Sexualidad y literatura

Temática sexual. Temas literarios. Sexo y letras

  • Enviado por: Pensador
  • Idioma: castellano
  • País: Venezuela Venezuela
  • 5 páginas
publicidad
publicidad

LITERATURA Y SEXualidad

La sexualidad como fenómeno que hace parte del proceso de supervivencia y de la especie humana siempre ha estado en el centro del pensamiento humano y de los debates sociales. Y este hecho se puede entender como algo normal, ya que hablar de lo humano y de lo social implica de algún modo lo sexual. Así, los medios de expresión y de difusión de conocimientos, de sentimientos, de costumbres o tradiciones etc., siempre han traído cierta dosis de sexualidad a la dinámica social de la vida humana. En este sentido, la literatura como uno de los medios de expresión social por excelencia, también se ve relacionado con la sexualidad. Pero ¿qué tipo de relación guarda la literatura con la sexualidad?

Tanto la literatura como la sexualidad están centrada en el hombre y la sociedad. Son aspectos distintos de la existencia del hombre como tal, pero guardan relaciones entre ellos ya que los dos respectivamente están enfocado hacia el entendimiento y la permanencia de la vida social del hombre. De allí, habrá que reflexionar para ver si el tipo de relación entre la literatura y la sexualidad es: dependencia, determinismo, simbiosis o interdependencia. Para ello, seria interesante estudiar o revisar la evolución social de la relación literatura-sexualidad a través del tiempo.

Consideraciones

Para hacer esta revisión, visto el grado de complejidad del tema, se requiere de ciertas delimitaciones específicas para los efectos de este análisis. La literatura (escrita, oral, grafica, etc.) y la sexualidad como temas genéricos del hombre y de la sociedad son temas universales ampliamente extendido en el tiempo y el espacio de todas las culturas; entonces el caso de este análisis se delimitará a la cultura occidental básicamente y se tomara en cuenta desde los tiempos de la literatura griega, la literatura bíblica pasando por la literatura romana hasta los tiempos modernos y actuales.

Primero que todo, es simple entender que el instinto sexual o la sexualidad es innato en el ser humano y por ende la sexualidad precede a la literatura. A pesar de ello, si se refiere al antiguo testamento, la literatura bíblica desde entonces ha visto y señalado la sexualidad como un tema místico reservado a los caprichos de Dios o de los dioses etc. También a través de la literatura griega, muchos textos han señalado y relacionado asuntos sexuales con las divinidades de la mitología.

En los Tiempos Antiguos

Así, desde la época antigua con la aparición de la literatura como tal, la sexualidad se ha tratado con un color religioso muy marcado que la pinta como un rito sagrado del cual no se puede hablar sin mencionar las divinidades. Pero lo importante que se debe denotar a partir de allí, es que desde su origen la literatura trata de explicar la sexualidad y difundir informaciones acerca del acto o instinto sexual humano. Esto se evidencia a través de la Biblia, y a través de las obras de los grandes filósofos o pensadores griegos como: Homero, Platón, Sócrates y Aristóteles. También no se puede pasar por alto que todas las descripciones y elogios sexuales exaltan al sexo masculino como protagonista de primera.

Desde entonces, la hegemonía del dogma religioso ha pesado mucho en la relación de la literatura con la sexualidad. La polémica del nacimiento de Jesús Cristo es aun otra prueba de lo mucho que ha sido la influencia de la iglesia sobre la literatura y el sexo: Cristo, el único que nació de humanos sin ser concebido por un acto sexual, ¿será este hecho el que le confirió algo de su honor y respeto como hijo de Dios? A través de este hecho, se puede notar que la sexualidad era algo vil para la concepción religiosa de la época y también para la sociedad.

Época del Renacimiento

El Renacimiento como corriente de gran desarrollo literario y artístico ha revolucionado el pensamiento humano. El conocimiento del hombre y de la sociedad empezó a ocupar un espacio privilegiado en el espíritu de los autores y pensadores. Aunado a ello, la invención de la imprenta por Gutenberg, la aparición de la anatomía con los grandes artistas como Leonardo da Vinci, la importancia y la exaltación del sexo femenino a través de la literatura y de las artes ha surgido etc.

De allí, han llegado ciertos cambios importantes en el binomio literatura-sexualidad: la literatura ha servido de vehículo de propagación de la sexualidad a grandes escalas, la sexualidad también empieza a tomar protagonismo en la literatura, la mujer surgió como icono sexual pero aun de mucho menos importancia que el hombre.

