Simón Bolivar

Romances. Maria Teresa Rodríguez. Teresa Lesnais. Josefina Machado. Bernadina Ibáñez. Joaquina Caraicoa. Bendita Natal. Janeth Hart. Manuela Sáenz

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 13 páginas
publicidad
cursos destacados
Iníciate en LOGIC PRO 9
Iníciate en LOGIC PRO 9
Vamos a ver de manera muy sencilla y en un breve paseo de poco más de una hora como funciona uno de los...
Ver más información

Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

publicidad

Esquema-Introducción -Desarrollo: 1.-Las mujeres en su familia:Doña Maria Concepción PalaciosJosefina PalaciosMaria Inacia PalaciosJuana Bolívar Palacios“La negra Hipólita”Inés Mancebo de Mijares 2.-Su matrimonio:Maria Teresa Rodríguez 3.-Sus amantes:Teresa lesnaiderJosefina MachadoBernadia IbáñezJoaquina CaraicoaBendita NatalJaneth Hart -Un romance muy intenso:Manuela Sáenz “La libertadora del libertador” 4.-¿Por qué todas estas mujeres lo amaron? 5.-¿Cómo fue su vida sentimental?-Conclusión -Anexos -Bibliografía Desarrollo:

1.-Las mujeres en su familia:

Doña Maria Concepción Palacio

Doña Concepción Palacios y Blanco, nacida en Caracas el 9 de Diciembre de 1.758 .Fue la madre del futuro Libertador, podía exhibir un abolengo tan ilustre como el de su marido. Su padre era Don Feliciano Palacios y Sojo y Gil de Arriata , y su madre Doña Francisca Blanco Heredia. Era sobrina ,por consiguiente, de Don Pedro Palacios y Sojo, fundador de la celebre Escuela de Música de Caracas , pero este hermano de su padre, que tanta nombradía adquirió en la Colonia por esta celebre institución, se le llamaba simplemente “el padre Sojo”.De allí viene el gusto musical que tenia Doña Concepción y Simón .Doña Concepción se casa en 1773 a los quince años , cuando solo Don Vicente tenia 47 años .Tuvo cinco hijos, quienes fueron : Simón Bolívar, Maria Antonia , Juana Bolívar, Juan Vicente ,.Y otra hija , póstuma , quien murió el mismo día de su nacimiento .Doña Maria enviúdese en 1786, luego de seis años el 6 de Julio de 1.792, a la temprana edad de 34 años, muere antes deque Bolívar cumpliera los nueve años

Josefa Palacios y Maria Ignacia

Fueron hermanas de Doña Concepción , tías de Simón Bolívar. Cuando eran niñas les toco cuidar a Bolívar huérfano, y a pesar que solo le excedía en nueve años , consta en el testamento de Don Feliciano que ella y su otra hermana , Maria Ignacia ,trataron a Simón Bolívar y a Juan Vicente “como a hijos suyos”.Josefa , casada en 1798 con José Félix Ribas , quien fue llamado el “invencible”, cuando fue sacrificado por los realistas. Le tuvieron mucho afecto a Bolívar y a Juan Vicente , porque además que los cuidaban fueron sus compañeros de juegos , además de que Simón Bolívar fue un excelente niño , para estas hermanas fue un placer haberlos cuidado Juana Bolívar PalaciosLa negra Hipólita” En la Caracas colonial cuya población no sobrepasaba unos treinta mil habitantes, Simoncito creció como todos los niños de su rango social; mecido en los brazos de una esclava negra llamada Hipólita. Su nodriza, es quien amaba como a una segunda madre, acompañando a sus padres en sus oficios religiosos, jugando con otros niños de su edad en el patio perfumado de granadas de su casa natal y recibiendo las enseñanzas de sus primeros maestros. Bolívar , encarta desde Perú para Maria Antonia , fechada el 10de julio de 1825, bolívar le dice :”Te mando una carta de mi madre Hipólita para que le des todo lo que ella quiere; para que hagas por ella como si fuera su madre, su leche ha alimentado mi vida, y no he conocido otro padre que ella”.Aparte de la frescura de sentimientos que d3muestra esta carta ,escrita a tanta distancia de la negra nodriza en el tiempo y en el espacio, es impresionante que en ella Bolívar llame a Hipólita madre y padre , a la vez”

