Setas

Biología. Hongos frescos. Carpóforos. Partes. Reproducción. Clasificación. Setas comestibles y Venenosas. Tipos

  • Enviado por: Annie
  • Idioma: castellano
  • País: España España
  • 44 páginas
publicidad
cursos destacados
Geometría Analítica
Geometría Analítica
En el curso de Geometría Analítica aprenderás los fundamentos de esta rama de las...
Ver más información

Combo cursos de matemática y ciencia
Combo cursos de matemática y ciencia
¡Aprovecha esta gran oportunidad!

Ahora es posible, adquirir a manera de Combo, los siguientes...
Ver más información

publicidad

¿QUÉ ES UN HONGO?

Aunque la primera impresión al observar una seta es que estamos ante una planta, en realidad no es así. La seta no sólo no es una planta, sino que en realidad es tan sólo un órgano portador del fruto (esporas) del verdadero ser que la ha producido: El hongo.

El Hongo, que habitualmente vive bajo tierra, pasa desapercibido a nuestra vista, al igual que lo hizo para los primeros botánicos, que también confundidos por su apariencia, los encuadraron dentro del mundo vegetal (Botánica), donde todavía hoy en día se siguen estudiando (aunque cada vez más se tiende a tratarlos a parte).

La seta es tan sólo al hongo lo que el fruto es al árbol, es decir, es simplemente un órgano reproductor del mismo que asoma a nuestro mundo para dispersar las esporas mediante las cuales éste se reproduce. La seta es tan sólo la punta del iceberg, una pequeña parte del ser que la ha producido, cuya finalidad es portar las esporas y diseminarlas.

El término científico con el que se conoce a estos apéndices reproductores del hongo es "Carpóforo" que quiere decir "portador del fruto", y "seta" es el nombre común que se le da a los carpóforos con la típica forma de sombrilla. En el lenguaje común, se emplea la palabra "hongo" (o incluso "seta") para referirse a los carpóforos en general, tengan o no éstos forma de sombrilla.

Pero los hongos que pueden producir setas son tan sólo una pequeña parte del total del Reino Micetal (así es cómo se conoce al reino de los hongos). Son los llamados Macromicetos (Que quiere decir algo así como Hongos Grandes) u hongos superiores. Pero también existen hongos microscópicos, inferiores o Micromicetos, que aunque no los vayamos a degustar en forma de revuelto, tienen también gran importancia en nuestras vidas (De algunos hongos se extraen importantes medicamentos, como la Penicilina).

Algunos hongos microscópicos son también los encargados de fermentar algunos quesos, el pan o incluso la cerveza y el vino. Son los conocidos mohos y levaduras que también intervienen en importantes procesos industriales de la industria química y alimenticia, como por ejemplo en la producción del ácido cítrico.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LOS HONGOS

Según lo que hemos visto, el hongo es un ser que vive bajo tierra (o sobre algún otro sustrato que le proporcione alimento), y que estacionalmente (normalmente en otoño) produce los carpóforos (setas) con el fin de reproducirse. Por si alguno está pensando que estos seres llevan una vida sexual un tanto aburrida, debemos decir en defensa de su virilidad que el ser vivo sexualmente más potente no es el toro, ni el león; sino los hongos, ya que un solo carpóforo de determinadas especies puede llegar a producir varios billones, incluso algún que otro trillón de esporas, y diseminarlas en tan solo unas horas.

Micelio y Carpóforos de un hongo'Setas'

La otra parte del hongo, es decir la que nosotros no vemos, recibe el nombre de micelio (Vulgarmente 'blanco de hongo', por ser éste su color más habitual), y está compuesto por una serie de filamentos, llamados hifas, de grosor microscópico que se extienden y ramifican por el subsuelo formando el verdadero cuerpo o talo del hongo. Si los carpóforos ostentaban el récord en cuanto a capacidad reproductiva, el micelio no se queda atrás, ya que puede llegar a ocupar una superficie de varios cientos de hectáreas, siendo el ser vivo más grande sobre la faz de la tierra.

El micelio del hongo es el encargado de captar el alimento necesario, extendiéndose por el terreno en busca de nuevos nutrientes. Habitualmente éste crece por igual en todas direcciones, y va muriendo en las partes donde se agotan los nutrientes que el suelo le proporciona, lo que provoca que la parte viva del hongo sea un anillo que se va extendiendo de forma radioconcéntrica, de manera que al fructificar, las setas aparecerán en círculos, formando los llamados corros de brujas.

Los corros de brujas se pueden apreciar incluso cuando el hongo todavía no ha producido las setas, ya que la acumulación de nitritos por parte del Hongo hace que la hierba crezca con más vigor sobre éste, formando un corro de hierba más alta.

Estas formaciones están relacionadas con las brujas, hadas, duendes y demás seres mitológicos en casi todas las culturas y lenguas, ya que nuestros antepasados no se podían explicar las apariciones circulares y le atribuían orígenes y efectos mágicos. Por ejemplo, en Inglés se llaman "Fairy Rings", que quiere decir: "Anillos de Hadas"

Estos corros no se forman en todas las especies (algunas crecen en línea, por ej.), y sólo se aprecian en terrenos donde el micelio no encuentra obstáculos a su crecimiento regular, sobre todo en los prados, dónde se pueden llegar a observar corros de varios cientos de metros de diámetro pertenecientes a hongos centenarios.

EXIGENCIAS ALIMENTICIAS DE UN HONGO

Aunque muchos hongos son capaces de vivir sobre casi cualquier materia (fruta en descomposición, paredes húmedas...), otros crecen únicamente sobre un determinado tipo de madera o sobre los excrementos de un determinado animal; igual pasa con los parásitos, que normalmente están especializados en alguna especie concreta.

Con los hongos micorrízicos ocurre algo muy parecido, estando asociados éstos muchas veces a una especie arbórea en concreto. Incluso podemos encontrar hongos micorrízicos especializados en árboles de una determinada edad.

'Setas'
Todo esto sucede debido a que no toda la materia orgánica, viva o muerta, tiene la misma composición química. Por ejemplo, en el caso de los árboles micorrizados, las sustancias químicas que puede intercambiar un árbol joven con el hongo, no son las mismas que las producidas por ejemplar viejo, a la vez que tampoco serán las mismas sustancias de intercambio las que proporcione un pino o un castaño.

Suillus collinitus.

El género Suillus micorriza diversas coníferas.

Son estas características de los hongos, las que hacen que sean tan difíciles de cultivar, aunque a veces consigamos 'engañarlos'.

Es muy importante para un recolector de setas conocer esto, ya que evitará que busquemos determinadas especies en lugares dónde nunca nacerán. Por ejemplo, el níscalo es micorrícico estricto del pino, muchas especies de champiñones silvestres nacen en prados preferentemente abonados por ganado, mientras que los rebozuelos o algunos boletos los encontraremos casi bajo cualquier especie de árbol.

Otras veces, como es el caso de la Amanita muscaria (la típica seta de los duendes), la podremos ver micorrizando tanto pinos como diversas frondosas, pero sin embargo, siente una gran debilidad por el abedul.

REPRODUCCIÓN

La mayor parte de los hongos se reproducen por esporas, diminutas partículas de protoplasma rodeado de pared celular. El champiñón silvestre puede formar doce mil millones de esporas en su cuerpo fructífero; así mismo, el pedo o cuesco de lobo gigante puede producir varios billones.

Las esporas se forman de dos maneras. En el primer proceso, las esporas se originan después de la unión de dos o más núcleos, lo que ocurre dentro de una o de varias células especializadas. Estas esporas, que tienen características diferentes, heredadas de las distintas combinaciones de genes de sus progenitores, suelen germinar en el interior de las hifas. Los cuatro tipos de esporas que se producen de esta manera (oosporas, zigosporas, ascosporas y basidiosporas) definen los cuatro grupos principales de hongos. Las oosporas se forman por la unión de una célula macho y otra hembra; las zigosporas se forman al combinarse dos células sexuales similares entre sí. Las ascosporas, que suelen disponerse en grupos de ocho unidades, están contenidas en unas bolsas llamadas ascas. Las basidiosporas, por su parte, se reúnen en conjuntos de cuatro unidades, dentro de unas estructuras con forma de maza llamadas basidios.

