Sigmund Freud

Psicología. Complejo de Edipo. Sueños: interpretación. Psicoanálisis. Hipnotismo. Neurosis. Teorias

  • Enviado por: Junk
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 9 páginas
publicidad
publicidad

1 - INTRODUCCIÓN.

Una vez que el trabajo ya estaba planteado y ya sabía como tenía que ser la estructura del mismo pensé en un tema bastante amplio en cuanto a contenido y ese fue sobre la “muerte”. El tema en sí no me satisfacía lo mas mínimo solamente por tratarse de la muerte, un tema un poco desagradable y muy pronto para ir pensando y estudiando en ello.

Una vez descartada ésta posibilidad pensé en otro tema del que pudiese tener suficiente o, mas bien, abundante información para completar lo mejor posible el trabajo y entonces fue cundo descubrí que mi prima tenía una enciclopedia entera sobre Freud, que trataba todos los ámbitos filosóficos del autor. El que más contenido llevaba era el tema del psicoanálisis y la histeria. Busqué información en los nueve tomos que tenía la enciclopedia pero me parecía que profundizaba poco en los temas referidos al psicoanálisis.

Los párrafos que leí en cada tomo, referidos al psicoanálisis, me sorprendieron y fue entonces cuando decidí definitivamente profundizar en ese tema y reflejarlo en el trabajo. Primeramente empezaré por buscar información en Internet donde espero encontrar abundante, y después miraré en algún libro que me presten o si da el caso cogeré algún dato de la enciclopedia de Freud.

En cuanto tenga toda la información y crea que puedo empezar a redactar el trabajo, primero ordenaré la información de forma que uno de los apartados pueda complementar al siguiente y éste a su siguiente también, de forma que quede una estructura continua y que los temas tratados en cada apartado se entiendan según el anterior.

3 - LA APARICIÓN DEL VOCABLO <PSYKHE>

Fueron los griegos quienes a los anteriores conceptos de ánima1, incorporaron uno más que les fue sugerido al observar la especie de suspiro que exhalaban las personas en el momento de morir. Además de esto, los artistas pintaban en sus frescos y cerámicas como un ser alado escapándose de la boca del moribundo. Psykhe, en griego significa originalmente soplo o aliento vital y luego, con arreglo a estas concepciones, significó también mariposa. Anima, originalmente, significa viento. Éstas son las etimologías de los vocablos <psique> y <alma>. La identificación de la psique y el alma con un soplo vital impredecible y que escapa del hombre con la muerte, expresa el intento de explicación de la dinámica del ser humano, mediante un principio de naturaleza inmaterial.

4 - DEL HIPNOTISMO AL PSICOANÁLISIS.

A lo largo de los estudios de Freud sobre la histeria, no se había dado cuenta de que en la neurosis no intervienen excitaciones afectivas de la naturaleza genética, “sino únicamente de carácter sexual, tratándose siempre de conflictos sexuales actuales o de repercusiones de acontecimientos del pasado”. Freud se preguntaba: “¿Cuál podía ser la razón por la que los pacientes habían olvidado tantos hechos de su vida interior y exterior, y en cambio podían recordarlos todos cuando se les aplicaba la técnica del hipnotismo?” Freud investigó observando a los enfermos sometidos a tratamiento le daría una respuesta a dicho interrogante. “Todas las cosas olvidadas habían tenido, por algún motivo, un carácter penoso para el sujeto, en la medida en que había sido consideradas temibles, dolorosas y vergonzosas para las aspiraciones de su personalidad”.

“Para traer de nuevo a la conciencia aquello que había sido olvidado, era necesario vencer en el paciente una resistencia a través de una continuada labor de exhortación y aliento.” Freud se daría cuenta de que dicha resistencia habrá que superarla de otra manera (mediante la técnica de la asociación libre) pero mientras tanto había surgido la teoría de la represión. El descubrimiento de la represión fue lo que obligó a Freud a modificar el procedimiento terapéutico que empleaba junto con la práctica hipnótica: se trata de descargar los impulsos que se habían internado por un camino malo.

