Sexualidad en la adolescencia

Pubertad. Hipófisis. Hormona del crecimiento. Cambios puberales. Caracteres sexuales femeninos y masculinos. Menarquía. Menstruación. Eyaculaciones. Desarrollo físico, intelectual y emocional. Andrógenos. Estrógenos

  • Enviado por: Nauka
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 6 páginas
publicidad
cursos destacados
Ciclo Formativo de Grado Superior de Laboratorio de Diagnóstico Clínico
Ifp Roger De Lluria
El Instituto de Formación Profesional Roger de Llúria ofrece unos estudios que cumplen lo establecido en la normativa...
Solicita InformaciÓn

Curso de Auxiliar de Laboratorio
EANE Escuela Abierta de Negocios
Realizar trabajos auxiliares en laboratorios e industria Química así como operaciones de recepción y...
Solicita InformaciÓn

publicidad

  • Página 1:

    • Introducción.

    • Inicio de los cambios puberales y preguntas sobre el tema.

  • Página 2:

    • Cuadro sobre los caracteres sexuales primarios, secundarios y terciarios.

    • La menarquía.

  • Páginas 3:

    • Las primeras eyaculaciones.

    • Desarrollo físico.

    • Desarrollo intelectual.

    • Desarrollo emocional.

    • Vocabulario.

  • Página 4,5 y 6:

    • Vocabulario: Pubertad, Hormona del crecimiento, Menstruación, Andrógeno y Estrógeno.

  • Página 7:

    • Bibliografía.

Introducción.

En este trabajo se habla de la etapa de madurez entre la niñez y la condición de adulto (adolescencia), que suele empezar a la edad de catorce años en los varones y los doce en las mujeres.

En general se define como el período de tiempo que los individuos necesitan para considerarse independientes socialmente.

Durante este período se producen una serie de cambios los cuales a continuación explico.

Inicio de los cambios puberales.

El recién nacido presenta unos órganos sexuales internos y externos bien diferenciados; no es un ser neutro, sino un varón o una hembra, aunque todavía le faltan los caracteres sexuales terciarios.

Cuando el niño alcanza los doce años de edad, comienzan a producirse los cambios que le capacitarán para cumplir una función fundamental: la reproducción. La pubertad se inicia como consecuencia de la secreción de ciertas hormonas producidas por la hipófisis.

¿Qué es la hipófisis?

La hipófisis es una glándula situada dentro de una cavidad ósea (la “silla turca”) que existe en la base del cráneo: a pesar de su pequeño tamaño (pesa alrededor de medio gramo), segrega numerosas hormonas encargadas de controlar todas las demás glándulas endocrinas del cuerpo, aparte de realizar otras funciones de importancia vital (por ejemplo, interviene directamente en el parto, en la lactancia, en la regulación del equilibrio hídrico del cuerpo, etc.).

¿Cómo actúa la hipófisis en la pubertad?

Al llegar a la pubertad, la hipófisis produce dos hormonas (la foliculoestimulante FSH y la luteinizante o LH) que actúan sobre los ovarios de la niña y los testículos del niño, estimulando la secreción de hormonas sexuales (estrógenos y testosterona, respectivamente) y la maduración de las células germinales(óvulos y espermatozoides).

¿Cómo empieza a salir la barba en los chicos y a crecer los pechos en las chicas?

La barba y el pecho son las manifestaciones más llamativas del desarrollo de los caracteres sexuales terciarios en el hombre y en la mujer, respectivamente. La aparición de estos caracteres se debe a la acción de los estrógenos (en la hembra) y de la testosterona (en el varón), y su desarrollo se produce de una forma gradual, aunque con diferencias entre algunos individuos y otros. Estas transformaciones se efectúan entre los doce y los dieciocho años, aproximadamente, verificándose un poco antes en las mujeres que en los hombres.

En la tabla que a continuación se incluye aparecen resumidos los distintos tipos de caracteres sexuales masculinos y femeninos.

Caracteres sexuales

Hombre Mujer

Primarios

Testículos.

Ovarios.

Secundarios

Epidíminos, conductos

deferentes, pene.

Trompas, útero, vagina

vulva.

Terciarios

Distribución masculina

del vello y la grasa

corporal.

