Sigmund Freud

Psicología. Psicoanálisis. Teorías Psicodinámica. Inconsciente. Subconsciente. Superyo. Psicopatología. Ello. Yo

  • Enviado por: Ginita
  • Idioma: castellano
  • País: Panamá Panamá
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Iníciate con Ableton Live
Iníciate con Ableton Live
El curso da un repaso general por las órdenes y menús más básicos, para poder generar...
Ver más información

Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
Curso de reparación de teléfonos móviles / celulares
El curso de Reparación de Telefonía Celular o Móvil está orientado a todas aquellas...
Ver más información


Introducción

A la psicología se refiere todos los aspectos del pensamiento y de la conducta humana, entre ellos la personalidad. ¿Y qué es la personalidad? La personalidad es el patrón único de pensamientos, sentimientos y conductas de un individuo que persiste a través del tiempo y de las situaciones. Se observa que esta definición consta de dos partes importantes. Primero, la personalidad se refiere a un “patrón único”, es decir, los aspectos que distinguen al individuo de todos los demás. Segundo, el patrón persiste a través del tiempo y las situaciones; en otras palabras, la personalidad es relativamente estable y duradera. ¿Qué nos dice esto? Los psicólogos abordan el estudio de la personalidad en diversas formas, es por eso que existen cuatro grandes categorías de teorías de la personalidad:

  • Teorías Psicodinámicas

  • Teorías Humanistas

  • Teorías de los Rasgos

  • Teorías Cognoscitivo-sociales del Aprendizaje

En este escrito definiremos las primeras: Teorías Psicodinámicas, pero desde un punto de vista específico, el del Dr. Sigmund Freud. Estudiaremos entonces, la teoría psicodinámica de Sigmund Freud.

Biografía de Sigmund Freud

(1856-1939)

Para entender mejor sus ideas, nada malo resulta de conocer un poco de su vida.

Sigmund Freud nació el 6 de mayo de 1856 en Freiberg (actual Príbor, República Checa). Cuando tenía tres años se mudó junto a su familia a Leipzig. Luego se trasladaron a Viena, donde comenzó a estudiar medicina en la Universidad de Viena en 1873. Inspirado por las investigaciones científicas del poeta alemán Goethe, sintió un vehemente deseo de estudiar ciencias naturales. Durante el tercer curso, inició investigaciones sobre el sistema nervioso central de los invertebrados. Estas le hicieron descuidar sus estudios; además tuvo que cumplir con el servicio militar obligatorio, lo que lo retrasó tres aqños más para obtener su licenciatura. A pesar de todo no quiso finalizar su tarea experimental y permaneció en la universidad ayudando en el laboratorio de fisiología.

Freud estuvo tres años en el Hospital General de Viena, dedicándose sucesivamente a la psiquiatría, la dermatología y los trastornos nerviosos. En 1885, tras su designación como profesor adjunto de Neuropatología en la Universidad de Viena, abandonó su trabajo en el hospital. A finales de ese año, consiguió una beca del gobierno para estudiar diecinueve semanas en París, junto al neurólogo Jean Charcot, el cual trabajaba en el tratamiento de ciertos transtornos mentales mediante la hipnosis. Los estudios de Freud con Charcot, centrados en la histeria, encauzarían definitivamente sus intereses hacia la psicopatología, el estudio científico de los trastornos mentales.

En 1886 Freud se estableció como médico privado en Viena, especializándose en los trastornos nerviosos. Sufrió una fuerte oposición de la clase médica vienesa por su defensa del punto de vista de Charcot sobre la histeria y el uso de la hipnosis, entonces considerados como enfoques poco ortodoxos. Su primer trabajo sobre psicopatología fue "Sobre la afasia" (1891). Sus trabajos posteriores se inscriben enteramente en el área del psicoanálisis. Esta nueva orientación de Freud se dio a conocer por vez primera en su trabajo "Estudios sobre la histeria" (1893), elaborado en colaboración con el médico vienés Josef Breuer; en la misma se consideraban los síntomas de la histeria como manifestaciones de energía emocional no descargada, asociada con traumas psíquicos olvidados. La publicación de esta obra marcó el comienzo de la teoría psicoanalítica, formulada sobre la base de las observaciones clínicas. Durante el periodo de 1895 a 1900, Freud desarrolló muchos de los conceptos posteriormente incorporados tanto a la práctica como a la doctrina psicoanalítica. Poco después abandonó el uso de la hipnosis como procedimiento catártico, para reemplazarlo por la investigación del curso espontáneo de pensamientos del paciente.

En sus observaciones clínicas, Freud halló evidencias de los mecanismos mentales de la represión y la resistencia. Propuso seguir el curso de los procesos inconscientes, usando las asociaciones libres del paciente como guía para interpretar los sueños y los lapsus en el lenguaje. Mediante el análisis de los sueños llegó a sus teorías sobre la sexualidad infantil y el complejo de Edipo, que explicaría el apego del niño al progenitor del sexo contrario, junto con los sentimientos hostiles hacia el del propio sexo. En estos años, desarrolló también la teoría de la transferencia, proceso por el que las actitudes emocionales, establecidas originalmente hacia las figuras de los padres durante la infancia, son transferidas en la vida adulta a otros personajes. El final de esta etapa viene dada por la aparición de su obra más importante, "La interpretación de los sueños", trabajo que expone todos los conceptos fundamentales en que se asientan la teoría y la técnica psicoanalítica.

En 1902 Freud fue nombrado profesor titular de la Universidad de Viena. El mundo médico todavía contemplaba su trabajo con hostilidad, y sus obras, "Psicopatología de la vida cotidiana" (1904) y "Tres ensayos para una teoría sexual" (1905), no hicieron más que aumentar este antagonismo. El creciente reconocimiento del movimiento psicoanalítico hizo que en 1910 fuese posible la creación de una organización de ámbito mundial denominada Asociación Psicoanalítica Internacional. Mientras el movimiento se extendía, ganando adeptos en Europa y Estados Unidos, Freud estaba preocupado por las disensiones aparecidas entre los componentes de su círculo original, de manera que se enfrentó a estas posturas desarrollando sus conceptos básicos.

Al comienzo de la I Guerra Mundial, Freud abandonó la observación clínica y se concentró en la aplicación de sus teorías a la interpretación psicoanalítica de fenómenos sociales, como la religión, la mitología, el arte, la literatura, el orden social o la propia guerra. En 1923 se le detectó un cáncer en la mandíbula que precisó de un tratamiento constante y doloroso, por el que tuvo que someterse a varias operaciones quirúrgicas. A pesar de estos sufrimientos, continuó su actividad durante los dieciseis años siguientes, escribiendo principalmente sobre asuntos filosóficos o culturales, entre dichas obras destacan "El yo y el ello" (1923), "El malestar en la cultura" (1930), "El porvenir de una ilusión" (1927), "Introducción al psicoanálisis" (1933), y "Moisés y el monoteísmo" (1939). En 1938 Freud se trasladó con su familia a Londres, donde falleció el 23 de septiembre de 1939.

"Recordad que el hombre permanece en el rincón de la oscuridad por temor a que la luz de la verdad le deje ver cosas que derrumbarían sus conjeturas".

J. J. Benitez

- i -