Inés Mancebo de Mijares

2.-Su matrimonio: Maria Teresa Rodríguez Durante su primer viaje a Europa conócela amor de su vida: María Teresa Rodríguez del Toro, con quien se casa luego de cumplir un sin número de requisitos entre lo que se encontraba el permiso del Rey. Una vez casado en 1.802 regresa a Venezuela con su esposa, quien muere a los ocho meses de casados ,victima de una grave enfermedad. Esto hace que Bolívar quede solo e inmerso en una profunda tristeza. Pero Bolívar se recupera rápido, este decía que, "Quise mucho a mí esposa y su muerte me hizo jurar que no volvería a casarme". Y lo cumplido. La necesidad de olvidar el luto abatimiento y la soledad afectiva le impusieron a planificar otro viaje a Europa. Nunca más buscó otro amor como este, que le exigió constancia y pureza. Bolívar tuvo otras mujeres a las cuales amó de paso 3.- Sus amantes:Teresa lesnais

Josefina MachadoBernadia IbáñezJoaquina CaraicoaBendita NatalJaneth HartMaria Ignacia Rodríguez De Velasco y Osorio Todo hombre importante tiene en su haber una mujer cercana que le impulsa para la conquista de los bellos ideales.Y como su fin permanente era la gloria, a Bolivar las glorias femeninas debian acercarce como signo de inspiración y estimulo.Asi podemos decir que su primera relacion formal fue cuando tienia siesiseis años , y se encontraba en la ciudad de Mejico , en el navio”San Idelfonso “ -Veracruz .Viajaba con su familia , donde la fuerza de los protocolos del Oido de la Real Audiencia Don Guillermo aguirre y Viana entra en relacion con Maria Ignacia Rodríguez, cuyas amistades le llamaban “La guerra Rodríguez”, significando asi el color de la piel y el cabello de esta bella mujer. Faltaba entonces un año escaso para completar el siglo XVIII. Ojos azules como el cielo, rasgados, inmensos y rubia sin dudar, talle elegante, con facilidad, gracia y popularidad se movia a sus anchas en la sociedad mejicana de la epoca por sus dotes personales que llegaban a compensarle los “ pecadillos reiterados “ , y ademas por ser hija de don Antonio Rodríguez de Velasco Osorio y de doña Maria Ignacia Osorio y Bello, gente de valimiento en aquella corte asentada sobre las aguas lustrales y el poder reprimido de Tenochtitlan. Mujer “ de fuego”, la “ guerra” tambien superaba a Bolivar en un lustro de edad y entre los olores de codices, libros becerros exhalaciones aromaticas de huertos y jardines, el caraqueño la encontro en la casa esquinera de su hermana Maria Josefa, tambien de armas masculinas a tomar, la marquesa Uluapa ( Estrada y Galindo por la via nobiliaria), en cuya señorial y apropiada mansión de Chapultepec se hospedara el viajero. Entonces aquel flirteo emocional, ya herido el corazon de otro, fue de tal importancia como para constituir el primer amor efímero del Libertador cuidado si el primer descalabro de la “ guerra”, “ el caraqueñito” alla llamado.

Fanny Du Villard

Aquel torbellino en la desgracia familiar le obliga de subito a renunciar a la paz de su espiritu, y pronto, con apenas veinte años encima y unos bigotes nuevos decide regresar al continente europeo, la siempre actractiva Europa, la de los placeres y confabulaciones, para asi dentro de la nostalgia olvidar y ala vez saborear en su mundo el complemento romántico de cuanto ha perdido.El joven Simon Bolivar rodeado de amigos, derrochando ilusiones, aprendiendo cada día mas los lazos de la vida y a la espera de tropezar con alguien para llenar su corazon. Al cabo de poco tiempo aparece frente a el, ella, de cuerpo entero bautismos y enlaces connubiales llamada Fanny Louise Denisse Dervieux du Villard, mundana, hija del baron de Trobriand de Kenreden, pariente lejano por la sangre Aristeguieta que por el pais vasco la enredaba en fantasias y que mantuviera entonces en espléndida casa “ digna de una embajada”, un salon de tertulias apreciado en aquel Paris revolucionario y altanero. Ella, blanquísima mujer de cabellas tirando a rubio oscuro, como la señalan sus biógrafos, frívola por demas, coqueta, de refinamiento y gracia elegante pese a ser un tanto gruesa, de boca fina, los ojo azules aunque colo a veces variable, sonrosada la piel, habil, encantadora, rodeabale un magnetismo propio “ con esa burbujeante picardia de la mujer francesa” y en todo momento fue avida de confidencias. La prima de Francia entra de lleno

Pues y desde un comienzo, en la vida de Bolivar, a pesar de los compromisos sociales, para intimar con aquel viudo solitario de veinte años, impecablemente vestido, pleno de una fuerza desbordante que en igualdad transmite ala que por entonces estuviera casada desde 1.796, como se dice, en camas distintas, con un cansado Bartolomé Dervieux, coronel y conde a lavez, venido a menos en las esferas políticas cambiantes de la epoca y como complemento, con veintiséis años mayor que ella.