“Descubrir las emociones y eliminarlas por medio de una valoración que aceptase o condenase definitivamente aquello que había excluido el proceso de represión” una vez substituida la práctica terapéutica, Freud también cambia el nombre del nuevo método de investigación y de curación, empleando por primera vez el nombre de “psicoanálisis” en lugar de “catarsis”. “tomando como punto de partida la represión, podemos vincular con ella todos los elementos de la teoría psicoanalítica”

5 - PSICOANÁLISIS.

Fue elaborado por Sigmund Freud como un procedimiento para el diagnóstico y tratamiento de ciertas neurosis. Es, por de pronto, un método, pero es también una doctrina relativa a la naturaleza del ser humano. Freud postula: “la vida psíquica no es un continuo de la energía física sino un derivado de ella”. Partiendo de estos principios, Freud hace descubrimientos sensacionales al estudiar a pacientes psíquicos. Freud ha sido uno de los primeros psicólogos en subrayar la importancia de los factores emocionales en el comportamiento. También es un método terapéutico no directivo, su principal objetivo es facilitar al paciente la comprensión de sus formas de defensa haciendo así modificar los aspectos negativos de su conducta.

Solo debe designarse psicoanálisis a la psicoterapia que sigue la técnica ideada por su creador y se vale de su sistema teórico. Los medios de los que se sirve la terapia analítica para averiguar la raíz de los problemas del paciente son: “las asociaciones libres3” y el fenómeno “transferencia4” y en menor grado, el “análisis de los sueños”. Uno tratamiento psicoanalítico es largo y costoso; normalmente se suelen hacer cinco o seis sesiones de una hora por semana a lo largo de seis meses y que después, generalmente, se prolonga hasta los dos e incluso los tres años de tratamiento.

Éste tratamiento comienza explicando al paciente el método y sus objetivos. También se le advierte de que no debe esperar y que su conducta depende de factores emocionales que la persona no conoce. Estos factores pueden aclararse a través de la técnica de las asociaciones libres. El paciente una vez en la terapia se coloca tumbado en un diván5 y el psicoanalista está sentado detrás de él, donde no le pueda ver.

Freud creía que al permitir a los pacientes hablar libremente sobre sus problemas, éstos diminuirían con el tiempo. Determinó que todas aquellas experiencias almacenadas en la memoria y a menudo olvidadas constituyen el inconsciente; es decir, una parcela mental desconocida y fuera de acceso de la conciencia. También creía que el elemento del inconsciente que más pesa es la libido6 contra cuyos deseos la mente se defiende generando neurosis. Para Freud, la vía de acceso a todo ese material es el análisis de los sueños, que transmite mucha información sobre los problemas del paciente, los deseos reprimidos o los traumas que habitan en la zona oscura de su mente.

Durante las asociaciones libres aparecen a menudo resistencias7. El sujeto necesita controlarse, si bien la mayoría de las resistencias a la libre asociación son inconscientes; el paciente quiere cooperar, pero sus fantasías y pensamientos producen en él ansiedad y provoca el bloqueo de sus esfuerzos. El analista intenta romper estas resistencias sin forzar la situación, pero haciendo interpretaciones provisionales y al desbloquearlo posibilite la continuación de las asociaciones, pues de lo contrario el paciente puede caer en prolongados mutismos8. El análisis de los sueños proporciona también datos útiles. No importa el contenido, sino su contenido latente que es interpretado de la misma forma que el material que surge en la asociación libre.

El analista es como un padre para el paciente. Si las actitudes emocionales son de afecto y de dependencia, la transferencia es positiva; si, por el contrario, la actitud es hostil, la transferencia es negativa. La transferencia positiva ayuda al mismo paciente a vencer sus resistencias y a sentirse protegido por el analista. La transferencia entre el paciente y el analista da lugar a una situación conflictiva que viene a sustituir a los verdaderos conflictos del paciente. Entonces el analista tiene que analizar la transferencia y aclarar su naturaleza al paciente.

