Siddharta; Herman Hesse

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa (novela) alemana existencialista. Estilo literario. Vida y obras

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
publicidad

Siddhartha

Herman Hesse comenzó a escribir la novela en 1919,sus padres fueron misioneros en la india y por ello le atrajo y estuvo veinte años estudiando la cultura india, en el libro se pueden encontrar diversas referencias a las religiones Hinduista y Budista.

El titulo de la obra es el nombre que recibió Buda al nacer (Siddhartha Gautama), se puede establecer un paralelismo entre la obra y Buda; sabemos que Buda nació en una familia rica al igual que Siddhartha que era el hijo de un Brahmán (uno de los mayores rangos de un sacerdote hindú), Buda dejo todo: Familia, dinero, poder al igual que hace nuestro protagonista. También Siddhartha es una persona que quiere vivir sus propias “enseñanzas” al igual que Buda que no creía en creencias populares y busca el camino de la Iluminación por sí mismo.

Este libro trata de la búsqueda de Siddhartha por alcanzar la autorealización y llegar al Atmán, fue escrito cuando Hesse también sentía que necesitaba algo más en su vida, es la búsqueda del propio Hesse, que pone en boca de sus personajes sus propias dudas e inquietudes.

El libro consta de dos partes, la primera contiene cuatro capítulos y

la segunda ocho, esta estructura puede hacer referencia a las doctrinas de Buda de las cuatro nobles verdades (la vida es sufrimiento, la causa de este sufrimiento proviene de que el hombre desconoce la naturaleza de la realidad y se apega a los bienes materiales, el sufrimiento puede tener fin si el hombre logra superar su ignorancia y renuncia a las ataduras mundanas) y la octúple senda (o camino de las ocho etapas) que son Corrección de nociones, intenciones, lenguaje, acción, forma de vida, esfuerzos, conciencia, concentración.

La primera parte consta de:

- El hijo del Brahmán.

- Con los Samanas.

- Gotama.

- Despertar.

EL HIJO DEL BRAHMÁN.

Siddhartha creció a las orillas del río, junto con su amigo Govinda que también era el hijo de un brahmán.

Siddhartha ya conocía los rezos para los sacrificios y sabía pronunciar la palabra OM llegando hasta el YO último (Atmán). Pero Siddhartha no era feliz con la vida que llevaba, ni con el amor de sus padres ni las enseñanzas de los viejos brahmanes, ni la inovación de los dioses.

Se realiza una serie de preguntas: “ ¿Y dónde encontrar el Atmán? ¿Dónde se hallaba este yo, este Último, este interior? ¿Existía acaso otro camino que valiera la pena buscar?”

Siddhartha es un buscador consumido por la sed de verdad, y piensa que la fuente de todo está en su propio yo, en su corazón. De esta manera Siddhartha tomo la decisión de dejar todo para irse con los samanas y convertirse en uno de ellos e intentar encontrar por ese camino a ese Yo a ese Atmán.

CON LOS SAMANAS.

Su amigo Govinda le acompañó también en esta búsqueda. Los samanas vivían en el bosque y con ellos aprendió el camino de la despersonalización a través de la meditación, para él el mundo era malo, todo era un engaño por eso debía de vencer todos sus impulsos y sentimientos para lograr despertar su Yo profundo.

Aprendió todas las reglas de los samanas, aprendió a ayunar, a contener la respiración, pero Siddhartha sentía que con esa despersonalización, podía escapar del dolor y el engaño de la vida por unos instantes pero siempre regresaba a su Yo, y volvía a ese engaño.

Siddhartha le explica a su amigo Govinda que este camino no lograra aplacar su sed, le dice que en realidad “aprender” no existe sino que el conocimiento se halla en cada uno de nosotros ya que es el Atmán (alma interior en hindú).

Pasados unos años les llega un rumor sobre un hombre llamado Buda que ha superado en sí mismo el sufrimiento del mundo. Se decía que este sabio había alcanzado el nirvana y nunca más regresaría al ciclo.