El otro proceso más común de producción de esporas implica la transformación de las hifas en numerosos segmentos cortos o en estructuras más complicadas de varios tipos. Este proceso sucede sin la unión previa de dos núcleos. Los principales tipos de esporas reproductivas formadas así son: oídios, conidios y esporangiosporas. Estas últimas se originan en el interior de unos receptáculos, parecidos a vesículas, llamados esporangios. La mayoría de los hongos producen esporas sexuales y asexuales.

CLASIFICACIÓN DE LOS HONGOS

Todas las clasificaciones parten de la necesidad de establecer un sistema ordenado que nos ayude a comprender mejor algún conjunto dado. Los sistemas clasificatorios no son pues reales, si no meros artificios que se basan en la observación de diferencias entre unos individuos y otros para ordenarlos según esas características que aparentemente los diferencian.

'Setas'
'Setas'
A lo largo de la historia, la tecnología ha puesto al servicio de la ciencia nuevas herramientas que han permitido al hombre observar características que antes eran inapreciables (Ej: microscopio óptico, reactivos químicos, microscopio electrónico, análisis genético...), por lo que individuos que antes estaban considerados dentro de la misma especie, hoy en día se sabe que son especies distintas, y viceversa.

Las ascas contienen por lo general 8 Los basidios sostienen las esporas como si fuesen

esporas en una especie de vaina diminuta. Racimos microscópicos.

Esto, unido a una cierta ambigüedad entre lo que se debe considerar especie, o simplemente una variedad, lleva a discrepancias entre distintos autores a la hora de clasificar los hongos.

Afortunadamente, estas lagunas se van reduciendo cada vez más, por lo que en la mayoría de los casos no afectarán al aficionado medio.

Situados de partida en los macromicetos, podemos distinguir dos grandes grupos de hongos, según la forma de los órganos productores de esporas:

Ascomicetos:Son aquellos hongos que producen sus esporas en el interior de unas pequeñas vainas a modo de saco microscópico llamadas ascas. Las esporas maduran en el interior de este pequeño saco, que se abrirá para expulsarlas al exterior. Cada asca contiene generalmente 8 esporas.

Basidiomicetos: Producen sus esporas sobre unos pequeños órganos a modo de mazas, formando una especie de racimo microscópico de, generalmente, 4 esporas.

Los ascomicetos son los menos evolucionados, produciendo carpóforos de formas muy simples, con forma de copa o por agregación de multitud de pequeñas superficies fértiles a modo de alveolos, como es el caso de las colmenillas. Las superficies fértiles (himenóforos) son casi siempre lisas y pueden o no estar sostenidas por un pie o estípite. Dentro de los ascomicetos están algunos hongos muy apreciados gastronómicamente, como las trufas y las colmenillas.

¿Y qué tiene todo esto que ver con la clasificación de los hongos? Pues muy sencillo, son estos caracteres microscópicos y morfológicos (su forma), los que han servido para ir clasificando los hongos a lo largo de la historia. De este modo, se han creado una serie de categorías que sirven para clasificar no sólo a los hongos, sino a cualquier ser vivo. Las categorías son las siguientes:

Superreino Género

Reino Especie

División

Subdivisión

Clase

Subclase

Orden

Familia

En el caso que nos ocupa, todos los hongos pertenecen al Superreino de los Eucariontes (porque son seres vivos cuyas células poseen núcleo verdadero), y al Reino de los Micetes (puesto que son hongos), y nos moveremos salvo excepciones en la División Amastigomicotes, encontrando las diferencias a partir de la categoría de clase.

Existen en realidad más categorías, como el subgénero, sección, tribu, variedad, forma, etc; pero las mencionadas antes son las principales, y la mayoría de las veces simplemente utilizaremos las dos últimas para referirnos a un hongo: el Género y la Especie.

De esta forma, y para entenderlo de una manera sencilla (pasando por alto unas cuantas excepciones), pensaremos en un boleto y una amanita. Si los observamos al microscopio podremos observar que en ambos, las esporas se producen en basidios, con lo cual pertenecerán a la subdivisión Basidiomicotina, clase Basidiomicetes, etc. Pero al profundizar más en su estudio advertiremos que mientras que en la amanita, los basidios se alojan en la superficie de las láminas, en el boleto lo hacen en el interior de unos tubos, lo que dará origen a situar a las amanitas en el orden Agaricales, y a los boletos en el orden Boletales. Pero a su vez nos daremos cuenta de que existen otras muchas setas con láminas, pongamos por ejemplo una lepiota, que tienen una serie de diferencias con la amanita (p.ej: carece de volva). Para ello crearemos la categoría de género.

De esta forma vamos agrupando las distintas setas que encontramos según sus similitudes y diferencias, hasta llegar a la categoría de especie. De este modo obtenemos los nombres específicos: Boletus reticulatus, Amanita caesarea, etc. En realidad, esto sucede con la clasificación de cualquier ser vivo, según la cual nosotros mismos somos Homo sapiens sapiens (y algún que otro cromagnon :-)

Dentro del ámbito del género-especie, pronto nos familiarizaremos con los términos más conocidos. Aunque en un principio nos puedan parecer un conjunto de latinajos sin sentido alguno, en realidad suelen hacer referencia a características comunes de la seta. Por ejemplo, se dice que el término amanita proviene del monte griego Amanos, donde al parecer abundaban estas setas. Por otra parte, "boletus" era como designaban los romanos a las setas con sombrero globoso o semiesférico; mientras que el término reticulatus hace referencia a la marcada red o retícula que esta especie presenta en el pie, y caesárea se refiere a la excelente calidad gastronómica de la que presuntamente era la seta preferida por los Césares (Caesar en latín). De esta forma, nombres como Amanita Caesarea o Boletus reticulatus adquieren dimensiones más humanas.

A pesar de que en muchos textos se emplean sistemas de clasificación relativamente complicados, los micólogos utilizan por lo común un sistema sencillo, que tiene la ventaja de ser cómodo de usar. Según este sistema, los cuatro filos principales son: Oomicetes (Oomycota), Zigomicetes (Zygomycota), Ascomicetes (Ascomycota) y Basidiomicetes (Basidiomycota) y sus respectivos individuos forman oosporas, zigosporas, ascosporas y basidiosporas. Una gran variedad de especies se colocan, de forma arbitraria, en un quinto filo: Deuteromicetes (Deuteromycota), también llamados hongos imperfectos. La razón para clasificar una especie dentro de este grupo es porque no se conoce la forma en que se producen las esporas por fusión de los núcleos. Sin embargo, la mayoría de esas especies están emparentadas con los ascomicetes.

Algunos otros filos se consideran hongos, o bien, grupos relacionados estrechamente con los hongos: Actinomicetes (Actinomycota), Mixomicetes (Myxomycota), Plasmodioforomicetes (Plasmodiophoromycota), Labirintulomicetes (Labyrinthulomycota) y Acrasiomicetes (Acrasiomycota). Los actinomicetes, con hifas muy delicadas y una reproducción que suele ser mediante oídios o conidios, constituyen un grupo intermedio entre las bacterias y los hongos. A los mixomicetes, o mohos plasmodiales del fango verdaderos, algunos micólogos los clasifican con los hongos, y otros con los protistas semejantes a hongos. En este grupo la fase nutricional es una masa de protoplasma con forma ameboide carente de pared, denominada plasmodio. La fase reproductiva está representada por células nadadoras, llamadas células invasoras, las cuales se impulsan por medio de dos flagelos de distinta longitud. Los plasmodioforomicetes se parecen a los mixomicetes en que ambos tienen células invasoras y un estado plasmodial. Los labirintulomicetes y los acrasiomicetes tienen algunas características semejantes a los mohos plasmodiales del fango, pero su estado nutricional (llamado pseudoplasmodio) es diferente.