Teresa Lesnais:

Antes de partir de aquel Paris sensual e inmiscuido en los diversos escenarios de la sociedad sibarita, Bolivar habria de acariciar otros sentimientos y de apurar el caliz juvenil en otros corazones. Asi, preparado para una larga caminata europea dde instrucción, que lo llevara por el centro del viejo continente acompañado esta vez del Robinson filosofo, es decir de su maestro Simon Rodríguez, y de su cuñado Fernando Toro, mientras se recibe francmason conocido de veras e intimo en esa Lutecia eternal calle de Vaugirard, del rococo y Chateaubriand, con su amiga Teresa Lesnais, dulce, bella, reservada y enigmatica mujer, a quien llego a amar sin alardes hasta alla, por los días imborrables de 1.806. De estos encuentros temporales, no permanentes, intimos, disimulados bajo un amor general, donde se incluian los aspectos familiares y de la amistad de tiempo atrás desde Bilbao, en el interim le nacio a Teresa una hija, de fama por cierto, con una paternidad mal atribuida, como tambien existe un epistolario que en buena parte se reputa forjado e inauténtico y que hasta hace pocos años por equivocos historicos se atibuyo, considerando el nombre femenino bajo el rigor del seudónimo, a las relaciones conocidas de Fanny du Villard con Simon Bolivar.

Ana Lenoit:

En su carrera hacia la gloria Bolivar sigue al Estado Soberano de Cartagena, y en conjunción como coronel efectivo de los ejercitos neogranadinos con doscientos hombres y la bandera cuadrilonga desde Barranca invade la cuenca caliente del bajo Magdalena para perseguir sin pausa a los soldados realistas. A finales de 1.812 y cargando con veintinueve años en los meandros y visiones de sus aguas revueltas, de frente al majestuoso rio, Cupido hace las suyas y asi conoce a la francesa Anne Lenoit, entoces de diecisiete años bien formados, timida, joven de pareceres y rubia bella de Paris, “ la mayor atracción del pueblo”; establecida familiarmente en aquel lugar junto con su padre, un emigrado europeo que se desempeñaba como comerciante en la torrida zona de Mompox.

Asi que enhebrado en las horas del tiempo en aquella naturaleza salvaje se cultivo entonces un apasionado aunque corto romance de intimidad, debido lo ultimo a la vasta campaña militar que se iniciaba por aquellas fechas, y al decir del biógrafo Indalecio Lievano Aguirre, en esos cinco días permanecido en Salamina ( antes, Punta Gorda), Bolivar gustoso de las deliciosas aventuras galas se entrevista en varias oportunidades con esta beldad llena de encantos y alegria juvenil, tratada ella como “ La madamita”, eso si, lejos de la prisión o angustia de los seres humanos; pero acosado por la guerra itinerante, el heroe marcial o Don Juan festinado embarca en las naos del destino rumbo a Heredia, cuando entonces las lagrimas de Anita fluyen por los ojos y mojan sus mejillas. Luego, en la campaña el Libertador continua hasta Tenerife, donde otra vez se encuentra an Anita, y sus brazos se aferran a ella, que le ha seguido con teson.

Josefina Machado:

