Sexismo

Ciencias sociales. Trabajo. Patriarcado. Estereotipos

  • Enviado por: El remitente no desea revelar su nombre
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 6 páginas

publicidad
cursos destacados
Curso completo de piano - Nivel básico
Curso completo de piano - Nivel básico
Este curso de piano está pensado para todos aquellos principiantes que deseen comenzar a tocar el piano o el...
Ver más información

Cómo montar un Ordenador
Cómo montar un Ordenador
En este curso te guiamos de una forma muy práctica y gráfica, para que puedas realizar el montaje de tu...
Ver más información


INDICE

  • Introducción............................................................................................1

  • Sexismo...................................................................................................2

  • Sexismo en el trabajo..............................................................................3

  • Patriarcado y Sexismo.............................................................................4

  • Estereotipos.............................................................................................5

  • Estereotipos de hoy.................................................................................6

  • Conclusión...............................................................................................7

  • Bibliografía..............................................................................................8

INTRODUCCIÓN

En el presente trabajo le daremos a conocer los puntos más relevantes del Sexismo, que es un prejuicio basado en el sexo. Es el conjunto de actitudes y comportamientos que niegan los derechos a la libertad y a la igualdad de las personas de un determinado sexo.


También en la mayor parte de los casos el sexismo se aplica al comportamiento de los hombres hacia las mujeres.

Los que rechazan el sexismo afirman que, independiente del género y del sexo, una persona debe tener derecho a triunfar desde el punto de vista político, profesional, laboral o doméstico. Asimismo, pretenden que la mayoría de los roles sociales que en el pasado han sido relacionados con un determinado género, sean hoy neutrales.

SEXISMO

Los orígenes de nuestra actual situación pueden trazarse a la creación del patriarcado. El patriarcado lo entendemos como la manifestación y la institucionalización del dominio masculino sobre las mujeres y los niños de la familia y la ampliación de ese dominio masculino sobre las mujeres a la sociedad en general. El sexismo es un conjunto de ideas, símbolos y hábitos arraigados en el intercambio social. Dado que las mujeres son a la vez iguales y diferentes a los hombres, la dificultad reside en afirmar qué es lo que constituye esa diferencia y esa similitud. Probablemente habrá que comenzar por aceptar la diferencia entre sexo, que es biológica y relativamente fija, y que es social y relativamente variable, esto hace que se invisibilice a la mujer en la historia, ignorándose así su participación en los eventos más trascendentales que han cambiado al mundo.

Hoy día vivimos una etapa de experimentación en la aceptación y diferenciación de ambos conceptos. Los cambios en el modo de vida tienden a aceptar que la mujer adopte roles que antes eran exclusivos de los hombres en el ámbito laboral, político e, incluso, en las aficiones. La maternidad es cada vez menos frecuente y se limita a una etapa más corta y tardía de la vida de la mujer. Al mismo tiempo, en cierto modo, la forma de vida del hombre está cambiando y hoy es frecuente que realice actividades que siempre han sido exclusivas de la mujer (cuidado de los niños, tareas domésticas, horario de trabajo más corto y jubilación más temprana). Pero, en conjunto, es evidente que la mujer ha cambiado más que el hombre; la mayoría ha tenido que compaginar el trabajo doméstico tradicional con el trabajo fuera de casa.

SEXISMO EN EL TRABAJO

 


Rara vez se cuestiona que ambos sexos sean igualmente competentes para el desempeño de una profesión como la de profesor, abogado o funcionario del Estado; sin embargo, sí es más problemático el caso de mujeres que desempeñan trabajos que requieren de la fuerza física. El sexismo se esconde, de forma directa o indirecta, detrás de la desigualdad en las expectativas de trabajo o condiciones de salario. Son numerosos los casos que nos revelan nuestra ignorancia sobre hasta qué punto está arraigado el sexismo y cuánto se debe a la información sociológica objetiva. La distribución laboral en la mayor parte de los países, la composición por sexos de los parlamentos y organismos electivos, la expansión de la cualificación educacional y el más alto salario medio de los hombres en relación con el de las mujeres, son testigos de una organización social de patriarcado que ha prevalecido en la historia de la especie humana. Las costumbres y la tradición pueden distorsionar la apreciación objetiva de estas capacidades. Por otra parte, cualesquiera que sean los modelos heredados, es igualmente importante estar atento a otros factores que contribuyen a una ausencia de mujeres en cargos superiores como consecuencia, por ejemplo, del tiempo que muchas de ellas se toman para cuidar a sus hijos recién nacidos en una etapa altamente competitiva de sus carreras.

