Siglo XIX-1788-1833. Crisis del Antiguo Régimen

Guerra de la Independencia. Cortes de Cádiz. Emancipación de las colonias americanas. Fernando VII-Carlos IV

  • Enviado por: Rapul
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 19 páginas
publicidad

SIGLO XIX. 1788-1833. CRISIS DEL ANTIGUO RÉGIMEN

A nivel d historia d España, hay dos etapas a destacar durante esta crisis:

  • De 1808 a 1814, donde España pasa x procesos de gran trascendencia histórica:

    • La Guerra de la Independencia, q supuso la guerra d liberación nacional frente al invasor francés y un conflicto europeo al mismo tiempo.

    • La revolución liberal burguesa d las Cortes d Cádiz, q supuso el primer intento d transformación profunda d España y cuyo objetivo era acabar con el A.R y sentar las bases d una nueva sociedad, un nuevo sistema político...

  • El reinado d Fernando VII (1814-1833), q supuso el triunfo d la reacción absolutista y la vuelta al A.R. El eje d la vida política se centrará en el enfrentamiento absolutistas/liberales.

  • Los sucesos d España forman parte del conflicto europeo q enfrenta a Francia e Inglaterra. Los hechos a tener en cuenta son:

    • R.F y su impacto en España.

    • Guerras napoleónicas y reorganización del mapa europeo.

    • Inglaterra (país q supone un obstáculo a los planes d Napoleón).

    • Congreso d Viena y Restauración.

    REINADO DE CARLOS IV (1788-1808)

    Carlos IV y la R.F:

    Carlos IV llegó al trono con una “edad provecta” (juicio maduro y hombre amaestrado x lecciones d la experiencia). Fue un hombre bien intencionado y bondadoso, pero también abúlico y nada propicio al trabajo, lo q lo hacía carente d facultades para el gobierno. Su mujer, María Luisa d Parma, ansiosa d poder, ejerció un papel decisivo en la política del momento. En julio d 1789 estalló la R.F, acontecimiento q condicionaría total/ la actuación política del nuevo rey y q iniciaría la crisis del A.R en España. Las consecuencias + inmediatas serán:

  • La política reformista ilustrada y colaboración exterior con Francia, q se había llevado durante todo el reinado d Carlos III, no va a poder continuar debido al proceso revolucionario francés.

  • Los acontecimientos políticos franceses hacen evolucionar la política española en un sentido abierta/ reaccionario, en el q se tomarán medidas q pretenden evitar la penetración en España d las ideas revolucionarias y, x tanto, afectan tb a las ideas ilustradas (prohibición del estudio fuera d España y d las academias para el aprendizaje del francés, p.e).

  • Floridablanca y el conde d Aranda (primeros ministros d Carlos IV) trataron d conciliar reformas ilustradas, mantenimiento del sistema del A.R y colaboración con Francia (necesaria x el enfrentamiento cn Gran Bretaña en América).

    Los acontecimientos franceses (Constitución d 1791, encarcelamiento del rey y proclamación d la República en 1792) hacen fracasar estos intentos y abren camino al enfrentamiento cn Francia.

    Godoy:

    Manuel Godoy fue el primer político d Carlos IV (los anteriores, herencia d Carlos III). Según Javier Tusell, es un hombre listo, poco instruido y autodidacta, petulante y arribista, pero gran trabajador y persona q en su comportamiento demostró no estar alejado d la Ilustración.

    La llegada al poder d Godoy coincide con el procesamiento y ejecución del rey francés Luís XVI (1793), situación q conduce al enfrentamiento cn Francia (marzo d 1793). España fue el país q + tardó en sumarse a la coalición contra Francia, ya q fue Gran Bretaña, enemigo tradicional del país en América.

    La guerra cn la Francia revolucionaria se inicia en marzo d 1793, presentándose cmo especie d cruzada contra regicidas contrarios a la religión. Tras unos éxitos iniciales, la guerra se convirtió para España en un conjunto d derrotas q, unidas al recelo d Godoy acerca d las ambiciones inglesas sobre nuestras posesiones americanas y contando cn el carácter moderado q la R.F le imprime Napoleón, harán q se firmen una serie d acuerdos cn Francia:

    • Paz d Basilea (1795): Fin del enfrentamiento cn la Francia revolucionaria; España, cada vez + dependiente d la política francesa.

    • Tratado d San Ildefonso: Tratado ofensivo-defensivo entre ambos paises (1796), q supone

  • Alianza española-francesa contra Inglaterra y Portugal. Resultado, Guerra d las Naranjas (1801), poniéndose fin cn la paz d Amiens (1802), recuperando España Menorca.

  • 1804, reinicio del conflicto entre Francia/España e Inglaterra, q culmina en 1805 cn la derrota d las flotas franco-españolas frente a la flota inglesa en Trafalgar (1805).

    • Tratado d Fontainebleau (1807): España se adhiere al bloqueo continental contra Inglaterra (organizado x Napoleón) y deja paso libre al ejército francés q se dirige a ocupar Portugal, aliada d Inglaterra. Así, las tropas franceses van penentrando en nuestro país, estableciéndose en las ciudades + importantes.

    Final del reinado de Carlos IV:

    La etapa final del reinado d Carlos IV se caracteriza x la creciente intervención francesa en la política española y los problemas y enfrentamientos internos d la familia real. Fernando, príncipe d Asturias (hijo del rey) encabezará el grupo fernandino (grupo palaciego) hostil a la política d Godoy.

