Silicosis

Enfermedades respiratorias profesionales. Sistema respiratorio. Fibrosis progresiva. Inflamación del tejido pulmonar. Sílice. Tipos. Síntomas. Causas. Tratamiento. Prevención

  • Enviado por: Mackry Lambert
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 8 páginas
publicidad
publicidad

Introducción

Dentro de las enfermedades respiratorias profesionales nos encontramos con la SILICOSIS la cual es una fibrosis progresiva, que se produce en sitios de depósito de polvo de cuarzo (SiO2). El polvo de cuarzo existe en forma natural como cristal de roca (cuarzo), arena y otros. La inhalación de partículas de 0,5 a 5 µm de diámetro produce silicosis. Oficios con alto riesgo de silicosis están en: minería , industria del acero y del hierro, industria de la construcción, picapedrería e industria de la cerámica.

Las consecuencias de la silicosis es incapacidad y muerte

A continuación describiremos en forma mas detallada algunas características y propiedades de esta enfermedad

Silicosis

La silicosis es una enfermedad respiratoria causada por inhalación de polvo de sílice que conduce a inflamación y luego cicatrización del tejido pulmonar.

Es irreversible y puede causar invalidez física o la muerte. La sílice es el segundo mineral más abundante en la corteza terrestre y es un componente mayor de arena, piedra, y minerales metalíferos. La sobre exposición al polvo que contiene partículas de sílice cristalina puede causar la formación de tejidos de cicatrización en los pulmones disminuyendo la capacidad de los estos de extraer oxígeno del aire que respiramos. (El divertirse o jugar en una playa de arena no constituye un riesgo de silicosis).

Tipos, Síntomas, y Complicaciones de Silicosis

Hay tres tipos de silicosis. Son clasificados según la concentración en el aire de sílice cristalina a la que un trabajador estuvo expuesto:

Se conocen tres tipos de silicosis:

  • Silicosis crónica simple: resultante de exposición a largo plazo (más de 20 años) a bajas cantidades de polvo de sílice. En los pulmones y ganglios linfáticos del tórax se forman nódulos de inflamación crónica y cicatrización provocados por el polvo de sílice. Esta enfermedad puede caracterizarse por la falta de respiración y se puede asemejar a la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

  • Silicosis acelerada: se presenta después de la exposición a un plazo más corto (5-15 años) a cantidades mayores de sílice. La inflamación, la cicatrización y los síntomas progresan más rápidamente en este tipo de silicosis que en la silicosis simple.

  • Silicosis aguda: resulta de la exposición por corto tiempo a cantidades muy grandes de sílice. Los pulmones se inflaman bastante y se pueden llenar de líquido causando una dificultad respiratoria severa y bajos niveles de oxígeno en la sangre.

Es posible que no se detecte la silicosis crónica (la forma más común de la enfermedad) por varios años durante las fases tempranas. Es posible que una radiografía no indique ninguna anomalía hasta 15-20 años después de la exposición. El polvo de sílice en los pulmones puede dañar la capacidad del cuerpo de evitar infecciones. Con esa condición, los trabajadores son más susceptibles a algunas enfermedades, como tuberculosis.

Como consecuencia de la silicosis los trabajadores pueden tener los síntomas siguientes:

        • falta de aliento después de algún esfuerzo físico

        • la tos grave

        • dificultad respiratoria severa

        • fatiga

        • pérdida del apetito

        • dolores en el pecho

        • fiebre

Se puede presentar fibrosis masiva progresiva en la silicosis simple o acelerada, pero es más común en la forma acelerada. Dicha fibrosis masiva progresiva resulta de la cicatrización severa y conduce a la destrucción de las estructuras pulmonares normales.

Causas

El sílice es un cristal común que se presenta naturalmente. Se encuentra en la mayoría de los lechos rocosos y forma polvo en el trabajo con minería, formación de canteras, construcción de túneles y el trabajo con muchos minerales metálicos. El sílice es un componente principal de la arena por lo que los trabajadores del vidrio y areneros también reciben altas exposiciones a este elemento.

Los factores de riesgo comprenden cualquier trabajo que incluya exposición al polvo de sílice, como el trabajo en las minas, corte de piedra, trabajo en canteras, trabajo en la construcción de carreteras y edificaciones, trabajo en la fabricación de abrasivos, trabajo con arena y muchas otras ocupaciones y pasatiempos que involucren exposición al sílice.