Atrofia mamaria.

hombros anchos,

caderas estrechas.

Mayor desarrollo

muscular.

Voz de tono grave.

Distribución femenina

del vello y la grasa

corporal.

Desarrollo mamario.

hombros estrechos,

caderas anchas.

Menor desarrollo

muscular.

Voz de tono agudo.

La menarquia.

La pubertad de la mujer está marcada por un hecho de gran trascendencia, tanto fisiológica como psíquica: la menarquia o primera menstruación.

¿A qué edad se tiene la primera regla?

La fecha de la aparición de la regla depende de diversos factores, como el clima, la raza, etc., aunque en general puede decirse que la mayoría de las chicas tienen su primera menstruación entre los doce y los catorce años. La aparición de la regla significa que el aparato reproductor femenino la alcanzado un grado de desarrollo que permite la iniciación de los ciclos menstruales.

La aparición de la primera regla, ¿supone ya un riesgo de embarazo?

El que una niña tenga la primera regla no quiere decir que su organismo esté ya preparado para la reproducción. En los países donde es costumbre casar a las mujeres muy jóvenes, al principio de la adolescencia, éstas no suelen quedar embarazadas hasta bastante tiempo después, hacia los diecisiete o dieciocho años. Por tanto, conviene distinguir entre la pubertad y la nubilidad: una mujer es púber cuando ha iniciado el desarrollo de sus características sexuales femeninas, y núbil cuando es capaz de tener hijos.

¿Son normales las irregularidades en esta fase?

Sí, durante los primeros años posteriores a la menarquia son muy frecuentes las irregularidades menstruales y los ciclos anovulatorios (ciclos menstruales durante los cuales no se produce ovulación); por eso, durante estos años existe una cierta esterilidad fisiológica, igual que sucede antes de la menopausia.

Las primeras eyaculaciones.

Para los hombres, la pubertad comienza con las primeras eyaculaciones espontáneas. Estas emisiones de semen, conocidas con el nombre de poluciones, aparecen hacia los catorce años, generalmente durante el sueño nocturno. El muchacho experimenta una erección del miembro viril y alcanza el orgasmo, normalmente como consecuencia del estímulo producido por sueños eróticos.

Desarrollo físico.

El comienzo de la pubertad está asociado con cambios drásticos en la estatura y en los rasgos físicos. En este momento, la actividad de la hipófisis supone un incremento en la secreción de determinadas hormonas con un efecto fisiológico general. La hormona del crecimiento produce una aceleración del crecimiento que lleva al cuerpo hasta casi su altura y peso adulto en unos dos años. Este rápido crecimiento se produce antes en las mujeres que en los varones, indicando también que las primeras maduran sexualmente antes que los segundos. La madurez sexual en las mujeres viene marcada por el comienzo de la menstruación y en los varones por la producción de semen. Las hormonas principales que dirigen estos cambios son los andrógenos masculinos y los estrógenos femeninos. En los varones aparece el vello facial, corporal y púbico, y la voz se hace más profunda. En las mujeres aparece el vello corporal y púbico, los senos aumentan y las caderas se ensanchan. Estos cambios físicos pueden estar relacionados con las modificaciones psicológicas

Desarrollo intelectual.

Durante la adolescencia no se producen cambios radicales en las funciones intelectuales, sino que la capacidad para entender problemas complejos se desarrolla gradualmente. La adolescencia es el inicio de la etapa del pensamiento de las operaciones formales, que puede definirse como el pensamiento que implica una lógica deductiva. Esta etapa ocurre en todos los individuos sin tener en cuenta las experiencias educacionales o ambientales de cada uno.

Desarrollo emocional.

El objetivo psicosocial del adolescente es la evolución desde una persona dependiente hasta otra independiente, cuya identidad le permita relacionarse con otros de un modo autónomo. La aparición de problemas emocionales es muy frecuente entre los adolescentes.

VOCABULARIO:

-Pubertad. Periodo de la vida humana durante el cual maduran los órganos sexuales implicados en la reproducción. Esta maduración se manifiesta en las mujeres por el comienzo de la menstruación, en los hombres por la producción de semen, y en ambos por el aumento de tamaño de los genitales externos. El rápido desarrollo indica una serie de cambios fisiológicos.