De manera que Siddhartha y Govinda se encaminaron a ver a Buda, aunque Siddhartha afirma que se había cansado de escuchar tantas doctrinas.

Siddhartha hechiza al más anciano de los Samanas, y los pensamientos del anciano son ahora los de Siddhartha, el anciano les da su bendición antes de ir en busca de Buda, este es un pequeño ejemplo de las enormes virtudes que poseía nuestro Siddhartha.

GOTAMA

En este capítulo Siddhartha conoce a Siddhartha, el autor ha incluido en la propia búsqueda de Siddhartha la figura de Buda, el Iluminado.

Siddhartha y Govinda escucharon la doctrina de Buda, que serían las cuatro verdades y que para alcanzar el Nirvana, hay que recorrer el camino Óctuple, y observaron que Buda irradiaba paz y verdad, era un hombre sagrado.

Govinda decide hacerse budista y se separa de su amigo; Siddhartha habla con Buda y éste le dice que lo que él pretende es enseñar la liberación del sufrimiento. Pero Siddhartha le dice que esa liberación la ha conseguido con la meditación, pensamientos y acciones propias no a través de una doctrina y decide intentar penetrar en lo más profundo de su ser igual que hizo Buda.

DESPERTAR

Siddhartha medita y decide no seguir con la búsqueda del Atmán, sino que decide aprender de sí mismo y comenzar desde cero.

SEGUNDA PARTE

En esta segunda parte los dos primero capítulos “Kamala” y “Con los hombres niños” los he resumido así:

Siddhartha llega a una ciudad y conoce a una bella mujer llamada Kamala que a cambio de dinero y regalos le muestra los placeres del amor. Gracias a sus cualidades para meditar, esperar y ayunar comienza a trabajar con un mercader va observando que los seres humanos se entregaban a la vida con un gran esmero, se esforzaban y padecían por cosas que para él no merecían la pena, dinero, honores etc. Pero poco a poco Siddhartha se acostumbra a ese tipo de vida y a los placeres del mundo, se hace rico y tenía su propia casa y todo esto fue ocupando el alma de Siddhartha convirtiéndolo en un “hombre niño”, el placer, la codicia, el vicio se habían apoderado de su alma.

Hasta que un día Siddhartha gracias a un sueño admonitorio, se da cuenta de que todos estos excesos habían empobrecido su alma y así Siddhartha por segunda vez abandona todo.

A ORILLAS DEL RÍO

Siddhartha piensa que ya no hay nada en el mundo capaz de atraerlo, que ya no merece la pena vivir y que la única liberación posible es la muerte pero gracias a que él logra recordar la palabra que le acompañara en su juventud, esa palabra que significa lo perfecto OM y en ese instante comienza a amar a todo así que descubre que la enfermedad que le había afectado antes era que no amaba a nadie.

Su camino le ha llevado a cometer errores, a tener disgustos, dolores hasta poder oír otra vez ese OM para redescubrir el Atmán y volver a ser un niño.

Pero para mí realmente el volver a ser un niño implica que antes hemos adquirido unos conocimientos, unas acciones que han sido incorporadas a cada persona, si hemos vuelto a ser niños debe ser porque ser niño significa ser felices ante todo, tener alegría ante cada nuevo descubrimiento, a ser receptores de todas las cosas que observan y viven en su vida.

EL BARQUERO

Siddhartha desea quedarse en el río junto con el barquero Vasudeva. Vasudeva le dice a Siddhartha que el río habla y que éste le enseñará muchas cosas, entre ellas que el tiempo no existe; el río es un incesante fluir implica la eternidad, de esta parte se puede extraer la siguiente idea; que es que el tiempo es un invento del hombre para organizarnos, sólo existe el presente.

Un día que el hijo que había tenido con Kamala se quedo a vivir con él en contra de su voluntad, después de que su madre muriera.