Oomycota

El filo Oomicetes (Oomycota) se compone de hongos que se parecen a las algas. Abarca desde organismos unicelulares hasta complejas masas de hifas que no están tabicadas por septos (micelios no septados). Además de producir oosporas, los oomicetes forman zoosporas que se mueven por medio de dos flagelos. Se incluyen en el filo los mohos acuáticos, las royas blancas y los mildíus vellosos. La mayoría de los mohos acuáticos viven sobre materia orgánica muerta, aunque Saprolegnia parasitica, parasita peces vivos. Las royas blancas y los mildíus vellosos, pertenecientes al orden Peronosporales, son parásitos de plantas. En algunos mildíus vellosos, por ejemplo en los géneros Phytophthora y Peronospora, los receptáculos que contienen las zoosporas pueden estar modificados; en ese caso, los receptáculos se parecen a los conidios y funcionan como tales.

Chytridiomycota

Los miembros del filo Quitridiomicetes (Chytridiomycota) son considerados parientes cercanos de los oomicetes. En algunos sistemas de clasificación se incluyen en el reino Protistas, en lugar de situarlos con los hongos.

Zygomycota

Los hongos pertenecientes al filo Zigomicetes (Zygomycota) se caracterizan por formar zigosporas con gruesas paredes, de origen sexual y esporangiosporas no nadadoras, de origen asexual. El moho negro del pan (Rhizopus nigricans), un representante bien conocido de este grupo del orden Mucorales, produce masas de hifas sobre pan, fruta y otros alimentos envejecidos. Los hongos del orden Entomoftorales son parásitos de las moscas y de otros insectos. Tienen esporangiosporas sencillas dentro de unos receptáculos; en el interior de cada uno de estos receptáculos se desarrollan unas estructuras que llegan a independizarse y funcionar como conidios. El orden Zoopagales comprende hongos parásitos de amebas, nematodos y artrópodos.

Ascomycota

Los hongos del filo Ascomicetes (Ascomycota), también llamados hongos con forma de saco, producen un número determinado de ascosporas en el interior de unas bolsas semejantes a vesículas, denominadas ascas. Con la excepción de algunas levaduras y otros pocos organismos, los ascomicetes tienen hifas bien desarrolladas, por lo general con un único núcleo en cada hifa. Ciertas células se transforman en binucleadas poco antes de la formación de los sacos esporales. La unión de los núcleos se da en las ascas jóvenes; tras la posterior división, suelen producirse ocho núcleos, los cuales darán lugar a las ascosporas. Algunos ascomicetes tienen sólo una ascospora; otros pueden tener varios cientos. Las tres clases principales de este filo son: Hemiascomicetes, Euascomicetes y Loculoascomicetes. Los hemiascomicetes abarcan a las levaduras y otros hongos similares, cuyas ascas no se forman dentro ni sobre un soporte de masas de hifas. La levadura de la cerveza (Saccharomyces cerevisiae), además de reproducirse por medio de ascosporas, lo hace también mediante unas protuberancias, o yemas, que a la larga se separan de las células parentales. Las levaduras del género Schizosaccharomyces se dividen por fisión. Los miembros del orden Tafrinales, como el parásito del melocotonero que causa el rizamiento de sus hojas, se clasifican a menudo dentro de esta clase, pero la verdadera relación entre estos organismos es confusa.

Los tipos más simples entre los miembros de la clase Euascomicetes, como los pertenecientes al orden Eurotiales, son aquellos cuyas ascas están esparcidas por todo el interior de unas bolas de hifas, llamadas cleistotecios. Penicillium y Aspergillus son etapas conidiales de los eurotiales. Los hongos pertenecientes al orden Erisifales, un grupo de parásitos de plantas llamados los mildíus de la podredumbre, tienen cleistotecios con formas especializadas. Algunos ascomicetes, que se suelen denominar pirenomicetes, tienen ascas originadas en el interior de unas estructuras con forma de matraz llamadas peritecios. Muchos peritecios se desarrollan sobre una masa de hifas que sirve de soporte, que se llama ascocarpo. Las colmenillas o morchelas, las trufas y pezizas, son ascocarpos muy conocidos, con las ascas situadas en la cara superior de los cuerpos fructíferos. Otro pirenomicete, el moho rojo del pan (del género Neurospora), se ha utilizado comúnmente en el estudio de la herencia genética.

Los miembros de la clase Loculoascomicetes difieren de los grupos descritos anteriormente por tener ascas con doble pared que se forman dentro de unas cavidades que hay en el interior de la masa de hifas. Algunos órdenes representativos de este grupo son: Miriangiales, Dotideales y Pleosporales.

Basidiomycota

El filo Basidiomicetes (Basidiomycota) comprende numerosos y variados tipos de hongos, cuyas estructuras reproductoras son basidios que se localizan en las puntas de las hifas, sobre unos salientes con forma de tallo. Lo normal es que, en cada basidio, se formen cuatro basidiosporas. Los basidios pueden ser con forma de maza, cilíndricos u ovales. Las dos clases principales de este filo son: Heterobasidiomicetes, que tienen basidios con cuatro células y Homobasidiomicetes que, de manera típica, tienen basidios con una célula.

La clase Heterobasidiomicetes engloba a algunos importantes parásitos de las plantas, tales como las royas del orden Uredinales, o los tizones del orden Ustelaginales. Estos grupos tienen basidios que están divididos en varias células, por lo general cuatro, las cuales forman una espora cada una.

Muchas royas, entre ellas Puccinia graminis, la roya negra de los tallos del trigo y de otras gramíneas, tienen un ciclo de vida complicado y requieren vivir en dos huéspedes distintos para producir sus variadas formas de esporas. La roya negra de los tallos del trigo forma unas estructuras pequeñas con forma de matraz llamadas espermatogonias. Éstas tienen numerosos cuerpos diminutos semejantes a esporas, llamados espermátidas, situados sobre la cara superior de las hojas del agracejo (Berberis vulgaris). En la cara inferior se desarrollan, así mismo, unas estructuras con forma de copa, llamadas ecidios, desde cuya base se originan hileras de ecidiosporas. Las ecidiosporas nunca reinfectan a otras plantas de agracejo, sino que atacan únicamente a las gramíneas, en las que forman unas pústulas rojas llamadas uredios que contienen esporas. Estos uredios son los que dan la apariencia de royas a los tallos y las hojas de las plantas parasitadas. Más tarde, durante la misma estación, se producen otro tipo de esporas llamadas teliosporas, o esporas de invierno. Éstas son negras, con paredes gruesas y se forman en los tallos del trigo. En la primavera siguiente, las teliosporas desarrollan protecciones cilíndricas, dividiéndose entonces en cuatro células que originan basidiosporas individuales. Las royas que utilizan dos huéspedes se denominan heteroicas; aquellas cuyas etapas de desarrollo se realizan en un solo huésped se llaman autoicas.

En los tizones, las teliosporas se llaman clamidosporas. Estas esporas pueden reinfectar a otras plantas poco después de formarse, pero es más frecuente que germinen en el suelo durante la primavera siguiente. Producen unos filamentos cortos que tienen, aproximadamente, cuatro células. Éstas dan lugar a basidiosporas llamadas esporidios. Entre el resto de los heterobasidiomicetes se agrupan diversos hongos de consistencia gelatinosa de los órdenes Auriculariales, Dacrimicetales y Tremelales.

La clase Homobasidiomicetes se subdivide en dos grupos principales que pueden considerarse subclases: Himenomicetes, cuyo himenio (superficie en la que se alojan los cuerpos fructíferos) es externo, y Gasteromicetes, en los cuales los basidios se forman en el interior del cuerpo fructífero. La mayoría de estos hongos son saprofitos, es decir, viven sobre materia orgánica muerta o en descomposición.