El 4 de agosto de 1.813 conocio de veras el Libertador a Josefina Machado, “ la señorita Pepa”, como la llamaban en la intimidad, al entrar aquel triunfante a Caracas, luego de Campaña Admirable. Bolivar regresaba entonces a la ciudad natal con todas las loas imaginables y en las ofrendas que se le tributaron encontro, de improviso, con que una de las doce bellas caraqueñas vestidas de blanco que frente al cabildo citadino le colmaron de laureles a la manera clásica de la antigüedad romana y que ademas lo arrastraron en el carro triunfal, como hombre y conquistador le interesaba aquella ninfa o vestal. Josefina, la escogida por el corazon, en aquel momento frisaba en los veinte años y quienes la conocieron cuentan que ademas era morena, de cabellos negros, estatura regular y transmitia un ardor delicioso apenas con su presencia destacada, de ojos grandes y vivos, la boca carnosa y de una alegria natural que en momentos de solaz llegaba a contagiar a cualquier mortal. Tampoco provenia de la pequeña sociedad mantuana colonial, detalle este que movido en cierto medio agresivo o petulante y de acuerdo con los acontecimientos vividos, le conformaba en la mezcla un carácter inestable y soberbio aunque reservado y frio, según la posición con que ella en ocasiones considerada comportarse. Hija de criollos terratenientes de los valles cacaoteros de rio Tuy y prima del general Carlos Soublette Jerez, la vanidad consecuente que la entornaba por momentos le permitio acercarse a Bolivar sin alguna dificultad y penetrar en el, para asi resarcir los vejámenes y recelos que le hizo la sociedad de entonces ente tantos días turbulentos, lo que fuerza de la verdad debio haber influido en el ego de aquella familia Machado.

-Un romance muy intenso:

Manuela Sáenz “La libertadora del libertador”

El 1 de diciembre de 1827 salió para Bogotá, ante la solicitud de Bolívar de reanimar «una vida que está expirando». En esta ciudad debió enfrentar un grupo grande de detractores, entre los que se encontraban Francisco de Paula Santander y José María Córdova, enemigos declarados de la Sáenz. «Tendría 29 a 30 años cuando la conocí en toda su belleza. Algo gruesa, ojos negros, mirada indecisa, tez sonrosada sobre fondo blanco, cabellos negros, artísticamente peinados y los más bellos dedos del mundo [...] era alegre, conversaba poco; Fumaba con gracia. Poseía un secreto encanto para hacerse amar», así la describió Jean-Baptiste Boussingault, un profesor de ciencias francés que Santander trajo a Colombia en 1824, y con quien Manuela compartió muchos momentos políticos y sociales. Durante los primeros meses de vida en Bogotá, Manuela vivió en la Quinta de Bolívar, una casa situada «a la sombra de los cerros de Monserrate», construida por José Antonio Portocarrero a principios de siglo y que, por motivos de las guerras de independencia, pasó a manos de Bolívar en 1820.

El 24 de julio de 1828, no obstante encontrarse Bolívar en el Palacio de San Carlos, ejerciendo sus poderes dictatoriales sobre la república (luego de la disolución de la Convención de Ocaña, el 11 de junio, y, consecuentemente, del Congreso), Manuela celebró el cumpleaños de Bolívar en la Quinta. En el transcurso de la fiesta, ella realizó un fusilamiento simbólico de Santander, «ejecutado por traición», según rezaba el letrero colgado del muñeco. Parece que la descarga se escuchó perfectamente en todo Bogotá. Con este acto, la política de reestructuración de la República que adelantaba Bolívar, estuvo a punto de derrumbarse. En la primera semana de agosto de ese mismo año, y a pesar de la orden de Bolívar de que permaneciera alejada del público, Manuela Sáenz puso treinta y dos pesos de plata en manos de don Pedro Lasso de la Vega por la casa marcada con el número 6-18 de la calle 10, para así estar más cerca al Palacio de San Carlos, es decir, de Bolívar.

Esta cercanía y la conjugación de sus talentos físicos con sus habilidades políticas le permitieron a Manuela saber de la conspiración para matar al general, conspiración que tomó fuerza por el descontento en casi todos los estratos. Los soldados se quejaban por el atraso en los pagos, las mujeres, de la carestía, la aristocracia, de la pérdida de privilegios, los comerciantes, por el detrimento en sus negocios, y los intelectuales, por la falta de libertad. En la conspiración, se rumoraba, estaba implicado Santander. El primer intento fue en el mes de agosto, en la fiesta de máscaras en el teatro El Coliseo (Colón), del que se salvó gracias a la acción involuntaria de Manuela. El segundo intento fue el 25 de "setiembre", en el Palacio de San Carlos. Esta vez fue la acción premeditada de Manuela la que hizo que saliera ileso, y por ello fue llamada por Bolívar «la libertadora del Libertador». El 20 de enero de 1830, Bolívar presentó renuncia a la presidencia. El 8 de mayo emprendió el viaje hacia la muerte, ocurrida el 17 de diciembre en Santa Marta.