La exposición intensa al sílice puede causar esta enfermedad en un año o menos, pero, por lo general, toma al menos 10 ó 15 años de exposición antes de que se presenten los síntomas. La silicosis se ha hecho menos común desde que la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (Occupational Safety and HealthAdministration, OSHA) instituyó regulaciones que exigen el uso de equipo protector que limita la cantidad de polvo de sílice inhalado.

Signos y exámenes

 

El médico realiza una cuidadosa historia clínica que incluye muchas preguntas acerca de las ocupaciones de la persona (pasadas y presentes), los entretenimientos y otras actividades que la puedan haber expuesto al exceso de sílice. También efectuará un examen físico y exámenes para confirmar el diagnóstico y excluir otras enfermedades que puedan parecer similares, entre los cuales se pueden mencionar los siguientes:

  • radiografías de tórax

  • exámenes pulmonar

  • prueba cutánea de derivado de proteína purificado (PPD) (Para tuberculosis)

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la silicosis, pero es importante retirar la fuente de exposición al sílice para evitar el empeoramiento posterior de la enfermedad. El tratamiento de apoyo comprende medicamentos supresores de la tos, broncodilatadores, mucolíticos y oxigenoterapia, si es necesario. Si se requiere, se prescriben antibióticos para las infecciones respiratorias.

Otras consideraciones para el tratamiento comprenden restringir la continua exposición a sustancias irritantes, dejar de fumar y un examen cutáneo de rutina para detectar tuberculosis.

Las personas con silicosis presentan un alto riesgo de desarrollar tuberculosis (TB), ya que se cree que el sílice interfiere con la respuesta inmune del cuerpo a la bacteria que produce la TB. Se recomienda el examen cutáneo rutinario cada año para evaluar la exposición a TB; además se recomienda en tratamiento con drogas anti TB para personas con un examen cutáneo positivo. Cualquier cambio en la apariencia de la radiografía de tórax puede indicar la presencia de TB.

Causa o problema que va a ocasionar en el sistema respiratorio

El sistema respiratorio está formado principalmente por dos grandes secciones:

• las vías respiratorias, es decir, el conjunto de estructuras formado por la cavidad nasal, la faringe, laringe, tráquea, bronquios y subdivisiones más pequeñas. Esta sección es la encargada de permitir la entrada de aire a las superficies respiratorias;
• el aparato pulmonar, donde se efectúan los intercambios gaseosos entre el aire del ambiente y la sangre.

Para funcionar, las células de tu cuerpo necesitan oxígeno. El sistema respiratorio es el que se encarga de suministrar este elemento a la sangre, para que esta lo distribuya a todos los tejidos de tu cuerpo. Sin embargo, a causa del metabolismo celular (conjunto de cambios químicos y biológicos), en el organismo se forma un compuesto gaseoso llamado anhídrido carbónico, que carece de utilidad y es muy tóxico, por lo que debe ser eliminado, función que también cumple este sistema.

Cuando se inhala, el polvo de sílice las partículas pequeñas entran en los pulmones y las células depuradoras, como los macrófagos, lo engullen. Las enzimas liberadas por las células depuradoras causan la formación de tejido cicatricial en los pulmones. Al principio, las zonas cicatrizadas son pequeñas protuberancias redondas (silicosis nodular simple), pero finalmente se reúnen en grandes masas (silicosis conglomerada). Estas áreas cicatrizadas no permiten el paso del oxígeno a la sangre de forma normal. Así los pulmones pierden elasticidad y se requiere mayor esfuerzo para respirar derivando en un trastorno o dificultad respiratoria severa. El pulmón lesionado somete a un esfuerzo excesivo al corazón lo que puede ocasionar una insuficiencia cardiaca que a su vez puede evolucionar hasta la muerte. Las partículas mas grandes quedan atrapadas en la nariz o en las vías aéreas grandes, talvez no generaran mayor dificultad para respirar en un comienzo debido que la enfermedad es progresiva pero si van a ocasionar tos y estupos producto de la irritación de las vías aéreas.

El mal funcionamiento de los pulmones puede afectar de manera irreparable al sistema respiratorio como pudimos observar no solo quedando la gravedad localizada en esa sección sino que puede desembocar serios problemas a la salud poniendo en riesgo sin duda la vida.

Conclusión

La silicosis o enfermedad del polvo, es la enfermedad ocupacional más antigua. Es una enfermedad crónica incapacitante. Al principio no hay síntomas, pero la enfermedad puede continuar avanzando incluso después de cesar la exposición al polvo.

Siendo una de las enfermedades profesionales mas antigua, existen muchos trabajadores que se ven en peligro de padecerla ya sea por desconocimiento del tema o porque los empresarios que compiten en este campo donde se encuentra el polvo de sílice, no entrega la información necesaria del riesgo, o es mas, no protege a sus trabajadores.