EL HIJO

Vasudeva le dice que su hijo no esta acostumbrado al tipo de vida que llevan ellos a la orilla del río, y que debe separarse de él, porque aunque él intente hacer que su hijo lo quiera soportando sus quejas y sus vejaciones. Él nunca conseguirá que lo amé.

Un buen día, su hijo se fue y Siddhartha después de ir en su búsqueda decide regresar con la ayuda de Vasudeva a su río pero con una gran herida en su corazón.

OM

Pero la herida todavía seguía abierta y le seguía doliendo, y un día que la herida le ardía incesantemente decide ir a la ciudad al encuentro de su hijo, pero al bajarse de la barca se miró en el agua y al reflejarse en ella ve a su padre y recuerda que el también lo abandonó, y comprende que todo es parte de un todo integral incluso la separación de padre e hijos

El río le habla con muchisimas voces que se funden en un OM y así poco a poco Siddhartha deja de sufrir y su herida se cierra, llega hasta la serenidad de la sabiduría.

GOVINDA

Su amigo Govinda oye hablar de un anciano barquero que era considerado como un sabio. Govinda descubre que ese sabio era su amigo Siddhartha y le pregunta cuál es su doctrina: “lo contrario de toda verdad es también verdadero. Me explico: una verdad solo se puede enunciar y traducir en palabras cuando es unilateral. Y unilateral es todo cuanto puede concebirse con ideas y expresarse con palabras: es todo unilateral, todo desprovisto de totalidad, de redondez, de unidad. Cuando el sublime Gotama hablaba del mundo en sus prédicas,tenía que dividirlo en sansara y en nirvana, en ilusión y en liberación. Imposible hacerlo de otro modo, no hay otro camino para quien quiera enseñar. Pero el mundo en sí mismo, lo que existía nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos, nunca es unilateral. Nunca un hombre o una acción cualquiera es del todo sansara o del todo nirvana; nunca un hombre es totalmente santo o totalmente un pecador”. En este extracto de la conversación de Siddhartha con Govinda, se puede observar que lo que pretende Siddhartha es llegar al punto medio, porque el punto medio es el equilibrio, esto se puede observar en una frase que leí un día (mas o menos era así: El pesimista se prepara para hundirse, el optimista piensa que el tiempo va a cambiar y el realista ajusta las velas”).

Otra idea que le explica a Govinda es que el tiempo no es real, esto como ya expliqué antes lo aprendió observando el fluir del río cuando vivía con Vasudeva, en esta ocasión le explica al igual que afirmaba Parmenidés que todo era un incesante flujo y además había aprendido a no comparar al mundo con un mundo imaginario y deseado como había estado haciendo antes cuando criticaba como el hombre-niño vivía, de este modo le dijo que él ahora amaba todo cuanto le rodeaba lo único que quiere es poder contemplar el mundo y amarlo, para él todo tenía algún valor incluso una insignificante piedra porque esa piedra también forma una unidad, “es y ha sido siempre todo”.

Govinda ante estas ideas le pide a Siddhartha que le dé algo con lo que apoyarse y continuar en su búsqueda, Siddhartha le dice que le bese en al frente y ese momento Govinda ya no veía el rostro de Siddhartha sino que ve una gran cantidad de rostros, un río de rostros, vio una gran cantidad de seres amándose, destruyéndose pero ninguno moría sino que renacían, volvían a surgir más y más rostros... y de repente vio la sonrisa de Siddhartha, la misma que la de los seres perfectos y surgió en Govinda el sentimiento del amor y recordó todo cuánto el había amado en la vida.

Yo pienso que actualmente en el mundo en el que vivimos es muy difícil llegar a conseguir el punto medio, si todos formamos una unidad y si somos un todo, deberíamos tener en cuenta a los demás, Siddhartha demostró tener una gran paciencia y fuerza de voluntad ya que después de haberse acostumbrado a los placeres de la vida logra dejar todo para llegar a autorealizarse pero ¿nosotros estamos dispuestos a dejar todas nuestras comodidades de las que disponemos por llegar a nuestra realizació personal y conseguir la unidad y el equilibrio del mundo?.

1