Seres vivos

Ciencias naturales. Células eucariotas y procariotas. Características. Reproducción sexual y asexual. Homeostasis. Metabolismo. Organismos autótrofos y heterótrofos. Fotosíntesis. Alimentación. Nutrientes. Herbívoros. Carnívoros. Hematófagos

  • Enviado por: Nacho
  • Idioma: castellano
  • País: Chile Chile
  • 3 páginas
publicidad
cursos destacados
Solución a las Pruebas PISA 2012
Solución a las Pruebas PISA 2012
El  motivo de la creación de este curso, que en realidad es más una serie de problemas resueltos, se...
Ver más información

Combo cursos de matemática y ciencia
Combo cursos de matemática y ciencia
¡Aprovecha esta gran oportunidad!

Ahora es posible, adquirir a manera de Combo, los siguientes...
Ver más información

publicidad

Asignatura : Ciencias DEPARTAMENTO DE CIENCIAS CURRÍCULUM FUNDAMENTAL

Nombre: Curso:7º Básico AFecha: 29 / 08 / 2004

Nutrición de los seres vivos

Todos los seres vivos estamos formados por células. Las células están formadas por organismos encargados de realizar todas las funciones vitales. Se pueden clasificar en Eucariotas (células que presentan núcleo definido) y procariontes (sin núcleo definido).

Las células forman tejidos y a su vez éstos forman órganos, los que formarán parte de los sistemas encargados del correcto funcionamiento del organismo. Es por eso que se dice que la Célula es la unidad básica y funcional de la vida.

Aparte de estar formados por células, los seres vivos presentan otras características.

Los seres vivos se reproducen, así es como las especies permanecen en el tiempo sin extinguirse. La reproducción es el proceso a través del cual se generan nuevos individuos. Cuando un solo individuo aporta las células para reproducirse se habla de reproducción asexual. Cuando son dos los individuos que aportan las células se habla de una reproducción sexual.

Los seres vivos se desarrollan, gracias a la reproducción de los millones de células de nuestro cuerpo podemos crecer y cambiar con el tiempo. A esta transformación se les llama desarrollo, y es controlada por las propias células y por el medio ambiente.

Los seres vivos tienen la capacidad de responder frente a estímulos o cambios del medio. A esto se le llama Irritabilidad. Y así como responden a los estímulos, los seres vivos se adaptan a los cambios.

Los seres vivos tienen la capacidad de mantener constante su medio interno (por ejemplo la temperatura). Esta capacidad se llama Homeostasis.

Y por último, el conjunto de reacciones químicas que ocurren en el interior de las células y que proporcionan a los seres vivos la materia y energía indispensable para desarrollar sus actividades vitales se denomina Metabolismo.

Para el crecimiento y reproducción de las células se necesitan átomos y moléculas nuevas, éstas se obtienen de los nutrientes. Los nutrientes son las sustancias químicas que se encuentran en los alimentos y que los seres vivos obtienen desde su entorno.

Las macromoléculas más importantes son las orgánicas, como los carbohidratos, lípidos y proteínas. Estas moléculas cumplen varias funciones, entre las que destacan la función estructural, por ejemplo, las células están envueltas por una estructura llamada membrana plasmática, y está formada principalmente de proteínas y lípidos; y la función energética. Para todo trabajo físico (caminar, pensar, etc.) requerimos energía, la cual es obtenida de las moléculas de los alimentos. Este tipo de energía se llama energía química y se transforma en otros tipos de energía para desarrollar las diferentes actividades que deseemos hacer. Así si quieres correr, la energía química se transformará en dos tipos de energía: movimiento y calor.

Los nutrientes que aportan esta energía química son principalmente los carbohidratos y los lípidos.

Los nutrientes son obtenidos directamente del entorno. Por ejemplo el Agua (el 90% de las células están formadas de agua)

Algunos alimentos presentan grandes cantidades de un nutrientes y pocas de otro. Para observar mejor esto revisa el cuadro de la pagina 74 de tu libro de ciencias.

Organismos Autótrofos y Heterótrofos.

Todos los seres vivos necesitan nutrientes, pero según la forma de obtenerlos se pueden clasificar en dos: Autótrofos y Heterótrofos.

Los organismos autótrofos son aquellos que sintetizan nutrientes, es decir, que fabrican compuestos orgánicos a partir de materia orgánica. Todas las plantas, algas y muchas bacterias son organismos autótrofos. Las plantas, por ejemplo, sintetizan glucosa, la principal molécula energética, la glucosa. Ésta les sirve para desarrollar el trabajo celular.

Fotosíntesis

La fotosíntesis es el proceso a través del cual las plantas utilizan la energía luminosa para sintetizar moléculas orgánicas. Ocurre en las hojas gracias a una estructura de las células vegetales llamada Cloroplasto. Dentro de los cloroplastos hay una molécula que da el color verde a la hoja llamada clorofila.

En la fotosíntesis la planta ocupa agua y dióxido de carbono para sintetizar glucosa y oxígeno.

Después de sintetizada la glucosa se transforma en almidón y se guarda en las células vegetales hasta ser utilizada.

Todos los animales y hongos son heterótrofos.

Los organismos heterótrofos son aquellos que obtienen todas sus moléculas orgánicas esenciales a partir de otros seres vivos, a través de la alimentación.

Nuestras células requieren un consumo diario, pero controlado de glucosa. Como organismos autótrofos no somos capaces de sintetizar esta molécula a partir de moléculas inorgánicas. Sí podemos producir glucosa, pero solo a partir de moléculas orgánicas. Además consumimos glucosa cada vez que ingerimos frutas, pan, azúcar y todos aquellos alimentos de origen vegetal.

Por esto a la plantas se les llama Organismos Productores.

Los alimentos

Los alimentos son mezclas de sustancias que ingerimos y desde las cuales obtenemos los nutrientes.

Incorporamos solo una parte de los alimentos que ingerimos: los nutrientes. El resto lo eliminamos en forma de desecho en las heces fecales.

Dieta: alimentos que consume un individuo durante el día.

Los individuos de la misma especie presentan dietas similares, están adaptados al consumo de uno o de unos pocos alimentos.

Cada especie presenta una dieta especializada. Existen organismos hematófagos (consumen sangre), herbívoros (vegetales), carnívoros (carne), entre otros.

Herbívoros: animales que se alimentan de plantas.

Dentadura: molares muy desarrollados que permiten moler los alimentos hasta formar una

pasta.

Mandíbula: apta para realizar movimientos de apertura y cierre y movimientos laterales para triturar y mojar con saliva los alimentos.

Saliva: alcalina, lo que permite digerir mejor los carbohidratos.

Tubo digestivo: Muy largo, lo que hace que los alimentos estén hasta tres días dentro.

Carnívoros: animales que se alimentan de carne.

Dentadura: colmillos prominentes para cortar y desgarrar la carne.

Mandíbula: apta solo para movimientos de apertura y cierre

Saliva: ácida, lo que permite digerir las proteínas de la carne.

Tubo digestivo: bastante más corto que el de los Herbívoros.

*Para entender el proceso de digestión leer en la pagina 82 de su libro de ciencias el tema “La alimentación en los animales”