    El motín d Aranjuez (marzo d 1808) supuso una especie d golpe d Estado y un lanzamiento interno, promovido x el futuro Fernando VII, en oposición a la política d su padre. Utiliza a los sectores populares cmo punta d lanza, puesto q existía descontento en éstos a causa d la grave situación económica x la q el país atraviesa. Godoy fue arrestado y Carlos IV se vio obligado a abdicar a favor d su hijo, proclamándose rey Fernando VII.

    Tanto Fernando VII cmo Carlos IV buscaban, x encima d cualquier consideración nacional, el apoyo francés. Napoleón se convierte en árbitro del conflicto dinástico planteado en la corte española. Él decide sustituir los Brobones x uno d sus hermanos, cn lo q España se incorporaría al sistema d “Estados profranceses” (estados colchón) q rodean el Imperio. Las abdicaciones d Bayona comprenden la renuncia d los Borbones (Fernando VII y Carlos IV) al trono a favor d Napoleón, quien da la corona española a su hermano José.

    Opciones ideológicas en el reinado d Carlos IV:

    El reinado d Carlos IV significa la transición entre las ideas ilustradas y el liberalismo. Esta transición se ve mediatizada (condicionada) x las necesidades d la Hacienda Real (economía d la monarquía) q van a imponer cambios q afectan a las bases fundamentales del sistema del A.R.

    En los últimos años del s.XVIII el pensamiento reformista español evoluciona y se plantea la necesidad d modificar + radical/ la sociedad y la economía españolas, incluyendo tb aspectos políticos. Los ilustrados se dividirán en:

    • Conservadores (reniegan las ideas ilustradas), cmo Floridablanca.

    • Posición intermedia (conciliar cambios manteniendo el A.R), cmo Jovellanos, q intenta abrirse al liberalismo sin perder el contacto cn la herencia cultural d la Ilustración.

    • Revolucionarios (en contra del A.R), cmo León del Arroyal (Cartas económico-políticas al conde d Llerena).

    • Reaccionarios (idea d la monarquía en el apego d las tradiciones nacionales y religiosas), cmo Rafael d Vélez (clérigo); alimentará el reinado d Fernando VII y las manifestaciones carlistas.

    Situación económica:

    La desesperada situación d la Hacienda Real, provocada x los continuos conflictos bélicos, el aumento d los gastos d la corte, el pago d préstamos y d los intereses, años continuados d malas cosechas e ineficiente sistema d impuestos d Godoy van a marcar la evolución económica del reinado d Carlos IV.

    Con el fin d hacer frente a esta situación se tomarán medidas:

    • emisión d los vales reales a partir d 1780, tratando d buscar fondos para hacer frente a los problemas económicos del país. Estaban respaldados x el Banco d San Carlos; su excesiva emisión provocaron grandes problemas inflacionistas. En 1802, los vales habían perdido las tres cuartas partes d su valor.

    • los bienes vinculados (manos muertas del clero y ayuntamientos), mal explotados y fuera del sistema económico, van a ser un recurso cuando se plantea la bancarrota. En 1798 se va a proceder a una primera enajenación d este tipo d bienes (d establecimiento d beneficiencia pública y d los jesuitas y colegiales), q son las desamortizaciones d Godoy.

    La venta d los bienes vinculados equivale a un cambio económico d primera importancia en la historia española, ya q comenzó un proceso d cambio en una propiedad q había permanecido secular/ inmovilizada hasta este momento.

    Estas medidas fracasaron x:

    • no se consolidó la deuda ni se pagaron los intereses d los vales.

    • los gastos d la Hacienda Real aumentaron.

    • la venta d bienes vinculados no aumentó nº d propietarios, ya q compraron aquellos q ya tenían recursos económicos.

    LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA

    El conde d Toreno escribió en 1835 el libro “Historia del levantamiento, guerra y revolución en España”, q cuenta lo sucedido en España a partir del traslado d la familia real a Bayona. Tres hechos se produjeron:

    • Sublevación popular (pueblo español contra los franceses q ocuparon su territorio.

    • Conflicto bélico con participación d tropas regulares (ejércitos españoles e ingleses contra franceses) e irregulares (guerrilla, pueblo).

    • Proceso d cambio político, concluido en la elaboración d la primera Constitución española (1812) y d diversas medidas q suponen un cambio institucional.

    Estos hechos se produjeron d forma sucesiva y absoluta/ conectada (no se entienden x separado).

    La guerra:

    Representa una crisis total d las instituciones d la monarquía absoluta, resultado d la incapacidad d los órganos del Estado d hacer frente a la grave situación q suponen las abdicaciones d Bayona (1808) y d la ocupación d gran parte del territorio español x el ejército francés.

    Desde el reinado d Carlos IV, la sumisión política española ante los proyectos napoleónicos es una realidad creciente. Al abandonar el país Fernando VII, deja una Junta d Gobierno cn funciones limitadas a lo urgente y a materias gubernativas. Actuación total/ pasiva ante ocupación francesa, al = q resto d instituciones del A.R (Consejo d Castilla, especial/).

    Esta vacío d poder lo ocupa el pueblo, alzándose en armas espontánea/ ante los hechos q estaban aconteciendo (2 d mayo d 1808). Levantamiento supone especie d reasunción d la soberanía x el pueblo, llevando a la realidad uno d los postulados esenciales del liberalismo.

    En la 1ª quincena d mayo se generalizó la sublevación, especial/ en las zonas d no ocupación francesa y con actitud pasiva x las autoridades civiles (Audiencias y Capitanías generales). Pueblo pide a las autoridades adopción d medidas contra los franceses y a favor d religión, Patria y rey. Al no responder éstas a las peticiones se toma la iniciativa en dos frentes: en el político y en el militar.