Tiempos Modernos

Después, la época de La Revolución Francesa (1789) casi acabó con la dominación del dogma religioso sobre la sociedad y la literatura, la Revolución Industrial (Siglo XIX) con los avances de la ciencia y las técnicas enterró el dominio de lo religioso sobre la ciencia y la filosofía. Estos sucesos de fines del Siglo XVII y de todo el Siglo XIX marcaron la liberación total del pensamiento humano del dogma religioso, y también han revolucionado la relación entre la literatura y la sexualidad. Durante y después de estos tiempos, la literatura ha evolucionado y se ha diversificado bastante, se ha empezado estudios y reflexiones por parte de algunos autores en publicaciones donde se trató con cierta libertad temas sexuales.

Por otra parte, se ha visto con el Romanticismo del Siglo XIX como la sexualidad (o el instinto sexual) ha servido de inspiración literaria a varios autores famosos de Europa del entonces como: Victor Hugo, Alphonse de Lamartine etc. Con esta corriente del Romanticismo, la veneración de la mujer como exponente sexual clave ha sido de gran relevancia en la literatura.

De allí que la relación literatura con la sexualidad presentó otro panorama: la literatura profundiza en los temas sexuales, donde la sexualidad empezó a salir de su aspecto tabú, en la literatura la sexualidad empezó a jugar un papel crucial donde ha servido de fuente de inspiración, la imagen de la mujer como componente importante de la sexualidad ha ganado mucho mas espacio, la literatura y la sexualidad se complementan en su grado de evolución: es decir que la difusión de una depende o complementa la otra, viceversa.

Sin embargo, en los finales del Siglo XIX hasta la primera mitad del Siglo XX, la sexualidad va a tomar un espacio preponderante en la literatura occidental con la aparición de la psicoanálisis de Sigmun Freud (1856-1939), donde con sus obras: Tres ensayos para una teoría sexual (1905), Tótem y tabú (1912), Mas allá del principio del placer (1920), él se ha atrevido a través de la literatura a desnudar el pensamiento sexual humano. Esta época es un punto de inflexión importantísimo en la grafica del binomio literatura-sexualidad. A parte de lo revolucionario que fue lo de Sigmun Freud, en dicha época también nació el séptimo arte que es el Cinema que marco otra pauta con la evolución de la relación literatura-sexualidad. Desde el punto de vista social, desde esta época y después, el sexo no es ninguno secreto ni tabú social en el mundo occidental.

Igualmente, de la segunda mitad del Siglo XX hasta la ultima década del mismo, la sexualidad ha invadido todos los medios literarios como uno de los temas más tratados, se ha visto la aparición de publicaciones literarias con dedicaciones exclusivas a la sexualidad. La mujer esta en el centro de atracción como emblema sexual casi al mismo nivel que el hombre en la literatura. Y hasta que se ha podido hablar de literatura sexual para designar la gama de libros o ediciones que abarca el mercado de publicaciones cobre sexualidad. Pero la aparición de la película fotográfica, la televisión, y las nuevas tecnologías de la información han sido claves en los últimos cambios en la relación literatura-sexualidad.

En la actualidad

Hoy en día, toda literatura que trate de sexualidad para ser leída debe reservar suficientes espacios para una buena distribución de contenidos fotográficos atractivos. Y de esta gama hay revistas especializadas que mezclan moda y sexo, musica y sexo, fama y sexo etc..

No se puede pasar de largo, el impacto de la cybernetización del mundo sobre la relación literatura-sexualidad. Con la globalización, el Internet y la virtualización de la vida social al nivel del mundo, la literatura tuvo que diversificarse y virtualizarse también para mantener su parte en la relación con la sexualidad.

En termino general, en el caso de la civilización occidental, se ha podido ver que la literatura, como otro medio de expresión social, siempre ha mantenido una relación con la sexualidad a través del tiempo. Y la modalidad de esta relación es un reflejo de la evolución histórica de las sociedades. Esta relación del binomio literatura-sexualidad ha sido influenciada por cantidades de factores socioeconómicos.

Primero se ha visto una relación unilateral donde la sexualidad se expresaba en la literatura en forma muy tímida y controlada, para después ver una expresión gradualmente abierta de la sexualidad en la literatura, luego la literatura se expresa en la sexualidad viceversa y en fin hoy en día parece que otros medios de expresión más eficaces desplazan a la literatura, pues la sexualidad parece tomar la delantera de la relación.