La subclase Himenomicetes engloba diversas familias que abarcan desde los champiñones y otros hongos similares, a las clavarias (hongos con forma de coral) y a los hongos porosos o políporos. Estos hongos difieren entre sí por el tipo de cuerpo fructífero, o basidiocarpo. En los champiñones y en otros hongos de la familia Agaricaceae, el himenio se forma a lo largo de unas hojas alargadas, o laminillas. La familia Clavariaceae son hongos con forma de coral que tienen los basidiocarpos muy ramificados. El himenio se sitúa sobre la suave superficie de éstos. Los políporos, de la familia Polyporaceae, son comunes sobre troncos en descomposición. Su himenio se alinea dentro de unos tubos. Los hongos con aguijones, de la familia Hydnaceae, tienen su himenio sobre unas espinas que crecen hacia fuera.

La subclase Gasteromicetes comprende hongos tan familiares como los pedos o cuescos de lobo, del orden Licoperdales, y los hongos malolientes con forma de falo, del orden Falales. Los basidiocarpos de los pedos de lobo son estructuras globulares, a menudo grandes, que contienen una enorme cantidad de esporas. Los cuerpos fructíferos de los falales son unas estructuras cilíndricas. Sus esporas se disponen en la superficie del ápice de estos basidiocarpos. Cuando maduran despiden un olor repugnante que atrae a los insectos carroñeros y de esta forma asegura la dispersión de las esporas.

Deuteromycota

La mayoría de los miembros del filo Deuteromicetes (Deuteromycota) son fases conidiales de ascomicetes; sin embargo, unas pocas especies son zigomicetes o basidiomicetes. Los géneros Aspergillus, Penicillium, Verticillium, Alternaria y Fusarium, pertenecen al orden Moniliales. En estos hongos, los oídios y los conidios se forman sobre una almohadilla vellosa de hifas entrelazadas. Los hongos pertenecientes al orden Melanconiales, con géneros como Colletotrichum, tienen cuerpos fructíferos semejantes a diminutos platillos, llamados acérvulos. Los conidios de los miembros del orden Esferopsidales se originan en el interior de unas estructuras con forma de matraz llamadas picnidios

SETAS COMESTIBLES

La especie comestible que se cultiva para su comercialización (el champiñón) suele tener un tamaño entre 5 y 10 cm de altura y un píleo o sombrero carnoso entre 2 y 10 cm de diámetro. Cuando el hongo está maduro, el sombrerillo es blanco o ligeramente pardo por encima y rosado por abajo. Con el tiempo todo el cuerpo fructífero se torna pardo oscuro. En los hongos jóvenes, el borde del píleo está unido al pie por un collar membranoso que se va rompiendo al madurar, dejando al descubierto las laminillas de la cara interna del sombrerete.

Las setas se cultivan en cuevas, bodegas oscuras o lugares preparados a tal efecto, con una temperatura y humedad controladas. Crecen en un lecho de estiércol en descomposición y paja tratada químicamente, con una capa de tierra encima. La porción vegetativa de los hongos se llama micelio y se utiliza para sembrar los lechos. En el laboratorio se cultiva el micelio de cepas puras para librarlo de insectos y hongos contaminantes. En unas semanas, el micelio sembrado en los lechos empieza a producir los cuerpos fructíferos o esporóforos. De esta manera, se recoge una cosecha de cada siembra. Las cosechas, que son casi continuas, se distribuyen y comercializan con prontitud para que los hongos se mantengan frescos.

El champiñón silvestre (Agaricus campestris), conocido en América como hongo de san Juan, llanero o yotito, es una especie muy común y ampliamente distribuida que crece en pastos, prados y campos abonados durante el verano. Tiene la misma calidad que el champiñón cultivado y hasta hace poco se les consideraba la misma especie.

El rebozuelo o cabrilla es un hongo laminado con sabor a nueces; se conoce en Europa desde la época del Imperio romano. Abunda en los bosques de coníferas en primavera y otoño. Mide entre 5 y 10 cm de alto; el sombrero es irregular, lobulado y de color anaranjado o amarillo. Cuando el hongo es joven el píleo tiene forma aplanada y deprimido en el centro; sin embargo, con el tiempo adopta forma de embudo. Los ejemplares frescos y grandes son las más buscados para comer. Se le conoce también como cantarelo y en México como corneta chica, duraznillo, membrillo o amarillo.

Los hongos porosos crecen en la madera de árboles de hoja caduca durante el verano y principios del otoño. El boleto comestible tiene un pie entre 5 y 10 cm de alto y un sombrero carnoso de color pardo entre 10 y 15 cm de diámetro. Cuando es joven está cubierto por un fino velo blanco que se vuelve amarillo y después verdoso con el paso del tiempo. Esta seta es más tierna cuando el velo es amarillo pálido. En América Latina recibe nombres como: pancita, corralito o pambazo. Muchas otras especies del mismo género son comestibles como el guarín, hongorado o panadero de oyamel; el hongo de encino; la cemita; el pegajoso y el galambo que se comen en América.

El pleuroto en forma de ostra, conocido en México como oreja de cazahuate, oreja blanca y hongo de maguey, tiene sabor a marisco y normalmente se prepara rebozado en huevo y frito. Este hongo crece en racimos, en forma de repisas o ménsulas sobre los troncos de árboles podridos, y casi no tiene pie. El sombrero es tierno y carnoso, tiene un diámetro entre 8 y 13 cm y es de color aceituna en su etapa inicial aunque adquiere un color crema con posterioridad. Abunda en otoño y primavera.

El políporo azufrado crece en troncos en descomposición, tocones e incluso en árboles vivos, produciéndoles la podredumbre parda de la madera. Los cuerpos fructíferos aparecen al final del verano y principio del otoño, en forma de rosetas o de abanicos. Es de color entre amarillo y anaranjado; puede alcanzar un ancho de varios metros y un peso de varios kilogramos. Las esporas se producen en grandes cantidades en los poros de la cara inferior de los sombrerillos. Los ejemplares jóvenes son comestibles mientras se desarrollan, porque se secan, se endurecen y se llenan de larvas de insectos con rapidez.

La seta matacandil o barbuda es frecuente y está muy difundida; aparece desde la primavera hasta el otoño en praderas, jardines y otros espacios abiertos. Crece en solitario o en grupos y suele aparecer en los mismos sitios año tras año. Es fácil de reconocer por su sombrero paraboloide de 5 cm de ancho y 15 cm de largo, cubierto por unas escamas blandas, parduzcas y desflecadas. Éste se acaba separando del pie y las apretadas laminillas se deshacen en un fluido negruzco, que recuerda a la tinta. Es una de las setas comestibles más buscadas. Las porciones negruzcas del hongo se desechan antes de comerlo. Ciertas especies afines causan envenenamiento si se toma alcohol en los cinco días siguientes a la ingestión.

Los pedos o cuescos de lobo gigantes (o bejines), tienen una forma muy peculiar. Son esféricos y muy grandes, con un tamaño entre 8 y 51 cm de diámetro y sin poros ni laminillas. Son comestibles mientras el cuerpo fructífero es blanco y duro, pero en etapas más avanzadas se pulveriza y se oscurece, resultando ya incomestible. Crece en lugares herbosos y en los límites de los bosques durante el final del verano y el inicio del otoño. No se parecen a ningún hongo venenoso o dañino. Otras variedades son comestibles siempre que su carne se mantenga blanca y libre de larvas. Se deben evitar las que sean por dentro de color castaño o púrpura.

La morchela, colmenilla gris o cagarria (morilla, mazorquilla o elote, en América) y otras especies relacionadas se consideran setas exquisitas. Miden entre 5 y 10 cm de alto y tienen un píleo de unos 2 a 3 cm de ancho. El color del sombrero varía entre el amarillo grisáceo y el oliva oscuro y está enervado y agujereado como una colmena. Las morchelas son fáciles de encontrar en zonas con manzanos, bosques, terrenos quemados y lugares donde se han esparcido cenizas. Las morchelas comestibles no se deben confundir con la falsa morchela, bonete o falsa morilla, cuya inocuidad no ha sido ampliamente demostrada.