El tratamiento llega a sus fases finales cuando se resuelve la transferencia y se establece una relación normal terapeuta-paciente y éste tiene evidencia de haber aclarado sus recuerdos infantiles llegando a comprender la génesis de sus defensas, habiéndose roto éstas y actuando de forma mucho más satisfactoria y positiva que al iniciarse la relación terapéutica.

7 - PSICOANÁLISIS EVOLUTIVO.

Aunque Freud fijó su atención sobre todo en los adultos, el aspecto genético desempeñó en él un importante papel. Basándose en sus experiencias terapéuticas, llegó a la convicción de que las “neurosis de los adultos tiene su origen en vivencias perturbadoras de la primera niñez”. El niño nace como un ser instintivo en una sociedad complicada que le impone exigencias en forma de mandatos convencionales y normas morales. Desea el placer y evita el displacer; sin embargo la sociedad le exige la adaptación a la realidad, la renuncia a la satisfacción inmediata de los impulsos. Esta renuncia trae consigo el displacer, el cual, por haberse logrado la adaptación a la realidad despierta un nuevo placer (principio de la realidad). El niño aprende a adaptarse. El transito del principio del placer al principio de la realidad es “Uno de los factores más poderosos del desarrollo”. El “Yo” da este paso mas fácilmente que el “ello”, es decir, que el instinto, el cual opone a la “educabilidad” muchas más dificultades. Así se llega a conflictos entre el instinto rebelde y el yo que se somete a la convención y a la moral (al “super-yo”). Hay tres soluciones posibles a estos conflictos:

  • El “yo” puede optar por decidirse por el displacer de la renuncia y sacrificarse interiormente y con ello privarse de la satisfacción exterior del deseo.

  • Renunciar, sin rechazar interiormente el deseo que hace una adaptación aparente.

  • Evitar cobardemente que llegue a ser consciente, o rechazarlo de la conciencia hasta conseguir que sea inconsciente. Esto es lo que Freud denomina represión.

Freud estudió de manera especial el conocimiento de la importancia preeminente de la niñez. En los primeros años de la vida el alma es totalmente plástica10. El niño trae consigo gran cantidad de disposiciones, que se convierten la mayoría en realidad al contacto y el conflicto con el medio. Gran importancia tiene también los padres en el desarrollo del niño, como primer medio que le crea y forma, y la de la educación, que debe ayudar a éste a efectuar sin interrupción el paso del principio del placer al principio de la realidad. La educación también debe exigir la abstención y la renuncia, pero debe preservarse de debilitar los impulsos, o de provocar complejos causados por represiones. El educador tiene que mantenerse entre la “feminización y dureza”11. La Psicología del niño y del adolescente, así como la Pedagogía, deben a Freud muchos y profundos conocimientos e iniciativas de gran repercusión, aunque él mismo no haya escrito un libro sobre educación o Psicología del niño. Pero sus obras contienen una mina de conocimientos sobre el particular.

y el poder del inconsciente, y estableció los métodos terapéuticos que hoy se siguen aplicando.

, influyendo especialmente en los profesionales de la salud, la educación y la justicia.

Los dogmas freudianos son quizás una necesidad para muchos psicoanalistas, ya que todo intento de destapar la profunda y dolorosa verdad de sus pacientes podría desvelar la cruda verdad de su propia infancia. Muchos psicoanalistas, si fueran conscientes de los “malos tratos” sufridos durante su infancia, no necesitarían seguir negándolos y dejarían de creer a ciegas en aquellos principios del psicoanálisis que son falsos.

10 - ADEPTOS Y DETRACTORES16.

