en cuanto que el objeto representa un motivo, un estímulo traducido y filtrado en sentimientos, ideales, emociones.

Según el Diccionario de Filosofía, él afirmó que la poesía es “una locura divina” y que el poeta es un ser alado e inspirado por la divinidad; la poesía es también una especie de sabiduría.....la poesía ha sido considerada como el más filosófico de todos los géneros literarios...”

La poética, que incluye todos los géneros, es “la imitación que realiza el poeta mediante el lenguaje, para representar actos humanos...”, lógicamente incluyendo sus vivencias y estéticas percibidas a través de los sentidos; por eso, se puede hablar del lenguaje de las flores, encontrarle lo poético al desarrollo industrial y construir el Modernismo en la expresión, y mil ejemplos más, que en el caso de Bolívar hace necesario incluir el concepto de la estética de la guerra, de la lucha, de la sensibilidad hacia la opresión, estados que consagró en su amplia correspondencia, toda ella referida a la grandeza, aún la de sus enemigos, haciendo de las mismas su propio goce vertido en la escritura, en la selección de la palabra apropiada para simular el deseo y la satisfacción a través de su símiles y figuras, que en algunos casos se podrían considerar una sola metáfora, como es el cado del “Deliro del Chimborazo” escrito en prosa poética y barroca que encierra toda la utopía libertaria y democrática que lo acompañó hasta la muerte.

Señala el mismo autor en el capítulo “Bolívar y los libros”, algunas características formadas a través del ambiente que lo circundó en cada estancia de su niñez y adolescencia:

Temperamento de artista/ Cultura adquirida/ Violencia de sus pasiones / Altura de su pensamiento/ Se abandonó a su naturaleza de escribir/ Hacedor de la revolución e independencia de las letras americanas/ Literato, de oficio, de genio.

2-Cultura y utopías libertarias

Leyendo otras páginas de la obra “Los libros que leyó Bolívar”, en lo referente a la cultura que adquirió desde niño, en especial la recibida entre los 12 y 15 años d edad, de parte de su joven tutor Simón Rodríguez, difusor de las ideas filosóficas y revolucionarias de Rosuseau, expresadas principalmente en sus obras “Contrato social” y “Emilio”,se aprecia el apropiamiento, la interiorización de las ideas de libertad, igualdad y fraternidad que imperaron en la Europa de esos tiempo, finales del S XVIII, vertidas en la Revolución Francesa en busca de justicia social, que terminaron en otra metáfora, la de muerte incontrolada y violenta, complementada con otros autores.

Por consiguiente, se puede afirmar que Bolívar creó su lenguaje estético como fruto de su cultura y educación, y de sus ideales y basándose en la escritura pulcra y clara, para impartir órdenes, dar cuenta de batallas, pedir ayuda, amar y darle trato militar o afectivo a Manuelita, lo mismo que coquetear y desear a su prima, quedando constancia de ello en el abundante material escrito, en el que como dice uno de sus analistas, demuestra la “lógica indomable de su espíritu razonador”, no por cerebral menos poético.

Le dejaron huella en la construcción de principios explicitados en su obra literaria:

Plutarco........Los tratados morales y la conducta del hombre en las biografías.

Rouseasu......El hombre es bueno por naturaleza, pero la civilización lo corrompe.

Voltaire........ La fe en progreso y la razón; a enfrentarse con la intolerancia y el fanatismo

Montesquieu. Las leyes de cada país son reflejo del pueblo que las obedece

John Locke... Las tesis sobre el Estado

Condillac.... Los análisis de los problemas sociológicos, en especial los del conocimiento

Buffond...... Los conocimientos científicos de su tiempo

D´Alembert.- La historia del origen y del saber humanos

Estos y otros autores en los que indagó el Libertador, los enumeró en la carta dirigida a Santander l 20 de mayo de 1825, escrita en Arequipa, que dice: “..y todos los clásicos de la antigüedad, así filósofos, historiadores y poetas; y todos los clásicos modernos de España, Francia e Italia, y gran parte de los ingleses. Todo esto lo digo muy confidencialmente a usted para que no crea que su pobre presidente ha recibido tan mala educación como dice Mr. Mollien...”