Desde su partida, los ataques contra Manuela tomaron forma y nombre: Vicente Azuero se encargó de incitar a la gente a manifestar su descontento con La Sáenz, mediante carteles, "papeluchas" y actos como la quema de dos muñecos en la fiesta del Corpus Christi, en los que personificaron a Manuela y a Bolívar bajo los nombres de Tiranía y Despotismo. La reacción de Manuela fue obvia: destruyó las figuras y todo el andamiaje que las sostenía. El resentimiento santafereño cedió a las acciones de Azuero; sin embargo, Manuela recibió el apoyo del sector que menos esperaba, las mujeres: «Nosotras, las mujeres de Bogotá, protestamos de esos provocativos libelos contra esta señora que aparecen en los muros de todas las calles [...] La señora Sáenz, a la que nos referimos, no es sin duda una delincuente». El gobierno estuvo a punto de considerar éste y otros llamados de "las mujeres liberales", como ellas mismas se llamaron, pero un folleto, "La Torre de Babel", escrito por Manuela Sáenz, en el que no sólo ponía de manifiesto la ineficacia e ineptitud de los rectores del gobierno, sino que revelaba secretos de gobierno; hizo que se le acusara de actos «provocativos y sediciosos», y se procediera a encarcelarla, por lo menos virtualmente.

En los últimos días de 1830, Manuela emprendió el viaje hacia Santa Marta para cuidar la salud de Bolívar, pero sólo llegó hasta Honda. Allí recibió una carta de Louis Perú de Lacroix, un joven veterano de los ejércitos de Napoleón, edecán del general hasta hacía poco, que decía: «Permítame usted, mi respetada señora, llorar con usted la pérdida inmensa que ya habremos hecho, y que habrá sufrido toda la república, y prepárese usted a recibir la última fatal noticia» (18 de diciembre de 1830). Desde este momento, Manuela perdió su objetivo en la vida. Con la muerte de Bolívar, el desprecio por ella se desbordó, por lo que decidió partir hacia Guanacas del Arroyo; sin embargo, la persecución no cedió. El 1 de enero de 1834 Santander firmó el decreto que la desterró definitivamente de Colombia. Fue a Jamaica, y de allí a Guayaquil, a donde llegó en octubre de 1835. También tuvo que partir de Guayaquil, pues el gobierno de Ecuador no la quería allí. Viajó, entonces, a Paita, un puerto en el desierto peruano sin agua y sin árboles, y formado por una sola calle y un muelle al que sólo llegaban balleneros de Estados Unidos. Allí, en un desvencijado edificio, se leía: «Tobbaco. English spoken. Manuela Sáenz». La pobreza la acompañó durante los últimos años, y finalmente también la invalidez.

El 11 de agosto de 1847 se enteró de la muerte de su marido, James Thorne, asesinado el 19 de junio de ese año. En su testamento, Thorne devolvía a Manuela los ocho mil pesos de la dote de los intereses; sin embargo, ese dinero nunca Llegó a sus manos. Así, inválida, acompañada por Simón Rodríguez (el Maestro del Libertador), quien también terminó su vida en Paita (1854), y las cartas del General O'Leary, acabó la vida de Manuela Sáenz, víctima de una extraña epidemia que llegó al puerto en algún ballenero, el 23 de noviembre de 1856.4.-¿Por qué todas estas mujeres lo amaron?

Simón Bolívar, además de haber sido un hombre intelectual ,preocupado por su patria. Bolívar tenia un atractivo que llamaba mucho a las mujeres , algunas investigaciones dicen que fue por su personalidad , psicólogos explican que fue como un desahogo por perder a su madre a tan temprana edad, otros dicen que por su cuerpo .Quizás fueron todas estas cualidades lo que hizo que estas mujeres amaran a Bolívar. Pero si le puedo afirmar que fue un gran hombre , esposo y amante .