Así mismo, durante la pubertad aparecen por primera vez los caracteres sexuales secundarios. En los hombres, se incrementa de forma notable la producción de pelo en ciertas partes del cuerpo, en particular en la zona púbica, en las axilas y en la cara; además, por lo general, la voz cambia y comienza a tener un tono más grave. En las mujeres, también aparece pelo en la región púbica y en las axilas, y los senos empiezan a crecer. El desarrollo acelerado de las glándulas sudoríparas en ambos sexos puede provocar la aparición de acné.

La pubertad suele ocurrir en los hombres entre los 13 y los 16 años de edad, y en las mujeres entre los 11 y los 14. Ciertas patologías relacionadas con la pubertad son la amenorrea y la pubertad precoz. La primera se caracteriza por una ausencia o cese del flujo menstrual sin que exista embarazo. La segunda es la aparición prematura, en hombres o mujeres, de las características fisiológicas típicas de la pubertad; está causada por trastornos de las secreciones del lóbulo anterior de la hipófisis o adenohipófisis, de las glándulas adrenales o de las gónadas.

-Hormona del crecimiento. Sustancia necesaria para el crecimiento humano que es sintetizada por el lóbulo anterior de la hipófisis. La hormona activa la síntesis de proteínas y disminuye su catabolismo, y activa el metabolismo de las grasas. También estimula la secreción por el hígado de la hormona somatomedina, que provoca la formación de hueso. El ejercicio, el estrés, la disminución de la ingestión de glucosa, la insulina y los estrógenos activan la secreción de la hormona del crecimiento. La liberación de esta hormona es inhibida por una proteína llamada somatostatina, que es sintetizada por el hipotálamo, una estructura del cerebro que, se cree, también produce un factor que estimula la liberación de hormona del crecimiento.

El gigantismo, producido por un exceso de hormona durante la niñez; la acromegalia, producida por la síntesis excesiva de hormona del crecimiento en la edad adulta, y el enanismo, causado por una producción escasa de la hormona durante la niñez, son patologías relacionadas con una síntesis anormal de hormona del crecimiento. Parece que los síndromes relacionados con una producción excesiva de hormona responden a la administración de somatostatina, y el enanismo a la administración de hormona del crecimiento. En los últimos años, los científicos han logrado producir hormona del crecimiento humana por medio de ingeniería genética, y se utilizan drogas para tratar a los niños cuya estatura es baja como consecuencia de una deficiencia en esta hormona.

-Menstruación. Flujo sanguíneo que se produce en la mujer y en las hembras de los mamíferos. Está constituido por sangre y por células procedentes del revestimiento uterino (endometrio). Se produce durante la edad fértil de la mujer; por lo general comienza entre los 10 y los 16 años, en la pubertad, y cesa hacia los 45 o 55 años en la menopausia. La menstruación forma parte del proceso que prepara a la mujer para el embarazo y el parto. Cada mes aumenta el revestimiento del útero; si no se produce un embarazo este revestimiento se rompe y es eliminado a través de la vagina. El periodo menstrual abarca entre tres y siete días que es el tiempo que dura la menstruación.

En la mayoría de las mujeres, el ciclo menstrual dura unos 28 días, pero puede variar de forma considerable incluso de un mes a otro. El ciclo se inicia por la acción de hormonas presentes en la sangre que estimulan a los ovarios (los dos órganos femeninos que producen los óvulos, o huevos). Cada mes, las hormonas actúan sobre un óvulo para que madure, es decir, se vuelva susceptible de ser fecundado y de desarrollarse para dar lugar a un feto. El ovario también produce hormonas por sí mismo, sobre todo estrógenos y progesterona, que hacen que el endometrio se vuelva más grueso. Hacia la mitad del ciclo menstrual, catorce o quince días antes del siguiente periodo, el ovario libera el óvulo maduro en un proceso llamado ovulación. El huevo pasa a través de la trompa de Falopio hasta el útero. Si el óvulo se une a un espermatozoide en su camino hacia el útero se produce la fecundación y el consiguiente embarazo.