Las trufas son subterráneas y se distribuyen por Europa. Probablemente sean los hongos comestibles más apreciados, en especial la trufa negra. La carne de todas las trufas es blanca al principio, y en los hongos maduros se torna más oscura y menos consistente. Debido a su olor tan característico, se buscan utilizando animales entrenados para ese fin, normalmente cerdos y perros. El foie gras (paté) se prepara con hígado de ganso y trufas.

SETAS VENENOSAS

Existen más de 200 especies de setas venenosas. Sin embargo, muchas especies que se consideraban dudosas, e incluso venenosas, han resultado ser comestibles. En estos casos, el malentendido puede deberse a los trastornos producidos tras la ingestión de setas en mal estado, como ocurre si se comen carnes o verduras estropeadas.

No obstante, algunas setas, sobre todo las amanitas, son muy venenosas y su ingestión produce consecuencias fatales. Contienen toxinas orgánicas que destruyen las células del sistema nervioso central, de los vasos sanguíneos, de los riñones, del hígado y de los músculos. Las toxinas fúngicas más destacadas son: muscarina, monometilhidracina y amatoxinas. La muscarina es una toxina de la amanita falsa oronja o matamoscas, que le ha dado el nombre a esta seta. La muscarina también la sintetizan otros hongos. La monometilhidracina se encuentra en la falsa morchela venenosa, fácil de confundir con la verdadera.

La amatoxina de las amanitas produce dolores de estómago, náuseas, vómitos y diarrea grave. Se produce ictericia y cianosis que producen la muerte. Los síntomas suelen aparecer a las 8 o 12 horas después de haber comido el hongo y la muerte a los 2 o 3 días. El tratamiento para las intoxicaciones con amatoxinas y muscarina es siempre posterior al lavado gástrico. A las personas envenenadas con amatoxinas se les administra el ácido tiócnico, aunque su efectividad no está demostrada. La atropina es un antídoto contra la intoxicación por muscarina, pero no sirve contra el veneno de otros hongos.

La falsa oronja o matamoscas se localiza en los claros y en los márgenes de los bosques, así como en lugares próximos a los bordes de las carreteras. Aparece desde el principio del verano hasta las primeras heladas. Mide entre 10 y 20 cm de alto con un sombrero entre 10 y 15 cm de ancho. Éste es escamoso y de colores brillantes, por lo general anaranjado, carmín o escarlata, recubierto de verrugas blancas. La carne es amarilla bajo la película y blanca en el resto. El pie es también escamoso y blanco, bulboso en la base y con un anillo en lo alto. Las laminillas son blancas o amarillo pálido. El nombre vulgar deriva de su capacidad de envenenar moscas.

La oronja verde, junto con otras tres especies relacionadas, son las setas más mortíferas que se conocen. Muchas de las demás amanitas son tóxicas o supuestamente venenosas. Una excepción es la oronja o Amanita caesarea (amanita del césar y en México, yema), un hongo comestible conocido desde la antigüedad clásica.

Clitocybe illudens es un hongo de color amarillo azafrán que crece en troncos de árboles en descomposición. El pie tiene entre 7 y 13 cm de alto y el sombrero mide entre 7 y 13 cm de ancho. Por su forma se parece a un hongo comestible del mismo género, Clitocybe gigantea, de pie corto y con un sombrero muy grande (cuando está maduro), de un colorido que abarca del blanco al tostado. Muchos otros hongos, sin ser muy peligrosos, se evitan por varios motivos, por ejemplo el boleto de Satanás, que no es tan tóxico como sugiere su nombre, el falo hediondo (Phallus impudicus), que no se recoge debido a su desagradable olor, o la rúsula emética, que no debe comerse pues es tóxica ingerida en grandes cantidades.

Entre las especies comestibles más conocidas en algunos países de América Latina están el champiñón grande o pípila; mazayel; el hongo enchilado, corneta, hongo amarillo, trompeta o trompa; corneta grande; corneta prieta; tuza, venadito o xical blanco; mantequera, juan diego, mantecoso o venado; pollita; señorita, oreja o tejamanil; santiaguero; ardilla; iztacnanácatl, trompa de cochi, trompa blanca, quexque, oreja de puerco o taza blanca; bizcocho; manita, escobeta, coral o manita amarilla; la escobeta; el clavito; pata de pájaro o escobetita, clavito; tampón, dedito, hongo amarillo, mujercita amarilla, hombrecito de oyamel o niñito; el clavito grande; gachupín o negrito. Por último, cabe destacar dos hongos excepcionales, uno es el cuitlacoche que crece como plaga en los elotes de la planta de maíz y que tiene un sabor delicioso. El otro es el teonanácate, que se consume en México desde la época prehispánica y que, gracias a la sacerdotisa oaxaqueña María Sabina, se ha transmitido hasta nuestros días el concepto de hongo divino en que se tiene desde tiempos remotos por sus virtudes alucinatorias. Las variedades de este hongo, llamado también angelitos y teotlaquilnanácatl, entre otros nombres, son igualmente tóxicas.

SETAS DE LA EXPOSICIÓN

Amanita

Las características principales de las setas pertenecientes a este género son:

- son hongos heterogéneos (el sombrero se separa fácilmente del pie).

- poseen anillo y volva

- las laminillas son libres

- las esporas son blancas amiloides (dan color azul con el yodo).

Amanita muscarea

DESCRIPCIÓN: Sombrero de 10-20(25) cm, globoso de joven, después hemisférico y finalmente extendido, con el margen incurvado que, de adulto, es ligeramente acanalado. La cutícula, que es separable, es húmeda y brillante, de color rojo vivo homogéneo, pero también naranja rojizo o amarillo anaranjado. Esta recubierta de restos del velo en forma de granulaciones blancas o amarillentas, que forman circules más o menos concéntricos. Laminas juntas y libres, de color blanco, que pueden amarillear algo. Esporada de color blanco. Pie separable, largo, de 15-24 x 1-3 cm, bulboso, de color blanco, con la superficie un poco floconosa. El anillo es membranoso, muy amplio y está rodeado de flocones de color blanco o amarillento. La volva, que no se aprecia como tal, esta fragmentada formando verrugas de color blanco dispuestas en círculos alrededor de la base del pie. Carne tierna, de color blanco, excepto bajo la cutícula, donde es amarilla. Su olor y su sabor son suaves.

HÁBITAT: Hongo micorrizógeno que vive en toda clase de bosques, en suelos silícicos. Fructifica a finales del verano y en otoño, formando grupos, a veces muy numerosos. Es común en las zonas de media y alta montaña y muy raro en la zona baja.

COMESTIBILIDAD: Es tóxico, pero no es mortal, como erróneamente se cree. Provoca un síndrome micoatropínico con afectación gastrointestinal y neurológica. El tóxico se localiza en todas las partes de la seta.

OBSERVACIONES: Esta seta, que a parte de ser tóxica también tiene propiedades alucinógenas, se ha utilizado desde tiempos remotos como estimulante. Algunas tribus nórdicas, llegaron incluso a beberse la orina para reutilizar y prolongar los efectos del agente alucinógeno. En nuestra zona también se había utilizado por este motivo, y de aquí la expresión típicamente catalana de "estar tocat del bolet" (estar "tocado" por la seta). El nombre "muscaria" se refiere a sus propiedades insecticidas, ya que intoxica a las moscas que se paran sobre la seta, quedando temporalmente paralizadas. Por este motivo, en algunas zonas de Cataluña, también se le conoce con el nombre de matamoscas. Cuando sale en las comarcas litorales y prelitorales, y el sombrero ha sido lavado por la lluvia, hay cierto riesgo de confusión con la oronja, sobre todo en la variedad formosa (Pers.) Fr., que es de coloración más amarillenta.

