Si esto es un hombre; Primo Levi

Literatura universal contemporánea del siglo XX. Narrativa y novela autobiográfica. Campos de exterminio nazi. Argumento

  • Enviado por: Ncn
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 2 páginas
publicidad
publicidad

ARGUMENTO

La poesía inicial de “Si esto es un hombre”, argumenta muy bien de que va a ir el libro y nos introduce a como se siente un ser humano en un campo de exterminio; todo y nada, pero no un ser humano.

El tres de diciembre de 1943, con 24 años, Primo Levi es capturado por la milicia fascista. Le toman declaración y éste dice que es italiano y judío.

Depuse de 15 días de viaje en un tren de mercancías donde todos estaban amontonados, con frió, sed y siendo golpeados injustamente llegan al campo.

Allí separan a las mujeres, niños, viejos y a los hombres útiles e inútiles. Los que no eran seleccionados como útiles se les mató. A los demás se les despojaron las ropas, y sus objetos personales, se les lavo, desinfecto y se les dieron uniformes y zapatos (de madera e incomodísimos, los cuales les hacían heridas y podían venirles muy pequeños).

El Lager estaba dividido en sesenta barracones, en los que se distinguían: criminales, políticos, judíos, SS, enfermería, …etc.

Se trabajaba duramente. El horario de invierno era de 8 a 12 y de 12:30 a 16:00, y en verano de 6:30 a 12 y de 13:00 a 18:00.

Le asignaron al block 30 y le dieron una litera compartida, durmiendo con la cabeza en los pies del otro, y con una fina manta. Cuenta que era preferible alguien con poca altura para tener mas sitio y poder moverse sin despertar al otro. Esa noche no consiguió conciliar el sueño porque tiene ansiedad y tensión y no para de hablar con su compañero Diena y de hacerle preguntas. No sabe que allí no se pregunta, pues nadie puede contestar con certeza o simplemente (si lleva mucho tiempo el cuestionado) no le responde y le manda callar.

Por la mañana tiene que vestirse pronto y lavarse en un aseo que parece un tugurio, y pronto formar en la nieve.

Los trabajos son duros y no pueden ni con su alma e intenta retrasarse, pues es preferible los golpes que morir de agotamiento.

En las comidas dan un pieza de pan y una ración de “liquido” semi agua, pues no llega a poder llamarse comida o sopa. Esta comida se cambiaba (en el pequeño contrabando del campo) por utensilios como cucharas-cuchillo, trapos para remendarse la ropa, o útiles de este estilo, además con algunos chanchullos podías obtener el último plato de la caldera que tenía más sustancia alimenticia.

Pos las noches debido a la cantidad de liquido del rancho se tenia que ir muchas veces a hacer las necesidades. Tenías que hacerlas en un cubo y hacerlas en el momento apropiado pues se llenabas el cubo tenias que salir a vaciarlo, engringándote y pasando un frió “inhumano” como casi todo en Auschwitz. Hasta que no llega el verano es imposible resistir el frió.

Nos va narrando como poco a poco se va sintiendo como un animal, sin sentimientos, ni emociones y que todos los días los ve igual que el anterior.

También todos los compañeros que va teniendo y su apoyo mutuo. Por ejemplo en las selecciones en las que unos se mienten a otros diciendo que no les va a tocar a ellos y piensa que qué se puede decir si uno mismo no sabe si va a pasar o no.

Levi enferma e ingresa en el Ka-Be (la enfermería) donde solo puede permanecer durante poco tiempo. Si perdura mucho o es una enfermedad terminal está condenado a muerte.

Al tiempo de estar allí hace un examen de química para poder estar de especialista en este área, y así mejorar sus condiciones. Pero pasa mucho tiempo hasta que obtiene ese privilegio, cuando al fin lo llaman para ocupar ese cargo, piensa que a eso no se le puede llamar trabajo pues es como un paraíso si mira como estaba antes. Además tiene mas posibilidad de contrabando (jabón, escobas…etc.).

En 1944 comienzan los bombardeos de los rusos y las primeras esperanzas de alcanzar la libertad, aunque sólo de los que llevan poco tiempo, pues los demás no piensan en mejoras, pues están cansados de esperar.

Nos cuenta un acto heroico de un prisionero y como antes de morir grita:

- “ ¡ Compañeros, yo soy el ultimo ¡ ” - , y como ninguno de ellos levanto la voz ni dijo un murmullo ni un signo de asentimiento. Después de esto se sienten avergonzados y se dan cuenta del gran sometimiento que los alemanes tenían sobre ellos; se habían convertido en un rebaño.

En el ultimo capitulo nos cuenta como los rusos ya destruyen el campo. Antes de esto todos menos los enfermos abandonan el campo creyendo que van hacia la libertad pero solo van hacia su muerte. Son fusilados a 20 kilómetros del campo.

Los enfermos son abandonados, y a los días pasan unos SS y matan a algunos judíos que estaban sueltos por el campo. Después ya no vuelven a pasar.

Nos narra lo ocurrido en 10 días. Como se las arreglaron para poder comer, no pasar frío y la gran cantidad de muertes que hubo por enfermedad y por congelación. En ese tiempo hace gran amistad con dos franceses llamados Charles y Arthur, con los que aun hoy se escribe cartas (del 18 de enero de 1945 al 27 de enero del 1945).

Los tres capítulos que me han llamado más la atención han sido:

LOS HUNDIDOS Y LOS SALVADOS, pues da escalofríos pensar como han tenido que pasar el saber que por un sí o no podrán seguir viviendo. También por como se ayudan unos a otos arreglándose y diciendo que están bien y que los muselmänner serán los únicos seleccionados.

EL ÚLTIMO, porque aun estando en la situación en la que estaban alguien seguía teniendo libertad y esperanza (aunque los demás no le respondieran), sabiendo que va a morir en segundos.

HISTORIA DE DIEZ DÍAS. Es impresionante como luchan por su existencia, ayudan al prójimo y como poco a poco se van sintiendo hombres y van notando que son libres. También destacar cuando recompensan a Levi, Charles y Arthur con una rebanada de pan por toda la ayuda (estufa, patatas, nabos…etc.) siendo la ley “come tu pan y ,si puedes, el de tu vecino”. También da escalofrío como narra que convivían junto enfermos contagiosos, muertos y gente hambrienta de otros blocks.

Si esto es un hombre; Primo Levi