    En el político: creación d las Juntas Provinciales (nacidas d forma espontánea del pueblo y formadas x ilustrados nobles, clero, burguesía, oficiales del ejército y clases medias en cada provincia), la cuales actuaron en el territorio cmo órganos soberanos d gobierno al no considerar válida ni la renuncia d Fernando VII, ni decisiones d Junta d Gobierno. Finalidad triple:

    • Organizar resistencia contra los franceses.

    • Crear órgano supremo q coordine Juntas Provinciales: Junta Suprema Central (regencia provisional).

    • Conseguir apoyo exterior (obtenido d Inglaterra).

    * Las Juntas, al declararse supremas, asumen el ejercicio d la soberanía, lo q supone q A.R había entrado en crisis con su aparición.

    En el militar: Napoleón parte d: evidente superioridad d su ejército, vencedor numerosas veces; consideración d situación bélica cmo prolongación d motines y sublevaciones posteriores al 2 d Mayo (no cmo verdadero conflicto bélico). Tb hay intervención inglesa cmo aliado d España, aprovechando situación para enfrentarse cn el poder napoleónico. Victoria del ejército español en Bailén (julio d 1808) obligará a Napoleón a venir a España al frente d sus ejércitos.

    Los ejércitos contendientes:

    El ejército francés presentaba una manifiesta superioridad sobre cualquier ejército dinástico d la época; formado x ciudadanos animados x patriotismo e ideal revolucionario. Clara superioridad a nivel estrátegico.

    Napoleón había impuesto no sólo una muy superior rapidez en los desplazamientos (doble d contrincantes) y abastecimiento del ejército en el propio terreno, sino tb choque resolutivo (no se considera nº d bajas; procedimiento d obtener victoria y liquidar adversario). Este modo d ataque bélico hubiera derrotado a un ejército dinástico cmo el regular español (formado dirigido en gran parte x mercenarios extranjeros).

    El ejército británico fue superior en calidad al español y llegó tb a superar al francés a menudo gracias a su estrategia cn respecto a éste. Wellesley (posterior duque d Wellington) mantuvo siempre táctica estremada/ conservadora q pasaba x considerar q en España no podía producirse ningún combate verdadera/ resolutivo. En consecuencia dejó tras de sí siempre un camino abierto hacia el mar, d dnd recibía apoyo. Lo habitual era q, colocado en posición defensiva, Wellington tratara d doblegar a los franceses x superioridad en fuego. Para nada apreciaba el ejército español y menos aún a la guerrilla.

    La guerrilla:

    Fue un rasgo esencial en la Guerra d la Independencia y un factor primordial en la derrota francesa. Presupone:

    • aceptación d inferioridad propia

    • beligerancia universal contra el invasor (toda la población participaba)

    • grado extremado d violencia

    • dominio d terreno aunque adversario triunfe en el campo d batalla

    La guerrilla hace el conflicto permanente, pues las partidas se retiran ante el enemigo, mientras q actúan con rapidez hasta la setrucción del mismo cuando adquieren una momentánea superioridad.

    Líderes d la guerrilla fueron populares y surgidos espontánea/; propia denominación d ellos testimonia su condición (Caracol, El Estudiante...). A pesar del desprecio d Wellington hacia los guerrilleros, real/ el desenlace d la guerra no se puede entender si se les olvida. Lo demuestra el hecho d q causaron problabe/ un promedio d 100 bajas diarias y el hecho d q, teniendo los franceses a menudo cifras superiores a 300mil soldados en España, en las grandes batallas d esta guerra sólo pudieron utilizar menos d 100mil, pues resto estaba repartido x todo el territorio, d guarnición o protegiendo las comunicaciones.

    Intento d Napoleón d crear un aparato estatal sustituyente al del A.R en España:

    Se intentó paralela/ a la guerra y sus pilares son:

    • nombramiento d su hermano José Bonaparte cmo rey d España

    • convocatoria d Junta d Notables en Bayona para dotar a España d legislación fundamental. Colaboran los “afrancesados” (nobleza, alto clero, mandos superiores del ejército...), q ven la caída borbónica cmo ocasión para continuar el camino reformista del reinado d Carlos III, frenadas x Carlos IV.

    • Carta o Estatuto d Bayona, q recoge estas aspiraciones. Principales características:

    + da referencia a una serie d normas en lugar d al rey. Recoge especie d declaración d derechos

    + modelo d estado confesional

    + reformas d carácter liberal (abolición d tortura, limitación d mayorazgos...)

    + Cortes: elegidas indirecta/, son estamentales y función consultiva

    + función legislativa: rey

    José I y los afrancesados:

    Reinado d José I se inició en 1808 cn llamamiento a españoles, prometiéndoles integridad e independencia d su país y reformas políticas y sociales.

    Gobierno formado x ilustrados muy significativos (Utquijo y Cabarrús) (pensó en la presencia en él d Jovellanos, q no aceptó). Gobierno apoyado x afrancesados españoles o ilustrados herederos d tiempos pasados y cuyo programa común se basaba en monarquismo, reformas y repudio a revolución. Otro motivos para colaborar cn José Bonaparte fueron la tradición histórica d alianzas entre España y Francia (cn ojos puestos en América) y supuesta imposibilidad d vencer a ejércitos napoleónicos.

    Afrancesados quisieron ser mediadores entre franceses y españoles cn programa muy semejante al del despotismo ilustrado y q luego, en gran medida, se reencarnó en no pocos liberales moderados.