La proporción de nacimientos es de alrededor de 105 mujeres por cada 100 varones. Debido a que existe una mayor proporción de mortalidad en los hombres y la esperanza de vida de la mujer es aproximadamente seis años mayor, la expectativa es que en el futuro habrá más mujeres que hombres en el mundo. Sin embargo, este cálculo sólo es real para Europa, América y los países más ricos de la costa asiática como Japón, Australia y Nueva Zelanda. Otros países como Pakistán, China, algunos estados de la India y algunas zonas de África tienen más hombres que mujeres. La explicación de este fenómeno es múltiple: desde el infanticidio de niñas recién nacidas, en los casos extremos, al impacto de la negación a que las mujeres dispongan de los servicios y oportunidades de los que sí disfrutan los hombres.

PATRIARCADO Y SEXISMO

El patriarcado es una ideología, una construcción cultural, cuya práctica divide al mundo en dos: la esfera pública y la esfera privada. En esta partición, a cada sexo se le asigna un ámbito determinado. Lo público -es decir, lo laboral, lo político, lo económico, etc.- es de dominio masculino; mientras, lo privado, los doméstico, los hijos, los afectos primarios, etc.-, corresponden al mundo femenino.

El sexismo se manifiesta como "un ejercicio discriminatorio por el cual se adscriben características psicológicas y formas de comportamiento y se asignan roles sociales fijos a las personas, por el sólo hecho de pertenecer a determinado sexo, restringiendo y condicionando de este modo la posibilidad de un desarrollo pleno para todos los sujetos sociales, sean éstos hombres o mujeres".

Por supuesto, toda la jerarquización de la sociedad está conceptualizada por el sistema de ideas, que es el patriarcado, y las ideas se manifiestan en palabras, que son construcciones culturales. Estas palabras, en cualquier idioma, las hablamos hombres y mujeres y las enseñamos a nuestra descendencia.

ESTEREOTIPOS

Una de las causales del sexismo es el estereotipo que es la perpetuación de una imagen simplista de la categoría de una persona, una institución o una cultura. La palabra estereotipo procede de las palabras griegas stereos (`sólido') y typos (`marca').

El concepto de estereotipo suele ser negativo. Degrada el pensamiento individual hacia una esclavitud o casi esclavitud de formulaciones predefinidas (el bloque de impresión original) que se opone a un razonamiento crítico por nuestra parte o por parte de otros a la luz de experiencias nuevas o diferentes. Aparece anclado en prejuicios, es esencialmente irracional, a menos que pueda demostrarse que la idea original era un resumen exacto y sabio de experiencias anteriores.

En algunas sociedades, los judíos, las mujeres, los negros, los homosexuales o los extranjeros están marcados por un estereotipo negativo y, por consiguiente, sujetos a castigos que llegan hasta el asesinato o el genocidio. La formación social de estereotipos está muy arraigada en la mente humana y, casi con seguridad, tuvo un valor selectivo para la supervivencia en las primeras etapas evolutivas de las sociedades primitivas, en su lucha por el control del territorio y por la cohesión del grupo. Pero en el mundo moderno es una amenaza para el bienestar humano. El principal objetivo político y social de la humanidad sigue siendo la lucha por una sociedad libre, democrática, justa y racional que defienda la igualdad de la mujer y de las minorías étnicas, la liberación de los disidentes políticos y la emancipación de los oprimidos.

Son una imagen uniformada de las personas y las relaciones que ellas establecen en la sociedad.

Se caracterizan por:

  • Vinculación por prejuicios sociales y acciones discriminatorias

  • Visión simplista de la realidad

  • Intolerancia frente a las diferencias individuales

  • Dificultad para modificarse

  • Transmisión de generación en generación.

ESTEREOTIPOS DE HOY

La mujer fatal es una mujer irresistible, la cual ocupa esta cualidad como arma para conseguir cosas de los hombres, como el dinero, bienes materiales, sexo y pasarlo bien un rato.

Para demostrar que en la televisión se encuentran estos estereotipos, hemos decidido dar un ejemplo de este, este es el de la película “Atracción Fatal”, la cual tiene repercusiones negativas contra la mujer debido a su amor obsesivo, lo único que logra fue que el hombre se apartara y no quisiera saber nada de ella, lo cual la llevó a hacer cosas irracionales para tratar de reconquistarlo y lejos de eso logró solamente el repudio del hombre.

Sexismo

CONCLUSIÓN

En el presente trabajo, podemos sacar como conclusión, que el sexismo, y los estereotipos, son muy utilizados, en nuestra actualidad, y donde más se encuentran estos casos, es en la televisión, y por sobre todo en la publicidad de bebidas alcohólicas, de fantasía, entre otras, en donde hacen pensar a la gente, que por usar ese producto, serán como esos estereotipos, los cuales son muy utilizados para llamar la atención de la gente,