El psicoanálisis despertó adeptos incondicionales, pero también detractores. Uno de esos detractores fue Adler (1870-1937) que se rebeló contra su maestro minimizando la importancia de lo inconsciente y manifestando que no es la libido el motor del comportamiento sino la tendencia a la superioridad lo que mueve a las personas a actuar de una u otra forma. Otros que también se desviaron de Freud fueron C. G. Jung (1875-1961), Otto Rank (1884-1939), Melania Klei (1882-1962). Muy ligado al psicoanálisis se haya la Psicología Individual de A. Adler, teoría que vio las dificultades del desarrollo armónico de la personalidad en la tensión entre la individualidad y la comunidad. C. G. Jung, en la Psicología de los complejos, o analítica, procura vencer la unilateralidad17 de ambos autores merced a una síntesis creadora.

11 - ANNA FREUD.

Freud trató psicológicamente a sólo un niño. Fue su hija, Anna Freud, la que se ocupó de los niños de más de tres años. Anna Freud acepta que los factures inconscientes y las pulsiones instintivas, especialmente las de carácter sexual, desempeñan un papel importante en la vida del niño. Afirma también que poseen importancia los factores ambientales, como la relación del niño con sus padres. Su libro más conocido es El “yo” y los mecanismos de defensa (1937).

Según creía Freud: el primer objeto del mundo del niño es el seno materno. La necesidad de chupar está acompañada por el temor a que no se vea satisfecha. Durante esta primera fase, el niño está aterrorizado por el miedo a verse dañado. Más adelante, hacia el tercer mes, el niño teme destruir a la persona que ama y de la que tiene necesidad. Al constatar después que su agresividad no resulta tan destructiva y poderosa, el niño logra superar la posición depresiva, se vuelve confiado y demuestra más seguridad. Sin embargo, dicha superación no ocurre de una vez para siempre: la posición persecutoria y la posición depresiva pueden reaparecer en la vida adulta.

12 - COCLUSIONES SOBRE EL PSICOANÁLISIS.

El psicoanálisis ha sido objeto de muchas críticas, tanto en las debilidades del método en sí, como en las teorías freudianas.

Se pueden citar varios puntos débiles en todo el método:

a) escasez de rigor18 en el registro de datos; b) subjetividad19 del material. c) vaguedad de los datos. d) no estudio directo ni de sujetos normales ni de niños, y e) carencia de principios estadísticos.

Las teorías han sido criticadas por la falta de criterios de predicción; psicogénesis20 monotemática; interpretaciones simbólicas subjetivas; conceptualismo21 no científico, y dogmatismo22.

A pesar de la críticas que atacan al método psicoanalítico, el psicoanálisis ha hecho aportaciones trascendentales, si bien hipotéticas, por lo que una vez validadas con mayor rigor científico que el que suele ser usual entre los psicoanalistas, pueden ser valiosísimos pilares para la comprensión del comportamiento humano. Durante las últimas décadas, psicólogos de formación científica han realizado experimentos y observaciones controladas encaminadas a dar una base científica a la hipótesis freudiana.

Algunos de los temas de los que no pueda haber tratado en profundidad pueden ser; el tema de la represión, los principios del placer y el principio de la realidad; y quizás se haya quedado un poco escaso el tema del psicoanálisis de Freud con los niños, pero he tenido en cuenta que Freud sólo trató con su hija con éste método y simplemente lo he reflejado. También he podido excederme en la explicación de los dogmas y del “Ello”, el “yo” y el “super-yo”.

Algunas afirmaciones de Freud me parecen bastante sorprendentes y a la vez algo fantásticas, como la afirmación que hace sobre los niños nada más nacer: que siente nada mas nacer la necesidad de chupar y que el niño está aterrorizado por el miedo a ser dañado. También me han sorprendido los dogmas que Freud utiliza para convencer a la sociedad de sus teorías y cómo se los presenta como si fuera un avance científico.