    Medidas + importantes q se tomaron:

    • Napoleón (a finales d 1808 suprimió régimen señorial e Inquisición) hizo desaparecer las aduanas interiores y redujo conventos a un tercio.

    • Afrancesados dividieron a España en prefecturas (nuevo sistema d división territorial) e introdujeron los liceos en la enseñanza.

    Caída d José I supuso emigración política d los afrancesados.

    Fases de la guerra:

    1) 1808-1809. Fracaso d ocupación: Bailén, derrota d franceses; intervención inglesa cn Wellington. Creación d Junta Central Suprema, motivada x:

    • necesidad d organización para enfrentamiento cn franceses

    • petición británica d un único organismo político d referencia cn el q tratar

    • peticiones d las Juntas Provinciales y opinión pública en este sentido

    Consejo d Castilla trató d recuperar sus poderes, pero se vio obligado a aceptar la autoridad en la nación misma reunida en Cortes o d algún organismo formado cmo representación d las Juntas.

    25 d septiembre se crea en Aranjuez la Junta Central Suprema y Gubernativa del Reino, la cual se considera depositaria d los poderes d nación en nombre del rey.

    Principales medidas d la Junta:

    • firma d tratado d alianza cn Gran Bretaña (enero d 1809)

    • creación d contribución o impuesto extraordinario d guerra

    • formación d nuevo ejército

    Napoleón, al frente d la “Grande Armée” (formada x sus mejores veteranos y cn efectivos d alrededor d 250mil hombres) pasó a la ofensiva. En diciembre d 1808 conseguía d nuevo llegar a Madrid. Allí Napoleón, consciente del carácter político d la guerra, dictó disposiciones reformistas acerca d España.

    Tras esto se inició una larga guerra d desgaste sin q los ejércitos franceses ocuparan la totalidad del territorio. Hubo regiones enteras (Galicia, Murcia, parte d Andalucía...) q nunca fueron ocupadas x Napoleón.

    2) 1809-1812. Segunda invasión francesa: Guerra d guerrillas; Cádiz inexpugnable.

    En enero d 1810 y cmo consecuencia d presión inglesa y d sectores ligados al A.R se constituye la Regencia: organismo q ocupa el lugar del rey y q siempre dependerá d Juntas Provinciales, especial/ la d Cádiz. Acabó dimitiendo en las Cortes d Cádiz.

    Al éxito d la guerra contribuye en gran medida la táctica d guerrillas, integradas x desertores del ejército regular y x campesinos. Guerrilleros famosos: Juan Martín Díaz “el Empecinado”, el cura Merino, Mina “el Mozo” y Espoz y Mina. Zaragoza y Gerona marcan un hito en la historia d la resistencia española.

    3) 1812-1813. Contraofensiva angloespañola y Derrota francesa:

    Tras una serie d victorias angloespañolas (Arapiles, Vitoria y San Marcial), tropas francesas abandonan la Península. 22 d marzo d 1814 Fernando VII pisa territorio español. La guerra ha terminado.

    Factores q favorecen al éxito final en la guerra:

    • errores franceses (reacción al dos d mayo, xejemplo)

    • invasión d Rusia x Napoleón (exigió retirada d tropas d España)

    • ayuda inglesa q contribuyó a organizar ejércitos regulares y controló costas debido a su superioridad naval

    • condiciones geográficas d la Península

    • guerrillas

    LAS CORTES DE CÁDIZ Y LA CONSTITUCIÓN DE 1812

    El 1 d Enero d 1810 la Junta Central publica la Convocatoria a Cortes y las normas para la elección d diputados. Esta convocatoria, desde el pto d vista absolutista, se vio cmo un procedimiento para concentrar el poder en la nobleza; en cambio, desde el pto d vista liberal, se vio cmo el principio d un proceso d cambio en un sentido “revolucionario”.

    Se organizó una Comisión d Cortes, presidida x Jovellanos, q llevó a cabo una consulta a las instituciones públicas y a personas ilustradas para q dieran su parecer acerca d las medidas q era preciso tomar en España. Dicha consulta demostró un estado general d cansancio cn el absolutismo en todo el país y una crítica profunda a muchos aspectos d la sociedad del A.R, pero no deja claro cuál va a ser el destino final d todas esas críticas.

    Jovellanos es partidario d llevar a cabo reformas y d q los estamentos privilegiados se reúnan x separado d los populares, pero está en contra d limitar la soberanía del rey y d dividir los poderes.

    Las normas electorales d enero d 1810 contribuyeron al desarrollo d los acontecimientos en un sentido liberal. Procedimiento d elección indirecto, representación popular formada x 208 diputados y tb prevista representación d Juntas, ciudades cn voto d Cortes y españoles americanos.

    Diversos hechos contribuyen a explicar el comienzo del proceso hacia el liberalismo: presión d los miembros d algunas Juntas Provinciales; apatía política d la Regencia (tras invasión d Andalucía, Junta central es disuelta y sustituida x Regencia, q no convoca a la grandeza del reino no a los obispos, ni llevó adelante, según Artola, el proyecto constitucional q había sido encargado a la Comisión d Cortes); ambiente liberal d Cádiz.

    Desarrollo d la guerra condiciona la incorporación d los diputados. Llegarán a Cádiz unos 300 diputados, q se declararán Asamblea Constituyente cn Soberanía Nacional. Iniciativa tomada x los liberales desde sesión d apertura. Primer decreto atribuía a las Cortes la condición d soberanas y representantes d la voluntad nacional. Además, se reconocía a Fernando VII cmo rey declarando nula su renuncia, principal/ x faltarle el consentimiento d la nación.