DESCRIPCIÓN: Sombrero de 10-20(25) cm, globoso de joven, después hemisférico y finalmente extendido, con el margen incurvado que, de adulto, es ligeramente acanalado. La cutícula, que es separable, es húmeda y brillante, de color rojo vivo homogéneo, pero también naranja rojizo o amarillo anaranjado. Esta recubierta de restos del velo en forma de granulaciones blancas o amarillentas, que forman circules más o menos concéntricos. Laminas juntas y libres, de color blanco, que pueden amarillear algo. Esporada de color blanco. Pie separable, largo, de 15-24 x 1-3 cm, bulboso, de color blanco, con la superficie un poco floconosa. El anillo es membranoso, muy amplio y está rodeado de flocones de color blanco o amarillento. La volva, que no se aprecia como tal, esta fragmentada formando verrugas de color blanco dispuestas en círculos alrededor de la base del pie. Carne tierna, de color blanco, excepto bajo la cutícula, donde es amarilla. Su olor y su sabor son suaves.

HÁBITAT: Hongo micorrizógeno que vive en toda clase de bosques, en suelos silícicos. Fructifica a finales del verano y en otoño, formando grupos, a veces muy numerosos. Es común en las zonas de media y alta montaña y muy raro en la zona baja.

COMESTIBILIDAD: Es tóxico, pero no es mortal, como erróneamente se cree. Provoca un síndrome micoatropínico con afectación gastrointestinal y neurológica. El tóxico se localiza en todas las partes de la seta.

OBSERVACIONES: Esta seta, que a parte de ser tóxica también tiene propiedades alucinógenas, se ha utilizado desde tiempos remotos como estimulante. Algunas tribus nórdicas, llegaron incluso a beberse la orina para reutilizar y prolongar los efectos del agente alucinógeno. En nuestra zona también se había utilizado por este motivo, y de aquí la expresión típicamente catalana de "estar tocat del bolet" (estar "tocado" por la seta). El nombre "muscaria" se refiere a sus propiedades insecticidas, ya que intoxica a las moscas que se paran sobre la seta, quedando temporalmente paralizadas. Por este motivo, en algunas zonas de Cataluña, también se le conoce con el nombre de matamoscas. Cuando sale en las comarcas litorales y prelitorales, y el sombrero ha sido lavado por la lluvia, hay cierto riesgo de confusión con la oronja, sobre todo en la variedad formosa (Pers.) Fr., que es de coloración más amarillenta

. 'Setas'

Cantharellus cibarius

DESCRIPCIÓN: Sombrero de 4-10 cm, primero convexo, después extendido y más tarde deprimido en el centro, para acabar en forma de embudo. El margen, que es lobulado y ondulado, primero es involuto y después recto. La superficie es lisa y seca, de color amarillo vivo, que a menudo puede ser muy blanquecina. Himenio formado por pliegues laminares gruesos, muy decurrentes, intervenados y bifurcados, de color amarillo vivo. Esporada de color amarillo intenso. Pie macizo, de 3-8 x 1,5-2,5 cm, atenuado hacia la base y a menudo curvado, primero de color blanco y más tarde amarillo vivo. Carne abundante, tierna, de color blanco-crema, que tarda mucho en pudrirse y que no se encuentra casi nunca agusanada. Desprende un olor agradable, frutado, y su sabor es dulce.

HÁBITAT: Hongo micorrizógeno que vive asociado a planifolios y a coníferas, mayoritariamente con alcornoques, encinas y robles. Vive en toda clase de suelos. Fructifica desde la primavera, si es lluviosa, hasta finales del otoño. Es muy común y abundante; se halla desde el litoral hasta los Pirineos.

COMESTIBILIDAD: Es un excelente comestible, muy conocido y apreciado, del cual puede aprovecharse la práctica totalidad, ya que, como hemos dicho antes, su carne prácticamente no se agusana nunca. Suele utilizarse en guisos. Es apto para secar o salar.

OBSERVACIONES: Es una seta de coloración muy variable, de la cual se conocen diversas variedades. En suelos calcáreos y térmicos, bajo encinas y carrascas, se encuentra la variedad alborufescens Malç., que es completamente blanca, y al tocarla se mancha de naranja-rojizo o herrumbre, sobre todo en el pie. Hay dos setas que se asemejan al rebozuelo, y que tienen una coloración similar, que es preciso conocer bien. Son, por un lado, el falso rebozuelo -Hygrophoropsis aurantiaca (Wülf.: Fr.) Maire-, que es comestible, y, por otro, la seta de olivo -Omphalotus olearius (De Cand.: Fr.) Fayod-, que es tóxica.


Lactarius

Este género se caracteriza por tener:

- Carne homogénea, granulosa, quebradiza, fácilmente desmenuzable.

- Esporas amiláceas, de color blanco y con espinas.

- Laminillas decurrentes.

- Pie no fibroso.

- Al cortarlas o por traumatismo segregan un líquido lechoso (látex).

- No tienen anillo ni volva.

- Son terrícolas.

Lactarius deliciosus

DESCRIPCIÓN: Sombrero de 5-15 cm, primero convexo, después extendido y finalmente deprimido. El margen es involuto, sobre todo en los ejemplares jóvenes. La cutícula es lisa y de color naranja, con zonas rojizas. A veces se mancha de verde, sobre todo si se han producido heridas. Láminas decurrentes, de color anaranjado que pueden mancharse de verde. Esporada de color blanco crema. Pie corto, de 3-5 x 1-3 cm, cilíndrico, de color blanco debido a una pruína blanquecina que lo recubre, excepto en unas pequeñas depresiones de color naranja vivo, llamadas escrobículas. Carne granulosa y compacta, blanquecina hacia el centro y de color naranja hacia la periferia. Su olor es agradable y su sabor, algo amargo. Látex de color naranja, de sabor dulce.

HÁBITAT: Hongo micorrizógeno que vive asociado con los pinos, en toda clase de suelos. Fructifica desde finales del verano hasta que llegan los primeros fríos del invierno. Es muy común y abundante; se halla desde el litoral hasta los Pirineos.

COMESTIBILIDAD: Es un comestible muy apreciado. Es muy bueno a la brasa. También se conserva en sal para utilizarlo fuera de temporada, para hacer los típicos "platillos" (guisos de carne con setas). Igualmente se conserva a la vinagreta y se utiliza como entrante o para acompañar un entremés.

OBSERVACIONES: Es la seta más conocida y buscada en las comarcas de Girona, ya que es muy abundante en los pinares y fácil de reconocer. Para muchos seteros ir a buscar setas es ir a buscar níscalos. Se vende en todos los mercados de nuestras comarcas. En los abetales de la comarca del Ripollès y de la Cerdanya sale el níscalo o rovellón de abeto (Lactarius salmonicolor Heim et Leclair), que es muy parecido, pero no se mancha de verde y es de inferior calidad gastronómica.

'Setas'

Amanita rubescens (Amanita rojiza)

El sombrero es primero hemisférico y luego convexo-aplanado, margen liso, color marrón rojizo, cubierto de placas blancas. Diámetro 5-15 cm.

Laminillas blancas, toman color rojizo al tacto.

Pie cilíndrico, estriado sobre el anillo, color blanco a vinoso, sobre todo en la base. Anillo amplio, membranoso, típicamente estriado. volva disociada en escamas.

Crece en bosques latifolios, de coníferas, mixtos y brezales.

Comestible después de cocer pues contiene una hemolisina termolábil a 70ºC.

'Setas'

Amanita citrina (Oronja limonera)

El sombrero es primero ovoide, luego convexo y finalmente aplanado, de color amarillo más o menos intenso y con placas irregulares de color pardo. Margen liso.

Laminillas libres, de color blanco o amarillentas.

Pie blanco, bulboso en la base, estriado sobre el anillo que es alto, ligeramente estriado y colgante, de color blanco o amarillento. Volva semilibre, marginada.

Crece en bosque mixtos y brezales en otoño. Tiene olor a rábanos.

Tóxica.

Boletus edulis (Viriato, Calabaza)

'Setas'

El sombrero es primero hemisférico y luego convexo-aplanado, de color marrón más o menos intenso pero más oscuro en el centro. Diámetro 5-25 cm.

El himenio primero es blanco, luego amarillo, finalmente verdoso.

Pie corto y grueso, color avellana.

Crece en bosques latifolios, de coníferas y mixtos al final del verano y en otoño.