Poesía en lo epistolar

1- Apersonas cercanas

*Carta a María Josefa Tinoco (su cuñad) Julio 30 de 1812

Estoy de prisa y quizás no podré verte: pues el honor y mi patria me llaman a su socorro.

*Carta al Vice-presidente Santander, abril 29 de 1823

...pero he llegado al punto en que ni aun la salud de la patria, ni la gloria misma, me hacen menor impresión, si se opone a la letra de mi deber

*abril 29 de 18823

...a menos que Dios no me tenga de su mano. Es tan fuerte el motivo que me llama al Perú que no sé como podré contenerme a mí mismo.

1.2- A Manuelita

La comentarista Lucía Ortiz, publicó hace algún tiempo un estudio corto titulado “Genio, figura y ocaso de Manuela Sáenz”, con un ante-texto de Ricardo Palma que dice: “La Sáenz fue la mujer-hombre”. Si embargo, en las consideraciones que hace dice la escritora: …”Manuela ya estaba determinada a conquistar al gran héroe y escriben que utilizó todas sus cualidades de mujer coqueta y pícara para seducir al general…..consagró su vida entera a Bolívar, “siendo su eficiente colaboradora, su guardadora elal, i su salvadora heróica en las asechanzas criminales de sus enemigos”….Las acrtas entre los dos amantes son el testimonio del prohibido idilio y del amor sincero que se tenían….”

A ella le escribió Neruda: Esta fue la mujer herida:/ en la noche de los caminos/ tuvo por sueño una victoria, / tuvo por abrazo el dolor.

/ Tuvo por amante una espada.

En las cartas a Manuela, ratificadas como auténticas, la introducción y la despedida, denotan su estado animo; algunas tienen figuras literarias:

*Al Señor Intendente de húsares/ El Libertador y Presidente de Colombia/ Señora Manuela Sáenz . ---Su afectísimo

(Cuartel General de Junín /1824)

*Manuela mía .---Tuyo

(confidencial, Cuartel General de Andahuaylas/1824)

*A la señora capitana de húsares de la Guardia/ Manuela Sáenz/ Personal

Mi muy querida Manuelita --- Soy tuyo de corazón

(Cuartel General de Chalhuanca octubre 1824

“Te pido con el consejo de mis pensamientos, que batallan con el ardor de mi corazón, que te quedes ahí.....”

*Mi adorada Manuelita--------

Tuyo (Cuartel General de Huancayo/ 1824)

“.Mi corazón ve con tristeza el horrible futuro de una patria que sucumbe ante la mesquindad”

*Mi adorada Manuelita--------Tu único hombre

(Chancayo / 1824)

*Señora Doña Manuela Sáenz.---Tuyo

(Cuartel General de Huancavelica)

..“como ejemplo soberbio de la belleza, imponiéndose majestuosa sobre los Andes”

....”mientras yo recojo orgulloso para mi corazón el estandarte de tu arrojo....”

*Mi bella y buena Manuela----Tu amante

(Ica / 1825)

.“se me ha multiplicado el sentimiento de todos los encantos de tu alma y de tu corazón divino, de ese corazón sin modelo...”

...“puesto que nos arrancamos el lama que nos da la existencia, dándonos el placer de vivir...”

*Mi adorada Manuelita----Tuyo en el alma

(Cuartel General de Ica)/ 1825

...“tu imagen vestal y hermosa, casi causante de esta lucha interna de mi corazón que se halla entre mis deberes: la disciplina, mi trabajo intelectual y el amor...”

*Mi adorada Manuelita----Soy tuyo de alma y corazón

(Cuartel General de Ica/ 1825)

...“pensando en ti cada momento en que tu imagen me acompaña a todo lado, haciendo de ideas vivas el palaciego almíbar de mi vida mis labores....”

2-Prosa literaria simbólica:

La definimos como la forma en que el autor selecciona del vocabulario determinadas palabras que las convierte en símbolo de su realidad, como queriendo sublimar el pensamiento que le irradian la vida y los momentos, sea en el instante de sentir el goce o en el tardío tiempo del recuerdo igualmente gozado en el acto de escribir.