    Las Cortes se reservaron el poder legislativo, pero admitieron la existencia d un poder judicial y d un ejecutivo, q identificaron cn la Regencia, nombrando otra cuando la primera presentó la dimisión.

    Período d Cortes: desde 24 d septiembre d 1810 hasta el 19 d enero d 1812.

    Tres tendecias ideológicas destacan en las cortes gaditanas:

  • Absolutistas: Nobles, clero y masas populares. Defienden los derechos sagrados del rey absoluto. Pretenden rechazar a los franceses, reponer en el trono a Fernando VII y volver a la situación anterior a 1808.

  • Jovellanistas: Jovellanos. Pretenden reformas moderadas. Innecesaria una nueva Constitución, puesto q ésta ya existía, concretada en el Rey y las Cortes, q deben ser las tradicionales (convocadas x estamentos).

  • Liberales: Burguesía y clase media. Apoyan la idea d soberanía nacional, identifican el est. llano cn Nación, creen necesario elaborar Constitución.

  • Las Cortes d Cádiz llevaron a cabo una doble y sucesiva labor:

    • cambio d régimen político

    • profunda transformación social y económica

    La base esencial para ambas cosas fue la Constitución d 1812, y tb las nuevas disposiciones q tratan d organizar el modelo social y económico.

    Entre las medidas tomadas, cabe citar:

    • Abolición del régimen señorial (Decreto d supresión d señoríos jurisdiccionales d 1811). Supone la pérdida d los derechos jurisdiccionales (administrar justicia, cobrar derechos... Jurisdicción = derecho d aplicar mi propia ley), conservando los antiguos señores la propiedad d las tierras (perduran los señoríos territoriales).

    • Libre utilización d fincas y arrendamientos.

    • Libertad d trabajo, d crear fábricas y ejercer oficios, sin ningún permiso (fin d los gremios).

    • Eliminación d trabas para la libertad del comercio (extinción total d las aduanas interiores).

    • Tímida desamortización (propiedades d los afrancesados, d Inquisición, d Órdenes Militares, d conventos desaparecidos, y mitad d tierras comunales d los municipios) para resolver pago d la Deuda Pública.

    • Libertad d imprenta y abolición d la Inquisición.

    La Constitución d Cádiz d 1812 consta d 384 artículos agrupados en 4 títulos. Sus principales características son:

    • Preámbulo q pretende enlazar Constitución cn leyes anteriores.

    • Declaración d residencia d la soberanía en la nación. Modelo d estado liberal (art. 3).

    • No hay declaración expresa d derechos fundamentales. Se recogen en numerosos artículos d la Constitución (4, 6, 7, 8, 9, 371).

    • División d poderes (Montesquieu): legislativo: Cortes y rey; ejecutivo: Rey; judicial: tribunales(art. 15, 16, 17).

    • Cortes son unicamerales, tienen poder legislativo y deben reunirse al menos durante 3 meses.

    • Entre una y otra asamblea d Cortes se crea la Diputación Permanente d Cortes (institución q representa a las Cortes Generales entre una convocatoria d Cortes y otra).

    • Poder ejecutivo en manos del rey, ejercido a través d los secretarios d Estado (antiguos secretarios d Despacho), nombrados y separados libre/ x el rey. El rey tb tenía poderes legislativos y carecía d responsabilidad.

    • Sistema electoral indirecto. Casi universal en 1ª fase, posterior/ se va restringiendo: parroquia - partido - provincia (art. 34).

    • Se declara la religión católica cmo única d los españoles y no se reconoce la libertad religiosa (art. 12).

    • Tb aborda cuestiones judiciales, educativas, fiscales y militares.

    • Vigencia: 1812-14 / 1820-23 / 1836-37.

    La Constitución d 1812 (19 d marzo) tiene, x tanto, cmo rasgos + notables:

    • Inicio del constitucionalismo español (1ª Constitución).

    • Declaración expresa d la soberanía nacional (art. 3).

    • Carácter ético (d buena voluntad, d felicidad), q discurre x toda ella.

    • Fijación d las responsabilidades y atributos al rey (limitar el poder del rey).

    • División clara d poderes (Montesquieu): ejecutivo, legislativo y judicial (art. 15, 16, 17).

    • Gran influencia fuera del ámbito nacional (Italia, Portugal, América).

    • Origen popular: nación se la otorga a sí misma sin la intervención d ningún otro poder.

    • Supone la liquidación del A.R, sobre la base d: soberanía nacional, división d poderes y representación nacional, no estamental. Esencial/ recoge las bases ideológicas d Rousseau y Montesquieu.

    Las Cortes d Cádiz significarán una revolución aún + profunda q la q supuso la aparición d las Juntas; además d tomar una serie d medidas decisivas (Decretos anteriores a la Constitución), elaborarán una Constitución cuyas consecuencias afectarán a la propia estructura del Estado y a toda la sociedad (d sistema del A.R a un sistema liberal).

    Soberanía nacional: concepto liberal q hace residir el poder en el pueblo, cuya voluntad se expresa libre/ en las urnas.

    REACCIÓN ABSOLUTISTA. FERNANDO VII

    El regreso d Fernando VII a España coincide cn la restauración (vuelta a la situación anterior d la R.F; Congreso d Viena d 1814) del A.R en todos los países europeos (1813, Tratado d Valençay: Napoleón devuelve el trono a Fernando VII). El rey no está dispuesto a aceptar la legalidad constitucional implantada en nuestro país durante su ausencia y representada x la Regencia y las Cortes d Cádiz.