Las enfermedades pulmonares de origen ocupacional pueden afectar de manera irreparable al sistema respiratorio, como pudimos observar no solo quedando la gravedad localizada en esa sección sino que puede desembocar serios problemas a la salud poniendo en riesgo sin duda la vida del afectado.

Los trabajadores no solo quedan expuestos al peligro, además cuando se les manifiesta la enfermedad ya que puede mostrarse hasta 20 años después de haber estado expuestos, quedan en el desamparo y muchos deben con sus propios medios costear la enfermedad ya que muchos se encuentran pensionados o jubilados.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

¿Quién Corre un Riesgo?

El trabajo en un ambiente polvoriento donde existe la sílice cristalina puede aumentar el riesgo de silicosis. Si varias personas trabajan en un tal lugar y una es diagnosticada con silicosis, las otras deben hacerse un examen para averiguar si ellas también la han contraído.

Los siguientes son ejemplos de industrias y actividades en mayor riesgo de exposición:

Construcción (el limpiar con un chorro de arena, el trabajo con un martillo neumático, y la construcción de socavones).

El trabajo en una fundición (el moler moldura).

La fabricación de jabón y detergentes.

Cerámica y arcilla.

La minería (el cortar o taladrar arenisca y granito).

La fabricación de vidrio.

La agricultura (condiciones polvorientas por el distribuir la tierra, como durante el arar o la cosecha).

El cortar piedras (el aserrar, limpiar abrasivo con un chorro, astillar, y moler).

La construcción naval.

El ferrocarril (poner las vías).

La fabricación y el uso de abrasivos.

Más de 100,000 trabajadores están en alto riesgo de exponerse a la sílice por limpiar con un chorro de arena, taladrar piedras, y la minería. Los trabajadores que hacen las siguientes labores también corren el riesgo de sobre exposición a la sílice cristalina: el quitar pintura y óxido de los edificios, puentes, tanques, y otras superficies; el limpiar fundiciones; el trabajo con piedra o arcilla; el grabar vidrio; y la construcción.

¿Cómo pueden los trabajadores averiguar si tienen Silicosis?

La única manera segura de determinar si una persona tiene silicosis es un chequeo médico que incluye documentación completa de los trabajos hechos, una radiografía pulmonar, y una prueba de la función pulmonar. Los trabajadores que creen estar sobre-expuestos a la sílice deben ir a un médico que conoce las enfermedades pulmonares. Se recomienda que se hagan los chequeos médicos antes que se empiece un nuevo tipo de trabajo, y cada 3 años después.

¿Cómo se puede evitar la Silicosis?

Varias son las medidas que los empleadores y trabajadores pueden tomar para tratar de evitar la silicosis. Entre ellas, cabe citar:

Controlar de modo generalizado la exposición al polvo, reduciendo al mínimo el polvo presente en los lugares de trabajo.

Utilizar materiales de chorreo abrasivo que sean menos peligrosos que los que contienen sílice cristalina.

Instalar controles técnicos (ventilación de escapes localizados) y métodos de contención (gabinetes y máquinas de limpieza a chorro) para evitar que el polvo escape al aire.

Capacitar a los trabajadores acerca de los efectos del polvo de sílice en la salud y acerca de las técnicas de trabajo apropiadas para reducir el polvo.

Mojar las superficies antes de proceder a limpiarlas.

Utilizar aspiradoras con filtros de aire particulado de alta eficacia (HEPA) o barrer sobre mojado durante las tareas de limpieza.

No barrer nunca en seco ni limpiar el polvo con aire comprimido.

Llevar puestas mascarillas de respiración siempre que sea necesario para evitar respirar el polvo.

Darse cuenta de que las mayores concentraciones de sílice pueden encontrarse en interiores durante labores tales como chorreo abrasivo o corte con sierra de ladrillos, gres, etc. Llevar puestas mascarillas de respiración con suministro de aire en caso de levantarse demasiado polvo.

Bañarse o lavarse, y ponerse ropa limpia antes de abandonar el lugar de trabajo.

Los puntos clave para prevenir la silicosis son reducir el polvo en el aire que contiene sílice y evitar respirar polvo que contenga sílice. Aunque una vez que aparece no existe cura para esta enfermedad, puede prevenirse totalmente si los empleadores y trabajadores colaboran para minimizar la exposición al sílice.

SILICOSIS

ENFERMEDAD RESPIRATORIA PROFESIONAL

.

Ramo: Salud Física

Carrera: Ingeniería en Prevención de Riesgo.

INACAP IQUIQUE