En el Libertador de la palabra amplia, fluida, adolorida y energética, salida de la conciencia de su humanidad, se

compactó la poesía cuando en 1822 escribió “Delirio sobre el Chimborazo” que comienza con la figura: “Yo venía con el manto de Iris, desde donde paga su tributo el caudaloso Orinoco al Dios de las aguas....”

Continúa incluyendo las siguientes figuras, por demás esencialmente simbólicas, como lo es todo el texto delirante:

*...Ninguna planta humana había hollado la corona diamantina que siguieron las manos de la Eternidad sobre las sienes excelsas del dominador de los Andes

*...la tierra se ha allanado a los pies de Colombia, y el tiempo no ha podido detener la marcha de la Libertad....

*...Belona ha sido humillada por el resplandor de Iris, ¿y no podré yo trepar sobre los cabellos canosos del gigante de la tierra?

*...Un delirio febril embarga mi mente; me siento como encendido por un fuego extraño y superior. Era el Dios de Colombia que me poseía

*...el tiempo bajo el semblante venerable de un viejo cargado con los despojos de las edades: ceñudo, inclinado, calvo, rizada la tez, una hoz en la mano....

*...Pensais que los instantes que llamais siglos pueden servir de medida a mis arcanos?

*...Yo domino la tierra con mis platas; llego al eterno con mis manos; siento las prisiones infernales bullir bajo mis pasos; estoy mirando junto a mí rutilantes astros, los soles infinitos; mido sin asombro el espacio que encierra la materia, y en su rostro leo la Historia de lo pasado y los pensamientos del Destino

*...Absorto, yerto, por decirlo así, quedé exánime largo tiempo, tendido sobre aquel inmenso diamante que me servía de lecho

3-Prosa discursiva y el arte de la guerra

Siguiendo el mismo documento “Qué es la prosa?”, del profesor de la Universidad Externado de Colombia, Enrique Anderson Imbert, se puede catalogar gran parte del trabajo epistolar de Simón Bolívar, como Prosa Discursiva, sobre la cual dice el catedrático: “....Pese a las tergiversaciones de todo hablar, la prosa discursiva se las compone para obtener el equilibrio entre el símbolo y el sentido. La historia de las ciencias ha sido una continua brega para rectificar las connotaciones análogas a las palabras O sea, que quien se afana por comunicar el armazón intelectual de su pensamiento, debe proceder de acuerdo con arreglo a una técnica de exposición. Esta técnica es un arte. Y este arte de comunicación científica (científica social en este caso, la guerra)es la prosa discursiva....”

También es necesario aclarar por qué la guerra se cataloga como un arte y hace parte del cientifismo social. Es así, porque a partir del Ajedrez (voz árabe) y después con Napoleón -que jugaba con soldados en miniatura para programar las batallas- comenzó el reconocimiento y el estudio de la estrategia; de la conformación de

escuadrones, de la posición de los ejércitos, de los uniformes, de la presencia del caballo, y todo lo que -como dice Freud- produce goce y altera la lívido exaltando los sentidos, alterando los sentimientos y precipitando las emociones; es el espectáculo que hace del guerrero un apasionado. El caso más cercano es el de Churchil, quien se entregaba horas enteras programando y anhelando el conflicto armado, sintiéndose plenamente satisfecho con las dos guerras mundiales, en especial la segunda cuando tuvo por primera vez la oportunidad de tomar el mando sobre ella y demostrar su capacidad de organizar la estrategia inglesa.

Así mismo, la guerra tiene alto contenido de problemática social, originando cambio en los hábitos, adquiriendo nuevas costumbres, ensamblando culturas, revolucionando el lenguaje, aportando nuevas palabras al idioma, enriqueciendo la narrativa, descuajando la descripción.

Con estas explicaciones, se puede afirmar que la correspondencia hace parte de la estrategia de guerra, y es aquí donde cabe esa Prosa discursiva, que caracterizó las cartas bolivarianas como instrumento del conflicto.

En este caso, primero tomamos para el análisis, dos cartas escritas por Bolívar, en Kigston el 19 de julio de 1815 y el 30 de octubre del mismo, dirigidas al Señor Don Maxwell Hyslop, para pedirle apoyo económico para continuar en la conquista de la libertad, arguyendo que él ya había agotado en la utopía, su heredada fortuna.