    Pronto comprueba el entusiasmo y la ashesión popular q desierta su persona, al mismo tiempo q la división interna entre Diputados en Cortes, x lo q decide actuar.

    D esta forma y contando cn:

    • coyuntura (momento histórico) política internacional q le favorece (Restauración, Santa Alianza=> organismo militar formado x los paises del Congreso d Viena)

    • apoyo d las masas populares

    • actitud favorable d la nobleza, Iglesia, ejército y parte d los Diputados a Cortes (absolutistas y parte d los jovellanistas)

    anula la Constitución y retorna al absolutismo en mayo d 1814 (Manifiesto d los persas).

    En el reinado d Fernando VII se distinguen tres etapas diferentes.

    Primera etapa absolutista (1814-1820). Sexenio absolutista:

    Periodo caracterizado x un intento d volver a la situación anterior a 1808, restaurando a los miembros d los estamentos nobiliarios en todos sus privilegios e intentando destruir la obra d las Cortes d Cádiz (la Constitución d 1812, fundamental/).

    Queda abolida la libertad d imprenta (libertad d expresión), se prohíbe la mención d la Constitución, se restablece la Inquisición, se devuelven a la Iglesia y a la nobleza sus privilegios... Todo ello se hace en medio d un caos indescriptible, agravado x una fuerte crisis económica y la sublevación d las colonias americanas. A todo esto hay q añadir la incompetencia d los ministros d q se rodea Fernando, su arbitrariedad para nombrarlos o destituirlos y su propia incompetencia personal.

    Los liberales son perseguidos, y comienzan las conspiraciones para acabar con este estado d cosas dentro y fuera del país:

    • desde dentro, las sociedades secretas: la masonería

    • desde fuera, x medio d los exiliados, la mayoría d los cuales se ha refugiado en Inglaterra

    De ahí se pasa al pronunciamiento: intento d dar un golpe d Estado q cambie la política del país. Su objetivo fundamental era q el rey jurara su fidelidad a la Constitución; obtuvieron apoyo en miembros d la burguesía, civil y militar; se realizaban en zonas d la periferia del país (zonas costeras y Madrid). Los principales fueron:

    • Espoz y Mina (1814), uno d los guerrilleros + prestigiosos, trató d sublevarse en Pamplona.

    • Juan Días Porlier (1815), otro antiguo guerrillero ya + caracterizada/ liberal, se sublevó en La Coruña y consiguió durante algún tiempo cierto apoyo social hasta ser derrotado.

    • Conspiración del triángulo (1816), llevada a cabo x una sociedad secreta relacionada con la masonería. Tenía cmo objetivo secuestrar al rey y obligarle a jurar la Constitución.

    • Lacy y Milans del Bosch (1817) dirigieron una conspiración cn centro en Barcelona; parece haber contado tb cn apoyo d la burguesía comercial.

    • Amplia conspiración apoyada en la masonería (1819) cmo principal ubicación en Andalucía.

    • Conspiración en Valencia (1819), q fue reprimida cn una considerable crueldad.

    La geografía del pronunciamiento fue periférica, rasgo q resulta especial/ visible durante esta primera etapa, aunque se repitió a lo largo d todo el s.XIX. Ratifica esta característica el hecho d q el último intento definitiva/ triunfante se produjera en el ejército reunido en Cádiz, destinado a embarcarse hacia América.

    La mayoría d los pronunciamientos fracasa. Final/, uno d ellos triunfa en Andalucía. El 1 d Enero d 1820, el teniente coronel Riego se subleva en las Cabezas d San Juan (Sevilla) cn el ejército destinado a combatir la insurrección americana.

    Trienio Constitucional o Liberal (1820-1823):

    Tras el pronunciamiento d Riego, Fernando VII, en un manifiesto dirigido al país, tuvo q aceptar jurar la Constitución d 1812.

    Durante este período, los liberales intentan gobernar basándose en los principios constitucionales (soberanía nacional, división d poderes, derecho electoral...). Vuelven los exiliados y se ponen en marcha las reformas liberales: se reconoce la libertad d imprenta, se desarrollan las sociedades patrióticas y la Milicia Nacional (ciudadanos armados, cuerpo burgués y voluntario al principio q posterior/ incorpora capas + amplias d la población).

    En el contexto político se produce una división entre los liberales, q pasan d ser doceañistas o moderados (creen q hay q quedarse en la Constitución d 1812, sin aspirar a nada más; jovellanistas + moderados) x un lado, y veinteañistas, progresistas o exaltados (defienden el progreso, + allá d la Constitución) x otro.

    Sin embargo, esta etapa será efímera. Dos circunstancias determinan la brevedad d este régimen:

    • d un lado, los problemas internos del país, a los q hay q añadir la actuación obstruccionista del rey y los continuos levantamientos armados d los absolutistas, q incluso organizan un gobierno paralelo en Urgel (Regencia Suprema d España).

    • d otro, la injerencia extranjera: en el exterior, las potencias absolutistas europeas deciden intervenir militar/ (Restauración y Santa Alianza) en España (a favor del rey) para acabar cn el régimen constitucional y restaurar la monarquía absoluta. En abril d 1823, el duque d Angulema es enviado al frente d los llamados Cien mil hijos d San Luís (ejército francés), q restauran la monarquía absoluta d Fernando VII.