Comestible muy apreciado.

Las especies de este género de la familia de las Polyporaceas poseen tubos prismáticos en el carpóforo que se corresponden con poros en la cara inferior, en lugar de laminillas.

- En este género los tubos están adosados, soldados entre sí pero son fácilmente separables.

- Poseen un sombrero muy carnoso y un talo grueso central.

Fistulina

Pertenece a la Familia Poliporáceas.

El himenio tiene tubos completamente independientes y libres.

Fistulina hepatica (Hígado de buey)

Sombrero carnoso, parecido a una lengua, color naranja, rojo sangre o marrón hígado. 10-20 x 2-3 cm.

Tubos cortos, libres, cilíndricos, amarillentos y después rosados. Poros anchos, redondos, blanco-amarillentos.

El pie, cuando existe es corto, rechoncho y cilíndrico.

Carne con venas con un líquido parecido a la sangre. Espesa, fibrosa. Sabor más bien ácido.

Crece en verano-otoño sobre viejos troncos de frondosas (roble, castaño).

Comestible de joven, incluso en crudo.

'Setas'

Cantharellus (Craterellus)

En este género las liminillas están transformadas en nerviaciones por lo que para algunos autores formarían una familia independiente (Cantharelaceas) junto con el género Nyctalis

- Las especies del género Cantharellus poseen nerviaciones decurrentes.

- Esporas blancas.

Cantharellus cibarius (Seta de San Juan, Seta amarilla, Cabrilla, Robozuelo)

El sombrero es amarillento, amarillo dorado o anaranjado, primero convexo, luego aplanado-deprimido y finalmente infundibuliforme con el margen ondulado. Diámetro 1-12 cm.

Laminillas decurrentes del mismo color que el sombrero.

'Setas'

Pie atenuado en la base, del mismo color o más claro.

Crece en bosques de latifolios o coníferas en primavera y otoño.

Comestible apreciado. Carne algo picante.

Cantharellus cornucopioides (Seta negra, Cuerno de la abundancia, Trompeta de los muertos)

Sombrero embudado, con el margen ondulado y enrollado hacia adentro, color gris azulado, al envejecer negro. Diámetro 5-12 cm.

'Setas'

Laminillas muy decurrentes negras con pliegues gris ceniza.

Pie hueco del color del sombrero, atenuado en la base.

Crece en grupos densos en bosques latifolios o de coníferas en verano-otoño.

Buen comestible, se presta a la conservación en seco.

Clitocybe

Las características de este género son:

- Hongos homogéneos, el sombrero se separa difícilmente del pie.

- No poseen anillo ni volva.

- Las esporas son de color blanco.

- Laminillas adnatas o ligeramente decurrentes, delgadas y numerosas.

Clitocybe geotropa (Cabeza de fraile, Platera)

Sombrero de color marrón-amarillo o amarillo ocre primero convexo, luego aplanado, algunas veces deprimido, mamelonado, con el borde enrollado. Diámetro 4-15 cm.

'Setas'

Laminillas más bien espesas, decurrentes, primero blancas, luego del color del sombrero.

Pie robusto, atenuado en alto y engrosado en la base, de igual color.

Crece en prados y bosques, casi siempre en grupos o círculos en otoño.

Comestible. Carne blanca, firme, olor a fruta o a lavanda, se presta a ser pulverizada y secada.

Tricholoma

Sus principales características son:

- Carpóforo robusto, carnoso, tamaño mediano a grande.

- Talo corto, difícil de separar del sombrero.

- Carne homogénea.

- Laminillas escotadas.

- Esporas blancas.

- Terrícolas.

Tricholoma equestre (flavovirens) (Seta de caballeros, Verderón)

'Setas'

Sombrero convexo, después aplanado, con algo de mamelón, margen incurvado y ondulado, color amarillo azufre a limón con tonos marrones en la parte central. Diámetro 6-12 cm.

Laminillas escotadas, desiguales, espaciadas color amarillo.

Pie algo engrosado en la base, macizo, con superficie amarilla y fibrillas longitudinales más oscuras.

Crece en otoño en suelos arenosos bajo coníferas. Carne blanca, firme. Buen comestible.

Marasmius

Son setas de tamaño pequeño que crecen durante todo el año excepto los meses más fríos.

Sus principales características son:

- Hongos heterogéneos (el sombrero se separa fácilmente del pie).

- No se descomponen, se secan.

- Esporas blancas.

- Laminillas libres, desiguales y espaciadas.

- Carecen de anillo y volva.

Marasmius oreades (Ninfa senderuela)

Sombrero hemisférico, luego convexo y finalmente aplanado y mamelonado, color café con leche, más oscuro en el centro. Diámetro 2-6 cm.

Laminillas espaciadas, libres, color blanco, amarillento en el hongo adulto.

Pie lleno, fibroso, del color del sombrero.

Crece en corros de bruja o filas muy largas en prados, lugares herbosos o márgenes de los caminos en primavera y otoño.

Carne blanquecina de olor agradable y sabor dulce.

Buen comestible, se presta a ser desecada y pulverizada.

'Setas'

Hynum

Se caracterizan por poseer aguijones en lugar de laminillas en el himenio.

Pertenecen a la Familia Hydnaceas los Géneros Sarcodon e Hydnum.

En el género Sarcodon la carne esta intensamente coloreada, en el Sarcodon es pálida

Hydnum repandum (Gamuza, Lengua de vaca, Lengua de gato)

El sombrero es primero hemisférico, luego aplanado, con el margen lobado, color crema a tostado, cutícula aterciopelada.
Diámetro 3-12 cm.

'Setas'

Aguijones color crema decurrentes.
Pie macizo, blanquecino o del color del sombrero.
Crece en bosques caducifolios en otoño, forma corros de bruja.
Carne pálida, comestible después de cocer ya que es amarga.

Lycoperdon

Pertenece a la familia Lycoperdáceas que agrupa géneros de forma globosa o piriforme, delimitados por una cubierta denominada exoperidio que encierra dentro de sí la carne llamada gleba. Una vez llegada la madurez, la gleba se transforma en un polvillo marrón ocre que contiene las esporas que salen a través de unos orificios especiales.
Vulgarmente se llaman "Pedos de lobo"
Todas las especies de este género son comestibles siempre y cuando la carne sea blanca y compacta.

Lycoperdon gemmatum (Pedo de lobo perlado)

'Setas'

Carpóforo en forma de pera cn la base alargada formando casi un pie, 4 a 7 cm de alto y 3 a 5 cm de ancho. Exoperidio blanco, cubierto de aguijones fácilmente separables y caducos.
Carne primero banca, luego amarillenta y finalmente negra.
Crece, gregario, en bosques de coníferas y latifolios en verano-otoño.
Comestible mientras la carne sea blanca y compacta.
 

Coprinus

Son hongos heterogéneos, el sombrero se separa fácilmente del pie.
- Poseen anillo fugaz pero no volva.
- Laminillas delgadas adnatas o libres, al principio claras, se oscurecen según envejece el hongo llegando a formar una masa delicuescente negra (se han utilizado para obtener tinta).
- Esporas color castaño, se oscurecen a negro.
- Carne heterogénea.

Coprinus comatus (Matacandil, Apagacandil, Barbuda)

El sombrero es primero cilíndrico ovoide, luego campanulado y finalmente aplanado, color blanco, la cutícula forma escamas que se desprenden fácilmente. Altura 5-12 cm.

Laminillas libres, primero blanquecinas, luego rosadas y finalmente negras.

Pie atenuado en alto, bulboso en la base, blanco con anillo fugaz.

Crece en praderas, bosques de coníferas y campos de labor abonados con estiércol en primavera y otoño.

Buen comestible incluso crudo en ensalada.

'Setas'

Coprinus atramentarius (Antialcohólico)

 El sombrero es ovoide, luego campanulado y finalmente aplanado con el borde vuelto hacia arriba, color grisáceo, a veces teñido de amarillento con pequeñas escamas en el vértice y muy estriado. Diámetro 3-7 cm.