Junio 19

...”Mi delicadeza se ofende, y yo me lleno de rubor al tomar la pluma para implorar favores que no me son debidos y que son gravosos al bienhechor...”

....”No molestaré a Vd. Encareciendo la generosidad que reclamo....”

Junio 30

...”Si V. No me concede la protección que necesito para consignar mi triste vida, estoy resuelto a no solicitar la beneficencia de nadie, pues es preferible la muerte a una existencia tan poco honrosa...”

En segundo término, la Carta de Jamaica, igualmente escrita en Kingston, por Bolívar el 6 de septiembre del mismo 1815, como contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta isla en la que algunos de sus apartes se pueden considerar esencialmente poéticos si recordamos el documento de trabajo que dice: “..la prosa que se propone justamente expresar esa experiencia completa, única. Sobrada de relieves personales, intensa en sensibilidad, imaginación, inteligencia y voluntad, privada, no pública, intuida no abstraída. Es la prosa que no dirige la atención del lector hacia el mundo objetivo exterior, sino que evoca en el lector una experiencia parecida a la que tuvo el escritor. Es la prosa de la literatura...” .

...“ Sensible, como debo, al interés que Vd. Ha querido tomar por la suerte de mi patria, afligiéndose con ella por los tormentos que padece, desde su descubrimiento hasta estos últimos períodos, por parte de sus destructores los españoles, no siento menos l comportamiento en que me ponen las solícitas demandas que Vd. Me hace sobre los más importantes de la política americana......”

...“aunque una parte de la estadística y revolución de América es conocida, me atrevo a asegurar que la mayor está cubierta de tinieblas...”

...“ me animo a dirigirle estas líneas, en las cuales ciertamente no hallará Vd. las ideas luminosas que desea, más sí las ingenuas expresiones de mis pensamiento...”

...“El suceso coronará nuestros esfuerzos porque el destino de América se ha fijado irrevocablemente; el lazo que la unía a la España está cortado: la opinión era toda su fuerza; por ella se escuchaban mutuamente las partes de aquella inmensa monarquía; los que antes las enlazaba, ya las divide; más grande es el odio que nos ha inspirado la Península, que el mar que nos separa de ella; menos difícil es unir los dos continentes, que reconciliar los espíritus de ambos países...”

...“El velo se ha rasgado, ya hemos visto la luz, y se nos quiere volver a las tinieblas; se han roto las cadenas; ya hemos sido libres, y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos. Por lo tanto, América combate con despecho; y rara vez la desesperación nos ha arrastrado tras sí la victoria...”

...(Refiriéndose a Venezuela) “Los más de los hombres han perecido por no ser esclavos, y los que viven, combaten con furor en los campos y en los pueblos internos, hasta expirar o arrojar al mar a los que, insaciables de sangre y de crímenes, rivalizan con los primeros monstruos que hicieron desaparecer de la América a su raza primitiva...

...“Y la Europa civilizada, comerciante y amante de la libertad, permite que una vieja serpiente, por solo satisfacer su saña envenenada, devore la más bella parte de nuestro globo?. ¡Que! ¿está la Europa sorda al clamor de su propio interés? ¿no tiene ya ojos para ver la justicia? ¿Tanto se ha endurecido, para ser de este modo insensible?...”

...“Siempre las almas generosas se interesan en la suerte de un pueblo que se esmera por recobrar los derechos con que el Creador y la naturaleza lo han dotado;......Vd, ha pensado en mi país y se interesa por él; este acto de benevolencia me inspira el más vivo reconocimiento...”

...“La América está encontrada ente sí, porque se halla abandonada de todas las naciones; aislada en medio del universo, sin relaciones diplomáticas ni auxilios militares, y combatida por la España que posee más elementos para la guerra que cuantos nosotros furtivamente podemos adquirir...”

En consecuencia, podemos afirmar que es, junto con el Delirio del Chimborazo, cada uno, una metáfora en su totalidad, construía con figuras propias de la cultura y los ideales del Libertador