    Segunda etapa absolutista (1823-1833). Década Ominosa:

    Etapa en la q se repite el gobierno personalista del rey. Vuelve la represión contra los liberales y se suspenden las reformas constitucionales. Hay algunos pronunciamientos q fracasan.

    Esta etapa se complica cn:

    • pérdida definitiva del imperio colonial (1824)

    • problema d la decadencia y sublevaciones d carácter realista (absolutistas puros), q apoyan una mayor dureza contra los liberales y acentúan la vuelta al sistema del A.R.

    Falta d descendencia d Fernando VII sitúa cmo heredero al trono a su hermano Carlos. El cuarto matrimonio d Fernando le dará descendencia (dos hijas). Si se mantenía la Ley Sálica (introducida x Felipe V) el heredero sería Carlos; pero dicha ley, si bien había sido abolida x las Cortes d 1789, no se había derogado oficial/ aún. Su derogación tuvo lugar mediante una Pragmática Sanción (1830) q daría el trono a Isabel II y q no sería aceptada x los seguidores d Carlos (absolutistas apostólicos). Este será el origen del conflicto carlista q asolará España en el s.XIX y q hará q en sus últimos años Fernando se acerque a los liberales + conservadores.

    INDEPENDENCIA DE LAS COLONIAS AMERICANAS

    En el 1er tercio del s.XIX, las colonias americanas van a lograr su independencia. España deja d ser definitiva/ una potencia mundial y a la otra orilla del Atlántico surgen nuevas naciones independientes.

    La independencia americana se debió a varios hechos fundamentales:

    • La madurez social y política alcanzada x la comunidad americana, especial/ los criollos (grupo social q controla la economía y q dirigía la independencia.

    • La difusión d las ideas d la Ilustración (jesuitas) y los textos d la independencia norteamericana.

    • La ayuda prestada x Inglaterra y EEUU, deseosas d nuevos mercados.

    • La crisis provocada x la invasión d España y la consiguiente guerra d la Independencia.

    No fue un hecho aislado, sino una expresión + del ciclo revolucionario universal q derribaría los regímenes absolutistas en busca d formas d gobierno basadas en la libertad individual y en la voluntad mayoritaria, y cuyos primeros resultados son la independencia d EEUU y la R.Franc. (R.Liber.Burgu.).

    Fases del proceso independizador:

    1: Al ser invadida España x los franceses, en todos los virreinatos se produce el = fenómeno q en la Península: formación d Juntas, encargadas del gobierno hasta liberación del rey. Pero, tras la abolición d la Constitución d 1812 (retorno a situación colonial), este movimiento espontáneo d fidelidad a España se va a transformar en un movimiento d independencia.

    Los principales focos son México, Venezuela y Argentina. Todos son dominados al acabar la guerra d Independencia española, excepto Argentina.

    2: Tras nuevas sublevaciones, España trata d q intervenga la Santa Alianza, pero las presiones d Inglaterra y EEUU, así cmo las sublevaciones militares en Espaa (Riego), favorecen al proceso d independencia. En 1824, todas las colonias españolas, salvo Cuba y Puerto Rico, se han convertido ya en Estados independientes.

    Consecuencias para América Latina:

    1: el movimiento emancipador no unifica, sino q fragmenta el mundo americano, surgiendo 19 estados. Su evolución política girará en torno al federalismo-centralismo y al parlamentarismo-presidencialismo.

    2: Inglaterra y EEUU se opondrán a cualquier intervención, asegurándose al = tiempo un gran mercado. EEUU porclamará la doctrina Monroe (1823, América para los americanos; todavía vigente).

    3: En el ámbito social se consigue la libertad e igualdad jurídica (abolición d la esclavitud), pero se asentó la desigualdad económica.

    Consecuencias para España:

    Crisis económica y d la Hacienda: España tardó mucho en reconocer la independencia d las naciones hispanoamericanas, pero ésta tuvo desde un principio una transcendencia inmensa. A los desastres de la guerra contra los franceses y de la permanente inestabilidad y carencia de reformas durante el primer tercio del s.XIX, hubo que sumar la pérdida de unas colonias q x sus riquezas había dado a España el rango de potencia de primer orden. En adelante, España fue una nación de 2ª fila en Europa, cuyas posibilidades económicas eran modestas y q, desde el pto d vista internacional, tenía el interés estratégico d controlar el estrecho, lo q la conducía a una relación continuada con Francia y G.Bretaña, especial/ interesadas en él. Pero esa relación nunca fue de igual a igual, sino de mediatización x parte de 2 potencias con mayores recursos y capacidades d ls q España dependió.

    Quiebra del comercio: Paralela/ a esta ruptura d vínculo político trasatlántico hay q aludir a los aspectos económicos y comerciales xq con ellos queda definitiva/ perfilados el panorama d esta ruptura entre las 2 orillas del Atlántico.

    Cuando, con motivo d las guerras coloniales d fín d s.XVIII, se interrumpió la relación comercial entre España y América a través d Cádiz, desde La Habana se escribió a Madrid q el suceso coge al comercio d esta plaza entera/ desprovisto d

    ropas, d herramientas y d los géneros + precisos. Casi 200 navíos españoles fueron apresados x los británicos antes d la paz d Amiens, y la prosperidad causada x esta fue muy poco duradera.

