Si yo fuera presidente; Jenaro Villamil

Política. Periodistas mexicanos. Enrique Peña Nieto. Mercadotecnia. Corrupción. Televisa

  • Enviado por: Alfa Metal
  • Idioma: castellano
  • País: México México
  • 3 páginas
publicidad

FECHA: NOVIEMBRE DEL 2009.

Bueno, tal vez yo no sepa mucho de política, pero este libro si me ayudo para entender un poco más la vida de un político y muchas de las cosas que hay detrás de tanta publicidad, comercialización, anuncios, etc.

En este libro, se tratan tantos temas y uno en especifico a la vez, para mi, no deje de ver la corrupción que hay detrás, de cómo solo por el poder, las empresas televisivas hacen de ayuda a un candidato que solo busca el poder presidencial, cargando con la imagen de salinas de Gortari. En pocas palabras, Peña Nieto ya tenia como seguidores a aquellos que alguna vez apoyaron a Gortari, pero sabiendo que con estos no llegaría tan lejos, necesitaba legitimar su imagen nacional, por lo que estuvo en acuerdos con televisa y sus allegados. Me gustaría también pensar que estos 12 años que han sido gobernados por el PAN, han sido simplemente para que el PRI arreglara sus conflictos internos, siendo que el PAN hizo y deshizo las finanzas de el gobierno, y como lo dice en el libro, simplemente se vende a Peña Nieto como “el salvador” de nuestro país.

Nació el 20 de julio de 1966, originario de Atlacomulco, Estado de México. Es político y abogado, además miembro del Partido Revolucionario Institucional y, desde el 16 de septiembre de 2005, es Gobernador del Estado de México cuyo periodo concluye en el 2011. En el año de 1984 se Afilio al PRI, en mayo de 1990 fue secretario del Movimiento Ciudadano de la Zona I del Comité Directivo Estatal de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares. En 1991 participó como delegado del Frente de Organizaciones y Ciudadanos en diversos municipios del Estado de México y fue también instructor del Centro de Capacitación Electoral del Partido Revolucionario Institucional. Entre 1993 y 1998, durante la gestión de Emilio Chuayffet, fue secretario particular del secretario de Desarrollo Económico del gobierno del Estado de México. De 1999 a 2000 fue subsecretario de gobierno del Estado de México. Entre 2000 y 2002, fue Secretario de Administración del Gobierno del Estado de México, presidente del Consejo Directivo del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, Presidente del Consejo Interno del Instituto de Salud del Estado de México y vicepresidente de la Junta de Gobierno del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de México. En 2001 fue nominado como candidato a diputado local para la LV Legislatura por el Distrito XIII, con cabecera en Atlacomulco. Entre septiembre de 2003 y septiembre de 2004 fue coordinador del grupo parlamentario del PRI, en la LV Legislatura en la Cámara de Diputados del Estado de México, presidiendo la Junta de Coordinación Política del Congreso Local. El 17 de octubre de 2004, inició formalmente el proceso interno del PRI para la designación de candidato a Gobernador del Estado de México. El 14 de enero de 2005 Peña Nieto protestó como candidato. El 12 de febrero de 2005 y el 2 de abril de 2005, como candidato del Partido Verde Ecologista de México que iría en coalición con el PRI. El 3 de julio de 2005 ganó las elecciones y el 15 de septiembre rindió protesta como Gobernador del Estado de México.

Como podemos observar, a estado en tantos puestos, que le ayudan a que la gente lo vea como el candidato perfecto a las próximas elecciones en el 2012, incluso ayudándose hasta de los periódicos, aportando cantidades de dinero (o lo que llaman aportaciones).

Como podemos observar, ha estado en tantos puestos, que le ayudan a que la gente lo vea como el candidato perfecto. Donde además  “Los seis capítulos de este libro configuran la radiografía del proceso de decadencia de una de las dinastías políticas más importantes, complejas y antiguas de México.”

Se refiere al Grupo Atlacomulco del que fue artífice Isidro Fabela, cuyo eje articulador es hoy en día el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, el que podría ganar la presidencia de la República en las a las próximas elecciones del 2012. Y aunque faltan tres años para su presidencia en el libro se narra cómo las políticas y sus principios han devenido en el guion fundamental de un proyecto al que el revolucionario le ha intervenido una buena cantidad de millones de pesos.

 

De ahí que el mexiquense haya gastado para promocionarse así mismo al menos  3, 500,00 millones de pesos en los últimos cuatro años.  Es resultado de  que televisa su agencia promotora y aliada y a la que Peña Nieto tendrá que pagar altos intereses por  exhibirlo: pavimentando calles, en la rehabilitación a apertura de hospitales y clínicas, remodelación de instituciones escolares y entrega de áreas deportivas y recreativas. Representa una relación de poder-dinero, que ha conformado una oligarquía que abarca desde Municipios pequeños hasta la capital del estado, donde lo más importante es promover la imagen de un político y dejar en segundo plano una plataforma política.

 

Siendo  esta la estrategia le constituye un grave fraude, porque se está hablando de recursos públicos, no se está hablando de transacciones privadas, son miles de millones de pesos que son el legario del Estado de México. Que es un Estado del país que tiene mayor población, es el presupuesto de egresos más grande de la nación, después, del federal, que cuenta con mucha desigualdad, con la mayor tasa de mortalidad infantil, con situaciones de miserias muy grandes; donde se necesitan de verdaderos políticos para esta entidad tan compleja.

 

Sí, Peña Nieto es la apuesta de una dinastía, pero es, ante todo y al mismo tiempo, la apuesta del poder mediático (de Televisa particularmente), acompañada de “afanes restauradores de una modernidad salinista que se quedó atrapada entre las ambiciones transexenales y la corrupción”.

Contra lo que muchos pudieran pensar, Jenaro Villamil sostiene e intenta demostrar con hechos a lo largo del libro, que el liderazgo de Peña Nieto es endeble, el más vulnerable y maleable de cuantos han existido en el Grupo Atlacomulco.

Lo singular del caso Peña Nieto respecto de sus antecesores, es la sustitución de las viejas reglas del PRI por unas nuevas dependientes del poder mediático: la suplantación de la política por la mercadotecnia, la construcción de un liderazgo aparente cuyo afianzamiento depende más del rating que de la eficacia y la credibilidad.

Le ha apostado todo a la inversión publicitaria, a la compra intensiva de tiempo y apoyos en la televisión mexicana, especialmente en Televisa. Es el resultado de una realidad virtual.

De esto trata Si yo fuera Presidente. Título irónico, por cierto, pues si Peña Nieto llegara a ser Presidente de la República sólo lo sería en términos formales. El poder real estaría en otro lado.