5.-¿Cómo fue su vida sentimental? El sueño comienza a realizarse el 19 de Enero de 1.794 va a cumplir 17 años. La despedida en la Guaira es muy emotiva. Su tío Esteban había sido nombrado residente algo así como Vice Ministro de Hacienda de España. También es amigo del Marqués de Ustariz. En la casa del Marqués de Ustariz es centro de reuniones culturales. Posee una enorme biblioteca que el entusiasma. Le apasiona leer libros filosóficos. El propio Simón Rodríguez no echaría en falta ninguno de los volumen que el admiraba. En la casa de Ustariz no sólo aprende a pensar y a expresarse con profundidad, también conoce a una noble dama que le roba el corazón, se llamaba María Teresa Rodríguez del Toro y Alayza. Tiene un enamoramiento tan repentino como ardiente. Simón quería casarse con ella enseguida. El papá de ella se opone por razones de edad ¡los dos son demasiados jóvenes! Tuvo que esperar dos años. Se veían con frecuencia porque Bolívar habla encontrado en ella la ternura y el cariño que le faltaron desde la muerte de su Mamá. María Teresa Rodríguez del Toro, además era muy bella, muy dulce y muy sentimental.Por fin la boda se celebraba en Madrid el 24 de Mayo de 1.802. Ella tienia 20 años, el tienia 19, los novios pudo exhibir como testigo del acto y primer declarante a un enpingorotado "Sr. Don Luis Quijada Quiñones y Moreno, Marqués del inicio Conde de Revolledo. Bolívar no tuvo a su lado ningún pariente inmediato, pues de sus dos tíos Esteban y Pedro ninguno estuvo presente en su matrimonio. Llenos de amor y ilusiones la juvenil pareja regresa a Caracas. Los parientes reciben con fiestas. La luminosidad y colorido del trópico deslumbran a María Teresa. Visitan también la hacienda San Mateo. Allí precisamente contrae una enfermedad tropical. El 22 de Enero casi a los ocho meses de casada, muere entre asombro y consternación de la familia. La prematura viudez fue un suceso decisivo en la vida de Bolívar, el mismo comprendió así:- Miren ustedes lo que son las cosas; si no hubiera enviudado quizá mi vida hubiera sido otra; no sería el General Bolívar, ni el Libertador, aunque convengo en que mi genio no era para ser Alcalde de San Mateo.Nuevamente el corazón de Simón Bolívar sufre un golpe de amarga soledad. Más tarde daría a un amigo:"Quise mucho a mí esposa y su muerte me hizo jurar que no volvería a casarme". Y lo cumplido. La necesidad de olvidar el luto abatimiento y la soledad afectiva le impusieron a planificar otro viaje a Europa. Nunca más buscó otro amor como este, que le exigió constancia y pureza. Bolívar tuvo otras mujeres a las cuales amó de paso, sin concederles la importancia aún con la fascinadora Manuelita Saenz, que muerto el debía darle conmovedora prueba de abnegación y amor fue injusto en ese sentido tuvo con ella la lealtad acaso más egoista que géneros aunque parezca lo contrario de ponerte que se separaran, por que "nada en el mundo puede unirnos bajo los auspicios de la inocencia y del honor" y solía llamar la amable loca, aunque ella merecía mucho más. En la vida de Bolívar se conoce otra mujer que la llamaba "Mi gloriosa" cuyo nombre verdadero era Joaquina Garioca y que, firmaba "Gloriosa Simona Joaquina Trinidad y Bolívar".En París derrochó como en otras capitales Europeas y también en París creció sin amor por Fanny du Villars, nacida Trioban de Aristigueta, lejana prima suya a quien amo con romántica pasión. Todo esto nos a puesto a analizar de su vida amorosa posterior, nos llevaría a admitir que fue siempre el viudo de Teresa, sin saberlo el mismo

Conclusión

En este trabajo he descubierto una faceta mas de Bolívar , como hijo, fue un niño muy fuerte ya que tuvo que soportar la muerte de su padre y madre y quedar huérfano a muy corta edad ,como esposo, fue el mejor ya que quizo a su esposa y después de su muerte juro nunca mas volverse a casar, y lo cumplió, como amante , fue un hombre muy apasionado con las mujeres , tuvo amores cortos pero intensos .Su mayor amor después de su esposa , fue Manuela Sáenz , con quien tuvo un apasionado y largo romance , durante este recibió el sobrenombre de “La libertadora del Libertador”, Manuela fue una mujer muy activa , metódica y apasionada, quien cuidaba del libertador en todas las acciones políticas que este realizaba .Bolívar fue muy fuerte físico como emocionalmente se refiere ya que durante toda su vida soporto la muerte de sus seres queridos y aun así saco fuerzas para seguir adelante y ganar las batallas de independencia

Anexos

'Simón Bolivar'
'Simón Bolivar'

María Antonia ,hermana de Simón Bolívar

La boda de Simón Bolívar con su única esposa , Maria Teresa del Toro