    El año 1812, en q vivió la luz la 1ª Constitución liberal española, fue tb el d comienzo d una larga crísis en el comercio gaditano, q ya resultó irrecuperable. En 1824 había quebrado una 3ª parte d lsa casas comerciales existentes en tiempo d prosperidad; d los 300 armadores sólo quedaban 20 y los comerciantes extranjeros habían quedado reducidos a tan solo una 8ª parte. Citando cifras + generales se puede indicar q en el periodo comprendido entre 1792 y 1827 el comercio español pasó d 2553 mill d reales a tan solo 624 (una 4ª parte) ; el mayor % en esta reducción era el q se refería al comrecio con América cuya disminución fue del 90%.

    No solo se produjo este cambio cuantitativo, sino tb otro d carácter cualitativo. Hasta el momento d la independencia gran parte d ese comercio (la mitad aproximada/) consistía en reexportar productos extranjeros e importar minerales preciosos. Ahora ambas partidas desaparecieron x completo.

    Crísis d la Hacienda pública: Al mismo tiempo se producía en la Hacienda española una crísi d una magnitud parecida. Como sabemos, las guerras d finales d s.XVIII habían producido una urgente necesidad d recurrir a cualquier tipo d procedimientos para conseguir nuevos recursos, d manera q incluso se llegó a optar x alguno q, en última instancia, ponían en peligro la estabilidad d la socedad y el Estado d A.R.

    Desde el año 1814 la voluntad d Fernando VII d restablecer ambos en su totalidad tuvo como consecuencia inevitable q los ingresos d la Hacienda se mantuvieran en idénticos niveles q en los años anteriores o incluso disminuyera. De ahí las gravísimas crísis d Estado español, q llegó a tales extremos q hubo serias dificultades para pagar su pensión a Carlos IV, y para combatir la piratería en el norte d África fue preciso recurrir a fondos procedentes d los consulados o asociaciones d comerciantes d Mediterráneo. La reformas d la Hacienda q fueron propuestas durante la 1ª etapa absolutista o Sexenio Absolutista han merecido los + duros calificativos x parte d los historiadores debido a su ineficacia radical.

    En el Trienio Constitucional o Liberal, las exigencias d pago d los tributos en dinero, aún a base d reducir su cuantía, resultaron inviable para los campesinos, sometidos a una agricultura d subsitencia. X otro lado, la pésima cosecha d año 1822 contribuyó a provocar un levantamiento rural q tuvo q ver con el final d Trienio Constitucional.

    Reformas d López Ballesteros: Durante la nueva década absolutista o Década Ominosa la gestión hacendística d Luís López Ballesteros resultó x completo contraria en sus características a la llevada a cabo x los 1os colaboradores d Fernando VII. Ayudado x la estabilidad en la permanencia en el cargo (rasgo muy característico d este periodo), López Ballesteros llevó a cabo una amplia serie d reformas q duraron mucho tiempo. A pesar d q se le atribuyó la condición d liberal, debe ser considerado + bien como un heredero d la línea d Despotismo Ilustrado q se rodeó d personas valiosas desde el pto d vista técnico. De su obra fiscal puede decirse q, en realidad, no produjo ninguna transformación fundamental, pero = tiempo obtuvo ina mayor recaudación, q puede calcularse en un 25%.

    Las reformas propiciadas x L.B fueron lo bastante eficaces para evitar un colapso inmediato, pero no tanto como para hacer viable un régimen q , no solo en lo fiscal, sino tb en lo político y social, era ya caduco. La mejor prueba d ello es q los gastos eran + grandes en la época d Carlos IV q en la d Fernando VII, xq en la 1ª era + fácil recurrir a la Deuda y, ade+ existía la posibilidad d contar con los medios financieros procedentes d América.

    Las reformas d L.B no se limitaron al terreno fiscal, sino q tb afectaron a tros campos d la Hacienda, siempre desde esa óptica d reforma administrativa. Fue él quien introdujo x 1ª vez el presupuesto en 1828 y tb fueron iniciativa suya el Código d Comercio, la creación d Tribunal d Cuentas y el Banco d San Fernando, en sustitución d Banco d San Carlos.

    Colapso económico del Estado: El volumen d la Deuda era ya grande en 1808, momento en el q equivalía a los ingresos d 15 años, pero al final del trienio constitucional casi se había duplicado esa cifra. El + grave problema para la Monarquía era la imposibilidad d conseguir nuevos créditos, xq el rey había decidido no reconocer la deuda del trienio, aunque acabó x haberlo cuando ya no le quedó + remedio a comienzos d la década d los años 30. Un Estado en estas condiciones estaba reducido a la inacción.

    En torno al final d la década d los años 30, la flota española había quedado reducida a una 3ª parte, pero en volumen efectivo, capaz d actuar, era d tan sólo un 10%; el ejército tenía la mitad d efectivos. X tanto, la reducción d España a la condición d potencia d 2º orden no se produjo tan sólo como consecuencia d la pérdida d las colonias, sino tb x las razones citadas.

    La economía real española tb pasaba x una situación penosa. La moneda, carente d las aportaciones d metales preciosos d + allá del Atlántico, se fue rebajando en aleación día a día. Pero, sobre todo, la ruptura d relaciones comerciales con América y el conjunto d los desastres d la guerra tuvieron como consecuencia un descenso en cascada d los precios, q en términos generales puede cifrarse en dos tercios para los agrícolas. En estas condiciones no puede extrañar la existencia d un perpetuo malestar campesino, q muy a menudo se expresó en forma d bandolerismo agrario. La industria textil tb presenció un espectacular descenso en sus precios, q llegaron a ser una 8ª parte d los q existían al final del s.XVIII. El lamentable estado d las comunicaciones contribuyó a reducir la economía a la pura subsistencia, sin posibilidad d desarrollar un auténtico mercado nacional.