'Setas'

Laminillas libres primero blanquecinas, luego rosáceas y finalmente negras.
Pie hueco, de color blanquecino, atenuado en la parte superior y con anillo fugaz.
Crece en grupos apretados en prados en primavera y otoño.
Tóxico si se ingiere con alcohol, produce el efecto "Antabus", con síntomas cutáneos (urticaria), similares a los de un proceso alérgico y sin síntomas digestivos.

Russula

En general las comestibles tienen sabor dulce, las tóxicas amargo.
Poseen colores vivos verde, violeta, rojo etc.
- Tienen carne homogénea, quebradiza, fácilmente desmenuzable.
- Las esporas son blancas.
- Laminillas adnatas.

Russula aurata (Rúsula dorada)

Sombrero hemisférico, luego convexo-aplanado, finalmente deprimido. Color rojo anaranjado con manchas de color amarillo dorado. Diámetro 4-10 cm.
Laminillas juntas, bastante anchas, blanquecinas al principio, amarillo doradas al final.

'Setas'

Pie primero lleno, luego relleno, blanco o amarillo oro, corto y grueso.
Crece en bosques de coníferas y latifolios en verano-otoño.
Carne esponjosa, blanca o amarillenta, sabor dulce. Comestible apreciado

Russula emetica

Sombrero hemisférico, luego convexo y finalmente aplanado y deprimido, color granate o cinabrio con el margen más pálido y un poco estriado. Diámetro 5-10 cm.

'Setas'

Laminillas blancas o teñidas de rosa carne.
Pie lleno, luego relleno, blanco, muchas veces teñido de rosa.
Crece  en verano-otoño en bosques  y lugares herbosos.
Sabor acre. Tóxica, produce vómitos, si estos no se dan se agrava el proceso.

Amanita spissa (Amanita de pie grueso)

Sombrero hemisférico, luego convexo-aplanado y finalmente deprimido, carnoso, color gris o ligeramente marrón, con placas harinosas blanquecinas, borde liso. Diámetro 7-15 cm. Láminas libres, blancas, más o menos juntas, gruesas. 
Pie de lleno a relleno, cónico, terminado en bulbo, estriado sobre el anillo, con escamas y lanosidades por debajo. Anillo blanco, consistente, estriado, alto. Volva en forma de nabo, disociada en placas. 
Crece en bosques de latifolios y coníferas en verano-otoño. 
Carne blanca, compacta, sabor y olor tenues. Comestible. 
Se diferencia de A. pantherina por el borde del sombrero liso y de A. rubescens por no colorearse de su carne de rojo. 

'Setas'

Lepiota

En general las especies grandes (que también se clasifican en el género Macrolepiota) son comestibles y las pequeñas (menos de 5 cm. de diámetro) tóxicas.
Hongos heterogéneos que se caracterizan por:
- No poseen volva pero sí anillo, en algunas especies es doble, se mantiene cuando la seta envejece, pudiéndose desplazar por el talo.
- Laminillas libres.
- Esporas blancas.
- Son terrícolas.

Lepiota naucina (Lepiota blanca)

Sombrero hemisférico, luego convexo-aplanado poco o nada mamelonado color blanco o ligeramente amarillento. Diámetro 4-10 cm. 
Laminillas juntas, libres, blancas, de color carne en el hongo adulto. 
Pie hueco, engrosado en la base, blanco con tonalidades ocre. Anillo alto, pequeño, fugaz. 
Crece en huertos, jardines, prados, linderos de los bosques en verano-otoño. 
Comestible, olor agradable. No confundir con A. phalloides, A. virosa y A. verna que tienen volva.

'Setas'

Polyporus

Este género, como Bolletus, forma parte de la familia de las Poliporáceas que se caracteriza por poseer tubos que se corresponden con poros en el himenio en lugar de laminillas.

Los tubos están soldados y son difíciles de separar.

En determinados tratados se distinguen dos géneros: Polyporus, de talo único y Griphola, de talo ramificado.

Polyporus (Gryphola) umbellatus

Sombrero convexo, luego aplanado-deprimido, color amarillo-ocre o marronáceo con escamas más oscuras y borde lobado. Diámetro 2-2,5 cm.
Poros blancos pequeños
Forma complejos cespitosos en los que el pie se va ramificando, blanco crema.
Crece en verano-otoño sobre troncos y tocones de latifolios.
La forma juvenil es comestible, la adulta no pues es coriácea y amarga.

'Setas'

RECOGIDA DE SETAS

Materia Necesario

-Un cuchillo o navaja

-Curucho de papel de revista para introducir en su interior la seta. No puede ser de periódico por que afectaria a la seta, estropeándola.

-Cesta para trasladarlas en sus cucuruchos.

Forma de recogida

Para recoger la seta sin que esta sufra ningún daño, se debe arrancarla introduciendo debajo de la tierra la navaja y empujar hacia arriba. Así la seta sale limpiamente, si esta en buen estado; sino se desharía al momento.

A continuación se procederá a meterla suavemente dentro del cucurucho evitando que sufra el menor daño. Después la seta se emtera en la cesta lista para su traslado.

RESUMEN DE LAS CONFERENCIAS

Las conferencias fueron dividias e dos jornadas. La primerafue impartida por el vicedirector, Guillermo Cisneros. EN ella nos hablo de las setas en Galicia, las especies que hay. Nos habló del valor alimentario de las mismas y diferenciar cuando una seta esta punto para que sea cocinada. Después nos habló y nos dio algunos datos para diferenciar las setas venenosas de las comestibles y pasó ha hablarnos de los distintos generos de setas y nos dio algunas características de ellas. Noa habló de las amanitas, como género con mayor número de setas venenosas; de las paxilus, boletus, corpiños, agaripus, lactarius, cantarelus, rúsula, lepista y rycholoma ecuestra.

En la segunda, impartida por se habó de los tipor de hongos existentes. Nos habló, también , de la labor micorrízica de los hongos. Se nombró a los corros de “bruxas”, y luego nos instruyo sobre algunas setas en concreto. Después, comentamos la importancia economica de algunas setas en el mercado a la vez que decíamos alguna característica culinaria de esta seta. Después, se nombro a las setas alucinógenas y nos hablo sobre ellas; después se dio paso a las setas tóxicas. A continuación, se dio paso a las preguntas de los alumnos para que satisfacieran su curiosidad, y una vez terminado el tiempo se clausuraron las conferencias.

IMPRESIONES DE ESTA ACTIVIDAD

¿Te pareció interesante conocer algo sobre el mundo de las setas?

Personalmente, a mi me pareció muy instructivas, pues de setas solo conocía los champiñones enlatados del supermecado y para de contar. Ahora, después de esta actividades ya me he adentrado más en el universo de la micología y por lo menos se que la seta es el aparato reproductor y que existen muchas especies de setas y que no todas, excepto los champiñones, son venenosas, como yo pensaba. Existen muchas setas comestibles, y algunas con alto valor culinario, como la amanita cesarea, de las que yo no tenía ni idea. En resumen, cuando valla por un monte y me tropiece una seta podré reconocerla y decir esta es tal seta.

¿Te pareció interesante e importante la recogida de las setas?

Si, por que donde mejor amprendes a distinguir las setas que yendo a recogerlas. Al recogerlas, prestamos más atención y aprendemos a distinguir cuales son venenosas de las comestibles por las que cogemos y luego ns dicen, esta son comestibles o no.

¿Te parecieron educativas las conferencias?

Por supuesto, las conferencias sirvieron de mucho en nuestro acercamiento hacia el mundo de as setas. Además, eran personas que se veían que estaban preparadas en la cuestión y daba placer escucharles. Pienso que las conferencias son una parte importante de la actividad y que nos intruyes mucho, por tienen gran carácter didáctico.

¿Qué cambiarias?

Nada, tal y como se lleva a cabo la actividad me parece la mejor y que nada se debería de cambiar, quiero decir suprimir, por que siempre se puede mejorar y hacer que la actividad sea mas instructiva y atrayente para el alumno.