13 - BIBLIOGRAFÍA

Como se puede comprobar no se ve reflejada la enciclopedia de Freud en ninguna de las citas a pie de página, porque estaba escrita en forma de resumen por otros filósofos y no son datos auténticos del propio psicoanálisis, sino contrastados por Ortega y Gaset y otros. De ella sólo he extraído algunos datos concretos

Dos de los libros de los que he conseguido extraer información han sido prestados por una persona de Medina (Una Psicología de hoy) y (Tratado de psicología evolutiva). Ambos libros se conservan bastante bien a pesar de tener los años que tienen. Una curiosidad es que en el primer libro aparece un esquema del curso 1º de Bachiller, pero da la casualidad de que es la clase A. Numerosas fotocopias de las que he extraído información eran del libro Historia del pensamiento filosófico y científico, el cual, es del cura de Medina de Pomar D. Román. Las fotocopias del Diccionario de Filosofía fueron sacadas del libro del mismo cura, pero, dado que se veían bastante borrosas algunas partes decidí pedir las fotocopias a una compañera de clase (Marta), la cual ha realizado el trabajo sobre el mismo tema.

1 Ánima: el vocablo “re-animarse” significa etimológicamente “volver el alma”. Para el animismo “alma” es igual a “vida”. De estas observaciones se dio lugar a la más remota de las concepciones psicológicas: el “animismo2”.

2 Animismo: es un “dualismo”; por un lado está el “ánima” y, por otro, el cuerpo, dos cosas que pueden estar integradas, conexionadas, pero que en substancia son distintas.

- E. Cerdá; Una psicología de hoy; Herder; 1977; Capitulo I ; Giovanni Reale y Darío Antiseri; Historia de

pensamiento filosófico y científico; Herder; 1995; Tomo tercero.

3 Asociaciones libres: el paciente deberá decir todo lo que se le ocurra, aunque no vaya con el tema, sea absurdo o le resulte desagradable hacerlo.

4 Transferencia: Vinculación afectiva, con frecuencia de carácter sexual, que se establece en los pacientes de curas psicoanalíticas con el médico que les trata, y que de ordinario perturba el proceso del tratamiento.

5 Diván: especie de sofá sin respaldo y con almohadones sueltos que se aplica contra la pared.

- E. Cerdá; Una psicología de hoy; Herder; 1977; Capitulo II; J. Ferrater Mora; Diccionario de Filosofía; Círculo de lectores; _; tomo III, K-P. Giovanni Reale y Darío Antiseri; Historia del pensamiento filosófico y científico; Herder; 1995; Tomo tercero.

6 Libido: energía sexual, Deseo sexual considerado como impulso y raíz de varias manifestaciones psíquicas.

7 Resistencias: el diálogo que mantiene el paciente se puede interrumpir a causa de ideas obscenas o ridículas para el psicoanalista.

8 Mutismos: silencio voluntario o impuesto.

- E. Cerdá; Una psicología de hoy; Herder; 1977; Capitulo XXV.

http://Aula.el-mundo.es/aula/noticia.phs/2002/06/03/aula1022876690.html

10 Plástica: las impresiones tienen extraordinaria importancia para el desarrollo posterior.

11 Feminización y dureza: dar cariño sin mimar, ser severo a tiempo sin valerse de la violencia autoritaria ni de la fuerza bruta.

- Heinz Remplein; Tratado de psicología evolutiva; Labor; 1977; 1ª parte.

16 Detractores: personas que quitan la honra y buen nombre, maldiciente o infamador.

- 1995; 9.4.

18 Rigor: Propiedad y precisión.

19 Subjetividad: Relativo a nuestro modo de pensar o de sentir, y no al objeto en sí mismo.

20 Psicogénesis: Engendrado u originado en la psique.

21 Conceptualismo: Doctrina metafísica que trata de mediar entre el nominalismo y el realismo, a base de admitir la realidad de las nociones universales en cuanto son conceptos de la mente, pero negándosela fuera de ésta.

22 Dogmatismo: Doctrina epistemológica, opuesta al escepticismo, que afirma la posibilidad y la validez del conocimiento humano, es decir, considera al conocimiento como la toma de posesión por el espíritu de la realidad tal cual es.