Los tres días que el óvulo tarda en llegar al útero después de haber sido liberado por el ovario constituyen el periodo fértil de la mujer. Si se produce la fecundación, el óvulo se une al revestimiento uterino enriquecido y queda establecido el embarazo. Durante la gestación no hay menstruación, y con frecuencia la falta de un periodo es la primera señal de que el embarazo existe. Si no se produce la fecundación el revestimiento uterino no recibe las hormonas que necesita para continuar el proceso de crecimiento, se rompe y es eliminado durante la menstruación.

Muchas mujeres padecen dolor y malestar premenstrual. Entre uno y siete días antes de cada periodo es común que se produzca dolor de mamas y una tendencia a retener líquidos (hinchazón). Algunas mujeres también experimentan la tensión premenstrual en forma de cefaleas, irritabilidad, nerviosismo, fatiga, ataques de llanto, y depresiones sin causa aparente (estrés premenstrual). Algunas mujeres también padecen calambres menstruales severos (dismenorrea) durante el primero o los dos primeros días del periodo. Aunque se creía que los síntomas premenstruales y el malestar durante la menstruación tenían un origen psicológico, investigaciones recientes indican que los responsables son los cambios químicos y hormonales. Las nuevas medicaciones son eficaces para tratar estos problemas. La amenorrea (ausencia de periodos) tiene un origen tanto físico como psicológico.

Ciclo de la menstruación.

'Sexualidad en la adolescencia'

Un ciclo menstrual típico comienza con tres a cinco días de menstruación, o expulsión del revestimiento uterino, durante la cual los niveles hormonales son bajos. Al final de la menstruación, una hormona hipofisaria estimula el desarrollo de nuevos folículos en el ovario. Éste secreta estrógenos cuando los folículos maduran, e induce la proliferación de las células del revestimiento del útero. Hacia la mitad del ciclo, un folículo maduro libera un óvulo. El folículo vacío forma el cuerpo lúteo, un cuerpo endocrino que secreta progesterona. Bajo la influencia adicional de la progesterona, el revestimiento uterino se engrosa y se hace más denso, como preparación para la implantación del huevo fecundado. Si la fecundación no se lleva a cabo, el cuerpo lúteo muere y los niveles hormonales bajan. Sin estímulo hormonal, el revestimiento uterino se deshace y es expulsado, comenzando un nuevo periodo menstrual y un nuevo ciclo.

-Andrógeno. Término que engloba a las hormonas sexuales masculinas, que son las sustancias que inducen y mantienen las características sexuales secundarias en los varones. Los principales andrógenos son la testosterona y la androsterona. Se encuentran en los testículos y las glándulas suprarrenales, donde se producen, circulan en la sangre y son excretadas en la orina. Iniciándose en la pubertad, la función principal de los andrógenos es tanto la estimulación de las características sexuales secundarias, como el desarrollo de los órganos genitales, la maduración del esperma, el crecimiento del vello corporal y los cambios en la laringe que agravan la voz. Durante el desarrollo masculino, también intervienen en el incremento de la masa muscular y del tejido óseo.

-Estrógeno. Hormona esteroidea implicada en el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios de la mujer, en la regulación del ciclo menstrual y de la ovulación, y en el embarazo.

Hay al menos 18 tipos de estrógenos diferentes que pueden detectarse en la orina humana. Todos ellos son sintetizados en el cuerpo y los más conocidos son estradiol, estriol y estrona. Los estrógenos aparecen tanto en hombres como en mujeres. En las mujeres los estrógenos son sintetizados en los ovarios y en la placenta durante la gestación; en los hombres son sintetizados sobre todo por los testículos (en menor cantidad que en la mujer). La glándula suprarrenal también los produce en ambos sexos. En los hombres, el nivel de estrógenos en la sangre permanece constante, pero en las mujeres varía según la fase del ciclo menstrual.

-Colección “ESCUELA PARA PADRES”. Editorial prodilsa. Edición 1987. Tomo 5. “SEXUALIDAD Y EDUCACIÓN SEXUAL”. Págs:18, 19, 20, 21 y 22.

-Enciclopedia para ordenador MICROSOFT ENCARTA 1999. Buscado “adolescencia” en artículos de enciclopedia.

'Sexualidad en la adolescencia'